Enfermería Cubana

28 mayo 2020

La situación de la enfermería en el mundo y la Región de las Américas en tiempos de la pandemia de COVID-19

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 23:59

logo-enLa Revista Panamericana de Salud Pública ha publicado en la sección Cartas al editor, un comunicado de la Asesora Regional de Enfermería y Técnicos en Salud de la OPS/OMS, Silvia Helena De Bortoli Cassiani.

Su misiva va encaminada a esclarecer aspectos neurálgicos del estado de los servicios de Enfermería en la región, a propósito del año dedicado por esta organización internacional a la Enfermería y la Partería.

Le invitamos a leer este artículo.

Convocatoria especialidades clínicas para Enfermería

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 23:37

UCMHEl Ministerio de Salud Pública y el Departamento de Docencia Médica anuncian la disponibilidad de plazas para cursar especialidades clínicas para Enfermería.

Los interesados deberán conformar sus expedientes y entregarlos en el departamento de Enfermería de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana para su tramitación, los expedientes serán recibidos hasta el 29 de mayo. Las solicitudes que lleguen después de esta fecha, serán recibidas en correspondencia con las plazas disponibles.

Disponibilidad de plazas:

Atención Comunitaria: 45 plazas
Ginecología y Obstetricia: 50 plazas
Neonatología y Pediatría: 60 plazas
Cuidados Intensivos y Emergencias: 20 plazas

Procedimientos para el concurso:

Cada provincia liberará las plazas para el concurso de oposición acorde a lo establecido en el Reglamento de Régimen de Residencias.
Todos los optantes tienen que ser liberados para concursar por el plan de formación de especialistas si manifiestan su interés en ello.
Cada territorio debe cumplir las indicaciones para asegurar sean liberados los profesionales que obtengan especialidades para que se realice el acto de matrícula en el calendario establecido.

Documentos a presentar:

  • Carta de solicitud según modelo oficial. 36.09
  • 2 fotos tipo carné
  • Carta de liberación para concursar, firmada por el Director Municipal, o los Jefes de los Servicios Médicos de las FAR o MININT.
  • Fotocopia del título de Licenciado en Enfermería y de Especialista en los casos que corresponda.
  • Índice académico de la carrera y de la especialidad, este último sólo para especialistas.
  • Evaluación del trabajo realizado en el último período evaluativo previo al otorgamiento, incluyendo su participación activa en las tareas políticas y sindicales. Este documento debe estar firmado por todos los factores del Centro.
  • Currículum Vitae de Pregrado y Postgrado, por separados, con documentos legales que acrediten el mismo.
  • Documentos acreditativos de méritos y reconocimientos.
  • Documentos que avalen cursos o Diplomados vinculados con la especialidad que aspira y el ejercicio en dicho perfil.
  • Evaluación de misión internacionalista si corresponde.
  • Firma y fecha de entrega.

 

Fuente: Sitio Socuenf

21 mayo 2020

Ysis, la enfermera símbolo

Filed under: General — Xaily Gavilondo @ 16:33

enfermera-cubana-2-580x869No fue difícil percatarnos de que estábamos ante una persona excepcional, no solo por los calificativos que le otorgaba la directora del hospital pediátrico de San Miguel del Padrón, más conocido como “La Balear”, donde trabaja, sino por el impacto de sus primeras palabras. Ysis Vera Gómez, más que una profesora de generaciones de enfermeras y una excelente profesional, es un símbolo de amor a su profesión. Esos rostros develados que nos enorgullecen:

“Empecé el primero de septiembre de 1983, tenía 14 años de edad y acababa de terminar el noveno grado, siempre quise ser enfermera que es lo que más me gusta, pienso que si existe otra vida voy a seguir siendo enfermera, porque me gusta muchísimo dar y bridar amor, eso para mí es lo máximo, sanar y curar.

Me gradué con 17 años y a partir de allí sigo en este centro hospitalario, fui supervisora desde esa edad y he sido jefa de todas las salas de este hospital, he pasado por todas las especialidades, estuve 10 años de jefa de las enfermeras, todo el tiempo he sido jefa; pero, a la vez, profesora. ¿Por qué? Porque me gusta enseñar y que aprendan de mí lo mejor, porque en mi profesión lo primero es el amor y el humanismo, porque trabajamos con pacientes y en pediatría es muy importante el triángulo pediátrico: la madre, el niño, tenemos que ponernos en el lugar de las madres para brindar una atención de excelencia, porque ellas se desesperan, quieren siempre lo mejor para sus hijos. Tengo también una maestría en medicina natural y tradicional y tengo una consulta donde atiendo a muchos pacientes con numerosas patologías.
Enseñando la pediatría, que es mi especialidad, he formado muchas enfermeras, inclusive la jefa provincial de enfermería fue alumna mía y muchas otras, casi todas las enfermeras del hospital, las que ocupan responsabilidades hoy lo han sido también, al igual que otras que laboran en otros hospitales de La Habana y en otras responsabilidades. He tratado de que aprendan de mí lo mejor, algún día seré yo paciente de ellas y cuando llegue mi momento quiero que su servicio sea de calidad.

La atención que estamos brindando es muy buena, porque estamos trabajando en equipo y tratamos de resolverle al paciente lo más pronto posible, sin perder el protocolo, para que se resuelva el problema rápido. Nunca he valorado irme de este hospital, porque en él hay muy buenos médicos, muy buenas enfermeras y prima algo que a lo mejor en otras instituciones lo hay —pero como yo he vivido durante toda la vida aquí—: humanismo, sentido de pertenencia y calidad humana, por eso no me he mudado de aquí. La calidad humana hace que las personas brinden un servicio diferente y lleguen al paciente con un trabajo colectivo.

Esta pandemia es una escuela para todo el mundo, como persona, como profesional, como niño, como joven, todos tenemos un lugar en esta historia. Ha sido un reto, una huella en la vida, una tremenda experiencia para todo el mundo, primero porque nos unimos como colectivo y como compañeros, aprendimos cosas nuevas, que sí lo pudimos hacer y puedo contar la historia, esto ya es una historia, y lo primero es que vamos a tener más experiencia, aprendimos de nosotros mismos, sabíamos que podíamos hasta cierto punto, pero llegó el momento y sí pudimos y lo demostramos, que el paciente sale negativo, que nosotros nos cuidamos y que también saldremos negativo. Cuando alguien quiere hacer algo, se logra, sí se puede, así pienso yo. Nos tenemos que cuidar porque el objetivo final es que todos lleguemos a la casa para darnos el abrazo, el cariño que tenemos que darnos”.

Tomado de Cubadebate

La Enfermería en el corazón de Cuba y del mundo en su año internacional

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 13:46

Gracias enfermeros“La más noble de las ocupaciones y quién sabe si la más grata, es la de enfermero. La idea le hará reír, pero si la descascara, verá como es verdad.” José Martí. Enero 1990.

Al cumplirse 130 años de escritas las ideas precedentes de José Martí en una carta a su amigo Gonzalo de Quesada en la cual le confesaba su estado anímico dominado por una “tristeza del alma  que me la tiene obscura ahora”, que refleja tal vez un aspecto o sentido integral o particular de la enfermería; al celebrarse también el bicentenario de día del natalicio de la enfermera Florence Nightingale, en cuyo honor se escogió el 12 de mayo como Día Internacional de la Enfermería, así como en ocasión de la declaración por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como 2020 Año Internacional de la Enfermería; en el momento histórico en que el mundo vive y padece sometido a la pandemia por la COVID-19, con un desarrollo de apenas unos meses y unos resultados integrales que han afectado gravemente la vida, la salud y otros muchos determinantes sociales, todavía impredecibles en su conjunto y particularidades, son tales hechos los fundamentos suficientes para que, estimulado por esos múltiples acicates médico-histórico-sociales, me sienta obligado a escribir algunas precisiones y reflexiones sobre esta temática esencial de nuestro tiempo, en las cuales la situación en el mundo y en Cuba serán el sustento lógico.

Recientemente la OMS emitía desde Ginebra un informe titulado Situación de la enfermería en el mundo 2020, con ideas cardinales como las siguientes:

La pandemia de COVID-19 pone de manifiesto la necesidad urgente de fortalecer el personal de salud a nivel mundial.

En sus conclusiones se revelan importantes deficiencias en el personal de enfermería y se señalan las esferas prioritarias de inversión en materia de formación, empleo y liderazgo para fortalecer el personal de enfermería en todo el mundo y mejorar la salud de todos.

El personal de enfermería representa más de la mitad del personal de salud que hay en el mundo, y presta servicios esenciales en el conjunto del sistema sanitario. A lo largo de la historia el personal de enfermería ha estado en primera línea de la lucha contra las epidemias y pandemias que amenazan la salud a nivel mundial, igual que sucede hoy. En todos los lugares del mundo están demostrando su compasión, valentía y coraje en la respuesta a la pandemia de COVID-19: nunca antes se había puesto más claramente de relieve su valía.

Los profesionales de enfermería son la columna vertebral de cualquier sistema de salud. Hoy en día, muchos de ellos se encuentran en primera línea en la batalla contra la COVID-19», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Este informe constituye un claro recordatorio del papel insustituible que desempeñan y una llamada de atención para asegurar que reciben el apoyo que necesitan para salvaguardar la salud del mundo.

El personal de enfermería cuenta actualmente con cerca de 28 millones de profesionales en todo el mundo. Las filas del personal de enfermería registraron un incremento de 4,7 millones entre 2013 y 2018. No obstante, la cifra actual sigue dejando un déficit mundial de 5,9 millones de profesionales.

Más del 80% del personal de enfermería del mundo trabaje en países que albergan a la mitad de la población mundial. Aproximadamente el 90 por ciento de todos los profesionales de la enfermería son mujeres Y uno de cada ocho de estos profesionales ejerce en un país distinto al país en que nació o se formó. Para evitar que se produzca una situación de escasez a escala mundial, en el informe se estima que los países que experimentan carencias deben aumentar el número total de graduados en enfermería a razón de un 8% anual de promedio, y mejorar sus opciones de obtener empleo y retenerlo en el sistema de salud.

Cada céntimo que se invierte en el personal de enfermería aumenta el bienestar de las personas y las familias de maneras muy claras y tangibles, que todo el mundo puede ver.

Entre las estrategias se recomienda ofrecer a los futuros profesionales de la enfermería formación teórica y práctica en las competencias científicas, tecnológicas y sociológicas que necesitan para avanzar en la atención primaria de salud También se concluye que los gobiernos tienen que invertir en una aceleración mayúscula de la formación del personal de enfermería, la creación de empleos en el sector, y en el liderazgo. Sin los profesionales de la enfermería y la  partería y otros profesionales de la salud, los países no pueden ganar la batalla contra los brotes, ni tampoco alcanzar la cobertura sanitaria universal ni los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En Cuba el ejercicio de la enfermería tiene una larga historia y su formación durante los siglos XX y XXI, que heredó una tradición empírica desde siglos anteriores, se inició con una primera graduación de 7 enfermeras en la Universidad de la Habana en 1902, y en el que dicho acto contó con la singularidad de que el discurso fuera pronunciado por el célebre Dr, Carlos J. Finlay.

La evolución de esta formación estuvo signada por los sistemas de salud imperantes en la mitad del siglo XX.  Se estima que en 1958 Cuba contaba con 826 enfermeras y auxiliares de enfermería y aproximadamente 6 000 médicos. En la actualidad Cuba cuenta con 101 más enfermeras y auxiliares que las que tenía entonces.

A partir del triunfo de la revolución se inició un proceso rápido y escalonado de formación de los técnicos y profesionales de la salud. Un hecho significativo es que en 1963 se inició la colaboración médica solidaria en el exterior con el envío de una pequeña brigada a Argelia, compuesta por médicos, enfermeras y otro personal de la salud. Desde entonces, más de 400.000 profesionales han servido en 164 países de América Latina y el Caribe, África, Oriente Medio, Asia, y un país de Europa que apenas se menciona oficialmente, Portugal. Actualmente hay que incluir a Italia y Andorra.

Hasta marzo de este año de 2020, la cooperación médica cubana contaba 28.729 colaboradores en 59 países.

Cuba ha participado activamente con el envío de sus colaboradores médicos para enfrentar la COVID-19 en el exterior.  Para ello ha movilizado 25 brigadas  del contingente Henry Reeve, en cuya composición de médicos y otro personal de la salud,  destacan los enfermeros y enfermeras.

Hoy existen 85 732 personal de enfermería en Cuba, o sea 1 por cada 123 habitantes. De ellos 45 000 trabajaban en la atención primaria de salud.

El proceso de incrementar la calidad de la enfermería se inició en el curso 1976-1977 con la aprobación de la Licenciatura de Enfermería como carrera universitaria, y cuyos primeros graduados totalizaron  540 en 1982.

Debe señalarse que a partir de entonces este personal de la salud de alta calificación universitaria en su perfil, ha accedido también a cursos de postgrado, a maestrías, a doctorados en ciencias, y también han podido especializarse en ramas biomédicas como Fisiología Normal y Patológica, Anatomía, Histología y otras, que solo estaban reservadas para médicos y estomatólogos.

Este saldo con énfasis en el personal de salud de enfermería fue posible por las ideas y estrategias de Fidel desde el triunfo de la revolución, profundizadas en años y décadas sucesivas hasta hoy. Como conclusiones son pertinentes las ideas enunciadas en el Instituto Politécnico de la salud de la provincia de Camagüëy el 4 de septiembre de 1978. Decía entonces:

“Por eso, la Revolución, donde la medicina y la salud no es un negocio de nadie ni le interesa que haya enfermos, desde el momento en que combate y erradica enfermedades ya está brindando una salud muy superior a la que se podía brindar en las pocas instalaciones privadas, que eran las mejores en el capitalismo. Había también algunos hospitales públicos, pero ya se sabe cómo era aquello: un rosario de calamidades.

Hemos hablado de la medicina preventiva. Pero también en la medicina asistencial, la atención al ciudadano tiene que ser superior a la de las mejores clínicas capitalistas. Ahora, ¿de qué depende la medicina asistencial? De la calidad de los médicos, de la calidad de las enfermeras y de los técnicos de la salud. Y no solo de la calidad técnica sino también mucho de la calidad humana. Los hombres y mujeres de mejor calidad humana han de estar en este frente.

Hay calidad humana en nuestro pueblo para todos los frentes de trabajo; pero si hay un frente donde se exige la calidad humana, la vocación, el espíritu de sacrificio, es en este frente de la salud. El médico sin los enfermeros y los técnicos no es nada. y son precisamente las enfermeras y enfermeros, los que están la mayor parte del tiempo con el enfermo; y de la forma en que cumplan, de la forma en que trabajen, dependerá el resultado del esfuerzo. No se puede nadie equivocar dando una medicina por otra; no se puede nadie descuidar con respecto a un enfermo que necesita la atención incesante. Pero el enfermo la necesita no solo desde el punto de vista de la salud, no solo para preservar su vida y recuperar su salud, sino que lo necesita hasta para su estado anímico.

Y se sabe que si en algo se exige, se requiere espíritu de sacrificio, vocación, amor a los demás, solidaridad con los demás, es en esa actividad.

Es necesario que nuestros trabajadores docentes, nuestras organizaciones de masas, nuestro pueblo, tomen conciencia de esto. Para que pueda existir la mejor atención médica, la mejor salud para el pueblo, es necesario que sus mejores hijos se dediquen a ese frente de trabajo. Porque en esto, como en todo, el pueblo tendrá lo que sea capaz de dar, el pueblo tendrá lo que sea capaz de formar, el pueblo tendrá lo que sea capaz de crear. Y si nuestro pueblo quiere una óptima salud para sus hijos, para sus hermanos, para sus padres, para sus esposas, para sus esposos, es necesario que cree los factores humanos necesarios para ello. Y ese es el tipo de estudiante que queremos en nuestros centros docentes de la salud pública.”

Hoy que la batalla de nuestro pueblo a nivel interno y a nivel internacional contra la pandemia de la COVID-19, pone de manifiesto los mejores valores del personal de la salud, cabe resaltar, ante la cercanía del 125 aniversario de la caída en combate de José Martí, que todos los sectores de nuestro pueblo deben apoyar con ideas y actitudes a todos los trabajadores de la salud, porque ellos están vinculados a la más noble y grata de las ocupaciones, al decir de nuestro Apóstolwilkie-delgado-correa.

DrC. Wilkie Delgado Correa

Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular y de Mérito. Doctor Honoris Causa de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

12 mayo 2020

Ministro de Salud Pública felicita al personal de la enfermería cubana en su Día Internacional

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 21:07

MinistroLa Habana, 12 de mayo de 2020

“Año 62 de La Revolución”

Queridas enfermeras y enfermeros,

Como cada 12 de mayo, celebramos hoy el Día Internacional de la Enfermería, en conmemoración al natalicio de  Florence Nightingale, fundadora de esta profesión, mujer de concepciones salubristas y renovadoras, que significaron punto de partida para el desarrollo en los sistemas de salud en el mundo.

Coincidiendo con el 200 aniversario de su natalicio, desde inicios de este año, la Organización Mundial de la Salud dedicó sus esfuerzos y reconocimientos al personal de la enfermería, cuya participación ha sido significativa en la prestación de los servicios de salud.

En Cuba, son ya más de 84 mil los profesionales que se desempeñan en esta rama de las Ciencias Médicas, quienes se encuentran distribuidos en todas las instituciones de salud y niveles de atención, con prioridad en  el nivel primario; de ellos 61 mil 277 son licenciados.

Nuestros profesionales de la enfermería han demostrado su altruismo, entrega y profesionalidad en cada una de las tareas que la Revolución le ha encomendado. Las enfermeras y enfermeros cubanos continúan escribiendo gloriosas páginas en la historia de la salud pública, esta vez, siendo ejemplos de consagración en la batalla que libra Cuba contra la COVID-19. Así lo han demostrado los enfermeros que brindan sus servicios a nuestra población, los que han partido a diversas zonas de nuestro país para apoyar la atención a pacientes con esta enfermedad.

Igualmente valioso ha sido el aporte de los que se encuentran en otras latitudes cumpliendo con el concepto martiano de que “Patria es Humanidad”. A ellos se han sumado los que han integrado las brigadas del Contingente Internacional “Henry Reeve”, que partieron a pueblos hermanos a luchar también contra la COVID-19. Queremos resaltar que una de estas brigadas estuvo conformada en su totalidad por enfermeras, coincidiendo con el mérito de ser la primera brigada compuesta solamente por mujeres.

En nombre del Consejo de Dirección del Ministerio de Salud Pública, les envío nuestra más sincera felicitación y el mayor de los reconocimientos. Tengan la certeza de que cuentan con toda  nuestra confianza en la labor que realizan. La satisfacción de las vidas salvadas y los pacientes atendidos es el mayor regalo que pueden recibir hoy. Continuemos trabajando juntos que saldremos victoriosos, de esta y todas las batallas que estén por venir.

Saludos,

Dr. José Angel Portal Miranda

Ministro de Salud Pública

República de Cuba

Los rostros de mis héroes

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 20:31

En el Año del Personal de Enfermería y de Partería, Cuba se enorgullece de mostrar algunos de los rostros de sus enfermeros, quienes prestigian al Sistema de Salud cubano con sus esfuerzos de cada día, especialmente en tiempos de contingencia.

Como dijera Martí “Honrar honra”

6803

49

 

3

 

1

 

 

 

Mensaje a la Enfermería cubana

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 18:08
(PNG Imagen, 253x205 píxeles)Sociedad Cubana de Enfermería
Dpto. Nacional de Enfermería
12 de mayo, Día Internacional de la Enfermería
Como cada año , la jornada por el natalicio de Florence Nightingale genera disimiles actividades que con gran entusiasmo realiza la enfermería cubana y mundial, este año 2020, reviste características diferentes, hoy estamos inmerso en una gran batalla por la pandemia que azota el mundo la covid-19, la enfermería cubana como profesión de vanguardia y fiel al legado de las enfermeras cubanas que nos antecedieron y a la matriarca de la enfermería moderna, se mantiene en la primera línea de combate, seguras que, por la preparación, entrega, solidaridad, responsabilidad y humanismo que caracteriza la profesión, logrará, prevenir y disminuir los riesgos y salvar a las personas, eso demuestra cuanto aporta enfermería al sistema de salud , al pueblo, y al estado, con el cual estaremos siempre comprometidos. Este 12 de mayo será distinto, pero no se pasa por alto esta fecha, muchas cosas se pueden hacer, divulgar todo cuanto están haciendo en cada área donde trabaja enfermería, en la asistencia, la docencia, la administración y la investigación, hay que estimular el personal que cada día da lo mejor de sí en su puesto laboral, con mensajes de gratitud por su altruismo y dedicación, a esos líderes de la enfermería que no cesan en la preparación y organización de los recursos humanos necesarios para garantizar la asistencia, esos profesores y estudiantes, dedicados a la pesquisa activa y actualización de los procederes,los equipos de trabajos que asesoran los centros de aislamiento, la hospitalización, los investigadores que tanto aportan al desarrollo de la profesión, también una distinción especial a todas esas madres que no han dejado de trabajar aun teniendo sus hijos en casa, a los que han dado un paso al frente para trabajar en otras provincias, a esos enfermeros/as que están cumpliendo con el sagrado deber fuera del País, esa es la enfermería de vanguardia a la que estamos acostumbradas, que unida logra todo cuanto se propone, llegue todas/os nuestra admiración y respeto.
Felicidades también a todas las madres, que cada día dan lo mejor de sí, en el trabajo y en sus hogares.
Como dijera Florence Nightingale (1873) “La enfermería es un llamado superior, un llamado honorable… El honor radica en el amor por la perfección, la consistencia y en el trabajo duro para conseguirla”.
“La enfermería cubana a la vanguardia en el cuidado a las personas y comunidades en todos los contextos”
MSc. Idalmis G. Infante Ochoa
Presidenta de SOCUENF
MSc. Anahy Velázquez Aznar
Jefa Dpto. Nacional de Enfermería

Enfermería: Llevando al mundo hacia la salud

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 17:13

12-de-mayo-dia-internacional-de-la-enfermeria-2020El Día Internacional de la Enfermería se celebra cada 12 de mayo, en conmemoración al aniversario del nacimiento de Florence Nightingale. Este año 2020, el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) seleccionó como lema central “Enfermeras: una voz para liderar – Llevando al mundo hacia la salud”.

El personal de enfermería y de salud en general está en la primera línea de la lucha para frenar la propagación de la COVID-19. Arriesgando sus vidas para salvar a otros, nos inspiran a todos con su heroica dedicación y sacrificio. Las enfermeras y enfermeros que atienden a comunidades vulnerables en las zonas más pobres del mundo corren un riesgo particular ante la enfermedad.

“De hecho, hoy vemos en la designación, por parte de la Asamblea Mundial de la Salud, del año 2020 como el Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería, un acto de agradecimiento anticipado”, comentó la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras, Annette Kennedy.

Hay más de 20 millones de enfermeras en todo el mundo y cada una de ellas tiene una historia. Entienden de esperanza y valor, alegría y desesperación, dolor y sufrimiento, así como de vida y muerte. Al ser una fuerza siempre presente para el bien, las enfermeras escuchan el primer llanto de los bebés recién nacidos y son testigos del último aliento de los moribundos. Están presentes en algunos de los momentos más preciados de la vida, al igual que en algunos de los más trágicos. Las enfermeras sirven a la humanidad y, mediante sus acciones, protegen la salud y el bienestar de las personas, las comunidades y las naciones.

La Región de las Américas cuenta con alrededor de 9 millones de profesionales de enfermería, de estos 4.500.000 son enfermeros licenciados, 87 % de estos del sexo femenino. La fuerza de trabajo de enfermería y partería representa más del 50 % de la fuerza de trabajo de salud, y son fundamentales para la prestación de servicios de salud en el primer nivel de atención.

En el caso de Cuba, y de acuerdo con el Anuario Estadístico de Salud, el Sistema Nacional de Salud cuenta con más de 84 mil enfermeros, (75 por cada 10 mil habitantes; 133 habitantes por personal de enfermería). Ya sea desde los Equipos Básicos de Salud (EBS) de cada localidad, en los hospitales, en las campañas de vacunación o en labores internacionalistas, el personal de enfermería cubano es reconocido por su preparación científica técnica y su entrega al trabajo.

Como parte de 25 brigadas médicas cubanas del Contingente “Henry Reeve”, 1062 enfermeros de nuestro país apoyan la lucha contra la actual pandemia, en diferentes puntos de la geografía mundial.

Este 12 de mayo, Día Mundial de la Enfermería, llegue a cada enfermero nuestro reconocimiento y felicitación por su labor vital, con la promesa de que nuestra gratitud se traducirá en el apoyo tangible que necesitan y merecen.

Tomado de Infomed

11 mayo 2020

¡Felicidades colegas!

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 12:36

unnamed

7 mayo 2020

200 años del nacimiento de la impulsora de la enfermería moderna

Filed under: Noticias — Xaily Gavilondo @ 10:00

florenceFlorence Nightingale es un caso peculiar: es una de las pocas mujeres que ya fue reconocida en su época y por su obra, como impulsora de la enfermería moderna. Por eso, es un símbolo feminista. En mayo se cumplirán los 200 años de su nacimiento.

Le pusieron el nombre de la ciudad donde nació, Florencia, pero era hija de una familia inglesa acaudalada y liberal para lo que era la época. Su abuelo materno, William Smith, fue un parlamentario cristiano disidente, abolicionista de la esclavitud y simpatizante de la revolución francesa y parece que su nieta heredó su espíritu revolucionario y su reformismo social.

Quería trabajar, algo inaudito entre las damas de su época

En ese tiempo, las mujeres, o eran criadas o señoras o cogían los hábitos y Florence Nightingale no encajaba bien en ninguno de esos papeles, como señala Anna Ramió, especialista en historia de la enfermería, profesora en el campus de Sant Joan de Déu y vocal del Col.legi d’Infermeres de Barcelona (COIB). Nightingale fue educada más que muchas damas de su época y, a diferencia de la mayoría de ellas, se negó a casarse y dedicarse a una familia.

Solo con 17 años dijo haber vivido “una llamada de Dios para hacer el bien”, pero no ingresó en un convento. Quería trabajar de enfermera o educadora de pobres o delincuentes. Ella misma reconoció que entonces solo se trabajaba si eras una mujer pobre o viuda sin recursos.

Al regreso de un viaje por Grecia y Egipto visitó (según algunas fuentes, enfermó y fue atendida allí) el hospital luterano de Kaiserswerth, en Alemania, y conoció el trabajo de sus diaconisas (cuidadoras). Decidió volver allí para aprender, pese a la oposición familiar.

Poco después, asumió un cargo en un centro asistencial de mujeres en Londres y empezó a analizar la asistencia que prestaban hospitales de esa ciudad y de París. En 1854, gracias a su amistad con Sidney Herbert, secretario de Estado de Guerra, logró que la mandara al frente de un grupo de 38 enfermeras a la guerra de Crimea (1853-1856), que se libraba en el aún imperio otomano.

La prensa la idealizó como “la dama de la lámpara”

La prensa, como The Times, reseñaba las penosas condiciones de los soldados y en un artículo creó su leyenda como “la dama de la lámpara”, que durante la noche iba por el hospital británico en Scutari (hoy, una zona de Estambul) cuidando de los heridos y enfermos. Se elogió su figura de “ángel cuidador”, pero su verdadero papel fue organizador.

Siguiendo las corrientes higienistas de un incipiente concepto de salud pública que luego arraigaría en Gran Bretaña, cambió los hospitales militares: acabó con las camas compartidas por soldados vestidos con sus sucias ropas, consiguió ropa de cama, habilitó una lavandería, hizo alejar el vertedero y logró ventilar las salas y mejorar la alimentación de los enfermos. Había pocos medicamentos y morían más soldados de infecciones y epidemias que por heridas de guerra. Nightingale mantenía que mejorar las condiciones ayudaba al organismo a curarse, ideas que formulaba desde un poso más religioso que científico, pero eran acertadas.

Sus estudios mostraron que aumentaba la supervivencia. Por que, además, introdujo en los hospitales la epidemiología y la estadística (hacía gráficas, formularios sobre las causas de enfermedad y de muerte…), otro campo en el que fue pionera. Fue la primera mujer admitida en la Royal Statistical Society británica, aunque no consiguió que se abriera una cátedra de estadística en la Universidad de Oxford.

Peleó con militares, funcionarios gubernamentales y médicos. Ella criticaba su ineficacia y mala preparación y ellos tampoco tenían buena opinión de esa mujer que se metía en sus asuntos. Pero estando en Crimea ya se hizo muy conocida, se la homenajeó y se creó el Fondo Nightingale para formar a enfermeras, lo que le permitió seguir haciendo estudios, informes, teorizando sobre cómo mejorar los hospitales, la asistencia en India, la enfermería… Por ejemplo, influyó para que en 1860 se creara la primera escuela de Medicina Militar del Reino Unido.

En 1860 abrió una escuela de entrenamiento de enfermeras en el hospital Saint Thomas (hoy es la Escuela Florence Nightingale de Enfermería y Ccomadronas). Su escrito Notas sobre enfermería, qué es y qué no es (1859) se considera el primer plan de estudios de enfermería. A ella se debe también el código ético de la profesión y la mejora de la enfermería que atendía a domicilio, que se considera el primer paso del futuro Instituto Nacional de Salud británico. Su formación se exportó a otros países, desde India hasta Australia y Estados Unidos.

En 1860 creo la primera escuela de enfermeras

Pese a que poco después del regreso de Crimea empezó a sufrir problemas de salud (hoy se cree que pudo padecer un trastorno neurológico), se mantuvo activa incluso durante unos años que estuvo en cama. Murió a los 90 años (1910). Al parecer, su familia rechazó que se la enterrara en Westminster, donde reposaría junto a personalidades como Newton, Dickens, David Livingstone y Rudyard Kipling.

Su figura ha sido a veces de heroína romántica y se le dedicaron hasta poesías, pinturas y estatuas (y se le hizo biografías aún en vida). En el otro extremo, hay quien la ha tildado de beata, de ignorante (por negar los “gérmenes contagiosos”), se le ha criticado que no creyera en las aptitudes de las mujeres, en su profesionalidad (era contraria a una titulación y registro de enfermeras) o que pudieran votar. Sus puntos de vista pueden parecer contradictorios, porque veía la atención a los enfermos desde un enfoque humanitario pero, por ejemplo, hizo que se pagara a las enfermeras y se opuso a que este trabajo lo hicieran las órdenes religiosas, como solía ocurrir en los países católicos. Ramió recuerda que en ese tiempo, ya se había implantado el anglicanismo y corrientes protestantes.

Anna Ramió apunta que, para ser justos con Florence Nightingale, hay que verla en la perspectiva de su tiempo. En esa Inglaterra victoriana rompió esquemas. “Desde luego, es de las pocas mujeres que salen en los libros de historia (al menos en los ingleses)”, comenta, aludiendo a que hay pocas figuras femeninas históricas reconocidas más allá de las reinas. Y, en ensayos suyos como Cassandra se lamenta que las mujeres eran tratadas como incapaces y reivindica que reciban una educación más amplia y puedan aplicarla, explicaba en un artículo para la UNESCO en 1998 Alex Attewell, director entonces del museo dedicado a la pionera de la enfermería.

Ramió destaca que Nightingale dio visibilidad a los cuidados a enfermos y, al estandarizar la formación, los profesionalizó. En 1887 ya habían salido de la escuela Nightingale 520 enfermeras y sus ex alumnas dirigían la enfermería de 42 hospitales. Henri Dunant reconoció que le inspiró para crear la Cruz Roja (1863) y la misma Florence fue una de las impulsoras de la filial británica de la organización. Fue una mujer peculiar, por suerte no la única de su tiempo: al parecer, en su círculo de conocidos estuvo la hija de lord Byron, hoy más conocida como Ada Lovelace, pionera de la programación informática.

El 2020 ha sido declarado Año Internacional de la Enfermera y la Comadrona por la Organización Mundial de la Salut (OMS), en el bicentenario de Nightingale, y se le rendirá tributo. En Barcelona, el COIB, junto a la Universitat de Barcelona y el hospital Clínic, preparan una exposición para mayo sobre la historia de la enfermería.

Tomado de: Florence Nightingale, la enfermera revolucionaria

Página siguiente »

Autor: Xaily Gavilondo | Contáctenos
Otro blog más de Art