Medicina Natural

7 julio 2011

Potencialidades del yoga en la práctica clínica

Filed under: Investigaciones — mednat @ 19:17

yoga_grupo11En una reciente revisión se evidencian los efectos positivos de la práctica del hatha yoga en pacientes con padecimientos crónicos tales como hipertensión, diabetes, asma, osteoartritis y enfermedad coronaria. En estudios de grupos de pacientes con linfoma y cáncer mamario se constató una mejoría en la calidad del sueño y la disminución de los niveles de ansiedad, respectivamente.
El hatha yoga comprende un sistema de posturas donde el control de la atención, la respiración y la relajación contribuyen a un mejoramiento gradual en el bienestar general del practicante. La autora del trabajo atribuye el mecnismo de acción del yoga al incremento del tono vagal y la disminución de los niveles de cortisol.

9 octubre 2010

El estrés y la interferencia de la madre podrían empeorar el asma de un niño

Filed under: noticias — mednat @ 11:44

Octubre, 2010

 
Las emociones o conductas negativas de una madre pueden empeorar la gravedad del asma de su hijo, sugiere una investigación reciente.

En el estudio, investigadores japoneses dieron seguimiento a 223 madres durante un año para evaluar cómo sus niveles de estrés, sus habilidades de afrontamiento y sus estilos de crianza influenciaban los síntomas de asma de sus hijos, que tenían entre dos y doce años de edad.

Entre los niños mayores de siete años, un empeoramiento del asma se asoció con una interferencia excesiva de parte de las madres, debido a que eran sobreprotectoras. Entre los niños menores de siete años, los síntomas más graves de asma se asociaron con la irritación y enojo crónicos de la madre, o una tendencia a suprimir expresiones de emoción, encontraron los investigadores.
“El estrés (o bienestar) de una madre podría transmitirse de forma verbal o no verbal al niño, y afectar el estado asmático del niño a través de una vía psicológica y fisiológica, como la inmunorreactividad a los alérgenos o una vulnerabilidad a infecciones de las vías respiratorias”, explicó en un comunicado de prensa del editor de la revista Jun Nagano, del Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad de Kyushu en Fukuoka, Japón.

“Nuestros resultados sugieren que se debe aconsejar a las madres de niños más pequeños no preocuparse por caer en estilos de crianza ‘no favorables’, sino prestar más atención a la reducción de su propio estrés. A las madres de niños mayores, se les podría animar a aumentar su propio bienestar”, concluyó Jun.

 

FUENTE: BioMed Central, news release, Oct. 7, 2010
              HealthDay

21 septiembre 2010

Dieta inadecuada y poca activad física podrían conducir al asma inducido por el metabolismo

Filed under: noticias — mednat @ 2:05

Septiembre, 2010

Una mala alimentación y la falta de ejercicio pueden causar un desequilibrio en el metabolismo que podría incrementar el riesgo de un niño de desarrollar asma, sugiere un nuevo estudio.

Esto es así incluso entre los niños que tienen un peso saludable, un hallazgo que pone en duda la creencia generalizada de que la obesidad es en sí misma un factor de riesgo para el asma, según los autores del estudio.

Los investigadores analizaron los datos de casi 18,000 niños, de 4 a 12 años, que participaron en el Proyecto de detección del riesgo para la arteria coronaria en las comunidades de los Apalaches (CARDIAC, por su sigla en inglés).

El equipo de investigación se centró en un grupo de marcadores de problemas metabólicos tempranos, incluyendo los niveles de triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre) y la presencia de acantosis nigricans, protuberancias de color bronceado o marrón en la piel que a menudo son biomarcadores de la resistencia a la insulina y niveles excesivos de insulina en la sangre.

Tras controlar una serie de factores, los investigadores concluyeron que la prevalencia del asma entre los niños se relacionaba fuertemente con los niveles de triglicéridos y la presencia del trastorno de la piel acantosis nigricans, independientemente del índice de masa corporal.

Los hallazgos del estudio aparecen en una edición avanzada en línea de la próxima edición impresa de la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

“Nuestra investigación demostró que las anomalías tempranas en los lípidos y/o el metabolismo de la glucosa pueden estar relacionadas con el desarrollo del asma en la infancia”, señaló en un comunicado de la American Thoracic Society el autor principal, el Dr. Giovanni Piedimonte, profesor y director del departamento de pediatría en la Facultad de medicina de la Universidad de West Virginia (WVU), médico jefe en el Hospital Infantil de la WVU y director del Instituto de Investigación Pediátrica de la WVU.

“Nuestros hallazgos también implican una influencia fuerte y directa de las vías metabólicas en los mecanismos inmunitarios, tanto innato como adaptativo, que participan en el [desarrollo paso a paso la enfermedad] del asma en los niños”, agregó.

 

FUENTE: American Thoracic Society, Sept. 2010
HealthDay

24 julio 2010

El ejercicio mejoraría el control del asma

Filed under: noticias — mednat @ 8:49

Los adultos asmáticos que no logran controlar completamente la enfermedad con medicamentos podrían beneficiarse con una rutina de ejercicios, de acuerdo a un pequeño estudio.

Si bien la actividad física puede disparar los síntomas en algunas personas, existen pruebas de que los asmáticos que hacen ejercicio tienden a lograr un mejor control del asma que los pacientes sedentarios. Pero hasta ahora se desconocía si eso indicaba que el deporte era positivo para ellos.

El equipo de Shilpa Dogra, de la York University, en Toronto, Canadá, reunió a 36 adultos sedentarios con síntomas asmáticos parcialmente controlados. Casi todos usaban medicamentos y, en muchos casos, fármacos para prevenir las crisis asmáticas.

Dieciocho participantes hicieron entrenamiento físico supervisado durante tres meses, incluyendo ejercicio aeróbico como trote, caminata en cinta o pedaleo en una bicicleta fija tres veces por semana y ejercicios de fuerza una vez por semana.

Luego, ese grupo siguió haciendo gimnasia por su cuenta durante otros tres meses.

El resto de los participantes actuaron como grupo de control sin variar su estilo de vida habitual.

Al finalizar los primeros tres meses, el equipo observó que el grupo que había entrenado rendía mejor en un cuestionario estandarizado para medir el control de los síntomas del asma. Ese cambio hizo que su enfermedad pasara de la categoría “relativamente bien controlada” a “bien controlada”.

La calidad de vida asociada con el asma también mejoró en ese grupo, según un cuestionario que mide, por ejemplo, en qué medida los síntomas afectan las actividades diarias o el bienestar emocional.

El grupo mantuvo ese progreso durante los tres meses que hizo ejercicio en el hogar, mientras que los indicadores en el grupo de control no variaron durante el estudio.

Esta es la primera investigación que demuestra que el ejercicio no sólo mejora el control del asma, sino también de los síntomas, dijo Dogra a Reuters Health.

“El mensaje es que 30 minutos de ejercicio aeróbico a intensidad moderada a intensa tres días por semana ayudan significativamente a controlar el asma”, señaló.

El estudio incluyó un programa supervisado para que los participantes siguieran cierta rutina, que, según Dogra, los adultos asmáticos pueden hacer con moderación y por su cuenta. Aun así, recomendó que los asmáticos sedentarios hablen con sus médicos antes de comenzar la actividad.

El equipo halló pocas pruebas de daño debido al ejercicio. Un participante sufrió un ataque de asma y debió ser hospitalizado, pero eso no ocurrió durante la actividad ni estuvo asociado con la rutina física.

El ejercicio puede provocar síntomas asmáticos en algunos casos y siempre se recomienda que las personas sedentarias con enfermedades crónicas reciban el visto bueno del médico antes de comenzar.

 

Fuente: European Respiratory Journal
              Reuters Health

Autor: mednat | Contáctenos
Otro blog más de Art