Archive for the 'Enfoques'

Jueves 10 / mayo / 2012

Logros y perspectivas del trasplante de células hematopoyéticas en Cuba

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — mayo 10th, 2012 — 9:38 am

Logros y perspectivas del trasplante de células hematopoyéticas en Cuba
Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia. 2012; 28(2)
Revista Cubana Hematología, Inmunología y HemoterapiaEl Prof. José Carnot-Uría, Jefe del Grupo Nacional de Trasplante de Células Hematopoyéticas, en este editorial, publicado recientemente, realiza una valoración del camino histórico que ha transitado el trasplante de células hematopoyéticas (TCH) en Cuba en los últimos 25 años.

Hasta diciembre de 2010 se habían realizados en el país 323 TCH: 214 en el Hospital Hermanos Ameijeiras, 50 en el Instituto de Hematología e Inmunología, 23 en el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas y 36 en el Hospital Arnaldo Milián. Del total de trasplantes, 220 fueron autólogos, 2 singénicos y 101 alogénicos; las principales indicaciones han sido en linfomas (50 %), leucemia mieloide aguda (LMA) (30 %), leucemia mieloide crónica (LMC) (10%), y leucemia linfoide aguda (LLA) (5 %).

Los resultados del TCH constituyen una muestra del trabajo, el esfuerzo y la dedicación hacia esta actividad, de los equipos de trasplante de las diferentes instituciones hospitalarias y evidencian, además, el alto compromiso del gobierno a favor de la salud de la población al mantener de forma gratuita este costoso proceder, incluso en las etapas más difíciles del llamado período especial y en la actual coyuntura económica internacional.

En el presente número le invitamos a revisar, entre otros, los siguientes artículos:
Hemofilia II. Aspectos moleculares y de genética poblacional
Urgencias en Hematología. II. Extravasación de citostáticos
Células progenitoras hematopoyéticas de sangre de cordón umbilical

Comentarios desactivados

Martes 10 / abril / 2012

El Método Clínico, un factor clave en la Lucha por la Excelencia. Editorial

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — abril 10th, 2012 — 11:04 am

El Método Clínico, un factor clave en la Lucha por la Excelencia. Editorial
Dr. Benito Pérez Maza. Rev. Cubana de Salud Pública. 2012; 38(2)
Rev. Cubana de Salud PúblicaEl rescate del método clínico en todos los servicios de salud es, sin lugar a dudas, un elemento clave en el mejoramiento de la calidad de la atención médica a la que está convocado el Sistema Nacional de Salud de Cuba.
A decir del Profesor Benito Pérez Maza en este Editorial que hoy recomendamos, el análisis de los efectos de su aplicación va más allá de los que se derivan de la buena atención médica, que es su objetivo principal, sino que repercute en la satisfacción de pacientes y familiares, favorece que las indicaciones para el uso de medios y servicios sean las adecuadas para lograr el diagnóstico y con ello se reducen los gastos innecesarios y se logra además, las indicaciones terapéuticas y medicamentosas para recuperar la salud al máximo posible.

El método clínico, es factor clave para mejorar la calidad, la eficiencia, la efectividad, la satisfacción con la atención médica y con ello alcanzar victorias en la Lucha por la Excelencia.

Comentarios desactivados

Miércoles 28 / diciembre / 2011

Dengue hemorrágico

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — diciembre 28th, 2011 — 3:22 pm

Treinta años después de la epidemia cubana de dengue hemorrágico en 1981
Dra. C. María G. Guzmán Tirado. Revista Cubana de Medicina Tropical. 2012; 64(1)
Revista Cubana de Medicina TropicalLa doctora María Guadalupe Guzmán Tirado es una reconocida figura en el campo de la virología médica y se ha dedicado fundamentalmente al estudio del dengue, una enfermedad infecciosa viral adquirida a través de un vector: el mosquito Aedes aegypti, que trasmite también la fiebre amarilla. Sus investigaciones sobre el virus han tenido una amplia repercusión mundial que no ha podido ignorarse por aquellos que siguen atentamente el desarrollo de la ciencia mundial. En el año 2005, la revista Science, en ocasión del 125 aniversario de vida de esa publicación, decidió dar a conocer una serie de científicos de talla mundial y correspondió a Cuba el honor de tener a la Dra. Guzmán entre ellos.
En el presente trabajo la autora describe que en 1981, Cuba produjo la primera epidemia de dengue hemorrágico en las Américas, en la cual se reportaron más de 344 203 enfermos, con 10 312 casos graves y muy graves, y 158 fallecidos. En los 30 años posteriores a la epidemia, las acciones de vigilancia, control, e investigaciones realizadas han permitido que el país se mantenga libre de dengue aunque se han reportado epidemias y transmisiones que han sido interrumpidas. En este trabajo, se resumen aspectos de interés relacionados las epidemias y con la vigilancia de laboratorio y los resultados de algunas de las investigaciones realizadas.
A diferencia de la mayoría de los países de la región, Cuba ha sido capaz de mantenerse libre de dengue como una enfermedad endémica. Las epidemias y transmisiones ocurridas han sido interrumpidas. El país ha seguido los 5 principios básicos que la OMS/OPS recomiendan para el enfrentamiento del dengue siendo la voluntad política el pilar fundamental y promotor del éxito obtenido. No obstante, la creciente complejidad de la situación epidemiológica del dengue en la región y el amplio y creciente intercambio que Cuba mantiene con países endémicos incrementan el riesgo. En este contexto, el país trabaja en el fortalecimiento y mejoramiento de sus programas.
La aplicación de los resultados científicos obtenidos y la continua y creciente colaboración internacional deben desempeñar un papel fundamental para el mejor enfrentamiento del dengue.

Comentarios desactivados

Viernes 16 / diciembre / 2011

El método clínico: muerte y resurrección

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — diciembre 16th, 2011 — 9:41 am

El método clínico: muerte y resurrección
El último artículo del Profesor Ilizástigui: “El método clínico: muerte y resurrección”
fidel-ilizastiguiEl  profesor Fidel Ilizástigui Dupuy -FID- (1924-2005) fue uno de los grandes clínicos cubanos del pasado siglo, se distinguió en el campo de la educación médica por sus contribuciones teóricas y realizaciones factuales, como el diseño de los planes y programas de estudios de las carreras de ciencias médicas después del triunfo de la Revolución (1).

Estudió en la Facultad de Medicina -entonces única en el país- de la Universidad de La Habana, en la cual  ingresó en 1944 y egresó en 1951, para continuar estudios de postgrado -la residencia en Medicina Interna- en el Hospital Universitario “Calixto García”, donde se formó como médico y clínico en uno de los entonces legendarios servicios de clínica, “la sala Clínica Bajos”, regenteado por el profesor Pedro Iglesias Betancourt (2).

FID constituye un genuino paradigma formativo para los profesionales cubanos de la salud, en su condición de Profesor Titular, Profesor de Mérito, Doctor en Ciencias, especialista y figura relevante de la Medicina Interna, de su sociedad científica y de su Grupo Nacional, fundador de la Sociedad Cubana de Educadores en Ciencias de la Salud, Vicerrector de la Universidad de La Habana y del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana, preclaro pensador como médico y educador, con gran firmeza política e ideológica, plenamente identificado con la filosofía y praxis de nuestra revolución y del Comandante en Jefe.

Como es sabido la medicina clínica es la que tiene al individuo como objeto de estudio, la dimensión familiar y de población para ella quedan contextuales. El método clínico es entonces la aplicación del método científico al estudio de ese objeto. La clínica y su método no se aprenden en las aulas, laboratorios y bibliotecas reales o virtuales, que desempeñan una función complementaria al núcleo de su aprendizaje, que es la implicación de los educandos en los procesos de atención médica, en los escenarios reales donde transcurre. El profesor tiene principalmente una función paradigmática, servir de modelo profesional a los estudiantes y también de orientación y dirección de su aprendizaje (3).

FID y el profesor Luís Rodríguez Rivera, su gran amigo y compañero formado también en “Clínica Bajos”, acometieron la tarea de actualizar conceptualmente en nuestro país <el método clínico> mediante una monografía (4) que adquirió rápida popularidad y contribuyó a su utilización desplegada en el orden docente, en vez de manera implícita cómo comúnmente se hacía hasta entonces.

Incapacitado ya por la enfermedad que le afectara en el año 2000, una hemorragia cerebral intraparenquimatosa, sin ser hipertenso ni diabético  -por amiloidosis de vasos cerebrales- y su secuela invalidante, el manuscrito de su último trabajo sobre el método clínico que tituló “El método clínico: muerte y resurrección” quedo sin publicar pendiente, de conformación como artículo científico. A solicitud de los directores de dos revistas médicas interesadas en su rescate, acometí la tarea de  revisar y <armar> como publicación esta su última contribución teórica en vida (5) (6).  

Encuentro particularmente interesante como FID abordó la relación médico-paciente como relación epistemológica sujeto-objeto y su consideración acerca de  la limitación del enfoque clásico lógico-positivista actualmente en boga que excluye de la realidad que debe ser diagnosticada el mundo interior del paciente y al médico mismo (su personalidad y autopercepción) y su propuesta como alternativa de adoptar un enfoque diagnóstico incluyente de ambos polos epistemológicos (sujeto-objeto), dentro de la circularidad hermenéutica, que denominó el “diagnóstico hermenéutico”.

Dr. José A. Fernández Sacasas
MsC. Profesor Titular y Consultante de Medicina, especialista 2º grado, Presidente Sociedad Cubana de Educadores en Ciencias de la Salud.
La Habana, 1 de Diciembre de 2011
Año 53 de la Revolución
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
(1) Fernández Sacasas JA, “El legado del profesor Fidel Ilizástigui a la educación médica para el siglo XXI”, Educ. Méd. Sup. 2009; 23(1) 
(2) Fernández Sacasas JA, Prólogo al libro “Diagnóstico y tratamiento en medicina interna” / Ernesto Vicente Peña et al. – La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2011.
(3) Fernández Sacasas JA, La formación clínica de los estudiantes en Cuba (Editorial), revista electrónica Edumecentro 2011;3(1)
(4) Ilizástigui Dupuy F, Rodríguez Rivera L. El método clínico (folleto impreso). La Habana: MINSAP; 1989.
(5) Ilizástigui Dupuy F.,  El método clínico: muerte y resurrección. Ateneo 2000;1(2):89-99.
(6) 18. Ilizástigui Dupuy F. El método clínico: muerte y resurrección. Educ Méd Super 2000;14(2):109-27.

BIBLIOGRAFÍA  ELEGIBLE
– Ilizástigui Dupuy F. De la incoordinación a la integración de los estudios médicos. Rev Educ Superior, 1971.
– Ilizástigui Dupuy F, Rodríguez Rivera L. El método clínico (folleto impreso). La Habana: MINSAP; 1989.
– Ilizástigui Dupuy F. Educación en el Trabajo como principio rector de la Educación Médica Cubana. En: Taller Nacional “Integración de la Universidad Médica a la organización de salud” (edición mimeográfica). La Habana; mayo 1993.
– Ilizástigui Dupuy F. Medicina y Psicología (1974). En: Salud, Medicina y Educación Médica. La Habana: Ciencias Médicas; 1985. p. 101-18.
– Ilizástigui Dupuy F, Factores que convulsionan la educación médica, 1985 (folleto impreso).
– Ilizástigui Dupuy F. Palabras de agradecimiento al recibir el titulo de Profesor de Mérito del ISCM-H. En “Conferencia integrada la universidad Latinoamericana y la salud de la población” de facultades y escuelas de salud de la UDUAL. La Habana; Palacio de las Convenciones; Junio 1991. p. 202-5.
– Ilizástigui Dupuy F y Douglas R. La Formación del Médico General Básico en Cuba. Educ Med Salud, Vol. 27, No. 2, 1993.
– Ilizástigui Dupuy F. La Ciencia Clínica como Objeto de Estudio. Bol  Ateneo Juan Cesar Gracia 1996; 4(1-2):7-24.
– Ilizástigui Dupuy F. La formación de los estudiantes de las carreras y de las residencias de los profesionales de la salud. Conferencia pronunciada en el ISCM-SC, Nov. 1996. Disponible en: http://files.sld.cu/sccs/files/2010/10/educacion-medica-pre-y-posgrado.pdf
– Rodríguez Rivera L. La clínica y su método: reflexiones sobre dos épocas. Madrid: Díaz de Santos; 1999. p. 131
– Espinosa Brito AD. La unicidad en la diversidad. Factores en cuestión. Bol Ateneo Juan Cesar García 1996; 4 (1-2):93.
– Espinosa Brito AD. La clínica y la Medicina Interna. Apuntes históricos y proyecciones, premio Medintern 2006.
– Llorens J. El juicio ético, un componente obligado en la atención médica. Ateneo 2000; 1 (1): 43-9.
– Moreno Rodríguez MA, El arte y la ciencia del diagnóstico. Principios seculares y problemas actuales. La Habana: Científico Técnica; 2001.
– Molerio Sáez LE, Enseñanza del método clínico, (material bibliográfico) Maestría Educación Médica. La Habana: ENSAP; 2004.
– Fernández Sacasas JA. Los paradigmas médicos y la práctica de la medicina clínica, En Simposio “La Clínica a las puertas del Siglo XXI”. Bol Ateneo Juan Cesar García 1996;4 (1-2):72-78.
– Fernández Sacasas JA. Sinopsis histórica de la Clínica y su enseñanza. En: Arteaga Herrera J, Fernández Sacasas JA. Manual de la Enseñanza de la Clínica, Biblioteca de Medicina Tomo XXXII. Bolivia: Facultad de Medicina, UMSA: (2000). p. 14-19.
– Fernández Sacasas JA. Consideraciones sobre la enseñanza objetiva de la medicina. Panorama Cuba y Salud 2008, 3(2):4-8.
– Fernández Sacasas JA, Conferencia internacional Educación Médica para el siglo XXI. El legado del profesor Fidel Ilizástigui a la educación médica para el siglo XXI. Rev. Educación Médica Superior. 2009; 23(1).
– Entrevista realizada al Dr. José A. Fernández Sacasas sobre el proceso formativo del médico a partir de 1985, Edumecentro 2010;1(1)
– Fernández Sacasas JA, El binomio Fidel Ilizástigui Dupuy/Luís Rodríguez Rivera: Un paradigma en la formación clínica de los estudiantes de Ciencias Médicas en Cuba.Rev cub medicina 2011;50(2):222-231
– Fernández Sacasas JA, La formación clínica de los estudiantes en Cuba (Editorial), revista electrónica Edumecentro 2011;3(1)
– Fernández Sacasas JA y JA de la Osa, Diálogo abierto sobre el Método Clínico. Diario Granma, 14 Enero 2011, pág. 3
– Arteaga Herrera JJ, Fernández Sacasas JA. El método clínico y el método científico. En: Enseñanza de la Clínica. Tomo XXXII. La Paz: Biblioteca de medicina; 2000. p. 129.
– Vidal Ledo M, Fernández Sacasas JA. La enseñanza de la clínica: Reflexiones sobre el tema. Educ med super [articulo en linea]. 2005 Jun. [citado Ago. 21 2010] 19(2): 1-1. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21412005000200010&script=sci_arttext.

Comentarios desactivados

Jueves 17 / noviembre / 2011

Calidad de las guías de práctica clínica cubanas

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — noviembre 17th, 2011 — 10:40 am

Calidad de las guías de práctica clínica cubanas
Toledo Fernández AM, Cabrera Cruz N,  Arteaga García A, Mejías Sánchez Y. Rev. Cub. Salud Pública. 2011;37(3):349-358.
Rev. Cubana de Salud PúblicaLas Guías de Práctica Clínica (GPC) no son protocolos, ni procedimientos, ni guías clínicas, no son estándares o normas, ni son  las Buenas Prácticas Clínicas. Las guías son recomendaciones para la actuación en determinadas circunstancias clínicas y deben ser  adaptadas a las condiciones reales para su aplicación, la tendencia  actual se dirige a la elaboración de GPCs basadas en evidencias pues éstas se apoyan en un análisis exhaustivo y sistemático de la literatura científica que garantiza resultados rigurosos y confiables, y minimiza los sesgos en las recomendaciones que propone.
La situación actual de la calidad de las GPC en Cuba ha sido abordada en el presente informe, publicado por la Dra. Ana Margarita Toledo como autora principal quien se desempeña como metodóloga de la Dirección Nacional de Ciencia y Técnica.
Les proponemos además acceder al sitio Evidencias y Salud  que hace referencia a importantes aspectos conceptuales y metodológicos en torno a las GPCs.

Comentarios desactivados

Domingo 3 / abril / 2011

Lugar y papel del método clínico

Filed under: Enfoques — Mirta Nuñez Gudas — abril 3rd, 2011 — 4:12 pm

Lugar y papel del método clínico
Pérez Lache N. Revista Cubana de Medicina. 2011; 50(1)
Néstor Pérez LacheEl origen del método clínico está indisolublemente ligado al de la relación médico-paciente, constituye su esencia más profunda. A partir de esta relación, se pauta este método, donde queda definido el papel del médico como sujeto del conocimiento y el papel del enfermo o paciente como objeto de ese conocimiento. La unidad dialéctica sujeto-objeto resulta imprescindible para el desarrollo de cualquier tipo de conocimiento humano. En la relación médico-paciente, el conocimiento surge y se desarrolla como proceso diagnóstico de la enfermedad que afecta al paciente, solo cuando se emplea el método clínico.

No responses yet

« Newer Posts - Older Posts »