Aumenta la hipertensión arterial en niños por el consumo de sal

Posted at — Mario Hernández Cueto — septiembre 3rd, 2012 — 7:51 under noticia

Aumenta la hipertensión arterial en niños por el consumo de salToma de la presión arterial a una niña

Los casos se relacionan, además, con el sobrepeso y el sedentarismo. La OSEP lanzará un plan para mitigar el fenómeno.

La hipertensión arterial es una enfermedad que va en aumento –especialmente en niños– entre los mendocinos. Esta afección, relacionada normalmente con la adultez, afecta en la actualidad al seis por ciento de los niños y jóvenes.
La estadística que puede cuantificar la progresión de esta enfermedad surgió de una investigación del Instituto Superior de Ciencias de la Salud, en la provincia de Buenos Aires (publicada el año pasado), comparando los porcentajes de controles realizados a adolescentes escolarizados de 12 a 18 años en 1999 y 2011. El porcentaje de hipertensión en 1999 era del 2,7, en tanto que en el 2011 ascendió a 6%.
Al respecto, la doctora Ana Schroh, jefa del Servicio de Cardiología Infantil del hospital Humberto Notti, afirma que en los últimos años, en los consultorios de ese centro también se ha advertido un incremento de hipertensión en niños, situación que vincula a la prevalencia cada vez más alta de chicos con sobrepeso u obesidad. “En nuestro país, casi el 21% de chicos entre 10 y 19 años tienen sobrepeso, el 5,4% tiene obesidad y de ellos, el 14% tienen problemas de hipertensión arterial”, especifica.

Cómo detectar casos en niños

A diferencia de lo que ocurre con los adultos, el índice no se mide con el promedio de tensión arterial máxima sistólica de 140mm Hg (milímetros de mercurio) o una tensión arterial mínima o diastólica de 90mm Hg. De allí la importancia de que el control sea realizado por el pediatra en su consultorio y en las condiciones apropiadas (el paciente sentado, en reposo al menos 5 minutos, etcétera). El médico tomará la presión y atento al sexo, edad y talla del paciente, verificará en la tabla de percentiles –las curvas de normalidad en los controles– que no superen el máximo para la edad, talla y sexo.
Sin embargo, un control solo no determina que el niño sea hipertenso. En este sentido, Schroh argumenta que se necesitan al menos, tres determinaciones en los controles médicos para comenzar a inferir que el niño sufre este problema. “Primero hay que descartar que esa hipertensión no sea esencial, que no tenga una causa específica o que sea secundaria, es decir, como consecuencia de otras enfermedades que pueden ser renales, endócrinas, de la piel o, por ejemplo, una coartación de la aorta”, explicó la profesional.

Causas remediables

La obesidad, el consumo excesivo de sal y el sedentarismo están influyendo marcadamente en la edad en que aparece la hipertensión. El estrés es otro factor, pero es difícil medirlo y hablar de sus consecuencias. En cambio, la obesidad está claramente en aumento y se sabe que sube la presión; tanto es así que cuando un obeso baja de peso, inicialmente la presión se normaliza un tiempo, pero aún manteniéndose delgado, tiene mucho riesgo de ser hipertenso más tarde.

Sal menos, sal más

El director general de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), Alberto Recabarren, presentó la semana pasada la campaña ‘Sal menos, Sal más’ sobre la prevención de la hipertensión.
Con ésta se busca concientizar sobre la importancia de esta silenciosa enfermedad y tratar de disminuir la presión media que tiene la población. “El nombre de la campaña hace referencia a consumir menos sal en los alimentos y a la mayor realización de actividad física y deportes”, explicó Recabarren.
En este sentido, la OSEP realizará controles de presión y talleres de reanimación cardiopulmonar en todo el territorio provincial. Durante los próximos meses se ubicarán en distintos puntos de la provincia, equipos de profesionales para cuidar y capacitar a los mendocinos.
“Es muy importante modificar pautas, ya que es una enfermedad relacionada con la conducta. La hipertensión no viene sola, pues deriva en otras enfermedades como la obesidad, la dislipidemia (aumento de triglicéridos y colesterol) y la diabetes, entre otras. También es índice de complicaciones de salud, como infarto de miocardio”, agregó el funcionario.

(Fuente: www.ciudadanodiario.com)

No responses yet