Obstetricia y Ginecología

3 Diciembre 2013

Archivado en: preeclampsia - eclampsia — Jorge Julián Delgado Calzado @ 16:57

03-12-13

Al diagnosticar preeclampsia… piense con flexibilidad y esté alerta (Nuevos criterios en el diagnóstico clínico de la preeclampsia)

eclampsia1La presencia de proteinuria no es requerida ya para diagnosticar la preeclampsia. En ausencia de proteinuria, puede diagnosticarse esta cuando una gestante presenta cualquiera de los siguientes elementos:

  • hipertensión,
  • trombocitopenia,
  • disfunción hepática,
  • insuficiencia renal progresiva,
  • edema pulmonar edema, o
  • trastornos visuales o sensoriales de nueva aparición.

Los nuevos criterios diagnósticos son descritos en el reporte del grupo de trabajo del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) sobre la hipertensión en el embarazo e interesante y minuciosamente comentados en Medscape (requiere breve trámite de registro). El reporte refleja los últimos 10 años de investigación sobre la preeclampsia y su tratamiento. En particular, refleja una creciente comprensión de que la preeclampsia es una enfermedad multisistémica que se extiende más allá de la hipertensión arterial y la disfunción renal.

Guías Clínicas Basadas en Evidencias

El Dr. James N. Martin Jr, Profesor de Obstetricia y Ginecología en el Centro Médico de la Universidad de Mississippi en Jackson y anterior Presidente del ACOG, creó el Grupo de Trabajo y explicó a Medscape Medical News que el principal asunto nuevo, según su criterio, es que no resulta preciso documentar la proteinuria a fin de diagnosticar una preeclampsia. El Dr. Martin también describió el novedoso enfoque empleado por el Grupo de Trabajo. El mismo empleó la estrategia recomendada por el Grupo de Trabajo para la Clasificación, Recomendaciones, Evaluación y Desarrollo (GRADE).

El Grupo de Trabajo recomendó la conducta más apropiada a seguir . “Es la primera vez que hacemos recomendaciones empleando esta estrategia del GRADE, que se basa en evidencias, planteó el Dr. Martin.

El Grupo de trabajo decidió continuar empleando la clasificación de los trastornos hipertensivos adoptado por primera vez por el ACOG en 1972.
También mantuvo los criterios de hipertensión arterial de recomendaciones hechas previamente. Las nuevas guías clínicas debieran promover un pensamiento más amplio en los médicos y estar alertas sobre la aparición de otros síntomas y signos de la preeclampsia. El reporte no recomienda ningún método de tamizaje para predecir la preeclampsia excepto la obtención de una apropiada historia clínica.

El Grupo de trabajo recomendó una dosis diaria de 60 a 80 mg de aspirina desde fines del primer trimestre a mujeres con antecedentes de preeclampsia precoz. Además, el reporte concluyó  que las vitaminas C y E no previenen la preeclampsia. El grupo también recomienda un estrecho monitoreo de las mujeres con hipertensión gestacional o preeclampsia que no tienen hallazgos graves. Ello incluye el monitoreo de la presión arterial y la proteinuria con una frecuencia al menos semanal. El reporte sugiere que las mujeres con preeclampsia en una gestación previa deben recibir consejo y evaluación preconcepcional. Además, las pacientes con hipertensión secundaria deben ser referidas a un médico experto en el tratamiento de la hipertensión.

El tratamiento, recomienda, debe incluir el monitoreo domiciliario de la presión arterial en gestantes con hipertensión crónica pobremente controlada. En mujeres con antecedentes de preeclampsia y parto pretérmino debe evaluarse anualmente la presión arterial, los lípidos, la glucosa en ayunas y el índice de masa corporal.El reporte enfatiza que los trastornos hipertensivos durante el embarazo constituyen un importante problema de salud para la mujer y sus hijos. El grupo de trabajo recomienda que los proveedores de salud eduquen a lasmujeres acerca de la preeclampsia en el contexto de los cuidados  prenatales.

En las condiciones organizativas de nuestro sistema de salud, están creadas las condiciones para incrementar la atención preconcepcional a los factores de riesgo evitables para la preeclampsia - eclampsia, lo que  constituye, a juicio nuestro, un problema de salud de interés social, en el que está llamadas a participar no solo las instituciones de salud de todos los niveles, sino, la familia, la escuela, los distintos niveles de enseñanza, los medios de comunicación masiva, la industria, asesorados por aquellas, dado que, entre estos factores de riesgo hay algunos modificables, como el índice de masa corporal preconcepcional, en el cual intervienen la alimentación y el ejercicio físico, de lo cual dependen otros problemas de salud, como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, algunas localizaciones y tipos de cáncer, que se hallan vinculados a las principales causas de morbilidad y mortalidad de nuestra población y la población mundial.

Autor: Jorge Julián Delgado Calzado | Contáctenos
Blog de artículos para el sitio web ginecobs