Diabetes mellitus

7 diciembre 2017

Consejos para desmitificar las inyecciones en la diabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:38

 

Inyeccion sombreadaDra. Anne L. Peters
Hoy voy a mostrarles cómo enseñar a un paciente a aplicarse una inyección. Me gustaría dejar claro que no es necesario que esto sea estresante para usted ni para el paciente. He escuchado una y otra vez que el tratamiento inyectable es un obstáculo, pero creo que, desde la perspectiva del médico, esto no debe serlo en absoluto.
Todos deberíamos ser educadores expertos. Yo enseño a mis pacientes cómo administrarse la insulina y los agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Les mostraré cómo lo hago.

Principios básicos
Hay que estar bien preparado. Asegúrese siempre de estar sentado y tener cerca un contenedor para tirar los elementos desechables; un contenedor de material cortopunzante es una buena idea. Me aseguro de tener una mesa pequeña cerca de mí, como la camilla de exploración, o en ocasiones simplemente utilizo mi regazo.
Hago la demostración de cómo administrar liraglutida inyectándola en algo que no es un paciente. Utilizo una naranja, pero también puede usar piezas de maniquí de simulación de piel. Compruebo que tengo agujas para la pluma. Me aseguro de estar preparada, y a continuación me siento enfrente del paciente.
Es una buena idea mostrarse un poco torpe para que los pacientes comprendan que no es necesario que usted sea perfecto para la aplicación de la inyección.
Abro la caja que contiene la pluma, y en ocasiones también agujas. Saco la información para el paciente y se la entrego para que pueda llevárselo a casa y repasar lo que le he enseñado.
Mientras saco la pluma, le explico al paciente estas reglas: Todo inyectable que no esté utilizando debe estar guardado en la nevera, y el que esté usando puede estar fuera a temperatura ambiente. Le muestro que la pluma tiene una parte que contiene la insulina, o en este caso, la liraglutida, y un capuchón de la pluma. Quito el capuchón de la pluma y le muestro el botón de inyección. También le muestro una aguja para pluma y cómo conectarla.
Esto es bastante sencillo. Esta pieza se tira al contenedor. Recuerde, es muy importante tener un contenedor para descartar las piezas desechables.
Le explico que la aguja tiene dos partes: Debe conservar esta parte exterior opaca y tirar de esta parte interna pequeña y echarla al contenedor. Puede ver la aguja diminuta. Le muestro al paciente el selector de dosis del medicamento que esté empleando. Con la pluma de liraglutida, es necesario nivelarla la primera vez que se usa, pero no las siguientes. Le muestro al paciente cómo seleccionar la dosis, y después, cómo se empuja sobre el extremo del botón de inyección. También le muestro que sea cual sea el fármaco, en este caso liraglutida, llega hasta el final.
Le enseño al paciente cuál va a ser la primera dosis. En este caso va a ser de 0,6 mg. A continuación, le explico cómo debe sujetar la pluma. No sé si esta es la única manera, pero le muestro cómo tomarla con los dedos y mantener el pulgar en la parte superior sobre el botón de inyección. También le muestro cómo inyectarla en una naranja.
Empujar y mantener durante un par de segundos, y sacarla. Conseguido. A continuación, le explico cómo volver a colocar el protector sobre la aguja, desconectarla y tirarla al contenedor. Tomo la pluma, coloco el capuchón de nuevo, y le explico al paciente que debe guardarla donde vaya a utilizarla al día siguiente.
Realizo este proceso una vez con una naranja o con una pieza de maniquí de piel simulada, y después pido al paciente que lo haga. Si el paciente necesita hacerlo ese mismo día, le pido que ponga la primera inyección en ese momento. Si lo va a hacer en su domicilio, solo le pido que empuje la aguja bajo la piel, pero no que inyecte realmente el fármaco.
Esto resulta sencillo porque conozco todos los pasos y no lo hago complicado. A casi todos los pacientes les digo que se pongan la inyección en el abdomen. Les pido que la pongan ellos mismos en el abdomen, y les recomiendo que eviten la zona alrededor del ombligo, como les muestro con mis dedos.

Esta es una zona fácil para la mayoría de mis pacientes con diabetes de tipo 2 que presentan sobrepeso. En algunas personas más jóvenes y delgadas puede ser necesario explicar la rotación del punto de inyección. Les explico cómo utilizar un punto de inyección distinto cada día, y les muestro el folleto que explica otras zonas donde pueden inyectarse.
Es más fácil si lo hago sencillo. Les muestro cómo hacerlo, después les pido que lo hagan ellos una vez, o al menos que lo intenten una vez. Al terminar, el paciente se siente muy cómodo, y es capaz de volver a su domicilio y ponerse la inyección.
Además, muchas empresas farmacéuticas ofrecen en la actualidad tutoriales muy claros en internet, que el paciente puede consultar.
Explicación de la hipoglucemia
El motivo por el que he elegido la liraglutida en primer lugar, es para no tener que explicar al paciente la hipoglucemia. Cuando le prescribe a un paciente un fármaco que puede causar hipoglucemia, como cualquier tipo de insulina, o si se añade un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 a un paciente en tratamiento con una sulfonilurea, debe explicarle antes qué es la hipoglucemia.
Hay dos puntos clave. Un paciente con diabetes de tipo 2 que nunca ha recibido insulina y que habitualmente no presenta una glucemia baja, va a tener síntomas muy intensos si presenta hipoglucemia. A este tipo de pacientes le explico cómo puede sentirse si la glucemia baja mucho. También explico que en la mayoría de los casos no será un problema importante, porque tendrán la posibilidad de comer y corregirla con bastante rapidez.
No quiero que el paciente tenga dudas
Insisto en que es muy importante que me digan si están teniendo episodios recurrentes de hipoglucemia, o incluso uno o dos episodios al principio, para que yo pueda ajustar la dosis de su medicación. He elaborado un folleto (usted puede hacer el suyo) que explica los signos y los síntomas de hipoglucemia, y cómo tratarlos. Recuerde, siempre hay que asegurarse de que ha explicado al paciente qué es la hipoglucemia, y que le ha transmitido información apropiada antes de que el paciente vaya a su domicilio y se inyecte algún tipo de insulina o un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 combinado con una sulfonilurea.
Para demostrar la administración de insulina, porque los pacientes suelen estar más preocupados con la insulina, debido en parte a la hipoglucemia. Se puede realizar una demostración, con la insulina que utilizará, en conjunto con el dispositivo (pluma). Abro el contenedor del medicamento, saco el prospecto y se lo doy al paciente. Extraigo la pluma, que puede ser insulina glargina o insulina degludec o la insulina que el paciente vaya a utilizar.
Le muestro al paciente el extremo y cómo conectar la aguja. Tiro lo que no necesito al contenedor, para que todo esté limpio y ordenado. Quito la parte superior. En el caso de la insulina selecciono la dosis. Siempre hay que recordar al paciente que debe cebarla cada vez que la usa.
Le enseño cómo se hace. Después selecciono una dosis nueva, hago una demostración en la naranja, se puede observar cómo sale el émbolo. Le pido al paciente que ponga la inyección a la naranja. Veo que sujete la pluma de la manera correcta y que inyecte la insulina. El proceso es realmente es fácil, y el paciente puede sentirse más seguro de esta manera.
Cuando se ajusta el selector de dosis, el émbolo sale. Sin embargo, con las plumas Novo Nordisk FlexTouch® el émbolo no sale al seleccionar la dosis. Este mecanismo es diferente y en algunas ocasiones los pacientes pueden tener dudas. No quiero que el paciente tenga dudas. Cuando se utiliza esta pluma y se selecciona la dosis en el selector de dosis, este extremo del émbolo no sale, se mantiene nivelado. El paciente debe inyectarse la dosis. Debe mantener el pulgar en posición hasta que se haya inyectado toda la dosis. Puede comprobarlo mediante las marcas pequeñas que van bajando en el lateral para asegurarse de que se ha inyectado la dosis completa. Este extremo no sube igual que este otro extremo.
Simplemente es un mecanismo de pluma diferente. Pero como se comercializan ambos tipos, quiero asegurarme de que usted les explica a sus pacientes cuál van a utilizar, para que no se extrañen cuando no vean subir el extremo de la pluma.
Simplemente otra vía de administración de medicamentos
Así es como lo hago. De nuevo, estoy preparada. Soy rápida. Lo hago yo misma, y después le pido al paciente que lo haga. Le explico la información que debe conocer. Le entrego un plan claro de seguimiento. La mayoría de los pacientes está deseando hacerlo por sí misma, sobre todo al ver el tamaño diminuto de la aguja de la pluma.
Una inyección es simplemente otra manera de administrar un fármaco.
Cuando les pongo la primera inyección en el abdomen, me aseguro de que conozcan los posibles efectos secundarios, incluyendo la hipoglucemia, si se trata de insulina o de un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 en un paciente que toma una sulfonilurea. Los pacientes lo hacen muy bien por lo general.
En general, nuestros pacientes quieren lograr sus objetivos, y también quieren sentirse mejor. Conforme va aumentando el número de fármacos inyectables y de combinaciones de insulina y agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1, incrementa la necesidad de ser claros y estar cómodos al enseñar a nuestros pacientes.
Una inyección es simplemente otra manera de administrar un fármaco. Simplemente, es la vía de administración de las hormonas peptídicas. Es una vía de administración que permite que los pacientes tengan una glucemia más apropiada para su salud y consigan sus objetivos.

Profesora de Medicina Clínica; Directora, Programas de diabetes clínica, Keck School of Medicine, University of Southern California, Los Ángeles, California, Estados Unidos

Conflictos de interés

La Dra. Anne L. Peters ha declarado los siguientes conflictos de interés económico pertinentes:

Fungió como directora, funcionaria, empleada, socia, asesora, consultora o fideicomisaria para: (consultora actual) Amylin Pharmaceuticals, Inc.; Eli Lilly and Company; Novo Nordisk.
Fungió como conferencista o miembro de una oficina de conferencistas para: (conferencista actual) Amylin Pharmaceuticals, Inc.; Eli Lilly and Company; Novo Nordisk; Takeda Pharmaceuticals North America,fungió como consultora para: AstraZeneca Pharmaceuticals LP; Abbott Laboratories, Boehringer Ingelheim Pharmaceuticals, Inc. y Bristol-Myers Squibb Company; Dexcom; Medtronic MiniMed, Inc.; Merck & Co., Inc.; Roche; Sanofi-Aventis

Este contenido fue publicado originalmente en Medscape.com, el 12 de octubre de 2017.

Fecha: 20 de noviembre de 2017
Fuente: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902098?nlid=118561_4001&src=WNL_esmdpls_171127_mscpedit_gen&impid=1493492&faf=1

22 marzo 2016

Diseñan un parche indoloro para la diabetes que libera células productoras de insulina

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:36

El objetivo era diseñar un parche inteligente de insulina, del tamaño de una moneda y cubierto de pequeñas agujas que liberarían células beta productoras de insulina
Investigadores de dos universidades de Carolina del Norte (Estados Unidos) han conseguido diseñar un parche sintético capaz de liberar células beta productoras de insulina para controlar la diabetes que resultaría mucho más eficaz e indoloro que las inyecciones actuales.
En este sentido, este método permitiría a los pacientes controlar los niveles de azúcar en sangre sin riesgo de causar hipoglucemia, según los autores de dicho hallazgo en el último número de la revista Advanced Materials.
El objetivo era diseñar un parche inteligente de insulina, del tamaño de una moneda y cubierto de pequeñas agujas que liberarían células beta productoras de insulina.
Y las primeras pruebas realizadas en pequeños modelos animales con diabetes tipo 1 demostraron que podrían reducir rápidamente los niveles de azúcar en sangre y al mismo tiempo mantenerlos constantes durante al menos diez horas.
En concreto, el estudio en ratones demostró que los niveles de azúcar en sangre en ratones diabéticos se redujeron rápidamente hasta niveles normales y, para ver si podía regularlos sin hacerlos bajar demasiado, probaron con un segundo parche que, sin embargo, no causó una producción excesiva de insulina que diera lugar a una hipoglucemia. En cambio, este segundo parche permitió prolongar el tratamiento a 20 horas.
“Este estudio proporciona una posible solución para el problema del rechazo resistente, que ha asolado durante tanto tiempo los estudios sobre los trasplantes de células pancreáticas para la diabetes”, ha explicado Zhen Gu, profesor de Ingeniería Biomédica y uno de los autores del estudio.
Estas células beta se encuentran en el páncreas, donde se encargan de producir de forma natural la insulina del organismo. Y en las personas con diabetes se encuentran dañadas o son incapaces de producir suficiente insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control.
Se buscan alternativas desde los años 70
Desde la década de 1970 los investigadores han investigado el trasplante de células productoras de insulina como tratamiento alternativo para la diabetes. El primer trasplante con éxito de células beta humanas se llevó a cabo en 1990, y desde entonces cientos de pacientes diabéticos se han sometido al procedimiento.
Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de pacientes tratados alcanzó los niveles normales de azúcar en la sangre ya que en la mayoría de casos el trasplante era rechazado, o bien porque los tratamientos inmunosupresores utilizados tras la intervención acaban interfiriendo en la actividad de las células beta y la insulina.
Esto llevó a Gu y su equipo a diseñar un dispositivo que permitiera controlar los niveles de azúcar en la sangre gracias a las células beta sin que éstas quedaran al alcance del sistema inmune del paciente.
Microagujas del tamaño de una pestaña
Para ello, los parches utilizan cientos de microagujas del tamaño de una pestaña que liberan células beta previamente encapsuladas y recubiertas con alginato biocompatible, de modo que cuando se aplica en la piel puede alcanzar el tejido interno.
“Controlar la diabetes es difícil para los pacientes, ya que tienen que pensar en ello 24 horas al día, siete días a la semana, durante el resto de sus vidas”, ha reconocido John Buse, coautor del estudio, que admite que este parche podría “dar un respiro a los pacientes en el autocuidado de su enfermedad”.
No obstante, los autores creen que todavía se necesitan más ensayos preclínicos y clínicos en humanos antes de pensar en estos parches como un tratamiento alternativo a los actuales.
Fuente: El Médico Interactivo
Fecha: 16/03/2016

26 septiembre 2014

La insulina aporta poco beneficio a ciertos pacientes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:00

inyeccion-sc

El impacto de los efectos adversos del tratamiento con insulina es superior a los beneficios en muchos pacientes con diabetes tipo 2, especialmente entre los mayores de 50 años, según un estudio que se publica en el último número de JAMA Internal Medicine.
Los autores del trabajo, dirigidos por Sandeep Vijan, de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), recalcan que sus resultados contradicen las actuales guías de tratamiento de la diabetes tipo 2, que recomiendan intensificar el tratamiento con insulina y otros fármacos hasta que se alcancen las cifras objetivo de glucosa en sangre.
A tenor del nuevo trabajo, el beneficio global de un fármaco depende menos de la glucosa en sangre y más de las molestias, la seguridad y de los posibles efectos secundarios de esa terapia, como la ganancia de peso.
Vijan y su equipo señalan que, para muchos pacientes, una vez que se han logrado unos niveles adecuados de control glucémico, la terapia intensiva aporta muy pocos beneficios.
En este sentido, el estudio determina que los efectos positivos del tratamiento se reducen progresivamente con la edad y hacia los 75 años la mayoría de las opciones farmacológicas ofrecen más perjuicios que ventajas.
Los investigadores aclaran que estas conclusiones no incluyen al 15-20 por ciento de pacientes con niveles muy altos de glucosa en sangre.

http://endocrinologia.diariomedico.com/2014/07/01/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/insulina-aporta-poco-beneficio-ciertos-pacientes

27 mayo 2014

Un compuesto recién descubierto retrasa la degradación natural de insulina en el cuerpo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:45

La capacidad de regular la degradación de la insulina se considera un “salto tecnológico” ya que abre la puerta a una nueva estrategia de tratamiento de la diabetes

Con el descubrimiento de un nuevo compuesto que puede frenar la degradación de la insulina en modelos experimentales, los científicos de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, han abierto la puerta a un posible nuevo tratamiento para la diabetes.

El nuevo enfoque, descrito por el profesor de Química y Biología Química David Liu y el profesor asociado de Química y Biología Química Alan Saghatelian, utiliza un compuesto recién identificado para inhibir la enzima que degrada la insulina (IDE).

La inhibición de IDE en modelos experimentales conseguida eleva los niveles de insulina y promueve la señalización de insulina ‘in vivo’. Finalmente, el uso de este compuesto en los pacientes puede ayudar a mantener niveles más altos de insulina para mejorar la tolerancia a la glucosa y, por lo tanto, tratar la diabetes.

El descubrimiento del nuevo compuesto y las pruebas que demuestran su eficacia se detallan en un documento que se publica en ‘Nature’. “Este trabajo valida un nuevo blanco potencial para el tratamiento de la diabetes. Demostramos que la inhibición de IDE mejorar la tolerancia a la glucosa en condiciones que imitan la ingesta de una comida si se administra el compuesto de antemano”, dice Liu.

Durante décadas, señalan estos investigadores, los tratamientos para la diabetes a base de insulina han consistido en tres estrategias principales: inyectar la insulina en los diabéticos, proporcionar fármacos que estimulan la secreción de insulina o administrar medicamentos que hacen que el cuerpo sea más sensible a la insulina. Según Saghatelian, ha faltado la capacidad de regular la degradación de la insulina, de forma que considera un “salto tecnológico” identificar una molécula que lo permite, pues abre una nueva vía para controlar la señalización de la insulina ‘in vivo’.

Para identificar la nueva molécula, Li, Saghatelian, y sus compañeros del equipo se centraron en el patrón de la síntesis de ADN, un método para crear nuevas moléculas que se autoensamblan de acuerdo con una secuencia de ADN adjunta. El sistema funciona mediante la combinación de “plantillas” de ADN, segmentos cortos de ADN, con los componentes químicos de las moléculas, cada una de ellas ligada a su propia pieza complementaria de ADN.

Como los segmentos de ADN se unen entre sí, los bloques de construcción se juntan y reaccionan entre sí, formando moléculas más complejas, de forma que la composición de las moléculas resultantes puede identificarse por secuenciación de sus cadenas de ADN asociadas.

“Con una biblioteca de cerca de 14.000 plantillas de ADN, las combinamos con varios juegos de reactivos de ADN vinculados –relata Liu–. El emparejamiento de bases de ADN impulsó y programó en gran medida ka síntesis resultante de cerca de 14.000 moléculas pequeñas. Al final de ese proceso, tuvimos 14.000 filamentos de ADN, cada uno con un compuesto único en su extremo”.

Luego, los investigadores llevaron esa biblioteca compuestos de ADN vinculados y los incubaron con IDE, con la esperanza de que algunos podrían unirse a la enzima. “Nuestra hipótesis es que las moléculas que fueran retenidas por IDE podrían modular la actividad de IDE”, afirma Liu.

“En este caso, nada más sacarlo de la biblioteca, encontramos un inhibidor bastante potente y selectivo. Tal vez lo más importante es que este compuesto molecular tenía una buena vida media en los animales, por lo que podría utilizarse para responder a la cuestión de qué sucede a los 60 años de edad, cuando la degradación natural de la insulina en el cuerpo va más despacio”, agrega.

Sin embargo, la identificación de una molécula que podría inhibir la IDE fue sólo el primer paso. Los científicos también fueron capaces de demostrar que el nuevo compuesto se mantuvo activo en el cuerpo y los experimentos con ratones revelaron que era capaz de ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.

“Para validar que esta estrategia de ralentización de la degradación de la insulina es terapéuticamente útil. Tenemos que demostrar que este compuesto puede inhibir transitoriamente el objetivo y demostrar que aporta un beneficio en los animales”, subraya Liu. “Eso es lo que demostramos en este estudio”, apostilla.

Además de señalar el camino hacia una nueva forma de tratar la diabetes , los investigadores obtuvieron nueva información sobre el funcionamiento de IDE en el cuerpo. “Vimos que IDE está en realidad un poco mal llamada, puesto que no sólo degrada la insulina, sino que degrada al menos otras dos importantes hormonas péptidos reguladoras de glucosal glucagón y amilina”, informa este experto.

Aunque el descubrimiento de la nueva molécula es emocionante, Liu señala que todavía puede pasar algún tiempo antes de que el nuevo compuesto esté disponible en las farmacias: “Para desarrollar un fármaco requiere una serie de pruebas y desarrollos adicionales. Pero este trabajo valida a IDE como una nueva diana para el tratamiento de la diabetes y proporciona herramientas experimentales que pueden usarse para desarrollar este compuesto, además en potenciales clientes potenciales terapéuticos”.

24-26/05/2014 – E.P.

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/127107/un-compuesto-recien-descubierto-retrasa-la-degradacion-natural-de-insulina-en-el-cuerpo

10 junio 2013

La ‘nano’ medicina podría algún día liberar a los diabéticos de tener que inyectarse a diario

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:08

Los investigadores han desarrollado una red de las llamadas “nanopartículas” que, en teoría, se podrían inyectar en el cuerpo para liberar insulina y contrarrestar los niveles crecientes de glucemia en los diabéticos.
La nano red, que hasta ahora se ha evaluado en ratones, pudo mantener unos niveles normales de glucosa durante más de una semana con una sola inyección. Actualmente, los pacientes tienen que inyectarse insulina varias veces al día para controlar los niveles de glucemia.
“El objetivo principal era imitar la actividad del páncreas. En nuestro sistema, cuando aumentan los niveles de glucosa, las nanopartículas se degradan para liberar insulina”, explicó el autor del estudio, Zhen Gu, del departamento conjunto de ingeniería biomédica de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Gu, junto con Robert Langer y Daniel Anderson, desarrollaron esta tecnología mientras Gu trabajaba en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.
Aunque la investigación es emocionante, es muy preliminar, señaló un experto.
“Desde la perspectiva del paciente, esto podría resultar increíble. Reduciría la carga que plantea la diabetes”, aseguró Sanjoy Dutta, director principal de terapias de tratamiento de la JDRF (que antes se conocía como la Juvenile Diabetes Research Foundation). “Pero todavía hay muchas preguntas por responder. Este estudio es un primer paso”.
Es probable que este tratamiento resultara más útil para las personas con diabetes tipo 1, una afección autoinmune en que el páncreas deja de crear insulina. La insulina es una hormona que se necesita para metabolizar los carbohidratos de los alimentos de forma adecuada. Debido a que sus cuerpos ya no producen insulina, las personas con diabetes tipo 1 deben inyectarse insulina varias veces al día para reemplazar la insulina faltante, de manera que los niveles de glucemia permanezcan estables.
Dutta dijo que este tratamiento también podría ser útil para las personas con diabetes tipo 2 que necesitan inyecciones de insulina. Las personas con diabetes tipo 2 siguen produciendo insulina, pero sus organismos no la utilizan de forma eficiente.
La terapia existente de insulina plantea muchos problemas. Uno es que hay que inyectarse varias veces cada día. Otro es que determinar la dosis exacta de insulina necesaria puede resultar difícil. Actualmente, las personas que usan insulina se hacen pruebas de azúcar en la sangre sacando una gota de sangre del dedo varias veces al día, lo que les informa si necesitan una cantidad menor o mayor de insulina en la siguiente inyección.
Un diabético también tiene que determinar cuántos carbohidratos contienen los alimentos que piensa comer. (Los carbohidratos se transforman en azúcar en el cuerpo para proveer combustible para las células del cuerpo y del cerebro). Si cualquiera de esos cálculos es erróneo, los niveles de glucemia pueden bajar o subir en exceso. Ambos extremos pueden ser peligrosos.
La nano red está diseñada para afrontar algunos de esos problemas. Se liberaría insulina en respuesta a unos niveles de glucosa más altos, de forma que no habría necesidad de revisar los niveles de glucemia con tanta frecuencia. Tampoco habría que contar los carbohidratos, porque la nano red liberaría insulina para procesar los alimentos consumidos.
La nano red está conformada por partículas con un centro sólido de insulina, dextrano modificado y enzimas de glucosa oxidasa. Ante la presencia de niveles elevados de glucosa, las enzimas de glucosa oxidasa convierten la glucosa en ácido glucónico. A su vez, el ácido glucónico se disuelve en dextrano modificado, liberando insulina.
La nano red se forma en el cuerpo tras la inyección porque algunas partículas están cubiertas con una carga negativa, mientras que otras reciben una carga positiva. Una vez están dentro del cuerpo, estas partículas se atraen entre sí y se unen para formar la nano red, explicó Gu.
Todos los componentes de la nano red, y los productos secundarios, son completamente biocompatibles y se disuelven con el tiempo, de forma que no deberían provocar ninguna respuesta del sistema inmunitario, añadió Gu.
El estudio actual, que aparece en la edición en línea de este mes de la revista ACS Nano, halló que cuando se inyectaba en los ratones, la nano red podía controlar los niveles de glucosa durante hasta diez días.
Lo que está por verse es cómo los investigadores se asegurarán de que las nano redes no liberen demasiada insulina (provocando niveles bajos de glucemia) o insulina insuficiente (provocando niveles altos de glucemia) en los seres humanos, y cómo alguien sabría que ha llegado el momento de inyectarse de nuevo. Además, con frecuencia la investigación en animales no se puede replicar en los humanos.
“Este estudio demuestra la idea. Es muy promisoria, pero debemos realizar más estudios”, dijo Gu. “Queremos adaptar más los materiales y aumentar la velocidad de respuesta de la insulina. Podría llevarse algo de tiempo, pero confío bastante en esta nueva tecnología”.
Dutta también se mostró entusiasta sobre la posibilidad de usar nano redes que respondan a la glucosa. Pero advirtió que “tardará un tiempo. Todavía hay que responder a muchas preguntas en estudios con animales, y no sabemos cuál sería la vía de regulación, aunque creo que habrá muchos problemas con la regulación. Es una vía sin mapa”.
MARTES, 28 de mayo (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Zhen Gu, Ph.D., joint department of Biomedical Engineering, University of North Carolina at Chapel Hill and North Carolina State University Eshelman School of Pharmacy, Chapel Hill, N.C.; Sanjoy Dutta, Ph.D., senior director, treatment therapies, JDRF; May 2, 2013, ACS Nano, online
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_137303.html

28 enero 2013

Estudios podrían generar tratamientos más eficientes para la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:44

Varios investigadores australianos lograron descifrar el mecanismo de fijación y de funcionamiento de la insulina en el receptor celular, al que describieron como una especie de “apretón de manos molecular”, reporta Telesur.
Este descubrimiento podría ser crucial para millones de diabéticos en el mundo, porque la insulina es la hormona encargada de retener el azúcar contenido en la sangre para transformarlo en energía.
Al establecer un modelo de la hormona fijada en su receptor (una proteína) gracias a un acelerador de partículas, “nosotros mostramos que la insulina y su receptor se modifican gracias a una interacción”, destacó Mike Lawrence, profesor asociado del Walter and Eliza Hall Institute de Melbourne.
Según los expertos, los conocimientos adquiridos les permitirán elaborar nuevos tratamientos con insulina más eficientes, con lo cual, por ejemplo, millones de enfermos pueden esperar una importante mejora de su calidad de vida, gracias al fin de las inyecciones cotidianas.
También permite la esperanza de que en los países emergentes se podrá producir una insulina más estable que resista a temperaturas elevadas sin refrigeración, así como para los enfermos de Alzheimer y de ciertos tipos de cáncer asociados a la resistencia de insulina.
La destrucción de células beta productoras de insulina conduce a la diabetes de tipo 1, mientras que la perturbación de su funcionamiento provoca la forma más corriente de la enfermedad, la diabetes de tipo 2 .
La diabetes tipo 2 afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, cifra que podría duplicarse en los próximos años debido a la epidemia de obesidad y las formas de vida sedentaria, acompañadas de una alimentación demasiado rica en grasas y glúcidos.
La diabetes es una enfermedad silenciosa y cuando aparecen las señales (sed, necesidad frecuente de orinar, tasa de azúcar en la sangre muy elevada) es porque ya ha evolucionado desde hace muchos años. Durante ese período, el deterioro de los órganos ya comenzó.
Juventud Rebelde
12 de Enero del 2013 15:44:04 CDT
http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2013-01-12/estudios-podrian-generar-tratamientos-mas-eficientes-para-la-diabetes/

10 enero 2013

Células de la mano pueden transformarse y producir insulina

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:29
Un grupo de científicos argentinos obtuvo células del dorso de la mano, a las que convirtieron en células de tipo pancreático, capaces de producir insulina. Se trataría de un importante paso para lograr derrotar la enfermedad.
En una nota reproducida por el diario Tiempo Argentino, este grupo de científicos obtuvieron células de la piel del dorso de la mano, y cambiaron su función convirtiéndolas en células pancreáticas capaces de producir insulina. El método es inédito a nivel mundial, y lejos de ser parte de una historia de ciencia ficción, se trata de un descubrimiento argentino que podría permitir la prueba de nuevas drogas in vitro, y a futuro, convertirse en una cura a la diabetes.
La investigación “Transformando piel en células tipo pancreáticas” realizada por el Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental (ICBME) del Hospital Italiano de Buenos Aires, e investigadores del CONICET, demostró que es posible obtener células productoras de insulina transformando células de la piel de pacientes diabéticos. El método nada tiene que ver con la utilización de células madre, ni la modificación genética, sino en un trabajo con agentes químicos que llevan adelante la transformación.
El trabajo científico comenzó cuatro años atrás, y se valió de las células cutáneas de cuatro voluntarios. Cada una de las muestras ofreció 10 millones de células, lo que permitió guardarlas y generar bancos.
La experimentación es llevada a cabo en ratones diabéticos que, por manipulación genética no tienen sistema inmune, lo que les permite recibir células humanas. “Por medio de un trabajo químico logramos activar los genes de la insulina que no están activos por tratarse de piel y no de páncreas”, destacó Pablo Argibay, titular del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano y director del proyecto. De esta forma, las células convertidas se inyectan en una arteria por medio de un catéter, y logran revitalizar al órgano dañado. “Estamos estudiando si los ratones revierten la diabetes con la inyección de nuestras células. Hasta el momento, pudimos demostrar que comienzan a producir insulina humana”, explicó Argibay.
Los investigadores calculan que aplicar la inyección celular a un paciente diabético para lograr su curación “es el objetivo último, pero aún falta mucho recorrido, quizás en cinco o diez años estemos más cerca de la meta”. El estudio también permitirá comprender mucho mejor la enfermedad y trabajar en la prevención de sus daños colaterales como la ceguera y el daño a las arterias, y por otro lado mejorar la calidad de vida del diabético. La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia) y puede dañar las arterias y algunos órganos, en especial el páncreas. La diabetes de tipo 1 comienza generalmente antes de los 30 años. Su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina. “Se estima que el 30% de los pacientes desarrollan complicaciones vinculadas a la insulina”, expresó.
Argibay. Fue a partir de ese dato, que el equipo comenzó a estudiar alternativas a la insulina. “Sabemos que el uso excesivo de insulina puede ocasionar problemas como la hipoglucemia que provoca desmayos, o en otros casos más severos se produce ceguera, insuficiencia renal o alteraciones cardiovasculares”, explicó el científico.
Mayor amplitud
En este sentido, el estudio podría ofrecer un tratamiento biológico para pacientes diabéticos insulino-dependientes, permitiendo que las inyecciones se aplicasen cada seis meses o un año.
Los resultados también serían aplicables en el tratamiento de la diabetes tipo 2, que suele ser consecuencia de la obesidad, o la mala alimentación entre otros factores que producen un “agotamiento del páncreas”, señaló el científico, quien también manifestó que la investigación “es promisoria y estamos muy orgullosos”.
Fuente:
Cristina de la Mata
cristinadelamata@yahoo.com.ar
delamata@cimero.org.ar
www.cristinadelamata.com.ar
 

7 noviembre 2012

Europa aprueba el uso de linagliptina como tratamiento en combinación con insulina en adultos con diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:26
Un ensayo en fase III de 52 semanas demostró la eficacia y seguridad de este fármaco en combinación con insulina basal.
La Comisión Europea ha aprobado la ampliación de la indicación de linagliptina para una gama más amplia de pacientes con diabetes tipo 2 (DM2)
Boehringer Ingelheim y Eli Lilly and Company han anunciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de la ampliación de la indicación terapéutica del inhibidor DPP-4 linagliptina (Trajenta) para su uso en combinación con insulina en adultos con diabetes tipo 2.
Según esta aprobación, linagliptina está también indicada para su uso en combinación con insulina con o sin metformina, cuando el tratamiento únicamente con dieta y ejercicio no proporciona un control glucémico adecuado.
La aprobación se basa en los datos de varios estudios clínicos, incluyendo datos de eficacia de un ensayo fase III de 52 semanas de duración, que demuestran la eficacia y perfil de seguridad de linagliptina en combinación con insulina basal (criterio de valoración principal: eficacia después de 24 semanas de tratamiento). Concretamente este ensayo ha demostrado que después de 24 semanas, la combinación de linagliptina con insulina produce mejor control de la glucosa que la insulina sola, sin un riesgo adicional de hipoglucemia1.
La FDA de Estados Unidos ya aprobó linagliptina para el uso en combinación con insulina en adultos con diabetes tipo 2 en agosto de 2012.
JANO.es • 30 Octubre 2012 11:19
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/europa/aprueba/uso/linagliptina/tratamiento/combinacion/insulina/adultos/diabetes/tipo/2/_f-11+iditem-18343+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+-+30%2F10%2F2012

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus