Archivo para Mayo, 2010

Jueves 27 / Mayo / 2010

Ingerir menos bebidas endulzadas podría ayudar a disminuir la presión arterial

Archivado en: noticia — Mario Hernández Cueto — Mayo 27th, 2010 — 13:02

Ingerir menos bebidas endulzadas podría ayudar a disminuir la presión arterial, dijeron investigadores estadounidenses, en un hallazgo que se suma a corrientes que apoyan la reducción del consumo de refrescos azucarados.

El equipo halló que las personas con sobrepeso y presión alta que bebían una bebida menos por día registraban una disminución significativa en su presión arterial en 18 meses.

Para la mayoría de los estadounidenses, esto implica reducir a la mitad su consumo de refrescos.

“Hallamos que si se disminuye el consumo de bebidas azucaradas, se podría ayudar a disminuir la presión arterial”, dijo la doctora Liwei Chen, del Centro de Ciencias de la Salud de la Luisiana State University, cuyo estudio apareció en la revista Circulation.

“Si se consumen dos porciones menos, probablemente se disminuirá aun más la presión arterial”, sostuvo Chen.

El estudio se suma a los argumentos en contra del alto consumo de bebidas endulzadas, mientras la nueva reforma de salud aprobada por el Congreso cambia el foco de la nación para hallar modos de prevenir y tratar la enfermedad.

Ingerir demasiada azúcar no solo hace subir de peso, sino que es un factor clave en la diabetes, la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular (ACV), de acuerdo a la Asociación Estadounidense del Corazón.

Varios estados, incluyendo Nueva York y California, están considerando cobrar un impuesto a las bebidas endulzadas para enfrentar el costo de tratar las enfermedades relacionadas a la obesidad.

Un reporte del Instituto de Medicina de Estados Unidos declaró en febrero que la hipertensión es una “enfermedad ignorada” en el país y causa una de cada seis muertes, además de generar 73 000 millones de dólares en gastos en salud.

El estudio de Chen analizó específicamente el efecto del consumo de azúcar sobre la presión arterial. El equipo utilizó datos de 810 adultos de entre 25 y 79 años con hipertensión en el límite (lecturas entre 120/80 y 139/89) e hipertensión en la etapa I (lecturas de 140/90 y 159/99).

Después de 18 meses, los pacientes habían reducido el consumo en media porción y tanto la presión sistólica -el nivel máximo cuando el corazón late- como la diastólica -el nivel mínimo entre los latidos- habían caído significativamente.

Según Chen, los adultos estadounidenses toman un promedio de 2,3 porciones de bebidas endulzadas por día.

La Asociación Estadounidense de Bebidas argumenta que los refrescos azucarados no amenazan a la salud y no son el único factor de riesgo de la obesidad o la enfermedad cardíaca.

(Fuente: Reuters)

Aún no hay comentarios.

Jueves 27 / Mayo / 2010

Se precisan leyes para reducir sal y salvar vidas, señala OMS

Archivado en: noticia — Mario Hernández Cueto — Mayo 27th, 2010 — 13:00

Los gobiernos de todo el mundo podrían ahorrar costos en salud y evitar millones de muertes prematuras si introdujeran leyes para reducir los niveles de sal en la comida, dijo  un importante asesor nutricional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Franco Cappuccio, jefe del centro de colaboración de la OMS para la nutrición, dijo que las medidas voluntarias de la industria alimenticia habían generado algún progreso, pero que los legisladores ahora deben aprovechar la evidencia científica sobre la sal e inducir cambios en los gustos de las naciones.

“Existe un consenso total de que la sal es mala para nosotros, que comemos demasiada y deberíamos consumir menos”, dijo Cappuccio.

“Por eso existe un amplio espectro para considerar un enfoque regulatorio que refuerce y sostenga las medidas voluntarias”, agregó.

Pero Cappuccio, profesor de medicina cardiovascular de la Warwick University, donde está basado el centro nutricional de la OMS, dijo que la poderosa presión de la industria de la bebida y los alimentos, cuyas ganancias crecen gracias a los agregados de sal, demoró los esfuerzos por reducir el consumo.

Disminuir la ingesta de sal ayuda a bajar sustancialmente la presión arterial, lo que a su vez reduce el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV). La hipertensión es la principal causa de muerte en el mundo, con 7,5 millones de decesos por año.

Un estudio en el 2007 analizó toda la evidencia disponible hasta el momento y halló que recortar el consumo de sal en un 15 por ciento podría prevenir alrededor de 9 millones de muertes para el 2015.

Otro trabajo en marzo demostró que una reducción de apenas el 10 por ciento en Estados Unidos podía evitar cientos de miles de ataques cardíacos y ACV y permitiría al Gobierno ahorrar 32.000 millones de dólares en costos de salud.

Hay pocas dudas de que comemos demasiada sal. En Gran Bretaña, el consumo adulto promedio es de alrededor de 8,6 gramos por día, mientras que en Estados Unidos es de 10 gramos, casi el doble de lo sugerido por la OMS.

Hasta la recomendación de la agencia de Naciones Unidas de comer 5 gramos de sal supera ampliamente los 1,5 gramos que necesitamos para vivir.

SAL HACE SUBIR GANANCIAS

“La mayoría de la sal consumida en el mundo occidental, de hecho, alrededor del 80% , proviene de la sal agregada a las comidas y sólo el 20%  viene del salero o de la sal que usamos para cocinar”, señaló Cappuccio.

“En términos de la libertad del consumidor, efectivamente no tenemos ninguna opción. En definitiva, las multinacionales alimentan a la mayor parte del mundo”, agregó.

Los fabricantes de alimentos usan sal para reforzar el sabor de la comida que de otro modo sería insípida, elevar la sed y hacer que los consumidores beban más gaseosas y aumentar las ganancias derivadas de los productos de carne.

Sin embargo, reconoció que hay algunos aspectos positivos.

En Estados Unidos, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York está liderando una “Iniciativa Nacional de Reducción de Sal”, para que las ciudades, estados y organizaciones de salud trabajen junto a los fabricantes de alimentos y restaurantes con el fin de reducir en un 20%  el consumo de sal en los próximos cinco años.

En Gran Bretaña, las campañas públicas y los esfuerzos de la Agencia de Estándares Alimentarios para trabajar junto a los fabricantes en la promoción de la disminución del uso de sal ayudaron a que el consumo diario promedio cayera a 8,6 gramos desde alrededor de 10 gramos hace una década.

“Sabemos gracias a estudios científicos que si se reduce el consumo de sal un poco todos los días, todas las semanas y todos los meses (…) se puede controlar el paladar”, dijo Cappuccio.

“Así que podemos contener a las personas -y a toda la población- para que disfrute la comida con menos sal”, concluyó.

(Fuente: Reuters)

Aún no hay comentarios.

Jueves 27 / Mayo / 2010

La mitad de los 70 millones de estadounidenses que sufren hipertensión arterial la controlan con medicamentos.

Archivado en: noticia — Mario Hernández Cueto — Mayo 27th, 2010 — 12:59

La mitad de los 70 millones de estadounidenses que sufren hipertensión arterial la controlan con medicamentos, con lo que se cumple una meta fijada por el gobierno hace una década y se reduce el riesgo de que esos enfermos pierdan la vida, sugirió un estudio.

Casi uno de cada tres adultos sufre hipertensión arterial. En 1988, solo un 27% de ellos la tenía controlada.

Para el 2007-2008, ese número subió al  50%, de acuerdo con el estudio publicado recientemente en la Journal of the American Medical Association (JAMA).

“Los hallazgos deben ser motivo de celebración, pero hace falta más trabajo por hacer”, señaló el doctor Aram Chobanian, de la Universidad de Boston, quien no participó en el estudio.

Millones de estadounidenses sufren todavía niveles descontrolados de presión arterial, lo que eleva el riesgo de infarto cardiaco, derrame cerebral e insuficiencia renal. Y la incidencia de este padecimiento se incrementa.

Muchas personas requieren de más de una droga para reducir la presión arterial. Para algunos, el problema reside también en el costo y en la falta de acceso a atención médica.

El nuevo análisis comparó varios estudios gubernamentales de salud desde 1988. Hace unos 10 años, el gobierno fijó metas para prevenir los altos niveles de presión arterial y reducir el número de personas que la sufren pero que no pueden controlarla.

La primera meta -reducir el número de personas con hipertensión- no fue alcanzada, de acuerdo con un reporte preliminar publicado en diciembre. La incidencia de la hipertensión aumentó a alrededor del 29% en 2007-2008. El nuevo análisis muestra que la segunda meta, controlar este problema, sí se alcanzó.

Hacemos un mejor trabajo en el tratamiento, pero no mejoramos en la primera misión”, dijo el principal autor del estudio, el doctor Brent Egan, de la Universidad Médica de Carolina del Sur.

El estudio analizó encuestas periódicas nacionales en las que participaron casi 43 000 personas.

(Fuente: AP)

Aún no hay comentarios.

Entradas más antiguas »