Diabetes mellitus

22 junio 2019

La metformina podría conducir a la pérdida de peso a largo plazo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:33

A 1 año, los pacientes que recibieron metformina tuvieron mayor éxito al mantener su pérdida de peso.

La metformina podría promover una pérdida de peso sostenible a largo plazo mejor que la intervención intensiva en el estilo de vida, sugiere un seguimiento del Programa de prevención de la diabetes de 1996-2001 en Annals of Internal Medicine.
En el programa, 3200 pacientes con sobrepeso u obesos con niveles elevados de glucosa se asignaron al azar a metformina, intervención intensiva en el estilo de vida o placebo durante un año.
El grupo de intervención en el estilo de vida tenía el doble de probabilidades que el grupo de metformina de perder al menos el 5% de su peso corporal. Luego, los investigadores siguieron a los 1100 participantes que perdieron peso durante otros 14 años (el grupo de metformina continuó recibiendo el medicamento).
En contraste con los hallazgos a 1 año, los receptores de metformina tuvieron mayor éxito al mantener su pérdida de peso: el 57% del grupo de metformina, el 49% del grupo de intervención en el estilo de vida y el 42% del grupo de placebo.

Resultados:
Después de 1 año, 289 (28.5%) participantes en el grupo de metformina, 640 (62.6%) en el grupo de ILS y 137 (13.4%) en el grupo de placebo perdieron al menos el 5% de su peso.
Después de que terminó la fase de tratamiento enmascarado, la pérdida de peso promedio en relación con la línea de base que se mantuvo entre los años 6 y 15 fue de 6.2% (IC 95%, 5.2% a 7.2%) en el grupo de metformina, 3.7% (IC, 3.1% a 4.4). %) en el grupo ILS, y 2,8% (IC, 1,3% a 4,4%) en el grupo placebo.
Los predictores independientes de LTWL (pérdida de peso a largo plazo) incluyeron una mayor pérdida de peso en el primer año en todos los grupos, edad avanzada y uso continuado de metformina en el grupo de metformina, edad avanzada y ausencia de diabetes o antecedentes familiares de diabetes en el grupo de ILS, y glucosa plasmática en ayunas más alta Niveles basales en el grupo placebo.
Limitación: Análisis post hoc; examen de subconjuntos no aleatorizados de grupos aleatorizados después del año
Conclusión:
Entre las personas con una pérdida de peso de al menos 5% después de 1 año, las personas originalmente asignadas aleatoriamente a la metformina tuvieron la mayor pérdida durante los años 6 a 15.
La edad avanzada y la cantidad de peso inicialmente perdida fueron los factores predictivos más consistentes del mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo.
Comentario:
Los editorialistas señalan que, por ahora, “el juicio clínico se debe usar para decidir si se debe agregar metformina si [la intervención intensiva en el estilo de vida] no tiene éxito o si el paciente recupera posteriormente el peso que perdió”.

Autor: John W. Apolzan, PhD; Elizabeth M. Venditti, PhD; Sharon L. Edelstein, ScM; William C. Knowler, MD, et al.
Fuente: Ann Intern Med. 2019. DOI: 10.7326/M18-1605 Long-Term Weight Loss With Metformin or Lifestyle Intervention in the Diabetes Prevention Program Outcomes Study

Fecha:26/4/2019
Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=94167

17 julio 2018

Exposición de metformina en el primer trimestre del embarazo

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 8:36

La metformina es un fármaco normoglucemiante oral que se usa en el tratamiento de la diabetes tipo 2 desde la década de 1950. A pesar de las reservas sobre su uso en el embarazo, la metformina se recomienda en el Reino Unido desde 2008 en mujeres con diabetes gestacional y en la diabetes tipo 2 cuando los beneficios probables superan el potencial de daño.
La aparición de la diabetes tipo 2 en niños y mujeres más jóvenes en edad fértil ha impulsado un fuerte aumento en la prevalencia de la diabetes tipo 2 en el embarazo, que, junto con estas recomendaciones es probable que aumente aún más el número de mujeres expuestas a la metformina en el embarazo.

Leer más en IntraMed

4 julio 2018

Metformina podría revertir la fibrosis pulmonar idiopática

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:44

El fármaco actúa sobre la proteína cinasa activada por AMP (AMPK), reduciendo la actividad fibrótica.
La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) establecida se podría revertir con una terapia dirigida al metabolismo celular, según un estudio de un equipo de investigación de la Universidad de Alabama (en Birmingham, Estados Unidos) que se publica en el último número de Nature Medicine. En experimentos con tejido pulmonar de pacientes, con FPI fibroblastos pulmonares de ratón y en un modelo murino de fibrosis pulmonar, Jaroslaw Zmijewski, Victor Thannickal y sus colaboradores lograron revertir los mecanismos celulares subyacentes de la fibrosis pulmonar gracias a la administración de metformina. La investigación se centró en la proteína cinasa activada por AMP (AMPK), una enzima que detecta el estado energético en la célula y regula el metabolismo. Los investigadores constataron que la actividad de AMPK era inferior en los miofibroblastos de las regiones fibróticas del tejido pulmonar procedente de pacientes con FPI. Además, pudieron apreciar que estas células eran metabólicamente activas y resistentes a la apoptosis.
Efectos del fármaco
La activación de AMPK en los miofibroplastos de pacientes, empleando metformina u otro activador, condujo a una menor actividad fibrótica. También potenció la producción de nuevas mitocondrias en los miofibroblastos y normalizó la sensibilidad de las células a la apoptosis. El modelo murino de fibrosis pulmonar mostró que el tratamiento con metformina, iniciado tres semanas después de las lesiones pulmonares infligidas a los ratones y administrado durante cinco semanas, aceleraba la remisión de la fibrosis establecida. Esta resolución de la enfermedad no se observó en los animales a en los que se había eliminado el gen que codifica AMPK, lo que supondría una demostración de que el efecto de metformina depende de esta enzima. “En conjunto, nuestros estudios avalan la idea de que AMPK podría funcionar como un interruptor metabólico clave para lograr la resolución de la fibrosis al cambiar de equilibrio metabólico de anabólico a catabólico”, concluyen los investigadores. “Además, proporcionamos pruebas de que la activación de AMPK por metformina u otros agentes farmacológicos que activan las mismas vías moleculares puede convertirse en una estrategia terapéutica útil para este tipo de trastornos fibróticos progresivos”.
Fecha: 3/07/2018
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/especialidades/neumologia/metformina-podria-revertir-la-fibrosis-pulmonar-idiopatica.html

2 julio 2018

Una historia de amor con metformina: ¿Continuar con ella o reemplazarla?

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:44

Orlando, USA. Un debate sobre el hecho de que metformina deba seguir siendo el tratamiento de primera línea para la diabetes de tipo 2 generó muchas sonrisas durante la inauguración del Congreso Anual de la American Diabetes Association (ADA) de 2018(1).
Una de las especialistas durante el debate, Dra. Alice Cheng, de la University of Toronto, en Ontario, Canadá, argumentó en contra de la moción, y describió a metformina como “un primer amor en la adolescencia -y el primer amor nunca muere. Pero luego te das cuenta de que hay muchos peces en el mar y es hora de seguir adelante”.
Asimismo, presentó “cinco razones por las cuales terminar con metformina”.
Representando el movimiento opuesto, la Dra. Vanita R. Aroda, del Brigham and Williams Hospital, en Boston, Estados Unidos, simplemente dijo: “Metformina se ha mantenido firmemente como la terapia de primera línea”, y señaló que numerosas sociedades médicas de diabetes y endocrinología de todo el mundo afirman que la terapia con metformina debe ser el paso inicial para tratar esta enfermedad.
Metformina es efectiva, barata, segura, y aún recomendada como primera línea
La Dra. Aroda mostró una serie de diapositivas que ilustran el historial de ensayos con metformina, demostrando su eficacia, seguridad, y el hecho de que su función como terapia inicial está “bien establecida”.
Y costando “4 dólares estadounidenses por mes”, es difícil discutir con la economía, señaló.
Los medicamentos más nuevos que han mostrado beneficios cardiovasculares en los ensayos que incluyen los inhibidores SGLT-2 empagliflozina (Jardiance, Boehringer Ingelheim) en EMPA-REG OUTCOME, y canagliflozina (Invokana, Johnson & Johnson) en CANVAS, y los agonistas GLP-1 liraglutida (Victoza, Novo Nordisk) en LEADER, y semaglutida (Ozempic, Novo Nordisk) en SUSTAIN-6.
Pero estos estudios se realizaron principalmente en pacientes con diabetes de tipo 2 de alto riesgo que habían tenido la enfermedad durante largo tiempo y ya presentaban enfermedad cardiovascular o una serie de factores de riesgo para esta.
“Así que estos datos no se traducen directamente a 87% de nuestra población” que requiere terapia de primera línea para la diabetes de tipo 2, puntualizó la Dra. Aroda.
También señaló la seguridad, reconociendo que “todos sabemos el potencial de presentar trastornos gastrointestinales con metformina, y la deficiencia de B12″, pero esto palidece, en comparación con las numerosas advertencias de seguridad emitidas para los medicamentos más nuevos en los últimos años.
Recientemente, una nueva investigación demostró que metformina se puede usar de forma segura en pacientes con enfermedad renal mucho más avanzada, contrario a lo que se pensaba anteriormente, agregó.
“La monoterapia con metformina debe iniciarse al momento del diagnóstico de diabetes de tipo 2, a menos que existan contraindicaciones. Metformina es efectiva, segura, y de bajo costo, y puede reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, y el número de muertes”.
Estas fueron las conclusiones más recientes de los estándares de tratamiento de la ADA 2018, comentó la Dra. Aroda al final de su presentación.
Cinco razones por las cuales terminar con metformina: No puedes salvar mis riñones, mi corazón, ni mi vida.
Al comenzar su argumento en contra de metformina como terapia de primera línea, la Dra. Cheng enfatizó: “Me encanta metformina, de hecho, la comunidad con diabetes ama el fármaco. En el año 2017, la European Association of the Study of Diabetes dedicó una edición completa de Diabetología al fármaco, una especie de carta de amor”.
Pero al igual que su ejemplo del primer romance, luego citó las razones por las cuales considera que esta historia de amor debería terminar.
En primer lugar, metformina no aborda las fisiopatologías centrales de la diabetes de tipo 2, y en segundo lugar, “no mejora los parámetros metabólicos tan bien como otros medicamentos pueden hacerlo”. Aunque metformina reduce la HbA1c, es bastante neutral en lo que se refiere a los beneficios sobre el peso, la presión arterial, y los lípidos, por ejemplo.
Además, “no puede salvar los riñones, como potencialmente hacen otros medicamentos”, señaló, argumentando los beneficios renales observados en muchos ensayos de resultados cardiovasculares con los agentes más nuevos.
“Y no puede salvar mi corazón como los demás”, enfatizó.
Los estudios con estos cuatro medicamentos más nuevos (empagliflozina, canagliflozina, liraglutida, y semaglutida) han demostrado conferir una protección cardiovascular, con reducciones en el resultado cardiovascular compuesto primario, y algunos mostraron disminución en otros resultados cardiacos, como hospitalización por insuficiencia cardiaca.
“Estas son afirmaciones de lo que metformina no puede hacer hoy en día”, destacó la Dra. Cheng.
Por último, “No puede salvar mi vida, como otros medicamentos”, recalcó, citando las reducciones en la mortalidad, observadas con empagliflozina y liraglutida.
“Los números necesarios a tratar para prevenir una muerte en pruebas históricas en pacientes con alto riesgo cardiovascular son asombrosos”, señaló la Dra. Cheng, mostrando que con empagliflozina, el número necesario para tratar es solo de 39 en 3 años, y para liraglutida es de 72 sobre 3,8 años. Esto se compara contra un número necesario para tratar de 30 a lo largo de 5 años para simvastatina, y 56 a lo largo de 5 años para el inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), ramipril.
Y aunque la Dra. Cheng reconoció que muchos de los impresionantes resultados de los agentes más nuevos se han observado en poblaciones de prevención secundaria (pacientes con diabetes de tipo 2 con alto riesgo de enfermedad cardiovascular, o con un diagnóstico de enfermedad cardiovascular), señaló que algunos ensayos en el mundo real (como CVD-Real) incluyeron como población de estudio, en su mayoría, a pacientes en prevención primaria (más de 80% de los participantes), “y todos estamos esperando ansiosamente los resultados de la población de prevención primaria de DECLARE con dapagliflozina”.
“Estos agentes pueden prevenir la muerte en una cohorte de prevención primaria, así que debemos reconsiderar si seguimos utilizándolos antes”, insistió.
Por el contrario, metformina “no ha demostrado ningún beneficio hacia la mortalidad”, concluyó.
Pero podemos seguir siendo amigos…
Sin embargo, la Dra. Cheng señaló las numerosas terapias combinadas que incluyen metformina en el mercado, incluyendo una serie de agentes más nuevos, como las combinaciones de los inhibidores SGLT-2 con metformina.
“Entonces ya estás de nuevo jugando en el campo”, bromeó. “Pero aún podemos seguir siendo amigos. Sigue adelante. Es solo un capítulo del pasado. Pero no cerramos el libro, solo cambiamos la página”.
En refutación, la Dra. Aroda señaló el voto 50:50 de la audiencia sobre apoyar la moción de que metformina deba seguir siendo la terapia de primera línea o no, lo que en realidad no cambió después de escuchar ambos lados del argumento.
“¿Por qué hay tanta angustia?”, cuestionó. La verdad es que “la evidencia es más fuerte para metformina en este momento”.
Respondiendo, la Dra. Cheng señaló el problema de los costos con respecto a metformina. Si bien es cierto que “no se puede superar 4 dólares al mes de metformina, el verdadero ahorro está en cambiar el curso de la enfermedad”, enfatizó, al prevenir o reducir, en el futuro, las complicaciones microvasculares y macrovasculares de la diabetes.
“Si bien las mejores cosas en la vida no son gratis, lo barato no siempre es bueno, y recibes lo que estás pagando. Pregúntate: ¿Qué medicamento le darías a tu madre, y cuál le darías a tu suegra?”, concluyó.
Sin embargo, el debate terminó en una nota amistosa, ya que ambas coincidieron en que es más probable que la terapia combinada salga a la luz muy pronto, con un número creciente de pacientes utilizando más de un medicamento para la diabetes, a medida que emergen más datos que demuestran que probablemente este es el camino a seguir.
La Dra. Aroda es asesora de Adocia, Astra Zeneca, Novo Nordisk, Sanofi, y recibió apoyo de investigación de Astra Zeneca/BMS, Calibra, Eisai, Janssen, Novo Nordisk, Sanofi, Theracos. La Dra. Cheng ha participado en conferencias, juntas consultivas y/o actuado como consultora para Abbott, Astra Zeneca, Boehringer Ingelheim, Eli Lilly, Janssen, Merck, Novo Nordisk, Sanofi, Servier, Takeda. Ha recibido apoyo de investigación de Boehringer Ingelheim y Sanofi.
-Referencias
Should Metformin Remain the First-Line Therapy for Type 2 Diabetes? Congreso Anual de la American Diabetes Association (ADA) de 2018. Presentado el 22 de junio de 2018; Orlando, Estados Unidos.
Lisa Nainggolan

Fuente:Medscape, https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902887?nlid=123389_4001&src=WNL_esmdpls_180702_mscpedit_gen&uac=120961CT&impid=1674558&faf=1

11 octubre 2017

Metformina para la prevención de la diabetes

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 16:47

Datos del Diabetes Prevention Program Outcomes Study, que es  el estudio de metformina para la prevención de la diabetes mayor y más prolongado.
Resumen
-En este artículo se resumen los datos del Diabetes Prevention Program/Diabetes Prevention Program Outcomes Study (DPP/DPPOS) el estudio de metformina para la prevención de la diabetes mayor y más prolongado.

-El DPP fue un estudio aleatorizado, controlado de 3234 participantes con alto riesgo de sufrir diabetes. Los participantes fueron asignados a placebo o metformina 850 mg dos veces al día, o intervención intensiva en los hábitos de vida. La fase metformina/placebo se finalizó un año antes de lo previsto debido a su eficacia.

-Al término del DPP, los participantes continuaron el seguimiento en el DPPOS. Los participantes originalmente asignados a metformina la continuaron recibiendo, sin enmascarar. La cohorte DPP/DPPOS ya tiene un seguimiento de más de 15 años. A los 2,8 años, la metformina disminuyó la incidencia de diabetes en el 31% en relación con el placebo.

-El estudio DPPOS analizó los efectos a largo plazo de la metformina y mostró una reducción del riesgo de diabetes del 18% a los 10 y 15 años de la aleatorización. A 15 años, la falta de progresión a la diabetes se asoció con un 28% de menos riesgo de complicaciones microvasculares. Datos recientes sugieren que la metformina puede disminuir el desarrollo de aterosclerosis en hombres.

-El seguimiento prolongado, que continua en el DPP/DPPOS, en la actualidad está evaluando la posible importancia de la metformina, iniciada precozmente en el espectro de la disglucemia, en la morbilidades de etapas más tardías, entre ellas la enfermedad cardiovascular y el cáncer.

Ampliar en el sitio IntraMed

29 mayo 2017

La metformina altera la microbiota intestinal

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:22

MetforminaEl descubrimiento abre una vía para la creación de nuevos tratamientos para pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad.
Un equipo liderado por José Manuel Fernández Real, investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Gerona Dr. Josep Trueta (Idibgi) y del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) y jefe de sección del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Gerona Doctor Josep Trueta, con la participación de Wifredo Ricart y Eduardo Esteve, del mismo servicio, han descubierto que la metformina -el fármaco antidiabético más común en todo el mundo- altera la microbiota intestinal. Esto ya se sospechaba, ya que se había observado que uno de los efectos secundarios más frecuentes de este medicamento es la diarrea.
En el estudio participaron un total de 40 personas, a la mitad de las cuales se les subministró metformina, mientras que la otra mitad tomaba un placebo, a parte de una dieta hipocalórica. Los pacientes fueron seguidos cada dos meses. Seis meses más tarde, a todos los pacientes se les administró metformina. Este proyecto se complementó con experimentos en animales en la Universidad de Goteborg (Suecia), en donde se observó cómo la microbiota de los pacientes tratados con metfomina hacía disminuir la glucemia de los ratones.
Además, parte de las heces de los pacientes todavía no tratados se colocó en unas incubadoras o biorreactores. La metformina indujo en el laboratorio la proliferación de las mismas bacterias que eran más abundantes en la microbiota de los pacientes tratados. Esto demostró que los efectos son similares in vivo e in vitro, por lo que no dependen de la inducción de otros posible cambios mediados por metformina en el organismo. Las bacterias que proliferan podrían ser muy beneficiosas para el desarrollo de nuevos tratamientos para la diabetes tipo 2 y contra la obesidad. Los resultados de la investigación acaban de ser publicados en la revista Nature Medicine.

Fuente: http://aparato-digestivo.diariomedico.com/2017/05/23/area-cientifica/especialidades/aparato-digestivo/la-metformina-altera-la-microbiota-intestinal
Fecha: 23/05/2017

3 diciembre 2015

Comenzarán pruebas en humanos sobre metformina y el envejecimiento

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:44

ancianos

Científicos estadounidenses han demostrado que la metformina, un fármaco común empleado para tratar la diabetes, prolonga la vida de los animales. Ahora, las autoridades de Estados Unidos han dado el visto bueno para realizar pruebas en humanos, que empezarán en 2016 y podrían ser revolucionarias, informa “The Telegraph”.
En caso de éxito, lograrían que una persona de 70 años tuviera la salud biológica correspondiente a 50 años y pudiera vivir en buenas condiciones hasta los 120 años. Así, este medicamento podría marcar una nueva era en la medicina y provocar que los médicos no se centren en tratar enfermedades como el cáncer, la diabetes o la demencia, sino que vayan al origen de todo: el envejecimiento.
“Si retrasamos el envejecimiento, también pospondremos todas sus enfermedades y enfermedades”, explicó Gordon Lithgow, uno de investigadores, quien destacó que se trataría de un hallazgo “revolucionario”.
El estudio apunta a que la metformina aumenta la cantidad de moléculas de oxígeno que entran en la célula y esto, al parecer, intensifica la robustez y la longevidad de los seres humanos.
(Tomado de RT:https://actualidad.rt.com/ciencias/193033-farmaco-revolucionario-prolongar-vida-humana)
1-12-2015

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/12/01/comenzaran-pruebas-en-humanos-de-farmaco-contra-el-envejecimiento/#.Vl6aHpPRUac

19 septiembre 2015

La metformina para la diabetes tipo 2 reduce el colesterol LDL

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:17

La administración de metformina para la diabetes tipo 2 produce un cambio en los niveles de metabolitos que ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL, según ha mostrado una investigación realizada por expertos de Helmholtz Zentrum München y del Centro de Diabetes de Düsseldorf (Alemania).
Para alcanzar estos datos, publicados en “Diabetes Care”, los investigadores analizaron más de 1.800 muestras de sangre de personas que se encontraban participando en el estudio ‘KORA’, así como su genética y sus metabolitos.
Además, y con la ayuda de científicos de los Países Bajos, estudiaron las concentraciones de metabolitos con la información genética e identificaron aquellos genes y metabolitos que participaban en ambos procesos.
“Nuestro estudio sugiere que la metformina podría tener un efecto beneficioso adicional con respecto a las enfermedades cardiovasculares entre los pacientes de la diabetes”, ha aseverado el primer autor del trabajo, Tao Xu.
Actualmente, los investigadores están analizando cómo la metformina, que se utiliza en la práctica clínica hace más de 50 años, trabaja también a nivel molecular. “El mecanismo exacto no está actualmente claro y, por ello, queremos descifrar cómo se produce”, ha indicado el coautor, Stefan Brandmaier.

Fuente: El Médico Interactivo

7 enero 2015

La metformina, puede ser segura en enfermedad renal

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:09

El tratamiento más popular para la diabetes tipo 2, metformina, puede ser más seguro para los pacientes con enfermedad renal de leve a moderada de lo que sugieren las guías de uso.
Durante 20 años, la metformina se ha utilizado en Estados Unidos para reducir el azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. La mayoría de los expertos consideran que es el mejor tratamiento.
A pesar de su alto perfil de seguridad, la FDA ha recomendado desde hace tiempo que la metformina no se prescriba a los pacientes con insuficiencia renal leve a moderada  debido al riesgo de acidosis láctica, una condición potencialmente grave. Pero eso se ha puesto en duda.
Investigadores de la Universidad de Yale, Estados Unidos, realizaron una revisión sistemática de la investigación publicada para evaluar el riesgo de acidosis láctica con metformina en pacientes diabéticos con insuficiencia renal leve a moderada.
El hallazgo es clave porque los médicos suelen evitar o detener la prescripción de metformina a pacientes mayores con diabetes que lo necesitan.
El estudio ha sido publicado por los investigadores de la Universidad de Yale, Estados Unidos, en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).(doi:10.1001/jama.2014.15298)diciembre 26/2014  (Diario Médico)
Silvio E. Inzucchi, Kasia J. Lipska, Helen Mayo, Clifford J. Bailey, Darren K. McGuire.Metformin in Patients With Type 2 Diabetes and Kidney DiseaseA Systematic Review.JAMA. 2014;312(24):2668-2675.

26 septiembre 2014

Vinculan la metformina con niveles más bajos de TSH

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:42

metformina

La metformina, un fármaco usado comúnmente para tratar la diabetes, podría aumentar el riesgo de unos niveles bajos de la hormona estimulante de  (TSH) en los pacientes con una tiroides hipoactiva, sugiere un estudio reciente.
Los investigadores advirtieron que los niveles bajos de TSH podrían asociarse con problemas del corazón y fracturas óseas, aunque este estudio no estableció un vínculo causal.
Entre los participantes del estudio que tenían una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo), hubo 495 incidencias de unos niveles bajos de la TSH al año, frente a 322 en el grupo con una tiroides normal, concluyó el informe, que aparece en la edición del 22 de septiembre de la revista CMAJ.
Entre los pacientes tratados por una tiroides hipoactiva, la metformina se vinculó con un riesgo un 55 por ciento más alto de niveles bajos de TSH, frente a los que tomaban una sulfonilurea para la diabetes.
“Los resultados de este estudio longitudinal confirmaron que el uso de la metformina se asociaba con un mayor riesgo de unos niveles bajos de TSH en los pacientes con hipotiroidismo tratado”, señaló en un comunicado de prensa de la revista el Dr. Laurent Azoulay, del departamento de oncología de la Universidad de McGill, en Montreal.
“Dada la incidencia relativamente alta de unos niveles bajos de TSH en los pacientes que tomaban metformina, es imperativo que estudios futuros evalúen las consecuencias clínicas de este efecto”, añadió Azoulay.
Dos expertos se mostraron de acuerdo en que el hallazgo amerita más investigación.
“La pregunta que este estudio plantea es si la supresión de la TSH tiene un significado clínico”, planteó el Dr. Gerald Bernstein, director del programa de gestión de la diabetes del Instituto Friedman de la Diabetes de Mount Sinai Beth Israel, en la ciudad de Nueva York.
“La respuesta es la siguiente: millones de personas tienen diabetes tipo 2 y millones de personas tienen una tiroides baja y toman pastillas para la tiroides. Y dados los múltiples millones de personas que toman ambos fármacos, no ha habido un problema clínico masivo”, dijo Bernstein. Además, “este estudio no contó con ninguna medida de las dos formas de hormona tiroidea en la sangre. Esos datos podrían ayudar a clarificar por qué se suprime la TSH”.
La Dra. Minisha Sood, endocrinóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, añadió que “el motivo del efecto de la metformina sobre los niveles de TSH no está claro actualmente. Tampoco está claro si los niveles de TSH asociados con la metformina en este estudio ponen a los pacientes en riesgo de contraer otras complicaciones, como enfermedades cardiovasculares”.
La metformina se usa para controlar la glucemia. Funciona al reducir la producción de glucosa en el hígado. Para examinar el efecto del fármaco sobre la TSH, los investigadores examinaron los datos recolectados sobre más de 74,000 personas que tomaban metformina, junto con otro fármaco de la diabetes conocido como sulfonilurea, durante un periodo de 25 años.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Gerald Bernstein, M.D., director, diabetes management program, Friedman Diabetes Institute, Mount Sinai Beth Israel, New York City; Minisha Sood, M.D., endocrinologist, Lenox Hill Hospital, New York City; CMAJ (Canadian Medical Association Journal), news release, Sept. 22, 2014
HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_148515.html

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus