Semblanza del Profesor Celestino Álvarez Lajonchere

Posted at — Jorge Julián Delgado Calzado — febrero 10th, 2010 — 15:54 under Historia

Prof. Celestino Alvarez Lajonchere

(Por: Delgado Calzado, Dr. Jorge * y Santisteban Alba, Dr C Stalina. **)

El surgimiento de nuestro sitio Web y la necesidad insoslayable de dedicar un espacio a los fundadores de nuestra escuela cubana de Ginecología y Obstetricia, nos hizo pensar en quienes nos guiaron por la larga, infinita y hermosa senda del conocimiento y habilidades en esta especialidad. En ese propósito, nos fue propuesto por la Profesora Stalina Santisteban Alba dedicar un espacio en el lanzamiento de este sitio a un profesional que, formado en el siglo XX, en condiciones históricas diferentes a las de la época revolucionaria, renunció al ejercicio mercantil de la Medicina para dedicar su tiempo, conocimiento y esfuerzos al desarrollo práctico de importantes y decisivas actividades en nuestro país que, todavía actualmente, tienen vigencia en este entorno y en la colaboración cubana en el exterior.
Se trata del Profesor Celestino Álvarez Lajonchere, desaparecido físicamente un 19 de junio y quien fuera una de las personalidades más destacadas de la Medicina cubana del siglo XX. 1
Fue el Profesor Lajonchere heredero y promotor de lo mejor de la escuela cubana de Gineco-Obstetricia, representada, entre otros, por sus predecesores los doctores Serapio Arteaga Quesada, Gabriel Casuso Roque, Eusebio Hernández Pérez, Enrique Núñez de Villavicencio y Palomino y Sergio García Marruz (padre). 2
De ascendencia asturiana, nace el Profesor Lajonchere en La Moza, Manicaragua, antigua provincia de Las Villas ((Villa Clara en la actual división político administrativa) el 21 de diciembre de 1917 y matricula la carrera de Medicina en la Universidad de La Habana en 1937, graduándose el 21 de diciembre de 1944. Por su desempeño estudiantil ganó una plaza de Alumno Interno en el Hospital Universitario <<General Calixto García>> y obtuvo por concurso los cargos de Médico Interno y de residente del mismo hospital, donde permaneció 6 años, trabajando en el Pabellón <<Dr. Enrique Núñez>>, sede de la cátedra de Obstetricia. Allí trabajó al lado de otras distinguidas figuras de la especialidad: como los Dres. Sergio García Marruz (padre), José M. Ramírez Olivella y Julio Ortiz Pérez. Éste, uno de los más destacados obstetras cubanos de la época, fue su maestro y con quien realizó las primeras esterilizaciones puerperales en Cuba y asistió como su ayudante a la primera cesárea televisada del país.
Durante los 50’s, luego de ingresar a la cátedra de Obstetricia como profesor adscrito, el 3 de noviembre de 1950, desarrolló sus principales aportes a la práctica obstétrica en Cuba: la introducción del fórceps de Luikart-Simpson (1947), la demostración radiológica de las ventajas del después llamado <<parto vertical>> (1952); la exposición de los fundamentos teóricos y aspectos prácticos de la profilaxis en el parto (1953); la modificación de las espátulas de Thierry (1955); una valva suprapúbica para la operación cesárea (1956) y su estudio sobre la posibilidad de inducir el parto y el aborto por decolamiento de las membranas ovulares de su inserción uterina (1956).
Durante esta época laboró como obstetra del sanatorio antituberculoso <<La Esperanza>> y trabajó en la: Maternidad Privada del Vedado (clínica mutualista). 2

Publicó numerosos artículos científicos en importantes revistas especializadas producidas en Cuba y participó con interesantes ponencias en congresos nacionales y foráneos.

Etapa revolucionaria

Después del triunfo de la Revolución, el desempeño del Profesor Álvarez Lajonchere adquiere ilimitada dimensión de proyección social. Miembro titular de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología y miembro correspondiente de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia con sede en Suiza, en 1962 es requerido por el Dr. José R. Machado Ventura, entonces Ministro de Salud Pública, para que ocupara el cargo de Responsable Nacional de Obstetricia y Ginecología.
En 1963, bajo su dirección personal, comienza la preparación de las normas de Obstetricia y Ginecología. Preside durante 12 años el Grupo de Trabajo de Educación Sexual y funda y preside la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (1986).
Su compromiso profesional y social se manifiesta en un grupo de sus trabajos más representativos publicados después de 1959: <<La contracepción intrauterina inmediata postaborto>> (1966); <<Política de población>> (1967); <<La protección de la salud en el marco de la liberación de la mujer>> (1968); <<Bases para una política demográfica>>(1969); <<La juventud y la educación sexual>> (1972); <<La Gineco-Obstetricia: situación actual y perspectivas>> (1973); <<La atención a la madre en América Latina>> (1973); <<Población y salud>> (1974); <<El gineco-obstetra ante la problemática poblacional>> (1974); <<La población, la familia y el bienestar humano>> (1974); <<Mortalidad materna: cómo se estudia en Cuba>> (1976); <<Atención médica y factores socio-biológicos>> (1976) y <<El embarazo y la adolescencia>> (1985).
Participó en numerosos congresos y asesorías científicas internacionales y recibió incontables reconocimientos nacionales e internacionales. Miembro del Partido Comunista de Cuba desde 1970, la Comisión Nacional de Grados Científicos le concedió, al crearse, su grado superior de Doctor en Ciencias Médicas (febrero 10 de 1981). La Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología lo distingue como Miembro de Honor (diciembre 18 de 1986). La Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG), en República Dominicana, lo nombró <<Maestro de la Gineco-Obstetricia Latinoamericana>> (octubre 15 de 1984); la Asociación Mundial de Sexología, durante su IX Congreso celebrado en Caracas, Venezuela, en enero de 1990, le hizo entrega de un merecido reconocimiento por su brillante carrera científica e hizo constar en placa distintiva <<sus importantes y valiosas contribuciones al desarrollo y proyección de la especialidad>>. En 1996, la Sociedad Cubana de Salud Pública le confirió la categoría de Miembro de Honor y lo catalogó como uno de los más destacados higienistas sociales del país. 2

Aportes del Profesor Lajonchere

Entre otros, cabe señalar: La introducción, teórica y práctica, del análisis científico de las muertes maternas, en la cual participó personalmente durante años y que se introdujo por Resolución Ministerial desde su creación, influyendo esta tecnología en la reducción de las mismas.
Sus concepciones sobre el aborto lograron imponer la concepción científica y social sobre el mismo y permitieron flexibilizar la legislación vigente y vencer concepciones moralistas burguesas, religiosas y retrógradas, consiguiendo llevar a los hospitales públicos la práctica de la interrupción del embarazo no deseado dentro de determinadas regulaciones, en un medio técnicamente seguro y realizada por profesionales bien entrenados. Ello permitió reducir en corto plazo las complicaciones y muertes causadas por el aborto provocado clandestino, criminal e ilegal.
La política de introducir y extender el uso de medios modernos de anticoncepción también debe su generalización a este insigne Profesor.
Asimismo, de estos años es la idea, que propone en 1962 al entonces Director Provincial de Salud Pública de Camagüey, Profesor Francisco Rojas Ochoa, sobre el Hogar Materno, tratando de asegurar el parto en los hospitales, atendido por personal calificado y con la disponibilidad de recursos de estas instituciones, a las embarazadas que vivían en áreas rurales apartadas, a veces incomunicadas durante días. Ello trajo como consecuencia la creación del primer Hogar Materno, con el nombre de Casa Bonita, en la hermosa y espaciosa ex-residencia de un pudiente propietario de la provincia que abandonó el país. 3
Estas instituciones juegan hoy un papel importante en el control del riesgo obstétrico y perinatal.
También participó el Profesor Lajonchere, junto a profesionales de la Dirección de Estadística del Ministerio de Salud Pública, en tareas relacionadas con el control estadístico y del flujo de información de las citologías orgánicas para el pesquisaje del cáncer cérvico uterino, las estadísticas sobre mortalidad materna y las de los hospitales y servicios de Obstetricia y Ginecología.
Otra importante área del conocimiento que contó con su apoyo fue la del parto sin dolor, a través de la preparación psico-profiláctica, luego de recibir un adiestramiento en 1953 en París, Francia. Acerca de ésta expuso los fundamentos teóricos y aspectos prácticos, para conocimiento de profesionales de la Medicina y público en general. En estos primeros momentos del surgimiento y desarrollo de la nueva salud pública cubana, fundamentada en la Medicina socializada, le ocupan los problemas de salud y población, participando en las discusiones que tenían lugar en el grupo o Comisión de Población adscrita al Comité Central del Partido Comunista de Cuba, donde se decidía las conductas sobre anticoncepción, aborto, protección legal de la mujer y la maternidad. 3
Otro aspecto donde manifestó sus conocimientos, profesionalismo, ética y la elegancia conque presentaba sus ideas, fue al vencer las posiciones conservadoras relacionadas con el empleo de métodos anticonceptivos y su reivindicación del disfrute del sexo por las personas ancianas, labor toda que coordinaba desde la Presidencia del Grupo Nacional de Trabajo de Educación Sexual, que ocupaba desde su creación. En el desarrollo de esta importante área del conocimiento tuvo el Profesor Lajonchere una decisiva contribución al avance de esta disciplina. 3
También fueron conocidos sus múltiples trabajos y tiempo dedicados al tema del embarazo en la adolescencia.
En todo ello se pusieron de manifiesto su poder educativo y persuasivo, su bondad, su modestia.
Nuestra memoria e inspiración dedican estas sencillas líneas a homenajear a quien, merecidamente, se halla en la galería de los hombres ilustres de la ciencia cubana.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Arencibia R, Guerra M, Labrada ML. Recordación del doctor Celestino Álvarez Lajonchere en el primer aniversario de su desaparición física. ACIMED. 2000 mayo-ago; 8(2): 1-2.
2. Delgado García G. Profesor Celestino Álvarez Lajonchere, miembro de honor de la Sociedad Cubana de Salud Pública. Cuad Hist Salud Pub 1998;(84):160-7. (Conferencia leida en homenaje al profesor Celestino Álvarez Lajonchere en acto solemne inaugural del Taller Científico Día Mundial de la Población. Aula Magna de la Universidad de La Habana, Julio 11 de 1996).
3. Rojas Ochoa F. Mis recuerdos del Profesor Lajonchere. Rev Cubana Salud Pública. 2006; 32(1).
4. Directorio médico-social de Cuba. La Habana: La Milagrosa, 1958:26. (Citado por: Delgado García G. Profesor Celestino Álvarez Lajonchere, miembro de honor de la Sociedad Cubana de Salud Pública. Cuad Hist Salud Pub. 1998; (84): 160-7.

* Especialista de 1ro. y 2do. Grados en Obstetricia y Ginecología. Prof. Auxiliar. UCIMED-FAR. Investigador Agregado. Jefe Cátedra Gineco-Obstetricia.

** Especialista de 1ro. y 2do. Grados en Obstetricia y Ginecología. Prof. Titular y Consultante de la Facultad <<Salvador Allende>>. Dr C, Msc en Atención Integral a la Mujer.

No responses yet