Medicina Natural

22 marzo 2012

Vinculan humo ambiental con riesgo de infarto cardíaco

Filed under: noticias — mednat @ 16:36

Respirar el humo de los autos aumenta las posibilidades de ocurrencia de infartos cardíacos sobre todo en las seis horas posteriores a la exposición, destaca un reciente estudio publicado en la British Medical Journal. Más que una causa, esa contaminación vehicular acelera el riesgo de sufrir la enfermedad coronaria, señalan los autores, de la Fundación Británica del Corazón.

Ese humo inhalado puede tener un grave efecto en la salud del corazón, debido a que puede espesar la sangre y elevar las probabilidades de formación de un coágulo. Esto incrementa el riesgo de sufrir un infarto, señalan.

Como parte de los estudios, los investigadores calcularon en unas 80 mil personas, los niveles de partículas suspendidas, entre ellas, ozono, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre. Después lo compararon con la aparición de los síntomas de un infarto, explican. Los altos niveles de contaminación ambiental están vinculados con la aparición de un infarto durante las seis horas después de la exposición, subrayan.

Si a usted le diagnostican una enfermedad coronaria evite pasar largos períodos en el exterior en zonas donde hay probabilidades de contaminantes ambientales sobre todo de tráfico, sugieren los autores.
Septiembre 22/2011 Washington, PL)

Simon Hales, Richard Edwards.Cardiovascular effects of exposure to air pollution. Publicado en British Medical Journal; 343:d5814. Septiembre20/2011

7 julio 2011

Potencialidades del yoga en la práctica clínica

Filed under: Investigaciones — mednat @ 19:17

yoga_grupo11En una reciente revisión se evidencian los efectos positivos de la práctica del hatha yoga en pacientes con padecimientos crónicos tales como hipertensión, diabetes, asma, osteoartritis y enfermedad coronaria. En estudios de grupos de pacientes con linfoma y cáncer mamario se constató una mejoría en la calidad del sueño y la disminución de los niveles de ansiedad, respectivamente.
El hatha yoga comprende un sistema de posturas donde el control de la atención, la respiración y la relajación contribuyen a un mejoramiento gradual en el bienestar general del practicante. La autora del trabajo atribuye el mecnismo de acción del yoga al incremento del tono vagal y la disminución de los niveles de cortisol.

12 noviembre 2010

Chocolate y enfermedad cardiovascular

Filed under: noticias — mednat @ 23:12

Noviembre 2010

Un nuevo estudio revela que las adultas mayores que comen más chocolate son menos propensas a desarrollar problemas cardíacos.

Los autores hallaron que las mujeres mayores de 70 años que comían chocolate por lo menos una vez por semana eran un 35 por ciento menos propensas a ser hospitalizadas o morir por enfermedad cardíaca durante el estudio que duró casi una década.

Asimismo, esas mujeres eran casi un 60 por ciento menos propensas a ser hospitalizadas o morir por insuficiencia cardíaca.

Pero aún es demasiado pronto como para recomendar consumir más chocolate, opinó el doctor Brian Buijsse, del Instituto Alemán de Nutrición Humana, que no participó del estudio. Y aunque estudios más grandes confirmen sus beneficios, sostuvo que los médicos no los indicarían.

“El peligro es que muchos comerían más de lo necesario, sin reducir calorías de otros snacks, lo que los haría engordar y contrarrestar cualquier beneficio del chocolate”, dijo Buijsse.

Este no es el primer estudio sobre los beneficios potenciales del chocolate.

En el 2008, un equipo de Italia había hallado que el consumo regular de chocolate negro reduce la inflamación asociada con la enfermedad cardiovascular.

Y un año antes, otro estudio había revelado que los alimentos ricos en flavonoides (antioxidantes), como el chocolate negro, las manzanas y el vino tinto, protegen a las mujeres de la enfermedad coronaria, cardiovascular y el accidente cerebrovascular (ACV).

Los flavonoides reducen el riesgo cardiovascular al aumentar el nivel de óxido nítrico, lo que mejora el funcionamiento vascular y reduce la presión.

El equipo de Lewis revisó datos de 1.216 adultas mayores sobre la frecuencia y la cantidad de su consumo de chocolate. Una porción era equivalente al cacao para una taza de leche chocolatada caliente. Los autores siguieron a las mujeres durante casi una década.

Casi la mitad dijo que comía menos de una porción por semana. Casi 90 de las mujeres que comían chocolate rara vez fueron hospitalizadas o murieron por enfermedad cardíaca durante el estudio, comparado con 65 mujeres que comían chocolate con más frecuencia.

Otras 35 de las que consumían chocolate rara vez desarrollaron insuficiencia cardíaca y sólo 18 de las que lo comían por lo menos una vez por semana fueron hospitalizadas o murieron por esa enfermedad, publicó el equipo en Archives of Internal Medicine.

Tras analizar los resultados en los grupos que consumían chocolate a diario o semanalmente, el equipo observó que a ambos les iba igualmente bien. Esto sugiere que una sola porción por semana sería suficiente como para obtener los beneficios cardíacos.

La naturaleza del estudio impidió probar la relación causa-efecto. El próximo paso, indicó Lewis, sería realizar un ensayo clínico grande para poner a prueba los beneficios del chocolate.

 

FUENTE: Archives of Internal Medicine, noviembre del 2010

Reuters Health

1 octubre 2010

Hacer ejercicio durante la semana es bueno para el corazón

Filed under: noticias — Tania Izquierdo @ 12:23

Septiembre, 2010
Un estudio realizado en Finlandia sugiere que llegar al trabajo caminando o en dos ruedas ayudaría a prevenir la insuficiencia cardíaca.
Y si además el trabajo incluye actividad física durante el día, mucho mejor.

No sólo es saludable hacer actividad física en los momentos de ocio, sino también durante la semana, además de caminar o usar la bicicleta desde y hacia el trabajo, comentó el doctor Gang Hu, del Centro de Investigación Biomédica de Pennington, en Baton Rouge, Louisiana.

Estudios previos habían identificado efectos protectores de la actividad física regular ante la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular (ACV).

Pero, hasta ahora, nadie había explorado el impacto del ejercicio en el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca ni los efectos de la actividad física en los momentos de ocio y de trabajo.

La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del organismo; la padecen más de 5 millones de estadounidenses.

El equipo de Hu estudió a unos 60.000 hombres y mujeres de Finlandia que habían respondido varias encuestas de salud realizadas entre 1972 y el 2002. Durante 18 años de seguimiento, unos 3.500 participantes (el 6 por ciento) desarrollaron insuficiencia cardíaca.

La actividad física en momentos libres redujo el riesgo cardíaco en hombres y mujeres. Los hombres que hacían ejercicio intenso por lo menos tres veces por semana obtuvieron el máximo beneficio: un 47 por ciento menos riesgo de desarrollar el problema que los sedentarios.

Tras considerar la edad y la antigüedad en el estudio, el equipo observó que los hombres con actividad física moderada o alta en horario de trabajo (desde un tiempo de pie o caminando, hasta el trabajo manual intenso) tenían un cuarto menos riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca que los que pasaban todo el día sentados en la oficina.

En las mujeres, esa disminución fue del 33 o del 13 por ciento, según la intensidad de la actividad.

Además, las mujeres que iban caminando o en bicicleta al trabajo tenían menos riesgo cardíaco que el resto, aún tras considerar la actividad física en momentos de ocio y durante el horario de trabajo.

Y a mayor cantidad de actividades físicas, mayor reducción del riesgo, concluye el equipo en Journal of the American College of Cardiology.

 

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, 28 de septiembre del 2010
Reuters Health

Autor: Tania Izquierdo | Contáctenos
Otro blog más de Art