Instituto de Hematología e Inmunología

16 marzo 2016

MEDICC White Paper para el Presidente Obama

Filed under: De interés — ihi @ 8:32

UN FUTURO MÁS SEGURO Y SALUDABLE MEDIANTE LA COOPERACIÓN ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CUBA

White Paper de MEDICC
18 de febrero de 2016

Estados Unidos y Cuba enfrentan muchas de las mismas amenazas a la seguridad y la salud de sus pueblos- ya sean mosquitos que transmiten el Zika y el dengue, huracanes en las costas del Golfo o tasas cada vez mayores de cáncer y diabetes. La apertura del Presidente Obama hacia Cuba, incluyendo las últimas medidas, también abre un camino para la cooperación que puede salvar vidas, mejorar la atención médica y contribuir a una mejor calidad de vida en ambos países.

Sin embargo, se necesitan más acciones para lograr una colaboración efectiva. Aunque aún falta levantar el embargo de EEUU a Cuba, el Presidente tiene la autoridad de tomar las decisiones que se esbozan a continuación, al menos para desbloquear el camino de las instituciones y compañías norteamericanas que se dedican a la salud. Tanto Cuba como EEUU tienen conocimientos y experiencia que ofrecerse mutuamente y que pueden mejorar la salud a nivel global. No hay tiempo que perder.

Estas son las acciones que el Presidente puede tomar ahora:

1. Eliminar los obstáculos adicionales que afrontan las innovaciones biotecnológicas y médicas desarrolladas por Cuba, para permitir que sean introducidas de forma más rápida y más fácil en el proceso regulatorio de aprobación de EEUU.

¿Por qué? Porque al mismo tiempo que el Presidente y el Vicepresidente han lanzado su ambicioso programa contra el cáncer, la biotecnología cubana ha desarrollado vacunas terapéuticas para esta enfermedad que ya se utilizan en muchos países, diseñadas para prolongar la vida y la calidad de vida de los enfermos. Porque mientras hay 70 000 amputaciones al año en EEUU debido a las úlceras de pie diabético, Cuba tiene un tratamiento que, según estudios publicados en revistas arbitradas, reducen el riesgo relativo de amputación en más del 70%. Pero los obstáculos del embargo de EEUU demoran e incluso sabotean la realización de los ensayos clínicos requeridos por la FDA vinculados a una futura comercialización de estos productos (ver Anexo).

La acción presidencial que se necesita:

Emitir una autorización general para que los productos farmacéuticos y médicos desarrollados por Cuba se sometan solamente a las mismas rigorosas pruebas regulatorias por las que pasan los de otros países, eliminando los pasos extras ahora impuestos por el embargo. Esto debe incluir una autorización para que las compañías farmacéuticas norteamericanas negocien libremente términos y condiciones con las partes cubanas como lo hacen con otras instituciones extranjeras, y una autorización general que automáticamente permita la comercialización en EEUU de estos productos, una vez aprobados por las agencias regulatorias pertinentes.

2. Eliminar las barreras que enfrentan las compañías  e instituciones académicas norteamericanas para investigar y desarrollar productos conjuntamente con Cuba, así como para invertir en los sectores de la industria farmacéutica y de la salud cubanos, incluyendo la formación de empresas mixtas.

¿Por qué? Porque estas acciones son vitales para una colaboración seria, incorporando nuevos productos que adicionarán novedosos medicamentos y las últimas tecnologías a las opciones de los médicos para el tratamiento de sus pacientes. Compañías y otras instituciones norteamericanas ya muestran su interés,  y se les debe abrir el camino.

La acción presidencial que se necesita:

Emitir una autorización general para permitir a las entidades norteamericanas realizar investigaciones conjuntas y empresas mixtas con entidades cubanas, como se hizo en el sector de las telecomunicaciones. Debe incluir una autorización general para las exportaciones norteamericanas y la inversión en centros de salud e investigación médica, compañías e instituciones de la isla, así como un permiso para establecer subsidiarias y oficinas en Cuba.

3. Permitir a las compañías e instituciones de EEUU realizar ensayos clínicos en Cuba de medicamentos y tecnologías médicas que ellos desarrollan.

¿Por qué? Porque el sistema de salud en Cuba, único y universal, ofrece la posibilidad de identificar con mayor premura a personas que potencialmente estén dispuestas a participar en los ensayos en los números necesarios, acelerando así todo el proceso, para obtener los resultados finales más rápidamente para los médicos y sus pacientes. Cuba tiene años de experiencia con ensayos de este tipo y un proceso regulatorio cuyo diseño ha tomado en cuenta los requisitos del FDA, así como un registro público de ensayos clínicos acreditado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La acción presidencial que se necesita:

Emitir una autorización general para que las compañías farmacéuticas y de equipamiento médico de EEUU y las instituciones académicas norteamericanas incluyan a los centros médicos cubanos en los ensayos que cumplen con las normas del proceso regulatorio norteamericano, incluyendo el habitual pago por los servicios prestados por las autoridades y las instituciones de salud de Cuba.

4. Permitir  a los ciudadanos norteamericanos viajar a Cuba para recibir tratamiento médico.

¿Por qué? Porque muchos de los servicios y tratamientos médicos cubanos son reconocidos mundialmente, y a los pacientes norteamericanos se les debe permitir la oportunidad de recibirlos en Cuba.

La acción presidencial que se necesita:

Emitir una autorización general para que:

· Personas norteamericanas puedan viajar a Cuba para recibir el tratamiento médico que requieren; puedan efectuar los pagos asociados a los centros médicos cubanos correspondientes; y las compañías de seguro de EEUU puedan cubrir tales costos.

· Compañías norteamericanas u otras entidades faciliten tales viajes a Cuba; puedan viajar a la isla para organizar la atención de estos pacientes; y negocien e implementen contratos con las entidades cubanas para estos fines.

· Compañías norteamericanas de seguro médico viajen a Cuba con el fin de negociar e implementar contratos con las entidades cubanas para posibilitar el reembolso a los pacientes.

5. Posibilitar que más estudiantes norteamericanos puedan estudiar carreras relacionadas con la salud en instituciones académicas cubanas.

¿Por qué? La Association of American Medical Colleges (asociación de las universidades médicas norteamericanas, AAMC) plantea que EEUU enfrentará un déficit de 46 000 a 90 000 médicos en la próxima década, afectando principalmente las comunidades pobres y rurales. Un tercio serán médicos necesitados en la atención primaria. En Cuba, la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) ha graduado a más de 25 000 estudiantes internacionales en régimen de becas. Entre ellos, se destacan 200 estudiantes y egresados norteamericanos de bajos ingresos y de las comunidades más diversas, que están obligados a aprobar los mismos exámenes que otros graduados para obtener sus licencias a ejercer en EEUU. Así lo están haciendo, manteniendo a su vez su compromiso de trabajar en zonas carentes de servicios médicos: hoy día, el 90% de los que están ejerciendo la profesión han escogido especialidades asociadas a la atención primaria y la mayoría están trabajando con poblaciones marginadas Este número pudiera incrementarse de forma dramática si lo permiten las regulaciones del gobierno de EEUU. Y otros profesionales de la salud pudieran también recibir su educación en Cuba, para desarrollar los recursos humanos en salud en EEUU.

La acción presidencial que se necesita:

Emitir una autorización general para que los norteamericanos viajen a Cuba para estudiar carreras en ciencias de la salud (tantos de pre- como de post- grado) y recibir los títulos correspondientes, incluyendo todos los pagos necesarios a las instituciones académicas cubanas y para otros gastos asociados. Autorizar al U.S National Health Service Corps a que emita becas para estudiantes de medicina matriculados en universidades cubanas, bajo las mismas condiciones que los que estudian en centros académicos de EEUU, contribuyendo así a mitigar el déficit de médicos en las comunidades desfavorecidas.

6. Posibilitar la asistencia técnica en materias de salud y medicina (incluyendo pero no limitada a la capacitación y otros servicios) entre los dos países y sus agencias, compañías y personal gubernamental.

¿Por qué? Las innovaciones y los conocimientos técnicos de EEUU pueden contribuir a los avances en la atención al paciente y el desarrollo de capacidades de los profesionales de la salud cubanos, y lo mismo se aplica a las innovaciones y los conocimientos técnicos cubanos que pueden ser de utilidad a los esfuerzos de EEUU por mejorar los resultados de sus pacientes (el Instituto de Medicina Tropical de Cuba, por ejemplo, es Centro Colaborador de la OMS/OPS para el Dengue). La asistencia bidireccional puede beneficiar a los sistemas de salud y los pacientes de ambos países.

La acción presidencial que se necesita:

Ordenar la negociación de un acuerdo bilateral, como lo exige la ley, para la colaboración del gobierno de EEUU en este campo.

7. Facilitar una mayor cooperación para hacer frente a las emergencias en salud en EEUU, Cuba y el mundo.

Por qué? Porque históricamente, los sistemas de salud de EEUU y Cuba han contribuido a enfrentar los problemas de salud más apremiantes a nivel global, incluyendo el VIH/SIDA, Ebola y los desastres naturales en el mundo entero.  Promover mayor colaboración, incluyendo las comunicaciones regulares y planificadas, así como acciones en conjunto, puede conllevar a un manejo más efectivo y eficiente de estos desastres, salvando incontables vidas y protegiendo aquellas en peligro.

La acción presidencial que se necesita:

Autorizar a las agencias federales norteamericanas a buscar de forma activa y a regularizar la comunicación y la colaboración con Cuba que permitiría una acción conjunta a tiempo y efectiva en el enfrentamiento a las emergencias de salud locales, nacionales o globales. Esto incluye una autorización general a los empleados federales de EEUU para viajar a Cuba con este propósito, y un compromiso de facilitar las visas de forma expedita para que viajen a EEUU los cubanos involucrados en los esfuerzos para manejar tales emergencias.

Estas medidas, tomadas de forma conjunta, asegurarán la cooperación entre las instituciones médicas y de salud pública de EEUU y Cuba—algo vital para un futuro más seguro y saludable para todos nosotros.

23 noviembre 2015

Púrpura trombocitopénica trombótica secundaria a lupus eritematoso sistémico

Filed under: De interés — ihi @ 10:26

Los doctores Caridad Chao Pereira, Marianne Nievas Sánchez, Víctor Roca Campañá y Karen Valdés Álvarez, del Hospital Clinicoquirúrgico “Hermanos Ameijeiras”,  La Habana, Cuba, son los autores de este trabajo al que pueden acceder desde aquí y cuyo resumen copiamos:

La púrpura trombocitopénica trombótica asociada a lupus eritematoso sistémico es muy poco frecuente. Se presentó una paciente con síndrome febril prolongado, poliartralgias, cefalea, papiledema bilateral y cambios conductuales. Se describen la evolución clínica, los estudios imagenológicos, de laboratorio e inmunológicos que permitieron hacer el diagnóstico de púrpura trombocitopénica trombótica secundaria a lupus eritematoso sistémico. Se consideró importante presentar este caso por la poca frecuencia con que se diagnostica la asociación de ambas entidades, además, porque el diagnóstico constituyó un reto para especialistas y residentes de medicina interna.

Randomized study of reduced-intensity chemotherapy combined with imatinib in adults with Ph-positive acute lymphoblastic leukemia.

Filed under: De interés — ihi @ 10:25

Son los autores de este artículo Chalandon Y, Thomas X, Hayette S, et al. Blood, 125:3 711,  Jun 2015

Breve resumen del artículo:

Randomized study showed that reduced-intensity chemotherapy combined with imatinib is associated with lower early mortality and higher CR rate compared to a standard chemotherapy-imatinib combination protocol in adults with Ph-positive acute lymphoblastic leukemia.

2 noviembre 2015

Células madre y fertilidad

Filed under: De interés — ihi @ 15:40

Según resultados publicados en la revista Human Reproduction sobre investigación realizada por la Clínica Eugin, no se ha logrado demostrar aunque este tipo de terapia mejore la función reproductiva.

La coordinadora del estudio y directora científica de la Clínica, Rita Vassena, expresó que es necesaria cierta cautela en el uso de células madre para el tratamiento de fertilidad.

29 octubre 2015

Eficacia del implante de células mononucleares autólogas en el tratamiento de la periodontitis crónica

Filed under: De interés — ihi @ 15:10

En la sección de Ciencias Quirúrgicas de la Revista Habanera, los doctores Amparo Pérez Borrego, Zaida Teresa Ilisástigui Ortueta, Porfirio Hernández Ramírez, Norma Fernández Delgado, Ana Iris González Iglesias, Tania González Suárez, Odalis Salgado Arrozarena, Andy Caballero Méndez, Alina López Ilisástigui, Rosa M. Lam Díaz, Isidora Andrea Mujica Valenzuela, publican este interesante artículo cuyo resumen copiamos y al que puede acceder íntegramente desde este enlace.

Introducción
: los buenos resultados en la regeneración de tejidos mediante la implantación de células mononucleares  en distintas especialidades médicas en el mundo y en Cuba, ha motivado a considerar el periodonto como candidato para esta terapia.

Objetivo
: determinar la eficacia del implante de células mononucleares autólogas en el tratamiento de la periodontitis crónica a 48 meses de evolución.

Material y Métodos
: se realizó un ensayo clínico fase III, aleatorizado y controlado en pacientes con periodontitis crónica durante los años 2008 a 2014. De ese grupo de pacientes se evaluaron 30 que tenían 48 ó más meses de recibir tratamiento en la consulta de Periodoncia del Hospital  “Enrique Cabrera” en el período comprendido de febrero a mayo de 2015; 15 habían recibido tratamiento con células mononucleares (grupo estudio) y 15 terapia convencional (grupo control). La movilización a la sangre periférica de las células mononucleares se realizó mediante la aplicación del factor estimulador de colonias de granulocitos (FEC-G).

Resultados: se aprecia una disminución del promedio de todas las variables clínicas, que es marcada en cada uno de los períodos evolutivos con respecto al estado inicial de los pacientes a los 6, 12,  36 y 48 meses posteriores al tratamiento en el grupo de estudio, mientras que en el control las
manifestaciones de la enfermedad fueron reapareciendo paulatinamente a medida que avanzaba el tiempo post-tratamiento. Estos resultados fueron significativos.

Conclusiones: la terapia celular regenerativa con células mononucleares autólogas es eficaz para el tratamiento de pacientes con periodontitis y su efecto es prolongado.

23 octubre 2015

Factores de riesgo en la aparición de anemia en lactantes de 6 meses

Filed under: De interés — ihi @ 10:10

Son los autores de este trabajo los doctores Sonia Picos Nordet, Bárbara de la Caridad Santiesteban González, María del Carmen Cortés Santos, Amelia Cristina Morales Gómez y Magalis Acosta Alegría, cuyo resumen copiamos a continuación:

Introducción
: la anemia constituye el problema nutricional más grave en el mundo, y es la deficiencia de hierro su causa más frecuente. Aparece en la edad de 6 a 24 meses.

Objetivo: identificar los factores de riesgo de la anemia en lactantes de 6 meses de edad.

Métodos: se realizó un estudio descriptivo longitudinal retrospectivo en el Policlínico “Ángel Arturo Aballí”, en el período comprendido entre el 1ro. de septiembre de 2012 al 31 de agosto de 2013. Se utilizó un muestreo no probabilístico a conveniencia, se revisaron las historias clínicas de todos los niños nacidos en el periodo y de las madres durante el embarazo. Las variables estudiadas maternas fueron: el hematocrito del tercer trimestre y posparto; en el niño, la edad de gestación al parto, el peso al nacer, el tipo de lactancia recibida, el hematocrito a los 6 meses y la valoración nutricional a los 6 meses. Se utilizó como medidas de resumen los números absolutos y porcentajes, y para la relación entre variables se utilizó cálculo de chi cuadrado.

Resultados: se diagnosticó anemia según hematocrito en el 38,9 % de los lactantes. El bajo peso al nacer (p= 0,009), la anemia durante el tercer trimestre del embarazo (p= 0,018) y la lactancia artificial (p= 0,027) mostraron asociación significativa con la anemia.

Conclusiones: el bajo peso al nacer, la anemia durante el tercer trimestre del embarazo y la lactancia artificial constituyen los factores relacionados con la anemia a los 6 meses.

Desde aquí puede acceder al trabajo completo.

19 octubre 2015

Más sobre enfermedad tromboembólica venosa.

Filed under: De interés — ihi @ 14:22

Reporte desde la provincia de Sancti Spíritus, publicado en el periódico Trabajadores por la periodista Elisdanys López Ceballos.

11 octubre 2015

La enfermedad tromboembólica venosa (ETV)

Filed under: De interés — ihi @ 11:52

Esta dolencia, que  engloba a la trombosis venosa profunda (TVP)y el embolismo pulmonar, es un proceso grave y potencialmente mortal, caracterizado por la aparición de un trombo formado, inicialmente, por plaquetas y fibrina en el interior del sistema venoso profundo, que puede crecer y fragmentarse. En este último caso, uno de los fragmentos puede desprenderse, progresar en la dirección del flujo sanguíneo, y llegar al pulmón provocando una embolia pulmonar.

Es una causa común de muerte entre los habitantes de la comunidad, los hospitalizados y los pacientes recientemente egresados del hospital. Alrededor de dos millones de pacientes experimentan una TVP en el hospital a menos de 30 días de su admisión , y de estos, 300 000 pacientes, o aproximadamente uno de cada 100 pacientes, muere cada año por las complicaciones asociadas.

Estudios comunitarios muestran una incidencia de ETV en la comunidad de 7,1 por 10 mil habitantes por año. Se ha encontrado entre pacientes hospitalizados una incidencia 100 veces  mayor que en los ambulatorios.

Prospecciones económicas realizadas para ciertos países occidentales (Japón, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España) estiman en 1,2 millones los casos de ETV anuales y en más de 52 millones los individuos susceptibles de profilaxis.

Ello constituye un importante problema económico y así en EE. UU. se estiman unos costos para la ETV de unos 1 500 millones de dólares/año.

En Cuba se ha reportado una incidencia similar de esta enfermedad. En un estudio realizado en el
Hospital Universitario “General Calixto García”en pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar en las unidades de atención al grave, se encontró que solo el 31,5 % de ellos habían sido diagnosticados antes de fallecer y que en el 85,42 % de los fallecidos no se usaron medidas profilácticas.

Similares datos muestran dos trabajos realizados en el Hospital Militar Central “Dr. Carlos J.
Finlay”, en los cuales solo el 10 y 11,4 %, respectivamente, de pacientes con esta enfermedad  habían sido diagnosticados antes de fallecer.

En estudio realizado en el Hospital Provincial Docente “Roberto Rodríguez  Fernández”, de Morón, en pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar en cinco años, solamente el 23 % de los casos fueron diagnosticado premortem.

En el Hospital Clinicoquirúrgico Docente “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey encuentran que en el 38 % de los casos fallecidos se le había realizado el diagnóstico clínico.

La ETEV es considerada una enfermedad crónica debido a tres complicaciones fundamentales:

1. La muerte, que va a estar determinada por el tromboembolismo pulmonar y sus complicaciones (la disfunción ventricular derecha y la hipertensión pulmonar crónica). Se ha registrado que la mortalidad oscila entre el 23,1 y el 30 % a los ocho años del episodio inicial y, puede ser más elevada (16,7 %) durante el primer año de la enfermedad. Además, se ha planteado que la tasa de mortalidad anual en los años siguientes es del 1,6 %, datos que están en concordancia con los resultados obtenidos por Echegaray y otros.

2. El tromboembolismo venoso recurrente, cuya tasa acumulativa es de 17,5 % a los dos años de la trombosis inicial y de 30,3 % a los ocho años de producirse la misma.

3. El síndrome postrombótico, que puede establecerse un año después del episodio trombótico agudo en el 17 al 50 % de los pacientes. La incidencia de la ETEV no ha cambiado significativamente durante las últimas décadas, lo que puede ser debido a múltiples causas, entre ellas:

  • Mayor expectativa de vida en la población,
  • indicación cada vez más frecuente de cirugía en pacientes en peores condiciones más añosos,
  • mayor uso de catéteres centrales, e
  • inadecuada aplicaciónu omisión de las medidas de profilaxis en los individuos de riesgo.

Estudios poblacionales han estimado una incidencia anual de ETEV de 0,2 %, con una acusada dependencia con la edad, y duplicaciones en su incidencia por cada década de vida hasta alcanza
r el 11% a los 80 años.

Además, se ha encontrado entre los pacientes hospitalizados una incidencia 100 veces mayor que en los ambulatorios.

Prospecciones económicas realizadas para ciertos países occidentales (EE. UU., Japón, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España) estimaron en 1,2 millones los casos de ETEV anuales y en más de 52 millones los individuos susceptibles de profilaxis.

Estos datos avalan el importante problema económico que implica la ETEV; así su costo en los EE. UU., se estimó en unos 1 500 millones de dólares/año, mientras que España en el año 1992 fue de 420,7 millones de euros.

No se ha llegado a un consenso acerca de si la incidencia de la ETEV varía con el sexo. En un estudio realizado en Noruega, la incidencia de los primeros episodios de ETEV fue de 1,43/1 000 años – persona y fue ligeramente más elevada en las mujeres que en los hombres. En otro estudio llevado a cabo en Suecia, la incidencia fue igual en ambos sexos, en cambio, en un estudio basado en la comunidad, la incidencia fue mayor en los hombres que en las mujeres. En un registro de
tromboembolismo pulmonar, el International Cooperative Pulmonary Embolismo Registry,
el resultado primario, es decir, la tasa de mortalidad general a los tres meses asociada al tromboembolismo pulmonar agudo fue 17 %. Este registro, que no utilizó criterios de exclusión, tuvo en cuenta a los 2 454 pacientes consecutivos internados en 52 hospitales de siete países de Europa y Norteamérica.

Se estima que al tromboembolismo pulmonar le corresponde el tercer lugar como causa de enfermedad y muerte cardiovascular, luego de la cardiopatía isquémica y el stroke, y se calcula que es el responsable del 5 % de la mortalidad total en la población adulta.

Los datos sobre la incidencia de tromboembolismo pulmonar en la población general varían, por ej. para Francia una incidencia anual superior a los 100 000 casos y 60 000 casos por año en Italia.

En EE. UU. alcanzó una cifra de 600 000 casos por año, mientras que otras estimaciones del mismo país refirieron 300 000 hospitalizaciones/año por este diagnóstico y 50 000 muertes/año por esta causa.

En el área de Pisa y sus alrededores en Italia, se estimó una incidencia anual de tromboembolismo pulmonar de 100 nuevos casos por 100 000 habitantes, y en estudio escandinavo prospectivo se publicó, en población general, una incidencia anual que osciló entre 1,6 y 1,8 casos por cada 1 000 habitantes (160 – 180:100 000).

White RH, a partir de varios trabajos estadounidenses sobre tromboembolismo venoso, calculó una incidencia anual entre 71 y 117 casos por 100 000 habitantes para el primer episodio de tromboembolismo venoso sintomático.  La estimación más precisa sobre población general quizás provenga de un estudio realizado en la ciudad de Malmo, Suecia, donde se efectuaron 23 796 autopsias de un total de 35 784 muertes ocurridas en dicha ciudad durante el período comprendido entre 1970 y 1982. En este período se realizaron en el 99,8 % de los muertos fuera del hospital (7 569/7 588) y en el 84 % de los que fallecieron internados (23 796/28 196). La prevalencia de tromboembolismo pulmonar resultó ser de 22,8 %, sin precisar su antigüedad.

En EE. UU. se estimó una mortalidad del 30 % para los casos de tromboembolismo pulmonar no reconocidos , cifra que desciende al 8 % cuando las personas eran identificadas y anticoaguladas terapéuticamente.

Datos similares fueron registrados en Italia, con un descenso de la mortalidad a los 30 días del 25,2 % en los no tratados encontraste con el 9,2 % en los que recibieron tratamiento. La mortalidad global por tromboembolismo pulmonar resultó ser de 11,4 %.

La trombosis venosa profunda es un trastorno frecuente en la práctica médica occidental, que afecta a uno o dos de cada 1 000 habitantes adultos al año.  Su incidencia anual estimada en la población general es 1-2/1 000 habitantes. Incluso cuando se trata correctamente, de 1 % al 8 % de los pacientes desarrollan un embolismo pulmonar, frecuentemente mortal, mientras que hasta 40 % de los mismos desarrollarán un síndrome posflebítico (o postrombótico) y 4 % hipertensión pulmonar tromboembólica crónica.

En Cuba, la trombosis venosa profunda constituye uno de los principales motivos de ingreso en los Servicios de Angiología y Cirugía Vascular. En estudio realizado por el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular en el año 2000, sobre la carga por muertes prematuras para un grupo de enfermedades vasculares periféricas, se encontró que la flebitis y la tromboflebitis ocuparon el 8vo. lugar como causa básica de muerte en la población cubana dentro del grupo de afecciones circulatorias periféricas.

La enfermedad cerebrovascular constituye un problema de salud por ocupar la tercera causa de mortalidad, ser la primera causa de discapacidad, invalidez y demencia en los adultos, tener una elevada mortalidad intra- y extrahospitalaria, asociados con elevados costos hospitalarios y una disminución en la calidad de vida de los pacientes que sobreviven a ella.

El ictus, una condición tradicionalmente asociada a la edad avanzada, está afectando cada vez más a los jóvenes y a las personas de mediana edad, y se prevé que el importe global de la enfermedad, la discapacidad y la muerte prematura causada por un accidente cerebrovascular se duplique en todo el mundo para el año 2030.

A nivel mundial se produce un aumento alarmante del 25 % en el número de casos de ictus entre las personas de 20 a 64 años en los últimos 20 años, que representa en este grupo el 31% del número total de accidentes cerebrovas culares, en comparación con el 25 % de antes del 1990, según concluye este primer análisis integral y comparable de la carga regional y por países del ictus entre 1990 y 2010.

Los accidentes cerebrovasculares representan la tercera causa de muerte en los países desarrollados con una incidencia de 100 a 200 casos por 100 000 habitantes/año y aumentan considerablemente con la edad.

La enfermedad cerebrovascular es un problema de salud en el ámbito internacional por el alto
número de personas que falle cen por su causa y por ser la primera causa de invalidez. En Cuba la enfermedad cerebrovascular ocupa la segunda causa de muerte con una tasa mortalidad de 87,7 por 100 000 habitantes, con una razón de tasa por sexo de 1:1 (M/F) Las defunciones por enfermedades cerebrovascularesson más frecuentes en edades avanzadas donde se presenta, fundamentalmente en la forma oclusiva con 29,8 en hombres y 31,8 en mujeres.

10 octubre 2015

Inmunoeficiencia y poliomielitis

Filed under: De interés — ihi @ 10:42

Por investigación realizada en Reino Unido se ha descubierto que los pacientes que tienen una inmunodeficiencia pueden excretar indefinidamente muestras del virus de la poliomielitis procedentes de la vacuna que lo combate.

5 octubre 2015

Anemia por deficiencia de hierro en el lactante

Filed under: De interés — ihi @ 11:53

En el último número de la Rev Cubana Pediatría se publica como EDITORIAL, este trabajo de nuestra profesora Eva Svarch.

Recomendamos su lectura dirigida a las variantes de la anemia en esta edad temprana de la vida, y en particular a la anemia provocada por la deficiencia de hierro.

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: ihi | Contáctenos
Nuestro compromiso: salud y calidad de vida.