Enfermería Cubana

27 noviembre 2018

Declaraciones del Ministro de Salud Pública, Dr. José Angel Portal

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 14:00

jose-angel-portal-ministro-de-salud-cuba-580x393Cuba tomó una decisión “dolorosa, pero necesaria” al concluir su participación en el programa Más Médicos de Brasil, asegura en entrevista con Cubadebate el Ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda.

Nuestro país no buscó la situación actual, pero actúa “en defensa de la dignidad profesional y humana de nuestros colaboradores y de su seguridad”, añadió.

Jair Bolsonaro mantuvo una postura agresiva contra Más Médicos y la participación de Cuba desde sus inicios en el año 2013. Una vez electo como presidente, hizo referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de los médicos cubanos, reiterando que modificaría los términos y condiciones del programa.

Ante ese escenario, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) decidió poner fin a su participación en el programa Más Médicos, en el que más de 20 mil profesionales de la salud cubanos brindaron atención a millones de brasileños en zonas pobres y apartadas geográficamente.

-¿Qué elementos se tomaron en cuenta para concluir la participación cubana en Más Médicos? ¿Qué respondería a quienes consideran que quizás hubo precipitación?

Nada de lo que se ha hecho hasta este momento es precipitado. Entendemos perfectamente que la decisión tiene un impacto en el pueblo brasileño. A diferencia de otros, siempre hemos considerado la atención de salud como un asunto de máxima prioridad, más allá de cualquier consideración de índole política.

Hemos tomado una decisión dolorosa, pero necesaria, en defensa de la dignidad profesional y humana de nuestros colaboradores y de su seguridad. Desde hace meses damos seguimiento a los pronunciamientos amenazantes y provocadores del presidente electo, los que ratificó al día siguiente de confirmarse su elección.

-¿En qué punto se llegó a una situación límite en Brasil?

Nos tomamos el tiempo suficiente para confirmar que el mandatario electo estaba dispuesto a afectar la atención de salud de cerca de 30 millones de brasileños, todo para llevar a cabo un rejuego político que es imposible entender en qué beneficiaría a su país.

No se trata de que Cuba pueda tener diferencias políticas o ideológicas con un determinado gobierno. La práctica de las últimas décadas recoge incontables ejemplos de cómo nuestro país ha puesto la salud de un pueblo por encima de la política. En el año 2009, durante el golpe de Estado en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya, cerca de 400 médicos cubanos permanecieron en esa nación en condiciones muy difíciles, asumiendo riesgos personales y sin ningún tipo de garantía económica. Los elementos de juicio que primaron entonces fueron el impacto social que tendría su retirada para el hermano pueblo hondureño y que el gobierno golpista nunca asumió una postura agresiva ni de cuestionamientos a la colaboración cubana. Cuba no hace política con la salud de ningún pueblo.

Pero lo que no se puede permitir en ningún caso, lo que es doloroso en Brasil, es que se ponga en tela de juicio el reconocido prestigio de la escuela de salud cubana. Tampoco se pueden tolerar ofrecimientos malintencionados y tendenciosos que buscan que los colaboradores abandonen su misión. Muchos menos vamos a admitir las ofensas a su integridad moral, ni el menor riesgo para sus vidas.

Es la primera vez en 55 años de colaboración, tiempo durante el cual más 600 mil cubanos han prestado servicios en más de 160 países, que nos vemos en una situación como esta. No la buscamos.

-Bolsonaro ha llegado incluso a calificar de “esclavos” a los médicos cubanos…

Nuestros médicos no están formados en la escuela del sálvese quien pueda, como sucede en el neoliberalismo. Después del golpe de Estado, en Brasil se congelaron por 20 años los gastos sociales, pero Cuba destina más del 25 % del presupuesto del Estado a gastos de salud y seguridad social.  Nuestro proyecto social está basado en la solidaridad y la justicia, de ahí el apoyo que recibimos del mundo.

El dinero que llega a Cuba como parte de la cooperación médica con Brasil contribuye a financiar los servicios sociales de 11 millones de cubanos, incluidos los familiares de los médicos en el exterior. El dinero no va a la cuenta personal de nadie ni sirve a intereses individuales. Mientras algunos utilizan el dinero público para salvar bancos, Cuba salva vidas.

Es cuando menos sospechoso que el presidente electo se preocupe tanto por el bienestar de los médicos cubanos y sus familiares, pero no emita comentario alguno sobre las decenas de miles de profesionales brasileños que carecen de un título reconocido para ejercer la medicina. De cada 100 profesionales que se someten a examen, el Colegio Médico Brasileño solo aprueba a ocho para regular lo que ellos consideran un mercado de la salud. Menos preocupación aún muestra el mandatario electo por los más de 30 millones de brasileños que se quedarán sin atención médica en el 2019.  ¿Acaso esos brasileños no tienen derechos humanos?

De lo único que son esclavos los médicos cubanos es del amor al ser humano y la solidaridad con quien más la necesita. Y eso lo puede atestiguar cualquier persona en el mundo que haya sido atendida por ellos.

-¿Qué medidas concretas se toman para proteger a los médicos?

Como es tradición en nuestra Revolución, nadie será abandonado ni le faltará atención y compañía.

El Gobierno cubano ha creado un grupo de trabajo intersectorial que todos los días analiza cada paso y cada medida. En coordinación con nuestra Misión Estatal en Brasil, incluida nuestra Brigada Médica, hemos previsto un retorno rápido y ordenado del personal médico, con todas las garantías para los colaboradores y su seguridad.

Una parte de nuestros médicos son residentes permanentes en Brasil, con familias brasileñas constituidas. Tampoco los dejaremos a su suerte y siempre podrán contar con el respaldo y las garantías de Cuba.

-¿Qué opciones tendrán los más de ocho mil profesionales de la salud cubanos que regresan de Brasil?

En primer lugar, tienen el derecho a reincorporarse a su puesto de trabajo en Cuba, en condiciones similares a las que se encontraban antes de partir. Quienes lo prefieran, tendrán también la posibilidad de prestar sus servicios solidarios en otras naciones que lo requieran.

Cuba recibe constantemente demandas de servicios de salud por parte de diversos países, no solo de América Latina y el Caribe. Formar un médico puede demorar décadas y no todas las naciones están en condiciones de lograrlo, por lo que el modelo cubano ha servido para llevar atención de salud a millones de personas en el mundo, en un formato de cooperación Sur-Sur más que probado en la práctica y que constituye el principal aporte de Cuba al acceso universal a la salud.

Y no hablo de cualquier atención de salud, sino una basada en el humanismo y que está dispuesta a ir a los lugares más intrincados, donde incluso los profesionales locales evitan ir. Esa es la escuela cubana de medicina, que cuenta con un reconocido prestigio internacional, fundamentado en la calidad de sus profesores, el alto nivel científico, el permanente intercambio con las prácticas más avanzadas a nivel internacional y un constante perfeccionamiento.

Y si cupiera alguna duda de su calidad, ahí están los indicadores de salud de nuestro país, que compiten con los de naciones del primer mundo, para despejar cualquier interrogante.

Esos mismos valores los compartimos con las decenas de miles de profesionales de la salud extranjeros que se han formado en Cuba. De ahí también el reconocimiento que nos hemos ganado ante organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

-¿Cuál es el saldo de estos cinco años de Más Médicos?

Los pueblos de Cuba y Brasil podrán sentirse siempre orgullosos de la hazaña que protagonizaron durante cinco años los casi 20 mil colaboradores de salud que formaron parte del Programa Más Médicos, iniciado por el gobierno del Partido de los Trabajadores para mejorar la cobertura sanitaria en las zonas más pobres del país.

Nuestros profesionales realizaron más de 100 millones de consultas y cambiaron la historia de Brasil. Los pobladores de cerca de 700 municipios del gigante suramericano vieron un médico por primera vez con la llegada de los cubanos. Modificaron los indicadores de salud de ese país y demostraron que sí es posible impulsar la cooperación internacional sur-sur con el apoyo y guía de la Organización Panamericana de la Salud.

-¿Cómo cree que serán recibidos los médicos en Cuba?

Debemos recibirlos como héroes, con gratitud y admiración, con los mismos sentimientos con que hoy los despide el pueblo brasileño.

Este lunes, por ejemplo, fue el cumpleaños de una de nuestras colaboradoras en Brasil, Yarima Lastres Carreras. De sus comentarios en las redes sociales, conocimos que lo celebró con varios de los más de cinco mil pacientes que atiende en el estado de Santa Catarina, al sur de Brasil. Nos ha dicho que estará en su puesto de trabajo hasta el último minuto, porque tiene un compromiso con los más pobres en un país marcado por la desigualdad.

“¿Quién los mirará a los ojos y los auscultará realmente tocándolos? ¿Quién les sanará el cuerpo y también el alma …como sólo nosotros sabemos hacer?”. Esas son las preocupaciones de Yarima y son también las nuestras.

Pero ella, como el resto de sus compañeros, regresará con la frente bien en alto, porque dieron lo mejor de sí, porque son mucho Más que Médicos.

Tomado de Cubadebate

Dirigentes brasileños consideran digna la decisión de Cuba de no participar en Más Médicos

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 13:45

brasilEl presidente del Partido Socialista Brasileño (PSB), Carlos Siqueira, afirmó que el cese de la participación de profesionales cubanos en el programa Más Médicos de Brasil es responsabilidad exclusiva del presidente electo Jair Bolsonaro, así como de que hoy millones de brasileños se registren sin asistencia médica.

Reiteró que Bolsonaro provocó la no cooperación de Cuba en esa iniciativa, creada en el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff (2011-2016).

Estamos muy agradecidos de la presencia de los médicos de la isla en Brasil y lamentamos profundamente la responsabilidad en esta tragedia de nuestro futuro presidente, quien asumirá el poder en enero’, señaló Siqueira.

Calificó de impacto positivo el trabajo que hicieron los galenos cubanos en su país, ‘principalmente en las poblaciones pobres y distantes de los grandes centros urbanos, donde nunca hubo un médico’.

Respecto a propuestas neoliberales del exmilitar que pudieran afectar al pueblo brasileño, el dirigente socialista consideró que resulta imprescindible la unión de todas las fuerzas de izquierda y demócratas para ‘ofrecer una resistencia decisiva y no se cumplan esos ofrecimientos emitidos durante la campaña electoral’.

‘Su nacionalismo de extrema derecha y neofascismo asusta a Brasil y a toda América Latina, y por eso todos debemos resistir con fuerza para que no se cumplan las promesas reaccionarias’ del mandatario electo, subrayó Siqueiras.

En ese mismo tono, el senador João Capiberibe (PSB) indicó que la decisión de Cuba de no continuar en el Más Médicos hizo aflorar ‘la tristeza en todos los brasileños, principalmente en los sectores más pobres, pero mis primeras palabras serían de agradecimiento al pueblo cubano’.

Vamos a tener 28 millones de personas sin asistencia médica tras el regreso de los profesionales cubanos a su patria y ‘también es triste que nuestro país haya elegido un presidente que perjudique a su propio pueblo’, reflexionó Capiberibe.

Consideró digna y muy respetada la determinación de La Habana de no participar en Más Médicos, teniendo en cuenta que ‘los cubanos prestaron solidaridad sin límites a este pueblo y (Bolsonaro) desde la campaña electoral intentó humillarlos y ofenderlos’.

‘Fue una actitud brutal de un presidente, escogido por el voto popular, que ahora atenta contra el pueblo que lo eligió’, puntualizó el legislador.

La pasada semana la bancada del PSB en la Cámara de Diputados expresó su preocupación por el futuro de Más Médicos tras la no participación de profesionales cubanos.

En una misiva, apunta que de ’16 mil 150 médicos vinculados al programa Más Médicos, ocho mil 332 (52 por ciento) son cubanos’.

Con esta respuesta de Cuba, destaca, ‘más de la mitad de los profesionales que actúan en la atención básica, con prevención, promoción de salud y control de dolencias transmisibles dejaron de atender’.

El texto refiere que son 28 millones de brasileños los atendidos por los galenos cubanos en más de dos mil 885 municipios, la mayoría de estos ubicados en las zonas más vulnerable del país, en ciudades con bajo Índice de Desarrollo Humano, en comunidades quilombolas e indígenas.

En mil 575 de estas ciudades -80 de ellas con menos de 20 mil habitantes-, los profesionales extranjeros realizan exclusivamente el trabajo, agrega el comunicado.

Los socialistas recalcan que ‘la decisión manifestada por el gobierno cubano no representa una posición unilateral e ideológica, como se pretende decir, más es la respuesta a declaraciones inconsecuentes del gobierno de transición brasileño, cuyos desdoblamientos traerán si duda enorme prejuicio social y desasistencia en aquellos que más los necesiten’.

Tomado de Cubadebate

Notas sobre la cooperación internacional ofrecida por la Revolución Cubana

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 11:53

Escudo cubano

Dirección General de Colaboración Económica

Noviembre de 2018

 

Ideas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

El ideario de la Revolución Cubana engrosado de manera esencial por pensamiento político y la práctica revolucionaria del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Líder Histórico de la Revolución Cubana, tiene en la solidaridad y la cooperación internacional con los pueblos del mundo, uno de sus valores principales.

En su alegato de autodefensa en el juicio por los sucesos del asalto al Cuartel Moncada, el compañero Fidel declaraba, “que la política cubana en América sería de estrecha solidaridad con los pueblos democráticos del continente”.

En muchas ocasiones argumentó al respecto. Una breve selección de sus ideas son:

  • “Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo”. Discurso en el acto en conmemoración del XXXII Aniversario del Desembarco del Granma y de la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el 5 de Diciembre de 1988
  • “Sin esos años que dispusimos para educar, sembrar ideas, conciencia, sentimientos de profunda solidaridad en el seno del pueblo y un generoso espíritu internacionalista, nuestro pueblo no habría tenido fuerzas para resistir”. Discurso en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, el 3 de Febrero de 1999.
  • “Nada impidió las páginas escritas con letras de oro en el libro de la historia del internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos. Nada podrá borrar el ejemplo que hemos dado al mundo. Nuestros sentimientos patrióticos se han profundizado y nuestros sentimientos internacionalistas se han multiplicado al sembrarse en el alma del pueblo cubano la más hermosa de las ideas martianas, cuando afirmó que “patria es humanidad”. Discurso en la Tribuna Abierta celebrada en la Plaza de la Revolución «Comandante Ernesto Che Guevara», en conmemoración del Aniversario 47 del Asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, 29 de julio del 2000
  • “La noble y extraordinaria idea de la solidaridad y el internacionalismo no existe en el mundo capitalista desarrollado y rico. Tales ideas solo pueden surgir del corazón de una sociedad que lucha por la hermandad entre los hombres y los pueblos, que lucha por la justicia en el mundo. Esa ha sido hasta hoy y será siempre nuestra conducta futura, porque confiamos en el pueblo”. Discurso en la inauguración de la Escuela Internacional de Educación Física y Deportes, el 23 de febrero de 2001
  • “Si patria es humanidad, como sentenció Martí, somos ciudadanos del mundo y hermanos de todos los pueblos del planeta”. Discurso en la Tribuna Abierta de la Revolución, en la Plaza Los Olivos, Sancti Spíritus, el 25 de mayo de 2002
  • “Cuba coopera gratuitamente con […] muchos países hermanos del hemisferio, tanto en educación como en salud, poniendo especial énfasis en la formación de personal médico. Así Cuba cumple modestamente su deber martiano: “¡Patria es humanidad! “, como afirmó nuestro Héroe Nacional”. Reflexión Las ideas inmortales de Martí, el 22 de mayo de 2008.
  • “Meditaba sobre la magnitud de nuestra cooperación no sólo en Bolivia, sino en Haití, el Caribe, varios países de Centroamérica y América del Sur, África, y hasta la lejana Oceanía 20 mil kilómetros de distancia. Recordaba igualmente las misiones de la Brigada Henry Reeve, en casos de graves emergencias, viajando en nuestros propios aviones, transportando personal y otros recursos. El millón de operados gratuitamente de la vista cada año en América Latina y el Caribe de que hemos hablado, no está lejos de alcanzarse. ¿Puede acaso emular Estados Unidos con Cuba?”. Reflexión La hormiga y el elefante, el 18 de junio de 2008.
  • “Desde los primeros años de la Revolución Cubana se desarrolló un fuerte espíritu internacionalista, que tuvo sus raíces en el numeroso contingente de cubanos que participó en la lucha antifascista del pueblo español e hizo suyas las mejores tradiciones del movimiento obrero mundial… No solemos divulgar nuestra cooperación con otros pueblos, aunque tampoco habría forma de impedir que la prensa hable a veces de la misma. Está motivada en sentimientos profundos que en nada se relacionan con la publicidad” Reflexión La hormiga y el elefante, el 18 de junio de 2008.

Principios

La cooperación internacional que Cuba ofrece está basada en los principios de la solidaridad y el beneficio mutuo, constituye un aspecto esencial en la política exterior de la Revolución y sus acciones coadyuvan al desarrollo económico y social del país beneficiario.

La cooperación internacional que Cuba ofrece se realiza sin condicionamientos y con respeto irrestricto a los principios del derecho internacional, es decir con respeto irrestricto a la soberanía, leyes nacionales, cultura, religión y autodeterminación de los Estados, y no se utiliza como instrumento político de injerencia en sus asuntos internos.

Nuestro país concibe la cooperación, además, como un medio fundamental para contribuir a los procesos de integración y el desarrollo de los pueblos hermanos. Así lo consignó el General de Ejército Raúl Castro Ruz en el discurso inaugural de la Cumbre de CELAC el 28 de enero de 2014. En esta ocasión sostuvo, a nombre de Cuba, que “La diversidad en el nivel de desarrollo de distintos sectores sociales y productivos entre nuestros países es, además, una oportunidad para la complementariedad y la integración de sus economías y la cooperación”

“Debemos establecer un nuevo paradigma de cooperación regional e internacional. En el marco de la CELAC tenemos la posibilidad de construir un modelo propio adaptado a nuestras realidades, basado en los principios del beneficio común y la solidaridad, que tome en cuenta las mejores experiencias desarrolladas en los últimos años por los países de la región y por las organizaciones latinoamericanas y caribeñas de integración, como MERCOSUR, ALBA, PETROCARIBE, UNASUR, CARICOM, SICA y otras, que a lo largo de los años ya han trazado un camino”

Esta voluntad quedó expresada también en el Informe Central al VII Congreso del Partido donde se expuso: “Los pueblos hermanos del Tercer Mundo que se esfuerzan por transformar la herencia de siglos de dominación colonial saben que siempre contarán con la solidaridad y apoyo de Cuba y que continuaremos cumpliendo los compromisos de cooperación, sobre la base de compartir lo que tenemos, no lo que nos sobre”

Datos históricos y actuales

Sustentada en los esfuerzos y la obra de un pueblo que alcanzó gracias a Fidel y a la Generación del Centenario, la independencia verdadera y la dignidad humana para todos, la proyección externa de Cuba en materia de solidaridad internacional superó el tamaño de su economía, población y recursos naturales.

Desde el triunfo revolucionario son numerosos los ejemplos de ofrecimientos y acciones de cooperación a pueblos que lo requirieron, incluso sin que existiesen relaciones diplomáticas con sus respectivos Estados.

Las primeras acciones reconocidas. En 1960, en medio del escenario del éxodo masivo de médicos y enfrentando acciones enemigas por tratar de desestabilizar la Revolución, viajó a Chile [1] una brigada médica emergente y se enviaron varias toneladas de equipos e insumos, país afectado por un intenso terremoto que dejó a miles de personas fallecidas. En 1963, otra brigada médica viaja a Argelia, país que había logrado su independencia, donde también tuvo lugar un éxodo de médicos franceses y nacionales.

Cuba ha ofrecido cooperación a 186 países, pese al bloqueo genocida del Gobierno de los EEUU, al golpe que significó la desaparición del campo socialista y la URSS, a ser un país con escasos recursos naturales y no ser una nación con un alto nivel de desarrollo.

Hasta hoy, más de 1 millón, de cubanas y cubanos, han prestado servicios profesionales y técnicos en 168 naciones.

A su vez, hasta el curso escolar 2016-2017 se han graduado en el territorio nacional más de 74 mil estudiantes extranjeros de 162 países. De ellos, en la educación media superior y como técnicos medios se han graduado 18 mil 833 y en el nivel superior se han formado 56 mil 106, incluidos en esta última cifra más de 35 mil en Ciencias Médicas.

En la actualidad más 40 mil cooperantes prestan servicios en América Latina, Caribe, Asia y Oceanía y África. El 90% de la cooperación procede del sector el de la Salud. Asimismo, al cierre de junio de 2018 realizan estudios en nuestro país 2 mil 912 becados extranjeros financiados por el Gobierno de Cuba, el 92,4% en carreras de las Ciencias Médicas, incluidos 556 que realizan estudios de postgrado.

En el sector de la salud se ha manifestado la cooperación más significativa, por su carácter humanitario y sustentado en la masiva formación de recursos humanos realizada por la Revolución.

A partir de 1998 se incrementaron las acciones mediante el Programa Integral de Salud ofrecido a países de Centroamérica afectados por dos terribles huracanes, acciones estas que se han extendido a naciones de América Latina, el Caribe, África, Asia y Oceanía.

Entre las acciones en la salud se destaca la Operación Milagro, programa que ha beneficiado durante más 14 años a  3 millones 022 mil 758 personas de 34 países a los que se practicó gratuitamente cirugías oftalmológicas.

Los datos históricos de la cooperación internacional en la salud en el exterior muestran servicios de más de mil 775 millones de pacientes atendidos en consultas, más de 6 millones de vidas salvadas, más de 3 millones 402 mil partos realizados y más de 12 millones intervenciones quirúrgicas.

En este esfuerzo, resulta necesario destacar la actuación de la Brigada médica Henry Reeve que ha asistido a países afectados por desastres naturales o emergencias sanitarias, destacándose en 2015 la presencia en Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, países afectados por la epidemia del virus del Ébola, acción que contribuyó a librar a estas naciones del África Occidental de esta mortal enfermedad.

La participación cubana en la lucha contra el Ébola, no sólo concitó amplio reconocimiento internacional, sino que mostró la disposición al sacrificio, el altruismo internacionalista y el amor a la humanidad de nuestros médicos. A la misma altura se desempeñaron nuestros maestros en Nicaragua o Angola, cuando ambos países hermanos estaban en plena guerra con poderosos enemigos internos y externos, naciones en las que jóvenes educadores cubanos ofrecieron sus vidas.

Durante 27 años y de forma gratuita, se prestó atención a más 20 mil niños rusos, ucranianos y bielorrusos, expuestos a la radiación y la contaminación nuclear provocada por el accidente de la Central Electronuclear de Chernóbil.

Un esfuerzo humanitario de mucha sensibilidad fue el estudio psicopedagógico, social y clínico genético de personas con discapacidad realizado a 5 países con más 1 millón 200 mil casos atendidos. (Venezuela, Ecuador, Nicaragua, San Vicente y Las Granadinas, Bolivia)

Los resultados obtenidos en esfuerzos de alfabetización matizan la cooperación en el sector de la Educación. La alfabetización en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Mozambique y Angola con la decisiva participación de profesionales cubanos es una muestra de la cooperación ofrecida en este sector.

Al cierre de octubre de 2018 se alcanza la cifra de 10 millones 542 mil 407 personas alfabetizadas de 30 países con el método “Yo, sí puedo”, programa cubano utilizado en los últimos años para que Venezuela, Bolivia y Nicaragua se declararán territorios libres de analfabetismo según los requerimientos de la UNESCO. Mediante el programa “Yo, sí puedo seguir” han alcanzado el sexto grado un millón 496 mil 435 estudiantes.

Ha resultado significativa la participación de los profesionales del deporte para la elevación del nivel competitivo en más de 100 naciones en el escenario del deporte mundial. Un ejemplo fueron los Juegos Panamericanos del 2003 donde 71 entrenadores cubanos condujeron la actuación de deportistas de 17 países de América Latina y el Caribe, obteniendo medallas de oro más de 12 de estos países. Los casos de República Dominica y Colombia consiguieron sus primeras medallas de oro en la historia de este tipo de evento. Otro ejemplo fueron las Olimpiadas de Beijing 2008 donde 18 cooperantes cubanos como entrenadores integraron las delegaciones deportivas de 14 naciones.

Constituyen ejemplos del humanismo y el internacionalismo los programas de la cooperación deportiva, como Barrio Adentro Deportivo en Venezuela y el proyecto de colaboración internacional “Por la Vida” del INDER, así como la labor efectiva de asesoría en decenas de naciones.

La cooperación cubana también ha estado presente en sectores como los de la construcción, la agricultura, la cultura entre otros.

 

Mensaje de la Presidenta del CIE a Socuenf en su aniversario

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 11:24

CIEA la Sociedad Cubana de Enfermería en ocasión de su XLII aniversario:
En nombre del Consejo internacional de enfermeras, es para mí un gran honor
felicitar a la Sociedad Cubana de Enfermería con motivo de su 42 aniversario.
Como pionero de la enfermería en Cuba, su asociación ha contribuido al avance
de la profesión de enfermería en su país y al mejoramiento de la salud de la
población.

Me gustaría felicitarles por los muchos logros en el desarrollo de la profesión,
particularmente en el avance de la educación y la ética en enfermería. Ustedes
han trabajado arduamente para atender a las enfermeras de Cuba y para
mantenerlas bien informadas y actualizadas sobre las muchas cuestiones
técnicas, científicas y educativas relacionados con la salud. La Revista Cubana
de Enfermería, ha sido particularmente instrumental en compartir el conocimiento
y la investigación de enfermería.

Me gustaría agradecerles, una vez más, por darme la bienvenida a su país a
principios de este año. Disfruté mucho de mi visita a Cuba y de la oportunidad de
conocer a tantas enfermeras y miembros de la asociación, y de conocer todo su
excelente trabajo. Me impresionó especialmente su modelo de atención primaria,
y gracias por compartirlo conmigo.

Por lo tanto, felicito a la Sociedad Cubana de Enfermería por los grandes avances
que ha logrado en la mejora de las condiciones laborales de las enfermeras y le
aliento a que continúe abogando en su nombre para fortalecer todo el sistema de
salud de Cuba.

Ha sido un privilegio trabajar con las enfermeras de Cuba y esperamos continuar
esta colaboración en el futuro. Felicito a la Sociedad Cubana de Enfermería por
los muchos éxitos logrados en los últimos 42 años, y espero que muchos de
ustedes se unan a nosotros en Singapur en junio de 2019 para el Congreso del
CIE.

Con un afectuoso saludo,

Congrats Cuba anniversary_Sp

 

Annette Kennedy
Presidenta
Consejo internacional de enfermeras
Ginebra, noviembre de 2018

Autor: Xaily Gavilondo | Contáctenos
Otro blog más de Art