IPK

22 diciembre 2007

IPK, fiel centinela de la salud

Filed under: IPK en la prensa — ipk @ 1:09

21/12/2009
Por Míriam Zito

Reconocidos avances en la prevención y control del dengue y la tuberculosis, así como del tratamiento y prevención de enfermedades parasitarias avalan el alcance y prestigio internacional del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), fiel centinela de la salud en la Isla.

Formador de cientos de especialistas tras el triunfo revolucionario de 1959, su fundación data de 1937 gracias al empeño de un grupo de médicos cubanos liderados por el doctor Pedro Kourí Bermeja, en aquella época profesor consultante de la Universidad habanera.

Institución científica de experiencia, es conocida mundialmente por su labor en el estudio, prevención, control y erradicación de infecciones transmisibles, razones que le son reconocidas para funcionar como Centro Colaborador de las Organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud en diferentes disciplinas.

Su personal, de alto desempeño profesional, no ceja de trabajar en proyectos para mejorar la calidad de vida de la población cubana y del resto de la comunidad internacional mediante servicios rápidos, especializados y de alta tecnología en el diagnóstico, la atención médica, la docencia y el desarrollo de proyectos.

Dado el incremento en los últimos años de las enfermedades infecciosas debido a la pobreza, los cambios climáticos, catástrofes, conflictos, malnutrición, y la aparición de patógenos resistentes a drogas y vectores resistentes a insecticidas, sus líneas de investigación y desarrollo se han diversificado en el afán de preservar no solo la salud humana, sino también la animal.

Actualmente, el Instituto aborda temas relacionados con una gran gama de agentes infecciosos que originan afecciones parasitarias y tropicales, con prioridad en aquellas referidas a enfermedades emergentes y reemergentes, diagnóstico, epidemiología, biología celular y molecular e inmunología y patogénesis.

También se estudian los mecanismos de acción y resistencia a drogas, formulación de vacunas como las del dengue y el SIDA y se llevan a cabo ensayos clínicos en modelos animales, entre otros.

Sobresale entre sus resultados relevantes el programa para eliminar la tuberculosis, nos dice su director, el doctor Gustavo Kourí Flores, presidente de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología, y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

Actualmente, explica, su tasa de incidencia en nuestro país es baja, pero eliminarla significa llevarla por debajo por debajo de tres por cien mil nacidos vivos.

La Organización Mundial de la Salud planteó que Cuba puede ser un ejemplo ante el mundo si lo logra y se aprobó un financiamiento del Fondo Global para combatir el SIDA, la tuberculosis y la malaria, proyectos en los cuales tomamos parte activa.

Según fuentes oficiales, las enfermedades infecciosas son causantes del 8,8 por ciento de la mortalidad en el mundo y la principal del fallecimiento de niños y adultos jóvenes.

Con una larga tradición en su control, Cuba toma medidas preventivas contra la influenza y su consecuencia, la neumonía, responsable hoy del 7,6 por ciento de esa cifra, de ahí que se haya culminado la vacunación de la gripe estacionaria de toda la población frente al avance de la epidemia del virus H1N1 en el orbe.

La doctora Alina Llop Hernández, directora del Laboratorio Nacional de Referencia y subdirectora del IPK, enfatiza que el Instituto es cual guardián que permite asegurar la no entrada de ninguna enfermedad exótica, y el encargado de sostener la vigilancia microbiológica sobre los microorganismos en circulación o los que pudieran hacerlo en un momento dado.

Institución coordinadora de la residencia de microbiología para los médicos y la formación de licenciados en esta disciplina, desempeña un papel decisivo en la formación de los cuadros destinados a la investigación, y aquellos que van a trabajar en los servicios no solo del sistema nacional de salud, sino de otras unidades del Polo Científico y de las escuelas de medicina.

Aquí, reitera, se formó el primer núcleo de microbiólogos de la nueva oleada de profesionales, médicos y científicos que llevan hoy el peso de los protocolos de investigación, y fueron seleccionados entre los que culminaban sus estudios en Nicaragua, es decir, los mejores cuadros, que hoy forman parte de los premiados por la Academia de Ciencias.

En cuanto al trabajo con las nuevas vacunas, refiere, el IPK participa desde el inicio en la caracterización microbiológica del agente biológico, hasta la eficacia con que se mide también su formulación, pues aquí se efectúan los ensayos clínicos y los de terreno. También se certifica su calidad, así pasó con la vacuna de la hepatitis B, la de la meningócica y la de leptospira, ahora continuamos los ensayos de la del cólera y de la vacuna del Sida, concluye.

Jaque mate al dengue

Voz autorizada en las investigaciones sobre el dengue, la doctora Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del departamento de virología del IPK, explica que un logro importante ha sido el sistema de vigilancia fortalecido a partir de 1997, lo que permite detectar el comienzo de la transmisión, e incluye la vigilancia clínica, epidemiológica y de laboratorio.

Muy reconocidos en el campo del dengue por sus numerosos resultados, los investigadores cubanos han aportado conocimientos nuevos, en particular referidos al control de la transmisión y por la ayuda brindada a otros países.

A través de la Organización Panamericana de la Salud, dice, nuestro centro Colaborador para el Estudio de las Enfermedades Virales, distribuye reactivos de referencia para el diagnóstico del dengue y realiza el control de calidad del diagnóstico serológico a laboratorios de Centroamérica, Suramérica y el Caribe.

Un grupo multidisciplinario trabaja en diferentes aspectos con el fin de caracterizar la respuesta inmune del individuo, y a través de esa misma respuesta conocer quién está más en riesgo de desarrollarlo, y se buscan además genes de respuesta inmune asociados a dengue y dengue hemorrágico con relación a la raza, y se trabaja en la caracterización de diferentes cepas del virus, pues el IPK dispone de un banco de cepas de las epidemias ocurridas, para poder compararlas con las de otros lugares.

Centro de referencia nacional del dengue, en el IPK se desarrolla un proyecto nacional referido a la vacuna, en colaboración con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y el Instituto Finlay.

Los resultados en dengue forman parte de una larga lista de logros, entre los que sobresale la formulación del tratamiento antirretroviral contra el SIDA, alcanzado a pesar de las limitaciones económicas y el bloqueo sostenido durante 50 años a la Isla.

Todo lo que se ha logrado, afirma convencida Guadalupe, es primero por el sistema social que tenemos, en otro país hubiera resultado imposible alcanzar.

Miembro de la Academia de Ciencias de Cuba y de la Academia del Tercer Mundo, así como del consejo de la Fundación del Fórum Global para la Investigación en Salud, Guadalupe integra comités de expertos de la OPS, la OMS y del Programa Especial para la Investigación y el Entrenamiento en Enfermedades Tropicales. Su biografía, seleccionada entre doce investigadores de todo el mundo, fue publicada por la prestigiosa revista norteamericana Science en ocasión de su aniversario 125.

Guadalupe al igual que Alina o el propio Gustavo entre otros profesionales de reconocido prestigio internacional, constituyen la imagen del científico cubano, avalado en diferentes escenarios del mundo por su capacidad ante el trabajo, iniciativa y responsabilidad.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Tomado de: Cubasi.cu
http://www.cubasi.cu/desktopdefault.aspx?spk=160&clk=256069&lk=1&ck=130736&spka=35

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Dejar un comentario

*

Autor: ipk | Contáctenos
Otro blog más de Art