Sobre la clasificación de Praga del Esófago de Barrett

En estos días, mientras estudiaba el artículo Barrett’s Esophagusque publicó en su sección de Práctica Clínica la revista New England Journal of Medicine, volví a encontrarme con la preferencia de reportar las lesiones endoscópicas que caracterizan a esta entidad de acuerdo con los criterios de Praga.

 

En el artículo que menciono se dice que la clasificación del Barrett en segmento corto y largo es arbitraria, y ya hay trabajos que reportan el uso de esta referida clasificación de Praga, que también se conoce como C y M.

 

Hay otro trabajo sobre el Barrett en esa propia revista.  

 

Los criterios de Praga reciben ese nombre porque la primera presentación de esta metodología se hizo en una reunión médica internacional celebrada en esa ciudad, en el año 2004. El trabajo fue publicado en el año 2006 en la revista Gastroenterology 

 

Buscando más información encontré en el sitio web del Internacional Working Group for the Classification of the Oesophagitis, una excelente explicación acerca de cómo utilizar estos criterios. Hay un gráfico que puede descargarse y que, en idioma inglés, informa cómo hacer. De manera resumida: medir, en centímetros, la distancia de la UEG, luego medir el límite más bajo de la lengüeta, el que se reporta como C, y finalmente, el límite más alto, que se reporta como M. Al final, se restan por separado cada una de estas dos mediciones al valor que se obtuvo de la situación de la UEG. Entonces se reporta: Praga C (valor), M (valor).  

 

Del método, se dice que es el primero que está validado científicamente, y como dije antes, hay grupos que lo están utilizando en sus trabajos. Una muestra de ello son los siguientes:

 

 

Recuerdo también que la Definición y Clasificación de Montreal el término “Esófago de Barrett” basado en la imagen endoscópica, ha sido considerado confuso y ambiguo mientras no sea corroborado por la histología. Surgió una nueva terminología para la imagen endoscópica: “Sospecha de metaplasia esofágica por endoscopia” (SMEE) para diferenciarla de la que tiene confirmación histológica. Pienso que esos conceptos deben ser dominados por todos.

 

El tema es interesante. Me gustaría comenzar a aplicar esta sistemática, porque da una información completa de la lesión, y mucho se ha dicho acerca de los factores de riesgo de adenocarcinoma en estos casos. Pero para mí sería muy importante conocer la opinión de otros colegas, para que no me quede el sabor ese de aceptar, ciegamente, todo lo que viene de criterios internacionales. Creo que juntos podemos formarnos un mejor criterio.

 

Dra. Mirtha Infante.

 3 de Enero de 2010

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.