Tag Archive 'investigador'

Sábado 8 / agosto / 2015

Nibaldo Basilio Hernández Mesa (1943- )

Filed under: General,¿Sabía que...? — Mirta Nuñez Gudas — agosto 8th, 2015 — 11:29 am

Nibaldo Hernández MesaNibaldo Hernández Mesa nació en Jovellanos, Matanzas, el 25 de marzo de 1943.  Allí cursó la enseñanza primaria. Hizo los estudios secundarios en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cárdenas.

Comenzó a estudiar Medicina en 1962, el mismo año de creación del Instituto de  Ciencias Básicas y Preclínicas “Victoria de Girón”. Se graduó de doctor en Medicina en 1968 y comenzó a trabajar en este mismo centro docente donde ha permanecido hasta el presente.

En 1981, obtuvo el grado científico de Doctor en Ciencias Médicas. En 1986 es promovido a Profesor Titular y después a Profesor Consultante. Recientemente recibió el reconocimiento de Profesor de Mérito.

Ha publicado numerosos trabajos y participado en eventos científicos nacionales e internacionales.

Hombre sencillo, modesto, afable, trabajador incansable, investigador tenaz, inteligente, Nibaldo debe ser un ejemplo para las nuevas generaciones de profesionales de la salud en Cuba.

Fue alumno ayudante de Neuroanatomía Funcional desde el primer año de la carrera de medicina, tuvo la suerte de contar con profesores como José Estrada y Jesús Pérez, profundos conocedores de la especialidad y practicantes cotidianos de esta especialidad en el Hospital Neurológico. Se vio obligado a compartir su tiempo entre el estudio de las disciplinas curriculares y sus responsabilidades como alumno ayudante que en aquellos tiempos eran casi las de un profesor.

En 1968 recibió el título de Doctor en Medicina otorgado por la Escuela de Medicina de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de La Habana.

Entonces comenzó una carrera ascendente tanto en el campo académico como en el científico. Trabajó  intensamente junto con su gran amigo y profesor Dr. José Aquino Cías en un modelo de aprendizaje pasivo en ratas al tiempo que se desempeñaba como docente de Neuroanatomía funcional.

En 1975, obtuvo el certificado de Especialista de Primer Grado en Fisiología Normal y Patológica. Defendió su tesis “Efectos de focos epilépticos subclínicos sobre el aprendizaje pasivo de evitación en ratas durante el desarrollo ontogenético postnatal” para optar por el grado de Candidato a Doctor en Ciencias ante un tribunal formado por Bjor Holmgren, Thalia Harmony, Alexei Buliguin y Diego González Martín.

En 1983 recibe el certificado que lo acredita como Especialista de Segundo Grado en Fisiología Normal y Patológica y en 1986 obtiene por oposición la categoría docente principal de Profesor Titular.

Convencido de la necesidad del conocimiento de la Física para profundizar en la Neurofisiología se gradúa de Licenciado en la especialidad de Física y Astronomía en la Facultad de Física del Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”, en 1987.

Es nombrado Profesor Titular adjunto de la Escuela de Biología de la Universidad de La Habana en 1984, Profesor Invitado de la Universidad Estatal de Santander, Bucaramanga, en 1996. Ha desempeñado su labor docente en las Facultades de Medicina de Las Villas y Pinar del Río, Centro de Neurociencias de Cuba, Facultad de Medicina de la Universidad de Aden (Yemen del Sur) y Facultad de Biología de la Universidad de Cali, Colombia.

Ha laborado en varios temas de investigación, entre ellos, epilepsia experimental, lateralización motora, efectos autonómicos de la alergia, actividad física y aterosclerosis. Como resultado de esos trabajos tiene más de ochenta publicaciones en revistas nacionales e internacionales y ha participado en numerosos eventos, entre los que se destacan los Congresos Mundiales de Fisiología en Budapest, en 1980; Vancouver, en 1984; International Brain Research Organization (IBRO) Budapest, 1987; Montreal, 1991 y Kyoto, 1995.

También ha participado en la elaboración de libros y materiales para la docencia y grabación de teleconferencias para el Proyecto del Policlínico Universitario.

Simultáneamente, ha desempeñado diferentes responsabilidades relacionadas con la actividad docente y científica, Jefe del departamento de Neuroanatomía Funcional, Director del Instituto de Investigaciones Fundamentales del Cerebro (ACC), Secretario del Programa Nacional de Neurociencias del CITMA, Vicepresidente de la Sociedad de Neurociencias de Cuba y miembro del Consejo de Gobierno de la IBRO.

En el 2008, como reconocimiento a toda una vida dedicada a la actividad académica y sin descuidar sus deberes con la sociedad, por la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana y el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas “Victoria de Girón” le fue conferida la categoría docente especial de Profesor Consultante y más recientemente fue exaltado a la condición excepcional de Profesor de Mérito de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. A esto se suman numerosos reconocimientos y condecoraciones.

Fuente: Dr. Nibaldo Basilio Hernández Mesa: un científico exitoso.
Hernández Fernández RA. Revista Habanera de Ciencias Médicas. 2013;14(4).
Disponible en: http://www.revhabanera.sld.cu/index.php/rhab/article/view/222/166

Comentarios desactivados

Sábado 28 / marzo / 2015

Carlos Manuel Ramírez Corría (1903-1977)

Filed under: ¿Sabía que...? — Mirta Nuñez Gudas — marzo 28th, 2015 — 10:04 am

Carlos Manuel Ramírez CorríaReconocido neurocirujano cubano. Nació en San Luis, en las provincias del oriente cubano. Comienza a estudiar medicina, costea sus estudios trabajando como analista de un Laboratorio Clínico y redactando conferencias de Matemáticas superiores.

En 1925 el eminente biólogo argentino Dr. Joaquín Llambías, rector de la Universidad de Buenos Aires, le ofrece el cargo de profesor del Instituto de Anatomía Patológica aún sin haber terminado la carrera y viaja hacia Buenos Aires. En 1924 es nombrado miembro fundador de la Sociedad Argentina de Biología y presenta en la primera sesión científica de esta sociedad el trabajo “Las formaciones braunerianas gástricas”, Ramírez Corría tenía entonces 24 años y aún no era médico graduado.

Regresa a Cuba y se termina la carrera en 1927, durante la tiranía de Machado militó en las filas revolucionarias, fue perseguido y tuvo que salir clandestinamente rumbo a Haití donde atiende a leprosos y hace profilaxis antituberculosa en zonas rurales apartadas.

A finales de esta década viaja a París para proseguir sus estudios, por su vinculación con la Anatomía Patológica se convierte en discípulo del Dr. Clovis Vincent del Hospital “La Pitie” de París, quien fuera posteriormente fundador de la neurocirugía en Francia. Esta relación decide su camino. Luego profundiza la especialidad en España con el histólogo Don Pío del Río Ortega y el fisiólogo Santiago Ramón y Cajal, en el Instituto de Anatomía Patológica de la Universidad Central de Madrid; y en Buenos Aires, con el Dr. Bernardo Houssay, estos dos últimos Premios Nobel de Medicina.

De regreso a Cuba, en 1934 consigue trabajar en el Hospital Universitario “General Calixto García” de la Habana. Entra a oposición por la Cátedra de Anatomía Patológica y en muy reñidas lides la gana. Allí trabajó en un sótano para las consultas y en un salón de operaciones. Creado un mínimo de condiciones comienza a formar especialistas en Neurocirugía, tan necesarios para un país subdesarrollado. Desde entonces y hasta su muerte se dedicó a la asistencia, docencia e investigación en varias ramas de la medicina, específicamente en técnicas de la naciente especialidad que hizo crecer. Día por día, después de su labor asistencial, docente e investigativa comenzaba la consulta que duraba hasta altas horas de la noche.

A lo largo de su vida fue Profesor consultante de la Universidad de La Habana e impartió numerosas conferencias en México, La Plata, Caracas y Los Andes.

Fue Ministro de Salud durante 1949, pero decide renunciar por no tener el apoyo del gobierno para solucionar los problemas de su Ministerio. Durante este año logra fundar el 1er Servicio de Neurocirugía en el Hospital Universitario “General Calixto García” que dirigió por el resto de su vida.

Mientras realizaba sus labores neuroquirúrgicas, llevó a cabo estudios interdisciplinarios que lo llevó a publicar el libro “Documentos para el estudio del eritrocito”, exhaustivo trabajo sobre estructura y patología de los glóbulos rojos. Por otro lado, dedicó largas jornadas de trabajo a la investigación de la Inmunología y elaboró varias vacunas personalmente con el fin de tratar diferentes enfermedades.

Como parte de su labor asistencial e investigativa en la Neurocirugía, diseñó múltiples instrumentos y técnicas quirúrgicas novedosas para Cuba, y en ocasiones para el mundo. Desarrolló algunas ideas y maquetas que sirvieron para la docencia de la anatomía vascular encefálica.

Realizó operaciones neuroendoscópicas con cistoscopios propios de los años 45. Con estos equipos logró visualizar los ventrículos cerebrales y fulgurar el plexo coroides como parte del tratamiento de la hidrocefalia.

A principios de la década del 60 confeccionó un pequeño equipo que se atornillaba al cráneo para obtener coordenadas estereotáxicas mediante radiografías ortogonales.

Diseñó y construyó varios separadores automáticos para la cirugía de columna. Fue el descubridor del empleo del Poliuretano para realizar plastias de duramadre. También elaboró un producto gelatinoso que servía para hacer hemostasia transquirúrgica.

Por primera vez en Cuba comenzó a realizar la angiografía carotídea. Al principio la realizaba a “cielo abierto”, pero posteriormente la desarrolló de forma percutánea.

Comenzó la cirugía aneurismática en la época en que el pobre desarrollo de la anestesia obligaba a realizar lobectomías frontales o temporales para poder disecar las arterias del Polígono de Willis. En aquellos tiempos se operaba sin el empleo de la microcirugía y con clips que después de cerrados no podían abrirse.

Como parte de su interés por la Inmunología trató de desarrollar vacunas a partir de células tumorales de los propios pacientes.

Postuló en 1971 teorías sobre el origen viral de la Esclerosis Múltiple. En este tema publica varios artículos donde propone esquemas de tratamiento.

A pesar de las numerosas ofertas de trabajo recibidas en el extranjero, al triunfo de la Revolución Cubana en 1959, prefirió permanecer en su país en una época que se caracterizó por el éxodo masivo de médicos y otros profesionales.

Al prestigio adquirido en Latinoamérica por el Profesor Ramírez-Corría se debe que el Instituto Neuro-Psiquiátrico de Yucatán, México, creado en 1954, lleve su nombre desde su fundación.

Realizó operaciones neuroendoscópicas con cistoscopios propios de los años 45. Con estos equipos logró visualizar los ventrículos cerebrales y fulgurar el plexo coroides como parte del tratamiento de la hidrocefalia.

A principios de la década del 60 confeccionó un pequeño equipo que se atornillaba al cráneo para obtener coordenadas estereotáxicas mediante radiografías ortogonales.

Otros avances de la Neurocirugía en los que participo el Profesor Ramírez, fueron el de la cirugía de acceso reducido, que realizaba con la ayuda de la magnificación e iluminación coaxial, antecedentes directos de las modernas técnicas de
mínimo acceso y microcirugía.

Fue un activo promotor del empleo de modelos para el entrenamiento en su escuela de neurocirujanos. Así se hacía menos peligrosa para el paciente la curva de aprendizaje. Pues, como a menudo decía, en un salón de operaciones el personaje más importante no es el cirujano, sino el paciente; lo que constituye una interpretación ejemplar de nuestra actual bioética médica.

Implantó en Cuba un sistema de enseñanza de la cirugía que se basaba en dejar hacer lo que los aprendices del oficio neuroquirúrgico conocieran teóricamente y hubieran practicado en modelos de aprendizaje.

Todos los maestros buenos nos marcan con sus huellas, pero algunos nos marcan más. Son aquellos que no solo nos dejaron residuos de enseñanzas del oficio, sino que sembraron en
nosotros muchas inquietudes y senderos para desarrollar nuestros pensamientos más elevados. Más que lo que nos dijeron, nos dejaron lo que quedó pendiente por meditar. Porque enseñar a
pensar, es más valioso que sólo enseñar a hacer.

Hombre de vasta cultura literaria, conocedor de los clásicos, unía a su saber científico una formación humanista crecida en el apasionado ejercicio de su profesión. Un factor que incidió favorablemente en su desarrollo profesional fue el de enfrentar los problemas científicos con imaginación creadora.

El 27 de marzo de 1977, a los 74 años de edad, como una de las grandes ironías del destino, el ilustre Padre de la Neurocirugía Cubana muere de una contusión cerebral severa como consecuencia de un trágico accidente automovilístico.

Fuente: Biografía del Profesor Carlos Manuel Ramírez Corría
Disponible en: http://neuroc99.sld.cu/biogra.htm

Comentarios desactivados

Domingo 14 / septiembre / 2014

José Ángel Bustamante O’Leary (1911-1987)

Filed under: ¿Sabía que...? — Mirta Nuñez Gudas — septiembre 14th, 2014 — 10:24 am

José Ángel Bustamante O'LearyJosé Ángel Bustamante O’Leary (1911-1987)
Eminente psiquiatra y psicólogo cubano. Natural de La Habana. Se graduó como médico en 1939 en la Universidad de La Habana. Fue alumno interno y médico interno por concurso, del Hospital Universitario “General Calixto García”. Realizó estudios de especialización en psicoterapia, en La Habana, con los doctores Spartaco Sacrizza y Leo Borteimer y en psiquiatría con los doctores Franz Alexander en Chicago y Sandor Rado en New York. Su larga carrera docente es de las mas brillantes de Cuba.

En la cátedra Enfermedades Nerviosas y Mentales con su Clínica de la Universidad de La Habana: adscripto (1941-1943), instructor (1943-1947) y asociado (1947-1956), todo por concurso. Profesor de Psicología Médica de la Escuela de Verano de la Universidad de La Habana (1947-1956). Profesor titular del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la propia universidad (1961-1976). Director del Subdepartamento de Psicología Médica (1961-1967).

Profesor titular de Psiquiatría de la Facultad de Medicina No. 1 del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1976-1987). Su obra científica es de gran valor y originalidad y comprende 15 libros, 34 monografías y folletos y mas de un centenar de artículos recogidos en revistas médicas de Cuba, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Holanda, Bulgaria, India y Senegal.

Entre sus libros se cuentan: “Manual de Psicología Médica y Psiquiatría” (1942), fue texto en las universidades de La Habana, Santo Domingo, Guatemala y Caracas; “Las enfermedades mentales en Cuba” (1949); “El Psicodiagnóstico miokinético de Mira ” (1949); “Las raíces psicológicas del cubano” (1959); “Estudios transculturales en Latinoamérica” (1959) en colaboración; “La Escuela Cultural del Psicoanálisis” (1960); “Psicología Médica” (1966, 1967 y 1970), 3 tomos; “La Psicología Médica en la enseñanza de la medicina” (1968); “Psiquiatría” (1972 y 1977), 2 tomos; “Temas de Psiquiatría” (1973 y 1978), 2 tomos;  “Manual de Psiquiatría” (1974) y “Psiquiatría Transcultural” (1975), en colaboración. Entre sus cargos asistenciales figuraron: jefe de servicio del Hospital Psiquiátrico de Mazorra (1945-1950), jefe del Servicio de Medicina Psicosomática del Hospital Universitario “General Calixto García” (1950-1960), psiquiatra del Departamento de Higiene Mental (1960-1962) y otros.

Perteneció a las mas importantes sociedades psiquiátricas de Europa y América, presidió la Asociación de Psiquiatras de América Latina y fue experto para la salud mental de OPS/OMS.

Destacado dirigente médico gremial ocupó la presidencia del Colegio Médico Nacional de Cuba, de la Asociación Médica Mundial y de la Confederación Médica Panamericana. Fue vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba (1962-1981) y durante 21 años director del Instituto de Investigaciones Fundamentales del Cerebro y de su Centro para el Estudio de la Neurosis.

Fuente: Delgado García G. Bustamante O’Leary, Jose Angel (1911-1987)
Revista de Ciencias Médicas La Habana 2009;15(1)

Comentarios desactivados

Viernes 1 / agosto / 2014

Falleció el compañero José Antonio Gutiérrez Muñiz

Filed under: Obituario — Mirta Nuñez Gudas — agosto 1st, 2014 — 7:20 pm

Falleció el compañero José Antonio Gutiérrez Muñiz

Dr. Jose Antonio Gutiérrez Muñiz Este 1º de agosto, falleció en la capital, a la edad de 89 años, el combatiente, distinguido médico pediatra, profesor e investigador, Dr. José Antonio Gutiérrez Muñiz. Graduado de médico en 1951 comenzó a trabajar en Guantánamo, donde se vinculó a la lucha clandestina con el Movimiento 26 de julio. Al finalizar la guerra había alcanzado los grados de Capitán del Ejército Rebelde.

A partir de 1959 ocupó diferentes cargos que la dirección de la Revolución le asignó. Fue nombrado Ministro de Salud Pública en 1972, responsabilidad que desempeñó hasta 1979. Tuvo una destacada participación en la creación y ejecución del Programa de Reducción de la Mortalidad Infantil y en la proyección de importantes investigaciones. Aportó a más de medio centenar de publicaciones científicas, 90 ponencias en eventos nacionales y 25 internacionales.

Gutiérrez Muñiz era Doctor en Ciencias, Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba, Profesor Consultante e Investigador Titular y de Mérito de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.
Hombre comprometido con su tiempo, revolucionario fiel a sus ideas, mereció premios, distinciones y numerosas condecoraciones. Fue Fundador del Partido Comunista de Cuba.

Atendiendo a su voluntad el cadáver será cremado. Sus cenizas serán expuestas en ceremonia de homenaje póstumo que se realizará en el Consejo Nacional de Sociedades Científicas del Ministerio de Salud Pública, sito en calle 2 e/ 15 y 17, Vedado, municipio Plaza de la Revolución, el próximo lunes 4 de agosto a las 11 de la mañana.

Llegue a sus familiares y amigos el más sentido pésame.

Más información

Comentarios desactivados

Martes 5 / noviembre / 2013

Joaquín Llaverías Martínez (1875-1956)

Filed under: ¿Sabía que...? — Mirta Nuñez Gudas — noviembre 5th, 2013 — 10:59 am

Joaquín LlaveríasJoaquín Llaverías Martínez (1875-1956), escritor, investigador y archivero, natural de La Habana.

Dedicó 58 años de su vida a la conservación y difusión de la papelería del Archivo Nacional de Cuba. Fue director de esta institución y desarrolló una incansable labor en la formación de archiveros.  

A los veinte años era Bachiller en Artes y conocía el oficio de tipógrafo. Se incorporó a la insurrección armada, alcanzó el grado de Capitán del Ejército Libertador.

Incansable fue su labor en la formación de archiveros. En el año 1945, promueve la realización de los primeros cursos con asignaturas tales como: Paleografía y Diplomática, Arquivonomía, Historia de Cuba, Administración y Generalidades Bibliográficas que abarcaban una duración de ocho semanas.

Por el Decreto Ley No. 265 “Del Sistema Nacional de Archivos” se instituyó el 3 de noviembre como el “Día Nacional del Archivero Cubano”, en conmemoración al nombramiento oficial, en 1922, -por el entonces presidente de la República, Alfredo Zayas- de Joaquín Llaverías Martínez, como Director del Archivo Nacional de Cuba.

Colaboración de: Lic. María Vidal Ledo
Fuentes: Ecured. Archivo Nacional de la República de Cuba

Comentarios desactivados

Jueves 10 / octubre / 2013

Michael Ellis de Bakey (1908-2008)

Filed under: ¿Sabía que...? — Mirta Nuñez Gudas — octubre 10th, 2013 — 8:05 am

Michael Ellis de Bakey (1908-2008)
Michael de BakeyMédico y cirujano cardiovascular de Estados Unidos. El mismo año de su graduación como médico, en la Universidad de Tulane (1932), diseñó un aparato de bombeo que luego fue crucial en las operaciones a corazón abierto, como instrumento para mantener el flujo sanguíneo entre dicho órgano y los pulmones. Tres años más tarde se doctoró por la misma institución, trasladándose a Texas para ocupar la cátedra de cirugía de la Universidad Baylor. Ya en su nuevo puesto, desarrolló un método eficaz para el tratamiento de los aneurismas aórticos mediante la sustitución de los vasos sanguíneos dañados por injertos de otros conservados en congelación. En 1956 perfeccionó este último método al sustituir la técnica del injerto por la introducción de pequeños conductos de plástico. En 1963 anunció el primer implante con éxito de un mecanismo de asistencia cardíaca a un ser humano. Ese mismo año recibió el Premio Lasker, galardón médico más importante de Estados Unidos. En principio fue reacio a los trasplantes de corazón, más tarde, se convenció de su utilidad.

Comentarios desactivados

Older Posts »