El ácido obeticólico, opción terapéutica en colangitis biliar primaria

Posted at 13:16 under NotiGastro

El ácido obeticólico representa un nuevo tratamiento para los afectados por colangitis biliar primaria que no responden al tratamiento clásico, según conclusiones del Congreso Europeo del Hígado celebrado en Barcelona.

La colangitis biliar primaria es el término que sustituye a la cirrosis biliar primaria, según un documento de posicionamiento aparecido el año pasado. Los últimos datos de esta enfermedad rara, que afecta en España a unos 19.000 pacientes, la gran mayoría mujeres de entre 40 y 60 años, se han presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Estudio del Hígado (EASL), que se clausuró el domingo en Barcelona.

“Se ignoran sus causas, pero se considera que es de tipo autoinmune aunque no se conoce el desencadenante. Se han propuesto agentes ambientales, pero no se ha podido comprobar. Desde hace casi 30 años tenemos el ácido ursodeoxicólico, un tratamiento que modifica el curso de la enfermedad. Sin embargo, no es eficaz en un 40 por ciento de pacientes, que necesitan ser trasplantados o fallecen”, explica Albert Parés, consultor senior del Servicio de Hepatología del Hospital Clínico de Barcelona.

En los últimos años se están evaluando nuevos tratamientos como el ácido obeticólico, un ácido biliar sintético “que ha mostrado eficacia en un gran porcentaje de pacientes, por lo que representa un avance muy importante de tratamiento en aquellos que no respondían con la terapia tradicional.

Fosfatasa alcalina, indicador inicial
“El diagnóstico de la enfermedad es relativamente sencillo, pero es necesario que el médico esté al tanto de la posibilidad de que el paciente pueda padecerla. De hecho, se pueden encontrar alteraciones incluso en pruebas de empresa de la enzima fosfatasa alcalina, que es el indicador inicial que pone en marcha la posibilidad de que el paciente la padezca”, detalla el experto, profesor de medicina de la Universidad de Barcelona.

Para hacer un diagnóstico, tanto las guías europeas como la estadounidense, indica que deben registrarse dos de estos tres criterios: colestasis, presencia de los anticuerpos antimitocondriales (que son específicos de la enfermedad) y biopsia que indique que haya indicios de la enfermedad. Pero en muchas ocasiones, se cumplen los dos primeros, por lo que no es necesaria la biopsia hepática.
Como recuerda Parés, los pacientes de esta enfermedad y de otras similares como la colangitis esclerosante primaria y la hepatitis autoinmune se han agrupado en la asociación ALBI España. Además, Intercept, laboratorio que ha desarrollado el fármaco, entregó en Barcelona los premios Practice to Policy, dirigidos a promover nuevas aportaciones que ayuden a mejorar la calidad de vida de los pacientes con colangitis biliar primaria.

Fuente: Jano Online.