Diabetes mellitus

13 Diciembre 2012

MAGNO CONGRESO INTERNACIONAL ALAD

Archivado en: Eventos y congresos — Arturo Hernández Yero @ 19:32

magno-congreso-2013

MAGNO CONGRESO INTERNACIONAL DE ENDOCRINOLOGÍA, DIABETES Y REPRODUCCIÓN

12 al 15 de Noviembre de 2013

Cancún, México

12 Diciembre 2012

La relación entre la cafeína y la diabetes sigue siendo un enigma: estudio

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:20

cafe2

Los resultados de un nuevo estudio realizado en Estados Unidos confirman que las bebidas dulces están asociadas con un aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, pero poco aclaran si la cafeína favorece o no ese proceso.
En una cohorte de más de 100.000 hombres y mujeres controlados durante 22 años, los que consumían bebidas dulces eran un 23 por ciento más propensos a desarrollar diabetes que quienes no las ingerían.
Pero el riesgo no variaba según si las bebidas contenían o no cafeína. Y los consumidores de café común como los de la versión descafeinada tenían un poco menos riesgo de padecer diabetes.
“Hallamos que la cafeína no hace diferencia alguna”, dijo el autor principal, doctor Frank Hu, de la Universidad de Harvard.
El equipo de Hu buscó saber si las personas que regularmente consumen bebidas dulces y con cafeína sólo exagerarían sobre el riesgo que tienen de desarrollar la enfermedad que afecta a casi 26 millones de adultos y niños en Estados Unidos o el 8 por ciento de su población, como estima la Asociación Estadounidense de Diabetes.
Los autores analizaron los hábitos asociados con la salud de 75.000 mujeres y de 39.000 hombres que participaban de estudios prolongados desde mediados de los años 80.
La posibilidad de desarrollar diabetes entre las mujeres que consumían bebidas dulces aumentaba un 13 por ciento si las bebidas contenían cafeína o un 11 por ciento si eran descafeinadas.
En los hombres, en tanto, el riesgo crecía, respectivamente, un 16 o un 23 por ciento, siempre comparado con los participantes que no consumían esas bebidas.
El consumo regular de refrescos sin cafeína endulzados artificialmente estuvo asociado con un 6 por ciento más riesgo de desarrollar diabetes en las mujeres.
Los amantes del café tuvieron un riesgo levemente menor de desarrollar diabetes que quienes no consumían la infusión: un 8 por ciento menos en las mujeres que consumían café común o descafeinado y un 4 por ciento en los hombres que preferían el café común o un 7 por ciento en los que optaban por la versión descafeinada.
El equipo de Hu había utilizado la información de la misma cohorte, integrada principalmente por profesionales de la salud blancos, para sugerir que el consumo de café está asociado con una disminución del riesgo de diabetes.
Pero estudios previos, como el actual, también sugieren que el riesgo se reduce aún más si los adultos optan por el café descafeinado.
“Aun no comprendemos acabadamente cómo el organismo tolera la cafeína”, dijo James Lane, de la Duke University. Lane realizó estudios en el corto plazo que habían asociado el consumo de cafeína con una alteración de la capacidad del organismo de procesar la glucosa.
Este nuevo estudio sugiere que las personas que consumen bebidas dulces podrían reemplazarlas con café o té sin endulzar, aunque el té está asociado con menos beneficios.
Esta recomendación sería muy importante porque en Estados Unidos está creciendo la población con diabetes, según reveló un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) publicado este mes.
“Me desilusiona que básicamente se esté repitiendo algo que fue publicado hace varios años. La posible interacción entre las bebidas dulces y la cafeína y la diabetes no suma información de gran valor”, dijo Lane a Reuters Health.
Otros especialistas coinciden en que se necesitan más estudios para descifrar la compleja relación entre el café común y el riesgo de desarrollar diabetes.
Por lo menos un pequeño estudio aleatorizado que en el 2011 realizó durante dos meses el equipo de Rob Martinus van Dam, de la Universidad Nacional de Singapur y coautor del nuevo estudio, había hallado que el café con cafeína no altera los niveles de glucosa en sangre.
“Todavía no le recomendamos a la gente empezar a beber café si aún no lo hace”, aclaró Van Dam. De hecho, quienes quieren reducir el riesgo de desarrollar diabetes pueden adherir a las recomendaciones vigentes, como consumir muchas frutas y verduras y hacer ejercicio de manera habitual.
FUENTE: The American Journal of Clinical Nutrition, online 14 de noviembre del 2012
Reuters Health
Por Kathleen Raven
NUEVA YORK (Reuters Health) -
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131629.html

Una nueva investigación sugiere que la TRH podría reducir los riesgos cardiacos

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:16
Una investigación reciente sugiere que las mujeres que toman terapia de reemplazo hormonal (TRH) en las primeras etapas de la menopausia podrían tener un menor riesgo de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca o muerte.
Este beneficio aparente no conlleva un mayor riesgo de cáncer ni de coágulos sanguíneos, afirmaron los investigadores daneses. Hace mucho que esos riesgos de salud han resultado preocupantes para las mujeres menopáusicas y sus médicos cuando consideran la terapia hormonal.
El estudio, que aparece en la edición en línea del 9 de octubre de la revista BMJ, incluso halló evidencia que apunta a un menor riesgo de cáncer de mama, aunque no fue estadísticamente significativa, señaló la autora del estudio, la Dra. Louise Lind Schierbeck.
Sin embargo, dos médicas que no estuvieron asociadas con el estudio dijeron que los hallazgos no eran suficiente para convencerles de recomendar la TRH para evitar los problemas cardiacos. Pero ellas, y muchos médicos, recetarían dosis bajas de la terapia durante periodos cortos para tratar los síntomas menopáusicos, como la falta de sueño o los sofocos.
El nuevo estudio llega poco después de otros dos, uno que halló que la TRH era segura para el corazón y el otro que concluyó que no empeoraba la memoria de las mujeres más jóvenes que la tomaban.
Las mujeres han evitado la terapia hormonal desde que el histórico estudio Iniciativa de salud de las mujeres (WHI, por su sigla en inglés) hallara riesgos elevados de cáncer de mama, enfermedad cardiaca y otros problemas de salud entre las mujeres que tomaban estrógeno más progestina, una forma sintética de la progesterona. El estudio se detuvo temprano debido a los resultados, publicados en 2002.
Para este último estudio, unas mil mujeres de 45 a 58 años de edad que acababan de entrar en la menopausia o presentaban síntomas perimenopáusicos, como sofocos y periodos irregulares, se seleccionaron al azar para recibir TRH o un placebo.
Las participantes tomaron la terapia durante un promedio de una década, momento en el cual tenían un riesgo 50 por ciento más bajo de un evento cardiovascular o de muerte, apuntó Schierbeck, del Hospital Bispebjerg en Copenhague. Seis años después de que las mujeres dejaron de tomar TRH, el riesgo seguía reducido en 40 por ciento, añadió.
Schierbeck llevó a cabo el estudio mientras trabajaba en el Hospital de Hvidovre, también en Copenhague. Dijo que se necesita investigación con un seguimiento más largo para verificar los resultados del cáncer de mama.
Este estudio difiere de la WHI de varias formas importantes. Las mujeres de este estudio eran mucho más jóvenes que las del WHI (con una edad promedio de 50 años, frente a 64), y recibieron estrógeno con una formulación distinta.
La diferencia en la edad y el tiempo transcurrido desde la menopausia probablemente fueran los principales motivos de las diferencias entre los estudios, señaló Schierbeck.
Pero un análisis del WHI, que solo observó a las mujeres menores de 60, también halló una reducción en la enfermedad cardiaca y en la mortalidad, aunque no fue estadísticamente significativa.
Se ha mostrado que la TRH reduce los niveles de colesterol, mejora la función de los vasos sanguíneos y mantiene el peso corporal bajo control, todos factores que podrían contribuir a una reducción en la enfermedad cardiaca.
La Dra. Suzanne Steinbaum, directora de mujeres y enfermedad cardiaca del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que el nuevo estudio puede ofrecer “un poco de tranquilidad” a las mujeres que “son recientemente menopáusicas y realmente tienen síntomas como cambios en el estado de ánimo, sofocos y dificultades para dormir y concentrarse”.
Pero no recetaría TRH para prevenir la enfermedad cardiaca en base a estos resultados.
La Dra. Mary Ann McLaughlin, directora del programa de salud cardiaca del Centro Médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo. “No creo que esto sea suficiente para cambiar las recomendaciones”, señaló.
“No recomendaría la TRH a las mujeres postmenopáusicas para reducir los ataques cardiacos”, añadió McLaughlin. “Estos resultados me hacen sentir más confianza de que algunas mujeres podrían beneficiarse de la terapia de estrógeno, pero hasta que averigüe quiénes son esas mujeres en particular, no recomendaría administrar estrógeno de forma indiscriminada para prevenir los ataques cardiacos”.
“En los próximos cinco años, podremos definir mejor cuáles mujeres se beneficiarían y cuáles resultarían dañadas por el estrógeno”, apuntó McLaughlin. “Aún no hemos llegado a ese punto”.
Schierbeck dijo que actualmente las sociedades internacionales están sopesando los riesgos y los beneficios de la TRH para poder emitir recomendaciones en el futuro.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Louise Lind Schierbeck, M.D., Bispebjerg Hospital, Copenhagen, Denmark; Suzanne Steinbaum, D.O., director, women and heart disease, Lenox Hil

Guía sobre el embarazo para mujeres con diabetes

Archivado en: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:12

embarazo

Una información de utilidad para las mujeres con diabetes que desean lograr un embarazo satisfactorio.

Guía sobre el embarazo para mujeres con diabetes

Los problemas sexuales y urológicos de la diabetes

Archivado en: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:04

Los problemas sexuales y genitourinarios pueden estar presentes en personas con diabetes mellitus.  Este sitio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedad Renal de EEUU puede ser de utilidad a pacientes y a los profesionales que se inician en la diabetología.

Los problemas sexuales y urológicos de la diabetes
(Sexual and Urologic Problems of Diabetes)

6 Diciembre 2012

Las bebidas alcohólicas añaden 100 calorías de promedio al día a la dieta de un adulto

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:41

copas-de-vino

 El estadounidense adulto toma 100 calorías de promedio al día con la cerveza, el vino u otras bebidas alcohólicas, de acuerdo con un estudio reciente.
No todo el mundo bebe esa cantidad habitualmente, por supuesto, pero la investigación muestra que alrededor del 30 por ciento de los hombres y del 18 por ciento de las mujeres de 20 años de edad o más consumen algún tipo de bebida alcohólica diariamente.
En promedio, sin embargo, “la gente consume menos de una bebida al día” aseguró la autora del estudio, la Dra. Samara Joy Nielsen, miembro principal del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud (NCHS).
Muchos quizá no se den cuenta de que solo con beber un poco cada día se puede ganar peso con el tiempo, comentó.
“Las calorías de las bebidas cuentan para los adultos”, señaló Neilsen. “Nos hemos olvidado de eso, y no hemos examinado lo que las bebidas alcohólicas contribuyen al consumo de calorías en los adultos”.
Para poner las cosas en perspectiva, “una cerveza supone 150 calorías, lo mismo que un refresco”, afirmó. “Sea consciente de todas las calorías que consume al día, incluidos el café y el té, las bebidas endulzadas con azúcar y el alcohol”.
El nuevo informe detalla los patrones de consumo de bebidas alcohólicas de los adultos en EE. UU. desde 2007 hasta 2010. Los hallazgos fueron publicados en la edición de noviembre de la revista NCHS Data Brief.
Se pidió a los participantes que contaran el número de bebidas que tomaban en un periodo de 24 horas. Los hombres tenían más probabilidades de tomar cerveza y otros tipos de alcohol, y las mujeres al parecer preferían el vino.
Las 100 calorías diarias de promedio representan alrededor del 16 por ciento del total de las calorías, observaron los investigadores. No supuso ninguna sorpresa ver que los que más alcohol bebían eran los hombres de 20 a 39 años, que consumían un promedio de 174 calorías en alcohol al día.
Beber un poco no es necesariamente nocivo para la salud, y las directrices dietéticas actuales de EE. UU. sugieren que un consumo moderado de alcohol (una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres) tiene cabida en una dieta sana.
Estos nuevos hallazgos sugieren que la mayoría de la gente se atiene a estos límites. Sin embargo, el 20 por ciento de los hombres y el 6 por ciento de las mujeres consumen más de 300 calorías de alcohol en un día en particular, más de lo especificado en las directrices dietéticas.
Para el informe, “una bebida” equivale a una porción de 12 onzas (355 mililitros) de cerveza o de una bebida a base de vino, 8 onzas (235 mililitros) de licor de malta, 5 onzas (150 mililitros) de vino de mesa y 1.5 onzas (44 mililitros) de alcohol destilado de graduación alcohólica 80.
Pero incluso 100 calorías al día pueden llevar al sobrepeso si la gente no va con cuidado, señaló una nutricionista.
Connie Diekman, directora de nutrición de la Universidad de Washington en St. Louis, aseguró que 100 calorías al día en alcohol significan 10 libras (4.5 kilos) al año si se añaden estas calorías al consumo diario normal. “Estos datos proporcionan una información importante para ayudar a que los consumidores comprendan de dónde vienen estas calorías”, añadió.
Eric Rimm, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, estuvo de acuerdo en que el informe es “un buen recuento de lo que se bebe en la actualidad en EE. UU. y de las calorías que se derivan de esas bebidas”.
Sin embargo, añadió que medir el consumo de alcohol en un día en concreto puede que no muestre toda la realidad de los individuos. “En un día en particular en que alguien come papas fritas, éstas pueden conformar hasta el 25 por ciento del total de las calorías”, afirmó Rimm. “Pero la mayoría no come papas fritas cada día”.
JUEVES, 15 de noviembre (HealthDay News) –
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Samara Joy Neilsen, Ph.D., senior service fellow, National Center for Health Statistics, Rockville, Md.; Eric Rimm, Sc.D., associate professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; November 2012 NCHS Data Brief Connie Diekman, director, university nutrition, Washington University, St. Louis
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131422.html

Los diabéticos deben aumentar el nivel de ejercicio con cuidado

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:23
 El ejercicio desempeña un papel importante en la gestión de la diabetes, pero las personas que sufren del tipo 1 o del tipo 2 de la enfermedad deben tomar ciertas medidas de precaución antes de aumentar el nivel de actividad física, señalan los expertos.
Según el Consejo Americano del Ejercicio (American Council on Exercise), aunque el ejercicio ayuda a los diabéticos a controlar los niveles de glucemia, a veces puede provocar que esos niveles bajen peligrosamente. En casos extremo, la afección, conocida como hipoglucemia, puede resultar en pérdida del conocimiento, convulsiones, coma o muerte.
Como resultado, el consejo recomendó en un comunicado de prensa que las personas con diabetes tomen las siguientes precauciones:
-Hable con el médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicio o actividad, y asegúrese de vigilar su salud de forma regular.
-Revise la glucemia antes y después del ejercicio para determinar la forma en que el organismo responde a ciertas actividades.
-No haga ejercicio solo. Use una pulsera de identificación que informe que usted sufre de diabetes.
-Informe a sus entrenadores o profesores que tiene diabetes, de forma que puedan modificar el ejercicio y estar atentos a las señales de hipoglucemia.
-Si tiene diabetes tipo 1, tenga a mano un refrigerio ligero rico en carbohidratos por si necesita una inyección rápida de energía.
JUEVES, 1 de noviembre (HealthDay News) –
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: American Council on Exercise, news release, Oct. 24, 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_130962.html

Intervención educativa en diabetes mellitus

Archivado en: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 9:18
Intervención educativa en personas con diabetes mellitus en la provincia Granma
  Educational intervention aimed at people with diabetes mellitus in Granma province
  Dr. Eduardo Valdés Ramos, Lic. Yelanis Castillo Oliva, Lic. Yadira Cedeño Ramírez
Centro de Atención al Diabético. Bayamo. Granma, Cuba.

Las estatinas y hacer ejercicio son el mejor medio para bajar el colesterol

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:12

farmacos_280

 Las personas que hacen ejercicio y además toman estatinas para bajar los niveles altos de colesterol pueden ver reducido su riesgo de mortalidad de forma dramática, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.
“La reducción en el riesgo de muerte es independiente: lo que hacen las estatinas es independiente de lo que hace el ejercicio”, afirmó el investigador principal Peter Kokkinos, profesor del departamento de cardiología del Centro Médico de Asuntos de los Veteranos en Washington, D. C.
“Cuando se combinan los dos, se pueden obtener incluso mejores resultados”, señaló. “Si usted está tomando estatinas, su riesgo de mortalidad es alrededor del 35 por ciento más bajo que para aquellos que no las toman, pero si hace ejercicio, su riesgo de mortalidad desciende conforme su condición física mejora hasta el punto de que puede reducir en un 70 por ciento su riesgo de fallecimiento”.
Kokkinos se refiere a un ejercicio moderado con regularidad, no a grandes esfuerzos. “Andar con paso rápido treinta minutos al día, lo que no es demasiado”, aseguró.
Las estatinas son medicamentos que incluyen el Lipitor (atorvastatina), Lescol (fluvastatina), Pravachol (pravastatina), Crestor (rosuvastatina) y Zocor (simvastatina).
Hay personas que no pueden tomar estatinas por sus efectos secundarios, señaló Kokkinos. “Para esas personas, solo con el ejercicio se reduce el riesgo tanto como con las estatinas, si no más aún”, aseguró. Sin embargo, “no recomendamos que no tomen estatinas”, enfatizó.
El ejercicio somete al cuerpo a una tensión que lo fortalece, indicó Kokkinos. Proteger al cuerpo ante los factores estresantes cambiantes es una adaptación evolutiva, añadió.
“Salga del sofá y ande”, aconsejó Kokkinos. “Todo lo que necesita es andar con paso rápido unos 150 minutos a la semana”.
El informe aparece en la edición en línea del 28 de noviembre de la revista The Lancet.
Para realizar el estudio, el equipo de Kokkinos analizó los registros médicos de más de 10,000 veteranos con niveles de colesterol altos tratados en hospitales de Washington D.C. y de Palo Alto, California. 9,700 eran hombres y 343, mujeres.
Los investigadores evaluaron el nivel de forma física de los participantes a partir de los resultados de pruebas estándares de tolerancia al ejercicio, que se llevaron a cabo entre 1986 y 2011.
Hubo un menor número de fallecimientos en los participantes que tomaban estatinas y estaban en buenas condiciones físicas. Tras 10 años de seguimiento, los que contaban con un mejor estado físico tenían el menor riesgo de mortalidad, observaron los investigadores.
En realidad, estas personas en mejores condiciones físicas redujeron su riesgo de muerte en alrededor del 60 por ciento sin importar si estaban tomando o no estatinas, según el estudio.
Estas diferencias en el riesgo de mortalidad no se pudieron explicar por la edad, el peso, el grupo étnico, el historial de enfermedades cardiovasculares, los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares o por los medicamentos, aseguraron los investigadores.
De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., alrededor de 71 millones de estadounidenses tienen el colesterol alto, un factor de riesgo importante de enfermedades cardiacas, comentaron los autores.
Un experto, familiarizado con los nuevos hallazgos, advirtió que el ejercicio no es un sustituto de las estatinas en las personas con un colesterol alto. Los mejores resultados los obtienen aquellos que toman estatinas y que se encuentran en las mejores condiciones físicas, enfatizó.
“Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa principal de muerte y discapacidad en hombres y mujeres en Estados Unidos”, señaló el Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles.
“Se ha demostrado en multitud de ensayos clínicos que la terapia de estatinas reduce de forma sustancial los problemas cardiovasculares y la mortalidad por cualquier causa tanto en hombres como en mujeres con riesgo de enfermedad cardiovascular”, afirmó.
Algunas personas han pensado que si realizan ejercicio con regularidad y se mantienen en forma físicamente puede que no obtengan beneficio alguno del tratamiento con estatinas y algunos médicos solo tienen en cuenta la terapia de estatinas para los pacientes que no han conseguido modificar su estilo de vida, comentó Fonarow.
Este nuevo estudio muestra que sea cual sea el nivel del estado físico, la terapia de estatinas estaba relacionada independientemente con un riesgo menor de muerte. Los mejores resultados obtenidos en 10 años fueron los de los hombres y mujeres que tomaban estatinas y que se encontraban en las mejores condiciones físicas, observó.
“Estos hallazgos refuerzan aún más la notable seguridad y efectividad clínicas en el mundo real de la terapia de estatinas para evitar y tratar las enfermedades cardiovasculares”, aseguró Fonarow.
MARTES, 27 de noviembre (HealthDay News) –
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Peter Kokkinos, Ph.D., professor, Veterans Affairs Medical Center, Washington, D.C.; Gregg Fonarow, M.D., spokesman, American Heart Association, and professor, cardiology, University of California, Los Angeles; Nov. 28, 2012, The Lancet, online
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131793.html

Piden que investigadores moderen sus palabras

Archivado en: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:07

Por Ivan Oransky
NUEVA YORK (Reuters Health) - Cuando se trata de describir hallazgos médicos, un grupo de editores de revistas de cardiología pide que los investigadores moderen sus palabras.
“Les rogamos que no se adelanten a las pruebas”, dijo el doctor Christopher Cannon, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston, e integrante del grupo de editores de revistas de cardiología que publicó una declaración esta semana.
“Está muy bien analizar los resultados y decir ‘Deberíamos estudiarlos más’, pero no es correcto asegurar ‘esto es bueno’ o ‘esto es malo’ y que los médicos empiecen a cambiar sus decisiones antes de contar con la respuesta adecuada”.
Existe una diferencia entre los estudios observacionales, que simplemente observan a un grupo de personas durante un período, y los ensayos clínicos aleatorizados, en los que al azar se le asigna a un grupo de pacientes un ingrediente activo o un placebo sin decirles cuál de los dos están utilizando.
Cannon dijo que esa diferencia se vuelve evidente en la historia de la terapia de reemplazo hormonal. Millones de mujeres la utilizaron después de que se conocieran resultados observacionales promisorios, pero preliminares, y antes de la publicación de un estudio aleatorizado clave en el 2002 que demostró que el uso de la terapia era riesgoso.
Y la historia sigue repitiéndose, sostuvo Cannon, editor jefe de Critical Pathways in Cardiology, con los supuestos efectos protectores de la vitamina E y el folato en el corazón.
Cuando Cannon compartió el borrador de la declaración con colegas, muchos dijeron “Ya lo sabemos”. Pero Cannon asegura que “cada semana aparecen estudios que sobrestiman los resultados”.
“Es algo que uno debe recordar todo el tiempo” porque son muchos más estudios observacionales que aleatorizados, que son más costosos. De todos modos, Cannon destacó el valor de los estudios observacionales.
Nunca se diseñó un estudio aleatorizado para determinar si fumar causa cáncer pulmonar, por ejemplo, porque no sería ético. Pero la prueba que aportan los ensayos observacionales, combinada con experimentos con animales, es implacable sobre la relación entre los cigarrillos y los tumores.
La clave, según opinan los autores, es usar las palabras correctas. “Redujo el riesgo” sería adecuado para un ensayo aleatorizado, mientras que “Se observó una reducción del riesgo” o “existe una asociación” sería lo adecuado para un estudio observacional.
En un artículo que publicará Clinical Cardiology, Cannon y un colega incluyen un ejemplo desenfadado.
Si “la cantidad de cigüeñas y de bebés en Escocia aumentó un 10 por ciento entre el 2010 y el 2011 (estudio observacional), no podríamos concluir que el aumento de las cigüeñas ‘causó’ el aumento de nacimientos, sino que lo más adecuado sería decir que la cantidad de cigüeñas estuvo ‘correlacionada’ o ‘asociada con’ una mayor cantidad de nacimientos”, señalaron.
Por si quedan dudas, se trata de un estudio ficticio. Pero se trata de algo serio, según sostuvo Gary Schwitzer, de HealthNewsReview.org, un sitio que analiza las noticias sobre salud y medicina. Dijo que el lenguaje que utilizan las revistas científicas puede influir en la cobertura periodística de los resultados de los estudios publicados.
“Deja la sensación de estar mirando un partido de tenis de mesa entre la investigación y la editorialización”, dijo Schwitzer a Reuters Health. “Un día estamos en un extremo, en el que el café protege de la diabetes, y la semana siguiente estamos en el otro extremo, en el que el consumo de café aumenta el riesgo de tener un infarto cerebral”.
FUENTE: European Heart Journal (y otros), online 1 de diciembre del 2012
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=78387&uid=445164&fuente=inews

« Entradas anterioresEntradas siguientes »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Otro blog más de Art