Diabetes mellitus

27 Septiembre 2013

La metformina podría reducir el riesgo de muerte por cáncer de próstata

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 7:49

La metformina, un medicamento para la diabetes de uso muy común, podría reducir el riesgo de morir por cáncer de próstata, según una nueva investigación.

Un estudio de casi 4,000 hombres con diabetes halló que los que tomaban metformina cuando les diagnosticaron un cáncer de próstata tenían menos probabilidades de morir por el cáncer o por otras causas que los que tomaban otros medicamentos para la diabetes.

“Hemos demostrado que la metformina está asociada con una mejora de la supervivencia en los pacientes diabéticos con cáncer de próstata”, afirmó el Dr. David Margel, uro-oncólogo en el Centro Médico Rabin en Petah Tikva, Israel, que realizó la investigación cuando estaba en la Universidad de Toronto.

“Está asociada con respecto a la respuesta a la dosis”, afirmó. “Cuanto más tiempo se tomaba la metformina, menos probable era morir de cáncer de próstata o de cualquier otra causa”.

Pero todavía falta por ver si la metformina puede evitar la progresión del cáncer de próstata en las personas sin diabetes, comentan los expertos.

La diabetes y el cáncer de próstata son comunes en Estados Unidos. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society), este año se diagnosticarán unos 239,000 nuevos casos de cáncer de próstata y más de 29,000 hombres morirán del cáncer.

La diabetes tipo 2 está descontrolada, y la metformina es el medicamento que se receta más habitualmente para el tratamiento. El año pasado se surtieron más de 61 millones de recetas de metformina en Estados Unidos. Algunas de las marcas con las que se comercializa son Glucophage y Glumetza. El medicamento, en su formas genéricas y con ciertas marcas, es relativamente barato.

Las investigaciones previas se han centrado en si la metformina podría reducir el riesgo de contraer cáncer de próstata, pero la mayoría de los estudios fueron negativos. Algunos expertos creen que el medicamento, en lugar de eso, funciona de manera que mejora la supervivencia una vez que ya ha aparecido el cáncer.

En el nuevo estudio, publicado en línea el 5 de agosto en la revista Journal of Clinical Oncology, Margel observó a más de 3,800 hombres diabéticos a partir de 67 años de edad que vivían en Ontario. Aproximadamente un tercio estaban tomando metformina al empezar el estudio. Los otros tomaban otros medicamentos para la diabetes.

Los hombres tomaron metformina durante una media de 19 meses (la mitad durante más tiempo y la otra mitad durante menos) antes de que se les diagnosticara un cáncer, y casi nueve meses después.

Durante aproximadamente cuatro años de seguimiento, Margel halló que los que tomaban metformina tenían un riesgo un 24 por ciento menor de fallecer por cáncer de próstata por cada seis meses adicionales tomando el medicamento después del diagnóstico de cáncer. La reducción del riesgo de muerte por otras causas fue inicialmente el mismo, pero se redujo con el paso del tiempo.

En ambos casos, aunque se halló una asociación entre la metformina y la supervivencia, no se estableció una relación directa de causalidad.

No se observó ninguna reducción en el riesgo de muerte de los pacientes que tomaban otros medicamentos para la diabetes.

Aunque el funcionamiento de los otros medicamentos para la diabetes consiste en aumentar la producción de insulina en el cuerpo, la metformina es un “sensibilizador de la insulina” que funciona al hacer que el cuerpo se haga más sensible a la insulina que ya produce. La insulina es necesaria para trasportar la glucosa a las células para que obtengan energía.

Algunas investigaciones sugieren que los niveles altos de insulina pueden contribuir al crecimiento del cáncer. La metformina, al no aumentar la producción de insulina en el cuerpo, podría reducir el crecimiento de las células cancerosas, según algunos expertos.

Los efectos secundarios típicos del medicamento son una diarrea leve y problemas estomacales, indicó Margel. “Normalmente remiten después de una o dos semanas”, señaló.

En su próximo estudio, los investigadores tienen planeado probar la metformina en pacientes con cáncer de próstata, pero sin diabetes. “Es muy seguro que los pacientes no diabéticos usen la metformina”, según Margel.

Los hallazgos indican que hay una necesidad de que se realice un estudio de gran tamaño en el que a hombres con cáncer de próstata en las primeras etapas de la enfermedad se les divida en grupos: uno en que se tome metformina y otro en que se tome un placebo, afirmó una experta. En un editorial acompañante de la revista, Kathryn Penney, profesora de medicina en el Hospital Brigham and Women’s en Boston, afirmó que al menos hay nueve ensayos en proceso examinando el efecto de la metformina en hombres con cáncer de próstata recurrente o en una etapa avanzada.

Pero estos ensayos actuales podrían estar empezando desde un momento en que ya es demasiado tarde, afirmó. En lugar de eso, un ensayo debería observar el efecto de la metformina en el momento del diagnóstico, cuando la enfermedad se encuentra normalmente en las primeras etapas.

“Si ese ensayo mostrara que hay un beneficio, entonces sí, los hombres que no tienen diabetes podrían empezar a tomar metformina en el momento en que les diagnostiquen un cáncer de próstata”, añadió.

FUENTES: David Margel, M.D., Ph.D., uro-oncologist, Rabin Medical Center, Petah Tikva, Israel; Kathryn Penney, Sc.D., instructor in medicine, Brigham and Women’s Hospital, Harvard Medical School, Boston; Aug. 5, 2013, Journal of Clinical Oncology.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=81182

18 Septiembre 2013

Un estudio con ratones sugiere que un medicamento para el cáncer podría ser útil para la diabetes

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:28

El medicamento para el cáncer Zaltrap (aflibercept) podría ser útil en el tratamiento contra la diabetes, según sugieren los hallazgos de una investigación con ratones.

Los científicos afirman que han identificado una vía molecular (una serie de interacciones entre proteínas) que interviene en el desarrollo de la diabetes y, además, descubrieron que el medicamento puede regular esta vía.

Zaltrap tiene la aprobación para el tratamiento del cáncer colorrectal metastásico (que se propaga) en Estados Unidos y para la forma húmeda de una enfermedad de los ojos, la degeneración macular. El medicamento inhibe el mecanismo del factor de crecimiento vascular endotelial (FCVE), por lo que bloquea el crecimiento de los vasos sanguíneos que llegan a los tumores y les cortan el suministro de oxígeno.

Los investigadores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, identificaron una serie de proteínas que vinculan a los inhibidores del FCVE y el nivel de glucosa en la sangre.

“Nos sorprendió descubrir que este medicamento que actualmente se usa para el tratamiento de los pacientes de cáncer tuviera efectos beneficiosos para la diabetes en los ratones de laboratorio y, quizá podría tenerlos en los seres humanos”, afirmó en un comunicado de prensa de la universidad el Dr. Calvin Kuo, profesor de medicina.

Sin embargo, los científicos advierten que frecuentemente la investigación con animales no produce resultados similares en humanos.

“Las proteínas que participan en esta vía podrían ser el objetivo para el desarrollo de nuevas terapias para la diabetes”, afirmó en el comunicado de prensa Amato Giaccia, profesor de biología del cáncer y director de oncología de radiación.

Los hallazgos fueron publicados en línea el 15 de septiembre en dos artículos de la revista Nature Medicine.

Los investigadores señalaron que ha habido indicaciones de que los inhibidores del FCVE, como Zaltrap, podrían influir en el nivel de glucosa de las personas, pero no se ha realizado ningún estudio con seres humanos.

“Como anécdota, han aparecido informes de que pacientes de diabetes a los que se les ha recetado inhibidores del FCVE para tratar el cáncer han podido controlar mejor la diabetes”, indicó Kuo.

Los tres coautores del estudio de Kuo son empleados de Regeneron Pharmaceuticals, que fabrica aflibercept.

DOMINGO, 15 de septiembre (HealthDay News) –

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Stanford University School of Medicine, news release, Sept. 15, 2013

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140718.html

Un gen podría aumentar las probabilidades de los diabéticos de sufrir de enfermedades cardiacas

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:25

Algunas personas con diabetes tipo 2 podrían estar en mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas si también portan un tipo particular de gen, revela una investigación reciente.

La variante genética podría aumentar las probabilidades de problemas cardiacos de los diabéticos en más o menos un tercio, en comparación con las personas que no portan ese ADN, según un equipo de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Centro de Diabetes Joslin, en Boston.

El hallazgo podría conducir a nuevas formas de prevenir o tratar las enfermedades cardiacas en este grupo de pacientes, añadió el equipo. Las personas con diabetes tipo 2 ya tienen hasta cuatro veces más probabilidades de contraer una enfermedad cardiaca que las personas sin diabetes, y las enfermedades cardiacas siguen siendo la principal causa de muerte entre los más de 370 millones de personas de todo el mundo que sufren de diabetes tipo 2, según la información de un comunicado de prensa de la Harvard.

Según se reportó en la edición del 28 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association, el equipo de Boston analizó datos de más de 4,100 pacientes de diabetes tipo 2. Alrededor de un tercio de ellos también sufrían de una enfermedad cardiaca.

El equipo evaluó más de 2.5 millones de variantes genéticas, y halló que una localizada cerca del gen GLUL se asociaba de forma constante con un aumento del 36 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca.

“Se trata de un hallazgo muy interesante, porque esta variante no se había hallado en estudios anteriores de asociación de todo el genoma en la población general”, comentó en el comunicado de prensa el autor líder, el Dr. Lu Qi, profesor asistente del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Harvard.

“Esto significa que los factores de riesgo genéticos de las enfermedades cardiovasculares podrían ser distintos entre los que sufren de diabetes y los que no”, añadió Qi, quien también es profesor asistente de la División Channing de Medicina en Redes del Hospital Brigham and Women’s.

Los expertos alabaron la investigación, afirmando que amplía la comprensión de los científicos sobre el vínculo entre la diabetes y las enfermedades cardiacas.

“[Los investigadores] no solo hallaron un nuevo gen que está vinculado con las enfermedades de la arteria coronaria, sino que también detectaron que ese gen solo aumenta el riesgo de enfermedades de la arteria coronaria si el paciente ya sufre de diabetes. En las personas sin diabetes, este gen no tiene ningún efecto”, señaló el Dr. Jason Kovacic, profesor asistente de medicina del departamento de cardiología del Centro Médico Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Según Kovacic, el estudio “abre las puertas” a la idea de que la diabetes y otros factores “pueden cambiar el impacto de cualquier alteración genética sobre las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular o un ataque cardiaco. Sin duda esta será una línea de investigación muy importante en el futuro”.

La Dra. Tara Narula es directora asociada de la unidad de atención cardiaca del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo con Kovacic en que el hallazgo del equipo de Boston podría tener implicaciones para unos mejores tratamientos.

“Comprender el mecanismo del gen en cuestión podría proveer la clave para crear fármacos que podrían resultar protectores contra [las enfermedades de la arteria coronaria] en los diabéticos”, planteó Narula. “En general, este estudio amplía nuestros conocimientos actuales y ofrece esperanzas para los diseñadores de terapias y de planes de tratamiento que podrían por lo menos aliviar el sufrimiento por [las enfermedades cardiovasculares] entre los diabéticos, una población que ya sufre tremendamente por el precio que la diabetes cobra a muchos otros sistemas orgánicos del cuerpo”.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Jason Kovacic, M.D., assistant professor of medicine, department of cardiology, Mount Sinai Medical Center, New York City; Tara Narula, M.D., associate director, cardiac care unit, Lenox Hill Hospital, New York City; Harvard School of Public Health, news release, Aug. 27, 2013

Avances en el tratamiento de la retinopatía diabética

Archivado en: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:24

Retinopatía diabética.

Investigación sobre los tratamientos disponibles contra la retinopatía diabética y sus resultados.

Dr. Hani S Al-Mezaine

Discovery Medicine, Volume 9, Number 47, April 2010.

La retinopatía diabética es una complicación común de la diabetes y sigue siendo una de las principales causas de ceguera en adultos, en todo el mundo.

La reducción del riesgo cardiovascular y la atención centrada en el paciente, principales desafíos en diabetes tipo 2

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:19

La reducción del riesgo cardiovascular y la atención centrada en el paciente, principales desafíos en diabetes tipo 2.

Son algunas de las principales conclusiones del encuentro liderado por el Prof. Jiten Vora y el Dr. Ramón Gomis, que ha reunido a expertos nacionales e internacionales de alto nivel para mejorar el abordaje de los pacientes con esta enfermedad.

¨La mortalidad y la morbilidad todavía es alta en los pacientes con diabetes tipo 2 a pesar de los avances en su tratamiento¨. Así lo ha afirmado el Prof. Jiten Vora, especialista en diabetes y endocrinología del Royal Liverpool University Hospital y Profesor Honorario de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), quien también ha subrayado la necesidad de desarrollar estrategias de gestión eficaces que aborden la complejidad y muchos desafíos asociados a la DM2, como lo son el logro de los objetivos glucémicos, evitar el desarrollo de complicaciones, el correcto abordaje de las comorbilidades o favorecer la adherencia al tratamiento por parte del paciente.

Los expertos reunidos recientemente en Madrid en el encuentro multidisciplinar Moving forward: New Bridges in Diabetes, organizado por la Alianza Boehringer Ingelheim – Lilly en diabetes, han coincidido en la importancia de adaptar el tratamiento a las características de cada paciente para abordar estos retos, así como de reducir el riesgo cardiovascular (CV), que en los pacientes con DM2 se incrementa por la presencia de comorbilidades como hipertensión arterial, obesidad, dislipemia o microalbuminuria, ha explicado el Prof. Vora.

Enfermedad cardiovascular, mayor causa de muerte en diabetes

En este sentido, el Dr. Janaka Karalliedde, Profesor en la División Cardiovascular del Guy’s Hospital Campus del King’s College London (Reino Unido), ha explicado que el inadecuado control glucémico es una de las principales razones de la mayor incidencia de enfermedad cardiovascular en los sujetos con diabetes tipo 2, que ¨es la causa del 52% de las muertes en estos pacientes. Además, éstos tienen un riesgo de 2 a 4 veces mayor de sufrir un evento cardiaco como infarto de miocardio o ataque al corazón en comparación con las personas no diabéticas, y su esperanza de vida se reduce de 5 a 10 años¨.

El diabetólogo ha defendido el control glucémico temprano e intensivo y la necesidad de un abordaje multifactorial e individualizado del paciente para reducir el riesgo CV, lo que significa que hay que tener en cuenta todos sus factores de riesgo (control glucémico, presión arterial, colesterol, abandono del tabaco y práctica de ejercicio) así como la existencia previa de otras enfermedades como la renal o la cardiovascular. ¨Esto permitirá reducir la mortalidad y la morbilidad de estos sujetos¨, afirma el Dr. Karalliedde.

Educación del paciente

Una de las estrategias que se han mostrado eficaces para tratar y prevenir las complicaciones de la DM2 –en concreto las enfermedades cardiovasculares- es la que se centra en el paciente, tal y como ha señalado el Dr. Ramón Gomis, Director del IDIBAPS. El objetivo de estos programas es permitir a las personas con diabetes tomar un papel más activo en el manejo de su salud, ofreciéndoles el apoyo y los recursos necesarios para aceptar y aplicar los cambios. ¨Los más importantes son los relacionados con la nutrición y con la actividad física. Hay una relación muy estrecha entre aumento de la diabetes tipo 2 e incremento de la obesidad, y todo está ligado al cambio en los estilos de vida¨, argumenta el endocrinólogo.

El Dr. Gomis ha explicado que los programas de educación del paciente deben ser personalizados e interactivos, teniendo en cuenta numerosos factores relativos al entorno concreto en el que el paciente lleva a cabo sus actividades sociales, profesionales y familiares. Esto requiere la coordinación de un gran número de profesionales (médicos, enfermeras, nutricionistas, psicólogos, etc.) y organizaciones (Centros de Atención Primaria, asociaciones de pacientes, hospitales, responsables de la política sanitaria, etc.).

Un 40% de diabéticos con enfermedad renal

Los expertos han abordado también otra de las principales complicaciones de la diabetes: la enfermedad renal. En palabras del Dr. Alberto Martínez-Castelao, Responsable de la Unidad de Diálisis del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona), ¨hasta un 40% de los pacientes con diabetes tipo 2 desarrollarán algún grado de afectación renal a lo largo de su vida diabética. Se trata de una cifra muy importante si consideramos el elevado número de diabéticos en todo el mundo¨.

La enfermedad renal contribuye, además, al daño vascular de los pacientes, hasta el punto que la tasa de filtración glomerular (TFG) inferior a 60 ml / min se ha considerado como un factor de riesgo cardiovascular (CV) tan importante como la cardiopatía isquémica, que es más acentuada cuando se desarrollan microalbuminuria o proteinuria, según ha señalado el nefrólogo. El Dr. Martínez-Castelao se ha referido a la dificultad de controlar la diabetes en estos casos y a la limitación del uso de fármacos en pacientes con diabetes e insuficiencia renal. En este sentido, los inhibidores DPP-4 son cada vez más utilizados: ¨el último en añadirse a esta familia de fármacos, linagliptina, no requiere ajuste de la dosis debido a su metabolismo no renal, lo que permite a este tipo de pacientes obtener el máximo beneficio de la terapia farmacológica¨.

La Prof. Paola Fioretto, de la Universidad de Padova (Italia), ha presentado los resultados de varios estudios que demuestran que los iDPP-4 tienen un perfil de seguridad favorable, no tienen un efecto sobre el peso y, cuando se utilizan en ausencia de sulfonilureas o insulina, tienen un bajo riesgo de hipoglucemia. Los metaanálisis sugieren, además, que no están asociados con un mayor riesgo de enfermedad CV. ¨Linagliptina tiene una eficacia duradera, y los análisis demuestran reducciones sostenidas de la HbA1c y que linagliptina proporciona una eficacia consistente sin importar la edad del paciente, la duración de la diabetes o de la función renal¨.

La reunión internacional y multidisciplinar Moving forward: New Bridges in Diabetes ha contado, además, con las ponencias de la Dra. Sara Artola, Coordinadora de redGDPS, sobre la dificultad de alcanzar los objetivos terapéuticos; el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, Jefe del Departamento de Medicina Interna del Hospital Carlos Haya (Málaga), en relación a la hipoglucemia; y el Dr. Javier Ampudia, endocrinólogo y médico adjunto del Hospital Clínico Universitario de Valencia, sobre la diabetes como equivalente de enfermedad CV. El Dr. Michael Cummings, Profesor Honorario en Diabetes y Endocrinología de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), también ha participado en el encuentro ofreciendo una sesión de expertos sobre la individualización del tratamiento en DM2.

Fuente: Hill + Knowlton Strategies

http://www.vademecum.es/noticia-130523-la+reduccion+del+riesgo+cardiovascular+y+la+atencion+centrada+en+el+paciente%2C+principales+desafios+en+diabetes+tipo+2_7062

Omega-3 y riesgo de eventos cardiovasculares mayores Revisión sistemática y metaanálisis publicado en JAMA.

Archivado en: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:13

Contexto: Existe considerable controversia respecto a la asociación de ácidos grasos omega-3 poliinsaturados (PUFAs) y resultados finales de eventos cardiovasculares mayores.

Objetivo: Evaluar el papel de los suplementos omega-3 en los principales resultados cardiovasculares.

ORÍGEN DE DATOS:

Selección de los estudios: Ensayos clínicos aleatorios que evaluaron el efecto de ácidos grasos omega-3 en la mortalidad por todas las causas, muerte cardíaca, muerte súbita, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.

Extracción de datos: Se extrajo información descriptiva y cuantitativa, estimaciones de riesgos absolutos y relativos (RR) fueron resumidos bajo un modelo de efectos aleatorios. La heterogeneidad se evaluó mediante la estadística Q e I2.

Análisis de subgrupos se realizaron para detectar la presencia de cegamiento, ajustes preventivos, pacientes con desfibrilador automático implantable y se realizó análisis de metarregresión para las dosis de ácidos grasos omega-3. Un nivel de significación estadística de .0063 se asumió después del ajuste para comparaciones múltiples.

Síntesis de datos: De las 3.635 citas recuperadas, 20 estudios con 68.680 pacientes fueron incluidos, reportando 7.044 muertes, 3.993 muertes cardiacas, 1.150 muertes súbitas, 1.837 infartos de miocardio y 1.490 accidentes cerebrovasculares.

No se encontró asociación estadísticamente significativa con la mortalidad por todas las causas (RR 0,96, IC 95%, 0,91 a 1,02; reducción de riesgos [DR] -0,004, IC 95%, -0,01 a 0,02), muerte cardiaca (RR 0,91, IC 95 %, 0,85 a 0,98; DR, -0,01, IC 95%, -0,02 a 0,00), muerte súbita (RR 0,87, IC 95%, 0,75 a 1,01; DR, -0,003, IC 95%, -0,012 a 0,006 ), infarto de miocardio (RR 0,89, IC 95%, 0,76 a 1,04; DR, -0,002, IC 95%, -0,007 a 0.002) y accidente cerebrovascular (RR 1,05, IC 95%, 0,93 a 1,18; DR, 0,001 IC 95%, -0,002 a 0,004) cuando todos los estudios de suplementos fueron considerados.

Conclusión: En general, los suplementos de omega-3 PUFA no se asociaron con una menor riesgo de mortalidad por cualquier causa, muerte cardíaca, muerte súbita, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular basados en medidas relativas y absolutas de asociación.

Traducción colaborativa: Rizos EC , Ntzani EE , Bika E , Kostapanos MS , Elisaf MS

JAMA : the journal of the American Medical Association

ENLACES » Pubmed , Sitio web del Publicador

Este artículo incluye 20 Estudios primarios

Traducción realizada por Geriatría Clínica Actualizada (www.doctorgallegos.com). Esta traducción ha sido producida por colaboradores de Epistemonikos

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=80696

El sueño aumenta la producción de células de sustento del cerebro

Archivado en: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:07

La mielina como material aislante en las proyecciones de las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal está implicada en este proceso

El sueño aumenta la reproducción de las células que participan en la formación de mielina, según un estudio realizado en un modelo experimental, cuyos resultados publica la revista ‘Journal of Neuroscience’. Los hallazgos podrían abrir a la puerta a nuevos puntos de vista sobre el papel del sueño en la reparación y el crecimiento del cerebro.

Los científicos han sabido durante años que muchos genes se activan durante el sueño y se apagan en los períodos de vigilia. Sin embargo, no estaba claro cómo el sueño afecta a los tipos de células específicas, tales como los oligodendrocitos, que producen la mielina en el cerebro sano y responden a una lesión. Al igual que el aislamiento alrededor de un cable eléctrico, la mielina permite a los impulsos eléctricos moverse rápidamente de una célula a la siguiente.

En el estudio actual, Chiara Cirelli y sus colegas de la Universidad de Wisconsin, en Madison, Estados Unidos, midieron la actividad genética en oligodendrocitos de modelos experimentales que durmieron o fueron obligados a permanecer despiertos. El equipo encontró que los genes que promueven la formación de la mielina se activan durante el sueño y, por contra, los implicados en la muerte celular y la respuesta al estrés celular se encendieron cuando los animales permanecieron despiertos.

“Estos resultados apuntan a cómo el sueño o la falta de sueño puede reparar o dañar el cerebro”, afirmó Mehdi Tafti, que estudia el sueño en la Universidad de Lausanne, en Suiza, pero no participó en este estudio.

Un análisis adicional reveló que la reproducción de las células precursoras de oligodendrocitos (OPC), las células que se convierten en los oligodendrocitos, se duplican durante el sueño, especialmente durante el movimiento rápido de los ojos (una fase del sueño denominada REM).

“Durante mucho tiempo, los investigadores del sueño se centraron en cómo la actividad de las células nerviosas es diferente cuando los animales están despiertos frente a cuando están dormidos -subraya Cirelli-. Ahora está claro que la manera en que otras células de apoyo en el sistema nervioso funcionan también cambia dependiendo en gran medida de si el animal está dormido o despierto”.

Además, Cirelli especula con que los resultados sugieren que la pérdida extrema y/o crónica de sueño podría agravar algunos de los síntomas de la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad que daña la mielina. De esta forma, señaló que los experimentos futuros pueden examinar si existe o no una relación entre los patrones de sueño y la gravedad de los síntomas de la EM.

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/121389/el-sueno-aumenta-la-produccion-de-celulas-de-sustento-del-cerebro

05/09/2013 - E.P.

La diabetes, nueva entre las diez principales causas de muerte en el mundo, de las que sale la tuberculosis

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:04

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado su listado de las diez principales causas de muerte en el mundo, entre las que se mantienen varias enfermedades no transmisibles como las patologías coronarias, los accidentes cerebrovasculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). . .La diabetes aparece por primera vez en este ‘top ten’, del que sale la tuberculosis.

Este organismo de Naciones Unidas ha utilizado datos de 2011, año en que estiman que murieron en todo el mundo 55 millones de personas. Las enfermedades no transmisibles son responsables de dos de cada tres fallecimientos, más que hace diez años, cuando representaban el 60 por ciento de todas las muertes.

La primera causa de muerte siguen siendo las enfermedades cardiovasculares, que mataron a casi 17 millones de personas y representaron tres de cada diez fallecimientos. De ellos, unos 7 millones lo hicieron por una cardiopatía isquémica y 6,22 millones debido a un accidente cerebrovascular.

A ambas dolencias le siguen las infecciones de vías respiratorias inferiores (causantes de 3,2 millones de muertes), la EPOC (3 millones), enfermedades diarreicas (1,9 millones), el VIH/sida (1,6 millones), los cánceres de tráquea, bronquios o pulmón (1,5 millones), la diabetes mellitus (1,4 millones), los accidentes de tráfico (1,3 millones) y los nacimientos prematuros o el bajo peso al nacer (1,2 millones).

Precisamente la OMS destaca como de este ‘top ten’ sale la tuberculosis, que no obstante sigue entre las quince principales causas de muerte.

Países ricos y pobres: la causa de muerte cambia

El informe destaca que las causas de muerte pueden variar entre países de altos y bajos ingresos. Así, mientras que en los países ricos las enfermedades no transmisibles representan el 87 por ciento de todas las muertes, en los países de bajos ingresos apenas representan el 36 por ciento, y ganan protagonismo enfermedades como el VIH/sida, las enfermedades diarreicas, la malaria o la tuberculosis, con un tercio de todas las muertes en estos países. También hay diferencias en la edad de los fallecidos.

Muertes infantiles

Las complicaciones derivadas de un parto prematuro y la asfixia y las lesiones al nacer también se encuentran entre las principales causas de muerte. La OMS pone de relieve que de los 6,9 millones de niños que murieron antes de cumplir los cinco años en 2011, casi todos fueran de países de bajos y medianos ingresos. Además de las complicaciones al nacer, la neumonía o las enfermedades diarreicas, la malaria siguen siendo una importante causa de muerte a estas edades, especialmente en África subsahariana.

El tabaco sigue estando detrás de muchas muertes

La OMS destaca cómo el consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de muchas enfermedades mortales, como la enfermedad cardiovascular, la EPOC o el cáncer de pulmón.  En total, el tabaco es responsable de la muerte de 1 de cada 10 adultos en todo el mundo, y la causa oculta de muchas enfermedades mortales.

También la OMS muestra su preocupación por el elevado porcentaje de muertes por accidente o lesión (9% del total). De todos ellos, los accidentes de tráfico siguen siendo la causa más frecuente, con casi 3.500 vidas perdidas cada día, unos 700 más que en el año 2000.

Fuente: Europa Press

6 Septiembre 2013

Una sencilla prueba podría detectar el riesgo de demencia en los mayores diabéticos

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:33

Unos investigadores han creado un sencillo sistema de calificación que podría predecir el riesgo de demencia en los adultos mayores que sufren de diabetes tipo 2.

El sistema, que califica a los pacientes según su edad, problemas de salud y nivel educativo, podría ayudar a los médicos a vigilar de cerca a los pacientes de diabetes con el mayor riesgo de demencia, y a iniciar un tratamiento temprano si resulta necesario, aseguraron la Dra. Rachel Whitmer y colegas de la División de Investigación del Kaiser Permanente de California.

Los investigadores crearon el sistema de calificación examinando datos de casi 30,000 pacientes que tenían a partir de 60 años de edad y que sufrían de diabetes tipo 2. Casi uno de cada cinco (el 17 por ciento) de los pacientes contrajeron demencia en el transcurso de una década.

Los investigadores identificaron 45 factores de riesgo de la demencia, y usaron unos sofisticados métodos estadísticos para analizar los expedientes médicos de los pacientes e identificar los factores de riesgo que predecían el inicio de la demencia con la mayor potencia.

Determinaron que la edad, el nivel educativo y seis complicaciones de salud relacionadas con la diabetes (un evento metabólico agudo, las enfermedades microvasculares, el pie diabético, las enfermedades cerebrovasculares, las enfermedades cardiacas y la depresión) eran los predictores más importantes de la demencia.

Los investigadores incorporaron esos factores a un sistema de puntos fácil de usar, que ubica a los pacientes en una de 14 categorías. La puntuación más baja (-1) indica el menor riesgo de demencia, y las puntuaciones más altas (entre 12 y 19) indican el mayor riesgo.

Los pacientes con las puntuaciones más altas tenían 37 veces más probabilidades de contraer demencia en un plazo de 10 años que los que tenían las puntuaciones más bajas, y los pacientes con las puntuaciones más altas contrajeron demencia con más rapidez que los que tenían las puntuaciones más bajas, según un artículo que aparece en la edición en línea del 20 de agosto de la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Entonces, los investigadores evaluaron el sistema de calificación en otro grupo de pacientes mayores con diabetes tipo 2, y hallaron que predecía el riesgo de desarrollar demencia con precisión.

Se han desarrollado sistemas de calificación para predecir el riesgo de demencia en otros grupos de pacientes, pero este es el primero para predecir el riesgo de demencia entre los diabéticos, afirmaron los investigadores.

“Desafortunadamente, hay una crisis tanto de diabetes tipo 2 como de demencia, y el vínculo entre esas dos enfermedades augura una posible crisis de salud pública”, advirtió Whitmer en un comunicado de prensa de la revista.

“En general, las calificaciones de riesgo podrían ser útiles para la identificación de los individuos que deberían ser monitorizados por los síntomas de la enfermedad, para la selección de individuos en alto riesgo para los ensayos clínicos, para dirigir las intervenciones preventivas a los que están en el mayor riesgo y para evaluar la efectividad de una intervención a fin de reducir el riesgo de enfermedad futura”, escribió en un editorial acompañante la Dra. Anna-Maija Tolppanen, de la Universidad del Este de Finlandia.

“[Este nuevo sistema de calificación] podría resultar útil para los médicos para este primer propósito, pero en la actualidad no contamos con datos de ensayos clínicos sobre intervenciones efectivas para prevenir la demencia”, lamentó Tolppanen.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139958.htm

En la diabetes tipo 2, el estómago podría ’saborear’ el azúcar de forma distinta

Archivado en: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:29

El modo en que el intestino “saborea” los alimentos dulces podría ser defectuoso en las personas con diabetes tipo 2, lo que lleva a problemas con la absorción de la glucosa (azúcar), según un nuevo estudio.

Este es el primer hallazgo sobre los “receptores del sabor dulce” en el intestino y podría ser importante para una serie de problemas de salud y alimenticios que sufren los pacientes de diabetes, según los investigadores de la Universidad de Adelaida en Australia.

Explicaron que el sabor que se produce en la boca no es la única manera en que el cuerpo detecta el sabor dulce.

“Cuando hablamos del ’sabor dulce’, la mayoría de la gente piensa en el sabor de los alimentos dulces en nuestra lengua, pero los científicos han descubierto que hay receptores del sabor dulce en varios lugares del cuerpo humano. Estamos empezando ahora a comprender la importancia de los receptores del sabor dulce en el intestino humano y lo que significa para los que padecen de diabetes tipo 2″, afirmó en un comunicado de prensa de la universidad Richard Young, investigador postdoctoral principal del laboratorio de investigación neurointestinal.

El estudio contó con 14 personas adultas sanas y con 13 que padecían de diabetes tipo 2.

Young halló que el control de los receptores del sabor dulce en el intestino de los adultos sanos permitía a sus cuerpos regular la absorción de glucosa 30 minutos después de que los receptores detectaran la glucosa. Sin embargo, las personas con diabetes tipo 2 presentaban anomalías que resultaban en una absorción más rápida de la glucosa, según el estudio publicado en una edición reciente de la revista Diabetes.

“Cuando los receptores del sabor dulce del intestino detectan la glucosa, desencadenan una respuesta que podría regular el modo en que el intestino absorbe la glucosa. Nuestros estudios muestran que en los pacientes con diabetes, la glucosa es absorbida más rápidamente y en mayores cantidades que en las personas adultas sanas”, señaló Young.

“Esto muestra que la diabetes no es solo un trastorno del páncreas y de la insulina: el intestino juega un papel más importante de lo que los investigadores han creído hasta ahora”, afirmó. “Esto es así porque la propia gestión que hace el cuerpo de la absorción de la glucosa podría basarse en la acción de los receptores del sabor dulce, y estos parecen estar controlados de forma anómala en las personas con diabetes tipo 2″.

Es necesario que se realicen más investigaciones para conocer mejor estos mecanismos de los intestinos, señaló Young.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Adelaide, news release, Aug. 23, 2013

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140170.html

« Entradas anterioresEntradas siguientes »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Otro blog más de Art