Quiste poplíteo

Posted at — diccionariomedico — diciembre 3rd, 2015 — 12:30 under diccionario,General

Es una acumulación de líquido sinovial localizada en la parte posterior de la rodilla, en el espacio poplíteo que surge de la bursa semimembranosa de la articulación de la rodilla. En general presenta dos picos de incidencia: entre los 4 y 7 años de edad, y el segundo entre los 35 y los 70 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. En los pacientes mayores con frecuencia coexiste con una artropatía subyacente.

Características histológicas:

Están compuestos en la mayoría, por una pared fibrosa, delgada, revestida por una capa de células aplanadas. En algunas ocasiones adquiere las características estructurales de la membrana sinovial, especialmente en el curso de la artritis reumatoide. El líquido en su interior es estéril, con un infiltrado variable de linfocitos, células plasmáticas y numerosos detritus celulares.

Causas:

Un aumento en la cantidad de líquido sinovial que lubrica la articulación de la rodilla, provoca incremento de la presión a este nivel lo cual favorece que este líquido protruya hacia la parte posterior de la rodilla.

El quiste de Baker comúnmente se presenta en el curso de traumatismos directos en la rodilla, lesiones del menisco, artritis reumatoidea y osteoartritis de rodilla entre otras patologías.

Fisiopatogenia:

Se establece una vía de comunicación entre la cara posterior de la articulación de la rodilla y la bursa gastrocnemio semimembranosa, con un efecto de válvula de una sola vía, de tal modo que el contenido del quiste no puede regresar a la articulación. Así, la presencia de una diferencia de presión entre la articulación y la bursa gastrocnemio semimembranosa obliga a pasar el líquido inflamatorio a través del conducto comunicante. Este proceso es favorecido por la presencia de una artropatía subyacente que afecte a la articulación de la rodilla, y que estimule la producción de líquido sinovial en exceso.

Síntomas:

Puede ser asintomático o aparecer algún tipo de molestia en la cara posterior de la rodilla, en el hueco poplíteo o en la parte superior de la pantorrilla, con rigidez y disminución en el rango de movimiento causada por el dolor o el tamaño del quiste. De modo general, la sintomatología se relaciona con las lesiones articulares asociadas. El quiste se puede sentir también como un globo lleno de agua. En ocasiones se puede romper, lo cual causa dolor, inflamación y en ocasiones un hematoma en la parte posterior de la rodilla y la pantorrilla. La sintomatología por lo general es intermitente.

Diagnóstico diferencial:

El diagnóstico diferencial incluye: trombosis venosa profunda, aneurismas, neoplasmas benignos y varicosidades. Si la masa crece rápidamente o el paciente tiene dolor nocturno, dolor intenso o fiebre, deben descartarse otros tipos de tumores.

Complicaciones:

Estos quistes pueden comprimir el nervio poplíteo, las arterias o las venas. Pueden disecar los tejidos de la pantorrilla o romperse. La disección puede producir sólo síntomas leves, como una sensación de pesadez. La ruptura con extravasación del contenido inflamatorio produce dolor y tumefacción significativos.

Diagnóstico:

En el examen físico de la región anterior de la rodilla se detecta la presencia de derrame o proliferación sinovial. Se debe examinar la parte posterior de la rodilla en la cual se confirma el quiste al palpar una masa suave o aumento de volumen en la región poplítea medial que se puede asociar con el signo de Foucher. Es una tumefacción ovoide, fija sobre los planos profundos, de consistencia líquida que varía según la posición de la rodilla (más blanda en flexión y más renitente en extensión), a veces sensible, no pulsátil, no expansiva y sin soplos en la auscultación. Se localiza sobre todo en la parte interna del hueco poplíteo.No obstante, puede pasar inadvertido al examen físico. Si el quiste es pequeño, puede servir la comparación de la rodilla afectada con la rodilla normal.

Para confirmar o descartar esta patología se emplean: radiografía convencional, ultrasonido, artrografía, tomografía computarizada, imágenes por resonancia magnética, y exámenes de medicina nuclear. La ecografía de la fosa poplítea y de la pantorrilla es una técnica de elección para establecer el diagnóstico correcto y excluir la tromboflebitis. Proyectar una luz a través del quiste (transiluminación) muestra la masa llena de líquido.

Tratamiento:

Entre las opciones de tratamiento están la extirpación quirúrgica, la aspiración y la inyección de corticoides. La corrección de trastornos que ocurren en el transcurso de la enfermedad de base, como la sinovectomía de la rodilla en la artritis reumatoidea, puede originar su desaparición espontánea. Cuando aparecen recidivas, se convierte en un reto terapéutico. En algunos casos no se requiere tratamiento y se mantiene bajo observación.

Nombres alternativos:

Quiste de Baker; protuberancia de la rodilla
Quiste de Baker

Fuentes:

Quiste de Baker en el curso de la Artritis Reumatoidea. Rev Cubana Med 2000;39(1):66-9

Quiste de Baker gigante tratado con metotrexato intralesional.Cir Cir 2013;81:64-68

Quiste de Baker gigante. Diagnóstico diferencial de trombosis venosa profunda.Reumatol.Clin.2015;11(3):179-181

Quiste de Baker. Enciclopedia Médica

Quistes sinoviales. Aparato locomotor, 2009-01-01, Volúmen 42, Número 1, Pages 1-14, Copyright © 2009 Elsevier Masson SAS

DeCS: Quiste Poplíteo

Imagen tomada de Wikipedia

No responses yet