Últimos días de la viruela en el mundo

Posted at — Mirta Nuñez Gudas — octubre 25th, 2019 — 12:15 am under ¿Sabía que...?

viruela

A fines de 1975, Rahima Banu, una niña de tres años de Bangladesh, fue la última persona en el mundo que enfermó de viruela mayor de manera natural y la última persona en Asia en tener viruela activa. La pequeña fue aislada en casa, custodiada durante las 24 horas del día para evitar contacto con otras personas, hasta que superó la etapa infecciosa de la enfermedad.

En aquel momento se implementó de inmediato una campaña de vacunación de casa en casa dentro de un radio de 1,5 millas alrededor de su hogar. Durante la misma, un miembro del equipo del Programa de Erradicación de la Viruela visitó cada casa, cada área de reunión pública, escuelas y curanderos tradicionales. También se ofrecieron recompensas a cualquiera por informar un caso de viruela.

El brote no se extendió.

Dos años después, Ali Maow Maalin de 23 años fue la última persona que adquirió naturalmente la viruela causada por Variola virus menor, variante menos común de esta infección. Maalin era cocinero de un hospital en Merca, Somalia. El 12 de octubre de 1977, acompañó a dos pacientes con viruela en un vehículo desde el hospital hasta la oficina local de viruela. El 22 de octubre desarrolló fiebre. Al principio le diagnosticaron malaria y luego varicela. El personal de erradicación de la viruela le diagnosticó correctamente la viruela el 30 de octubre.

Maalin fue aislado y se recuperó por completo. Murió de malaria el 22 de julio de 2013 mientras trabajaba en la campaña de erradicación de la poliomielitis.

Janet Parker, fotógrafa y médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Birmingham en Inglaterra, fue la última persona en morir de viruela. Corría el año 1978 y Parker trabajaba un piso por encima del Departamento de Microbiología Médica donde se realizaban investigaciones sobre la viruela. Se enfermó el 11 de agosto y desarrolló una erupción cuatro días después, pero no fue diagnosticada con viruela hasta 9 días después.

Janet murió el 11 de septiembre de 1978. Su madre, que la estaba cuidando, desarrolló viruela el 7 de septiembre, a pesar de haber sido vacunada el 24 de agosto. Una investigación realizada después sugirió que Janet Parker había sido infectada a través de una ruta aérea por el sistema de conductos del edificio de la escuela de medicina o por contacto directo mientras visita el corredor de microbiología.

Se desconoce el origen de la viruela. Se cree que la viruela se remonta al Imperio Egipcio alrededor del siglo III a. C., basada en una erupción cutánea similar a la viruela encontrada en tres momias. La primera descripción escrita de una enfermedad que se parece claramente a la viruela apareció en China en el siglo IV EC (Era común). Las primeras descripciones escritas también aparecieron en India en el siglo VII y en Asia Menor en el siglo X.

La viruela es una enfermedad contagiosa, capaz de desfigurar y a menudo, mortal. Los primeros síntomas de la viruela suelen aparecer de 10 a 14 días después de contraer la infección. Durante el período de incubación de 7 a 17 días, la persona se siente sana y no infecta a los demás. Después del período de incubación, se da la repentina aparición de los signos y síntomas parecidos a los de la influenza. Algunos de ellos son:

⋅ Fiebre

⋅ Malestar general

⋅ Dolor de cabeza

⋅ Fatiga intensa

⋅ Dolor de espalda intenso

⋅ Vómitos, posiblemente

Unos pocos días después, unas manchas rojas y planas aparecen en la cara, las manos y los antebrazos, y más tarde en el tronco. En el lapso de uno o dos días, muchas de estas lesiones se tornan pequeñas ampollas llenas de un líquido transparente que luego se convierte en pus. Las costras comienzan a formarse entre ocho y nueve días después, y tarde o temprano se caen y dejan cicatrices profundas.

La mayoría de las personas que contraen viruela sobrevive. Sin embargo, algunas variedades raras de viruela son casi siempre mortales. Estas formas más graves afectan, con mayor frecuencia, a embarazadas y personas con el sistema inmunitario afectado. Las personas que se recuperan de la viruela por lo general tienen cicatrices intensas, especialmente en la cara, los brazos y las piernas. En algunos casos, la viruela puede provocar ceguera.

Este virus puede transmitirse de diferentes maneras:

⋅ Por vía natural, directamente de una persona a otra

⋅ Indirectamente de una persona infectada

⋅ Mediante artículos contaminados

⋅ Potencialmente, como arma terrorista

No existe cura para la viruela. Pero sí existe una vacuna preventiva, la cual fue una herramienta clave en la erradicación de la enfermedad. Esta vacuna no contiene el virus de la viruela, sino un virus estrechamente relacionado llamado Vaccinia. Cuando esta vacuna se administra a humanos, los protege contra la viruela. Sin embargo, puede tener efectos secundarios raros, pero graves, que en casos extremos pueden ser fatales.

Como ya se erradicó la viruela, no se recomienda incluirla en la inmunización de rutina. Se utiliza para proteger a los especialistas que aún trabajan en investigaciones con el virus que causa la viruela y otros de su misma familia (conocidos como virus de la ortopox). También podría usarse para proteger a cualquier otra persona que se considere que tiene un alto riesgo de exposición a la viruela. La vacuna no se puede usar en personas inmunodeprimidas o inmunodeprimidas.

Esta enfermedad sembró el terror durante siglos y causó la muerte de millones de personas. A finales de los años sesenta, la viruela era aún endémica en África y Asia.

En 1959, la Organización Mundial de la Salud (OMS) inició un plan para librar al mundo de este mal. Desafortunadamente, esta campaña de erradicación mundial no fue efectiva por la falta de fondos, personal y compromiso de los países, así como por la escasez de donaciones de vacunas. A pesar de sus mejores esfuerzos, la viruela todavía estaba extendida en 1966, causando brotes regulares en varios países de América del Sur, África y Asia.

El Programa Intensivo de Erradicación comenzó en 1967 con la promesa de renovados esfuerzos. Esta vez, los laboratorios en muchos países donde la viruela ocurría regularmente (países endémicos) pudieron producir más vacunas liofilizadas de mayor calidad. Otros factores también jugaron un papel importante en el éxito de los esfuerzos intensificados, incluido el desarrollo de la aguja bifurcada, el establecimiento de un sistema de vigilancia para detectar e investigar casos, y campañas de vacunación masiva, por nombrar algunos.

Para cuando comenzó este Programa en 1967, la viruela ya había sido eliminada en América del Norte (1952) y Europa (1953), dejando América del Sur, Asia y África (la viruela nunca se había extendido en Australia). El programa hizo progresos constantes para librar al mundo de esta enfermedad, y en 1971 la viruela fue erradicada de Sudamérica, seguida de Asia (1975) y finalmente África (1977).

Las campañas de vacunación, la vigilancia y las medidas de prevención emprendidas para contener los focos epidémicos, así como la mejor información suministrada a las poblaciones afectadas, fueron todas ellas estrategias utilizadas para combatir la enfermedad.

En mayo de 1980, en una reunión histórica, la Asamblea Mundial de la Salud declaró solemnemente que se había alcanzado el «objetivo cero»: la viruela había sido erradicada de la tierra.

Esta es la primera enfermedad totalmente vencida por el hombre, gracias a una acción mundial, concertada mediante un plan con asignación de recursos, metas fijadas, programas de vacunaciones y técnicas de vigilancia de casos. Este hecho constituye un ejemplo admirable de lo que se puede conseguir cuando todas las naciones del mundo aúnan sus esfuerzos en pos de un mismo logro.

Edición: Lic. Tania izquierdo Pamias y Dra. Mirta Núñez Gudás

Fuentes y referencias::

BBC News. El misterio y la tragedia que dejó la última víctima mortal de la viruela en el mundo. Monica Rimmer. 26 agosto 2018

OMS. El Programa de Erradicación de la Viruela (1966-1980). Mayo de 2010

OMS. Temas de salud. Viruela

WHO. Frequently asked questions and answers on smallpox

– CDC. Smallpox

Mayo Clinic. Atención al paciente e información médica. Enfermedades y afecciones. Viruela

* La editora se hace responsable de las traducciones realizadas a las fuentes de referencia.

No responses yet