Diabetes mellitus

21 septiembre 2016

Eficacia y seguridad de la liraglutida asociada a la insulina en el tratamiento de la diabetes tipo 1

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:29

Mathieu C, Zinman B, Hemmingsson JU, et al. Efficacy and Safety of Liraglutide Added to Insulin Treatment in Type 1 Diabetes: The ADJUNCT ONE Treat-To-Target Randomized Trial. Diabetes Care. 2016 Aug 9. pii: dc160691. (Original) PMID: 27506222

OBJETIVO: Investigar si la liraglutida asociada a la insulina de mejora el control glucémico, y reduce requerimientos de insulina y el peso corporal en pacientes con diabetes tipo 1.
DISEÑO Y MÉTODOS DE LA INVESTIGACIÓN: Se realizó ensayo a doble-ciega durante 52-semanas, que implicaba a 1.398 adultos seleccionando al azar 3:1 para recibir una vez al día inyecciones subcutáneas de liraglutida (1.8, 1.2, o 0.6 mg) o el placebo asociados a la insulina.
RESULTADOS: El nivel de HbA1c se redujo 0.34-0.54% (3.7-5.9 mmol/mol) desde una media basal de 8.2% (66 mmol/mol), y significativamente más para el liraglutida 1.8 y 1.2 mg comparado con el placebo (diferencias de tratamiento estimadas [DTEs]: 1.8 mg liraglutida -0.20% [95% CI -0.32; -0.07]; 1.2 mg liraglutida -0.15% [95% CI -0.27; -0.03]; 0.6 mg liraglutida -0.09% [95% CI -0.21; 0.03]). La dosis de insulina fue reducida al adicionar la liraglutida 1.8 y 1.2 mg contra placebo (índice estimados de tratamiento : 1.8 mg liraglutida 0.92 [95% CI 0.88; 0.96]; 1.2 mg liraglutida 0.95 [95% CI 0.91; 0.99]; 0.6 mg liraglutida 1.00 [95% CI 0.96; 1.04]). La media de peso corporal se redujo significativamente en todos los grupos con liraglutida comparado con el placebo DTEs (1.8 mg liraglutida -4.9 kg [95% CI -5.7; -4.2]; 1.2 mg liraglutida -3.6 kg [95% CI -4.3; -2.8]; 0.6 mg liraglutida -2.2 kg [95% CI -2.9; -1.5]). La tasa de hipoglucemias sintomáticas se increment en todos los grupos con liraglutida (cocientes estimados: 1.8 mg liraglutida 1.31 [95% CI 1.07; 1.59]; 1.2 mg liraglutida 1.27 [95% CI 1.03; 1.55]; 0.6 mg liraglutida 1.17 [95% CI 0.97; 1.43]), e hiperglucemia con cetosis se incrementó significativamente para la liraglutida 1.8 mg solamente (cociente de eventos 2.22 [95% CI 1.13; 4.34]).
CONCLUSIONES: La liraglutida asociada a la terapia con insulina redujo los niveles de HbA1c, la dosis total de insulina , y el peso corporal en una población representativa de pacientes con diabetes tipo 1, con incremento de la tasa en hipoglucemias sintomáticas e hiperglucemia con cetosis, de tal modo que limitaría el uso clínico en este grupo.

http://plus.mcmaster.ca/EvidenceUpdates/NewArticles.aspx?Page=1&ArticleID=70972#Data

Fecha: 12 de septiembre de 2016

11 diciembre 2013

IDegLira: Nueva combinación para el tratamiento de la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:06

MELBOURNE, Australia.  Informan durante el Congreso Mundial de la IDF del empleo del IDegLira, una combinación fija del agonista del receptor del GLP-1 liraglutida(Victoza, Novo Nordisk) y la insulina degludec (Tresiba, Novo Nordisk) en un dispositivo que posibilita ambos fármacos en una sola inyección, para el tratamiento de pacientes con diabetes tipo 2 con mal control con insulina basal, en un ensayo fase 3, donde informan pérdida sigificativa de peso en esos pacientes.

No se encontró  riesgo creciente de hipoglicemia entre esos diabéticos que recibieron IDegLira comparado con los que fueron seleccionadas al azar y utilizaban  insulina degludec solamente, las náuseas se presentaron en el 7% de los que utilizaban IDegLira comparado con el 4% entre los pacientes que utilizaban insulina sola.

Stephen Gough, MD, de la universidad de Oxford, Reino Unido,  presentó los resultados de otra investigación en la cual se utilizó  IDegLira en los pacientes con diabetes tipo 2 que no logran controlarse con metformina y pioglitazona. “Los índices bajos de  náuseas que encontramos fue probablemente debido al hecho de que el componente GLP-1 fue titulado lentamente,”. Uno de los copresidentes de la sesión, Ralph DeFronzo, MD, de la Universidad del Centro de la Ciencia de la Salud de Texas,  en San Antonio, planteó: “los resultados son extremadamente buenos y  muy emocionantes, y  en términos de una nueva manera de administrar 2 drogas juntas para reforzar la respuesta con una eficacia mejor y menos hipoglicemia.”

El otro copresidente, Alan J Garber, MD, PhD, de la Universidad Médica, Houston, Texas, que es presidente de la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE), convino. Esto es “extremadamente impresionante. Usted podría utilizarlo en cualquier etapa de la diabetes tipo 2. La tendencia es a utilizar agentes inyectables en una última etapa, una etapa del salvamento, pero éstos resultados demuestran que el uso temprano de agentes inyectables tiene ventajas verdaderas para los pacientes con diabetes tipo 2, y debemos ser más asertivos al usarlos. El fracaso con la  metformina serían una opción lógica para su utilización”.

Fuente: World Diabetes Congress 2013. Abstract OP-0082, presentado  3 y 5 de diciembre de 2013; abstracts OP-0421 and OP-0422.

19 marzo 2013

Análogos del GLP-1 podrían reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca

Filed under: General — Arturo Hernández Yero @ 11:49

intestines3 

Investigadores del Hospital Henry Ford de Detroit hallaron que los pacientes que utilizaban los análogos del  GLP-1 (que incluyen a medicamentos de marca como Byetta, Januvia y Victoza) tenían más de un 40 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca que los pacientes a quienes se habían recetado otros medicamentos para reducir la glucemia. Los fármacos antidiabéticos con efecto GLP-1 solo se han indicados desde hace pocos  años, y se consideran como tratamiento de segunda línea después de fármacos bien establecidos, como la metformina, señalaron los médicos.
“No creo que podamos decir que esto evitará mágicamente todas las muertes por insuficiencia cardiaca, pero la potencia de la asociación amerita más investigación”, afirmó el autor del estudio, el Dr. David Lanfear, cardiólogo. “La insuficiencia cardiaca es una afección muy común… pero hay algo en los diabéticos que definitivamente los pone en mayor riesgo de padecerla”.
El estudio fue presentado recien  en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en San Francisco. La evidencia presentada en las reuniones médicas no ha sido revisada por profesionales, y se considera como preliminar.
Según los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., alrededor de seis millones de estadounidenses sufren de insuficiencia cardiaca, que ocurre cuando el corazón no puede bombear sangre eficientemente por todo el organismo. Los diabéticos, que ahora son 25 millones en EE. UU., tienen entre dos y cuatro veces más probabilidades que los que no sufren de la afección de morir de enfermedad cardiaca, lo que incluye ataques cardiacos, insuficiencia cardiaca y otros problemas del corazón.
En el estudio retrospectivo, Lanfear y colegas examinaron los datos de más de 4,400 pacientes que tomaban fármacos antidiabéticos entre 2000 y 2010. Unos 1,500 utilizaban medicamentos con efecto GLP-1, y casi 3,000 no los empleaban.
Durante un periodo de seguimiento de nueve meses, los pacientes que tomaban fármacos GLP-1 tenían un 41 por ciento menos de probabilidades que los demás de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca. Además, esos pacientes tenían un 44 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados por cualquier motivo, y un 80 por ciento menos de probabilidades de morir de cualquier causa.
Pero ni Lanfear ni un médico que no participó en la investigación podían señalar los motivos por los que esta clase más reciente de fármacos antidiabéticos parecen reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca.
“Aún desconocemos el mecanismo. Se está investigando activamente”, aseguró Lanfear. “Hay pistas, pero se trataría de especulaciones”.
Lanfear anotó que de un total de 20,000 pacientes del Hospital Henry Ford que tomaban fármacos antidiabéticos durante el periodo del estudio, apenas 1,500 se administraban medicamentos con efecto GLP-1, es decir, alrededor del 7 por ciento.
“La potencia de la asociación (entre los medicamentos con efecto GLP-1 y una menor incidencia de insuficiencia cardiaca) nos sorprendió un poco, pero los resultados deben ser confirmados en otros estudios”, comentó. “No podemos tomar esto como una recomendación para estos fármacos”.
El Dr. David Friedman, jefe de servicios de insuficiencia cardiaca del Hospital Plainview de North Shore-LIJ en Plainview, Nueva York, afirmó que el estudio es promisorio, y dijo que la investigaciones futuras deben ser prospectivas, en lugar de analizar datos del pasado.
“La insuficiencia cardiaca es un problema inmenso para los diabéticos. Cada año, hay alrededor de medio millón de nuevos pacientes de insuficiencia cardiaca, y una gran parte está conformada por los que han sobrevivido a un ataque cardiaco, y un número importante de ellos tienen diabetes”, comentó Friedman.
“La diabetes y la obesidad son problemas que ahora reciben una atención constante, y con el inicio de más casos de insuficiencia cardiaca, necesitamos hallar métodos más novedosos”, añadió. “Si podemos mejorar los resultados así, tendremos más esperanzas para estos pacientes”.
DOMINGO, 10 de marzo (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: David Lanfear, M.D., cardiologist and researcher, Henry Ford Hospital, Detroit; David Friedman, M.D., chief, heart failure services, North Shore LIJ’s Plainview Hospital, Plainview, N.Y.; March 10, 2013, presentation, American College of Cardiology annual meeting, San Francisco
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_134813.html

20 noviembre 2012

Comparan ventajas de agonistas del receptor del GLP-1

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 23:15
 Una comparación directa de dos nuevos fármacos para la diabetes tipo 2 produjo resultados mixtos.
En el estudio, liraglutide (Victoza) fue un poco mejor que el otro fármaco, exenatide (Bydureon), en la reducción de la glucemia y del peso, pero Bydureon se asoció con menos efectos secundarios, dijeron los investigadores.
Los pacientes se inyectan Victoza a diario, y Bydureon una vez a la semana. Ambos fármacos se clasifican como “agonistas del receptor 1 de los péptidos semejantes al glucagón”.
“Estos tratamientos son agentes muy potentes para reducir la glucemia que no provocan una glucemia [demasiado baja] y que se asocian con una pérdida de peso”, señaló el investigador líder, el Dr. John Buse, profesor de medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. “Se trata de un perfil único para un fármaco contra la diabetes”.
Los pacientes pueden elegir entre ambos, planteó Buse. Mucho depende de qué resulta cómodo para la persona. “Se da toda la información a los pacientes y se les ayuda a elegir”, apuntó.
“La gran dificultad para los pacientes de una enfermedad crónica como la diabetes es la adherencia al tratamiento. Que los pacientes desarrollen y cumplan con un plan para gestionar la enfermedad”, explicó Buse.
Este estudio provee información útil para que pacientes y médicos creen un plan según la efectividad de los fármacos, sus efectos secundarios y la frecuencia de la inyección, anotó Buse.
El estudio, que aparece en la edición en línea del 7 de noviembre de la revista The Lancet, fue financiado por Eli Lilly y Amylin Pharmaceuticals, fabricantes de Bydureon.
Para el estudio, los investigadores asignaron al azar a más de 900 pacientes a recibir inyecciones diarias de Victoza o inyecciones semanales de Bydureon.
Después de 26 semanas, los investigadores hallaron que ambos fármacos reducían significativamente los niveles de glucemia. Se observaron reducciones significativas en el 60 por ciento de los pacientes que tomaron Victoza, frente al 53 por ciento de los que tomaron Bydureon.
Ambos medicamentos se asociaron con la pérdida de peso. Sin embargo, los pacientes que tomaron Victoza perdieron casi un kilo (unas dos libras) más que los que tomaban Bydureon, anotaron los investigadores.
Ambos fármacos presentaron efectos secundarios. El más común fue la náusea, que reportaron el 21 por ciento de los pacientes que tomaron Victoza, en comparación con el 9 por ciento de los que tomaron Bydureon. El 13 de los pacientes que tomaron Victoza experimentaron diarrea, así como el 6 por ciento de los que tomaron Bydureon, y los vómitos fueron un problema entre el 11 por ciento de los que tomaron Victoza, frente al 4 por ciento de los que tomaron Bydureon.
En total, el 8 por ciento de los pacientes se salieron del estudio debido a los efectos secundarios. Los investigadores apuntaron que con el tiempo, los efectos secundarios de ambos fármacos se redujeron.
Otro experto en diabetes opinó sobre los medicamentos estudiados.
“Ambos fármacos parecen ser más o menos equivalentes”, comentó el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.
“Cuando estos medicamentos se usan, se añaden a otros fármacos que controlan la glucemia”, apuntó. Estos incluyen a la insulina y la metformina, anotó Mezitis.
Apuntó que la diferencia principal entre los fármacos son las inyecciones diarias frente a las semanales. “Quizás sea más fácil hacerlo una vez a la semana, pero inyectarse Bydureon requiere de una mayor competencia”, dijo Mezitis.
Explicó que mezclar el fármaco (Bydureon) e inyectarlo usando una aguja más grande podría ameritar cierta práctica. Con Victoza, que se administra a diario, las inyecciones usan una aguja más pequeña y delgada, y algunos pacientes podrían hallar que esto es más conveniente, dijo Mezitis.
“Depende de lo que elija el paciente”, planteó.
Mezitis anotó que los fármacos cuestan entre 200 y 400 dólares al mes, y que muchas compañías de seguros los cubren.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: John Buse, M.D., professor of medicine, University of North Carolina, Chapel Hill; Spyros Mezitis, M.D., Ph.D., endocrinologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Nov. 7, 2012, The Lancet, online
HealthDay
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131150.html

4 julio 2012

La pérdida de peso y la prevención cardiovascular, beneficios de la liraglutida en pacientes con diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:36
Los estudios sobre los análogos de GLP-1 muestran una disminución de la presión arterial y la inflamación vascular.
La pérdida de peso y la disminución del riesgo cardiovascular son, además del control glucémico, los dos grandes beneficios para los pacientes con diabetes tipo 2 de los fármacos análogos de GLP-1 como la liraglutida. Así lo han manifestado el Dr. Arturo Rolla, profesor de Medicina Clínica de la Universidad de Harvard, y el Dr. Enrique Caballero, director de la Iniciativa Latina del Centro de Diabetes Joslin de la misma universidad, durante su participación en un simposio moderado por el Dr. Manel Puig, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición en el hospital Germans Trias i Pujol, en el marco del 54º Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.
La liraglutida, comercializada en España por la compañía de cuidados sanitarios Novo Nordisk con el nombre de Victoza, es un análogo de GLP-1, una hormona natural que segrega el intestino y cuya función es regular los niveles de glucosa en el organismo. A diferencia de otros fármacos antidiabéticos, no requiere adecuación horaria ni ajuste de dosis, ya que se administra una vez al día de manera independiente de las comidas.
Respecto a la ‘diabesidad’, es decir, la conjunción de diabetes y sobrepeso, el Dr. Rolla ha declarado que “lo peor es que este fenómeno se esté produciendo en personas cada vez más jóvenes, con lo que, al estar expuestas tan pronto al aumento del azúcar en sangre, tendrán serias complicaciones crónicas cuando lleguen a los 30 años”.
En España, el 14% de la población adulta padece diabetes, el 90-95% de tipo 2. Asímismo, el 28% de los adultos españoles tiene obesidad, es decir, un índice de masa corporal por encima de 30, lo que conlleva un riesgo muy superior de padecer diabetes respecto a las personas con un índice menor. Los expertos relacionan la obesidad tanto con la genética como con las dietas abundantes en grasas y la vida sedentaria, existiendo -ha apuntado el Dr. Rolla- “una relación directa entre el número de horas frente al televisor o un monitor se ordenador o videojuegos y el peso corporal, particularmente entre niños y adolescentes”.
El Dr. Caballero se ha referido asimismo a los estudios actualmente en desarrollo en torno a los posibles beneficios directos de liraglutida en la prevención cardiovascular, con independencia de la pérdida de peso: “Todos los marcadores rela-cionados con los riesgos cardiovasculares en estos estudios apuntan hacia su reducción. Se están observando, por ejemplo, disminuciones de la presión arterial diastólica y sistólica, la inflamación vascular o los marcadores de arterio-esclerosis, lo que, en conjunto, representaría un perfil de beneficio cardiovascular”.
JANO.es • 30 Mayo 2012 10:26
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/perdida/peso/prevencion/cardiovascular/beneficios/liraglutida/pacientes/diabetes/tipo/2/_f-11+iditem-17178+idtabla-1

6 abril 2010

Liraglutida

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 20:44

Weighing Risks and Benefits of Liraglutide — The FDA’s Review of a New Antidiabetic Therapy

Mary Parks, M.D., and Curtis Rosebraugh, M.D., M.P.H.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus