Diabetes mellitus

24 enero 2019

Identifican la relación del gen PAX8 con la diabetes gestacional

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 18:12

Embarazada sentada
Investigadores del Hospital Universitario La Paz y de la Universidad de Sevilla han identificado la relación de la diabetes gestacional con el gen PAX8, ya conocido por su impacto en el hipotiroidismo gestacional.
Científicos del Instituto de Genética Médica y Molecular del Hospital Universitario La Paz, a través del Laboratorio de Molecular de Tiroides dirigido por José Carlos Moreno, director del Laboratorio Molecular de Tiroides del Ingemm, junto a Alejandro Martin-Montalvo y Benoit R. Gauthier, del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa-Cabimer, de la Universidad de Sevilla han publicado en la revista Diabetes un estudio en el que identifican el primer gen directamente relacionado con la aparición de la diabetes gestacional, que afecta al 10 por ciento de las embarazadas.
Para realizar el estudio, titulado Transient PAX8 Expression in Islets During Pregnancy Correlates With B-Cell Survival, Revealing a Novel Candidate Gene in Gestational Diabetes Mellitus, se han investigado por secuenciación masiva, grupos familiares con alta frecuencia de diabetes gestacional en dos o tres generaciones que, además, también padecían hipotiroidismo gestacional, otra alteración frecuente en el embarazo.
“Nuestro estudio ha revelado que mutaciones en el gen PAX8 están implicadas en el riesgo de diabetes gestacional. Este gen ya lo conocíamos como implicado en el hipotiroidismo humano, pero hasta el momento, no en diabetes”, ha explicado Moreno.
Ya se conocía la implicación de las mutaciones del gen PAX8 en el hipotiroidismo pero no en diabetes gestacional
Esta investigación abre la puerta a un mejor conocimiento de los diferentes factores genéticos que pueden influir en el riesgo de aparición de esta enfermedad, lo que permitirá un diagnóstico anticipado y eficaz de la hiperglucemia del embarazo. Además podría resultar útil a la hora de prevenir la aparición de diabetes tipo 2 en edades más avanzadas, en familias que porten estas mutaciones, ya que la diabetes gestacional podría ser una manifestación precoz, un signo “centinela” de la aparición de diabetes permanente en la edad madura.
Fecha: 10/1/2019
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/especialidades/ginecologia-y-obstetricia/identifican-la-relacion-del-gen-pax8-con-la-diabetes-gestacional.html

4 junio 2015

Consideraciones acerca de la diabetes mellitus durante el embarazo

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 8:05

Rev Cubana Endocrinol vol.26 no.1 Ciudad de la Habana ene.-abr. 2015
MSc. Jeddú Cruz Hernández,I Dra. Pilar Hernández García,II MSc.Raiden Grandía Guzmán,III Dr. Jacinto Lang Prieto,I MSc. Ariana Isla Valdés,IV Lic. Katrine González Padilla,I Dr.C. Antonio Márquez GuillénI
ICentro de Atención al Diabético (CAD) del Instituto Nacional de Endocrinología (INEN). La Habana, Cuba.
IIHospital Universitario Pediátrico “Marfán”. La Habana, Cuba.
IIICentro para la Preparación de Animales de Laboratorio (CENPALAB). La Habana, Cuba.
IVHospital Universitario Ginecoobstétrico “América Arias”. La Habana, Cuba.

6 diciembre 2014

La diabetes gestacional podría influir sobre el peso posterior de las hijas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:59

mujer-amamantando

Las hijas de mujeres que contrajeron diabetes gestacional durante el embarazo podrían presentar un riesgo más elevado de ser obesas más adelante en la niñez, sugiere un estudio reciente.
La investigación incluyó a más de 400 niñas de California a quienes se dio seguimiento desde 2005 hasta 2011, con visitas anuales para controlar su estatura, peso, grasa corporal y obesidad abdominal. Las chicas tenían entre 6 y 8 años de edad al inicio del estudio. Los investigadores también examinaron los expedientes médicos de las madres de las niñas.
27 madres contrajeron diabetes gestacional, según los investigadores. Las niñas cuyas madres padecieron diabetes gestacional tenían 3.5 veces más probabilidades de tener sobrepeso más adelante en la niñez que aquellas cuyas madres no sufrieron de diabetes gestacional, según el estudio.
Las hijas tenían 5.5 veces más probabilidades de adquirir sobrepeso si sus madres habían padecido de diabetes gestacional y tenían sobrepeso antes del embarazo, halló el estudio. Las hijas también eran más propensas a tener unas cantidades más elevadas de grasa corporal, además de obesidad abdominal, según los investigadores. Esas asociaciones fueron independientes de otros factores que se sabe que influyen sobre el sobrepeso y la obesidad en las niñas, como la raza y la etnia, tener una madre obesa, y la etapa de la pubertad, anotó el estudio.
“Los niveles de glucosa [azúcar en sangre] durante el embarazo, en particular la diabetes gestacional, se asociaron con que las niñas tuvieran sobrepeso, y esa asociación fue mucho más firme si la madre también tenía sobrepeso antes del embarazo”, señaló en un comunicado de prensa de Kaiser Permanente la autora líder del estudio, Ai Kubo, epidemióloga de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California.
Pero este estudio solo encontró una asociación entre el peso posterior de una hija y el peso y estado de diabetes de su madre durante el embarazo. No pudo probar que esos factores causaran directamente que las niñas tuvieran sobrepeso.
Pero los hallazgos sugieren que lograr que las mujeres controlen su peso y mejoren su estilo de vida antes del embarazo podría ayudar a reducir el riesgo de obesidad de sus hijos, afirmaron los investigadores.
Los resultados del estudio aparecen en la edición del 23 de octubre de la revista Diabetes Care.
JUEVES, 23 de octubre de 2014 (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Kaiser Permanente, news release, Oct. 23, 2014

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_149118.html

6 abril 2014

Descubren un nuevo factor presente en la diabetes tipo 2 y gestacional

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:05

Un estudio revela que tanto las mujeres embarazadas con diabetes, como los diabéticos tipo 2 tienen altos niveles de un metabolito de la grasa que deteriora las células beta.

Un nuevo estudio de la Universidad de Toronto (Canadá) revela que tanto las mujeres embarazadas con diabetes como los diabéticos tipo 2 tienen altos niveles de un metabolito de la grasa que deteriora las células pancreáticas secretoras de insulina. Los resultados, publicados en Cell Metabolism, sugieren que el bloqueo de los efectos de este metabolito puede ayudar a prevenir y tratar la diabetes.

Los investigadores examinaron más de 340 moléculas en muestras de sangre de personas con diabetes gestacional, diabetes tipo 2 y un grupo de control sin la enfermedad. Descubrieron que la sangre de los pacientes diabéticos gestacionales y con diabetes tipo 2 contenía un importante número de metabolitos cambiados, incluyendo azúcares, aminoácidos y grasas, en comparación con las muestras de control.

Además, el metabolito de la grasa denominado CMPF estaba presente en grandes cantidades en los dos grupos que tenían la enfermedad. Los experimentos en ratones mostraron que este aumento de la concentración de CMPF causó una disminución en la secreción de insulina por parte de las células beta en el páncreas, lo que provocó la diabetes.

En una serie de experimentos posteriores, los investigadores descubrieron que el CMPF entra en una célula beta a través de un transportador de aniones orgánicos 3 (OAT 3) y, una vez dentro de la célula, genera estrés oxidativo y otros efectos negativos. A continuación, los autores vieron que los efectos de CMPF podrían prevenirse bloqueando su entrada en las células beta productoras de insulina o mediante el tratamiento con antioxidantes.

“Si somos capaces de reducir los niveles de CMPF en la célula beta bloqueando OAT 3, creemos que podemos preservar la función de las células beta y prevenir su fallo, que, en última instancia, causa la diabetes”, explica Kacey Prentice, autora principal del estudio.

Europa Press   |  01/04/2014 18:51

http://endocrinologia.diariomedico.com/2014/04/01/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/descubren-factor-presente-diabetes-tipo-2-gestacional

20 marzo 2014

La diabetes gestacional puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:31

Durante el estudio que duró 20 años se determinó el espesor de la pared de la arteria carótida cuando las mujeres tenían entre 38 y 50 años de edad

Las mujeres embarazadas pueden enfrentarse a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca temprana cuando desarrollan diabetes gestacional, según concluye un estudio que se publica en ‘Journal of the American Heart Association’.

La diabetes gestacional, que se desarrolla sólo durante el embarazo y generalmente desaparece después de la gestación, aumenta el riesgo de que la madre desarrolle diabetes más adelante. Esta dolencia se trata con una planificación de las comidas, la actividad física y, a veces, insulina u otros medicamentos.

En este estudio de 20 años, los investigadores encontraron que una historia de diabetes gestacional puede ser también un factor de riesgo para la ateroesclerosis temprana en las mujeres durante la mediana edad antes de que aparezcan la diabetes y enfermedades metabólicas.

“Nuestra investigación muestra que sólo tener un historial de diabetes gestacional eleva el riesgo de desarrollar ateroesclerosis subclínica antes de que se desarrolle diabetes tipo 2 o síndrome metabólico en una mujer”, subraya Erica P. Gunderson, autora principal del estudio y científica en la División de Investigación de Kaiser Permanente, en Oakland, al norte de California, Estados Unidos.

Al inicio del estudio, los investigadores midieron los factores de riesgo para la enfermedad cardiaca antes del embarazo de 898 mujeres, de 18 a 30 años de edad, que más tarde tuvieron uno o más partos. Las mujeres se pusieron a prueba periódicamente para la diabetes y enfermedades metabólicas antes y después de su gestación durante todo el periodo de 20 años.

El espesor de la pared de la arteria carótida se midió en promedio 12 años después del embarazo, cuando las mujeres tenían entre 38 y 50 años de edad. El estudio analizó la edad, la raza, el número de nacimientos y el índice de masa corporal (IMC) antes del embarazo y la glucosa en sangre en ayunas, la insulina, los lípidos y la presión arterial.

Las participantes se dividieron en mujeres que desarrollaron diabetes gestacional y las que no lo hicieron, con 119 de ellas (13 por ciento) que desarrollaron diabetes gestacional (7,6 por cada 100 partos). El grosor de la arteria carótida sirve para medir la ateroesclerosis subclínica y predice un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular en mujeres, por lo que los investigadores utilizaron análisis de imágenes de ultrasonido de la arteria carótida, realizando cuatro mediciones del espesor de la pared.

Durante los 20 años de seguimiento, los científicos detectaron un espesor medio mayor de 0,023 mm en la íntima-media de la arteria carótida en quienes presentaban diabetes gestacional en comparación con aquellas mujeres que no desarrollaron la enfermedad y la diferencia no se atribuyó a la obesidad o la subida de la glucosa antes del embarazo.

“Este descubrimiento indica que los antecedentes de diabetes gestacional pueden influir en el desarrollo de la ateroesclerosis antes de la aparición de la diabetes y las enfermedades metabólicas que anteriormente se han relacionado con enfermedades del corazón”, apunta Gunderson. “La diabetes gestacional puede ser un factor de riesgo precoz de enfermedad cardiaca en las mujeres”, alerta.

Al cierre del estudio, 13 mujeres experimentaron eventos cardiovasculares, una de ellas en el grupo de diabetes gestacional. Según Gunderson, es importante reconocer las características reproductivas que pueden contribuir al riesgo de enfermedad en las mujeres: “Es un cambio en el pensamiento acerca de cómo identificar un subgrupo de riesgo para la ateroesclerosis temprana”.

Los participantes formaban parte del estudio CARDIA (desarrollo de riesgos de la arteria coronaria en adultos jóvenes), un análisis longitudinal de mujeres sin antecedentes de enfermedad cardiaca o diabetes antes de los embarazos que procedían de Birmingham, en Alabama; Chicago, en Illinois; Minneapolis, en Minnesota, y Oakland, en California.

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/125697/la-diabetes-gestacional-puede-aumentar-el-riesgo-de-enfermedad-cardiaca

16 agosto 2013

Una sola prueba podría revelar la necesidad de usar insulina en el embarazo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:42

embarazada-sentada

El diagnóstico de diabetes mellitus gestacional (DMG) podría hacerse sólo con una prueba de reacción a la glucosa (GCT, por su nombre en inglés), dijeron investigadores.

Los autores de un nuevo estudio aseguran que las embarazadas con más de 200 mg/dL en la prueba con 50 gramos son más propensas a necesitar insulina para controlar la DMG.

“Los médicos pueden utilizar los resultados de esta prueba para diagnosticar la DMG en las embarazadas sin exponerlas al test oral de tolerancia a la glucosa durante tres horas (OGTT)”, publica el equipo en American Journal of Obstetrics and Gynecology.

“De hecho, hallamos que las mujeres con GCT >200 mg/dL tenían una necesidad aún mayor de insulina que las mujeres diagnosticadas con OGTT con 100 g”, dijo la autora principal, doctora Teresa Hillier, endocrinóloga del Centro para la Investigación de la Salud de Kaiser Permanente en Portland, Oregon, y Honolulu, Hawái.

Con su equipo, analizó información de 64.687 embarazadas sin diabetes preexistente evaluadas para detectar DMG durante 16 años en dos regiones de un plan de salud de Estados Unidos. Tenían por lo menos 18 años y distintas etnias. Ningún embarazo fue gemelar y todos los partos fueron de bebés con vida.

A todas las mujeres se les hizo una GCT con 50 g en una hora. A las 11.243 mujeres (el 17,4 por ciento) con un resultado mayor a 140 mg/dL se le realizó una segunda prueba (OGTT de 100 g en tres horas): 595 (el 0,9 por ciento de la cohorte) tenía un resultado de GCT superior a 200 mg/dL.

El 2 por ciento de las embarazadas necesitó insulina (entre el 0,1 por ciento de las mujeres con GCT normal hasta el 49,9 por ciento de las mujeres con GCT mayor a 200 mg/dL).

Las mujeres diagnosticadas a las 16 semanas de gestación eran obesas o pertenecían a etnias de alto riesgo, como las afroamericanas, las chinas, las filipinas, las hawaianas y las japonesas, y necesitaban insulina con mucha más frecuencia que las participantes de bajo riesgo.

El doctor Didac Mauricio, jefe médico del Departamento de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, en Badalona, España, consideró que estos resultados aportan información importante y modificarían la práctica clínica.

“En nuestra clínica para embarazadas, conversamos sobre estos resultados y casi seguramente usaremos la GCT de 50 g como prueba diagnóstica de la DMG sin otros análisis”, dijo.

Uno de los coautores, doctor Keith Ogasawara, perinatólogo jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Kaiser Permanente, en Hawái, Honolulu, agregó: “Las mujeres de alto riesgo con DMG detectada con una pesquisa durante el primer trimestre (a las 16 semanas de gestación) son mucho más propensas a necesitar insulina que las mujeres con DMG diagnosticada entre las 24 y 28 semanas. La detección temprana beneficiaría a esas mujeres”.

Hillier y Ogasawara indicaron que, por ahora, las herramientas de pesquisa y diagnóstico de la DMG son un punto de controversia clínica.

El Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda la pesquisa de dos pasos, mientras que la Asociación Estadounidense de Diabetes aconseja utilizar el OGTT de 75 g en un paso con criterios unificados para las embarazadas.

Por Lorraine L. Janeczko

NUEVA YORK (Reuters Health) –

FUENTE: American Journal of Obstetrics and Gynecology, online 1 de julio del 2013

Reuters Health

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139528.html

7 mayo 2013

La metformina controlaría la diabetes gestacional tan bien como la insulina

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:18

embarazada

 La metformina dio tan buen resultado como la insulina en un estudio aleatorizado sobre 94 mujeres con diabetes gestacional.
Publicado en American Journal of Obstetrics and Gynecology, el ensayo clínico replica los resultados de un estudio previo más grande que había comparado ambas terapias, según explicó el doctor Donald Coustan, obstetra de la Escuela de Medicina Brown de Providence, en Estados Unidos.
No obstante, Coustan consideró que los autores deberían haber trabajado más para destacar la importancia de informarles a las mujeres los riesgos potenciales en el corto y largo plazo que tiene la exposición intrauterina a la metformina y que aún no se conocen por completo.
El equipo de la doctora Cristiane Pavao Spaulonci, de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, indicó al azar el uso de metformina o insulina a un grupo de mujeres embarazadas que padecían diabetes gestacional y que no podían controlar la glucosa en sangre con dieta y ejercicio.
Con el tratamiento, las usuarias de metformina alcanzaron un nivel promedio de glucosa más bajo que las usuarias de insulina. Además, engordaron menos entre el inicio del tratamiento y el parto (0,43 versus 2,07 kg) y la frecuencia de hipoglucemia neonatal en sus bebés fue más baja (un 6,5 versus un 2,2 por ciento).
Doce mujeres tratadas con metformina necesitaron insulina suplementaria. El análisis de regresión logística reveló que una menor edad gestacional al momento del diagnóstico y los niveles de glucosa promedios previos al tratamiento podían predecir el riesgo de que una embarazada necesite insulina extra.
El 45,7 por ciento de las usuarias de metformina tuvo efectos adversos como náuseas y diarrea. Al grupo tratado con insulina no se le preguntó sobre esas complicaciones.
El equipo de Spaulonci explica que la metformina cruza la placenta y escribe que “mientras que hasta ahora no se han informado consecuencias adversas, no existen estudios prolongados y subsiste la posibilidad de que la programación uterina provoque cambios en la edad adulta, lo que podría ser bueno o malo”.
Coustan opinó que los efectos adversos detectados con el uso de la metformina y la falta de información sobre los efectos de la exposición intrauterina deberían haberse destacado más en el artículo.
En sus consultas, no utiliza metformina sino que les indica gliburida a las embarazadas con diabetes gestacional que deberían utilizar insulina pero la rechazan. Mientras que estudios previos habían demostrado que los niveles de metformina en el feto son dos veces más altos que en la sangre materna, dijo que los niveles de gliburida en el feto no superan la mitad de los niveles maternos.
“En la práctica, la insulina no cruza la placenta”, precisó y comentó que prefiere utilizarla para tratar a sus pacientes por las dudas que existen sobre el uso de la metformina y la gliburida durante la gestación.
“Soy muy cauteloso, pero pienso que pueden utilizarse si la paciente está adecuadamente informada sobre los riesgos desconocidos”, sostuvo.
Por Anne Harding
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: American Journal of Obstetrics and Gynecology, 2013
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_135809.html

12 diciembre 2012

Guía sobre el embarazo para mujeres con diabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:12

embarazo

Una información de utilidad para las mujeres con diabetes que desean lograr un embarazo satisfactorio.

Guía sobre el embarazo para mujeres con diabetes

18 julio 2012

Un equipo de Suecia halló que las usuarias de antipsicóticos durante el embarazo podrían desarrollar diabetes.

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:06

embarazada-sentada

Entre las 360.000 mujeres que tuvieron un hijo en un período de cuatro años, el cuatro % de las que tomaban antipsicóticos desarrolló diabetes gestacional, comparado con apenas el 1,7 por ciento de las que no utilizaban esos medicamentos.
“Es un tema de estudio muy importante y difícil porque los trastornos mentales graves, como la esquizofrenia y el trastorno bipolar, a menudo demandan el uso constante de medicamentos aun durante el embarazo”, dijo el doctor Robert Bodén, de la Universidad de Uppsala, Suecia.
“De modo que es muy importante conocer todos los efectos adversos probables”, agregó.
En Archives of General Psychiatry, el equipo de Bodén escribe que esperaba hallar una relación entre la aparición de la diabetes gestacional y fármacos como olanzapina (Zyprexa) y clozapina (Fazaclo o Clozaril), que son nuevos antipsicóticos y estaban asociados con el aumento de peso, del colesterol y de la resistencia a la insulina.
“Pensamos que (el riesgo de desarrollar diabetes gestacional) sería más exagerado en las embarazadas tratadas con los dos (fármacos nuevos), pero nos sorprendió ver que eso ocurrió con todos los antipsicóticos”, dijo Bodén.
El equipo reunió información de varias bases de datos de todas las mujeres que habían tenido un bebé en Suecia desde mediados del 2005 hasta finales del 2009: 169 habían tomado olanzapina, clozapina o su combinación durante el embarazo; 338 habían utilizado otro tipo de antipsicóticos, y 357.696 no habían tomado esos medicamentos.
Siete usuarias de los nuevos antipsicóticos y 15 de las versiones anteriores desarrollaron diabetes durante el embarazo, comparado con 5.970 mujeres sin ese tratamiento.
Eso, para los autores, significa que las usuarias de los medicamentos son dos veces más propensas a desarrollar diabetes gestacional.
Pero el estudio no prueba que los fármacos causen la enfermedad, ya que podría ser que las usuarias de los antipsicóticos tuvieron otros problemas que las hagan más vulnerables a la diabetes.
La mala alimentación y el sedentarismo, por ejemplo, son dos factores de riesgo.
El doctor Peter Manu, de Zucker Hillside Hospital, Nueva York, consideró que el estudio no habría durado lo suficiente para detectar una diferencia en el riesgo de desarrollar diabetes entre los fármacos más nuevos y los anteriores.
El equipo también estudió si los antipsicóticos estaban asociados con alguna diferencia en la talla del bebé al nacer porque las mujeres con diabetes gestacional tendrían bebés más grandes.
Pero los autores no hallaron una relación: los hijos de las usuarias de los nuevos antipsicóticos eran más propensos a tener la cabeza más grande. Según Bodén, es la primera vez que se demuestra, por lo que se necesitan más estudios al respecto.
“Hay que equilibrar varios factores”, dijo. El enfoque, agregó, dependerá de la medicina que necesite cada mujer, cuánto duró el embarazo y que fármacos pueden causar complicaciones.
Fuente: Reuters
URL: http://www.aimdigital.com.ar/aim/?p=99028
Publicado el 5 jul 2012. Archivado bajo Salud.
http://www.aimdigital.com.ar/aim/2012/07/05/antipsicoticos-y-embarazo-riesgo-de-diabetes-gestacional/

29 febrero 2012

Diabetes y pobreza en embarazo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:14

 Los bebés de madres pobres con diabetes gestacional tendrían riesgo de desarrollar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

embarazada
La diabetes gestacional aparece durante el segundo o el tercer trimestre del embarazo, especialmente en las mujeres con sobrepeso, una alimentación poco saludable y sedentarias.
Esta forma de diabetes afecta a entre el 2 y 10 por ciento de las embarazadas, según las estadísticas nacionales de Estados Unidos, y aumenta según las tasas de diabetes tipo 2 en la población general.
El nuevo estudio no prueba que la diabetes gestacional cause TDAH en los bebés, pero es probable que los cambios que produce en la sangre que comparten madre e hijo puedan influir en el desarrollo cerebral del bebé.
“Hay cada vez más estudios en esa dirección (…) el cerebro de los niños con TDAH es distinto. La diabetes gestacional no sería una causa (del TDAH), pero sería uno de los factores que alteran el desarrollo cerebral”, dijo Ginette Dionne, experta en diabetes gestacional y desarrollo del lenguaje de la Universidad Laval, en Quebec, que no participó del estudio.
El equipo de la doctora Yoko Nomura, de la Facultad de Medicina de Mount Sinai, en Nueva York, reunió a 212 preescolares. Dos tercios tenían riesgo de desarrollar TDAH, según la información que proporcionaron sus padres y maestros.
En total, 21 madres habían tenido diabetes gestacional. Entre los 3 y 4 años de edad, los hijos de esas mujeres tuvieron un rendimiento más bajo en los test de lenguaje, memoria y coeficiente intelectual (CI) que los hijos de mujeres que no habían tenido diabetes en el embarazo.
Y a los 6 años, esos niños tenían más problemas de comunicación y atención.
El efecto fue más evidente en los hijos de mujeres que habían tenido diabetes gestacional y eran pobres. Esos niños eran 14 veces más propensos a reunir los criterios clínicos diagnósticos del TDAH que los hijos de mujeres de clase media o alta, con o sin diabetes en el embarazo.
Los hijos de las mujeres que habían tenido la enfermedad y no eran pobres, o eran pobres pero no habían tenido diabetes gestacional, no tenían un aumento del riesgo de desarrollar TDAH, según detalla el equipo en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.
Durante la diabetes gestacional, los bebés quedan expuestos a elevados niveles de azúcar a través de la sangre que pasa por la placenta. La diabetes también puede reducir los niveles de oxígeno o hierro en sangre.
Algo en la sangre o la forma en que responde el bebé interferirían con el desarrollo cerebral.
“Por ahora, no sabemos cuál es la causa real. Lo que revela la literatura es que algo sucede en el desarrollo del cerebro de los bebés de las mujeres con diabetes gestacional que no afectaría a todos los bebés por igual”, dijo Dionne a Reuters Health.
El ambiente después del parto también tendría un papel. Según opinan los expertos, los niños que crecen en familias pobres no podrían superar deficiencias del desarrollo temprano.
“Si un bebé sufre un problema leve, si tiene acceso a una mejor calidad de atención, comida y estímulos intelectuales, podría solucionarlo”, comentó Nomura.
“Pero si nace en un ambiente más adverso, podría ocurrir que ese pequeño problema actúe como un obstáculo mayor del desarrollo”, indicó.
Los investigadores coinciden en que los resultados refuerzan la importancia de que las mujeres que quieren quedar embarazadas controlen el peso corporal y mejoren la alimentación para reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.
Por Genevra Pittman
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online 2 de enero del 2012
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=74150

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus