Diabetes mellitus

1 septiembre 2015

La FDA aprueba el primer medicamento para el trastorno de deseo sexual en mujeres

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:59

mujer-tomando-pastillas

La FDA(Food and Drug Administration) aprobó el medicamento Addyi (flibanserina) para tratar el trastorno del deseo sexual hipoactivo generalizado (TDSH) adquirido en mujeres premenopáusicas. Antes de esta aprobación de Addyi, no había tratamientos aprobados por la FDA para los trastornos del deseo sexual en hombres y mujeres.

El TDSH se caracteriza por un bajo deseo sexual que causa una angustia o dificultades interpersonales considerables y no se debe a una enfermedad médica o psiquiátrica establecida. El TDSH se considera su presentación cuando se desarrolla en una mujer que anteriormente no tenía problemas de deseo sexual.

Este medicamento puede producir hipotensión arterial y lipotimia. Estos riesgos aumentan y son más graves cuando los pacientes beben alcohol o toman Addyi con determinados medicamentos  que interfieren con la degradación de Addyi en el organismo. Debido a la interacción con el alcohol, el uso de alcohol está contraindicado mientras se toma Addyi. Los profesionales sanitarios deben evaluar la probabilidad de que el paciente se abstenga de forma fiable de consumir alcohol antes de recetarle Addyi.
Los médicos prescriptores certificados deben recomendar a los pacientes usar un Formulario de Acuerdo Paciente-Proveedor sobre el mayor riesgo de hipotensión grave y síncope y sobre la importancia de no beber alcohol durante el tratamiento con Addyi. Además, las farmacias deben estar certificadas por el programa para eventos adversos REMS registrándose y completando una capacitación. Las farmacias certificadas solo deben despachar Addyi a pacientes que tengan una receta de un médico prescriptor certificado. Asimismo, los farmacéuticos deben aconsejar a los pacientes antes de despachar el medicamento que no beban alcohol durante el tratamiento con Addyi.
Addyi también se aprueba con un recuadro de advertencia para destacar los riesgos de hipotensión grave y síncope en pacientes que beben alcohol durante el tratamiento con este medicamento, en aquellos que también usan inhibidores CYP3A4 moderados o fuertes y en aquellos que presentan insuficiencia hepática. Addyi está contraindicado en estos pacientes. A su vez, la FDA exige a la compañía propietaria de Addyi realizar tres estudios bien diseñados en mujeres con el fin de comprender mejor los riesgos graves conocidos de la interacción entre Addyi y el alcohol.
Addyi es un agonista receptor 1 A de serotonina y un antagonista receptor 2A de serotonina, pero se desconoce el mecanismo por el cual mejora el deseo sexual y la angustia relacionada con él. Addyi se toma una vez al día. Se administra al acostarse para ayudar a disminuir el riesgo de eventos adversos debido a una posible hipotensión, síncope y depresión del sistema nervioso central (como la soñolencia y la sedación). Los pacientes deben suspender el tratamiento después de ocho semanas si no presentan una mejoría en el deseo sexual y la angustia asociada con él.
La eficacia de la dosis de 100 mg de Addyi a la hora de acostarse fue evaluada en tres ensayos controlados con placebo, doble ciego, aleatorizados, de 24 semanas, en 2,400 mujeres premenopáusicas con TDSH generalizado adquirido. La edad promedio de las participantes del ensayo fue de 36 años, con una duración promedio de TDSH de aproximadamente cinco años.  En estos ensayos, las mujeres contaron la cantidad de eventos sexuales satisfactorios, reportaron deseo sexual en las cuatro semanas anteriores (calificado en una escala de 1.2 a 6.0) y reportaron angustia relacionada con el bajo deseo sexual (en una escala de 0 a 4). En promedio, el tratamiento con Addyi aumentó la cantidad de eventos sexuales satisfactorios de 0.5 a 1 evento más por mes a diferencia del  el placebo, hubo un incrementó en el puntaje de deseo sexual de 0.3 a 0.4 a diferencia del placebo y una disminución en el puntaje de angustia relacionada con el deseo sexual de 0.3 a 0.4 a diferencia del placebo. Análisis adicionales exploraron si las mejorías con Addyi eran significativas para los pacientes, teniendo en cuenta los efectos del tratamiento visto entre esos pacientes que reportaron una mejoría significativa o una gran mejoría en general.  En los tres ensayos, alrededor de un 10 por ciento más de pacientes tratados con Addyi que los pacientes tratados con placebo reportaron mejorías significativas en los eventos sexuales satisfactorios, el deseo sexual o la angustia. No se ha demostrado que Addyi mejore el rendimiento sexual.
Se ha administrado la dosis de 100 mg de Addyi al acostarse en unas 3,000 mujeres premenopáusicas, en general, saludables, con TDSH generalizado adquirido en ensayos clínicos, de las cuales unas 1,700 recibieron el tratamiento durante al menos seis meses y 850 recibieron tratamiento durante al menos un año.
Las reacciones adversas más comunes asociadas con el uso de Addyi son mareos, somnolencia (soñolencia), náuseas, fatiga, insomnio y sequedad de boca.
Fuente: Food and Drug Administration

El acetaminofeno falsea el resultado de los glucómetros

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:43

glucometro-4

El acetaminofeno provoca  lecturas falseadas por amplio margen  en el  monitor de la glucosa , según un nuevo informe que acaba de salir en agosto en Diabetes Care.
Los resultados de un análisis realizado en una muestra de 40 pacientes con diabetes  tipo 1 fueron publicados   en línea   el 12 de agosto de 2015 en  la revista Diabetes Care por   David M Maahs, profesor  asociado de la pediatría en el centro  para la diabetes de la niñez,de la universidad de Colorado, Denver.. En el estudio encontraron que las lecturas de glucemia capilar estaban entre  dos a casi cuatro veces más elevadas después de ingerir acetaminofeno.
En las  guías del usuario para los dispositivos fabricados  por Dexcom y Medtronic Minimed incluyen una advertencia acerca de la interferencia en las lecturas de glucemia con la ingestión de acetaminofeno.  Por otra parte, puesto que los glucómetros no son aprobados por la FDA(Administración del Alimento y de la Droga de los E.E.U.U) para el uso en tomar decisiones del tratamiento, las guías del producto también aconsejan a los pacientes para basar cálculos de la dosis de la insulina de acuerdo a los niveles de glucemia que supervisen los resultados.. Pocos estudios publicados han documentado la magnitud de acetaminofeno y su efecto, particularmente sobre sensores más nuevos. El desarrollo rápido de la tecnología a circuito cerrado, que utiliza lecturas de glucometros para automatizar la administración  de  insulina, también representa una preocupación.
“En una investigación en  40 pacientes, que tenían una edad media 28.5 años y  la HbA1c en  7.3%  y  utilizaban  el sistema de Dexcom, se estudiaron los niveles de glucemia después de ingerir acetaminofeno a los 30 minutos, 1,2,4,6 y 8 horas. Se encontraron diferencias significativas entre las lecturas de glucómetro y las del laboratorio para el periodo de las 8 horas. La diferencia mala más grande era 61 mg/dL, ocurriendo en 2 horas, pero había una amplia gama de la variación individual. Tres pacientes tenían valores  de glucemia  en  menos de 70 mg/dL, con lecturas mucho más altas( 63   contra 138 mg/dL, 46 contra 175 mg/dL, y 51 de CGM contra 184 mg/dL). En 10 pacientes, los valores de  glucómetros estaban por encima de 180 mg/dL, pero la lectura de control  estaban en 100 mg/dL más bajo. . Las diferencias  no estuvieron afectadas por edad, índice de masa corporal, HbA1c y  la ingestión del alimento, aunque el efecto era mayor en mujeres (P  = 04). El efecto del acetaminofeno es mayor en cerca de las 2 horas de su ingestión.   Es importante que los médicos estén al tanto de estos resultados para educar a la población con diabetes y no cometer errores en la interpretación de la glucemia mediante el empleo de glucómetros.

Fuente: Diabetes Care

19 agosto 2015

La teneligliptina es un nuevo fármaco de utilidad para la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:34

La teneligliptina es un inhibidor de la dipeptidil peptidasa 4 que estabiliza las fluctuaciones de la glucemia durante todo el día y, por consiguiente, podría suprimir la progresión de las complicaciones diabéticas.

Fuente: IntraMed

El reducir la ingesta de carbohidratos supera a reducir la ingesta de grasa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:25

Un ensayo clínico con adultos obesos, demuestra que los que fueron asignados a seguir una dieta baja en carbohidratos perdieron más peso en un año que los que siguieron un plan bajo en grasa.  También experimentaron resultados favorables en sus niveles de colesterol y triglicéridos, de acuerdo al informe en la revista Annals of Internal Medicine.
“En promedio, perdieron 8 libras (3.6 kilos) más, y mucha más masa grasa corporal”, aseguró el investigador, el Dr. Tian Hu, miembro doctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns.
Y aunque algunos expertos han planteado la preocupación de que las dietas bajas en carbohidratos podrían no ser muy saludables para el corazón, estos hallazgos sugieren lo contrario, apuntó la Dra. Lydia Bazzano, que también trabajó en el estudio.
“Tradicionalmente, se ha considerado a las dietas bajas en carbohidrato como potencialmente arriesgadas”, apuntó Bazzano, profesora de investigación sobre la nutrición en la Tulane.
Pero en este estudio, las personas en la dieta baja en carbohidratos experimentaron unas mejoras ligeramente mayores en sus niveles de colesterol HDL “bueno” y de triglicéridos, otro tipo de grasa de la sangre. Esto podría haberse debido a la mayor pérdida de peso, dijo Hu, o a las cantidades más altas de grasa insaturada “buena” en sus dietas.
Pero también anotó que el estudio apenas duró un año, y que no está claro cómo les iría a las personas en cada dieta a largo plazo.

Fuente: Health Day

Hypoglycemia in Adults With Type 1 Diabetes: A Systematic Review and Meta-analysis

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 8:12

Yeoh E, Choudhary P, Nwokolo M, et al. Interventions That Restore Awareness of Hypoglycemia in Adults With Type 1 Diabetes: A Systematic Review and Meta-analysis. Diabetes Care. 2015 Aug;38(8):1592-609. doi: 10.2337/dc15-0102. (Review) PMID: 26207053
Abstract
OBJECTIVE: Impaired awareness of hypoglycemia (IAH) increases the risk of severe hypoglycemia (SH) sixfold and affects 30% of adults with type 1 diabetes (T1D). This systematic review and meta-analysis looks at the educational, technological, and pharmacological interventions aimed at restoring hypoglycemia awareness (HA) in adults with T1D.
RESEARCH DESIGN AND METHODS: We searched The Cochrane Library, MEDLINE, Embase, Science Citation Index Expanded, Social Sciences Citation Index, PsycINFO, and CINAHL from inception until 1 October 2014. Included studies described HA status at baseline. Outcome measures were SH rates, change in HA, counterregulatory hormone responses, and glycemic control.
RESULTS: Forty-three studies (18 randomized controlled trials, 25 before-and-after studies) met the inclusion criteria, comprising 27 educational, 11 technological, and 5 pharmacological interventions. Educational interventions included structured diabetes education on flexible insulin therapy, including psychotherapeutic and behavioral techniques. These were able to reduce SH and improve glycemic control, with greater benefit from the latter two techniques in improving IAH. Technological interventions (insulin pump therapy, continuous glucose monitoring, and sensor-augmented pump) reduced SH, improved glycemic control, and restored awareness when used in combination with structured education and frequent contact. Pharmacological studies included four insulin studies and one noninsulin study, but with low background SH prevalence rates.
CONCLUSIONS: This review provides evidence for the effectiveness of a stepped-care approach in the management of patients with IAH, initially with structured diabetes education in flexible insulin therapy, which may incorporate psychotherapeutic and behavioral therapies, progressing to diabetes technology, incorporating sensors and insulin pumps, in those with persisting need.

Fuente: Evidence Updates

14 agosto 2015

La Agencia Europea para los Medicamentos(EMA) revisa el riesgo de cetoacidosis diabética con los inhibidores SGLT2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:04

La agencia europea de las medicinas (EMA) ha comenzado una revisión de los inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa-2 (SGLT2) usados para tratar la diabetes tipo 2  y  para evaluar el riesgo  de cetoacidosis diabética, una complicación aguda  que habitualmente solo afecta a los pacientes con diabetes tipo 1. Esta revisión viene apenas un mes después de que la FDA en EEUU  publicó un aviso  similar , que señala que el uso de estos medicamentos puede causar la cetoacidosis que requiere de hospitalización ; la agencia de los E.E.U.U. dijo que había identificado 20 casos de cetoacidosis diabética en los pacientes tratados con los inhibidores SGLT2 a partir de su su utilización en el  2013 a  junio 6 de 2014. (la diabetes mellitus tipo 2   fue observada como la indicación en la mayoría de los casos citada por la FDA, la diabetes tipo 1  fue observado en algunos casos, y para algunos casos, la indicación no fue especificada.) La EMA ahora dice que un total de 101 casos de cetoacidosis diabética se ha divulgado por todo el mundo en EudraVigilance en fecha de 19 de mayo de 2015, en los pacientes tratados con los inhibidores SGLT2 para diabetes tipo 2 . Y aunque la cetoacidosis diabética se acompaña casi siempres de elevados niveles de glucemia, “de acuerdo a los informes   estos niveles de glucemia en esos pacientes presentaron una aumento moderado,”  de acuerdo al informe de EMA. “Estos niveles no característicos de la glucemia podrían retrasar diagnostico y tratamiento,” advierte, observando  “que todos los [ 101 ] casos fueron hospitalizados.”
Los inhibidores de SGLT2 en el mercado de Estados Unidos y Europa  incluye canagliflozina (Invokana, Janssen Pharmaceuticals), dapagliflozina (Farxiga/Forxiga, AstraZeneca Pharmaceuticals), y empagliflozina (Jardiance, Lilly/Boehringer), asi mismo también exsiten un número de productos combinados en el mercado que incluyen inhibidores SGLT2:  en Europa, por ejemplo aparecen  comercializados como
Vokanamet (canagliflozina/metformina, Janssen-Cilag International), Xigduo (dapagliflozina/metformina, AstraZeneca), y Synjardy (empagliflozina/metformina, Boehringer Ingelheim).
En los  Estados Unidos, está también disponible un producto combinado de empagliflozina más el inhibidor de la dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4) linagliptina (Glyxambi, Lilly/Boehringer).
La  EMA dice que ahora revisará todos los datos disponibles sobre el riesgo para la cetoacidosis diabética con los inhibidores SGLT2 “y considerará si algunos cambios son necesarios en la utilización de estos medicamentos.”
En relación con los “pacientes que tienen cualquier preocupación por sus medicinas para la diabetes deben consultar a su doctor o farmacéutico. Es importante que los pacientes con diabetes continúen tomando su tratamiento prescrito y no detengan el tratamiento sin primero discutir con un profesional del sistema de salud.”
12 de Junio, 2015

Fuente: Medscape

13 agosto 2015

La nueva insulina glargina 300 es efectiva en la diabetes tipo 1

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:59

inyeccion-sombreada

Dos estudios solamente en dosis única  en  Japon  y   Europa para comparar los perfiles farmacocinéticocs(PK) y farmacodinámicos(PD) de la nueva  insulina  glargina 300 U/ml(Gla-300) con la  insulina  glargina 100 U/ml(Gla-100), en individuos  con diabetes   mellitus tipo 1.  En los dos estudios a doble-ciego aleatorizados y cruzados participaron 18 japoneses(edades entre 20 a 65 años) y 24 europeos(edades entre 18 a 65 años), que presentaban niveles de HbA1c ≤9.0%(≤75 mmol/mol), y que  recibieron dosis únicas subcutáneas de Gla-300 a razón de 0,4, 0,6 y 0,9 U/kg(0,9 solamente en el estudio europeo) y Gla-100, 0.4 U/kg.  Un clamp euglucémico de 36 horas fue conducido para cada dosis.
La dosificación sérica de insulina glargina y la tasa de infusión de glucosa evolucionaron de forma más gradual y con perfiles más constantes y prolongados con la administración de Gla-300 al compararlos con Gla-100. Para fundamentar esos datos los tiempos para el 50% de exposición a glargina y la actividad de la insulina fueron más largos en todas las dosis de Gla-300 que con las dosis de Gla-100 durante el periodo del clamp de 36 horas, indicando una exposición más uniformemente distribuida y el efectos metabólico en las 24 horas. La exposición a insulina glargina y la utilización de glucosa fueron menores con las dosis de 0.4 y 0,6 U/ml de Gla-300, comparadas con la dosis de 0,5 U/ml de Gla-100. La actividad de reducción de glucosa fue detectada durante las 36 horas en todas las dosis de Gla-300.
Se concluye que las inyecciones de dosis única de Gla-300 presentaron perfiles PK PD más constantes y prolongados en comparación con las inyecciones de Gla-100, manteniendo el control  glucémico durante más de 36 horas del clamp euglucémicos en participantes japoneses y europeos.
Fuente:  Diabetes Obes Metab 2014, dic.22.

Existe una conexión entre el hígado y el apetito

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:45

A partir de una investigación se establece que cuando el hígado tiene reservas elevadas de glucosa, en forma de glucógeno hepático, se evitaría que los ratones engorden aunque se les ofrezca una dieta muy apetitosa porque se sienten saciados.

Es la primera vez que se observa la conexión existente entre hígado y apetito. El estudio fue encabezado por Joan J. Guinovart en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB Barcelona). Los investigadores, a raíz de los resultados publicados en la revista Diabetes, argumentan que aumentar la producción de glucógeno hepático sería un tratamiento eficaz para mejorar la diabetes y la obesidad.

“Es interesante comprobar que lo que ocurre en el hígado tiene efectos directos sobre el apetito y desvelamos lo que ocurre a nivel molecular”, explica Guinovart. “Entendiendo qué funciona mal en diabetes y obesidad a nivel molecular estaremos más cerca de proponer nuevas dianas terapéuticas y encontrar soluciones”, advierte, si bien añade que ambas enfermedades se pueden prevenir comiendo equilibradamente y haciendo ejercicio diario. “Ya sólo con buenos hábitos los casos de diabetes tipo 2 caerían a la mitad”, considera el investigador.

Los científicos se preguntaron porqué los ratones que acumulaban más glucógeno en el hígado, incluso dándoles una dieta apetitosa, no engordaban. Además de comprobar que comían menos, vieron que en el cerebro de estos ratones había escasas moléculas estimulantes del apetito, mientras que tenían muchas más moléculas depresoras del apetito.

“Y dimos por fin con la pista, con la señal que podía explicar la conexión hígado-cerebro”, explica Iliana López-Soldado, investigadora posdoctoral que ha trabajado tres años en los experimentos.

La clave de la conexión entre hígado y cerebro es el ATP, la molécula utilizada por todos los organismos vivos para proporcionar energía a las células y que está habitualmente alterada en diabetes y obesidad. “Hemos visto que correlacionan perfectamente los niveles altos de glucógeno en hígado, los niveles constantes de ATP y los niveles altos de moléculas saciantes en el cerebro de los ratones”, concluye López-Soldado.

El trabajo ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y por la red Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (Ciberdem).

http://www.correofarmaceutico.com/2014/11/14/al-dia/medicina/observan-por-primera-vez-conexion-higado-apetito

5 agosto 2015

Una enzima lipídica intensifica la sensibilidad a la insulina y representa un potencial tratamiento para la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:46

La reducción de las altas concentraciones de una molécula de lípido que suelen presentarse en personas con diabetes y esteatosis hepática no alcohólica rápidamente mejora la sensibilidad a la insulina, han descubierto investigadores de diabetes del Centro Médico UT Southwestern.
La insulina es una hormona crucial que ayuda al organismo a convertir la glucosa en energía, absorber los nutrimentos y reducir el almacenamiento de los glúcidos en forma de lípidos. La sensibilidad deficiente a la insulina disminuye la eficacia de estos procesos y desencadena diabetes y esteatosis hepática. Investigadores de UT Southwestern demostraron que introducir una enzima llamada ceramidasa en ratones diabéticos normalizaba su sensibilidad a la insulina.
“La reducción de las ceramidas también puede hacer que las personas sean más sensibles a la insulina”, dijo el autor principal del estudio, Dr. Philipp Scherer, Director del Centro para la Investigación de Diabetes Touchstone en UT Southwestern. “Nuestros hallazgos parecen indicar un nuevo medio para posiblemente tratar la diabetes tipo 2 y la esteatosis hepática no alcohólica”.
Aunque en la actualidad no se dispone de tal tratamiento, el Dr. Scherer dijo que podría desarrollarse una forma farmacológica de la enzima ceramidasa.
Los hallazgos se describen en la revista Cell Metabolism.
Cuando el organismo consume más ácidos grasos que los que quema, parte del exceso de lípidos se convierte en ceramida. Cuando se acumula demasiada ceramida, el lípido interfiere en la señalización de la insulina y da por resultado resistencia a la insulina y posiblemente diabetes o esteatosis hepática no alcohólica.
“Es un lípido molesto en ocasiones”, dijo el Dr. Scherer, profesor de Medicina Interna y Biología Celular, quien ostenta la presidencia distinguida en la investigación de diabetes Gifford O. Touchstone, Jr. y Randolph G. Touchstone. “Si podemos reducir la ceramida, creemos que entonces se normalizará el metabolismo del cuerpo”.
En su nuevo estudio, los científicos demostraron que el activar a la ceramidasa en ratones diabéticos detonaba la degradación de ceramida, tanto en el tejido adiposo como en el hígado. Esta acción normalizaba luego la sensibilidad a la insulina y tenía el mismo efecto útil cuando se activaba la ceramidasa en los hepatocitos o en los adipocitos. El exceso de ceramidasa era convertido en esfingosina, otro producto secundario de lípidos. Tanto la ceramida como la esfingosina son fuentes de energía, pero los dos lípidos tienen una potencia de señalización metabólica opuesta. Demasiada ceramida señaliza la resistencia a la insulina y la inflamación, en tanto que una mayor cantidad de esfingosina tiene el efecto opuesto.
“Esta investigación parece indicar la existencia de una ‘intercomunicación’ de acción rápida entre el hígado y el tejido adiposo, en la que la ceramida y la esfingosina regulan críticamente el metabolismo de la glucosa y la captación de lípidos por el hígado”, dijo el Dr. Scherer.
Fuente: Medical News Today

Nuevo análogo del GLP-1: Semaglutida

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:32

Resultados positivos para estudio de fase 2 con semaglutide oral en individuos con diabetes tipo 2.
Novo Nordisk anunció que completó recientemente dos estudios fase 2 para OG217SC, formulación oral de semaglutide: un análogo del GLP-1 de eficacia prolongada, investigando el intervalo de las dosis, intensidad, eficacia y seguridad con una dosis una vez al día de semaglutide oral, comparado contra placebo  y con semaglutida administrada por vía intravenosa una vez por semana en cerca de 600 pacientes con diabetes tipo 2 tratados durante 26 semanas.
Fuente: http://www.novonordisk.com/

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus