Enfermería Cubana

27 abril 2020

Cuba recibe reconocimiento de la Junta Directiva del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE)

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:18

Imagen2Ginebra, 14 de abril de 2020

Estimada Señora Infante Ochoa:
Me dirijo a usted en nombre de la Junta Directiva del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) para manifestarle nuestro apoyo por la Sociedad Cubana de Enfermería durante el brote del virus COVID-19.
Entendemos que el número de casos sigue aumentando en Cuba al igual que en numerosos países de todo el mundo. A pesar de ello, su país ha tomado la admirable decisión de desplegar enfermeras y otros trabajadores sanitarios en otros países para colaborar en la lucha contr a el COVID-19. Es fundamental que las enfermeras, ya sea que trabajen en sus propios países o en el extranjero, tengan acceso a equipos de protección individual adecuados, así como a formación en prevención y control de infecciones y a recursos de salud mental y asesoramiento.
El CIE también está muy preocupado por la salud y la seguridad de las enfermeras y la población en general. Estamos trabajando de cerca con la Organización Mundial de la Salud al objeto de sostener el esfuerzo global para derrotar a este virus. Puede que haya visto nuestra declaración sobre la grave situación de Italia donde las enfermeras y otros trabajadores sanitarios carecen de suficientes equipos de protección para permanecer seguros. Se trata de una clara advertencia a otros países del mundo para que se aseguren de que su personal sanitario está protegido, tanto física como psicológicamente. El Director General del CIE, Howard Catton, está desempeñando un papel muy activo en los medios de comunicación promoviendo el mensaje de que los países han de priorizar y proteger inmediatamente a las enfermeras y los trabajadores de la salud.
Tenemos que llevar a cabo una serie de acciones para garantizar la continuidad de los cuidados que prestan las enfermeras sin riesgos para su propia salud y la de sus familias. En este sentido, hemos publicado un Llamamiento a la Acción exponiendo nuestras 12 prioridades en la respuesta al COVID-19 y a otras pandemias como por ejemplo tener acceso a equipos de protección individual (EPI), así como a orientación y formación; proteger la salud y el bienestar de las enfermeras y otros profesionales sanitarios; y garantizar la protección económica y un registro y regulación seguros de las enfermeras, entre otras acciones.
Nuestra finalidad es compartir las lecciones extraídas por parte de las asociaciones nacionales de enfermería de todo el mundo puesto que se trata de una crisis mundial que requiere una respuesta mundial. Hemos celebrado varios webinarios reuniendo a representantes del CIE, la OMS y líderes de las ANE en los países más afectados. Además, tenemos previsto un webinario el 27 de abril enfocado a la respuesta en América Latina al que le animamos a participar. Le enviaremos más información al respecto en breve.
Desde el CIE, desempeñando nuestro papel de líder mundial de la enfermería, pretendemos seguir posibilitando este intercambio de información y experiencia para que todos podamos aprender al respecto. También estamos publicando actualizaciones semanales de la situación con enlaces a la orientación e información más reciente, que puede que encuentre útil compartir con sus miembros.
Le rogamos traslade nuestras expresiones de solidaridad y gratitud a todas las enfermeras de su país que están trabajando gran cantidad de horas y realizando sacrificios personales para prestar cuidados esenciales a los pacientes en condiciones muy difíciles. Nuestro objetivo es garantizar la continuidad de los cuidados que prestan las enfermeras sin que haya riesgos para su propia salud y la de sus familias. Para ello, hemos de asegurarnos que todas las enfermeras conocen las directrices publicadas por la OMS sobre cómo protegerse y sobre sus responsabilidades durante esta época complicada.
Howard ha grabado un mensaje de apoyo para que lo comparta con las enfermeras de América Latina. Le ruego pulse aquí para acceder al vídeo. Erika Caballero, nuestro miembro de la Junta Ejecutiva en su región, está muy pendiente de la situación en América Latina y mantiene informado al CIE. Le animo a que se ponga en contacto con ella para comunicarle sus últimas noticias y preocupaciones.
La Sociedad Cubana de Enfermería es un miembro muy respetado del CIE y deseamos transmitirle nuestro reconocimiento y felicitación por la increíble labor que está llevando a cabo. Rezamos por una rápida solución y contención del brote en todo el mundo.
Atentamente,

Imagen1

 

Annette Kennedy
Presidenta
Consejo Internacional de Enfermeras

Recomendación especial

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:02

infotemacidesplegablepautas_logoLa Biblioteca Médica Nacional pone a disposición de sus usuarios y público general, el boletín “ALERTA Bibliográfica y Noticias”. Este espacio se actualiza diariamente y ofrece acceso a bibliografía actualizada y confiable sobre la Covid-19.

Le ivitamos a acceder al boletín y revisar la variedad de artículos a los que puede acceder.

Los rostros de mis héroes

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 11:13

En el Año del Personal de Enfermería y de Partería, Cuba se enorgullece de mostrar algunos de los rostros de sus enfermeros, quienes prestigian al Sistema de Salud cubano con sus esfuerzos de cada día, especialmente en tiempos de contingencia.

Como dijera Martí “Honrar honra”

91525237_298843284430438_5789395368437350400_n 93421046_1154496011560225_9040585508706582528_n 93793716_1154496014893558_969790953873211392_n Imagen1 Imagen3 Imagen5 Imagen6

Boletín de la OPS/OMS en Cuba

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 11:06

boletínAndar la salud es un boletín elaborado en la oficina de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Cuba. Tiene como propósitos compartir lo más relevante del quehacer de esta Representación; comunicar sobre la labor que desarrollan destacadas personalidades del campo de la salud en la isla; y dar a conocer proyectos e iniciativas que sobresalen por su innovación y aportes.

En esta ocasión, se dedica al personal de enfermería y partería, teniendo en cuenta que la Asamblea Mundial de la Salud ha declarado el 2020 Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, tema al cual se dedica el Día Mundial de la Salud. En el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, también se hace referencia a la labor desarrollada en Cuba para enfrentar la COVID-19.

Leer número Abril 2020

MINSAP agradece valioso aporte del personal de Enfermería en enfrentamiento a Covid-19

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 10:48

Gracias enfermeros

Videoconferencia con líderes de Enfermería en las Américas

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 10:28

Imagen2 El pasado 23 de abril, convocada por la Organización Panamericana de la Salud y desde su sede central en Washington DC, se realizo una sesión de videoconferencia con directivos de enfermería a nivel regional.

Uno de los propósitos del encuentro fue exponer el resultado de los informes enviados por los países sobre la situación de enfermería de la Region de las Americas y el Caribe, a cargo de la Dra Silvia Cassiani. Una vez mas, Cuba fue distinguida por los indicadores que exhibe y por su colaboración internacional, especialmente durante la actual pandemia por Covid-19. En palabras de las líderes del Departamento Nacional de Enfermería del MINSAP, MSc. Anahy Velazquez; y de la  Sociedad Cubana de Enfermería, MSc. Idalmis Infante, ese resultado solo es posible gracias al esfuerzo colectivo Seño Anahydel país y de todos sus enfermeros.

Como resultado del encuentro se elaboró un resumen de la información, que resume las principales necesidades:

  • Mejorar la distribución de profesionales de enfermería
  • Aumentar la fuerza de trabajo masculina
  • Mejorar los datos sobre profesionales en zonas rurales
  • Discutir la opción de exámen inicial para la profesión
  • Invertir en educación interprofesional
  • Invertir en formación y empleo de enfermeros con roles avanzados

Así como la preocupación por el aumento del número de licenciados-jubilados en países de bajos ingresos.

Un café con… Caridad Cairo Soler

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:51

Caridad CairoCaridad Cairo Soler ha dedicado más de 50 años a la labor de enfermería. En todo ese tiempo, sus aportes a la administración hospitalaria en Cuba y fuera del país han sido reconocidos en varias ocasiones; pero, para ella, lo más
significativo de su vida profesional radica en la contribución a la formación de nuevas generaciones de enfermeras y enfermeros. Según sus propias palabras: “todos los momentos son importantes para educar”.

¿Qué le motivó a ser enfermera y cuándo comenzó en esta profesión?

Siempre me motivó la enfermería, y entré en esa carrera en 1962. Según me cuenta mi mamá, desde pequeñita me gustaba jugar con las muñecas como si fuera enfermera o doctora. A lo largo de mis estudios nunca tuve dificultad, y en la medida que el tiempo pasaba me iba enamorando más de la carrera. Me fui encantando con la atención al paciente, la importancia de su cuidado, y la satisfacción que sienten las personas con este trabajo.Caridad Cairo 2

Para ser enfermera hay que tener un grado de responsabilidad muy alto, y hay que profesar mucha solidaridad, porque sin esos valores no se puede ser buena enfermera, aunque te guste. Eso tiene que acompañar siempre al personal de enfermería. Ayudar a los pacientes a recuperarse con humanismo, atendiendo a las necesidades de cada quien y tratando de escuchar siempre, es muy importante.

Mis primeras experiencias como enfermera fueron en el Central Guatemala, municipio Mayarí, en el oriente cubano. Una vez estuve en una situación muy difícil en el hospital, porque tuve que hacer un parto. Mi primer parto, y estaba solita, porque justo en ese momento no había quien me ayudara. Tuve que colocar a la madre en el salón de operaciones y buscar todos los instrumentos para poder atenderla. Yo estaba tan delgada que en la etapa de expulsión del parto tuve que cargar al niño abrazándolo, no podía tomarlo por los piececitos, pues me pesaba mucho, y tuve que abrazarlo para lograr cortar el cordón.

Afortunadamente aquella experiencia fue excelente. Creo que me hice una verdadera enfermera en ese momento. La madre no tuvo complicaciones, yo hice todas las maniobras correctamente y el bebé creció satisfactoriamente. Al otro día el obstetra me felicitó.

¿Qué siguió después?

En el Hospital Rural de Guatemala trabajé alrededor de seis meses, hasta que me llamaron para ir hacia el Hospital de Jibara, en Holguín. En aquel momento yo estaba preparando brigadistas sanitarias para mejorar la situación de la población infantil y materna, actividad con la que comencé mi experiencia en la atención primaria de salud. En Jibara asumí como jefa de enfermería y trabajé durante un año organizando el hospital.

Al cabo del tiempo, la jefa de enfermería y el director de la provincia me dijeron que querían que yo viniera a La Habana para hacer un curso de administración y que luego regresara a Holguín. Cuando retorné me dejaron en el Grupo Provincial de Enfermería, donde impulsé la organización de los policlínicos integrales de ese territorio, y al terminar esta actividad encontré el amor de mi vida, me casé, y tuve dos hijos.

Luego fui jefa provincial de enfermería; que también fue una experiencia muy bonita. Ahí me tocaron las visitas a todas las unidades, las supervisiones, los controles. En este rol, como en los anteriores, siempre traté de contribuir, primero, con la salud de la población; así como con la formación y capacitación de recursos humanos, aprovechando cualquier espacio que tuviera. Para mí lo más importante de esa época fue el tiempo que dediqué a preparar brigadistas sanitarias.

Como se puede notar, he acumulado experiencia en el área administrativa, y con esa experiencia, en el 2010, formé parte de la primera brigada cubana de salud que partió hacia Catar, donde tuve la oportunidad de participar en la organización de un hospital que allí se empezaba a gestionar con la ayuda de Cuba. Más específicamente, colaboré en la organización de la central de esterilización, las consultas externas y las salas de ese centro.

¿Qué nos puede decir de sus años de trabajo en el Hospital Hermanos Ameijeiras?

Lo mejor que me ha pasado a mí es haber sido seleccionada para trabajar en ese hospital. Soy fundadora, y las misiones que he cumplido ahí me han llenado de satisfacción. La primera tarea que cumplí fue la de organizar el personal de enfermería, sala por sala. Yo hice la historia de la organización de todas las salas, desde la primera hasta la última: ¿En qué año se abrieron? ¿Cuáles recursos tuvieron? ¿Cómo se entrenó el personal que allí se ubicó?

Al inicio, nos dedicamos a entrevistar a todas las personas que iban a entrar al hospital, que eran, básicamente, recién graduadas. Y su entrenamiento fue una experiencia bonita, porque fue un personal que creció profesionalmente en ese lugar. Se hicieron cursos de todo tipo y se organizaron las salas para que las enfermeras y los enfermeros trabajaran igual. Y yo siento mucho orgullo, porque todo el colectivo de enfermería que yo formé en ese centro resultó excelente.

Siempre les decía que debían entregar lo mejor de sí para lograr cosas importantes. Lo primero era la calidad de la atención a pacientes. Sabían que había que escuchar y atender al paciente; que cada detalle, hasta el mínimo, era importante para que las salas funcionaran bien. Trabajamos en la organización del hospital con mucho cuidado, y tengo que decir, lógicamente, que no fue solo tarea mía. Yo contaba con un colectivo extraordinario, que me seguía, y un director formidable, que era el Dr. Gómez Cabrera, que fue el primer director del hospital.

¿Qué mensaje entregaría a las nuevas generaciones de enfermeras y enfermeros?

Que no desaprovechen nunca la oportunidad de leer, de prepararse, y de expresar afecto a sus pacientes. Que recuerden los valores que son importantes para la enfermería, como la responsabilidad, la honestidad, la solidaridad y la sinceridad. Les recomendaría, además, que lean la vida y obra de Florence Nightingale, que este 2020, precisamente, se cumplen 200 años de su natalicio. Y que nunca pierdan la oportunidad de escuchar y de darle un consejo a un paciente, de ponerle la mano en el hombro, de prestarle ayuda, para que realmente puedan decir que son buenas enfermeras y enfermeros, y sientan la satisfacción de haber escogido esta carrera, como lo siento yo.

Tomado de Boletín de la OPS/OMS en Cuba

La Enfermería cubana, en cualquier lugar y sin horario fijo

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:30

Imagen1La fundadora de la enfermería moderna, Florence Nightingale, dijo: “La enfermería es un arte progresivo, en el cual permanecer inactivo es haber fracasado”, máxima que constituye reminiscencia de mi infancia, y me hace comprender la devoción de Midoris Arias Iwakys por su profesión.

Crecí viéndola vestida de blanco, y escuchándola hablar de sus pacientes como si se tratara de sus hijos, hermanos, padres, primos o todo el parentesco familiar. No necesitaba compartir el mismo ADN para salvarle la vida a alguien. Ni siquiera a nosotras nos unía la sangre, pero por suerte, mis padres le asignaron el rol de madrina para cuidar y velar por mí, debido en parte a la confianza que ella inspiraba.

Saberla cerca me hace sentir segura, por lo cual entiendo cuando desde todas partes del mundo llegan los mensajes de agradecimiento por la presencia del personal de Enfermería cubano involucrado hoy en la contención de la Covid-19.

Imagen6Consecuente con su razón de ser, que es ayudar al enfermo cuando lo necesita, Yamisleivy Santillán Almarales relata con orgullo y satisfacción el momento en que se logró trasladar a la primera paciente recuperada de la Covid-19, “después de varios días de arduo trabajo y noches de desvelo”.

No olvido su mirada ni sus palabras de agradecimiento. Me tocó precisamente a mí su traslado hacia el hogar; una vez allí y junto a su familia me dijo:

-Gracias por todo, nunca voy a olvidar todo su esfuerzo y lo que hicieron por mí… ¡Gracias!- Ese simple Gracias dejó una huella en mí que no olvidaré, pues en nuestra profesión no hay nada más hermoso y satisfactorio que devolverle la salud al enfermo, es una sensación de plenitud, de goce infinito, algo que jamás se olvida.

Aunque las estadísticas de Granada con respecto al comportamiento del virus Sars-CoV-2 no son muy alarmantes en comparación con otros países de la región, toda acción preventiva es poca.

Imagen3Hasta el día de hoy Granada tiene 12 pacientes notificados de positivos a la Covid-19, de los cuales cinco han estado ingresados en el Hospital de Saint George bajo el tratamiento y la atención de nuestras Licenciadas en Enfermería que trabajan en el aislamiento. El resto se encuentra distanciado en sus comunidades, en este caso en el Distrito de Saint Patrick.

La cooperación médica cubana en la modalidad de asistencia médica compensada inicia en Granada en el año 1998. Actualmente está conformada por 35 profesionales, y según el Doctor Dupuy, todos gozan de un excelente estado de salud y de ánimo, afirmación que corrobora Elsa Caridad González Pérez, otra de las enfermeras que no dudó en alejarse de sus seres queridos, más de lo que se nos ha exigido como medida de prevención a todos ante el nuevo coronavirus.

En este país tengo transporte garantizado desde mi casa hasta el hospital, se me garantiza la comida tanto en el Imagen5hospital como en mi casa, y en esta última tengo todas las comodidades similares a las que poseo en mi país.

Por sus manos y ante sus ojos, ahora más protegidos que nunca, han pasado en estos últimos 25 días en Granada pacientes mayores de 60 años, con patologías no transmisibles como la diabetes y la hipertensión, pero de complejo tratamiento en la tercera edad. La recuperación paulatina de ellos y su contribución a mantener en el país las estadísticas de fallecimientos a causa de la Covid-19 en cero, son las gratificaciones mayores de la villaclareña Elsa Caridad.

Ver a un paciente sonriendo mientras se está recuperando es lo mejor que me puede pasar como enfermera.

Vuelvo ahora sobre mi madrina, Midoris, quien ya no ejerce como enfermera, pero solo formalmente, porque no ocupar una plantilla en un centro laboral no significa que los Imagen4conocimientos se hayan esfumado. Como otra profesión a la que se ame, la enfermería se practica con el alma, en cualquier lugar y sin horario fijo. Midoris está en su casa ahora, cuidando de su papá enfermo y de su nieto, el cual la hizo dichosa hace seis meses, pero su corazón también está al lado de Yamisleivy, de Elsa, y de todos los demás enfermeros desplegados por el mundo para acabar con esta enfermedad que nos ha detenido el tiempo, pero nos ha hecho confiar más en nuestros ángeles, que, en lugar de alas, usan cofias.

Tomado de Radio Rebelde

 

 

14 abril 2020

Enfermería en la primera línea, desde siempre

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 19:52

brigada-barbados-580x290Si se contabilizaran las horas en cualquier servicio de salud, y a punta de lápiz sacáramos la cuenta de quién pasa más tiempo junto a los pacientes, quizá muchos notaríamos con mayor claridad lo que es evidente, pero no siempre reconocido.

Ese lugar lo ocupan las enfermeras y enfermeros,  días y noches completas. Ellos son, diría mi abuela, “oro en polvo dentro de cualquier sala”. Y a la vieja le digo siempre que un poco más, incluso fuera de los hospitales, porque no hay sistema de salud sólido, sin el trabajo coordinado de estos profesionales y técnicos.

Bien lo sabe luego de 31 años de experiencia como enfermera Vilma Martínez Bonne, quien de ese tiempo ha dedicado más de dos décadas a trabajar directamente en la atención a la mujer, desde el  salón de parto del hospital América Arias, donde dirige ese servicio.

“Tengo un par de jimaguas que tienen 16 años, y prácticamente los crié aquí, porque no tenía quien me los cuidara para yo trabajar. Es un reto grande para una mujer escoger esta profesión, porque se sacrifica a la familia, sobre todo a los hijos, en tanto requiere mucha dedicación”, refiere Vilma.
A la pregunta sobre cuál es su misión no hay respuesta demorada: “Brindar cuidados de enfermería a la paciente durante el trabajo de parto, parto y puerperio inmediato. Es una labor muy bonita, la parte más difícil es en el preparto, porque a veces las mujeres vienen sin ningún tipo de preparación del área de salud sobre el parto”, explica.

enfermera-partoEntonces, insiste, es cuando tenemos que “disminuir los temores, el miedo con que llegan a este momento y enseñarles los ejercicios y movimientos que deben hacer durante esta etapa para que este sea menos dolorosa”, dice Vilma.
No más fácil resulta “lidiar con los diferentes caracteres de las pacientes, que a veces no se dejan ayudar, o la familia, que en el afán de acompañar no siempre lo logra. Muchas no permiten que tú te les acerques, les enseñes, le pases la mano sobre todo en la región lumbar y cuando logras hacerlo, ya entonces no quieren que te separes  de ellas”, comenta con dulzura, como quien revive el momento experimentado cientos de veces.

Ahora, enfatiza, “se está llevando mucho lo del parto humanizado y eso lleva varios ejercicios. Es increíble, porque se acorta el tiempo del parto, más que cuando la mujer está sola, sin movimientos”, apunta.

Vilma, quien es natural de la provincia de Santiago de Cuba, pero vive en la capital desde el año 1996, habla de un día en el hospital, de la felicidad de ver nacer la vida una y otra vez. ¿Crees que se reconoce suficientemente esta profesión?, indagamos.

No duda: “Creo que las enfermeras deberíamos ser más reconocidas, pero entiendo que también tenemos que ganarnos ese lugar. Antiguamente los partos eran realizados por enfermeras y los resultados eran favorables, porque las enfermeras se caracterizan por tener paciencia, calma”, opina.

¿Y ahora, se ha detenido la atención ante la emergencia del coronavirus?

“Qué va, ni pensarlo. La orientación es protegernos, cuidarnos, porque el programa no se para, los nacimientos van a seguir  para bien. Es en momentos como este donde no podemos olvidar que somos enfermeras y tenemos que darlo todo. El enfermo, un parto, la salud de otra persona, no espera”, insiste.

La más valiosa de las trincheras
enfermera-apsEnfermera Leslie Hechevarría Nassar, con casi tres décadas de trabajo en la atención primaria de salud. Foto: Cortesía de la entrevistada.
Después de concluir la pesquisa activa en su área de salud, como parte de la que hoy realiza el país ante la COVID-19,  Leslie  Hechevarría Nassar, conversó vía whatsapp con nosotros.

Esta enfermera, graduada  en el año 1990, lleva casi tres décadas trabajando en la atención primaria de salud. “En el consultorio donde estoy ahora, el número nueve del reparto Flores, en el municipio Playa, y perteneciente al policlínico Manuel Fajardo, llevo ocho años”, apunta.

Antes del año 1994, cuando se volvió una enfermera de la familia,  Leslie trabajó en el servicio de terapia intensiva del Hospital Materno Infantil Dr. Ángel Arturo Aballí, cuenta.

La enfermería, a su juicio, es la más noble de las profesiones. “Cómo no escogerla”, replica. “Siempre al cuidado de la salud de las personas, trabajando desde nuestro puesto en la comunidad, que es nuestra trinchera en la prevención de las enfermedades”, destaca.
“Ahora mismo —dice— damos charlas educativas cara a cara en cuanto a la forma de prevención de la COVID-19, la importancia de que las personas permanezcan en sus hogares cuidando a los ancianos, los niños y familiares con enfermedades crónicas  que son la población más vulnerable a padecer el virus y sufrir complicaciones”, ilustra Leslie sobre la actual emergencia mundial de salud.

No es algo nuevo, refiere. “Lo que nos distingue en la atención primaria de salud es el trabajo preventivo a la familia ahora y siempre”.

Prevención, promoción, curación y rehabilitación, enumera Leslie, quien agrega además el trabajo con los pacientes en estadio terminal. “Somos nosotras desde la atención primaria quienes les brindamos muchas veces los últimos cuidados”, explica.

Si tiene que colocar en una balanza quien es el más sacrificado, Leslie escoge a la familia. “Tengo un hijo que estudia medicina en 5to año y está con nosotros en la pesquisa,  cuando llego a la casa mi niña más pequeña de 15 años es quien me ayuda en muchos quehaceres junto a mi esposo, a quien le toca además masajear mis pies destrozados de todo el día en pie”, dice.
Pero la recompensa, agrega, es ese “seño” que le gritan los niños que ha visto crecer en el consultorio cuando la ven en la calle, o el saludo de cualquier paciente que denota gratitud.

Luchar por los pacientes como un sentido de vida
Imagen1Regla Noylenis Balboa Reinoso (al centro) trabaja en la sala de terapia del Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (Cimeq), desde el año 2009. Foto: Cortesía de la entrevistada.
Nada alegra más a Regla Noylenis Balboa Reinoso que ver abandonar a un paciente la sala de terapia donde labora en el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (Cimeq), donde trabaja desde el año 2009. Así ha sido desde dos años antes, en 2004, cuando al graduarse comenzó su servicio social en la terapia del Hospital Naval.

La medicina, o alguna profesión que guardara relación con ella, le llamó la atención desde niña. “Me encanta mi trabajo y definitivamente sí, esa vocación que sentí cuando joven hacia la medicina, no cambió cuando terminé la carrera. Continué pensando que esa era la profesión que yo quería estudiar”, señala.

Los motivos a Regla no le faltan. “En tantos años que llevo aquí he visto tantas cosas lindas, tantas cosas tristes, amargas, que lo que más me satisface es ver cómo se lucha con esos pacientes que por un momento crees que no van a salir adelante, pero lo logran”, dice. Sacrificio, dedicación y amor, son las palabras que esta profesional escoge para definir el día a día de esta profesión, para la cual considera falta aún reconocimiento.
“Me alegra que en estos tiempos de coronavirus la gente esté valorando al personal de la salud un poco más. Eso reconforta, pero siempre hemos estado aquí”, señala.

Aquí, y en otras tierras donde algún pueblo ha necesitado de la ayuda médica de Cuba y donde la enfermería ha sido puntal.

enfermero-italiaDesde Crema, Italia, el licenciado José Luis Sánchez Pérez— integrante de la brigada médica de la Isla que combate el coronavirus en esta nación europea— habla del idioma universal de la gratitud a la medicina que salva.

Licenciado en enfermería José Luis Sánchez Pérez, integrante de la brigada médica de la Isla que combate el coronavirus en Italia. Foto: Cortesía del entrevistado.
Enfermero de profesión, y con las huellas de haber vivido Sierra Leona y el combate contra el Ébola, el terremoto del 2016 en Ecuador, el golpe de estado en Bolivia y la agresión a los médicos cubanos,  nos recuerda  desde Italia una esencia:

“Hay cosas que pueden resumirse en un simple grazie, o gracias”.

Tomado de: http://www.cubadebate.cu/especiales/2020/04/07/valientes-enfermeria-en-la-primera-linea-desde-siempre/

Los rostros de mis héroes

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 19:16

En el Año del Personal de Enfermería y de Partería, Cuba se enorgullece de mostrar algunos de los rostros de sus enfermeros, quienes prestigian al Sistema de Salud cubano con sus esfuerzos de cada día, especialmente en tiempos de contingencia.

Como dijera Martí “Honrar honra”

92732293_2130293937116400_2467099639401152512_o93256839_10216426494511500_4217032060692332544_n93175503_964278357365771_6648842887284916224_n92763025_1100463666954148_6029060672472481792_obrigada-barbados-580x290  cuba-enfermeros-barbadosenfermera-aps92639066_672141886937150_7315134203434106880_o enfermero-italia enfermera-parto

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: Xaily Gavilondo | Contáctenos
Otro blog más de Art