Diabetes mellitus

11 agosto 2017

Médicos de primer contacto no reconocen los factores de riesgo de prediabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 14:40

66147Ochenta y seis millones de adultos tienen prediabetes, y 70% progresará a diabetes. Sin embargo, solo 6% de 140 médicos de primer contacto encuestados en una conferencia médica identificó los 11 factores de riesgo establecidos por las guías de la American Diabetes Association (ADA) para hacer un cribado sistemático de detección de prediabetes.[1]
Los cambios del estilo de vida podrían prevenir esta progresión, pero la mayoría de las personas con este trastorno no están conscientes del diagnóstico, y solo un cuarto de ellas recibe las recomendaciones de cambios en el estilo de vida necesarias, escriben los investigadores.
“Creemos que los resultados son una llamada de atención para todos los proveedores de atención primaria y para reconocer mejor los factores de riesgo de la prediabetes, que es un importante problema de salud pública”, la Dra. Eva Tseng, profesora auxiliar de la Johns Hopkins University School of Medicine, en Baltimore, Estados Unidos, dijo en un comunicado de prensa.
El estudio, publicado en Journal of General Internal Medicine, informó que los médicos no realizan el cribado.
Para averiguar si el problema podría derivarse de la falta de conocimiento entre los médicos, los investigadores encuestaron a los asistentes de una actualización de prácticas de atención primaria de Johns Hopkins en el año 2015. Los encuestados recibieron tarjetas de regalo a cambio de su participación.
La mayoría de los participantes eran médicos capacitados en medicina interna, medicina familiar o pediatría. Había nueve profesionales de enfermería y un asistente médico. Casi tres cuartos eran mujeres, 55% eran blancos, 23% asiáticos y 14% afroamericanos. Más de la mitad (59%) había practicado su profesión por lo menos 10 años.
Se pidió a los participantes que identificaran los 11 factores de riesgo para prediabetes:
-Edad:Mayor o igual a 45 años
-Índice de masa corporal : Mayor o igual a 25 kg/m2
-Hipertensión
-Dislipidemia
-Enfermedad cardiovascular
-Antecedentes familiares de diabetes (familiares de primer grado)
-Estilo de vida sedentario
-Raza afroamericana
-Raza asiática
-Etnia latinoamericana
-Antecedente de diabetes gestacional
Los investigadores tomaron la lista de las guías de la ADA. En promedio, los participantes identificaron ocho de los once factores. Fallando más comúnmente en identificar la raza asiática y la etnia latinoamericana, como factores de riesgo.
Un 17% identificó correctamente los valores de glucosa en ayunas (100 – 125 mg/dl) y la hemoglobina glicosilada HbA1c (5,7% – 6,4%) para diagnosticar prediabetes.
De los pediatras, un 43% identifico los valores correctos de HbA1c en comparación con 20% de los especialistas en medicina familiar, y 12% de los especialistas en medicina interna, una diferencia estadísticamente significativa (p = 0,02).
Una cuarta parte de los participantes identificó correctamente la pérdida de peso de 5% a 7% como el objetivo recomendado para las personas diagnosticadas con prediabetes y 45% identificó correctamente la realización de 150 minutos por semana como la cantidad mínima recomendada de actividad física.
La encuesta también preguntó a los participantes acerca del manejo de la prediabetes. Nueve de diez utilizaron la glucosa en sangre en ayunas y la HbA1c como las herramientas de manejo.
Casi todos (99%) identificaron el asesoramiento sobre la dieta y la actividad física como la estrategia de manejo inicial, con 12% recomendando a los pacientes a programas de pérdida de peso.
Un cuarto de los participantes nunca prescribió metformina para la prediabetes, y 36% la prescribió para no más de 5% de sus pacientes. Los encuestados eran más propensos a prescribir metformina a los pacientes que tenían un alto índice de masa corporal o para los pacientes que no respondían a los cambios del estilo de vida.
En las guías del año 2017, la American Diabetes Association (ADA) recomienda que se considere el uso de metformina en aquellos pacientes con prediabetes que no han podido reducir su riesgo con los cambio del estilo de vida.
Aunque 42% de los encuestados refirió que las guías de la ADA son una herramienta útil, 30% no estaba familiarizado con ellas.
Una limitación del estudio fue que todos los participantes estaban asociados con Johns Hopkins y podrían no ser representativos de los profesionales, reconoció la Dra. Tseng en el comunicado de prensa. Pero agregó que el estudio era valioso, porque no conocía ninguna otra encuesta sobre el enfoque de los médicos de primer contacto hacia la prediabetes.
“Los proveedores de atención primaria desempeñan un papel vital en la detección e identificación de los pacientes con riesgo de desarrollar diabetes”, dijo la Dra. Nisa Maruthur, coautora y profesora auxiliar de medicina en Johns Hopkins University School of Medicine. “Este estudio destaca la importancia de aumentar el conocimiento de los proveedores y la disponibilidad de recursos para ayudar a los pacientes a reducir su riesgo de diabetes”.
El estudio recibió fondos de National Institutes of Health. Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.
Referencias:
Tseng E, Greer RC, O’Rourke P, Hsin-Chieh Y, y cols. Survey of primary care providers’ knowledge of screening for, diagnosing and managing prediabetes. J Gen Intern Med. 20 Jul 2017. doi: 10.1007/s11606-017-4103-1. PMID: 28730532. Resumen
Autor:Laird Harrison

Fecha:31/07/2017

http://espanol.medscape.com/verarticulo/5901712?src=mkm_latmkt_170811_mscmrk_sptop5aug_nl&uac=120961CT&impID=1407961&faf=1

31 julio 2013

Una pérdida de peso considerable en prediabéticos puede evitar la diabetes de tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:47

Las personas con prediabetes que reducen aproximadamente 10% de su peso corporal en un lapso de seis meses después de establecido el diagnóstico disminuyen bastante su riesgo de presentar diabetes de tipo 2 en los tres años subsiguientes, según los resultados de una investigación dirigida por científicos de la Universidad Johns Hopkins.

Los investigadores dicen que los hallazgos ofrecen a pacientes y médicos una guía respecto a cómo el cambio en la conducta a corto plazo puede afectar a la salud a largo plazo.

¨Por algún tiempo hemos sabido que cuanto mayor es la pérdida de peso, tanto menor es el riesgo de que se presente diabetes¨, dijo la directora del estudio Dra. Nisa Maruthur, M.H.S., profesora asistente en la División de Medicina Interna General de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. ¨Ahora entendemos que podemos obtener un gran provecho en la salud si las personas reducen su peso en esos primeros seis meses al adaptarse a una nueva forma de consumir alimentos y hacer ejercicio. La pérdida de peso considerable a corto plazo claramente debiera lograr muchas ventajas en la prevención de la diabetes¨.

La prevención de la prediabetes para evitar que se convierta en una diabetes declarada es decisiva, dice Maruthur. La diabetes no controlada ―caracterizada por una hiperglucemia excesiva― puede originar daño ocular, renal y nervioso, así como enfermedades cardiovasculares. La nueva investigación parece indicar que si las personas con prediabetes no reducen lo suficiente su peso corporal en estos primeros meses, los médicos pueden desear valorar un tratamiento más intensivo, por ejemplo, añadir una medicación para disminuir más los valores de glucemia.

Un informe sobre la investigación se publica en la versión en línea de Journal of General Internal Medicine.

Maruthur y sus colaboradores basaron sus conclusiones en el análisis de datos del Programa de Prevención de la Diabetes (DPP), el estudio de prevención de la diabetes más extenso que se haya realizado en Estados Unidos. Las personas con preobesidad e hiperglucémicas fueron incorporadas entre 1996 y 1999 y fueron objeto de seguimiento durante un promedio de 3,2 años. Más de 3000 participantes de 27 centros médicos académicos fueron asignados de manera aleatoria a uno de tres grupos: una intervención intensiva de modificación del estilo de vida, dosis del fármaco antidiabético metformina para reducir las concentraciones de glucosa en sangre, o bien, placebo. La Dra. Maruthur y sus colaboradores buscaron información en el estudio para identificar vínculos entre la pérdida de peso a corto plazo, la reducción de las concentraciones de glucosa en sangre y la repercusión en el riesgo de que se presentara diabetes a más largo plazo.

Los pacientes con prediabetes tienen valores de glucemia más elevados que los normales pero no tan altos que se clasifiquen como diabetes de tipo 2. Si bien no todas las personas con prediabetes presentan diabetes de tipo 2 declarada, sin ninguna intervención, el riesgo de adquirirla al cabo de 10 años aumenta considerablemente y puede haber ya iniciado el daño a la salud.

La Dra. Maruthur dice que la buena noticia es que los estudios como el de ella muestran que el avance de la prediabetes a la diabetes de tipo 2 no es inevitable y que los cambios en el estilo de vida pueden normalizar de nuevo las concentraciones de glucosa en sangre.

A los participantes en el grupo del DPP sujetos a cambios en el estilo de vida se les recomendó mejores hábitos alimentarios, se les dio instrucciones para realizar ejercicio 150 minutos a la semana y se les proporcionó una asesoría personal durante los primeros seis meses y a partir de entonces una asesoría de grupo. Los investigadores detectaron que los pacientes del grupo con intervención en el estilo de vida que redujeron 10% o más de su peso corporal tuvieron una disminución de 85% en el riesgo de presentar diabetes al cabo de tres años. Incluso una pérdida de peso más moderada mostró efectos favorables. Los que redujeron 5% a 7% su peso corporal disminuyeron 54% su riesgo de presentar diabetes tres años más tarde.

Los que recibieron metformina, un fármaco que evita que el hígado produzca demasiada glucosa, no redujeron en grado importante su peso en promedio. Sin embargo, en aquellos cuyas concentraciones de glucosa en sangre descendieron significativamente en los seis meses subsiguientes a la administración del medicamento, también disminuyó el riesgo subsiguiente de que se presentara diabetes.

La Dra. Maruthur dice que el riesgo fue más bajo en pacientes que redujeron su peso y también las cifras de glucosa sanguínea, según se determinó mediante un análisis de la sangre en ayunas.

¨Por lo general me entusiasma si un paciente pierde 3% a 5% de su peso corporal después de seis meses, pero basándome en este conocimiento, si los pacientes no están reduciendo más su peso corporal y su glucemia persiste elevada, podría ser el momento para aumentar el tratamiento y prescribir metformina¨, dijo.

La Dra. Maruthur dice que pocos médicos utilizan metformina en personas con prediabetes, pero dado lo que demuestra su nuevo estudio, podría ser congruente que valoraran la prescripción del fármaco a los pacientes que no pueden o que no están dispuestos a reducir un peso considerable a corto plazo.

Cuando los análisis de la sangre indican prediabetes, médicos como la Dra. Maruthur a menudo comentan con sus pacientes los cambios que pueden ayudar a evitar la diabetes de tipo 2. ¨Ahora mismo el médico y el paciente comentan esto y es posible que no lo vuelvan a comentar hasta la próxima consulta, que puede ser después de seis meses o incluso más¨, dice. ¨Esta rutina no nos está llevando a ningún lado¨.

Afirma que los médicos no proporcionan efectivamente programas de modificación de la conducta, porque el seguro de salud raras veces lo cubre. La nueva investigación indica cuán valiosas y potencialmente rentables podrían ser estas intervenciones.

Fuente: Medical News todayhttp://www.medcenter.com/Medscape/content.aspx?id=81238&bpid=88&langtype=15370&faf=1

3 octubre 2012

El riesgo de diabetes desciende cuando se resuelve la prediabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 8:13
La regresión de la prediabetes a la normoglucemia, aun cuando solo sea transitoria reduce en grado importante el riesgo de que aparezca diabetes en el futuro.
Los hallazgos del Estudio del Programa de Prevención de la Diabetes(DPPOS por sus siglas en inglés), fueron presentados en el  720 Congreso Sesiones Cientìficas de la American Diabetes Association(ADA) y publicados on line en The Lancet. Durante su presentación la Dra. Leigh Perreault, de la Universidad de Colorado en Aurora, dijo “Este análisis atrae la atención a la reducción importante a largo plazo del riesgo de diabetes cuando una persona con prediabetes vuelve a la normoglucemia, lo que apoya un cambio en el patrón de atención clínica a un tratamiento hipoglucemiante  temprano e intensivo en los pacientes con máximo riesgo”.
No esta claro el papel de la regresión.
Varios estudios han demostrado que la diabetes se puede evitar o retrasar en personas con alteraciones de la glucosa en ayunas o alteraciones de la tolerancia a la glucosa mediante dieta, actividad física y diversos fármacos,  explicó la Dra. Perreault. Sin embargo, no se ha dilucidado bien la importancia clínica de la regresión desde la alteración de la tolerancia a la glucosa a la normoglucemia, que también se ha observado en varios estudios.
Para investigar esto la Dra. Perreault y sus colaboradores analizaron datos de pacientes que participaron en el DPPOS, un estudio de observación que se está realizando en participantes en el estudio aleatorizado del DPP.
En el DPP los participantes con preobesidad u obesidad y con alteraciones en la tolerancia a la glucosa fueron asignados de manera aleatoria a intervención en el estilo de vida,  metformina o placebo. El estudio demostró que la intervención en el estilo de vida condujo a una reducción en el 58% en la presentación de diabetes, en tanto que la metformina originó una reducción en el 31%.
En el nuevo análisis se incluyeron 1990 participantes en el estudio DPPOS con alteración de la tolerancia a la glucosa que presentaron por lo menos una vez regresión a la normoglucemia durante el DPP. De estos pacientes , 736 estuvieron en el grupo de intervención intensiva en el estilo de vida, 647 estuvieron en el grupo de metformina y 6007 en el grupo con placebo. Los investigadores determinaron que las  894 personas que habían tenido por lo menos una prueba de tolerancia a la glucosa oral normal durante el DPP tuvieron un riesgo relativo de presentar diabetes durante el seguimiento pasivo en el DPPOS  56% más bajo que las 1096 personas que nunca  tuvieron regresión a la normoglucemia durante el DPP, lo cual fue  muy estadísticamente significativo(cociente de riesgos instantáneos(CRI): 0.44 ; IC del 95%: 0.37 a 0,55 , p<0.0001.
El riesgo de diabetes se redujo 61% cuando la regulación de la glucosa normal se alcanzó dos veces (CRI): 0.39 ; IC del 95%: 0.28 a 0,56 , p<0.0001. y en 67% si se alcanzó en tres ocasiones
CRI: 0.33; IC del 95%: 0.19 a 0.58, p=0.0001 durante el DPP.
Esta relación no se vio afectada por la asignación al grupo de tratamiento. La Dra. Perreault dijo a los asistentes a ADA. “No importó como las personas lograsen la regulación de la glucosa normal, el beneficio fue el mismo”. Dijo que esto indica que alcanzar la normoglucemia es más importante que el método utilizado para lograrlo, con respecto a disminuir el riesgo de diabetes.
La Dra. Perreault informó que “un tanto contrario a las expectativas lógicas, las personas con prediabetes que se habían asignados a la intervención intensiva en el estilo de vida en el estudio DPP, tuvieron un riesgo más alto, no más bajo, de presentar diabetes durante el DPPOS, CRI: 1.31, intervalo de confianza del 95%; 1.03 a 1.68, p=0.0304. Estos individuos parecen resistentes a la intervención y necesitan más atención”, dijo.
Repercusiones en el tratamiento.
La identificación de la regresión a la normoglucemia  “podría ser una forma importante de clasificar a las personas que tienen  mayor y menor riesgo en el avance a la diabetes” escriben los coautores en el comentario concomitante que también  se publicó en The Lancet. La Dra. Natalia  Yakubovich y el Dr. Hertzel C. Gerstein, de la Mc Master University en Ontario, Canada, señalan en el comentario:  “Tal estratificación permitiría entonces identificar  a individuos en quienes podría ser necesario  el tratamiento  para evitar la diabetes o ralentizar el avance de la enfermedad”.Añaden, “la identificación de los factores genéticos, ambientales y conductuales que pronostican  la regresión podrían dilucidar también los mecanismos fisiopatológicos inherentes a la patogenia de la diabetes”.
Referencias
American Diabetes Association(ADA) 72 nd sessions: Abstract  CT-SY22, June 9, 2012.
Lancet, published on line, June 9, 2012.

20 junio 2012

Presentan los resultados del ensayo clínico ORIGIN

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:47
inyeccion-insulina
Según las primeras conclusiones de ORIGIN, la insulina glargina retrasa la progresión de prediabetes a diabetes de tipo 2 y no se observa ninguna asociación entre el uso de insulina glargina y un incremento del riesgo de cáncer.
Sanofi ha presentado en la 72ª edición de las sesiones científicas de la American Diabetes Association los resultados del ensayo ORIGIN (Outcome Reduction with Initial Glargine Intervention) que demostró que Lantus (inyección de insulina glargina [ADNr]) no tuvo ningún impacto positivo ni negativo estadísticamente significativo en los resultados cardiovasculares en comparación con el tratamiento estándar durante el periodo del estudio. Los resultados también demostraron que la insulina glargina retrasó la progresión de prediabetes a diabetes de tipo 2 y no se observó ninguna asociación entre el uso de insulina glargina y un incremento del riesgo de cáncer.
ORIGIN fue un ensayo clínico aleatorizado de seis años que se diseñó para evaluar los efectos del tratamiento con insulina glargina frente a los del tratamiento estándar en los resultados cardiovasculares. En el estudio participaron más de 12.500 pacientes de todo el mundo con prediabetes o diabetes mellitus de tipo 2 reciente y riesgo cardiovascular elevado, 6.264 de los cuales fueron aleatorizados para recibir insulina glargina ajustada para alcanzar la normoglucemia en ayunas. Los dos objetivos primarios del estudio fueron la combinación de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no mortal o infarto cerebral no mortal y el segundo la combinación de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no mortal, infarto cerebral no mortal, procedimiento de revascularización u hospitalización por insuficiencia cardiaca.
“Ahora conocemos mejor la insulina glargina que cualquier otro fármaco reductor de la glucosa con respecto a futuros resultados de salud”, señala el Dr. Hertzel Gerstein, investigador principal del ensayo. “Concretamente, presenta un excelente control glucémico, reduce la progresión de la disglicemia y no tiene efectos graves para la salud a largo plazo. Además, este ensayo dirigido y analizado de forma académica es un excelente ejemplo de colaboración entre la industria y el ámbito académico.”
“En pacientes con prediabetes o diabetes de tipo 2 reciente y riesgo cardiovascular elevado, ORIGIN demuestra que es posible mantener niveles de HbA1c bajos y estables cercanos a la normalidad durante un período prolongado y retrasar potencialmente la progresión de prediabetes a diabetes. Sanofi se enorgullece de haber patrocinado este ensayo que ha contribuido de forma decisiva a mejorar los conocimientos sobre la diabetes y el impacto del control glucémico a largo plazo”, explica el Dr. Riccardo Perfetti, vicepresidente de Asuntos Médicos de la división Global Diabetes de Sanofi.
Las hipoglicemias fueron poco frecuentes. La tasa de hipoglucemia grave fue de 0,01 episodios por paciente-año de exposición para la insulina glargina y de 0,003 episodios por paciente-año para el tratamiento estándar. Las tasas de hipoglucemia globales fueron de 16,7 pacientes con acontecimientos por cada 100 pacientes-años de exposición para la insulina glargina y de 5,2 pacientes con acontecimientos por cada 100 pacientes-años para el tratamiento estándar. Además, el aumento de peso fue modesto en los participantes del grupo de insulina glargina, con una media de 1,58 kilogramos a lo largo de todo el estudio.
JANO.es • 14 Junio 2012 13:37
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/sanofi/presenta/resultados/ensayo/mayor/duracion/jamas/realizado/diabetes/_f-11+iditem-17329+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+-+14%2F06%2F2012

Se pone en marcha el primer estudio español para prevenir la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:54
Bilbao, 14 de junio de 2012.- En los últimos 20 años se ha duplicado en España la prevalencia de diabetes, convirtiéndose así en un importante problema de salud pública, tanto por las complicaciones médicas que conlleva como por el notable gasto sanitario que implica su tratamiento. Una situación que no ha pasado inadvertida para la Red de Grupos para el Estudio de la Diabetes en Atención Primaria (RedGDPS), que acaba de anunciar en el marco del XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que estos días se celebra en Bilbao, la puesta en marcha del Estudio PREDAPS. Se trata de la primera investigación que se realiza a nivel nacional dirigida a determinar los factores que influyen de forma determinante en el desarrollo de la diabetes con el objetivo de prevenir su aparición y desarrollo.
Como explica el doctor Francisco Javier García Soidán, investigador principal de este estudio, “la diabetes es una enfermedad silenciosa, que en muchas ocasiones no produce síntomas, y que cuando se manifiesta puede ser demasiado tarde para evitar sus complicaciones. Su prevalencia actual y el aumento previsible de su incidencia, asociado al incremento de la obesidad, hace que sea un problema muy frecuente en las consultas de Atención Primaria”.
Por su parte, el doctor Domingo Orozco, vicepresidente de semFYC, señala que “teniendo en cuenta esta situación se debería concienciar a la sociedad de la magnitud de este problema y de la verdadera epidemia que ya supone esta enfermedad. Aunque hemos avanzado mucho en este sentido, todavía hay que seguir incidiendo en campañas de sensibilización ante la problemática que supone la diabetes”.
Diseño y objetivos del estudio
El Estudio PREDAPS es un estudio prospectivo que tendrá una duración de cinco años y en el que se incluyen pacientes de ambos sexos, que acuden a los centros de salud, con edades comprendidas entres los 29 y los 75 años. En total van a participar 3.200 personas, de las cuales 1.600 serán pacientes pre diabéticos y la otra mitad serán personas que no han sufrido durante los últimos 10 años ningún tipo de alteración en el metabolismo de la glucosa.
En el análisis y seguimiento de los pacientes estarán implicados 160 médicos de AP de diferentes Comunidades Autónomas, de manera que cada uno de ellos supervisará a un grupo de 20 personas. Además de sus objetivos principales: determinar el riesgo de sufrir diabetes y de complicaciones vasculares en pacientes pre diabéticos e identificar los factores asociados a estos riesgos, también se pretende:
• Determinar su incidencia de diabetes tipo 2.
• Identificar los factores asociados al desarrollo de diabetes tipo 2 en estos pacientes.
• Estimar su incidencia de complicaciones micro y macrovasculares.
• Identificar los factores asociados al desarrollo de complicaciones micro y macrovasculares en estos pacientes.
• Identificar los factores de riesgo que incrementan el riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 y complicaciones vasculares en individuos prediabéticos frente a personas sin alteraciones en el metabolismo de la glucosa.
La diabetes en cifras
La prevalencia de diabetes en los últimos 20 años en España ha pasado de un 14% a un 28% en mayores de 18 años. Una enfermedad que se ha convertido en uno de los problemas sanitarios más graves en todo el mundo, alcanzando ya proporciones pandémicas.
Los hábitos de vida actuales como el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad están repercutiendo en un aumento de la diabetes tipo 2 en todo el mundo, mientras que las complicaciones crónicas asociadas a un mal control de la enfermedad (retinopatía, nefropatía y neuropatía), siguen en aumento también en los diabéticos tipo 1. “A la vista de este panorama, la prevención de la diabetes tipo 2 y la sensibilización de la población general respecto al control adecuado de esta patología son claves. De ahí la importancia de llevar a cabo una investigación de estas características”, concluye el doctor García Soidán.

13 junio 2012

Un estudio relaciona la prediabetes con un mayor riesgo de accidente cerebro vascular

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:37

 Las personas con niveles de glucemia más altos de lo normal (o prediabetes) podrían estar en mayor riesgo de sufrir de un accidente cerebrovascular (ACV) más adelante, según una revisión reciente.
Investigadores de la Universidad de California advirtieron que esto podría representar un problema de salud a gran escala, ya que la prediabetes afecta a más de 79 millones de personas tan solo en Estados Unidos.
El estudio aparece en la edición en línea del 7 de junio de la revista BMJ.
Al examinar quince estudios anteriores en que participaron más de 760,000 personas, los investigadores hallaron que las personas con prediabetes tenían un riesgo de ACV 21 % más elevado, según un comunicado de prensa de la revista.
Sin embargo, si existía un mayor riesgo o no, dependía de la forma en que se medía la prediabetes.
Anteriormente, la prediabetes se definía como tener un nivel de glucemia (o glucosa en sangre) de 110 a 125 miligramos por decilitro (mg/dl) tras un ayuno de doce horas.
Esa definición de prediabetes fue fijada en 1997 por la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). Sin embargo, en 2003 la asociación revisó las directrices para incluir a las personas con una glucosa en ayuno de 100 a 125 mg/dl. Según este límite más bajo, los investigadores no hallaron un mayor riesgo de ACV.
Los autores del estudio plantearon que podría haber un “efecto de umbral” y que el riesgo de ACV podría aumentar a partir de un nivel de glucosa en ayuno de 110 mg/dl. Anotaron que la calidad de la evidencia era variable, y que otros factores podrían también tener algo que ver.
Concluyeron que las personas con prediabetes o un nivel de glucosa en ayuno de 110 a 125 mg/dl tenían un “riesgo moderadamente más alto de ACV futuro”, y que las personas con esta afección deben mantener su peso bajo control y adoptar un estilo de vida más sano para reducir el riesgo.
En un editorial acompañante en la revista, Jonathan Treadwell, analista de investigación principal del Instituto ECRI, una organización sin fines de lucro de investigación sobre la atención del paciente, dijo que los investigadores utilizaron una clasificación simplificada para la prediabetes, y que es imposible saber el alcance exacto de la asociación potencial entre la prediabetes y el ACV.
Mary Elizabeth Dallas
VIERNES, 8 de junio (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_126088.html

1 junio 2011

Fisiopatología y progresión de las personas con prediabetes

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 7:57

Fisiopatología y progresión de las personas con prediabetes
 Roberto González Suárez,I Emilio Buchaca Faxas,II Manuel Emiliano Licea PuigIII
IEspecialista en Bioquímica Clínica. Doctor en Ciencias Médicas. Investigador Titular. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
IIEspecialista de II Grado en Medicina Interna. Doctor en Ciencias Médicas. Hospital “Hermanos Ameijeiras”. La Habana, Cuba
IIIEspecialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Titular y de Mérito. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.

18 mayo 2011

Tratamiento farmacológico de la prediabetes

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 8:55

Tratamiento farmacológico de la prediabetes
 Arturo Hernández Yero(I),Omaida Torres Herrera(II), Bertha Carrasco Martínez(III), Alfredo Nasiff Hadad(IV), Lizet Castelo Elías-Calles(V), Luís Pérez Pérez(VI), Frank Fernández Valdés(VII),
(I)Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Auxiliar. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
(II)Especialista de II Grado en Endocrinología. Máster en Ciencias en Longevidad. Hospital Universitario “Julio Trigo”. La Habana, Cuba.
(III)Especialista de II Grado en Endocrinología. Hospital Universitario “Hermanos Ameijeiras”. La Habana, Cuba.
(IV)Especialista de II Grado en Medicina Interna. Investigador Titular. Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario “Hermanos Ameijeiras”. La Habana, Cuba.
(V)Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigadora Agregada. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
(VI)Especialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Titular. Instituto  Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
(VII)Especialista de II Grado en Medicina Interna. Hospital Universitario “Hermanos Ameijeiras”. La Habana, Cuba.

Consenso cubano de prediabetes: Aspectos epidemiológicos de la prediabetes, diagnóstico y clasificación

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 8:47

Aspectos epidemiológicos de la prediabetes, diagnóstico y clasificación

 Oscar Díaz Díaz,I Eduardo Cabrera Rode,II Neraldo Orlandi González,III Manuel de Jesús Araña Rosaínz,IV Oscar Díaz HortaV

IEspecialista de II Grado en Endocrinología. Investigador Titular. Director del Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
IIDoctor en Ciencias Biológicas. Investigador Titular. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
IIIEspecialista de I Grado en Medicina General Integral y en Endocrinología. Investigador Agregado. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
IVEspecialista de II Grado en Inmunología. Investigador Titular. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.
VDoctor en Ciencias Biológicas. Investigador Auxiliar. Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.

¿Es necesario ampliar la definición de “prediabetes”?

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 8:41
Las personas en el límite máximo de lo que se considera el rango normal de glucosa son dos veces más propensas a desarrollar diabetes que aquellas en el límite mínimo.
 Tener niveles normales de azúcar en sangre no es una garantía contra la aparición de la diabetes tipo 2 en algún momento de la vida.
De hecho, un equipo de Italia publica en la revista Diabetes Care que las personas en el límite máximo de lo que se considera el rango normal de glucosa son dos veces más propensas a desarrollar diabetes que aquellas en el límite mínimo.
Pero, ¿eso significa que los médicos deberían tratar distinto a esos pacientes? No, respondió uno de los autores.
“Aquí, la preocupación es que las personas empiecen a tomar medicamentos cuando el nivel de glucosa está por debajo del umbral acordado para la diabetes”, dijo el doctor Michael LeFevre, médico de familia de la University of Missouri en Columbia.
“Mi recomendación es que la población cuide el peso y haga actividad física sin importar cuáles son sus niveles de azúcar en sangre”, agregó.
La diabetes tipo 2 aparece cuando el organismo ya no responde adecuadamente a la insulina, la hormona que transporta el azúcar al interior de las células después de comer.
Cuando el nivel de glucosa en ayunas llega a 126 mg/dL o más, los médicos diagnostican diabetes porque demasiado azúcar en sangre produce daños graves al corazón, los riñones y otros órganos.
Siempre se consideraron seguros los niveles por debajo de 100 mg/dL, mientras que entre 100 y 126 indican un alto riesgo de desarrollar diabetes (prediabetes).
Pero según el nuevo estudio, del equipo del doctor Paolo Brambilla, de la Universidad de Milán Bicocca en Italia, el rango considerado “normal” sería demasiado amplio.
El equipo analizó datos de unos 14.000 hombres y mujeres a los que se les había extraído sangre varias veces en su clínica. Los participantes tenían entre 40 y 69 años, y todos presentaban niveles iniciales normales de glucosa en sangre.
En los siguientes siete a ocho años, el 2 por ciento de las mujeres y casi el 3 por ciento de los hombres desarrollaron diabetes.
Menos del 1 por ciento de aquellos que comenzaron con niveles de glucosa en ayunas de entre 51 y 82 mg/dL terminaron con la enfermedad, mientras que más del 3 por ciento lo hizo cuando tenían valores iniciales de entre 91 y 99 mg/dL.
Tras controlar otros factores que podían influir en el riesgo de desarrollar la enfermedad, los resultados revelaron una diferencia dos veces mayor en el riesgo de desarrollar diabetes.
Esto coincide con un estudio previo de Oregon y el equipo de Italia asegura que puede ayudar a identificar a los pacientes que necesitan atención médica adicional.
Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, más de 25 millones de estadounidenses son diabéticos y 79 millones son prediabéticos.
Pero LeFevre, que integra un panel de expertos en Estados Unidos, expresó su preocupación por el alcance del término “prediabetes”, sobre todo si se quiere bajar aun más el límite del rango de azúcar en sangre.
“No sabemos si existe un umbral mágico” del nivel de glucosa, dijo. “A medida que aumenta el nivel de azúcar en sangre, crecen las complicaciones”, añadió.
Lo mejor es comer saludablemente y hacer mucho ejercicio. Y eso también es aplicable a las personas con bajos niveles de glucosa.
FUENTE: Diabetes Care, online 15 de abril del 2011
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=70919
Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus