El médico de los pobres

Posted at — Tania Izquierdo — enero 1st, 2019 — 8:00 am under ¿Sabía que...?

Dr. Armando Carnot VeunlensEl 13 de enero de 1884, vió la luz en Matanzas, la Atenas de Cuba, Armando Carnot Veunles, devenido en médico y quien dedicó su carrera profesional a brindarle salud a los más necesitados. Hijo del cirujano dentista Alfredo Carnot D’Lisle, uno de los auxiliares más poderosos que tenía el Comité Revolucionario de Matanzas, y de Adolfina Veunlens Missimilly, ambos de descendencia francesa, nació en la calle Manzano, no. 42 esquina Jovellanos.

Cursó los primeros estudios en el colegio de los doctores Domingo Russinyol y Alberto E. Molina, y más tarde, en 1901, obtiene el título de bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza, de su ciudad natal.

Después de graduado, elige la carrera de Cirugía Dental, igual que su padre, culminándola el 1º de julio de 1905, título que profesa como interno en el hospital número 1 de La Habana. Dos años más tarde, el 24 de junio de 1907, recibe su segundo título en Doctor en Medicina, comenzándo a ejercer como tal en el hospital Santa Isabel, de la ciudad de Matanzas, actual Hospital Clínico Quirúrgico ¨José Ramón López Tabrane¨. Sin abandonar la posición de médico institucional y privado, en 1910, ocupa una plaza como profesor de Calistenia, en el Instituto de Segunda Enseñanza.

La práctica de la medicina en la ciudad de Matanzas durante la primera mitad del siglo pasado estaba caracterizada, entre otras cosas, por la comercialización y el poco empeño para solucionar los problemas de salud de la inmensa mayoría del pueblo. Los adelantos científicos introducidos en aquellos años satisfacían, fundamentalmente, las demandas de la clase elite de la sociedad. A pesar de todo, es indudable que estos aportes repercutieron favorablemente en el desarrollo de las ciencias médicas de entonces, período matizado por frecuentes crisis política.

En este contexto no pocos profesionales, de diferentes especialidades de la medicina, van a descollar por sus valiosas contribuciones científicas y humanas que los van a hacer acreedores de renombre en el ámbito médico, tanto en nuestra ciudad como en el país. Entre ellos, Armando Carnot Veunlens se destaca en particular no sólo por sus aportes científicos, que fueron poco reconocidos, sino por su amplia labor humana.

Muy profundo caló en la conciencia popular la labor de este hombre, honesto en su trayectoria vital e insigne en el ejercicio de su profesión. En 1916, el doctor Carnot ganó, por amplio margen, la alcaldía municipal de Matanzas. Fue reconocido desde entonces como el Médico de los Pobres por su generosa dedicación a la salud de las capas más desfavorecidas de la sociedad y su prestigio profesional, alcanzado a golpes de magnánimos esfuerzos, le llevó a ese cargo público.

El haberse convertido de profesional de la medicina en alcalde, generó contradiciones en sus contemporáneos. Unos destacaron las obras emprendidas por él en pos de sus conciudadanos, y otros cuestionaron su posición bajo el criterio de que un médico de las clases humildes no debería ser nunca político.

Sus enfrentamientos al proceder de corrompidos políticos fueron agudizados durante el gobierno del presidente Gerardo Machado, lo que constituyó motivo suficiente para intentar tergiversar su imagen como alcalde. La opinión pública fue manipulada insesantemente con esos fines, como ocurrió con el caso del crimen de la niña Cecilia en el año 1919, donde se inculpó al doctor Carnot.

La experiencia de Armando Carnot Veunles como profesional de la medicina ha sido marginada y hoy se ignoran sus importantes aportes en este campo. Las revistas médicas conservadas en el Departamento de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial ¨Gener y del Monte¨ conservan los siguientes artículos escritos por él:

- Monstruos dobles parasitarios. Tipo heteradelfo (parto gemelo con uno parasitario).
– Casos de embarazos extrauterinos.
– El enezol en la sífilis.
– Observación sobre histerectomía vaginal.
– Notas sobre una operación en el hospital civil, con el título Así se da una clínica en París.
– Úlcera gástrica sifilítica.
– Casos tratados con el yodo bismutazo de quina.

No puede dejar de mencionarse su papel en el descubrimiento del suero contra hemorragias.

El Dr. Carnot murió el 26 de septiembre de 1926, durante un viaje de regreso de La Habana a Matanzas, después de haberse reunido con el presidente de la república Gerardo Machado, quien quiso convencerlo de que no aspirara a la alcaldía de Matanzas ofreciéndole otra posición, la de Ministro de Salubridad. Carnot no aceptó.

En las actas queda registrado que falleció por envenenamineto.

Edición: Lic. Tania izquierdo Pamias

Fuentes bibliográficas:

- Tápanes Galvan William. Brief overview of Dr. Armando Carnot Veunlens: the Physician of the Poor. Rev. Med. Electrón. [Internet]. 2010 Oct [citado 2018 Dic 10] ; 32( 5 )

No responses yet