Profesor Hilario Gómez Barry

Posted at — Mirta Nuñez Gudas — noviembre 7th, 2012 — 3:54 pm under Obituario

Profesor Hilario Gómez Barry (1923-2012)

Hilario Gómez BarryEl pasado 5 de noviembre, a los 87 años de edad y tras una prolongada enfermedad que lo separó de sus actividades docentes y asistenciales desde hace algún tiempo, falleció el profesor Hilario Gómez Barry, maestro de muchas generaciones de patólogos  cubanos y figura ilustre de la medicina cubana.

Hombre de extraordinaria capacidad intelectual, de  profundos y vastos conocimientos en el terreno de la anatomía patológica y de cualidades docentes que lo distinguían de manera muy especial como profesor en las aulas universitarias deja un vacío sumamente difícil de llenar.

Tres de los libros confeccionados por el Dr. Gómez Barry constituyeron los textos oficiales de la asignatura de anatomía patológica de la Universidad de la Habana durante el periodo 1964-1969. Fue fundador del Instituto de Nefrología, en 1968, y pionero en la introducción de las  técnicas de microscopia electrónica especialmente aplicadas a la nefropatología. La historia de nuestra medicina deberá hacer constar el aporte del   profesor en los avances  diagnósticos  de las enfermedades renales en general y de las patologías  glomerulares en particular. 

A su sepelio  junto a familiares, discípulos y compañeros de labor,  asistieron el Dr. Roberto González Martín, viceministro del Ministerio de Salud Pública, el Dr. Humberto Olivera García, Director General del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón y el Dr. Guillermo Guerra Bustillo, director del Instituto de Nefrología y el Dr. Jorge González Pérez, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana quien realizó la despedida del duelo

En la despedida del duelo el Prof. Dr. Jorge González Pérez, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, expreso: “El Prof. Dr. Hilario Pedro Manuel Gómez Barry nació el 26 de noviembre de 1925 en Alquízar, La Habana, graduándose de Doctor en Medicina en 1950 en la Universidad de La Habana, ocupando por oposición la plaza de residente en Anatomía Patológica en el Hospital “General Calixto García” en 1952 hasta culminar la especialidad en 1955. En ese mismo período ejerció como maestro de la enseñanza primaria, luego de Secundaria y por último en la Escuela Normal de Maestros hasta 1961.

Simultáneamente se incorpora a la docencia médica desde 1951 como Instructor en la Cátedra de Clínica Médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, y asume la responsabilidad de Titular en 1960, como Fundador del profesorado revolucionario, aunque su nombramiento no se hizo hasta 1962.

Era especialista de Segundo Grado en Anatomía Patológica desde 1967 y ostentaba el Grado Científico de Doctor en Ciencias desde 1985. Poseía la categoría de Profesor Consultante del Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana desde 1998. 

En su vida administrativa ocupó siempre la responsabilidad de Jefe de Departamento de Anatomía Patológica, en 1960 en el Hospital “General Calixto García”, después en el Hospital “Joaquín Albarrán”, y por último, desde 1984, en el Instituto de Nefrología.

Era Investigador Titular desde 1981 y en su currículo aparecen innumerables investigaciones científicas, varias publicaciones en libros, así como monografías en revistas nacionales y extranjeras.

Uno de sus grandes logros fue el desarrollo y actualización de la “Patología Nefrourológica” en nuestro país, donde tuvo importantes aportes, y le cabe el mérito histórico de haber sido el primer patólogo cubano en desarrollar la microscopía electrónica en Cuba.

Ostentaba, entre otras, las Medallas “José Tey” y “Manuel Fajardo”, y en septiembre del año 2003 le fue conferida la condición de Profesor de Mérito de nuestra Universidad.

Precisó, finalmente, que al Profesor Gómez Barry, como pionero en alguna de las ramas de las ciencias en su especialidad, como figura ilustre de la medicina cubana, como maestro consagrado y sencillo, sólo podemos despedirlo pidiendo que descanse con tranquilidad, pero con la tranquilidad de que sus enseñanzas y su obra queda con nosotros, como expresión de la inmortalidad que hombres como él saben alcanzar”.

Más información en el Sitio de Nefrología del Portal de Infomed

Fuente: Lic. Cosme Moré Cuesta
Jefe de Divulgación e Información de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana

No responses yet