Diabetes mellitus

10 Enero 2013

Células de la mano pueden transformarse y producir insulina

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:29
Un grupo de científicos argentinos obtuvo células del dorso de la mano, a las que convirtieron en células de tipo pancreático, capaces de producir insulina. Se trataría de un importante paso para lograr derrotar la enfermedad.
En una nota reproducida por el diario Tiempo Argentino, este grupo de científicos obtuvieron células de la piel del dorso de la mano, y cambiaron su función convirtiéndolas en células pancreáticas capaces de producir insulina. El método es inédito a nivel mundial, y lejos de ser parte de una historia de ciencia ficción, se trata de un descubrimiento argentino que podría permitir la prueba de nuevas drogas in vitro, y a futuro, convertirse en una cura a la diabetes.
La investigación “Transformando piel en células tipo pancreáticas” realizada por el Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental (ICBME) del Hospital Italiano de Buenos Aires, e investigadores del CONICET, demostró que es posible obtener células productoras de insulina transformando células de la piel de pacientes diabéticos. El método nada tiene que ver con la utilización de células madre, ni la modificación genética, sino en un trabajo con agentes químicos que llevan adelante la transformación.
El trabajo científico comenzó cuatro años atrás, y se valió de las células cutáneas de cuatro voluntarios. Cada una de las muestras ofreció 10 millones de células, lo que permitió guardarlas y generar bancos.
La experimentación es llevada a cabo en ratones diabéticos que, por manipulación genética no tienen sistema inmune, lo que les permite recibir células humanas. “Por medio de un trabajo químico logramos activar los genes de la insulina que no están activos por tratarse de piel y no de páncreas”, destacó Pablo Argibay, titular del Instituto de Ciencias Básicas y Medicina Experimental del Hospital Italiano y director del proyecto. De esta forma, las células convertidas se inyectan en una arteria por medio de un catéter, y logran revitalizar al órgano dañado. “Estamos estudiando si los ratones revierten la diabetes con la inyección de nuestras células. Hasta el momento, pudimos demostrar que comienzan a producir insulina humana”, explicó Argibay.
Los investigadores calculan que aplicar la inyección celular a un paciente diabético para lograr su curación “es el objetivo último, pero aún falta mucho recorrido, quizás en cinco o diez años estemos más cerca de la meta”. El estudio también permitirá comprender mucho mejor la enfermedad y trabajar en la prevención de sus daños colaterales como la ceguera y el daño a las arterias, y por otro lado mejorar la calidad de vida del diabético. La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia) y puede dañar las arterias y algunos órganos, en especial el páncreas. La diabetes de tipo 1 comienza generalmente antes de los 30 años. Su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina. “Se estima que el 30% de los pacientes desarrollan complicaciones vinculadas a la insulina”, expresó.
Argibay. Fue a partir de ese dato, que el equipo comenzó a estudiar alternativas a la insulina. “Sabemos que el uso excesivo de insulina puede ocasionar problemas como la hipoglucemia que provoca desmayos, o en otros casos más severos se produce ceguera, insuficiencia renal o alteraciones cardiovasculares”, explicó el científico.
Mayor amplitud
En este sentido, el estudio podría ofrecer un tratamiento biológico para pacientes diabéticos insulino-dependientes, permitiendo que las inyecciones se aplicasen cada seis meses o un año.
Los resultados también serían aplicables en el tratamiento de la diabetes tipo 2, que suele ser consecuencia de la obesidad, o la mala alimentación entre otros factores que producen un “agotamiento del páncreas”, señaló el científico, quien también manifestó que la investigación “es promisoria y estamos muy orgullosos”.
Fuente:
Cristina de la Mata
cristinadelamata@yahoo.com.ar
delamata@cimero.org.ar
www.cristinadelamata.com.ar
 

Asocian la diabetes con un mayor riesgo de fracturas

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:21
hueso-osteoporotico
 Un estudio poblacional revela una sólida asociación entre la diabetes y las fracturas graves.
“Nuestros resultados respaldan la recomendación clínica de la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA) de evaluar con cuidado el riesgo de fracturas durante el tratamiento de la diabetes”, dijo por correo electrónico la autora principal del estudio, la doctora Elizabeth Selvin.
Esa asociación no es tan sólida en la literatura médica, lo que impulsó a investigar al equipo de Selvin, de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland.
Según publica Diabetes Care, los autores analizaron datos de 15.140 residentes de cuatro ciudades de Estados Unidos y que participaban del Estudio sobre Riesgo de Aterosclerosis en las Comunidades (ARIC, por su nombre en inglés).
Durante los 20 años de seguimiento, se registraron 1.078 internaciones por fracturas. La incidencia fue de 4/1.000 años-persona, pero entre los diabéticos alcanzó a 6,6/1.000 años-persona.
“La diabetes diagnosticada” (el paciente conocía el diagnóstico o estaba tomando algún medicamento) estuvo significativamente e independientemente asociada con un aumento del riesgo de tener fracturas (HR=1,74). Eso no ocurrió con la diabetes sin diagnosticar (valor de hemoglobina glicosilada de 6,5 por ciento o superior, sin diagnóstico médico).
El riesgo de fractura también aumentó significativamente en los diabéticos insulinodependientes (HR=1,87) o con un valor de hemoglobina A1c del 8 por ciento o más (HR=1,63).
Esto significaría que “los mecanismos que asocian a la diabetes con el riesgo de fractura dependerían de la gravedad de la diabetes, del control de la glucemia o del uso de insulina”.
Selvin destacó que “la ADA considera que las fracturas son ‘una comorbilidad común, cuyo riesgo está asociado con la diabetes’ (…) Un mejor control de la diabetes y sus factores de riesgo ayudaría a reducir el riesgo de fracturas en la población diabética”.
David Douglas
NUEVA YORK (Reuters Health) -
FUENTE: Diabetes Care, online 17 de diciembre del 201

Más pruebas de la “paradoja de la obesidad”

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:16

obeso-al-agua

 Una revisión de casi 100 estudios publicados sobre unos tres millones de personas revela que tener sobrepeso o algo de obesidad reduce un 6 por ciento el riesgo de morir comparado con el “peso normal”.
En cambio, la obesidad mórbida está asociado con un 30 por ciento más riesgo de morir.
Esta idea de que tener algo de sobrepeso podría estar relacionado con una mejor calidad de salud dio lugar a la paradoja de la obesidad, aunque la obesidad real no está asociada con ese “beneficio”.
“Este es realmente el resultado común”, dijo la autora principal del estudio, Katherine Flegal, científica senior de los CDC. Agregó que su estudio confirma el nexo ya conocido entre unos kilos de más y la reducción del riesgo de morir.
La paradoja, como la llamaron los científicos, surge de los estudios que habían sugerido que las personas con sobrepeso y obesidad, aun con otras enfermedades, viven más que las más delgadas.
Pero los nuevos resultados no son un permiso para engordar, según sostuvo el doctor Steven Heymsfield, director ejecutivo del Centro Pennington de Investigación Biomédica, Baton Rouge, Louisiana, y coautor de un editorial sobre el estudio.
Sostuvo que la diferencia en la mortalidad probablemente sea muy pequeña. “En realidad, es una cifra muy reducida. Probablemente, sólo sea estadísticamente significativa por la gran cantidad de participantes estudiados”, precisó Heymsfield.
Además, existe la idea de que el IMC no es un indicador preciso de riesgo de salud. Heymsfield dijo que, por ejemplo, un soldado podría ser considerado obeso y ser saludable porque tiene más masa muscular. “No es un buen marcador de grasa corporal o riesgo de salud”, insistió.
También existe confusión sobre qué valor de IMC debería considerarse “normal”, motivo por el cual el equipo de Flegal realizó la revisión. “Habría mucha confusión y en parte es porque se están utilizando distintas categorías”, dijo Flegal.
El equipo, cuyos resultados publica Journal of the American Medical Association, utilizó los datos de estudios publicados y clasificó los riesgos según las categorías del IMC de la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos.
Ambas organizaciones consideran que un IMC de entre 18,5 y 24,9 equivale a un peso normal, mientras que un valor de entre 25 y 29,9 indica sobrepeso y de más de 30, obesidad.
Además, subdividen la última categoría: entre 30 y 34,9 equivale a obesidad grado 1 y de más de 35, a obesidad grados 2 y 3.
El equipo revisó las bases de datos de la investigación médica y halló 97 estudios sobre el peso y el riesgo de morir. Combinados, proporcionaron información de unas 2,9 millones de personas de distintos países y de 270.000 muertes.
Ser obeso estuvo asociado con un 18 por ciento más riesgo de morir que tener peso normal. Ser obeso mórbido (obesidad grado 2 y 3) estuvo relacionado con un 29 por ciento más riesgo de morir.
Pero tener algo de sobrepeso estuvo asociado con un 6 por ciento menos riesgo de morir que tener peso normal, mientras que ser algo obeso (obesidad grado 1) estuvo asociado con una reducción del riesgo de muerte del 5 por ciento.
El estudio no explica esta relación entre el sobrepeso o la obesidad leve y la reducción del riesgo de morir.
 Andrew M. Seaman
NUEVA YORK (Reuters Health)
FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 31 de diciembre del 2012
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=78707

3 Enero 2013

El debate sobre la Medicina Natural y Tradicional y sus implicaciones para la salud pública

Archivado en: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 9:32

El debate sobre la Medicina Natural y Tradicional y sus implicaciones para la salud pública

Dr.C. Francisco Rojas Ochoa,I Dr. Cs. Luis Carlos Silva Ayçaguer,II Dr. Félix Sansó Soberats,III Dra. Patricia Alonso GalbánII
I Escuela Nacional de Salud Pública. La Habana, Cuba.
II Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. La Habana, Cuba.
III Centro Nacional de Cirugía por Mínimo Acceso. La Habana, Cuba.
 
RESUMEN
Se reflexiona en torno a la importancia del debate y de la aplicación rigurosa del método científico para fortalecer la Medicina Natural y Tradicional como recurso de la salud pública. Se esclarecen e ilustran los conceptos de ciencia errónea, ciencia espuria y pseudociencia, todos relevantemente peligrosos para la salud de la población. A la vez que se señala que bajo la sombrilla de la Medicina Natural y Tradicional, se ubican legítimos recursos terapéuticos, se advierte sobre la existencia de otros que no cuentan con el aval del método científico o cuya validez ha sido directamente refutada por él. Se reivindica la importancia medular de considerar el mejor conocimiento disponible en cada momento histórico para el diseño de acciones de salud adecuadas y se concluye que solo la honradez intelectual, el debate constructivo y la experimentación son capaces de garantizar este propósito.

Limite a los niños pequeños a dos tazas de leche al día, aconseja un estudio

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:25
ninos-comiendo
Beber dos tazas de leche al día da a los niños pequeños cantidades adecuadas de vitamina D sin reducir sus niveles de hierro, según una investigación reciente.
La vitamina D y el hierro son nutrientes esenciales, sobre todo para los cerebros y cuerpos en desarrollo de los niños. En este estudio, los investigadores confirmaron que hay una descompensación entre ambos cuando el consumo de leche de vaca excede las dos tazas al día.
“Hallamos que… más o menos dos tazas al día es adecuado. Para el niño promedio, una mayor cantidad de leche parece reducir los niveles de hierro”, explicó el autor del estudio, el Dr. Jonathan Maguire, pediatra y científico del Hospital de St. Michael, en Toronto.
Antes de este estudio, que aparece en la edición en línea del 17 de diciembre de la revista Pediatrics, las recomendaciones sobre la leche no siempre han sido tan claras, explicó Maguire.
La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, que es necesario para desarrollar huesos fuertes. La vitamina D también puede ayudar a prevenir las enfermedades autoinmunes, respiratorias y cardiovasculares, según la información de respaldo del estudio. La vitamina D se halla sobre todo en los alimentos fortificados, como la leche. El cuerpo también produce vitamina D tras la exposición a la luz del sol.
El hierro es necesario para el desarrollo cerebral. Una escasez de hierro, aunque no sea suficientemente grave para ser diagnosticada como anemia, puede dañar el desarrollo de las habilidades físicas y mentales, según el estudio.
Para ver si podían crear recomendaciones que tomaran en cuenta tanto la vitamina D como el hierro, Maguire y colegas reclutaron a más de 1,300 niños pequeños de dos a cinco años de edad. Los padres reportaron cuánta leche consumían los niños habitualmente. Los niveles de vitamina D y de hierro de los niños se midieron a través de una prueba de sangre.
Los investigadores hallaron que a medida que el consumo de leche de vaca aumentaba, los niveles de vitamina D crecían, pero los de hierro se reducían. Dos tazas de leche de vaca al día proveían de suficiente vitamina D para la mayoría de los niños, según el estudio. Sin embargo, en los meses de invierno, para los niños con una piel más oscura dos tazas de leche no eran suficientes para mantener los niveles adecuados de vitamina D. (Una pigmentación más oscura de la piel hace que para los rayos del sol sea más difícil desencadenar la producción de vitamina D).
Los autores del estudio sugirieron que para esos niños, quizás sea necesario tomar complementos de vitamina D en invierno.
Los investigadores también hallaron que beber en biberón no aumentaba los niveles de vitamina D, pero sí resultaba en unos niveles de hierro más bajos. Esto respaldó algunos estudios previos que sugerían que los niños que usaban un biberón tenían un mayor riesgo de deficiencia de hierro.
En la mayoría de casos, Maguire dijo que es probable que el nivel bajo de hierro resultara de que los niños bebían tanta leche que estaban demasiado llenos para comer otros alimentos que contenían suficiente hierro.
“La leche es una fuente muy buena de nutrición, pero solo hasta cierto punto”, advirtió. “Demasiado de algo bueno puede no ser algo bueno”.
Emilia Baczek, nutricionista pediátrica del Hospital Pediátrico La Rabida en Chicago, dijo que aunque la vitamina D no afecta los niveles de hierro; el calcio (que también se halla abundantemente en la leche) puede interferir con la absorción de hierro del cuerpo.
“El calcio hace que la absorción del hierro sea un poco más difícil”, apuntó Baczek. “Para empezar, los niños pequeños con frecuencia no obtienen suficiente hierro de la dieta”.
Baczek dijo que está de acuerdo con la recomendación de beber dos tazas de leche al día. “Es suficiente para promover una vitamina D adecuada con reducciones mínimas del [hierro]“, señaló.
Aunque beber leche es importante, es esencial recordar que solo es una parte de una dieta sana, añadió.
Baczek dijo que para los que necesitan complementos de vitamina D, la cantidad diaria recomendada para los niños de más de un año de edad es de 600 unidades internacionales al día.
LUNES, 17 de diciembre (HealthDay News) –
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Jonathon Maguire, M.D., pediatrician and scientist, St. Michael’s Hospital, Toronto; Emilia Baczek, R.D., pediatric nutritionist, La Rabida Children’s Hospital, Chicago; January 2013 Pediatrics
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_132362.html

C1q + FGF2: proteínas para rejuvenecer

Archivado en: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:17
anciano-y-comida
Científicos japoneses aseguran haber descubierto la proteína responsable del envejecimiento, mientras otros investigadores hablan de que es posible detener el deterioro de los músculos, estimular el crecimiento de nuevas células cerebrales y revertir con éxito afectaciones en el ADN.
Envejecer ha sido durante siglos una de las grandes preocupaciones de la humanidad. Desde Cleopatra, con sus legendarios baños con leche de burra, hasta los más avanzados tratamientos médicos y trucos de belleza de hoy, se hace evidente el interés del hombre por revertir los indeseables efectos del paso del tiempo.
Los científicos no se han quedado atrás. Médicos, químicos, biólogos y especialistas de todo el mundo se han enfrascado por años en la difícil tarea de encontrar el soñado «elixir de la eterna juventud». Por eso le proponemos conocer algunos de los resultados investigativos que parecen estar más cerca de lograrlo.
Científicos de la Universidad de Osaka, en Japón —país conocido por su alta esperanza de vida— descubrieron recientemente la proteína C1q que, aseguran, es la responsable del envejecimiento.
Según el diario Rusia Today, anteriormente se pensaba que esta proteína, como otras del organismo, únicamente ayudaba al cuerpo a protegerse de agentes externos, además de ser parte de la formación del sistema inmune del ser humano.
Una vez descubierto el verdadero papel de la proteína, los investigadores nipones dicen haber aprendido a controlarla, bloqueando casi totalmente el proceso de envejecimiento de las células. El hallazgo —aseveran— podría convertirse en clave en el alargamiento de la vida.
No obstante, a los sesudos japoneses les ha surgido un problema que no logran resolver. Al «adormecer» la proteína, y con ello frenar el proceso de envejecimiento, también se bloquea parcialmente el sistema inmunológico del individuo.
Y es que, hasta ahora, parece imposible detener el envejecimiento y a la vez mantener el funcionamiento de este sistema. Hallar la fórmula para establecer un equilibrio entre ambos funcionamientos podría derivar en la ansiada panacea.
Regeneración muscular
Un equipo internacional de científicos del King’s College de Londres, la Universidad de Harvard y del Hospital de Medicina General de Massachusetts, Estados Unidos, ha identificado por primera vez la proteína FGF2, capaz de detener el envejecimiento de los músculos.
Según la revista Nature, los expertos, basándose en los resultados de su estudio, desarrollaron un fármaco probado con éxito en ratones, que favorece la regeneración muscular, la fortaleza y la recuperación del equilibrio.
Al parecer, el elemento clave de la investigación radica en las células madre de los músculos, que se ubican en un depósito que las libera y divide en cientos de nuevas fibras musculares cuando es necesario reparar algún daño.
Algunas de ellas reponen nuevamente el depósito de reserva para mantener la capacidad de autorregeneración muscular. Pero, con el paso de los años, esta capacidad disminuye, lo que —sugiere el estudio— se debe a una disminución paralela de las células madre.
Los especialistas encontraron niveles más altos de la proteína FGF2 en los músculos envejecidos que en los jóvenes. Esta estimula la división celular, incluso cuando no se necesita liberar células madre para regenerar algún daño. Y es esta continua activación de células madre la que agota su capacidad de regeneración, hasta que el músculo ya no puede repararse adecuadamente.
A partir de estos resultados, el equipo de expertos probó con éxito en ratones un fármaco inhibidor de la FGF2, para que no liberara las células madre, a menos que fuese necesario. El siguiente paso será la prueba del fármaco en humanos.
«Prevenir o revertir el envejecimiento muscular es una cuestión que todavía se debe comprobar en los seres humanos, pero estos resultados abren por primera vez la puerta a la posibilidad de rejuvenecer», declaró Albert Basson, uno de los especialistas implicados.
Sangre joven para el cerebro
Investigadores de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, lograron estimular el crecimiento de nuevas células cerebrales —y con ello revertir el deterioro cognitivo— en ratones de edad avanzada, a partir de una transfusión de sangre joven.
Los resultados del estudio fueron presentados recientemente en la Sociedad para la Neurociencia en Nueva Orleáns, Luisiana.
«Sabíamos que la sangre tiene un enorme efecto sobre las células cerebrales, pero no sabíamos si este efecto se extendía a la regeneración celular», explicó en aquel entonces Saúl Sevilla, autor principal de la investigación.
De acuerdo con el diario New Scientist, una vez que la sangre del ratón joven se había mezclado exitosamente con la del ratón viejo, se analizaron los cerebros de los roedores.
En aras de comprender más los cambios cognitivos, los ejemplares se sometieron a una prueba en la que debían localizar una plataforma de agua escondida. Aquellos con plasma joven recordaron rápidamente dónde se localizaba la plataforma, a diferencia de los que tenían sangre vieja.
El hipocampo de los ratones viejos con sangre joven mostró cambios en la expresión de 200 a 300 genes, en especial los involucrados en el aprendizaje y la memoria. Asimismo, algunas proteínas implicadas en el crecimiento del nervio sufrieron variaciones.
El fluido de ratón joven incrementó el número y fuerza de las conexiones neuronales en áreas del cerebro donde las nuevas células ya no crecen. Esto no ocurrió cuando los ratones viejos recibían sangre vieja.
Pese a estos resultados, los expertos aún no conocen qué provoca que la sangre más nueva actúe de tal forma sobre un ratón de edad avanzada. En estos momentos están tratando de identificar posibles lípidos u hormonas que sean los responsables.
En el futuro se espera que este tipo de conocimientos se pueda extrapolar a los humanos.
Rapamicina contra el envejecimiento
Una de las investigaciones más divulgadas sobre el tema de la longevidad fue la realizada por investigadores de la Escuela Médica de Harvard, quienes están convencidos de haber encontrado la fórmula que acabará con el envejecimiento.
Los especialistas desarrollaron un compuesto llamado rapamicina, a partir de la bacteria Streptomyces hygroscopicus, descubierta en la Isla de Pascua, Chile, que parece ser capaz de revertir con éxito los daños que el envejecimiento provoca en el ADN.
El estudio, publicado en la revista Science Translational Medicine, sugiere que el fármaco podría ser muy eficaz a la hora de tratar síndromes como el de Hutchinson-Gilford. Se trata de una enfermedad extraña causada por un defecto genético y que se manifiesta con alteraciones de la piel y órganos internos, a partir del envejecimiento brusco y prematuro del organismo.
El doctor Francis S. Collins, uno de los miembros del experimento, analizó el efecto de la rapamicina en las células de la piel de niños que padecen el Hutchinson-Gilford. El especialista pudo comprobar cómo la aplicación del compuesto suprimió la proteína de las células y que los procesos negativos se revirtieron.
Los científicos consideran que la activación de este mecanismo podría incrementar la durabilidad de las células, e incluso de los órganos, y con ello alcanzar la tan anhelada juventud “eterna”. Sin embargo, para ello los científicos tendrán que desarrollar una nueva y más segura forma de rapamicina.
Patricia Cáceres
digital@juventudrebelde.cu
27 de Diciembre del 2012 19:17:47 CDT
http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2012-12-27/c1q-fgf2-proteinas-para-rejuvenecer/

Expertos aún no pueden explicar la relación entre las estatinas y la diabetes

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:12

farmacos_280

 Un modelo matemático sugiere que la relación entre el uso de estatinas y la aparición de la diabetes tipo 2 no se explicaría por el aumento en la supervivencia que generarían estos populares medicamentos, señalaron investigadores.
“Nuestros resultados respaldan las observaciones previas de que las estatinas elevarían levemente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y de que eso no se debe simplemente a que sus usuarios vivan más tiempo”, dijo el doctor Goodarz Danaei.
Aun así, agregó: “Como lo demuestran estudios previos, hasta los pacientes con alto riesgo de desarrollar diabetes (como los que tienen antecedentes familiares) se beneficiarían más con la reducción del riesgo cardiovascular por el uso de estatinas de lo que se arriesgarían por el leve aumento del riesgo de desarrollar diabetes”.
En la revista Diabetes Care, el equipo de Danaei, de la Facultad de Salud Pública de Harvard, en Boston, escribe que dado que la enfermedad cardiovascular y la diabetes comparten ciertos factores de riesgo -como la obesidad y la mala alimentación-, una mayor supervivencia por el uso de estatinas podría aumentar la probabilidad de padecer diabetes.
El equipo analizó los datos de las consultas médicas generales que habían realizado casi 286.000 pacientes de entre 50 y 84 años del Reino Unido en el período 2000-2010. Ninguno tenía diabetes ni tomaba estatinas.
Durante el seguimiento, que duró unos 28,5 meses, 48.013 pacientes empezaron a usar estatinas, 13.455 desarrollaron diabetes y 8.932 participantes murieron.
Con esos datos, el equipo realizó un estudio aleatorio hipotético sobre las estatinas, estimó de manera observacional el efecto de la intención de tratar y ajustó el sesgo de supervivencia diferencial mediante el criterio de proporcionalidad inversa.
Con este enfoque, el inicio del uso de estatinas estuvo asociado con un aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
Pero el equipo “no halló pruebas de que ese aumento del riesgo pudiera explicarse con la supervivencia diferencial de los participantes tratados con estatinas”. Lo mismo ocurrió tras limitar el análisis a los adultos mayores.
Los mecanismos biológicos probables detrás de este resultado incluyen la hipótesis de que la simvastatina y la atorvastatina reforzarían la resistencia a la insulina. Pero la fluvastatina la reduciría.
Otras vías de acción probables serían la disminución de la recaptación de la glucosa en los adipocitos o de la secreción de insulina. Para los autores, “se necesitan más estudios para identificar el papel de los distintos mecanismos moleculares”.
Por David Douglas
NUEVA YORK (Reuters Health) -
FUENTE: Diabetes Care, online 17 de diciembre del 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_132616.html

24 Diciembre 2012

Son más propensos a tener sobrepeso los recién nacidos por cesárea

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:55
ninos-obesos

Los bebés que nacen por cesárea son algo más propensos que los que nacen por vía vaginal a tener sobrepeso u obesidad, según indica una nueva revisión de la literatura médica.

Los resultados no prueban que la cesárea haga que los bebés engorden, pero el doctor Jianmeng Liu, coautor del estudio y profesor del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pekín, China, dijo que la relación entre el parto y la obesidad es algo importante para tener en mente.

“La carga de salud potencial de la obesidad y otras enfermedades asociadas con los partos por cesárea no debería olvidarse, aunque su impacto sea leve”, en especial dada la frecuencia de ese tipo de nacimientos, dijo Liu por e-mail.

Recordó que la relación entre el tipo de parto y la obesidad infantil nunca fue tan clara como con otras enfermedades, como el asma, las alergias y la diabetes.

El equipo reunió los resultados de nueve estudios sobre más de 200.000 personas y publica en International Journal of Obesity que los participantes eran un 33 por ciento más propensos a tener sobrepeso u obesidad si habían nacido por cesárea.

En Estados Unidos, casi el 70 por ciento de los adultos tiene sobrepeso u obesidad. Un aumento del 33 por ciento se traduciría en un 93 por ciento de la población obesa.

El riesgo de obesidad infantil era especialmente algo más elevado; un 40 por ciento más que en los niños que habían nacido por vía vaginal.

Los CDC de Estados Unidos estiman que uno de cada cinco niños de entre seis y 11 años es obeso.

Para Liu, el aumento del riesgo es leve, pero continúa hasta la adultez. Tras concentrarse sólo en los estudios en adultos, el equipo observó que los que habían nacido por cesárea eran un 50 por ciento más propensos a ser obesos que los que habían nacido por vía vaginal.

Se desconoce por qué los partos por cesárea están asociados con el riesgo de engordar. Para Liu, un motivo sería la exposición a las bacterias maternas durante el parto vaginal, lo que influiría en la forma en la que el organismo del bebé procesará y almacenará la comida.

Contó que otros investigadores habían sugerido que la cesárea está asociada con una menor concentración en el cordón umbilical de una hormona clave para la regulación del peso y una menor frecuencia de lactancia materna, “los que a la vez estarían relacionados con un aumento de la obesidad futura”.

La cesárea es cada vez más popular y en Estados Unidos, uno de cada cuatro bebés nace por esa vía.

Por Kerry Grens

NUEVA YORK (Reuters Health) -

FUENTE: International Journal of Obesity, online 4 de diciembre del 2012

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=78567

Nutrición: cómo elegir opciones de comida saludable

Archivado en: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 10:49
alimentos-beneficiosos
¿Por qué es importante comer saludable?
Cuando se combina con el ejercicio, una dieta saludable le puede ayudar a bajar de peso, a disminuir su nivel de colesterol y a mejorar el funcionamiento de su cuerpo diariamente.

MUCHAS FELICIDADES Y ÉXITOS EN EL NUEVO AÑO

Archivado en: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 10:42

feliz-2013

Hemos cumplimentado un año más de trabajos y logros en favor de nuestros pacientes que padecen diabetes. En el año que culmina tuvimos un exitoso XVIII Congreso Panamericano de Endocrinología en el cual se reunió un destacado grupo de profesores y profesionales de la endocrinología latinoamericana y mundial. Para el año 2013 tendremos el XV Congreso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) en los días 12 al 15 de noviembre que se realizará en Cancún, México y al que seguro asistirán un grupo importante de profesionales cubanos dedicados a la diabetología.
En nombre del comité editorial les deseamos un Año 2013 pleno de satisfacciones por el trabajo realizado en función de nuestros pacientes, que son nuestra razón de ser y que nos obligan cada día a superarnos más.
NOS VEMOS EN EL 2013

« Entradas anterioresEntradas siguientes »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Otro blog más de Art