Tag Archive 'medicamentos'

Viernes 25 / mayo / 2012

¿Los pacientes con alto riesgo vascular toman correctamente la medicación antihipertensiva? Estudio Cumple-MEMS

Filed under: comentario — Mario Hernández Cueto — mayo 25th, 2012 — 7:29

¿Los pacientes con alto riesgo vascular toman correctamente la medicación antihipertensiva? Estudio Cumple-MEMS

ComentandoPor: Emilio Márquez-Contrerasa, Mariano de la Figuera-Von Wichmann, Josep Franch-Nadala, Jose Luis Llisterri-Caroa, Vicente Gil-Guillénf, José Luis Martín-de Pablosa, José Joaquin Casado-Martíneza y Nieves Martell-Clarosa. Rev Esp Cardiol. 2012;65:544-50.

Valorar el cumplimiento terapéutico del tratamiento con inhibidores del sistema renina-angiotensina (inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina o antagonistas de los receptores de la angiotensina II) en la hipertensión arterial no controlada de pacientes de alto riesgo vascular.
Se midió el cumplimiento mediante monitores electrónicos. Se calculó el porcentaje de cumplimiento medio, el porcentaje de cumplidores en general, cumplidores de una toma diaria, cumplidores en horario correcto y cobertura antihipertensiva.
Entre los hipertensos de alto riesgo vascular, el incumplimiento fue muy alto, fundamentalmente cuando toman cinco o más comprimidos diarios.

Comentarios desactivados

Martes 15 / mayo / 2012

Los medicamentos comunes para la presión arterial podrían no reducir el riesgo de cáncer de colon

Filed under: noticia — Mario Hernández Cueto — mayo 15th, 2012 — 8:53

Los medicamentos comunes para la presión arterial podrían no reducir el riesgo de cáncer de colon

A pesar de la esperanza planteada por una investigación anterior, un estudio no halla ningún beneficio en los medicamentos bloqueadores beta

Un nuevo estudio plantea que los medicamentos para la presión arterial ampliamente utilizados llamados bloqueadores beta no reducen las probabilidades de una persona de desarrollar cáncer de colon.

Los bloqueadores beta, que incluyen medicamentos como alprenolol, carvedilol, propranolol y atenolol, se recetan por lo general a adultos mayores para tratar la presión arterial alta y las afecciones del corazón.

Una investigación anterior relacionó el uso de estos medicamentos con un menor riesgo de cáncer. Esta teoría se basó en estudios de laboratorio y en animales que encontraron que la hormona del estrés norepinefrina puede fomentar el crecimiento y la propagación de células cancerosas. Los bloqueadores beta inhiben la acción de esta hormona.

“Uno de los santos griales en la lucha contra el cáncer es la prevención de la angiogénesis, que es el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos para alimentar las células tumorales”, explicó el Dr. David Robbins, director asociado del Centro de Endoscopia Terapéutica Avanzada del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

“Algunos investigadores han especulado que un beneficio indirecto de determinados medicamentos para la presión arterial podría ayudar a frenar el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el cáncer de mama y tal vez en el de colon”, señaló Robbins, que no participó en el nuevo estudio.

En este estudio, que aparece en la edición en línea del 14 de mayo de la revista Cancer, un equipo dirigido por Michael Hoffmeister, del Centro Alemán de Investigación del Cáncer en Heidelberg, comparó el uso de bloqueador beta de más de 1,700 pacientes de cáncer de colon con el mismo número de personas sin cáncer.

Después de tomar en cuenta el peso, el estado de tabaquismo y otros factores del paciente, los investigadores no encontraron ninguna relación entre el uso de los bloqueadores beta y el riesgo de cáncer de colon.

El hallazgo se mantuvo incluso después de que los investigadores desglosaran su análisis según la duración del uso de los bloqueadores beta, los tipos específicos de bloqueadores beta y los sitios en el colon o el recto en el que se desarrollaba el cáncer colorrectal en los pacientes.

Los autores concluyen que sus hallazgos no respaldan la teoría de que el uso de bloqueadores beta reduce el riesgo de cáncer de colon.

Lo que no sorprende a Robbins. “Los pocos estudios sobre este tema han sido contradictorios y es poco probable que volvamos a ver este tipo de efecto protector, debido a que el cáncer es una enfermedad muy compleja causado por un gran número de vías biológicas únicas”, destacó.

Otro experto agregó que aunque los bloqueadores beta tal vez no ayuden a prevenir los tumores del colon, las personas tienen otros medios para hacerlo.

“Los hombres y las mujeres que tienen un riesgo promedio deberían empezar a evaluarse a partir de los 50 años”, señaló el Dr. Mark Pochapin, director de la división de gastroenterología del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York en la ciudad de Nueva York. “Los que tienen algunos factores de riesgo, tales como antecedentes familiares de pólipos o cáncer colorrectal deben hablar con sus médicos sobre la posibilidad de empezar a examinarse a una edad temprana”.

Pochapin también agregó que “las modificaciones del estilo de vida, tales como dejar de fumar, evitar el consumo excesivo de carnes rojas o procesadas, garantizar una ingesta adecuada de vitamina D y mantener un peso corporal saludable y hacer ejercicio regularmente, pueden ser muy beneficiosos en la reducción del riesgo para reducir el riesgo de cáncer colorrectal”.

(Fuente:  HealthDay)

Comentarios desactivados

Martes 10 / enero / 2012

Un retraso breve en el tratamiento de la presión arterial no representa un peligro para los diabéticos, según un estudio

Filed under: noticia — Mario Hernández Cueto — enero 10th, 2012 — 13:07

Un retraso breve en el tratamiento de la presión arterial no representa un peligro para los diabéticos, según un estudio

Pero otros expertos no están de acuerdo, y afirman que la mejor solución es tratar la hipertensión rápidamente con farmacoterapia

Esperar hasta un año para tratar la hipertensión en un diabético probablemente no resulte nocivo, pero esperar muchos años para controlar la presión arterial podría resultar en complicaciones graves, indica una investigación reciente.

En el estudio, que aparece en la edición en línea del 9 de enero de la revista Journal of General Internal Medicine, investigadores de la Universidad de Chicago sugirieron que un retraso de un año podría dar a los pacientes tiempo para realizar ciertos cambios en el estilo de vida que podrían ayudar a corregir el problema, como limitar la ingesta de sal, hacer ejercicio o perder peso.

El estudio también sugiere que los retrasos en la reducción de la presión arterial entre los pacientes diabéticos no son poco comunes. Algunos pacientes podrían no tener acceso a la atención de salud, mientras que otros podrían no cumplir el tratamiento, explicaron.

Pero otros expertos se mostraron cautos, al anotar que un control rápido de la presión arterial con medicamentos puede prevenir problemas cardiovasculares graves.

En el estudio, un equipo liderado por la Dra. Neda Laiteerapong usó un modelo simulado con una población teórica de adultos entre los 50 y los 59 años que habían sido diagnosticados con diabetes tipo 2.

Los investigadores hallaron que toda una vida de presión arterial sin controlar aumentaba las complicaciones de forma significativa, en 1,855 eventos por cada 10,000 pacientes. También reducía su esperanza de vida en casi un año.

En contraste, un retraso de un año en el control de la presión arterial resultó en apenas un aumento menor en el número de complicaciones, y redujo la esperanza de vida en apenas dos días.

Sin embargo, no se aconseja esperar mucho antes del tratamiento. Los autores del estudio hallaron que diez años o más de retrasos en el tratamiento de la hipertensión podrían llevar a problemas graves de salud, lo que incluía un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y de ataque cardiaco.

“Entre los adultos diabéticos de mediana edad, quizás el daño de un retraso de un año en la gestión de la presión arterial sea menor. Los proveedores de atención de salud quizás deseen concentrarse solo en la gestión de la diabetes en el primer año tras el diagnóstico, para ayudar a los pacientes a establecer una autogestión y modificación del estilo de vida adecuadas”, escribieron Laiteerapong y colegas en un comunicado de prensa de la revista.

Los expertos señalaron que los hallazgos añaden al debate sobre cuándo iniciar la terapia, pero cuestionaron las conclusiones de los autores.

El estudio “contribuye a la discusión continua sobre los objetivos de presión arterial y la importancia del control de la presión arterial en las personas con diabetes”, comentó el Dr. Ronald Tamler, director clínico del Centro de la Diabetes Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

“Sin embargo, no debemos olvidar que este reciente estudio es tan solo una simulación computarizada. Estudios han mostrado que la presión arterial sin controlar en pacientes reales de diabetes sigue siendo una fuente de preocupación y podría llevar a complicaciones, como enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular y enfermedad renal”, añadió Tamler, quien también es profesor asistente de medicina en el centro.

Un cardiólogo añadió que la acción rápida para controlar la presión arterial puede salvar vidas, y cuestionó si esperar que ocurran cambios en el estilo de vida es aconsejable.

El Dr. Henry Black, profesor clínico de cardiología del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, apuntó que muchos estudios han mostrado que “una acción rápida para controlar la presión arterial reduce los eventos, aunque ninguno de estos estudios evaluaban específicamente a pacientes de diabetes muchos de los voluntarios de los estudios sufrían de diabetes mellitus”.

Según Black, la mayoría de ensayos han hallado que los cambios en el estilo de vida son menos eficaces que la farmacoterapia para controlar la presión arterial. Esto significa que “perder el tiempo con los ‘cambios en el estilo de vida’… retrasará la administración de tratamiento eficaz para estos individuos en alto riesgo”, advirtió. “El tiempo que se desperdicia enfocándose en el control de la diabetes mediante cambios en el estilo de vida puede resultar un mal negocio, si la presión arterial se ve descuidada”.

(Fuente: HealthDay)

Comentarios desactivados

« Newer Posts