Enfermería Cubana

24 marzo 2020

Los rostros de mis héroes

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 18:03

En el Año del Personal de Enfermería y de Partería, Cuba se enorgullece de mostrar algunos de los rostros de sus enfermeros, quienes prestigian al Sistema de Salud cubano con sus esfuerzos de cada día, especialmente en tiempos de contingencia.

Como dijera Martí “Honrar honra”

 Enfermeros IPK 90204830_599413540916175_2453682307597336576_n  79797086_702669906924197_7407803719187693568_o90264591_599413137582882_1454215861307965440_n enfermero1-italia-SS       80840965_702670013590853_5485436315241545728_o

La enfermería: pilar fundamental de la salud pública cubana

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 17:32

1ro mayo pinar2La Organización Mundial de Salud (OMS) declaró el 2020 como el Año Internacional de la Enfermería, que coincide con el 200 aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada una precursora de la Enfermería profesional moderna y creadora del primer modelo conceptual de la profesión.

La enfermería se define como una profesión de servicio. Se encarga de brindar cuidados a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades que se encuentren sanas o enfermas.
La necesidad de aumentar sustancialmente la contratación, formación, capacitación y retención del personal de salud constituye uno de los principales objetivos de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible. Sin embargo, en la actualidad, cerca de la mitad de la población mundial carece de acceso integral a los servicios de salud.

En contraste con la situación global nuestro país cuenta con cobertura universal de salud. El personal de Enfermería se encuentra distribuido en todas las instituciones de salud y niveles de atención, con prioridad en  el nivel primario (54% del personal).

El Sistema Nacional de Salud cubano garantiza una atención personalizada a toda la población, que incluye el 100% en las zonas rurales y de difícil acceso.
Cuba posee 85 mil 732 enfermeros (as) que representa 76.2 por 10 mil habitantes. Mientras, en Centroamérica, Suramérica y el Caribe cuentan con tan solo 13.8 por 10 mil habitantes. Estas cifras nos sitúan entre los países de la región de mejores coberturas, con dígitos similares a Estados Unidos (111 x 10 mil habitantes) y Canadá (106 x 10 mil habitantes).

La política del país garantiza la cobertura de enfermería en todos los servicios, no solo en cantidad sino en calidad. Es válido señalar que se definen los puestos de trabajo según las categorías profesionales y los servicios de riesgos poseen el personal más calificado.

Los consultorios del médico y enfermera de la familia constituyen servicios de alta complejidad. El 81% de ellos están cubiertos por licenciados en enfermería, que tienen un perfil más amplio en sus funciones con un nivel de actuación independiente. Esto les permite resolver un gran número de los problemas de salud de la población, con acciones de promoción de salud, prevención de enfermedades, curación y rehabilitación.

La formación, superación y especialización se desarrolla en las universidades de Ciencias Médicas distribuidas a lo largo del territorio nacional, y responde al encargo social. Al culminar los estudios se le garantiza el empleo a los recién graduados.
La certificación del personal de enfermería es un camino necesario para seguir incrementando la calidad y la seguridad en los servicios asistenciales que nos permita continuar avanzando para hacer sostenible la cobertura con equidad y calidad, como línea estratégica de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Tomado del sitio del MINSAP

Vamos a Italia a salvar vidas, asegura enfermero espirituano

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 16:06

enfermero1-italia-SSVamos a Italia a salvar vidas y ayudar en todo lo que sea posible en la lucha contra el nuevo coronavirus, aseguró Hugo González, licenciado en enfermería de la provincia de Sancti Spíritus.

En declaraciones a la ACN antes de partir este sábado, González expresó que asumirá ese reto con la misma disposición de otras misiones que ha tenido, independientemente de que enfrentarán una enfermedad de envergadura considerable.

González es uno de los 52 integrantes de la brigada médica cubana Henry Reeve, que partió en la noche de este sábado hacia Italia a combatir la COVID-19, que ha causado la muerte a más de cuatro mil personas en ese país europeo.

Sabemos que será complicado, pero iremos a trabajar con la voluntad de hacerlo bien en una tarea de importancia vital para el mundo, que vive en estos momentos una situación bastante delicada a causa de la COVID-19, añadió el espirituano, con especialidad en terapia intensiva y un diplomado en emergencia.

Esta será mi sexta misión internacionalista, por lo que ya tengo mucha experiencia y sé que lograremos el objetivo de salvar la mayor cantidad de vidas humanas, estamos preparados y no tengo duda de que pondremos una vez más en alto el prestigio de Cuba y su medicina, explicó.

Mi primera misión fue en el año 1983, en la República del Congo, además estuve en Angola, en Trinidad y Tobago, en Sierra Leona en la batalla contra el ébola y en Haití, señaló.

Sobre el nuevo reto, aseguró que va de manera voluntaria y con un alto nivel de preparación, al igual que todos sus compañeros. “Vamos con una percepción del riesgo elevada, pero estoy seguro que cumpliremos y regresaremos”, concluyó.

Ese grupo de cooperantes de Cuba está conformado por 36 médicos, 15 licenciados en enfermería y un especialista en logística.

Tomado de Periódico Escambray

Mensaje de la Jefa del Departamento de Enfermería, MINSAP

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 16:03

Querido personal de la Enfermería Cubana:

Son tiempos difíciles los que se nos avecinan por los embates del nuevo Coronavirus, pero confiamos en ustedes, en sus equipos de trabajo, en la capacidad de convocatoria de los cuadros y en los valores éticos y humanos que tiene todo nuestro personal de enfermería en el país, unámonos todos que vamos a salir adelante, las enfermeras somos un gran ejercito invencible y lo vamos a lograr, ya lo estamos demostrando aquí y en el mundo.

Un abrazo, toda la confianza , los queremos mucho y apreciamos su labor.

MSc Anahy Velázquez Aznar
Jefa Departamento de Enfermería
MINSAP

A propósito del Covid-19, vigencia del pensamiento de Nightingale a 200 años de su natalicio

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 15:36

florenceEn estos días en que estamos enfocados en el enfrentamiento al Coronavirus, se le brinda alta importancia a lo que hace más de 160 años, Florence Nightingale estableció para la práctica de enfermería. Aspectos que fueron publicados en: “Notes on nursing: What it is and what it is not”.

Dentro de su postulado, se puede apreciar una alta preocupación por un entorno saludable. En este sentido planteó: La práctica enfermera incluye el control del entorno de distintos modos para potenciar la recuperación del paciente. La eliminación de la contaminación, del contagio y el uso de una ventilación correcta, de una iluminación y de una temperatura adecuadas y el silencio, conformaban los elementos que debían identificarse para controlarse o manipularse en el entorno.

La teoría de Nightingale incluye tres tipos de relaciones principales:
1. Entorno-paciente
2. Enfermera-entorno
3. Enfermera-paciente

En su obra, definió y describió con detalle los conceptos de ventilación, temperatura, iluminación, dieta, higiene y ruido.

La mayor preocupación de Nightingale parecía ser que el paciente tuviera una ventilación adecuada; sus instrucciones a las enfermeras eran “que el aire que respira sea tan puro como el aire del exterior, sin provocarle un resfriado” el énfasis que puso en una ventilación adecuada indica que parecía reconocer este elemento del entorno como causa de enfermedad y recuperación. Por lo que se debía evitar el hacinamiento.

Nightingale ideó un sistema para medir la temperatura del paciente mediante la palpación de las extremidades para calcular la pérdida de calor (describió el primer procedimiento de enfermería).

La higiene como concepto es otro elemento fundamental de la teoría. A este respecto, se refirió específicamente al paciente, a la enfermera y al entorno físico. Observó que un entorno sucio (suelos, alfombras, paredes y ropa de cama) era una fuente de infección por la materia orgánica que contenía. Incluso si el entorno estaba bien ventilado, la presencia de material orgánico creaba un ambiente de suciedad; por tanto, se requería una manipulación y una eliminación adecuadas de las excreciones corporales y de las aguas residuales para evitar la contaminación del entorno. Exigía que las enfermeras se bañaran cada día, que su ropa estuviera siempre limpia y que se lavaran las manos con frecuencia.

Nightingale incluyó los conceptos de tranquilidad y dieta en su teoría del entorno. Enseñó a las enfermeras a valorar no sólo la ingesta alimenticia, sino también el horario de las comidas y su efecto sobre el paciente. Que las enfermeras debían saber satisfacer las necesidades nutricionales de sus pacientes.

Resaltó que se debe evitar que el paciente recibiera noticias que pudieran perturbarlo, que recibiera visitas que perjudicaran su recuperación y que su sueño fuera interrumpido.

En su obra, destacó a las enfermeras que proporcionan una atención sanitaria preventiva (enfermería de salud pública). En este sentido, creía que las enfermeras debían ser excelentes observadoras de los pacientes y de su entorno.

En la práctica de la enfermería del siglo XXI, estos conceptos siguen utilizándose; incluso han ganado importancia debido a los nuevos problemas de control de enfermedades que debe afrontar la sociedad mundial.

Si bien estos elementos sustentan el actuar básico de Enfermería, los elementos abordados por Nightingale en el desarrollo de la filosofía de Enfermería siguen presentes, pues los valores individuales, sociales y profesionales eran parte integrante del desarrollo de sus creencias. En este sentido Nightingale, resaltó la vocación de enfermería y el compromiso social que esta vocación exige. Destacó la veracidad (de lo que se hace) y la fidelidad (a las personas confiadas a nuestro cuidado y la propia profesión).

Creía en una humanidad universal y creativa, poseedora del potencial y la capacidad para crecer y cambiar.

Después de estos elementos estamos en condiciones de reflexionar que debemos:

– Emplear todo nuestro potencial para recuperar la salud de nuestros pueblos.

– Ser seguidores de la filosofía de Nightingale y que el sello distintivo de nuestra actuación sea el humanismo, la colaboración y la solidaridad.

– Promover en cada espacio, entornos saludables y ayudar así al cumplimiento de las orientaciones establecidas por la OMS/OPS, los Ministerios o Secretarías de Salud y las organizaciones políticas de cada país.

Que todo lo que hagamos sea un homenaje al natalicio de Florence Nightingale.

Convencidos que con la responsabilidad individual y colectiva, la solidaridad y la colaboración venceremos la pandemia.

Tomado del perfil de FaceBook de la MSc. Anahy Velázquez Aznar, Jefa del Departamento Nacional de Enfermería, MINSAP

Autor: Xaily Gavilondo | Contáctenos
Otro blog más de Art