El emperador Claudio II, allá por el 270 de nuestra era, prohibió a los soldados de su ejército, para que rindieran más en las batallas, contraer matrimonio. Pero un joven obispo llamado Valentín, casaba las parejas, hasta que fue descubierto y decapitado el 14 de febrero de aquel año. Cuenta la leyenda que mientras estuvo preso y en espera de ser ejecutado, él sucumbió a las flechas de Cupido al enamorarse de la hija ciega de su carcelero, con la que obró el milagro de devolverle la vista. Antes de ser ejecutado, Valentín escribió a su amada un mensaje que terminaba con la frase “de su Valentín”.  Y desde entonces se conmemoró la fecha de su muerte como Día de los Enamorados. Esta fecha es idónea para intercambiar regalos entre enamorados, seres queridos y amigos o simplemente frases como ” te quiero no por lo que eres, sino por lo que soy cuando estoy contigo”

. El amor es uno de los sentimientos más lindos que existen, solo si amamos podemos llegar a comprender lo que somos capaces de hacer por los demás. Como dice el cantautor cubano Silvio Rodríguez : Solo el amor convierte en milagro el barro.