Enfermería Cubana

7 abril 2020

Mensaje del Ministro de Salud Pública por el Día Mundial de la Salud

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:27

MinistroLa Habana, 7 de abril de 2020
“Año 62 de la Revolución”

Queridos trabajadores de la salud,

Cada 7 abril se celebra el Día Mundial de la Salud, en conmemoración a la creación de la Organización Mundial de la Salud en 1948.

Este año recibimos la fecha con una particularidad, nos encontramos enfrentando una pandemia que afecta ya a ciento setenta y nueve países, y que ha puesto a pruebas a los sistemas de salud de todo el mundo. En este escenario, el personal de la salud cubana ha constituido una fuerza imprescindible para intentar controlar la propagación del virus, y para preservar lo más sagrado del ser humano: su vida.

Especial mención realizamos a los profesionales de la enfermería, a quienes la OMS dedicó los esfuerzos y reconocimientos este 2020, y cuya participación ha sido significativa en la prestación de los servicios de salud.

Estamos orgullosos de todos ustedes: de cada trabajador de la salud que, sin dudarlo, pone en riesgo su vida para cuidar al pueblo cubano, como cumplimiento de la ética que nos caracteriza. De cada médico, enfermera, tecnólogo y de todos los que día a día, contribuyen de manera efectiva al logro de los indicadores de salud que hoy Cuba exhibe.

Estamos orgullosos también de los 694 profesionales que se alistaron para constituir las brigadas Henry Reeve que han partido a otros países a luchar contra esta pandemia, como lo estamos de todos los que ya se encontraban en cada rincón del mundo, llevando el amor y humanismo de la medicina cubana.

En nombre del consejo de dirección del Ministerio de Salud Pública, reciban nuestra más sincera felicitación. Sepan que confiamos en la labor que realizan, en su compromiso y entrega incondicional a las tareas de la Revolución. Juntos saldremos nuevamente victoriosos y podremos celebrar con júbilo, esta y muchas fechas más.

Saludos,

José Angel Portal Miranda
Ministro de Salud Pública

Cuba

El Día Mundial de la Salud reivindica a la enfermería en su año más heroico

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:07

20200402-637214331322125929_20200402141002-kyWD-U483702639396bC-992x558@LaVanguardia-WebLos 28 millones de enfermeras y enfermeros del mundo, vanguardia de la lucha contra el coronavirus, son los protagonistas este martes del Día Mundial de la Salud, en el que un informe desvela que al menos hacen falta seis millones más de estos trabajadores para atender las emergencias sanitarias globales.

El día mundial, que conmemora la creación en esta fecha de 1948 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quiere en 2020 marcar la importancia de esta profesión, aprovechando que este además es el Año Internacional de la Enfermería, aunque ha sido sobre todo la pandemia de Covid-19 la que ha subrayado su vital y heroico trabajo.

“Enfermeras y enfermeros son la columna vertebral de cualquier sistema sanitario y hoy muchos de ellos se encuentran en el frente de la batalla contra la Covid-19”, destacó con ocasión de la jornada de homenaje el director general de la OMS, Tedros Adhanom.

Director general de la OMS, Tedros Adhanom Esa agencia de las Naciones Unidas, junto al Consejo Internacional de Enfermeras (ICN), publica hoy su primer informe sobre el estado de esta profesión, en el que se señala que aunque entre 2013 y 2018 el número de enfermeros y enfermeras ha aumentado globalmente en 4,7 millones, aún es insuficiente.

Regiones como África, el sureste asiático, el Mediterráneo Oriental o Latinoamérica son las que sufren mayor escasez de estos profesionales, que en un 90 por ciento de los casos son mujeres y representan más de la mitad de los profesionales sanitarios.

El estudio también muestra un reparto desigual, en el que una mitad de la población mundial (generalmente países desarrollados) acumula un 80 por ciento de los profesionales de enfermería, y países como la India, pese a los problemas de su sistema sanitario, exportan muchos de estos trabajadores a naciones más ricas.

El documento concluye que, para hacer frente al insuficiente número de enfermeras y enfermeros, los países con falta de profesionales deben incrementar su número a un ritmo anual del 8 por cieno, lo que costaría cada año aproximadamente 10 dólares por habitante.

Las recomendaciones del informe se han convertido en una llamada urgente de ayuda en el actual contexto de la pandemia de Covid-19, que ha puesto al límite las redes sanitarias incluso de países desarrollados, que a menudo importan profesionales de enfermería de tradicionales “canteras” como la India o Filipinas.

”Los líderes políticos deben comprometerse a seguir las recomendaciones, que a la luz del Covid-19 ya no son opcionales”, subrayó el consejero delegado de ICN, Howard Catton, quien aseguró que ahora la falta de estos trabajadores “puede costar vidas y aumentar las tasas de infección y letalidad” del coronavirus.

La actual pandemia “ha demostrado que estar mejor preparado en el sector sanitario además es vital para la salud de la economía, e incluso para las libertades personales”, a la vista del confinamiento que muchos países han tenido que implementar, subrayó el enfermero británico.

El Covid-19 está causando un gran impacto a la profesión, teniendo en cuenta que en los países más afectados por la pandemia un alto porcentaje de los enfermos son estos trabajadores, contagiados cuando atendían a los pacientes.

Aunque no hay cifras globales, en uno de los países más afectados por la pandemia, España, se calcula el 14 por ciento de los casos confirmados son trabajadores sanitarios, muchos de ellos enfermeras, y en Italia el porcentaje es del 9 por ciento.

No hay una cifra de enfermeros fallecidos por coronavirus

Tampoco hay cifras exactas de enfermeros y enfermeras fallecidos, aunque de acuerdo con Catton son al menos un centenar, incluidos 23 de ellos en Italia.

Muchos sanitarios se han infectado por la falta de equipamiento de emergencia, como mascarillas o trajes de protección, advierten OMS e ICN, que incluyen en el informe la exigencia de invertir más en este material.

El informe no olvida la brecha de género y subraya que, aunque la mayor parte de los profesionales de la enfermería son mujeres, muchos de los puestos de responsabilidad del sector son ocupados por hombres.

OMS e ICN llaman en la jornada de hoy, a través de su informe, a mejorar las condiciones de trabajo de una profesión que estos meses está sufriendo especialmente y sugieren que cada país establezca un enfermero o enfermera jefe a nivel nacional para coordinar a estos profesionales.

”Sin enfermeros y enfermeras, comadronas y otros trabajadores sanitarios, los países no pueden ganar la batalla contra las epidemias, lograr la cobertura sanitaria universal o los objetivos de desarrollo sostenible”, concluyen las dos organizaciones.

Tomado de La Vanguardia

La OMS dedica el Día Mundial de la Salud a la enfermería

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 11:42

omsEn el Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería, el Día Mundial de la Salud 2020 se dedicará a poner de relieve el papel fundamental que desempeñan estos profesionales en la prestación de servicios de salud en todo el mundo, y a hacer un llamamiento para fortalecerlo.Dentro de los actos de la conmemoración de este día destaca la publicación del informe “Situación de la enfermería en el mundo 2020”, que realiza un examen en profundidad del componente más numeroso del personal de salud.

En sus conclusiones “se revelan importantes deficiencias en el personal de enfermería y se señalan las esferas prioritarias de inversión en materia de formación, empleo y liderazgo para fortalecer el personal de enfermería en todo el mundo y mejorar la salud de todos”, según destaca la Organización Mundial de la Salud en un comunicado.

Según ha señalado el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, “los profesionales de enfermería son la columna vertebral de cualquier sistema de salud. Hoy en día, muchos de ellos se encuentran en primera línea en la batalla contra la COVID-19”. Este informe constituye “un claro recordatorio del papel insustituible que desempeñan y una llamada de atención para asegurar que reciben el apoyo que necesitan para salvaguardar la salud del mundo”.

El informe, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) y la campaña Nursing Now, revela que el personal de enfermería cuenta actualmente con cerca de 28 millones de profesionales en todo el mundo, registrando un incremento de 4,7 millones entre 2013 y 2018. No obstante, la cifra actual sigue dejando un déficit mundial de 5,9 millones de profesionales, la mayoría en países de África, Asia Sudoriental y la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS, así como en algunas partes de América Latina.

Resulta revelador, según la OMS, el hecho de que más del 80 por ciento del personal de enfermería del mundo trabaje en países que albergan a la mitad de la población mundial. Y uno de cada ocho de estos profesionales ejerce en un país distinto al país en que nació o se formó. El envejecimiento también amenaza al personal de enfermería: se espera que uno de cada seis profesionales de la enfermería que hay en el mundo se jubile en los próximos 10 años.

Para evitar que se produzca una situación de escasez a escala mundial, en el informe se estima que los países que experimentan carencias deben aumentar el número total de graduados en enfermería a razón de un 8 por ciento anual de promedio, y mejorar sus opciones de obtener empleo y retenerlo en el sistema de salud.

“Los políticos son conscientes del costo que supone formar y mantener una plantilla de profesionales de la enfermería, pero muchos de ellos solo reconocen ahora su verdadero valor”, ha señalado la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras, Annette Kennedy. “Cada céntimo que se invierte en el personal de enfermería aumenta el bienestar de las personas y las familias de maneras muy claras y tangibles, que todo el mundo puede ver. Este informe destaca la contribución que realiza la profesión de la enfermería y confirma que invertir en ella supone un beneficio para la sociedad, no un costo. El mundo necesita incorporar a millones de profesionales de la enfermería, y hacemos un llamamiento a los gobiernos para que hagan lo correcto e inviertan en esta maravillosa profesión y observen cómo sus poblaciones se benefician del increíble trabajo que solo los profesionales de la enfermería pueden hacer”.

Aproximadamente el 90 por ciento de todos los profesionales de la enfermería son mujeres, pese a lo cual hay pocas enfermeras ocupando puestos directivos en el sector de la salud. Con todo, cuando en los países se permite que las enfermeras asuman una función directiva, por ejemplo estableciendo un puesto de funcionario jefe de los servicios públicos de enfermería (o equivalente) y programas de liderazgo para el personal de enfermería, las condiciones de este colectivo mejoran.

“En el informe se hace un llamamiento, debidamente respaldado por datos y estudios científicos que eran muy necesarios, al fortalecimiento del liderazgo en la enfermería y las funciones avanzadas de enfermería, así como a la formación del personal de enfermería para el futuro”, ha señalado Nigel Crisp, Copresidente de Nursing Now. “Las opciones de política recogen medidas que, en nuestra opinión, todos los países pueden adoptar en los diez próximos años para garantizar un número suficiente de profesionales de la enfermería y que los enfermeros y enfermeras aprovechan plenamente las competencias recibidas en su formación teórica y práctica y la ampliación de su ámbito profesional para mejorar la prestación de atención primaria de salud y responder a emergencias sanitarias como la COVID-19. Para ello debe iniciarse un amplio diálogo intersectorial que sitúe los datos científicos sobre la enfermería en el contexto del sistema de salud de los países, su personal sanitario y sus prioridades en materia de salud”.

Para dotar al mundo del personal de enfermería que necesita, la OMS y sus asociados recomiendan a todos los países:

– Incrementar la financiación para formar y emplear más profesionales de la enfermería.
– Fortalecer la capacidad de recopilar y analizar datos sobre el personal de enfermería y tomar las medidas conexas pertinentes.
– Supervisar la movilidad y migración del personal de enfermería y gestionarlas con responsabilidad y de forma ética.
– Ofrecer a los futuros profesionales de la enfermería formación teórica y práctica en las competencias científicas, tecnológicas y sociológicas que necesitan para avanzar en la atención primaria de salud.
– Establecer puestos de liderazgo, en particular de funcionario jefe de los servicios públicos de enfermería, y apoyar el fomento del liderazgo entre los profesionales jóvenes de la enfermería.
– Velar por que el personal de enfermería de los equipos de atención primaria de salud pueda llegar a desplegar todo su potencial, por ejemplo en la prevención y atención clínica de las enfermedades no transmisibles.
– Mejorar las condiciones de trabajo, en particular mediante niveles seguros de dotación de personal, sueldos justos, y el respecto del derecho a la seguridad y salud en el puesto de trabajo.
– Aplicar políticas en el personal de enfermería que tengan en cuenta los aspectos de género.
– Modernizar la reglamentación profesional de la enfermería armonizando las normas de formación y del ejercicio de la enfermería, y utilizando sistemas que permitan reconocer y tramitar las credenciales del personal de enfermería en todo el mundo.
– Fortalecer la función del personal de enfermería en los equipos de atención uniendo los diferentes sectores (salud, educación, inmigración, finanzas y trabajo) con las partes interesadas de la enfermería para un diálogo de políticas y la planificación de la fuerza de trabajo.

Tomado de El médico interactivo

2 abril 2020

Temas de perioperatorio para enfermeros anestesistas

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 10:33

Libro anestesia enfermerosLa Editorial Ciencias Médicas presenta:

Título: Temas de perioperatorio para enfermeros anestesistas

Autor (es): Dávila Cabo de Villa E

Edición: Lic. Patricia L. George de Armas

Diseño: D.I. José Manuel Oubiña González

ISBN: 978-959-313-790-4

Año: 2020

Compendio de temas actualizados, con alta demanda asistencial en Anestesiología. Abarca desde los procesos de planificación, dominio y control de los recursos disponibles para la seguridad operatoria, hasta el traslado del paciente y sus cuidados posanestésicos. Se incluye el proceso perioperatorio con las maniobras más frecuentes, las diferentes posiciones quirúrgicas y la analgesia.

El texto completo en formato PDF (15,66 MB) está disponible en la sección de Libros de Autores Cubanos de la Biblioteca Virtual en Salud de Cuba.

Coronavirus (2019-nCoV): evidencia relevante para cuidados críticos

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:56

articleEsta colección especial es una de las dos colecciones disponibles sobre el COVID-19. Se centra en la evidencia relevante para cuidados críticos. Consulte también la otra colección: Coronavirus (COVID-19): medidas de control y prevención de la infección.

Está disponible en chino simplificado, francés, inglés, japonés, malayo y persa.

El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la Emergencia de Salud Pública internacional por coronavirus.

Esta colección especial se ha elaborado en respuesta a la pandemia del COVID-19 y se actualiza de manera regular. Su objetivo es garantizar el acceso inmediato a revisiones sistemáticas consideradas de mayor pertinencia directa para el tratamiento de los pacientes hospitalizados con infecciones respiratorias agudas graves. La Colección incluye revisiones que son importantes para la guía provisional de la OMS, así como revisiones identificadas como notables por el Grupo Cochrane de Atención Crítica y de Emergencia y también se basa en el concimiento de los grupos Cochrane de las regiones afectadas.

Aunque las revisiones en esta Colección Especial evalúan intervenciones a las que se hace referencia en la guía provisional de la OMS, la aplicabilidad directa de la evidencia puede ser limitada por la baja proporción de pacientes con esta infección viral reclutados en los estudios primarios.

Esta Colección Especial incluye Revisiones Cochrane sobre los siguientes temas: tratamiento con líquidos y vasopresores; asistencia respiratoria y ventilación mecánica; desconexión de la ventilación mecánica; tratamiento de la hipoxemia; tratamiento farmacológico; nutrición en cuidados intensivos. Algunas de las revisiones de esta colección contienen un enlace a las Respuestas Clínicas Cochrane (RCC) asociadas (contenido en inglés).

Cabe destacar que las revisiones incluidas en esta colección son un resumen de la evidencia y el hecho de que estén incluidas no significa que las intervenciones sean efectivas. Algunas de las revisiones incluidas destacan la insuficiente evidencia de calidad alta para informar la toma de decisiones médica en el contexto de una crisis de infección respiratoria aguda grave.

Enfermeros cubanos en Qatar continúan en el epicentro de la batalla

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:40

IMG-20200328-WA0013Cuatro enfermeros cubanos se suman al grupo de enfermeros que ya cumplen funciones en las instituciones donde están hospitalizados que contienen pacientes positivos al COVI-19 ellos son : Jorge Félix Suarez Guerra, Leopoldo Blanco Frometa, Joel Gonzalez Perez y Eduardo Marcebo Zayas. Continua la enfermería cubana enalteciendo cada minuto el nombre de Cuba con la premisa de que la protección personal es insoslayable.

Tomado de cubacoopera

La historia de la primera enfermera camagüeyana en enfrentar la COVID-19

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:36

enfemera-camaguey-580x324Hoy es aún mayor la experiencia de Liliana María Gomila Suárez, técnica en Enfermería del Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni, de la ciudad de Camagüey, quien fue la única mujer en integrar el equipo de ocho profesionales de la salud que atendió al primer enfermo de la COVID-19 en el territorio.

Con apenas tres décadas de existencia y sin experimentar los avatares de una misión internacionalista, la joven camagüeyana asumió el reto de ponerle cerco a la pandemia que mantiene en vilo a la humanidad, desde su escenario diario de trabajo.

Actualmente Liliana cumple el periodo de aislamiento establecido en correspondencia con el ciclo de incubación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, pero no deja de recordar uno de los momentos más decisivos de su vida laboral, marcado en el calendario desde el día 17 del mes en curso.

Mediante la red social WhatsApp manifestó a la Agencia Cubana de Noticias las emociones encontradas que afloraron cuando se decidió a atender el caso de un camarero, trabajador de un crucero, quien arribó a Cuba procedente del exterior y acudió al médico al presentar síntomas catarrales.

Si bien en ese instante me inundó el miedo de enfrentar a una enfermedad casi completamente desconocida, por la preocupación de cometer algún error, poder contagiarme e infectar a mis compañeros, me enfoqué en brindarle la asistencia requerida al paciente, subrayó.
Siguiendo las medidas de bioseguridad establecidas y manteniendo la serenidad, Liliana se desempeñó junto al doctor Yosbel Hidalgo Dieppa, jefe del servicio de Medicina Interna en la citada instalación hospitalaria.

Antes de entrar al cubículo nos lavábamos las manos, una operación que repetíamos cada 15 minutos aproximadamente, incluyendo el momento anterior y posterior a la acción de tocar al paciente, y desinfectábamos los equipos empleados en su tratamiento, detalló.

Al terminar el turno de trabajo, esterilizábamos igualmente nuestros medios de protección y los guardábamos, refirió, no sin antes comentar cómo se ayudaban uno a otro a colocárselos correctamente al inicio de la jornada, la cual completaron desde el día 23 del actual mes en el Hospital Militar Octavio de la Concepción.

El apoyo entre los compañeros siempre prevaleció, tanto durante las 72 horas de descanso en una sala aislada, como las otras 24 cuando estábamos con elaquejado, rememoró, y con humildad pidió mencionar y reconocer el esfuerzo del resto del personal, otros tres binomios conformados cada uno por un galeno y un enfermero.

Jorge Serrano Jerez, Roger Campos Batueca, Julio López Silverio, Alexander Batista Zayas, Gilberto Sánchez Morgado y Waldo Velazco Nápoles, son de los miles de héroes de batas blancas, por los cuales los cubanos rompen con aplausos la calma de su hogar justo a las nueve de la noche.

Por vía telefónica e Internet mi familia me transmitió siempre palabras de confianza y seguridad, las cuales fueron un impulso importante durante el tiempo de labor, incluyendo las de mis hijos, quienes añoran el momento de reencontrarnos y, a la vez, se preocupan porque me cuide, comentó.
La tranquilidad de Liliana de haber aportado su granito de arena en el tratamiento del primer camagüeyano contagiado con el nuevo coronavirus, se conjuga hoy con el deseo casi cumplido de volver a abrazar a sus pequeños Maikol y Marco Antonio, de 10 y cinco años de edad, respectivamente.

Mas ahora, mientras dedica su tiempo libre a actualizarse sobre la enfermedad para cuando se reincorpore a trabajar, pone también su pensamiento en el resto de los habitantes de la Mayor de las Antillas, a quienes extiende la recomendación de seguir con exactitud las medidas higiénicas y las disposiciones de las máximas autoridades del país.

Tomado de cubadebate

El heroísmo tiene nombres

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 9:25

Y8mUjy_24-03-2020_09.03.38.000000Una puerta herméticamente cerrada divide a dos mundos. De un lado la vida cotidiana de un centro hospitalario. Personal médico, pacientes y familiares en un ir y venir en busca de salud. Al otro, una pulcritud extrema. Ocho camas perfectamente alineadas. Equipos e instrumental estéril bordean una de estas. Justo allí, un espíritu fuerte se aferra a la vida, en constante lucha contra una amenaza que se empeña en robarle su cuerpo. Pero no está solo ni un instante: día y noche, dos ángeles guardianes le acompañan.

«No sentí miedo cuando crucé la puerta, pero sí estaba muy nervioso por la incertidumbre. El más mínimo error nos pone en peligro a quienes estemos en ese momento a su lado y al resto de nuestros compañeros. Realmente es estresante», dice a través de la línea telefónica el doctor Yosbel Hidalgo Dieppa, especialista en primer grado de Medicina interna, uno de los integrantes del colectivo que asiste al sexto caso detectado con coronavirus en Cuba en el Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni, de Camagüey.

Junto a él Liliana María Gomila Suárez, la técnica en Enfermería, ha estado 24 horas en un cubículo aislado en la Sala de Infectología del referido centro, un pequeño espacio que cuenta con su propio servicio de enfermería y baño, y sólo personal escogido tiene acceso.

«Cuando se entra ahí no se sale hasta el otro día. Incluso el instrumental es propio de ese lugar. Cada tres horas tomamos los signos vitales, la presión arterial, se ausculta y se le hace la gasometría para analizar los gases en sangre porque es lo primero que se altera de haber complicaciones. Además chequeamos las vías respiratorias, porque el gran peligro asociado a este virus es precisamente una neumonía».

El galeno explica el proceder de forma mecánica, tras haberlo realizado, una y otra vez, durante sus primeras 24 horas en el ojo de este huracán categoría descomunal que sacude a casi todo el orbe.

«Es una jornada muy intensa cuando se está junto al paciente, quien por suerte es muy colaborativo y, aunque está preocupado, cumple con todas las medidas para protegerse y protegernos», refiere Liliana, la única mujer del equipo que permanecerá en cuarentena hasta mediados de abril próximo.

Concluida la guardia, ambos jóvenes adoptan las medidas de desinfección establecidas y permanecen en otra sala aislada del hospital hasta que, pasadas 72 horas, regresan al cubículo. Así será por 15 días, para ellos y los otros tres dúos con quienes comparten sus desvelos.

«La dirección nos comunicó que el paciente había dado positivo, por lo que se conformaría un grupo de ocho personas para que un médico y un especialista en Enfermería asumieran turnos de 24 por 72 horas. Fue un llamado desde la voluntariedad y los primeros en decir “Aquí estamos” fuimos nosotros», refiere el joven, aunque la voz le dibuja más años que los que anuncia el almanaque.

Las horas en esa dinámica a veces se tornan muy lentas y otras veces más rápidas. Se sabe que cada segundo es preciado para garantizar la salud del enfermo, pero cada tanto es inevitable dejar volar los pensamientos fuera del perímetro hospitalario, a donde aguardan la familia y amistades.

Bien lo saben estos dos jóvenes y el resto del personal expuesto: los especialistas en primer grado de Medicina interna Jorge Alberto Serrano Jerez (51 años), Róger Campos Batueca (54 años) y Julio López Silvero (56 años, subdirector del «Amalia Simoni»); así como los enfermeros Waldo Velazco Nápoles (40 años), Alexander Batista Zayas (26 años) y Gilberto Sánchez Morgado (54 años).

Quienes no están de guardia en la cabecera del enfermo, comparten parte de los tres días de descanso en la otra sala aislada, y al terminar los 15 días pasarán igual período en una villa de descanso, igualmente sin contacto con otras personas y, en una tercera quincena se recogerán en sus casas.

«De continuar la situación epidemeológica volveríamos a entrar en el mismo ciclo. Ya hay listo un segundo grupo de ocho personas para relevarnos. Recuerdo que no dudé en decir que me sumaba, sin pensar mucho; y ya luego de que lo vives sabes que es necesario y justo», añade el doctor Dieppa, quien con sólo 29 años dirige el servicio de Medicina Interna en el hospital camagüeyano.

Juego de pijama, botas, gorro, nasobuco, gafas, delantal médico, careta y sobregafas escudan al personal médico cada vez que traspasan el umbral que separa a la cotidianidad de la institución sanitaria de la guarida donde se enfrenta un virus feroz. Por ello, cada segundo dentro es un duelo con un enemigo que hasta este minuto ha mostrado ser un rival de mucha fuerza.

«Para nosotros es un paciente como otro. Conversamos con él para conocer como se siente y mantenemos la higiene extrema de cada cosa que utilizamos. En nuestras manos está su salud, la nuestra y la de otros muchos», reflexiona la técnica en Enfermería, quien no deja de pensar, como el resto del grupo, en la familia que no verá en un buen tiempo y solo sabe de ellos vía telefónica.

«Al abandonar el cubículo aislado pasamos por un “recipiente” de riesgo biológico, donde nos retiramos la ropa, nos bañamos y nos vestimos con ropa esterilizada, la cual cambiamos cada cierto tiempo», vuelve sobre cada paso del protocolo que conoce al dedillo.

En el área de descanso, aunque mantiene los vestigios propios de un hospital, el ambiente baja sus decibeles de tensión. Incluso cuenta con una pequeño patio natural para tomar el sol y aire puro.

«El día que salimos dormimos bastante, pues junto al paciente es imposible. El resto del tiempo lo invertimos viendo televisión, nos dieron acceso a internet, podemos llamar por teléfono… Es una sala amplia solo para nosotros», aclara en tono aliciente quien se graduó como médico en 2016.

«Todos nos conocíamos de antes porque compartimos guardias, salas, pasillos del mismo hospital, pero ahora realmente hemos hecho un gran equipo, una familia. Aprovechamos cada vez que sale un dúo para actualizarnos del estado de salud del paciente, porque no se puede perder tiempo», refiere Liliana María.

En estos días, mientras las otras rutinas del colectivo quedan engavetadas hasta que todo peligro pase, una pregunta se reitera por las múltiples vías de comunicación: ¿Por qué aceptaron el reto?

«Esta fue la profesión que escogimos. Algunos piensan que el personal de salud se arriesga solo cuando sale del país y por otros intereses personales, pero no es así lo hacemos siempre porque es un deber», responde en forma de ráfaga el doctor Dieppa.

«Amo lo que hago. Me gusta ayudar y atender a las personas que lo necesiten. Estaba en servicio, cuando se conoció la noticia de que había dado positivo y se precisaba personal, así que no lo dudé, aunque esto implique estar lejos tantos días de quienes más quiero», agrega la «seño» Liliana, quien además no teme volver al ciclo si la situación epidemeológica se mantiene.

La cuarentena de estos siete héroes y una heroína, quienes escriben pasajes de la historia global, será todo un suceso que narrar al volver a sus casas. Mas en el caso de Yosbel Hidalgo la celebración tendrá un valor agregado: «El 18 de abril cumplo 30 años, y claro que será diferente, porque no todos los días se vive algo así, aunque estamos preparados por nuestra formación profesional a enfrentar situaciones extremas», concluyó.

Tomado de Periódico Juventud Rebelde

27 marzo 2020

Un ejemplo a seguir

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:35

Imagen2En tiempos de mostrar quiénes somos y de qué material estamos hechos los enfermeros, esta profesional que labora en la Atención Primaria de Salud en San José, reparte entre los pobladores locales, nasobucos confeccionados por ella misma para evitar la transmisión de la Covid-19.

Orgullo de la Enfermería cubana!

Mensaje de la presidenta de Socuenf

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:25

IdalmisEl año 2020 y el día 7 de abril han sido dedicados a la enfermería y parteras por la OMS, como reconocimiento a todo lo que aportamos a los sistemas de salud. Esta celebración se ha convertido en mayores e intensas jornadas para la enfermeria mundial debido a la pandemia que azota la mayoría de los paises.

Se están realizando verdaderas proezas, como hiciera Florence Nightingale en la guerra de Crimea. Con alto sentido humanista, amor al prójimo, con concepciones salubristas que fueron punto de desarrollo para los sistemas de salud, de ahí el legado que hoy desempeñamos, porque no todas las personas pueden ser enfermera/os, se necesita pasión, devoción, entrega incondicional, altruismo, humanismo y mucha bondad en el corazón.

Por eso y más, sigamos poniendo en alto la profesión, el mundo nos lo va a agradecer, quizás no recuerden nuestros nombres, pero sí lo que hicimos para salvar la humanidad, adelante que sí podemos juntos lograrlo, que la enfermería siga unida, de conjunto y en equipo todo se puede.

Éxitossss!

MSc. Idalmis Infante Ochoa

Presidenta Sociedad Cubana de Enfermería

Página siguiente »

Autor: Xaily Gavilondo | Contáctenos
Otro blog más de Art