Dengue hemorrágico

Posted at — Mirta Nuñez Gudas — diciembre 28th, 2011 — 3:22 pm under Enfoques

Treinta años después de la epidemia cubana de dengue hemorrágico en 1981
Dra. C. María G. Guzmán Tirado. Revista Cubana de Medicina Tropical. 2012; 64(1)
Revista Cubana de Medicina TropicalLa doctora María Guadalupe Guzmán Tirado es una reconocida figura en el campo de la virología médica y se ha dedicado fundamentalmente al estudio del dengue, una enfermedad infecciosa viral adquirida a través de un vector: el mosquito Aedes aegypti, que trasmite también la fiebre amarilla. Sus investigaciones sobre el virus han tenido una amplia repercusión mundial que no ha podido ignorarse por aquellos que siguen atentamente el desarrollo de la ciencia mundial. En el año 2005, la revista Science, en ocasión del 125 aniversario de vida de esa publicación, decidió dar a conocer una serie de científicos de talla mundial y correspondió a Cuba el honor de tener a la Dra. Guzmán entre ellos.
En el presente trabajo la autora describe que en 1981, Cuba produjo la primera epidemia de dengue hemorrágico en las Américas, en la cual se reportaron más de 344 203 enfermos, con 10 312 casos graves y muy graves, y 158 fallecidos. En los 30 años posteriores a la epidemia, las acciones de vigilancia, control, e investigaciones realizadas han permitido que el país se mantenga libre de dengue aunque se han reportado epidemias y transmisiones que han sido interrumpidas. En este trabajo, se resumen aspectos de interés relacionados las epidemias y con la vigilancia de laboratorio y los resultados de algunas de las investigaciones realizadas.
A diferencia de la mayoría de los países de la región, Cuba ha sido capaz de mantenerse libre de dengue como una enfermedad endémica. Las epidemias y transmisiones ocurridas han sido interrumpidas. El país ha seguido los 5 principios básicos que la OMS/OPS recomiendan para el enfrentamiento del dengue siendo la voluntad política el pilar fundamental y promotor del éxito obtenido. No obstante, la creciente complejidad de la situación epidemiológica del dengue en la región y el amplio y creciente intercambio que Cuba mantiene con países endémicos incrementan el riesgo. En este contexto, el país trabaja en el fortalecimiento y mejoramiento de sus programas.
La aplicación de los resultados científicos obtenidos y la continua y creciente colaboración internacional deben desempeñar un papel fundamental para el mejor enfrentamiento del dengue.

No responses yet