Esófago de Barrett: nueva revisión

Filed under Esófago de Barrett

barrettBarrett’s Esophagus

Autores: Spechler SJ, Souza RF.
Fuente: N Engl J Med 2014; 371:836-845

Excelente revisión con la que se pueden actualizar conocimientos acerca de esta afección. Se aportan elementos actuales en la patogenia y se revisan las estrategias de vigilancia, dignóstico y tratamiento médico.

Caracterización de los factores pronósticos morfológicos e inmunohistoquímicos en los tumores del estroma gastrointestinal.

Filed under De autores cubanos

estomago-operadoCaracterización de los factores pronósticos morfológicos e inmunohistoquímicos en los tumores del estroma gastrointestinal.
Autores: Alonso Falcón B y cols.
Fuente: Acta Médica del Centro / Vol. 8 – No. 2 – 2014.
Se realizó un estudio transversal y de tipo descriptivo de los pacientes con diagnóstico de tumor del estroma gastrointestinal. La población objeto de estudio estuvo constituida por seis pacientes operados con biopsia excisional en el año 2011 en el Hospital Clínico Quirúrgico “Arnaldo Milián Castro” de la Ciudad de Santa Clara, Provincia de Villa Clara. Las muestras fueron procesadas en el Departamento de Anatomía Patológica de la misma institución y, a través de métodos morfológicos e inmunohistoquímicos, se ofrecieron diagnósticos de tumores del estroma gastrointestinal. Para caracterizar los factores pronósticos morfológicos e inmunohistoquímicos en dichas neoplasias y predecir su comportamiento biológico se determinaron los parámetros morfológicos macro y microscópicos: la talla tumoral, la localización y el índice mitótico, que mostraron que el 57.1% se comportó como alto riesgo. Se utilizó la clasificación pronóstica de Mienttinen y Lasota y la inmunohistoquímica mostró la positividad al CD117 en el 100% de los casos, el Ki67 fue de baja actividad proliferativa en el 42.1% de los tumores. La evaluación del comportamiento biológico del tumor se consideró de alto riesgo en el 57% de los pacientes estudiados.

Hernia hiatal

Filed under Residentes

Hiatus hernia.
Autores: Kahrilas PJ, Pandolfino JE.
Fuente: GI Motility online.

¿Es beneficiosa la profilaxis antibiótica en la pancreatitis aguda?

Filed under Punto de vista

pancreatitis¿Es beneficiosa la profilaxis antibiótica en la pancreatitis aguda?

La pancreatitis aguda puede asociarse a importante morbilidad y mortalidad. Si bien la mayoría de los casos son leves, un subgrupo de pacientes desarrolla una forma grave de la enfermedad, en la cual aparecen disfunción de órganos y/o complicaciones locales, como la necrosis pancreática. Buena parte de la morbimortalidad está relacionada a la aparición de infección del área necrótica, ya sea sistémica o bien secundaria, típicamente a partir de la segunda semana de iniciado el cuadro. En este escenario, el uso de antibióticos profilácticos se ha planteado como una alternativa para evitar estas complicaciones; sin embargo, su uso es controvertido.

Autores: Rada G, Peña J. Fuente: Medwave 2014 Ago;14(7).

Johann Georg Wirsung

Filed under Historia

Johann Georg Wirsung (1600-1643) nació en Augsburgo, Baviera. Estudió en la Universidad de Padua, donde ejerció como instructor de anatomía. Disecó el conducto pancreático en un cadáver humano y lo comunicó mediante una carta al famoso anatomista Riolano, que ejercía en París. Falleció al año siguiente como consecuencia de un disparo efectuado con un arma de fuego.

De interés para gastroenterólogos

logo-nejmedDe las ediciones correspondientes al recién concluído mes de agosto de la versión digital de la revista New Englando Journal of Medicine, la siguiente selección de artículos de interés para la especialidad:

Ganarle terreno al Crohn

Filed under NotiGastro

crohn“Ya casi olvidé el sabor del plátano frito, los frijoles, los productos lácteos… si no sigo una dieta estricta me desestabilizo, sufro diarreas, cólicos muy fuertes y me siento débil, como en el aire”, advirtió el paciente de 64 años, Alberto Fariñas Placencia, quien padece la enfermedad de Crohn. Perteneciente al grupo de afecciones inflamatorias del intestino, junto a la colitis ulcerativa y la indeterminada, el de Crohn es un padecimiento crónico, autoinmune, que puede afectar todas las capas del intestino, e incluso, sus estructuras contiguas a través de fístulas. Los índices de incidencia en el mundo registran de 3 a 20 enfermos cada 6 mil habitantes. Sin embargo, la proporción que para algunos pudiera representar un episodio lejano es resultado de una tasa de prevalencia “disparada” 25 veces más que la existente hace cuatro décadas. Conocer al “enemigo” De causas aún indeterminadas, los científicos creen que en la enfermedad de Crohn bacterias y virus inofensivos son atacados por el sistema inmunológico. Durante esta aparente defensa, los glóbulos blancos se concentran en el revestimiento intestinal, provocando una inflamación, que a su vez causa lesiones, llagas y úlceras en la mencionada zona. “Esta afección es capaz de dañar cualquier segmento del aparato digestivo. No es hereditaria, pero hay quienes nacen con una predisposición genética que los hacen más propensos a padecerla, sobre todo si tienen antecedentes patológicos en familiares de primer grado”, explicó el doctor Francisco Lorenzo Castillo, especialista de segundo grado en Medicina General Integral y Gastroenterología del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos de Sancti Spíritus. “De tal modo, esa persona crea anticuerpos contra cualquier agente ambiental: componentes de la dieta, estructuras moleculares o parásitos. Es por eso que hablamos de una dolencia autoinmune”. Entre los factores desencadenantes, el también Máster en Medios Diagnósticos, mencionó los malos hábitos higiénicos y dietéticos, así como el tabaquismo, un vicio que contribuye a la aparición del Crohn y complica el estado del paciente. Dolor abdominal, fiebre, pérdida de peso, fatiga, inapetencia, diarrea acuosa, sensación de que necesita defecar, aun con los intestinos limpios, y hemorragia en el recto resultan algunos síntomas que aparecen en los aquejados. Pero este mal conduce también a dificultades extradigestivas. “Los pacientes pueden presentar lesiones en la piel, alteraciones en el hígado, daños renales, oculares, articulares, en los sistemas biliar y excretor; además, en los análisis aparecen los niveles bajos de albúmina, anomalías en las pruebas de la función hepática, así como el conteo de glóbulos blancos alto y la hemoglobina en descenso”, apuntó el especialista. Anemia, falta de nutrientes esenciales (hierro y vitamina B12), obstrucción intestinal, osteoporosis, crecimiento y desarrollo sexual lento en los niños y fístulas en la vejiga devienen otros problemas asociados al agravamiento de la enfermedad. Períodos de bienestar y reagudización de los síntomas caracterizan a este padecimiento que precisa ser contrarrestado a tiempo, pues quienes lo sufren tienen mayores posibilidades de desarrollar el cáncer de colon y de intestino delgado. “Esta es una enfermedad inflamatoria intestinal que provoca complicaciones extradigestivas. Es esencial la prevención”, aseguró el doctor Lorenzo Castillo.

colon2

“Esta es una enfermedad inflamatoria intestinal que provoca complicaciones extradigestivas. Es esencial la prevención”, aseguró el doctor Lorenzo Castillo. Foto: De la autora ¿Qué armas tenemos? La etapa de mayor riesgo para que se manifieste la enfermedad es desde la adolescencia hasta los 35 años; sin embargo, las personas muchas veces son prescritas con ella en la quinta o sexta década de la vida, dada su característica de ser lentamente progresiva. “Puede que reaparezca mucho tiempo después de estar en el organismo; también por eso es extremadamente difícil de diagnosticar, sobre todo porque a veces no contamos con la tecnología requerida. Nosotros hacemos un análisis clínico, estudios de imagen para buscar alteraciones y exámenes endoscópicos al paciente. “Aunque empleamos la biopsia, esta no nos permite llegar al granuloma caseificante (lesión típica en estos casos), debido a su ubicación. No obstante, el método nos proporciona elementos de apoyo y, junto al seguimiento minucioso, podemos acertar en el diagnóstico”, precisó Lorenzo Castillo. El tratamiento responde, según la fuente, a distintas etapas, priorizando siempre el trabajo preventivo. Hervir el agua, luchar contra el tabaquismo y llevar dietas ricas en vegetales son prácticas que ofrecen grandes probabilidades de mantenerse saludable. “Tras la presencia de la afección en el organismo, proponemos medidas generales y específicas en correspondencia con el estado de salud de la persona. Aunque ningún fármaco representa una cura definitiva, prescribimos antinflamatorios intestinales, esteroides, metronidazol, antibióticos e inmunodepresores, para asegurar cuanto sea posible el bienestar del aquejado”. En el mundo se emplean otros paliativos como las llamadas terapias biológicas y la oxigenación hiperbárica, e incluso, está la opción de una cirugía; eso es en el momento preciso, nunca recurrimos a ella si hay respuesta con otro tipo de procedimiento”, aclaró el gastroenterólogo. Regular las porciones de comidas, ingerir suficientes calorías, proteínas y nutrientes de distintos grupos de alimentos, beber bastante agua a lo largo del día, evitar las grasas, los frijoles, palomitas de maíz, condimentos artificiales, reducir los productos lácteos y todo comestible que le cause daños al individuo afectado, resultan otras precauciones para garantizar su bienestar. Según Lorenzo Castillo, “el apoyo psicológico de la familia es un elemento insustituible para el paciente, pues las situaciones de estrés pueden acelerar la enfermedad y algunos se sienten limitados para desenvolverse cotidianamente”. El entrevistado dijo, además, que la reestructuración de la consulta de gastroenterología ha sido una alternativa para preservar la calidad de vida de quienes sufren un síndrome que a diario establece metas para la medicina internacional. “Desde el año 2000 creamos el espacio para tratar las Enfermedades Inflamatorias del Intestino. Bajo supervisión especializada mantenemos un grupo de pacientes que han sido diagnosticados y otros (la mayoría) son sospechosos de padecer el mal. Estos últimos permanecerán con nosotros el tiempo necesario, porque el día de mañana pueden aparecer características que los precisen como portadores de la enfermedad de Crohn. “Velar por su evolución significa para ellos la oportunidad de llevar una vida lo más normal posible. Es también una garantía, porque antes llegaban a nuestras manos en un estado crítico por el avance de la afección intestinal. Ahora somos nosotros quienes le ganamos terreno”, concluyó.

Autora:

http://www.trabajadores.cu/20140901/ganarle-terreno-al-crohn/

Primera Edición de la Maestría en Cirugía de Mínimo Acceso, en septiembre 2014

Filed under Anuncios

Centro Nacional de Cirugía de Mínimo AccesoEl Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso anuncia desde su página web la convocatoria a la Primera Edición de la Maestría en Cirugía de Mínimo Acceso, que dará inicio en este mes de septiembre. La misma está dirigida a especialistas de Cirugía General, Cirugía Pediátrica, Urología, Ginecología, Imagenología, Gastroenterología y Anestesiología y Reanimación. Los interesados deben reunir un grupo de requisitos y deben entregar la documentación establecida antes del 20 de septiembre.

LOE hepática: guía americana para el diagnóstico y tratamiento

Filed under Residentes

ACG Clinical Guideline: The Diagnosis and Management of Focal Liver Lesions.
Autores: Marrero JA y cols.
Fuente: Am J Gastroenterol advance online publication, 19 Ago 2014.

La insulina podría utilizarse en el tratamiento de la pancreatitis aguda

Filed under NotiGastro

Los resultados de una investigación señalan que la insulina podría prevenir y proteger de los efectos tóxicos de los metabolitos del alcohol y de los ácidos grasos.

Un estudio dirigido por Jason Bruce de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Manchester (Reino Unido), muestra que la insulina, que normalmente produce la liberación de las células beta del páncreas, prevendría de los efectos tóxicos de los metabolitos del alcohol y de los ácidos grasos.

Bruce y su equipo explican que la diabetes produce un empeoramiento de la pancreatitis, además de suponer un alto riesgo de desarrollo de esta patología y de un fallo multiorgánico. Sin embargo, se ha demostrado que la incidencia de la pancreatitis se reduce en los pacientes con diabetes que reciben insulina. Esta investigación sugiere, por lo tanto, que la insulina podría resultar un elemento clave a la hora de proteger contra la pancreatitis, aunque no está claro aún cómo funciona esta protección. Los investigadores se decantaron por la insulina porque había sido utilizado con éxito en el tratamiento para la pancreatitis en pacientes obesos para reducir los ácidos grasos en la sangre.

El papel protector de la insulina
Este es el primer estudio que sienta las primeras bases sobre que la insulina puede prevenir y proteger contra células acinares, que es donde la pancreatitis aguda se inicia. “La insulina trabaja para restaurar los niveles de energía de las células acinares de la pancreatitis, que alimenta las bombas de calcio de la membrana de estas células. Esas bombas de calcio ayudan a restablecer el calcio celular y prevenir una muerte celular catastrófica y la autodigestión del páncreas”, ha explicado Bruce.

Los resultados de este estudio sugieren que la combinación de este nu

« Newer Posts - Older Posts »