La anestesia epidural en Cuba

Posted at — Mirta Nuñez Gudas — enero 16th, 2020 — 5:00 am under ¿Sabía que...?

Pío Manuel Martínez CurbeloHoy en día no se concibe un anestesiólogo que no practique la anestesia epidural de forma rutinaria. En las clínicas de Tratamiento del Dolor su utilización es habitual, todo ello gracias al marcado desarrollo que dicha técnica alcanzó desde sus inicios en 1901 cuando dos médicos franceses, Jean-Athanase Picard y Francoise Cathelin, de forma independientemente el uno del otro, inyectaron soluciones de cocaína a través del hiato sacro para tratar el lumbago.

Veinte años después Fidel Pagés, un cirujano español, describió que el espacio epidural podía ser abordado desde la región lumbar. Sin embargo, ante su muerte prematura el trabajo quedó interrupto y cayó en el olvido hasta 1933, año en el que el cirujano italiano Mario Dogliotti informó haber realizado exitosamente operaciones abdominales con el empleo de la anestesia epidural por vía lumbar con una sola dosis de anestésico.

La literatura científica sostiene que los descubrimientos de técnicas anestésicas no se han debido nunca a la casualidad o a un hecho fortuito, sino que históricamente se han producido como respuesta a mucho trabajo investigativo experimental o a una sistemática observación clínica.

Este es el caso de cómo se descubrió la técnica de la anestesia epidural continua por vía lumbar que revolucionó en su momento el arte de los procederes neuroaxiales de la segunda mitad del siglo XX, no solo por el aporte de un procedimiento eficiente, seguro y de aplicación en todos los procederes anestésico-quirúrgicos de larga duración, sino que sentó las bases de la factibilidad de la analgesia continua en todo tipo de dolor agudo y crónico, somático ó neurovascular, incluidos los tratamientos analgésicos paliativos de los dolores por cáncer.

Quien descubrió e introdujo mundialmente esta técnica fue una figura latinoamericana que recibió en su tiempo el reconocimiento internacional, pero que sin embargo es poco conocido y reconocido como tal por las nuevas generaciones de anestesiólogos, incluso, por los que han hecho de la anestesia y la analgesia epidural continua su técnica preferida para toda suerte de procederes.

Esa gloria correspondió y corresponde al Dr. Pío Manuel Martínez Curbelo, uno de los primeros médicos cubanos que escogió a la anestesiología como su profesión y especialidad.

El Dr. Pío Manuel Martínez Curbelo nació en Nueva Paz, La Habana, el día 5 de junio de 1906. Con posterioridad, sus padres se trasladaron a la capital del país donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Recibió el título de Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana el 24 de septiembre de 1923 e ingresó ese mismo año en la Facultad de Medicina y Farmacia de la Universidad de La Habana, donde se graduó de Doctor en Medicina con notas sobresalientes el 12 de julio de 1929.

Obtuvo por concurso de oposición plaza de Médico Anestesista en el Hospital Universitario “General Calixto García”, centro donde desarrolló sus inquietudes iniciales de innovador y las investigaciones y observaciones clínicas que le llevaron posteriormente a desarrollar la técnica de la anestesia epidural continua lumbar segmentaria con catéter ureteral.

Su espíritu innovador lo demostró tempranamente en 1933 al describir y proponer una modificación a la técnica del bloqueo del plexo braquial descrita por Kulenkampf. La modificación que propuso consistió en abordar el plexo braquial por vía supraclavicular en el punto que el plexo cruza por detrás de la clavícula y por encima de la primera costilla (plana) que le sirve de escudo ante el paso de la aguja y disminuye la posibilidad de puncionar el pulmón.

Posteriormente realiza por primera vez la introducción de un catéter ureteral en el espacio epidural lumbar el 13 de enero de 1947 en el Hospital de Emergencias de La Habana en una paciente femenina de 40 años de edad aquejada de un quiste gigante de ovario.

A partir de ese momento fue reconocido mundialmente como el pionero de la anestesia peridural continua segmentaria. La aplicó exitosamente en la analgesia del trabajo de parto en el Hospital “Maternidad Obrera” de La Habana y en su práctica privada.

El Dr. Pío Manuel Martínez Curbelo representó a Cuba en prestigiosos escenarios internacionales. Hombre firme, inconforme siempre con lo establecido y con lo mal hecho, su hacer profesional fue pródigo en su corta vida pues falleció a los 56 años de edad en La Habana el 10 de mayo de 1962, al sufrir una hemorragia cerebral intraparenquimatosa no traumática producto de la hipertensión arterial severa que lo aquejaba desde hacía unos años. Eventualmente, se encontraba trabajando en mejorar la técnica de la anestesia raquídea continua.

Una anécdota típica de su carácter, relatada por el Dr. González Varela, Delegado Oficial de Argentina ante el Congreso de Schveningen, cuenta que al izarse en los jardines del Hotel Kurhaus Palace las banderas de los países fundadores de la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos (WFSA), Martínez Curbelo notó que faltaba la de su país, Cuba, la pequeña isla del Caribe.

Los organizadores le dijeron que no la tenían. Tomó un taxi y se dirigió a la Embajada Cubana en La Haya, consiguió una bandera y regresó al lugar de la ceremonia pero ya ésta había terminado. Con la ayuda de un empleado trepó a lo alto del mástil y puso a ondear nuestra enseña nacional.

Edición: Lic. Tania izquierdo Pamias y Dra. Mirta Núñez Gudás

Fuentes y referencias:

- La anestesia epidural continua por vía lumbar. Antecedentes y descubrimiento. Dr. Humberto Sainz Cabrera, Dr. J. Antonio Alderete, Dr. Carlos Vilaplana Santaló. Rev Cub Anest y Reanimación (2007) Vol. 6 Sept – Dic.

- Manuel Martínez Curbelo, universitario brillante y anestesiólogo universa. Dr. Carlos Antonio Vilaplana Santaló. Rev Cub Anest y Reanimación (2017) Vol. 16 May – Agos.

- Pío Manuel Martínez Curbelo. Ecured

No responses yet