Instituto de Hematología e Inmunología

2 junio 2011

«Cibercondría»

Filed under: Conozca que... — ihi @ 22:14

La Fundación del Español Urgente señala que el neologismo médico
cibercondría es una palabra bien formada en español y correcta para
referirse a la creciente práctica del autodiagnóstico a través de
Internet.

Cibercondría es una palabra bien formada en español, pues nace de la
combinación del prefijo ciber, que hace referencia al mundo digital en
general, e hipocondría, afección que padecen aquellos que manifiestan
una preocupación constante y angustiosa por su estado de salud.

Así, son correctas frases como: «La cibercondría es un mal moderno
asociado a la hipocondría» o «Se da más a menudo de lo que pensamos,
hasta tal punto, que el fenómeno ha sido bautizado con el nombre de
cibercondría».

Además, se recuerda que el prefijo ciber no debe escribirse separado
de la palabra a la que acompaña: lo apropiado es decir cibercondría y
no ciber condría.

www.fundeu.es

Sobre las alergias

Filed under: De interés — ihi @ 22:03

Las Alergias han mostrado un incremento en el mundo a pesar de los adelantos científicos y la disposición de gran cantidad de nuevos medicamentos. Estas afecciones tienen un carácter crónico y es necesario, por tanto, que su tratamiento sea prolongado.

Acerca del tema, conversamos con el Doctor Alejandro López Chacón, especialista de Primer Grado en Alergología, quien labora en el Hospital Leonor Pérez, de la capital. Miembro de la Sociedad Cubana de Alergología y del Grupo Nacional de esa especialidad, cuenta con 32 años de servicio médico, 19 de estos como alergista.

¿En qué consisten las enfermedades alérgicas?

La alergia no es una enfermedad, es el mecanismo mediante el cual una persona responde anormalmente ante elementos que, para otra, pasan totalmente inadvertidos. Incorrectamente, y con mucha frecuencia, se nombran como alérgicos a individuos o padecimientos que realmente no lo son.

¿Cualquier persona las puede padecer?

Sí, si tiene predisposición genética (familiar), sobre todo de ambos progenitores. En ocasiones aparecen solamente en algunas etapas de la vida.

¿Cuáles son, entre ellas, las más comunes?

Son muchas las enfermedades en las cuales medio un mecanismo alérgico, las más frecuentes pueden aparecer en: nariz, ojos, pulmones, vías digestivas y piel. Durante su curso, la alergia puede variar el órgano en que se manifiesta, o simplemente sumar otros a los que ya padece, por ejemplo, cambiar de la choriza al asma o, finalmente, sufrir las dos.

¿Qué factores pueden desencadenar su aparición?

Una persona puede ser alérgica, en principio, a cualquier cosa que respire, coma o toque.

Existen entre ellas los inhalantes-sustancias que se respiran-, los alimentos y los medicamentos, y otros alimentos, y otros agentes tan diversos como sustancias químicas, infecciones, factores endocrinos, situaciones emocionales, ejercicio físico, picaduras de insectos, etcétera.

¿Podemos hacer algo para evitarlas?

Sí, recomendamos una lactancia materna exclusiva y prolongada-de seis a nueve meses-, y retardar en la alimentación del bebé la introducción de proteínas y alimentos tales como el chocolate, enlatados, merengue, confituras, que pueden ser más perjudiciales que beneficiosos.

Por otro lado, es necesario eliminar el contacto con sustancias como el talco o los perfumes, totalmente innecesarias, principalmente las personas con predisposición genética, sobre todo en las primeras etapas de la vida.

¿Cómo se puede atender?

Las alergias necesitan un tratamiento constante, pues aún no se ha descubierto un medicamento con carácter curativo. Cada enfermo debe ser atendido según el órgano afectado, su causa y severidad, los síntomas, la frecuencia de las recaídas y las reacciones adversas.

Se debe mantener el tratamiento aunque no existan síntomas, perder el miedo a los medicamentos y no utilizar ninguno, solo porque ayudó a otra persona. La medicina es estrictamente individual.

Es necesario que el paciente cumpla lo orientado por su médico y vuelva a él siempre que existan dudas, evoluciones insatisfactorias o recaídas. Debemos lograr que estas afecciones, en aumento en el mundo, puedan ser, al menos, controladas.

Entrevista publicada en la sección Salud del periódico Trabajadores.

¿Lapsus o lapso…?

Filed under: Recuerda que... — ihi @ 21:56

En ocasiones, en la prensa se confunden las palabras lapso y lapsus,
usando esta última para hablar de un periodo de tiempo: «Especialmente traumático ha sido el lapsus de tiempo en el que el conjunto blanco ha estado apartado de las últimas rondas de Champions»; «Este lapsus de tiempo tendría sus ventajas y desventajas»; «Esto se hará efectivo por el lapsus de un año».

Según el Diccionario panhispánico de dudas el significado de lapsus
es falta o equivocación que se comete por descuido, mientras que
lapso quiere decir intervalo de tiempo.

Por lo tanto, en los ejemplos citados hubiera sido preferible decir:
«Especialmente traumático ha sido el lapso de tiempo en el que el
conjunto blanco ha estado apartado de las últimas rondas de
Champions»; «Este lapso de tiempo tendría sus ventajas y desventajas»; «Esto se hará efectivo por el lapso de un año».

Nosotros añadiríamos, por ejemplo: «En el medio de su discurso sufrió un lapsus que le impidió continuar»

Fundéu BBVAwww.fundeu.es

De José Martí

Filed under: Reflexiones — ihi @ 20:34

Los peligros no se han de ver cuando se les tiene encima, sino cuando se los puede evitar.

Autor: ihi | Contáctenos
Nuestro compromiso: salud y calidad de vida.