Archive for octubre, 2010

Jueves 28 / octubre / 2010

Sitio web de la Sociedad Cubana de Ciencias Morfológicas

Filed under: General,Sociedad cubana de Ciencias Morfológicas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 28th, 2010 — 22:53

En el día de hoy, 28 de octubre del 2010, fué inaugurado el sitio web de la Sociedad de Ciencias Morfológicas. En la inauguración estuvieron presentes el presidente del Consejo de Sociedades científicas de la Salud, el Dr. Ernesto de la Torre Montejo, la Directora del Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud, la Dra. Isabel Caravia Pubillones, la Dra. Rosa María Coro Antich, presidenta de la Sociedad Cubana de Ciencias Morfológicas (SCCM) y editora del sitio web, y otros miembros del ejecutivo de la SCCM. 

  

La Dra. Isabel Caravia, el Dr. Ernesto de la Torre, presidente del Consejo de Sociedades Científicas de la Salud, la Dra. Rosa María Coro Antich, la Dra. Lucia Gónzalez Núñez, secretaria del CIASEM, Dra. Sandra Rodríguez Salgueiro y MSc. Nelvys Subirós Martinez, coeditora del sitio de la Sociedad.     Dr. Ernesto de la Torre, MSc. Belén Z. Iglesias Ramírez, Dra. Rosa M. Coro Antich, Dra Lucia González Núñez, Dra. Sandra Rodríguez y MSc. Nelvys Subiros.

 

La Dra. CB. Rosa María Coro Antich, presidenta de la Sociedad Cubana de Ciencias Morfológicas y editora principal del sitio presentando el mismo.

 

Otro momento de la presentación del sitio.

 

Dr. CB Rogelio Acevedo, tesorero, Dra. Rosa M Coro, Dra CB. Ana Sanz y Dra. Maritza Gonzalez Bravo, miembros del ejecutivo de la Sociedad Cubana de Ciencias Morfológicas. 

 

Momentos de intercambio al finalizar la presentación del sitio.

 

 

 

 MSc. Belén Z. Iglesias Ramírez.

Publicado el 28 de octubre del 2010. Sitio web de Histología.

One response so far

Domingo 24 / octubre / 2010

La casa verde de la 5ta Avenida

Filed under: General,Misceláneas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 24th, 2010 — 23:04

 Muchos hemos crecido  sintiendo  gran curiosidad entorno a la casa verde de Miramar, ya que cuando estaba destruida, hacia pensar en una casa de fantasmas y el no conocer su historia la hacia mas misteriosa aún. Está casa hoy en día ha sido restaurada por la Oficina del Historiador de la Ciudad y puede ser visitada por todos los que lo deseen ya que actualmente es un centro promotor de la arquitectura moderna y contemporánea, el urbanismo y el diseño interior. Conozcamos detalles de la historia de esta casa, de la mano de Ciro Bianchi, que en la edición digital del periódico Juventud Rebelde, escribió un reportaje, el 18 de septiembre del 2010. Con el artículo de Ciro Bianchi, mostramos algunas fotos de la casa después de restaurada.

Ciro Bianchi Rossdigital@juventudrebelde.cu
18 de Septiembre del 2010 18:58:56 CDT

  
Todos sus familiares y amigos abandonaron el país. Se quedó sola, aferrada a la inmensa casa, con sus recuerdos y sus perros y la compañía eventual de Mumi, la vieja cocinera. Perdió las ganas de vivir, no se relacionaba con los vecinos, leía sin parar durante la noche, deambulaba luego hasta el amanecer y dormía todo el día. Así comenzó la leyenda de la casa embrujada y el fantasma que caminaba en la penumbra. Se dice que los hijos de aquella mujer habían sido víctimas de un accidente terrible. No es cierto. Pero igual Luisa Catalina Rodríguez Faxas se quedó sin ellos. En sus años mozos, en una feria, pidió a una gitana que le leyera la mano. Palideció la adivinadora al hacerlo y no quiso revelarle los detalles de la lectura; solo le dijo que su final sería triste, muy triste. Así fue. Esta es su historia.Luisa Catalina Rodríguez Faxas, nacida en Barcelona, España, el 25 de noviembre de 1922 y nacionalizada cubana, fue la última propietaria de la casa verde o de las tejas verdes; la también llamada casa Palmolive, no porque tuviera que ver con esa marca jabonera, sino por el color verde tierno de su fachada, que jugaba con el verde botella de la techumbre, y que, a la entrada de la Quinta Avenida de Miramar, llamó la atención a lo largo de los años por su acentuado e imparable deterioro.

Al quedarse sola y sin dinero resultaba imposible para Luisa ocuparse del mantenimiento de la casa. Las primeras tejas verdes zafadas provocaron el deterioro gradual del maderamen del techo que, al dejar pasar el agua de manera consuetudinaria, comenzó a hundirse. La humedad se ocupó de dañar considerablemente todo el interior de la morada. Las autoridades habaneras le propusieron un cambio de casa con el fin de ocuparse de la restauración. Así, Luisa revisó numerosas viviendas en Miramar y el Vedado, cerca del río, pero nunca encontró una que reuniera todas sus exigencias. En realidad, nunca quiso salir de allí.

Se decía que se negaba a hacerlo porque en un agujero abierto en el sótano, o en un espacio disimulado por una falsa pared, su familia ocultó todo un tesoro del que ella era dueña y que en cualquier momento podía recuperar. Nunca hubo tal cosa, hasta donde se sabe, y esa fortuna oculta es una de las tantas leyendas que se mueven en torno a esta mansión construida de ladrillo, concreto y tejas americanas, de tres pisos y sótano con garaje para cuatro automóviles y portal a su frente y costado. Con ventanas abuhardilladas y torrecilla en forma de cono. Una casa única en Cuba, se dice, por su estilo y que luego de una cuidadosa restauración llevada a cabo por especialistas de la Oficina del Historiador de la Ciudad, abrió sus puertas como centro promotor de la arquitectura moderna y contemporánea, el urbanismo y el diseño interior.

Versión de versiones

Se dice también que la casa fue construida por José López Rodríguez, Pote, y que en esta se suicidó ese acaudalado banquero y negociante de azúcares. Ninguna de las dos afirmaciones es cierta. La mansión se edificó en 1926, cinco años después de la muerte de Pote, que se privó de la vida colgándose del tubo de la ducha, en la residencia que se había hecho construir en el espacio donde después sus hijos construirían el edificio López Serrano.

Cuando resultó imposible seguirle adjudicando a Pote la casona de Quinta Avenida esquina a 2, la leyenda popular se la atribuyó a Carlos Miguel de Céspedes. El astuto y eficiente funcionario machadista la habría construido para su amante, Esmeralda. Así, se decía, él, que estaba casado, podía verla desde Villa Miramar, la casa donde se encuentra el restaurante 1830, del lado de acá de la desembocadura del Almendares. No cree este escribidor que la visión fuese posible a tanta distancia; además, Esmeralda tenía casa, puesta por Carlos Miguel, en Malecón. De todas formas, el rumor persistió y queda como expresión de uno de los grandes amores de la Cuba republicana. Los ojos verdes de Esmeralda convirtieron a su amante en un fanático de todo lo verde. Con tinta de ese color firmaba los documentos oficiales en sus tiempos de ministro, cuando resultaba obligatorio hacerlo con tinta negra. Y verdes serán las tejas que todavía le faltan al bellísimo templo del Corpus Christi, sobre el Gran Bulevar del Country Club Park —hoy Avenida 146 del reparto Cubanacán— donado por Carlos Miguel a la Iglesia Católica.

La casa verde, obra del arquitecto José Luis Echarte, fue en verdad mandada a construir, para vivirla con su esposa, por Armando de Armas, Cocó, un individuo que fue mayordomo de Palacio durante los dos períodos presidenciales del general Mario García Menocal. La vivienda, que sufriría no pocas transformaciones posteriores, lucía escocias y otros adornos similares de los de la mansión del Ejecutivo y se valoró entonces en cien mil pesos. La habitaron Cocó de Armas y su familia hasta 1943, cuando la adquirió, por sesenta mil pesos, la Compañía de Inversiones Jarpe S.A., que la vendió a su vez, en noviembre del mismo año, a la señorita Luisa Rodríguez Faxas, «de 20 años de edad, soltera, emancipada por concesión materna y vecina del Vedado, en la calle F número 558, altos, por cincuenta mil pesos», según consta en la escritura de compraventa.

Sin ropa interior

Aunque Luisa era la propietaria formal de la casa, su madre, doña Manuela, llevaba las riendas de la familia, que vivía rodeada de toda una cohorte de sirvientes. Luisa estudió piano y desde muy joven comenzó a ofrecer conciertos en escenarios habaneros. Asistía a estos con vestidos exclusivos que lucía sin ropa interior, exigencia de su modisto, para que no se le vieran marcas en su cuerpo escultural. Pertenecía a clubes de la alta sociedad y se codeaba con las familias más pudientes de la capital. Casó con el escritor y abogado Mario Cabrera Saqui, un hombre pequeño, flaco y nada agraciado, con el que hacía una pareja bastante rara. De esa unión nacieron Mario Andrés, Ricardo y Regina. Su gran pasión eran los perros. Tuvo una pareja de pastores alemanes perfectamente entrenados, Brent y Bruma, dos bellezas; tres, contándola a ella que, al timón de su automóvil convertible, recorría la ciudad con los dos animales en el asiento trasero.

En noviembre de 1959 Luisa, Mario y los hijos viajaron a los Estados Unidos a fin de pasar las vacaciones en su casa de Miami. El mismo día de la llegada a la Florida, Mario, de 47 años de edad, murió a causa de un infarto cardiaco masivo. Luisa, desesperada, dejó a los niños al cuidado de una tía paterna y regresó a La Habana con el cadáver. Quería poner a su nombre las propiedades del esposo y volver al Norte para retornar a la Isla con los muchachos. No pudo hacerlo. La actitud de Washington hacia La Habana se hacía cada vez más enconada y se agriaron y rompieron las relaciones entre los dos países. Viajar se hizo cada vez más difícil y se dificultaron igualmente el correo y las comunicaciones telefónicas. Luisa nunca más pudo reunirse con sus hijos.

Uno de los pocos amigos que le quedaron fue su oculista, el doctor Pedro Hechavarría, con consulta privada en la calle 17 entre H y G, en el Vedado, y cuyo hermano, Luis Mariano, ya fallecido entonces, había sido muy querido por Luisa y Mario. Al verla sola y enclaustrada, el buen doctor comenzó a atenderla; le llevaba dinero y frutas, vegetales y viandas de la finca que poseía. Luisa era todavía, a finales de los años 60, una mujer hermosa y perfectamente encamable. Se enamoraron y casaron, algo imperdonable para la familia del Norte. Solamente su hija Regina le escribió alguna que otra vez y fue por ella que se enteró del nacimiento de sus nietos. Los hijos varones nunca le escribieron. A un amigo sacerdote que viajó a Panamá, Luisa le encomendó que desde allí llamara a sus hijos por teléfono y le trajera noticias. El cura cumplió el encargo y recibió una respuesta descorazonadora. Le pidieron que le dijera a su madre que nunca volviera a molestarlos. La profecía de la gitana empezaba a cumplirse. Poco después se divorciaría y volvería a quedar sola en su casa.

La tía Luisa

En los 70 reapareció en su vida Marisabel, hija de Luis Mariano, a quien ella quiso como a una verdadera sobrina. Era una joven alta y muy gorda, sumamente inteligente, culta, también amante de los libros y los perros, cardiópata, que le haría compañía durante varios años. Con las visitas de otros jóvenes amigos de Marisabel, «la tía Luisa», como le decían, pudo tener momentos más pasaderos, mejores comidas y hasta alguna fiestecita, salidas al cine, a restaurantes y a las tiendas, viajes al interior del país… Matriculó en la escuela de idiomas del Vedado, donde se graduó de ruso —dominaba el inglés perfectamente— mientras Marisabel culminó los estudios de francés.

La espaciosa cocina se convirtió en el lugar de las tertulias; allí los más asiduos aprendían muchas buenas costumbres de Luisa y ampliaban su cultura gracias a las conversaciones, las películas y los libros que compartían. Los jóvenes se adaptaron a sus horarios, pues en la casa verde amanecía al mediodía y se desayunaba alrededor de las dos o tres de la tarde. Luego las labores comenzaban, por lo general, con la recogida de escombros desprendidos de los techos, algún «plan tareco» en cualquier habitación y trabajos de siembra o de desyerbe en el patio. Luisa cultivaba violetas africanas y mostraba particular predilección por los bonsáis. El acopio de agua en muchas vasijas era vital y tomaba horas. El motor estaba siempre roto y se gastaba mucha en limpieza y lavado. Otra tarea maratónica era la compra de carne para los perros, lo que requería de colas y más colas, porque nunca era suficiente. El freezer era solo para almacenar esa carne que Luisa hervía diariamente inundando la cocina con un olor desagradable, pero que los perros adoraban. Lo más importante allí eran los perros. Lake y Lupe —otros pastores alemanes, su raza preferida— Kira, una pinscher a la que solo le faltaba hablar, Frisky —terrier—, Poly —cocker spaniel— además de satos que encontraba por ahí y recogía, y, al final de sus años, los dobermann Sherekan y Bagueera y su descendencia.

No se almorzaba; a veces se hacía un té con algo al caer la tarde. Después de la comida y el fregado, se veía la televisión hasta el final de las transmisiones, hora en que podía comenzar un campeonato de damas chinas o el aprendizaje de tejidos. Luisa era especialista en frivolité. Había meriendas de madrugada, mientras Luisa y Marisabel tejían sin parar. Algunos amigos creían ver sombras o fantasmas y ella se reía, pues decía que, en efecto, los había.

La casa verdeLuisa fue feliz en la compañía de «sus sobrinos». Los de Oriente pasaban en la casa verde sus vacaciones en La Habana. Unos se iban y otros nuevos se incorporaban hasta que ella comenzó a padecer de un cáncer de pulmón que le provocó la muerte el 11 de junio de 1999. Marisabel la sobrevivió solamente seis meses justos; falleció el 11 de enero del año siguiente, a la edad de 49 años a causa de un infarto. Al no tener descendencia y no contar con otro familiar que una medio hermana sin posibilidades de heredar, el inmueble quedó abandonado.

Algunos lectores, con motivo de la apertura de la edificación como centro promotor de la arquitectura moderna y contemporánea, me pidieron que escribiera sobre la casa verde. Estas son las dos o tres cosas que yo sé de ella.

Tomado de

http://www.juventudrebelde.cu/

Portal de Histología 24 de octubre del 2010

 

2 responses so far

Sábado 23 / octubre / 2010

Juramento hipocrático

Filed under: General — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 23rd, 2010 — 23:53

 

“JURO POR APOLO médico y por Asclepio y por Higía y por Panacea y todos los dioses y diosas, poniéndoles por testigos, que cumpliré, según mi capacidad y mi criterio, este juramento y declaración escrita:

TRATARÉ al que me haya enseñado este arte como a mis progenitores, y compartiré mi vida con él, y le haré partícipe, si me lo pide, y de todo cuanto le fuere necesario, y consideraré a sus descendientes como a hermanos varones, y les enseñaré este arte, si desean aprenderlo, sin remuneración ni contrato.

Y HARÉ partícipes de los preceptos y de las lecciones orales y de todo otro medio de aprendizaje no sólo a mis hijos, sino también a los de quien me haya enseñado y a los discípulos inscritos y ligados por juramento según la norma médica, pero a nadie más.

Y ME SERVIRÉ, según mi capacidad y mi criterio, del régimen que tienda al beneficio de los enfermos, pero me abstendré de cuanto lleve consigo perjuicio o afán de dañar.

Y NO DARÉ ninguna droga letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré un tal uso, y del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente.

Y NO CASTRARÉ ni siquiera (por tallar) a los calculosos, antes bien, dejaré esta actividad a los artesanos de ella.

Y CADA VEZ QUE entre en una casa, no lo haré sino para bien de los enfermos, absteniéndome de mala acción o corrupción voluntaria, pero especialmente de trato erótico con cuerpos femeninos o masculinos, libres o serviles.

Y SI EN MI PRÁCTICA médica, o aun fuera de ella, viviese u oyere, con respeto a la vida de otros hombres, algo que jamás deba ser revelado al exterior, me callaré considerando como secreto todo lo de este tipo. Así pues, si observo este juramento sin quebrantarlo, séame dado gozar de mi vida y de mi arte y ser honrado para siempre entre los hombres; más, si lo quebranto y cometo perjurio, sucédame lo contrario”.

 

No responses yet

Sábado 2 / octubre / 2010

Tres pintores y una época: Rafael, Miguel Ángel y Leonardo

Filed under: General — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 2nd, 2010 — 18:13

 Rafael Sanzio de Urbino

Rafael. AutorretratoRaffaello Sanzio, también conocido como Rafael de Urbino o simplemente Rafael (Urbino, 6 de abril de 1483 – Roma, 6 de abril de 1520), fue un pintor y arquitecto italiano del Renacimiento. Es célebre por la perfección y gracia de sus pinturas y dibujos. Junto con Miguel Ángel y Leonardo da Vinci forma el trío de los grandes maestros del período. Murió el día en que cumplía los treinta y siete años, y nació y murió en Viernes Santo.  A pesar de su muerte prematura fue inmensamente productiva, creando así, una inusual pero gran colección de pinturas, a cual en gran parte se conserva, sobre todo en los Museos Vaticanos. Estos albergan Las Estancias de Rafael, que fue el trabajo central y a la vez, el más grande de su carrera, quedando sin terminar a causa de su muerte. Después de sus años de juventud en Roma, gran parte de su obra, a pesar de haber sido diseñada por él fue ejecutada por su taller, con una considerable pérdida de calidad. Ejerció una gran influencia en su época, aunque fuera de Roma su obra fue conocida sobre todo a través de la producción que hicieron los talleres de grabado que colaboraban con él. Después de su muerte, la influencia de su principal rival, Miguel Ángel, fue más intensa hasta los siglos XVIII y XIX, cuando las cualidades más serenas y armoniosas de Rafael fueron consideradas de nuevo como un modelo superior.

La FornarinaSu carrera se dividió de manera natural en tres fases y tres estilos, descritos así por Giorgio Vasari: sus primeros años en Umbría, el periodo posterior de cuatro años en Florencia (1504-1508), donde absorbió las tradiciones artísticas de la ciudad, y finalmente su último y triunfal período de doce años en Roma, trabajando para los papas y su corte. Rafael nació en Urbino (una pequeña ciudad de la Italia central), en la región de Marcas, muy importante desde el punto de vista artístico, donde su padre Giovanni Santi era pintor de la corte del duque. La reputación de la corte había sido establecida por Federico da Montefeltro, un condotiero que había sido nombrado duque de Urbino por el papa Sixto IV  (Urbino formaba parte de los Estados Pontificios) y que murió el año anterior al nacimiento de Rafael. Los intereses de la corte de Federico eran más bien literarios y no artísticos, pero Giovanni Santi era poeta, además de pintor, y había escrito una crónica con rimas acerca de la vida de Federico y escribía y hacía los decorados de las mascaradas para el entretenimiento de la corte.

San Juan soportado por dos ángeles. Rafael quedó huérfano desde muy temprana edad, quedando a cargo de un tío sacerdote y de la madrastra, la cual contribuyó a que mantuviera el taller de su padre. Durante toda su vida, Rafael se hizo de un gran círculo de amigos, lo que ha sido uno de los factores que han contribuido a dar una falsa impresión de una carrera artística fácil. Sin embargo, no recibió una completa educación humanística, por lo tanto no se sabe con claridad si leía fácilmente en latín.

En Urbino tuvo la oportunidad de conocer la obra de Paolo Uccelli, el precedente pintor de la corte († 1475), y de Luca Signorelli, quien hasta el año 1498 residió y trabajó en la próxima Città di Castello.

Los historiadores modernos están de acuerdo en que Rafael trabajó al menos como ayudante de Perugino desde alrededor de 1500; la influencia de Perugino en las primeras obras de Rafael es muy evidente.  Aparte de la similitud estilística, sus técnicas eran también muy similares, por ejemplo en la densa aplicación de la pintura, con el uso de un medio a base de barniz, en las sombras y los adornos oscuros, pero con una aplicación más ligera en las partes de carne. Un exceso de resina en el barniz ha causado a menudo grietas en áreas de las pinturas de ambos maestros. Se considera que en el año de 1501 Rafael era un maestro de pleno derecho, completamente formado.

Busto de ángel, fragmento del cuadro La coronación de San Nicolás de Tolentino. Brescia.Rafael llevó una vida de “nómada”, trabajando en distintos lugares del norte de Italia, pero pasando una buena parte de su tiempo en Florencia, quizás desde el año 1504.

Rafael realiza alrededor de 185 obras pintadas, telas y frescos, explicándose tal cifra por la institución renacentista del taller formado por ayudantes.

  

 Primeras obras

Resurrección de Cristo. Sao Paolo. Brasil

·         La resurrección de Cristo (Resurrección Kinnaird) (1499-1502) – Óleo sobre tabla, 52 x 44 cm, Museo de Arte de São Paulo, São Paulo, Brasil

  • Ángel (fragmento del Retablo Baronci) (1500-1501) – Óleo sobre tabla, 31 x 27 cm, Pinacoteca Civica Tosio Martinengo, Brescia, Italia
  • Ángel (fragmento del Retablo Baronci) (1500–1501 – Óleo sobre tabla, 57 x 36 cm, Louvre, París
  • Sagrada Familia con la Virgen del Velo (1500-1510) – Museo de Capodimonte, Nápoles

·    San Sebastián (1501-1502), una de las primeras obras de Rafael, de influencia perugianesca

San Sebastián. Bergamo. Carrara

  • San Sebastián (1501-1502) – Óleo sobre tabla, 43 x 34 cm, Accademia Carrara, Bérgamo
  • La coronación de la Virgen (Retablo Oddi) (h. 1501-1503) – Óleo sobre lienzo, 267 x 163 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
  • La Anunciación (Predela del Retablo Oddi) (h. 1501-1503) – Óleo sobre lienzo, 27 x 50 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
  • La Adoración de los Magos (Retablo Oddi) (h. 1501-1503) – Óleo sobre lienzo, 27 x 150 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
  • La presentación en el templo (Predela del Retablo Oddi) (h. 1501-1503) – Óleo sobre lienzo, 27 x 50 cm, Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticano, Roma
  • Virgen Solly (Virgen con el Niño) (1500-1504) – Óleo sobre tabla, 53 x 38 cm, Gemäldegalerie de Berlín
  • Crucifixión Mond (Retablo de Città de Castello) (1501–1503) – Óleo sobre tabla, 281 x 165 cm, National Gallery, Londres
  • Las Gracias (h. 1501-1505) – Museo Condé, Chantilly, Francia

 

 

 

 

 

No responses yet

Sábado 2 / octubre / 2010

Curiosidades históricas

Filed under: General,Misceláneas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 2nd, 2010 — 17:52

La “primera agresión bacteriológica” que registra la Historia: las epidemias de Europa en América.

Los  europeos  contagiaron a los indígenas con varios virus: murieron 70 millones de indios americanos.

 

Arma biológica  es cualquier patógeno, bacteria, virus u otro organismo,  que se utiliza como instrumento, medio o máquina destinado a atacar o a defenderse.  

El arma biológica puede estar destinada a matar, discapacitar o impedir seriamente a un  individuo como a localidades enteras.

La guerra bacteriológica se remonta a muchos años antes de que el hombre tuviera conciencia de la utilización de un patógeno como arma y de los daños tan inhumanos que pudieran causar el empleo de este tipo de recurso bélico.

La conquista de América por las potencias europeas en los siglos XV y XVI de n.e., y la pérdida de tantas vidas humanas que trajo  aparejada,  son un ejemplo de ello.

El exterminio que los conquistadores provocaron involuntariamente (de todos es conocido la falta de higiene que imperaba en las cortes europeas de esa época)  con la importación de enfermedades epidémicas  como la peste,  viruela, influenza y tuberculosis  entre otras, que eran desconocidas  en América y para las cuales el organismo de los indígenas no estaba preparado y era totalmente indefenso.

También enfermedades infantiles como el  sarampión, la difteria, se transformaban rápidamente, en epidemias mortales, incluso para los adultos.

Con  razón se ha  afirmado, que en la guerra de conquista del continente americano más letal que la espada, el arcabuz y el caballo, lo fueron las epidemias. 

Para tener una idea de la catástrofe demográfica provocada por las enfermedades introducidas por los conquistadores, en el continente americano, basten unas pocas cifras  citadas por estudiosos modernos, tal y como aparecen en un folleto impreso dedicado a los 500 años de la Conquista de América.

“En el 1500 la Tierra estaba poblada por cerca de 400 millones de hombres, 80 de los cuales habitaban en América. Cerca de 50 años después del primer encuentro de Colón con los indios americanos, los 80 millones se habían reducido a 10. Ninguna de las grandes masacres de la historia, al menos aquellas de nuestro siglo, pueden ser igualadas a los estragos causados en la América por las enfermedades importadas de Europa”.

William H. McNeill, historiador canadiense,  en su libro Plagas y Pueblos, expresó: “La reducción de los indios americanos, asumió proporciones inimaginables para nosotros que vivimos en una época en la que las enfermedades epidémicas tienen tan gran relieve que bajo las frías estadísticas elaboradas por los estudiosos actuales, yacen inmensos e infinitos sufrimientos humanos”.

La desnutrición, la reducción a la esclavitud, el maltrato, las duras condiciones de trabajo, la destrucción de las tradiciones, y otros factores negativos,  anularon las  débiles defensas de los indios  contra las infecciones,  aumentando la mortalidad que unido a la disminución de la natalidad, causó la pérdida en cantidades abrumadora de los indios de nuestro continente.

Una cosa es cierta: “Los conquistadores consideraban las epidemias una de sus armas”, escribe otro historiador búlgaro, Tzvetan Todorov, según nos refiere la misma publicación: “ No conocían los secretos de la guerra bacteriológica, pero el hecho de que los americanos muriesen como moscas, era la prueba  de que Dios estaba de parte de los conquistadores.  Y los propios indios se convencieron pronto que las enfermedades epidémicas eran una forma de castigo divino, particularmente temible e inequívoco. Tanto más cuando los españoles aparentaban ser inmunes, porque habían adquirido cierta inmunidad natural”.

Un vehículo de contagio entre otros muchos, fueron  los religiosos cuando imponían las manos a los bautizantes, no por gusto el Papa Juan Pablo II, pidió perdón por todos los sufrimientos  y horrores causados en nombre de la Iglesia en los días de la Conquista.

Américo Vespucio se encuentra con los indios americanos. Detras un enterramiento.

 

Agradecimientos a Manuel Vaillant, por las sabias correcciones.

Referencias bibliográficas:

La guerra biológica en América. Consultado en:

www.taringa.net/posts/info/…/Guerra-biológica-en-América.html

www.ucv.cl/…/X%20Jornada%20de%20Historia%20de%20Chile.pdf

en.wikipedia.org/wiki/William_Hardy_McNeill

www.anthroblogs.org/…y…/tzvetan_todorov/ la conquista del otro: la cuestión de america

Cesare Capone. Le epidemia pórtate dall´Europa. Sulle orme di Colombo. Oggi Atlante (1492-1992). Progetto Colombo, 1992.

Arma biológica. http://es.wikipedia.org/wiki/Arma_biol%C3%B3gica.

Grandes eventos noticiosos: Discursos de  Juan Pablo II y  Fidel Castro Ruz, con motivo de la visita de su Santidad a Cuba en Enero del 1998

http://www.nnc.cubaweb.cu/eventos/discupapa1.htm

 

Belén Z. Iglesias Ramírez

Editora sitio de Histología

Agosto del 2009

 

No responses yet

Sábado 2 / octubre / 2010

Luisa M. Pardo Suárez

Filed under: General,Mujeres en la ciencia,Sociedad cubana de Ciencias Morfológicas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 2nd, 2010 — 17:49

luisapardo3“Tendría la mujer que esperar la instauración de esa república neocolonial para poder llegar a ser profesora universitaria. La primera fue Luisa Pardo Suárez  que, graduada de Doctor en Medicina en 1904, al año siguiente era Ayudante en el Laboratorio de Histología Patológica. De Luisa Pardo no hemos encontrado su expediente docente; en su expediente administrativo se encuentra con fecha 31 de octubre de 1904, una comunicación del Rector al Secretariado de Instrucción Pública de la  flamante República, consultándole si en razón de su sexo puede ser ella nombrada. La respuesta dice que no se ofrece reparo alguno que ofrecer a dicha propuesta, por lo que puede tomar  posesión de su cargo, y trabajó  en la universidad hasta los años treinta en distintos cargos en el departamento de Histología normal e histología patológica”. 

Tomado de:

Nuestras primeras universitarias.  Dra. María Dolores Ortíz
Educación Superior No 1-1985 (No. 289-3-87 de Alma Mater)

http://www.almamater.cu/sitio%20nuevo/sitio%20viejo/webalmamater/2007/univers%2007/abril/mujeres.html

Otros datos con referencia a la Dra. Luisa Pardo Suárez aparecen en el expediente administrativo del Dr. Ángel Arturo Aballí, con el que coincidió en el mismo departamento en los años 1905 y 1906.

·         Por Resolución Rectoral de 21 de septiembre de 1905 se confirman en sus cargos de Ayudantes Graduados, en virtud de ejercicios de oposición, los doctores: Luisa Pardo Suárez, Histología Normal; Ángel A. Aballí, Anatomía e Histología Patológicas; Clemente Inclán, Bacteriología y Patología Experimental; Raimundo de Castro, Higiene y Medicina Legal; Juan Díaz de Villegas, Microscopía y Química Clínica; Francisco Hernández, Fisiología y Antonio M. Valdés Dapena, Terapéutica.

  • Por Resolución Rectoral de 14 de septiembre de 1906 fueron confirmados por oposición en sus cargos de Ayudantes Graduados los doctores Luisa Pardo, Ángel A. Aballí, Clemente Inclán, Raimundo de Castro, Juan Díaz de Villegas, Francisco Hernández, Antonio M. Valdés Dapena, Francisco Suárez Gutiérrez, Luis F. Rodríguez Molina y Francisco Busquet. Como el doctor Aballí seguía interinamente como Profesor Auxiliar de Clínica Infantil fue nombrado provisionalmente en su plaza, por esta Resolución, el doctor Valentín Castanedo y Sansores.

Tomado de: Dr. Ángel Arturo Aballí Arellano*. Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. 4926. Resumen del expediente administrativo en la Universidad de La Habana escrito por el Dr. Gregorio Delgado García. Se respeta la ortografía del original (G.D.G.).

 Foto cortesía de la Sra. Hilda Escalón, nieta de la Dra. Luisa M. Pardo Suárez 

Continuamos recopilando datos de Luisa Pardo Suárez.  

1 de septiembre del 2009

MSc. Belén Z. Iglesias Ramírez,

No responses yet

Sábado 2 / octubre / 2010

Proverbios y frases 3

Filed under: General,Misceláneas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 2nd, 2010 — 17:11

“El secreto del éxito en la vida del hombre consiste en estar dispuesto para aprovechar la ocasión que se le depare”

Benjamín Disraeli.

Benjamín Disraeli, nació en Londres el 21 de diciembre de 1804, en el seno de una familia judía sefardí* de origen italiano. Conocido como el Conde de Beaconsfield o Lord Beaconsfield, fue un político y escritor británico, que fue Primer Ministro del Reino Unido (1868, 1874-1880). Disraeli mostró siempre la cualidad de ser agradable y extremadamente culto, lo que le granjeó simpatías de muchos de sus contemporáneos,

Profundamente británico y anglófilo, sus orígenes judíos resultarían en ocasiones, tema de descrédito tanto en su entorno social como el político, pero para él era motivo de gran orgullo.

Si bien la carrera de Benjamín Disraeli como escritor resultaría un tanto marginal a su carrera política, sus libros serían particularmente recordados por que lograron gran éxito editorial no solo en Inglaterra, sino también en el resto de Europa, cuestión en la que influiría mucho su reputación como político. Sus novelas constituyen descripciones de la sociedad británica y al mismo tiempo una expresión del pensamiento político y religioso de su autor. Entre las novelas más importantes de Benjamín Disraeli encontramos “Coningsby”, “Cibyll” y las más conocida e importante de todas “Vivian Grey”.

Disraeli se caracterizaría en su haber político como una extensión de su carrera de escritor. Sus discursos, llenos de dramatismo y envueltos en una oratoria cuidadosamente desarrollada, constituirían una de sus armas más notables.

Benjamín Disraeli cultivaría una relación sumamente cercana con la reina Victoria I, la cual se vería incrementada con la muerte de su esposa el 15 de diciembre de 1872. La reina Victoria le otorgó el título nobiliario de conde de Beaconsfield. La reina tenía gran cariño por su primer ministro, le admiraba y le consideraba su mejor consejero y a su muerte ocurrida el 18 de abril de 1881 le mandó a construir un monumento en el que rezan las palabras:

“Los Reyes aman a quien habla con acierto” (Salmo XVI, 13).

*Glosario:

Sefardí: Judíos oriundos de España, o de los que, sin proceder de España, aceptan las prácticas especiales religiosas que en el rezo mantienen los judíos españoles. Dialecto sefardí: Dialecto judeoespañol.

 25 de diciembre del 2009

Referencias:

Benjamin Disraeli. www.britannia.com/bios/disraeli.html

Wikipedia. Enciclopedia libre. Benjamin Disraeli.

Benjamin Disraeli. Encarta 2009. Microsoft Corporation Student Encarta. 2009

No responses yet

Sábado 2 / octubre / 2010

Reflexiones basadas en Alejandro Magno

Filed under: General — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 2nd, 2010 — 16:53

“Al morir nada material te llevas, aunque creo que las buenas acciones son una especie de cheques de viajero”.

“El TIEMPO” es el tesoro más valioso que tenemos porque es LIMITADO. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo…

“Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar”.

“El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo y siempre se le regala a la familia ó a un buen amigo”. 

 

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro Magno convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

1 – Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los  mejores médicos de la época.

2 – Que los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba, y…

3 – Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, a la vista de todos.

Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.

Alejandro le explicó:

1 – Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos NO tienen, ante la muerte, el poder de curar.

2 – Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

3 – Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos, cuando se nos termina el más valioso tesoro que es el tiempo.

 Coolaboración Dr Andrés Dovale Borjas

Alejandro III el Magno (356­323 a.C.), rey de Macedonia (336­323 a.C.), conquistador del Imperio persa, y uno de los líderes militares más importantes del mundo antiguo.

Alejandro fue uno de los mayores conquistadores de la historia, destacó por su brillantez táctica y por la velocidad con la que cruzó grandes extensiones de terreno. Aunque fue valiente y generoso, supo ser cruel y despiadado cuando la situación política lo requería, aunque cometió algunos actos de los que luego se arrepintió, caso del asesinato de su amigo Clito en un momento de embriaguez. Como político y dirigente tuvo planes grandiosos; según muchos historiadores abrigó el proyecto de unificar Oriente y Occidente en un imperio mundial, una nueva e ilustrada hermandad mundial de todos los hombres. Hizo que unos 30.000 jóvenes persas fueran educados en el habla griega y en tácticas militares macedónicas y les alistó en su Ejército. Él mismo adoptó costumbres persas y se casó con mujeres orientales: con Estatira (o Stateira; que murió hacia el 323 a.C.), la hija mayor de Darío III, y con Roxana (que murió hacia el 311 a.C.), hija del sátrapa de Bactriana Oxiartes; además animó y sobornó a sus oficiales para que tomaran esposas persas. Poco después murió. Alejandro ordenó que las ciudades griegas le adoraran como a un dios. Aunque probablemente dio la orden por razones políticas, según su propia opinión y la de sus contemporáneos, se le consideraba de origen divino. Tras su muerte, la orden fue en gran parte anulada.

Para unificar sus conquistas, Alejandro fundó varias ciudades a lo largo de su marcha, muchas se llamaron Alejandría en honor a su persona; estas ciudades estaban bien situadas, bien pavimentadas y contaban con buenos suministros de agua. Eran autónomas pero sujetas a los edictos del rey. Los veteranos griegos de su Ejército al igual que soldados jóvenes, negociantes, comerciantes y eruditos se instalaron en ellas y se introdujo la cultura y la lengua griega. Así, Alejandro extendió ampliamente la influencia de la civilización griega y preparó el camino para los reinos del periodo helenístico y la posterior expansión de Roma.

Fuentes

Microsoft Encarta 2008. 1993-2007 Microsoft Corporation. 

Wikipedia Enciclopedia libre

Colaboración: Karina Medina

publicado en Curiosidades históricas el 26 de enero del 2009

La unión hace la fuerza. Esopo

 Esopo (620-560 a.C.), antiguo fabulista griego, se supone que fue un esclavo liberado de Frigia. Su nombre se relaciona con fábulas de animales, transmitidas por tradición oral desde hace muchísimo tiempo. Las fábulas de animales forman parte de la cultura común de los pueblos indo-europeos y tal vez constituyan la colección de fábulas más leídas de la literatura mundial. Muchas de las fábulas de Esopo fueron reescritas en verso por el poeta griego Babrio, probablemente en los siglos I y II a.C., y en latín por el poeta romano Fedro en el siglo I d.C. La colección que actualmente lleva el nombre de Esopo consiste, en su mayor parte, en paráfrasis posteriores de las fábulas de Babrio. Su escritura influiría considerablemente en escritores posteriores, como es el caso del poeta francés del siglo XVII Jean de La Fontaine y del español Félix María de Samaniego, del XVIII.

El saber y la razón hablan, la ignorancia y el error, gritan. 

Arturo Graf (1848-1913); escritor y poeta italiano.     

Arturo Graf (Atenas, 1848 – Turín, 1913), poeta italiano de ascendencia alemana.

Arturo Graf nace en Atenas, de padre alemán y madre italiana. En 1851 se traslada a Trieste con la familia y a la muerte del padre va a vivir a Braila, Rumania, en la casa de un tío. Regresa a Italia en 1863, en Nápoles, se gradúa de leyes en 1870.

Fue profesor de literatura italiana en Roma hasta el año 1882 en que se le nombró profesor de la universidad de Turín. Entabló amistad con Ernesto Monaci

Fundó el Giornale della letteratura italiana, y sus trabajos incluyen valiosas críticas literarias, aunque es mejor conocido como poeta. Sus libros de poesía –Poesie e novelle (1874), Dopo il tramonto versi (1893)– le otorgaron un alto lugar entre los escritores líricos de su país.

La obra poética de Graf está plena de la atmosfera de las leyendas medievales del primer romanticismo,  de las cuales fue estudioso, con  meditación sobre la nuerte, los males del mundo, la visión de paisajes solitarios y trágicas existencias que muy amenudo se vuelven macabras.

Wikipedia. Enciclopedia libre

“Estamos tejidos con idéntica tela que los sueños y nuestra corta vida se cierra con un sueño”.

Shakespeare

Próspero, personaje central de “La tempestad” (1611)

La Tempestad es considerada por muchos como el testamento de William Shakespeare, debido a que fue probablemente su última obra. Se representó por primera vez en 1611 y tuvo una segunda puesta en escena hacia febrero de 1613, con el motivo de celebrar la boda de Isabel Estuardo, hija del rey Jacobo I, con el príncipe Frederick de Heidelberg. Muchos paralelismos encuentran su correspondencia con las personalidades más destacadas del período jacobeo. Otro dato que se ve reflejado en la tarea shakespeariana, es el interés del rey por cuestiones relacionadas a la magia y a la brujería. Estas prácticas eran consideradas un tabú en la época que nos ocupa, y fe de ello nos brindan algunos documentos en los que constan la quema de mujeres, generalmente en hogueras, entre los siglos XVI y XVIII. En este sentido, Jacobo I sentenciaba a muerte a todas aquellas personas que estuvieran bajo sospecha de llevar a cabo tales acciones. La temática de La Tempestad no podría menos, entonces, que manifestarse en un monarca, Próspero, interesado en acabar con el maleficio de una vieja bruja, que acechaba con irrumpir en el orden social de la isla. La Tempestad, si bien no es ajena al momento histórico en la que fue compuesta, tampoco se ajusta en su totalidad al paradigma romántico de la época. Su trama, la estructura y los personajes son confusos, dando lugar a un gran número de interpretaciones por parte de la crítica tradicional. Esta obra se escribió cuando comenzó la colonización británica de norteamérica. Esto se observa constantemente en la obra. Una de sus lecturas críticas observa a Calibán, como el amerindio colonizado y esclavizado. Aquel a quien privan de sus tierras y le imponen una lengua extraña. Es este paralelismo que sugiere dicho personaje, el que provoca muy distintas reacciones en la audiencia, dependiendo de la época en que se ha interpretado. Si bien, hoy en día, la audiencia tiende a simpatizar con Caliban, por el maltrato injusto que padece; es muy difícil que le ocurriese lo mismo a la audiencia que tuvo Shakespeare en su tiempo. Entonces los ingleses tenían una imagen muy distinta de los pueblos indios. Era común ver a los amerindios como salvajes primitivos, poco más que animales. A pesar de dicho cambio de apreciación en el público, éste no ha provocado un rechazo de la obra en la audiencia, sino nuevas interpretaciones de la misma. Además, el asentamiento de las primeras colonias suscitó una inquietud literaria en autores como Tomás Moro o Montaigne. Tal es el ejemplo de Utopía, donde Moro describe una sociedad ideal.

William Shakespeare nació en Stratford-upon-Avon, Inglaterra en el mes de abril, suponiéndose por la fecha de su bautismo que fué el 26 de abril de 1564, fué un dramaturgo, poeta y actor inglés, conocido en ocasiones como el Bardo de Avon, Shakespeare es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal. Muchos lo consideran el mayor dramaturgo de todos los tiempos. Sus piezas se han representado más veces y en mayor número de naciones que las de cualquier otro escritor. Murió el 23 de abril de 1616. Los restos de Shakespeare fueron sepultados en el presbiterio de la iglesia de la Santísima Trinidad (Holy Trinity Church) de Stratford. El honor de ser enterrado en el presbiterio, cerca del altar mayor de la iglesia, no se debió a su prestigio como dramaturgo, sino a la compra de un diezmo de la iglesia por 440 libras (una suma considerable en la época). El monumento funerario de Shakespeare, erigido por su familia sobre la pared cercana a su tumba, lo muestra en actitud de escribir, y cada año, en la conmemoración de su nacimiento, se le coloca en la mano una nueva pluma de ave. Era costumbre en esa época, cuando había necesidad de espacio para nuevas sepulturas, vaciar las antiguas, y trasladar sus contenidos a un osario cercano. Tal vez temiendo que sus restos pudieran ser exhumados, según la Enciclopedia Británica, el propio Shakespeare habría compuesto el siguiente epitafio para su lápida:

Buen amigo, por Jesús, abstente

de cavar el polvo aquí encerrado.

Bendito sea el hombre que respete estas piedras,

y maldito el que remueva mis huesos.

Una leyenda afirma que las obras inéditas de Shakespeare yacen con él en su tumba. Nadie se ha atrevido a comprobar la veracidad de la leyenda, tal vez por miedo a la maldición del citado epitafio.

 “La vida es puro ruido entre dos silencios abismales. Silencio antes de nacer, silencio después de la muerte.”

 

 
 

 

 

 

 
 
 

 

 

  • “El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla”

  • ” He sido forastera durante casi toda mi vida, condición que acepto porque no me queda alternativa.”

  • “Vengo del llamado Tercer Mundo (¿cuál es el Segundo?)”

Isabel Allende (Lima 1942)

Isabel Allende (1942- ), novelista y periodista chilena nacida en Lima (Perú), ciudad donde su padre se encontraba destinado como diplomático.

Asistió a diversos colegios privados y viajó por varios países antes de regresar a Santiago para concluir sus estudios y trabajar en la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Posteriormente emprendió otras actividades; como periodista, escribió artículos sobre temas sumamente polémicos y además hizo cine y televisión.

   Isabel Allende se exilió en 1973 y buscó refugio en Caracas, cuando su tío Salvador Allende, presidente de Chile, fue derrocado durante el golpe militar encabezado por el dictador fascista Augusto Pinochet Ugarte.

En el exilio escribió su primera novela La casa de los espíritus (1982), una crónica familiar ambientada en el torbellino de cambios políticos y económicos acontecidos en Latinoamérica. La novela fue bien acogida por la crítica, que vio en ella ciertos elementos propios del realismo mágico, una técnica literaria que consiste en mezclar lo real con lo sobrenatural y cuyo principal exponente es el novelista colombiano galardonado con el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Esta novela fue llevada al cine por el director danés Bille August.

 Isabel Allende continuó su exploración sobre cuestiones personales y políticas en sus dos siguientes novelas De amor y de sombra (1984) y Eva Luna (1987), y en la colección Cuentos de Eva Luna (1992). Ha sido una de las primeras novelistas latinoamericanas que ha alcanzado fama y reconocimiento a escala mundial. Su exilio concluyó en 1988, cuando los chilenos derrotaron en las urnas a Pinochet y eligieron un presidente democrático. En 1995 publicó Paula, un libro de recuerdos dedicado a su hija, y Afrodita. Cuentos, recetas y otros afrodisiacos, curioso ensayo en el que combina la gastronomía y la literatura.

   Desde la publicación en 1982 de La casa de los espíritus, sus novelas y cuentos han alcanzado gran éxito de ventas, trascendiendo las fronteras del ámbito de la lengua castellana. Entre su obra narrativa destacan Eva Luna, Paula y El plan infinito. Su última novela publicada es Retrato en sepia (2000).

   Con La casa de los espíritus comienza el empeño de Isabel Allende por rescatar la memoria del pasado, mediante la historia de tres generaciones de chilenos desde comienzos del siglo XX hasta la década de los setenta. El eje de la saga lo constituye Esteban Trueba, un humilde minero que logra prosperar a base de tenacidad y se convierte en uno de los más poderosos terratenientes. Tras su matrimonio frustrado con Rosa, que muere envenenada por error, se casa con otra hermana, Clara, incompetente para las cosas de orden doméstico pero dotada de una extraña clarividencia: es capaz de interpretar los sueños y de predecir el futuro con sorprendente exactitud. La brutalidad de Esteban, hombre lujurioso y de mal carácter, irá minando un matrimonio difícilmente conciliable y los conflictos se extenderán también a sus hijos y nietos.

   La novela recorre, con el paso de los años, la evolución de los cambios sociales e ideológicos del país, sin perder de vista las peripecias personales -a menudo misteriosas- de la saga familiar.

   Entrarán en escena los avances tecnológicos, la mudanza en las costumbres, las «nuevas ideas» socialistas y de emancipación de la mujer, el espiritismo y los fantasmas, hasta desembocar en el triunfo socialista y el posterior golpe militar. Estas convulsiones afectarán a la familia de Esteban Trueba -cuyos miembros poseen siempre algún rasgo extravagante y desmedido- con distintos matices de dramatismo y violencia. El viejo terrateniente envejece y, con él, una forma de ver el mundo basada en el dominio, el código de honor y la venganza. La casa de los espíritus fue llevada al cine por Bille August en 1993. Antonio Banderas, Meryl Streep, Glenn Close, Winona Ryder y Jeremy Irons encarnaron a los personajes principales.

Tomado de

Biblioteca Digital de Literatura Universal http://www.bibliodigital.sld.cu

Informamos a nuestros usuarios que varios libros de está autora pueden ser descargados del sitio de la Biblioteca digital de literatura universal.

1ro de diciembre del 2010

Mario Benedetti. 

La gente que me gusta

 

 

 

 
 
 

Imposible ganar sin saber perder.

Imposible andar sin saber caer.

Imposible acertar sin saber errar.

Imposible vivir sin saber revivir.

La gloria no consiste en no caer nunca, si no mas bien en     levantarse todas las veces que sea necesario.

Bien aventurados aquellos que ya consiguieron recibir con la misma naturalidad el ganar o el perder, el acierto y el error, el triunfo y la derrota…

 Nació Benedetti el 14 de septiembre de 1920 en Paso de los Toros, en el departamento de Tacuarembó. Estudió en el Colegio Alemán de Montevideo y en el Liceo Miranda. Entre 1938 y 1941 residió en Buenos Aires. En 1945 regresó a Montevideo y entró a formar parte del equipo de redacción del semanario Marcha. A partir de este momento compartiría su labor periodística en distintos periódicos y revistas literarias, como Marginalia, de la que sería director, o Número, una de las publicaciones sobre literatura más prestigiosas de la época, con la edición de sus primeros trabajos literarios: el poemario La víspera indeleble (1945); Peripecia y novela (1948), un volumen de ensayos; su primer libro de cuentos, Esta mañana (1949), y la novela Quién de nosotros (1953).

En 1957 viaja por primera vez a Europa, como corresponsal de Marcha y El Diario, y en 1959, a Estados Unidos. Realiza, asimismo, varias visitas a Cuba, donde, en 1968, funda el Centro de Investigaciones Literarias de Casa de las Américas. En 1971 es nombrado director del Departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de Montevideo. Tras el golpe militar de 1973, sufrió exilio en Buenos Aires, Lima, La Habana y España, donde, en 1982, comenzaría a colaborar con el diario El País. Al restaurarse la democracia en Uruguay en 1985, volvió a su país. Allí entró a formar parte de la revista Brecha, como continuación del proyecto de Marcha. En la actualidad alterna su residencia entre Madrid y Montevideo.

Referencias:

es.wikipedia.org/wiki/Mario Benedetti.

www.elcastellano.org/benedett.html 

 Eureka

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arquímedes de Siracusa

Arquímedes de Siracusa nació en el año 287 a.C, en el puerto marítimo de Siracusa (Sicilia, Italia), ciudad que en aquel tiempo era una colonia de la Magna Grecia. Fue matemático, físico, ingeniero, inventor y astrónomo. Aunque se conocen pocos detalles de su vida, es considerado uno de los científicos más notables de la antigüedad. Entre sus avances en física se encuentran sus fundamentos en hidrostática, estática y la explicación del principio de la palanca. Es reconocido por haber diseñado innovadoras máquinas, incluyendo armas de asedio y el tornillo de Arquímedes, que lleva su nombre. Experimentos modernos han probado las afirmaciones de que Arquímedes llegó a diseñar máquinas capaces de sacar barcos enemigos del agua o prenderles fuego utilizando una serie de espejos.

Arquímedes, se considera el más grande matemático de la antigüedad, y uno de los más grandes de la historia. Usó el método de exhausción para calcular el área bajo el arco de una parábola con la sumatoria de una serie infinita, y dio una aproximación extremadamente precisa del número Pi. También definió la espiral que lleva su nombre, fórmulas para los volúmenes de las superficies de revolución y un ingenioso sistema para expresar números muy largos.

Murió durante el sitio de Siracusa (214-212 a. C.), cuando fue asesinado por un soldado romano, a pesar de las órdenes de que no debía ser dañado. Cicerón describe haber visitado la tumba de Arquímedes, sobre la que se había colocado una esfera inscrita dentro de un cilindro. Probó que la esfera tiene dos tercios de volumen y superficie del cilindro (incluyendo las bases de estos), lo cual consideró el más grande de sus descubrimientos matemáticos.

A diferencia de sus inventos, los escritos matemáticos de Arquímedes no fueron muy conocidos en la antigüedad. Los matemáticos de Alejandría lo leyeron y lo citaron, pero la primera compilación integral de su obra no fue realizada hasta c. 530 d. C. por Isidoro de Mileto. Los comentarios de las obras de Arquímedes escritas por Eutocio en el siglo VI las abrieron por primera vez a un público más amplio. Las relativamente pocas copias de trabajos escritos de Arquímedes que sobrevivieron a través de la Edad Media fueron una importante fuente de ideas durante el Renacimiento, mientras que el descubrimiento en 1906 de trabajos desconocidos de Arquímedes en el Palimpsesto de Arquímedes ha ayudado a comprender cómo obtuvo sus resultados matemáticos.

La frase más corta que ha trascendido a la Historia, no por la invención en sí, sino por la frase, fue “Eureka”. Arquímedes inventó un método para determinar el volumen de un objeto con una forma irregular. Cuando Arquímedes, durante el baño, se dio cuenta del descubrimiento, se dice que salió corriendo desnudo por las calles, y que estaba tan emocionado por su hallazgo que olvidó vestirse. Según el relato, en la calle gritaba “¡Eureka!” (en griego antiguo: εὕρηκα, que significa “¡Lo he encontrado!)”

Glosario:

El método de exhausción es un procedimiento geométrico-matemático de aproximación a un resultado, con el cual, al avanzar el cálculo, aumenta el grado de precisión.

Marco Tulio Cicerón: Fue un jurista, político, filósofo, escritor y orador romano. Es considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín de la República romana.

Pi: π (una letra del griego) La razón matemática entre la longitud de una circunferencia y su diámetro. π (aproximado 3.141592653589….)

Palimpsesto de Arquímedes: El documento más destacado que contiene la obra de Arquímedes es el Palimpsesto de Arquímedes. En 1906, el profesor Johan Ludvig Heiberg visitó Constantinopla y examinó un pergamino de piel de cabra de 174 páginas con oraciones escritas en el siglo XIII d. C. Descubrió que se trataba de un palimpsesto, un documento con texto que ha sido escrito sobre una obra anterior borrada. Los palimpsestos se creaban mediante el rascado de la tinta de obras existentes y para luego volver a usarlas, lo cual era una práctica común en la Edad Media, debido a que el papel vitela era caro.

Papel vitela: Es un tipo de pergamino, para hacer las páginas de un libro o códice, caracterizado por su delgadez, su durabilidad y su lisura. El papel vitela debería ser sólo el hecho de piel de becerro (vitela), pero el término comenzó a ser usado para designar un pergamino de calidad muy alta, independientemente de qué animal venga la piel con la que fue hecho.

 Referencias:Mis citas preferidas: www.lcc.uma.es/~ppgg/html/citas.htmlWikipedia. Enciclopedia libre. http://es.wikipedia.org/wiki/es.wikipedia.org/wiki/ArquímedesBiografía de Arquímedes: www.biografiasyvidas.com/…/a/arquimedes.htm -3 de noviembre del 2010 

“La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor, sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso”

Franz Liszt (pianista y compositor austríaco de origen húngaro (1811-1886)

Franz Liszt (1811-1886), pianista y compositor de origen húngaro. Fue el precursor del recital para piano y, a través de sus numerosos discípulos, el pianista más influyente del siglo XIX. Nació el 22 de octubre de 1811 en la localidad de Raiding, cerca de Sopron. Comenzó a estudiar piano con su padre. En Viena recibió clases del pianista austriaco Carl Czerny y del compositor italiano Antonio Salieri. En 1823 marchó a París con sus padres, ciudad donde pronto se dio a conocer como pianista. Mientras tanto, tomó lecciones de composición de Ferdinando Paër, compositor de óperas italiano, y de Anton Reicha, compositor y teórico checo-francés, también maestro de Berlioz y de César Franck.

Su estancia en París durante doce años le permitió conocer a numerosas personalidades de la cultura, desde compositores como Hector Berlioz y Frédéric Chopin a novelistas y poetas como Victor Hugo, Alphonse de Lamartine, el alemán Heinrich Heine y el panfletista liberal Félicité Lamennais. Su amistad con Lamartine y Lamennais influyó de forma decisiva en su carrera, así como los conciertos que ofrecía el virtuoso violinista Niccolò Paganini en París a principios de 1831, que despertaron en Liszt el deseo de conseguir con el piano una técnica similar a la que había conseguido Paganini con el violín. En 1833 conoció a la condesa francesa Marie d’Agoult, escritora bajo el seudónimo de Daniel Stern, con quien estableció una relación que duró hasta 1844. La hija de ambos, Cósima, se casó con el pianista y director alemán Hans Guido von Bülow, y más tarde con Richard Wagner.

Entre 1839 y 1847 realizó giras por Europa, desde Lisboa hasta Moscú y desde Dublín hasta Estambul, y consiguió una fama sin precedentes. En 1847 abandonó su carrera como virtuoso, y sólo en contadas ocasiones volvió a tocar en público. Ese mismo año conoció a la princesa rusa Caroline Sayn-Wittgenstein, que permaneció a su lado para el resto de sus días. Desde 1848 a 1861 fue director musical en la corte ducal de Weimar, donde interpretó obras compuestas por Berlioz, Wagner y otros compositores, así como las suyas propias.

En 1861 abandonó Weimar para irse a vivir durante 10 años a Roma, donde estudió teología y recibió las órdenes menores. Después de 1871 vivió entre Roma, Weimar y Budapest, y continuó con sus labores de director, maestro, compositor y promotor de la música de Wagner. Murió en Bayreuth, Alemania, el 31 de julio de 1886, durante los Festivales de Bayreuth de ese año.

Liszt fue una de las personalidades más importantes de su tiempo. Aparte de sus logros como pianista y director, dio clases a más de cuatrocientos alumnos, compuso unas 350 obras y escribió o colaboró en ocho volúmenes en prosa, sin contar su correspondencia. Además realizó más de 200 paráfrasis y transcripciones de otros compositores para piano.

Fue uno de los innovadores de la armonía en el siglo XIX, sobre todo con el uso de complicados acordes cromáticos. También investigó nuevos procedimientos musicales con su técnica de variaciones temáticas, como se pude apreciar en la Sonata en si menor (1853); las sencillas notas del comienzo se van transformando para dotar a la obra del material temático necesario. Esta técnica y sus armonías cromáticas influyeron en Wagner y Richard Strauss. Sus composiciones para piano requerían una técnica difícil y revolucionaria que otorgó al instrumento un color y unas sonoridades completamente nuevas.

Datos del artista tomados de:

Microsoft Encarta 2009. 1993-2008 Microsoft Corporation.Wikipedia. Enciclopedia libre8 de marzo del 2010

        

No responses yet

Viernes 1 / octubre / 2010

Edmund Beecher Wilson

Filed under: General,Misceláneas — MSc. Belén Iglesias Ramírez — octubre 1st, 2010 — 0:01

“Hace mucho tiempo se hizo evidente que la clave para todos los problemas biológicos, finalmente hay que buscarla en la célula, pues cada organismo vivo es, o en algún momento ha sido, una célula”.

Edmund Beecher Wilson nació 19 octubre 1856 en Geneva, Illinois. Fue un zoólogo, embriólogo y genetista estadounidense, aunque en la época en que comenzó la Genética no era aún reconocida como ciencia. Escribió uno de los libros más famosos de la historia de la biología moderna. 
Su padre fué un juez, pero Edmund al entrar en la Universidad de Yale, se decidió por los estudios de biología. Se graduó en 1878 y obtuvo su doctorado en la Johns Hopkins en 1881.

En los años 1883  y 1884 fue profesor en el Williams College  y en el Instituto de Tecnología de Massachusetts en 1884 y 1885. Se desempeñó como profesor de biología en el Bryn Mawr College desde 1885 hasta 1891.

A partir de esa fecha comenzó en la Universidad de Columbia donde fue sucesivamente profesor adjunto de biología (1891-1894), profesor de zoología de invertebrados (1894-1897) y profesor de la zoología (desde 1897).

Wilson fue el primer biólogo celular acreditado en Estados Unidos. En 1898 utilizó las semejanzas entre embriones para describir relaciones filogenéticas. Mediante la observación de segmentación espiral en los moluscos, gusanos planos y anélidos concluyó que los mismos órganos procedían del mismo grupo de células y concluyó que todos estos organismos deben tener un ancestro común.

También descubrió el sistema sexo cromosómico XY en  1905 demostrando que los varones tienen XY y las mujeres cromosomas sexuales XX.

En 1907, describió, por primera vez, los cromosomas adicionales o supernumerarios.

Escribió varias obras con temas de Embriología y Biología, siendo la más famosa La Célula.

Herman Muller, uno de sus alumnos, lo describe como un científico y hombre escrupuloso, que pensaba que las ideas solo eran útiles si se comunicaban correctamente. Las Conferencias de Wilson según sus propios estudiantes eran organizadas, bien pensadas y con total entrega como docente. Wilson se retiró de Columbia 1930. Murió en Nueva York el 3 de marzo de 1939.

Nota:  Edmund Beecher Wilson y Nettie Maria Stevens ambos independientemente y en el mismo año, desarrollaron la idea de la determinación del sexo por cromosomas.

Referencias:

Wikipedia. Enciclopedia libre.

Dolan DNA Learning Center

http://www.dnalc.org/view/16260-Biography-9-Edmund-Beecher-Wilson-1856-1939-.html

1ro de octubre del 2010.

 

 

 

 

Comentarios desactivados