Tag Archive 'Hepatología. NASH; esteatohepatitis'

ene 06 2017

Nuevas vías moleculares frente al hígado graso no alcohólico

Filed under NotiGastro

Investigadores estadounidenses identifican una proteína, la TRPV4, capaz de activar la liberación del óxido nítrico, que bloquea una de las enzimas (CYP2E1) que contribuye a la progresión de esta acumulación de grasa en el hígado.

Investigadores estadounidenses han descubierto una nueva vía molecular que abre la puerta a tratar la enfermedad del hígado graso no alcohólico, que afecta al 25% de la población y que puede derivar en cirrosis e incluso cáncer u otras enfermedades hepáticas más graves. En el estudio, publicado en la revista Free Radical Biology & Medicine, participan investigadores de las universidades de Carolina del Sur, Duke y Alabama, además de la empresa Metabolon Research Triangle Park.

En concreto, los autores encontraron una proteína, la TRPV4, que forma parte del sistema inmune del organismo y es capaz de activar la liberación del óxido nítrico, que bloquea una de las enzimas (CYP2E1) que contribuye a la progresión de esta acumulación de grasa en el hígado.

La TRPV4 ya se conoce por su efecto protector frente a anomalías cardiovasculares, y ahora que se ha descubierto la capacidad de esta proteína para bloquear el desarrollo de la enfermedad hepática grasa no alcohólica, el siguiente paso es aprovechar su potecncial preventivo y de tratamiento.

De hecho, los autores confían en poder probar una nueva generación de agonistas de TRPV4, basados en un compuesto químico que se uniría a esta proteína para activar la liberación de óxido nítrico y bloquear la enzima dañada.

“Actualmente no hay medicamentos clínicamente probados para tratar la enfermedad hepática grasa no alcohólica”, subraya uno de los impulsores de esta iniciativa, Saurabh Chatterjee, que señala: “Este nuevo mecanismo de defensa interna dentro del hígado ofrece una ruta muy prometedora”. Los investigadores también advierten de las consecuencias de la inhibición del canal de iones TRPV4, un enfoque que puede aumentar la hepatotoxicidad o daño hepático causado por productos químicos.

“Hay que tener cuidado al intentar inhibir la TRPV4 con fines terapéuticos, como cuando se trata el dolor, inflamación u otras condiciones, en particular cuando se inhibe TRPV4 por la aplicación sistémica de TRPV4-bloqueadores”, ha añadido Wolfgang Liedtke, neurólogo de la Universidad de Duke, que describió por primera vez esta proteína hace 16 años.

Fuente: Jano Online

Comentarios desactivados

jul 23 2016

La esteatohepatitis podría curarse a través del cerebro

Filed under General,NotiGastro

La inhibición de ciertas sustancias opioides, como la morfina, en zonas específicas del cerebro podría evitar el desarrollo de esta enfermedad, según un estudio realizado en ratones.
La esteatohepatitis es una afección provocada por la acumulación de grasa en el hígado y una inflamación del órgano. Se le conoce como enfermedad del ‘hígado graso’ y está asociada con la obesidad, la diabetes II o el alcoholismo. Un equipo de investigadores acaba de descubrir, en ratones, un mecanismo en el cerebro que ayudaría a curar esta enfermedad.
“Es una dolencia progresiva que puede acabar desencadenando un cáncer de hígado y para la que aún no existe tratamiento”, explica Rubén Nogueiras, investigador del grupo de Metabolismo Molecular de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) que ha liderado la investigación. Continue Reading »

Comentarios desactivados

sep 03 2015

Esteatosis y esteatohepatitis no alcohólica

Filed under Residentes

farrerasEsteatosis y esteatohepatitis no alcohólica.
Capítulo 41 del libro Medicina Interna de Farreras y Rozman. Decimoséptima edición, año 2012.
Acceso posible a través de ClinicalKey, solo para miembros del sistema nacional de salud de Cuba. (utilice las versiones más recientes de cualquiera de los navegadores para facilitar la visibilidad y la descarga).

Comentarios desactivados

may 22 2015

Compuestos antidiabéticos pueden ayudar a tratar la esteatohepatitis no alcohólica

Filed under NotiGastro

Liraglutida produce aclaramiento histológico y una reducción de la progresión de la fibrosis. Remogliflozin etabonato mejora la sensibilidad a la insulina y la función de las células beta.

Un fármaco recombinante desarrollado para tratar la diabetes tipo 2 podría convertirse en una potente opción terapéutica para tratar la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), enfermedad crónica hepática para la que no hay tratamiento eficaz. Algunos estudios presentados durante el 50 Congreso Internacional del Hígado (ILC), celebrado en Viena, abren perspectivas esperanzadoras. Por un lado, se ha visto que liraglutida, análogo humano del péptido 1 similar al glucagón (GLP-1), de origen recombinante, produce aclaramiento histológico y una reducción de la progresión de la fibrosis hepática tras 48 semanas de tratamiento, según los resultados del estudio Lean, que logra su objetivo primario. Continue Reading »

Comentarios desactivados

oct 24 2014

El primer test no invasivo que diagnostica la enfermedad del hígado graso consigue dos patentes en EEUU

Filed under NotiGastro

La empresa vasca Owl está comercializándolo ya que se han obtenido buenos resultados en el 94 por ciento de los pacientes. Además, esta enfermedad es la más común de hígado en Europa y EEUU.

La enfermedad del hígado graso (esteatosis) o la esteatohepatitis o NASH (inflamación alrededor de la grasa) es una enfermedad hepática que padecen entre el 30 y el 3 por ciento de los adultos respectivamente. EL 20 por ciento de los pacientes que padecen NASH al cabo del tiempo terminan teniendo cirrosis o un cáncer de hígado,esto último en aproximadamente 10 años.

Investigadores de CIC bioGUNE, en colaboración con Owl y otros centros de investigación de España y Francia desarrollaron el primer test sérico de base metabolónica para el diagnóstico no invasivo de la enfermedad del hígado graso.

El test denominado OWL Liver, ha conseguido dos patentes en EE.UU donde cada vez hay más casos de esta enfermedad. Además, se extenderá a otros mercados como México o Brasil.

La Universidad de Virginia ha permitido a Owl acceder a muestras de pacientes americanos de un investigador de referencia mundial como es Arun Sanyal para validar la veracidad de sus ensayos sobre el diagnóstico de la enfermedad.

Fuente: Diario Médico.

Comentarios desactivados

jul 26 2014

EHDGNA/HGNA: controversias

Filed under Hepatología

higado-grasoControversies in the Diagnosis and Management of NAFLD and NASH.

Autores: Rinella MA y cols. Fuente: Gastroenterol Hepatol (N Y). 2014; 10(4): 219-227.

Esta enfermedad es reconocida como la principal causa de hepatopatía crónica en muchas partes del mundo. A pesar de los avances en el conocimiento, varios temas respecto a esta enfermedad resultan controversiales con respecto al diagnóstico y al tratamiento, así como la influencia del alcohol en su progresión.

Comentarios desactivados

jun 27 2014

Non-alcoholic fatty liver disease: a practical approach to diagnosis and staging

Filed under Residentes

Non-alcoholic fatty liver disease: a practical approach to diagnosis and staging.

Comentarios desactivados

may 28 2014

Probióticos en las enfermedades hepáticas

Filed under Hepatología

higado-grasoProbióticos en las enfermedades hepáticas.(descarga pdf)
Autores: Soriano G y cols. Fuente: Nutr Hosp. 2013;28(3):558-563.

En las enfermedades hepáticas, especialmente en la cirrosis y la esteatohepatitis no alcohólica, las alteraciones en la microbiota intestinal y en los mecanismos de respuesta inflamatoria desempeñan un papel importante en la progresión de la enfermedad y el desarrollo de complicaciones. Los probióticos, debido a su capacidad para modular la flora intestinal, la permeabilidad intestinal y la res-puesta inmunológica, pueden ser eficaces en el tratamiento de las enfermedades hepáticas y en la prevención de las
complicaciones de la cirrosis. En este artículo se reseñan los resultados del uso de los probióticos en el tratamiento de la encefalopatía hepática mínima y en la prevención de episodios de encefalopatía aguda, así como en el tratamiento de la esteatohepatitis no alcohólica y la prevención de infecciones bacterianas en los pacientes con
trasplante hepático.

Comentarios desactivados

feb 26 2014

Se presenta un método para el diagnóstico del hígado graso sin necesidad de realizar una biopsia

Filed under NotiGastro

El 20% de los españoles padece hígado graso o esteatohepatitis, y entre el 2 y el 3% ya ha desarrollado inflamación hepática o fibrosis, lo que puede acabar desembocando en casos graves de cirrosis o cáncer hepático.

Los expertos reunidos en el XXXIX Congreso Anual de la Asociación Española para el estudio del Hígado (AEEH) han presentado un nuevo método diagnóstico para detectar esteatohepatitis no alcohólica (EHNA o NASH por sus siglas en inglés) sin necesidad de realizar una biopsia. La esteatohepatitis es una enfermedad del hígado que se produce por la inflamación y daño de este órgano, como consecuencia de una acumulación excesiva de grasa en forma de triglicéridos, en lo que se conoce como enfermedad del hígado graso (HGNA o NAFLD).

Considerada como una de las epidemias clínicas del siglo XXI debido al consumo generalizado de una dieta excesivamente calórica, el hígado graso se produce por “la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas. Su origen es desconocido aunque suele ir asociado a la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia, y cuando esta infiltración grasa se complica, el hígado se inflama y aparece la esteatohepatitis, una enfermedad que debe ser tratada precozmente porque puede desembocar en cirrosis o cáncer”, explica el Dr. Manuel Romero, miembro de la AEEH y catedrático de medicina de la Universidad de Sevilla.

La esteatohepatitis es una enfermedad completamente asintomática, que genera una pequeña alteración de la bioquímica hepática junto con alteraciones metabólicas (síndrome metabólico) como la hipertensión, obesidad, dislipemia, diabetes, etc.

La detección de hígado graso ocurre muchas veces en un chequeo rutinario y es confirmado mediante una simple analítica de sangre o una ecografía. Ahora bien, el diagnóstico de la esteatohepatitis es un poco más complejo ya que requiere de la realización de una biopsia, por lo que es mucho menos accesible e incomodo para el paciente. “Justamente por este motivo se ha desarrollado un nuevo método diagnóstico capaz de detectar si el paciente padece inflamación hepática a través de una resonancia magnética y, mediante un posterior análisis en el ordenador, nos mostrará su diagnóstico con una seguridad claramente superior a los métodos de los que disponemos a día de hoy”, destaca el Dr. Manuel Romero.

Actualmente, en torno al 20 por ciento de los españoles padecen hígado graso, cifra que está aumentando potencialmente entre los jóvenes. Entre un 10 y 15 por ciento de los pacientes con hígado graso desarrollan esteatohepatitis, lo que representa un 2-3% de la población total española o lo que es lo mismo, más de un millón de personas.

Esta inflamación hepática, caracterizada por la acumulación de grasa, es producida principalmente por dos causas diferenciadas: por el consumo de alcohol en exceso (esteatohepatitis alcohólica) y por tener un perfil de obesidad o diabetes (esteatohepatitis no alcohólica). Aún así, en los últimos estudios realizados, se ha detectado que entre un 30% – 40% de los pacientes que presentan una esteatohepatitis no alcohólica es debido a causas genéticas. “Se ha comprobado que la presencia de una mutación en el gen PNPLA3 puede conllevar a que la persona sea más propensa a acumular grasa en el hígado y, por tanto, a desarrollar esta enfermedad sin necesidad de tener unos perfiles clínicos desfavorables. Se calcula que solo el 3%-5% de la población española tiene este gen mutado y que más de un tercio de ellos tendrán tendencia a desarrollar enfermedad hepática”, puntualiza el Dr. Romero.

Las dos complicaciones más graves que derivan directamente de esta enfermedad serían, por un lado, la progresión natural de la enfermedad hepática, es decir, un primer proceso a la cirrosis que podría llegar a producir cáncer de hígado, y, por otro, el incremento del riesgo cardiovascular, ya que se ha visto que las personas que poseen el hígado inflamado tienen mayor riesgo cardiovascular que las personas con hígado sano.

A pesar de ello, la esteatohepatitis es una enfermedad que se puede revertir mediante la práctica regular de ejercicio físico y una dieta saludable, junto con el control de las principales enfermedades que se asocian a la esteatohepatitis, como es la obesidad y la diabetes. Aun así, el Dr. Manuel Romero añade que, “el problema es que resulta tremendamente difícil convencer al paciente para que haga deporte, con lo que nos vemos obligados a desarrollar nuevos tratamientos que permitan lograr el control de la enfermedad”. En este sentido, también se presentará en el congreso un estudio que muestra el impacto positivo del ejercicio físico y la dieta durante un año en esta enfermedad. Además, en el marco del congreso, se discutirán las posibilidades terapéuticas de fármacos prometedores como el ácido obeticólico, la quercetina o el GFT-505″, añade el hepatólogo.

En el marco de la AEEH se ha conformado el Grupo Nacional para el Estudio de la Esteatohepatitis, un equipo formado por dieciocho grupos de investigación, quince hospitales y tres centros de investigación básica, que tiene el objetivo de elaborar el primer registro sobre esta enfermedad y potenciar la investigación traslacional y de colaboración.

Los hepatólogos españoles reclaman una estrategia nacional en hepatología

El Congreso ha albegado la presentación del Libro Blanco de la Hepatología en España, una iniciativa liderada por la AEEH, con la colaboración de Porib y Gilead, que pretende poner de manifiesto el rol de la hepatología en nuestro país, dando a conocer datos sobre los recursos asistenciales, humanos, diagnósticos y terapéuticos, que están disponibles actualmente para el manejo de estos pacientes.

Gracias a este trabajo, en el que han participado un total de 161 hospitales españoles de referencia, sabemos, por primera vez, que nuestro país dispone de un total de 590 médicos destinados al manejo de los pacientes hepáticos (ratio de 1,28 por cada 100.000 habitantes), y que, además, el 56% de estos especialistas se localizan en los hospitales de más de 500 camas y que poseen una edad media de 47 años.

El documento también revela que la mortalidad asociada a las enfermedades hepáticas (8%) duplica la tasa de mortalidad por cualquier otra causa dentro de los servicios hospitalarios de gastroenterología y medicina interna (3%) y la tasa de mortalidad de los hospitales consultados (4%). Además, las enfermedades hepáticas son responsables del 2% del total de ingresos que se produjeron en nuestro país en el año 2011 (3.640.064), y es la segunda enfermedad que ha experimentado un mayor crecimiento en el número de ingresos en los últimos cinco años.

Otro dato analizado en la investigación realizada por la AEEH, ha sido saber cuales son las patologías hepáticas más frecuentes de las consultas externas, es decir, aquellas revisiones que realiza el especialista a aquellos pacientes que ya no están hospitalizados. Así, se ha visto que el 80% de las consultas se debieron a hepatitis virales (36%), trasplante hepático (27%) y cirrosis (16).

En este sentido el Dr. Calleja señala que “estos datos nos hacen preveer que la carga asistencial asociada a las patologías hepáticas irá en aumento durante los próximos años, con lo que es necesario que las autoridades sanitarias se comprometen a diseñar una estrategia nacional en hepatología, que pueda garantizar una calidad asistencial a todos los pacientes”.

Fuente: Jano Online.

Comentarios desactivados

feb 19 2014

El 36% de los pacientes españoles con hepatitis alcohólica fallecen antes de que se cumplan seis meses del ingreso.

Filed under NotiGastro

Un seguimiento realizado por investigadores del Germans Trias i Pujol a personas diagnosticadas de esta patología revela, además, que el 16,9 por ciento de los pacientes falleció en el primer mes y el 39,3 por ciento, antes del año.

El 36 por ciento de los pacientes diagnosticados de hepatitis alcohólica fallecen en los primeros seis meses, según ha mostrado un estudio realizado por un grupo de expertos del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), liderados por la doctora Ana Bargalló.

Para llevar a cabo esta investigación, publicada en la Revista Española de Enfermedades Digestivas, se realizó un seguimiento de cinco años a pacientes ingresados y diagnosticados de hepatitis alcohólica. De esta forma, los expertos comprobaron que el 16,9 por ciento de los pacientes murió el primer mes; el 36,1 por ciento a los 6 meses y el 39,3 por ciento al año.

Se trata de enfermedad muy grave asociada directamente al consumo elevado y prolongado de alcohol y, aunque su incidencia se desconoce, se calcula que afecta aproximadamente a un 20 por ciento de las personas que tienen un consumo de alcohol importante.

Y es que, a aunque la hepatitis alcohólica tiene tratamiento, la mayoría de las personas presentan también cirrosis y otras enfermedades hepáticas, por lo que dificulta el tratamiento y, por ende, la curación.

De hecho, este estudio ha reflejado que aproximadamente una cuarta parte de los pacientes que fallecieron lo hicieron en los primeros 15 días de ingreso, cifra que representa el 64 por ciento de la mortalidad intra hospitalaria.

En concreto, sólo sobreviven más de cinco años el 58 por ciento de los pacientes con hepatopatía alcohólica, el 49 por ciento de pacientes con cirrosis provocada por el consumo de alcohol y el 33 por ciento de pacientes con Hepatitis Alcohólica sobre una cirrosis previa. Esta enfermedad suele aparecer a los 40 y 60 años de edad y afecta especialmente a los hombres.

“No debe asociarse con la marginalidad o las borracheras ya que existe un bebedor social capaz de ingerir a lo largo del día cantidades elevadas de alcohol sin ser consciente de ello ni llegar nunca a estar ebrio, pero que está poniendo su salud en peligro” ha explicado el experto de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), Miguel Ángel Simón Marco.

Por ello, el experto ha destacado la necesidad de diagnosticar precozmente esta enfermedad y, al mismo tiempo, iniciar “de toma temprana” los tratamientos a los pacientes con peor pronóstico. En este sentido, ha informado de que actualmente existen diferentes índices pronósticos que permiten, a través de la medición de parámetros como la bilirrubina, la función renal o la creatinina, clasificar al paciente y empezar a actuar.

“Por otro lado, la abstinencia al alcohol es un punto clave del tratamiento. Si no se consigue, los tratamientos serán poco efectivos y lo más importante, puede dificultar la realización de otros tratamientos como el trasplante hepático”, ha apostillado, para informar de que en el estudio sólo un 31,4 por ciento dejaron de beber y tuvieron una tendencia a “mejorar” la supervivencia.

Fuente: JANO.es.

Comentarios desactivados

Older Posts »