Medicina Natural

26 febrero 2012

La valeriana puede ayudar a conciliar el sueño en la menopausia

Filed under: noticias — mednat @ 23:36

La valeriana, el popular remedio herbáceo para conciliar el sueño que se usa desde la antigüedad en varios problemas de salud, puede aliviar también las dificultades para dormir que suelen acompañar a las mujeres en la menopausia, según sugirió un estudio.

La ciencia moderna, sin embargo, está dividida sobre si esta hierba medicinal funciona. Algunos estudios indicaron que puede aliviar el insomnio, pero pocas investigaciones clínicas rigurosas han sometido a examen a la valeriana.

Para el estudio más reciente, publicado en la revista Menopause, investigadores en Irán asignaron aleatoriamente a 100 mujeres posmenopáusicas con insomnio dos cápsulas de valeriana o un placebo inactivo cada día durante un mes.

“La valeriana mejora la calidad del sueño de las mujeres que sufren de insomnio en la menopausia”, escribieron Simin Taavoni y sus colegas de la Universidad de Teherán. “Los hallazgos de este estudio suman apoyo a los datos registrados sobre la efectividad de la valeriana en la gestión clínica del insomnio”, añadió el equipo.

Según el estudio, un 30 % de las mujeres que tomaron valeriana registraron una mejora de la calidad del sueño, que incluye factores como cuánto tiempo tardaban en quedarse dormidas por la noche y la frecuencia con la que se despertaban. En cambio, sólo el 4 % de las mujeres que recibieron placebo registraron un sueño mejor.

Los problemas del sueño suelen ser más comunes entre las personas mayores, y hay estudios que sugieren que aproximadamente la mitad de los adultos de más edad tienen síntomas de insomnio, como dificultad para conciliar el sueño. En las mujeres, los sofocos de la menopausia y los sudores nocturnos se suman a los problemas para dormir.

Las mujeres que participaron en el estudio no tuvieron efectos secundarios, según el equipo de Taavoni. Los estudios generales sugieren que los eventos colaterales de las hierbas son moderados, como dolor de cabeza o malestar de estómago.

Los hallazgos son “alentadores”, dijo Jerome Sarris, de la Universidad de Melbourne, en Australia, que no participó en el estudio pero ha investigado el tratamiento del insomnio, la ansiedad y la depresión con hierbas. “No hace mal intentarlo”, añadió.

Pero no hay actualmente una investigación sobre la seguridad del uso a largo plazo de la valeriana, según el Centro Nacional para la Medicina Alternativa y Complementaria de Estados Unidos.

Pese a los hallazgos del estudio actual, aún hay dudas sobre la eficacia de la valeriana.

En una revisión reciente de los análisis clínicos sobre remedios alternativos para el insomnio, Sarris y sus colegas hallaron pruebas débiles de que la valeriana -u otras hierbas- funcionen. Hubo pruebas más claras de que funcionan el yoga, el tai chi y la acupuntura.

Sarris dijo que estudios futuros deberían contemplar los efectos de la valeriana sobre otros aspectos del sueño, como el tiempo total que se está dormido.
Agosto 31/2011 NUEVA YORK, (Reuters) –

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu tienen acceso al artículo a texto completo a través de Hinari.

Taavoni S, Ekbatani N, Kashaniyan M, Haghani H. Effect of valerian on sleep quality in postmenopausal women: a randomized placebo-controlled clinical trial. Publicado en Menopause. ; 18(9):951-5.Agosto/2011

6 abril 2011

Vinculan insomnio con el desarrollo de depresión y ansiedad

Filed under: noticias — mednat @ 15:30

Depresión, ansiedad, deficiencias del sistema inmunológico y enfermedades cardiovasculares constituyen algunos de los principales problemas de salud presentes al sufrir de insomnio, demuestra una reciente investigación. Esa incapacidad de conseguir el sueño conduce además a dificultades en las relaciones humanas, bajos niveles de energía e incapacidad para lograr la concentración entre otros trastornos, destacan los autores en un artículo publicado en la revista Sleep Matters.
La privación de sueño es mucho más que una pequeña irritación. Quienes lo experimentan pueden encontrarse en una espiral descendente de falta de sueño y mala salud, de la cual algunas personas nunca logran recuperarse, señaló Dan Robotham, uno de los autores.
El estudio, que involucró a unas 7000 personas, comprobó que los individuos privados de sueño tienen cuatro veces más probabilidades de tener problemas de pareja, tres veces más riesgo de depresión y probabilidades de experimentar falta de concentración. Otras situaciones asociadas son la incapacidad para finalizar tareas, tanto en el trabajo como en la vida diaria, subrayan los especialistas.
Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que más del 90% de la población experimenta algún grado de privación de sueño en algún momento de su vida. En Gran Bretaña, por ejemplo, la Fundación de Salud Mental, que encabeza el estudio, comprobó que el 30% de la población de ese país sufre de esta afección o algún trastorno relacionado al sueño.
Aunque el insomnio es la dificultad para iniciar el sueño, esta situación se manifiesta de diversas maneras, una de ellas son los problemas para conciliar el sueño al acostarse, o sea, el insomnio inicial. En la clasificación se incluye además los despertares frecuentes durante la noche, el insomnio intermedio y los despertares muy temprano por la mañana, antes de lo planeado, el llamado insomnio terminal. Entre sus consecuencias se encuentran la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, que ocasiona somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.
Londres, enero 28/2011 (PL)

10 septiembre 2010

La soja reduce los problemas para dormir en las mujeres mayores

Filed under: noticias — mednat @ 7:46

Septiembre, 2010

  

Compuestos similares al estrógeno, llamados isoflavonas, que se encuentran en la soja ayudarían a las mujeres posmenopáusicas a dormir mejor, según un estudio pequeño.

Esos compuestos se estudiaron para tratar distintos síntomas menopáusicos y problemas de salud frecuentes después de la menopausia, como el colesterol, el azúcar en sangre y la grasa corporal elevados, con resultados desalentadores.

Para investigar si las isoflavonas serían beneficiosas, el equipo les asignó al azar a 38 mujeres posmenopáusicas con insomnio 80 miligramos (mg) de isoflavonas o de placebo durante cuatro meses.

A todas las participantes se les realizó una polisomnografía, que consiste en pasar una noche en un laboratorio del sueño para medir signos vitales, estadios del sueño y los movimientos. Es el estudio de primera elección para medir la calidad del sueño.

En el grupo tratado con isoflavonas, la eficiencia promedio del sueño (el porcentaje de tiempo que la mujer pasaba en cama durmiendo) pasó del 78 al 84 por ciento durante el estudio, mientras que en el grupo tratado con placebo creció del 78 al 81 por ciento.

El 90 por ciento del grupo tratado con isoflavonas tenía insomnio “moderado o intenso” al inicio del estudio, lo que disminuyó al 37 por ciento a los cuatro meses; en el grupo tratado con placebo, la cantidad de mujeres con insomnio bajó del 95 al 63 por ciento.

El equipo señala que entre uno y dos tercios de las mujeres posmenopáusicas tienen insomnio por distintos motivos.

Por ejemplo, durante las observaciones nocturnas al inicio del estudio, un cuarto de las participantes roncaba, varias tenían cinco o más apneas por hora, y unas pocas movían las piernas más de cinco veces por hora.

Dado que se desconoce la causa del insomnio en la posmenopausia, el equipo no puede explicar por qué la soja ayudó a descansar mejor a las mujeres tratadas con las isoflavonas.

Además, como el estudio fue pequeño, el equipo advierte que “no permite concluir que la soja beneficiaría a todas las mujeres por igual”.

Aun así, los autores concluyen que, dado que el insomnio afecta a tantas mujeres durante la menopausia, “el tratamiento con fitoestrógeno debería ser una opción para mejorar la calidad de vida de las pacientes”.

 

FUENTE: Menopause
              Reuters Health

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art