Diabetes mellitus

16 septiembre 2014

Péptidos sensibles a la glucosa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:44

Los diabéticos podrían dejar de tener que pincharse los dedos varias veces por día para controlar sus niveles de glucosa en sangre si un equipo logra avanzar con su descubrimiento.

El equipo de Sylvia Daunert, de la Universidad de Miami, publica en ACS Chemical Biology avances significativos en el desarrollo de sensores que controlan continuamente los niveles de azúcar en sangre sin utilizar muestras de sangre. Los resultados incluso podrían visualizarse en un dispositivo móvil como un teléfono celular.

“No hay dispositivos capaces de controlar la glucosa de manera continua durante períodos prolongados. Los péptidos sensibles (a la glucosa) que diseñamos nos permitirán lograr ese control continuo”, aseguró Daunert por e-mail.

Con su equipo modificó una proteína para que se pudiera unir a la glucosa con la capacidad de emitir una señal en cada unión: su fluorescencia se debilita y la proteína se oscurece.

Esa señal, que es la intensidad de la fluorescencia, “se puede evaluar con un medidor portátil y el resultado se puede transmitir por vía inalámbrica a un teléfono inteligente o la Nube”, aseguró vía e-mail John Pickup, profesor de diabetes y metabolismo de la Facultad de Medicina del King’s College de Londres y que no participó del estudio.

Hoy, los diabéticos pueden utilizar bombas de insulina que le administran al organismos dosis preestablecidas de insulina mediante catéteres subcutáneos. Pero esos dispositivos aún no tienen la capacidad de controlar el azúcar en sangre.

Daunert anticipa el desarrollo de catéteres implantables sensible a las variaciones de las proteínas que se unen a la glucosa. Esos sensores podían conectarse a la bomba de insulina para ajustar la liberación de las dosis automáticamente.

¿Cuándo podrían estar disponibles esos dispositivos? Aún quedan obstáculos por superar y no hay métodos en desarrollo que podrían incorporarse en un dispositivo comercial. Pero los investigadores son optimistas.

“Primero, necesitamos estudios in vivo con animales y, luego, seres humanos para obtener la aprobación (de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos). Podría decir que habría que esperar cinco años para que los biosensores con catéteres estén en el mercado”, dijo Daunert.

“Cualquiera sea el método utilizado para la ingeniería de las proteínas, los estudios nuevos sobre la GBP como sensor de glucosa brindan nuevas oportunidades alentadoras para el monitoreo de la glucosa por fluorescencia en la diabetes”, opinó Pickup.

FUENTE: ACS Chemical Biology
Por Rob Goodier

Novedosa vacuna contra el Ébola

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:40

Una vacuna experimental contra el Ébola se ha mostrado promisoria en un ensayo con monos.

Según los resultados de ese ensayo, una versión de dos inyecciones de la vacuna, que incluye una “dosis de preparación” que alista al sistema inmunitario antes de que se administre la vacuna contra el Ébola, está ahora evaluándose por primera vez en seres humanos, comentó el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.

“Esta es la versión de esta vacuna para el estudio con animales”, comentó Fauci sobre el ensayo con monos. “La vacuna se vio muy bien en los estudios con animales. Protegió a los monos de una amenaza letal de Ébola”.

Fauci dijo que el ensayo humano se está realizando para averiguar si la vacuna es segura y si las personas que la reciben crean anticuerpos contra el virus.

Dos mujeres recibieron la vacuna experimental la semana pasada cuando los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. iniciaron un ensayo muy anticipado para combatir el virus del Ébola, que con frecuencia resulta letal, y que ha plagado a cuatro países de África occidental. Las mujeres, de 39 y 27 años de edad, fueron las primeras personas en recibir la vacuna. El ensayo con humanos incluirá al final 20 hombres y mujeres de 18 a 50 años de edad. Nadie será infectado con la enfermedad. La vacuna fue desarrollada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. y la farmacéutica GlaxoSmithKline.

Fauci describió el ensayo humano diciendo que “esto nos llevará, como mínimo, hasta finales de año. Y si es segura y tiene una respuesta que se predeciría como protectora, entonces se movería a la próxima fase del estudio durante un año para averiguar cuál es la dosis correcta, cuál es la respuesta y la seguridad a largo plazo”.

Pero en vista del brote actual que padece África occidental que ha enfermado a más de 3,000 personas y acabado con las vidas de más de 1,900, el proceso podría acelerarse, aseguró Fauci. “Una vez se haya establecido la seguridad, es probable que se haga un ensayo clínico para determinar si funciona y protege”, planteó.

Lo más probable es que la vacuna se administre a las personas con el riesgo más alto en África occidental, dijo Fauci, “como los trabajadores sanitarios que se ponen en riesgo cuando cuidan a las personas”.

Pero Fauci advirtió que ni esta ni ninguna otra vacuna controlará la epidemia actual de Ébola en África occidental.

“Estamos en las primerísimas etapas de la intervención con vacunas y fármacos. La piedra angular del control de esta epidemia es intensificar el control de la infección”, enfatizó.

Aunque esta es la primera vacuna en llegar a ensayos con humanos, Fauci dijo que las pruebas con humanos de otras vacunas comenzarán en más o menos un mes.

El informe sobre el ensayo con monos aparece en la edición en línea del 7 de septiembre de la revista Nature Medicine.

En el ensayo, un equipo liderado por Nancy Sullivan, jefa de la sección de investigación en biodefensa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., inició los sistemas inmunitarios de los monos al primero administrarles una inyección de un virus al que los animales ya habían estado expuestos, y entonces administrarles el virus del Ébola. Este método de dos inyecciones proveyó inmunidad incluso durante 10 meses, apuntaron los investigadores.

Los investigadores también probaron una versión de una sola inyección de la vacuna, pero hallaron que solo funcionaba durante unas cinco semanas.

Thomas Geisbert, profesor de microbiología e inmunología de la Rama Médica de la Universidad de Texas, en Galveston, dijo que contar en algún momento con una vacuna de una sola inyección es importante.

El método exitoso usado en el ensayo con los monos en que el sistema inmunitario se “preparó” para que respondiera mejor al Ébola es interesante, aseguró. Pero es dudoso que ese método funcionara en un brote de Ébola, advirtió.

“En un brote, no hay tiempo de preparar y reforzar”, señaló Geisbert. “Realmente se necesita una vacuna de una sola inyección de acción rápida que se pueda administrar a los trabajadores sanitarios y a los primeros respondientes justo antes de enviarlos a la zona álgida”, planteó.

Una vez haya una vacuna disponible, no todo el mundo en las áreas donde el Ébola es endémico se debe vacunar, comentó Fauci.

“Si está en una región donde hay un riesgo alto de brote, se comenzaría con los primeros respondientes y el personal de las salas de emergencias. Si el brote persiste, se podría considerar vacunar a muchas personas”, explicó.

El Dr. Amesh Adalja, asociado del Centro de Bioseguridad de la Universidad de Pittsburgh, afirmó que la vacuna experimental es “promisoria”.

Adalja dijo que se están desarrollando varias vacunas contra el Ébola. “Cualquiera de esas vacunas podría cambiar la forma en que afrontamos los brotes de Ébola en el futuro”, señaló.

Pero añadió que “el brote en África occidental se detendrá usando los métodos comprobados utilizados en el pasado. Sería un error que la gente creyera que una vacuna experimental contra el Ébola tendrá un impacto significativo sobre este brote”.

Las autoridades de EE. UU. y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtieron la semana pasada que la enfermedad, que es altamente virulenta, se está propagando más rápido de lo que los trabajadores en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona pueden trabajar para contenerlo. Los funcionarios de la OMS dijeron que hasta 20,000 personas podrían infectarse con el virus, que tiene una tasa de mortalidad que puede alcanzar el 90 por ciento en algunos casos.
________________________________________
FUENTES: Anthony Fauci, M.D., director, U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases; Amesh Adalja, M.D., associate, Center for Biosecurity, University of Pittsburgh; Thomas Geisbert, Ph.D., professor, microbiology and immunology, University of Texas Medical Branch at Galveston; Sept. 7, 2014, Nature Medicine, online.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=85260

11 septiembre 2014

La proteína STK25 puede resultar clave para detener la evolución de la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:03

La proteína STK25 presenta una contribución decisiva en el crecimiento celular. Investigadores de la Academia Sahlgrenska, en Gotemburgo, han descubierto que dicha proteína también afecta al metabolismo, demostrando que las concentraciones elevadas aceleran la evolución de la diabetes en ratones.
Estos Investigadores de la Academia Sahlgrenska, en la Universidad de Gotemburgo, han descubierto una proteína que puede abrir las puertas un nuevo método de tratamiento de la diabetes de tipo 2 y otras enfermedades causadas por trastornos metabólicos.

La tesis doctoral de Emmelie Cansby ha demostrado que la reducción de la proteína STK25 en cultivos celulares mejora el metabolismo. Los estudios también revelaron que los ratones que tienen un incremento de las concentraciones de STK25 y reciben una dieta rica en lípidos tienen más probabilidades de presentar síntomas de diabetes.
“Los métodos actuales para tratar la diabetes no tienen suficiente eficacia”, dice Emmelie Cansby. “Por otra parte, se acompañan de diversos efectos adversos, entre ellos hipoglucemia, aumento de peso, edema y problemas digestivos. Se necesita urgentemente nuevos fármacos  complementarios para la diabetes tipo 2″.
En su tesis concluye que la proteína STK25 ofrece el potencial de toda una nueva forma de tratar la diabetes. “Cabe esperar que el tratamiento futuro de la diabetes y otros trastornos metabólicos incluya fármacos que inhiban la acción de STK25″, según expresa.
Emmelie Cansby presentó el 5 de septiembre su tesis titulada: «Regulación del metabolismo y la inflamación por dos proteína cinasas AMPK y STK25».
Enlace a la tesis: http://hdl.handle.net/2077/35938
Fuente: Science Daily

La clave no está en la dieta, sino en la adherencia

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:56

Un nuevo estudio indica que cualquier régimen es eficaz si es hipocalórico y se sigue correctamente.
Cualquier dieta, llámese de la Zona, Atkins, Ornish o Learn, puede inducir la pérdida de peso siempre que el paciente la siga. Esta conclusión -en apariencia una obviedad- responde a la pregunta que muchas personas con intención de adelgazar se hacen: ¿es más eficaz un régimen bajo en hidratos de carbono o uno que incida en limitar el consumo de grasas? La respuesta, atendiendo al estudio que publica hoy JAMA sobre 7.300 individuos, es que cualquiera sirve si es hipocalórico y se sigue correctamente.
Bradley C. Johnson, del Instituto de Investigación del Hospital Infantil en Toronto, ha dirigido este metanálisis, donde se comparaban ensayos con personas que no seguían ningún régimen, otros que reducían principalmente las calorías procedentes de los hidratos de carbono, y los que lo hacían a partir de las calorías de las grasas.
Las diferencias entre ambos tipos de regímenes fueron insustanciales. Por ejemplo, la Atkins conseguía una pérdida de 1,7 kilos más que la dieta de la Zona, a los seis meses de seguimiento.
Sin embargo, la adherencia sí resultó determinante; también el ejercicio: a los doce meses conseguía una mayor pérdida de peso.

http://endocrinologia.diariomedico.com/2014/09/03/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/clave-no-es-dieta-sino-adherencia

Beneficios de las estatinas superan por mucho a sus efectos secundarios

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:52

farmacos_280

Los beneficios del uso a largo plazo de las estatinas para reducir el colesterol superan por mucho los riesgos, según una revisión de las investigaciones publicadas durante 20 años.
Algunos expertos temen que las estatinas podrían ser usadas en exceso, pero estos nuevos hallazgos podrían ofrecer consuelo a los más de 200 millones de personas de todo el mundo que toman los fármacos, señalaron los autores de la nueva revisión. Entre las estatinas comunes se hallan Crestor, Lipitor y Zocor.
“Para la mayoría de pacientes en riesgo, los beneficios cardiovasculares superan por mucho a los riesgos”, afirmó en un comunicado de prensa del Hospital Johns Hopkins el autor del estudio, el Dr. Chintan Desai, cardiólogo del Hopkins.
Analizaron datos de estudios llevados a cabo desde 1994 que incluyeron a más de 150,000 hombres y mujeres de mediana edad y mayores que tomaban estatinas, y a quienes se dio seguimiento durante unos cinco años. Los resultados mostraron que el uso de estatinas a largo plazo solo aumentaba ligeramente el riesgo de algunos efectos secundarios, pero que no aumentaba el riesgo de otros.
Por ejemplo, hubo poca evidencia de dolores musculares y solo un pequeño aumento en el riesgo de inflamación muscular. Una afección grave en que el tejido muscular se descompone con rapidez se asoció sobre todo con unas dosis altas de estatinas que ya no se recomiendan.
El uso a largo plazo de las estatinas se asoció con un aumento modesto en el riesgo de diabetes tipo 2, pero solo en las personas que tenían otros factores de riesgo de la diabetes. Las personas que tomaron estatinas durante mucho tiempo tenían un aumento bajo en el riesgo de demencia, coágulos sanguíneos, cataratas y fatiga.
Los investigadores también hallaron que el uso de estatinas proveía cierta protección a las personas en riesgo de inflamación del páncreas y enfermedad renal provocada por el contraste usado en algunos procedimientos de imágenes médicas.
El estudio aparece en la edición del 31 de julio de la revista British Medical Journal.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Johns Hopkins Medicine, news release, Aug. 1, 2014

Resultados cardiovasculares en los ensayos clínicos de tratamiento de la diabetes

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 8:47

La creciente incidencia de diabetes se considera de gran impacto en términos de la salud pública. La mayor parte de los pacientes diabéticos mueren como consecuencia de enfermedades cardiovasculares (CV); en comparación con individuos sin diabetes, estos enfermos se caracterizan por una duplicación del riesgo CV, aún tras el ajuste estadístico por factores definidos de riesgo.

Del sitio IntraMed

8 septiembre 2014

La obesidad fomenta un aumento en las tasas de diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:48

La epidemia de obesidad de EE. UU. está impulsando unas tasas crecientes de diabetes tipo 2, según un estudio reciente.
Los investigadores observaron datos de cinco encuestas nacionales que abarcaban de 1976 a 2010 para determinar qué tanto del aumento de la diabetes en el tiempo se podía explicar mediante factores como la distribución cambiante de la raza, la edad y la obesidad entre los adultos de EE. UU.
Los investigadores hallaron que la prevalencia de la diabetes entre los hombres aumentó de alrededor del 5 a más del 11 por ciento. En las mujeres, aumentó de poco menos del 6 a casi un 9 por ciento. Cuando los investigadores observaron los factores que podrían contribuir a las crecientes tasas de diabetes, solo la obesidad se destacó. Aunque para los hombres, apenas explicó alrededor de la mitad del aumento, según los investigadores.
“El sobrepeso y la obesidad explicaban la mayor parte del aumento en la prevalencia de la diabetes en EE. UU. en este periodo”, apuntó el investigador del estudio, Andy Menke, epidemiólogo de Social & Scientific Systems, una organización privada de investigación.
Los otros factores que observaron (la edad, la raza y la etnia) “tuvieron poca influencia sobre los cambios en la prevalencia de la diabetes [en el periodo del estudio]”, comentó.
El estudio aparece en la edición del 2 de septiembre de la revista Annals of Internal Medicine.
Más de 29 millones de estadounidenses tienen diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La diabetes tipo 2 es por mucho el tipo más común de la enfermedad, según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA).
Los factores de riesgo conocidos de la diabetes tipo 2 incluyen el exceso de peso, un estilo de vida sedentario y la edad, según la ADA. La raza también es un factor de riesgo conocido, y los negros, los hispanos, los amerindios, los estadounidenses de origen asiático y los isleños del Pacífico tienen unas tasas más altas de diabetes tipo 2 que los blancos, anota la ADA.
El nuevo estudio incluyó información de las Encuetas nacionales de examen de salud y nutrición de EE. UU. que representaban a casi 24,000 hombres y mujeres de 20 a 74 años de edad.
“Los cambios con el tiempo en la distribución de la edad, la raza y la etnia, y la obesidad en la población explicaron todo el aumento en las mujeres, pero apenas la mitad del aumento en los hombres”, comentó Menke.
No puede explicar a partir de este estudio por qué las tasas de diabetes de los hombres están aumentando más que las de las mujeres, o exactamente qué factores subyacen a dicho aumento.
Dijo que tampoco se sabe por qué el peso desempeña un rol en que algunas personas contraigan diabetes, pero no en otras. “No está del todo claro por qué algunas personas que han mantenido un peso saludable todas sus vidas contraen diabetes tipo 2, mientras que otras personas que son obesas nunca la contraen”, señaló.
Menke y otros expertos creen que la genética podría desempeñar un papel más potente en algunas personas que en otras.
Tanto la genética como los factores ambientales fomentan el riesgo de diabetes, señaló el Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York. “Ha habido un debate [continuo] sobre qué tanto es genético y qué tanto es ambiental”.
Pero es probable que la obesidad sea el mayor factor responsable por el aumento en la diabetes tipo 2, anotó Zonszein. También es importante porque es un factor de riesgo modificable, lo que significa que es un factor de riesgo que las personas pueden cambiar, según los autores del estudio.
Zonszein apuntó que el estudio tiene al menos una limitación: el uso del índice de masa corporal (IMC) como medida de la obesidad.
Los autores también anotaron que usar el IMC como medida de qué tanta grasa (también llamada adiposidad) tiene una persona es una limitación, y que otras medidas, como la circunferencia de la cintura, podrían vincularse de forma más firme con la diabetes. Pero las encuetas usadas solo medían el IMC, no la circunferencia de la cintura.
Según Zonszein, para predecir la diabetes con más precisión es mejor medir la adiposidad de otras formas, lo que incluye tomar en cuenta el tejido de “grasa buena” o grasa marrón, que se cree que no aumenta el riesgo de diabetes. Dijo que algunas mujeres quizá no tengan un IMC alto pero sí niveles altos de grasa abdominal, una “grasa mala” que se sabe que aumenta el riesgo de diabetes.
Otra limitación potencial del estudio es que los datos de las encuestas no permitieron a los investigadores controlar factores como la actividad física, que se sabe que afecta al riesgo de diabetes, según el estudio.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Andy Menke, Ph.D., senior research analyst and epidemiologist, Social & Scientific Systems, Silver Spring, Md.; Joel Zonszein, M.D., director, Clinical Diabetes Center, Montefiore Medical Center, New York City; Sept. 2, 2014 Annals of Internal Medicine
HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_148195.html

Las personas de la antigüedad también tenían enfermedades cardiacas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:45

Puede que no tuvieran comida rápida, televisión ni cigarrillos, pero era común que las personas de la antigüedad sufrieran una obstrucción de las arterias coronarias, y una nueva investigación especula sobre algunas posibles razones de ello.
Mediante el uso de TC en restos momificados de personas de las antiguas civilizaciones de Egipto, Perú, las Islas Aleutianas y el suroeste de los Estados Unidos, los investigadores hallaron evidencias de que la aterosclerosis (el endurecimiento de las arterias cardiacas a partir de sustancias grasosas que se acumulan y finalmente llevan al ataque cardiaco o al accidente cerebrovascular) estaba muy extendida.
Esto es así a pesar de que esos grupos de la antigüedad estaban libres en gran medida de los factores del estilo de vida peligrosos de hoy en día, como las dietas llenas de azúcar y grasa, la inactividad, fumar y la obesidad generalizada.
“Nuestro equipo ha evaluado las momias de cinco continentes distintos. Y todavía no hemos encontrado una cultura en la que no hubiera aterosclerosis”, dijo el Dr. Gregory Thomas, cardiólogo y autor principal de una revisión publicada en la edición actual de la revista Global Heart.
¿Qué significa eso para los tiempos mordernos? “Estos días nos culpamos a nosotros mismos cuando nosotros o alguien de nuestra familia contrae una enfermedad cardiaca”, dijo Thomas, director médico del Instituto Cardiovascular Memorial Care del Centro Médico Memorial de Long Beach, en California.
“Decimos: ‘bueno, si hubieras hecho más ejercicio, esa cirugía cardiaca no hubiera sido necesaria'”, dijo Thomas. “Creo que las personas pueden dejar de culparse tanto”.
Pero antes de que guardar sus zapatillas de deporte y sentarse con una bolsa de papas fritas, Thomas también dijo que el estilo de vida sigue siendo importante. “Esto no significa que debamos dejar de intentar controlar los factores de riesgo de las enfermedades cardiacas”, enfatizó.
Pero no espere no sufrir problemas cardiacos simplemente porque salga a correr todos los días o porque coma una dieta más sana, dijo Thomas.
En función de lo que él y un equipo internacional de investigación han observado, un poco más de un tercio de las 76 momias egipcias tenían aterosclerosis, y también se observó un porcentaje similar en las momias de Perú, del suroeste de los EE. UU. y de las Islas Aleutianas, en el norte del Pacífico.
Normalmente murieron en lo que podría considerarse como la mediana edad hoy en día. “Parece que contrajeron aterosclerosis aproximadamente en el mismo momento en que lo hacemos hoy”, indicó Thomas. De modo que parte de la explicación, señaló, podría ser la edad: si usted vive el suficiente tiempo, los depósitos de grasa empezarán a acumularse en las arterias.
La genética es otro factor importante. “La genética podría explicar aproximadamente la mitad del riesgo de las enfermedades cardiacas”, dijo Thomas. “Todos tenemos alguna predisposición genética a la aterosclerosis, independientemente de la cultura o el estilo de vida”.
Pero los investigadores también especularon sobre algunas causas ambientales en la antigüedad. Una es la exposición al humo de la casa del fuego para cocinar. Otra es la cantidad de infecciones con las que las personas combatían constantemente, desde infecciones bacterianas y virales de corta duración hasta las de parásitos que duraban toda la vida.
Thomas explicó que incluso cuando las personas consiguieran sobrevivir a esas enfermedades, el cuerpo estaría en un estado continuo de inflamación de bajo grado, lo que forma parte de la respuesta del sistema inmunitario a los invasores.
Y eso está en línea con lo que los científicos sospechan hoy en día: la inflamación crónica contribuye a la aparición de la aterosclerosis.
Solo que hoy, las causas principales de esa inflamación pueden ser distintas, dijo la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de Salud Cardiaca de las Mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.
Los factores modernos podrían incluir la dieta y la falta de sueño, pero podría haber una variedad de factores contribuyentes todavía no conocidos, según Steinbaum, que no participó en la nueva investigación.
“Este estudio nos recuerda que tenemos que seguir observando los aspectos de la vida moderna que podrían estar contribuyendo a la inflamación”, dijo Steinbaum.
Thomas reconoció que en Egipto, la momificación era un proceso elaborado y caro. De modo que esos restos representarían a las clases altas de aquella época: personas que podrían haber disfrutado de dietas indulgentes y de mucho tiempo para permanecer recostados.
Pero Thomas dijo que los restos de algunas otras culturas probablemente representen a la “persona común”, como en el caso de los cazadores-recolectores aleutianos, que probablemente no pasaron mucho tiempo recostados y comiendo.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Gregory S. Thomas, M.D., medical director, Memorial Care Heart & Vascular Institute, Long Beach Memorial, Long Beach, Calif.; Suzanne Steinbaum, D.O., director, Women’s Heart Health, Lenox Hill Hospital, New York City; June 2014, Global Heart
HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_147628.html

5 septiembre 2014

Microorganismos de la flora intestinal estarían vinculados con el sobrepeso

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:19

Según afirma la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), muchos microorganismos presentes en el cuerpo humano pueden aumentar el porcentaje de grasa corporal. Esta conclusión proviene de un estudio reciente que identifica esta relación con la bacteria Helicobacter pylori.
A raíz de esto, recientemente se ha acuñado el término de infectobesidad, que alude a la teoría de que las personas obesas tienen una flora bacteriana que hace que procesen los alimentos de forma distinta, lo cual influye directamente en la ganancia de peso y el almacenamiento de grasa.
Por tanto, el aumento significativo de peso en algunas personas no ocurriría por comer en exceso o por su genética, sino por tener una composición de microbios intestinales diferente.
Investigación en fase temprana
Científicos de la Universidad de San Diego (EEUU) han descubierto que el virus crAss-fago, presente en la microbiota intestinal de más de la mitad de la población mundial, afecta a las bacterias intestinales más comunes. No obstante, todavía es pronto para conocer su influencia en el desarrollo de la obesidad.
Estos estudios se encuentran todavía en su fase más primaria. Sin embargo, parece que sí existe una relación compleja entre genes, dieta y gérmenes que abre nuevas dianas terapéuticas para tratar el sobrepeso.

http://endocrinologia.diariomedico.com/2014/08/21/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/microorganismos-presentes-flora-intestinal-podrian-causar-sobrepeso

Las personas de la raza negra podrían tener un mayor riesgo de edema macular relacionado con la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:14

edema-macular

Las personas afroamericanas tienen un riesgo mayor de sufrir una pérdida de la vista relacionada con la diabetes que los otros grupos raciales que combaten con esta enfermedad del azúcar en la sangre, según un estudio reciente.
Los investigadores analizaron los datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU., que evalúa a aproximadamente 5,000 personas cada año. Descubrieron que las personas negras tenían las tasas más altas de una enfermedad llamada edema macular diabético, una de las causas principales de la ceguera en las personas con diabetes.
El edema macular diabético se produce cuando se acumulan los fluidos y la proteína en una parte de la retina. Esto provoca la inflamación de la retina y una pérdida de la vista, explicaron los investigadores.
“Nos sorprendió ver que nuestra investigación mostrara que los afroamericanos tienen las tasas de edema macular diabético más altas, aunque los hispanos tienden a tener la mayor prevalencia de casos de diabetes”, comentó el autor correspondiente del estudio, el Dr. Rohit Varma, director del Instituto del Ojo de la Universidad de Carolina del Sur (USC) y profesor y catedrático del departamento de oftalmología en la Facultad de Medicina Keck, en un comunicado de prensa de la universidad.
Los hallazgos hacen hincapié en la necesidad de mejorar la evaluación y el acceso de los tratamientos para el edema macular diabético, afirmaron los investigadores.
Varma cree que se realizan pocas evaluaciones de la vista a las personas con diabetes, “aunque hay terapias mucho mejores disponibles cubiertas por los seguros. Esperamos que nuestra investigación ayude a los que están en una posición para influir sobre las políticas a comprender mejor los costos y dónde hay una mayor necesidad de tratamiento”.
El estudio, publicado en línea el 20 de agosto en la revista JAMA Ophthalmology, fue financiado por Genentech, una compañía fabricante de medicamentos. Varma es consultor de la compañía.
Los médicos deberían evaluar la pérdida de la vista con más detenimiento en los pacientes con diabetes, sobre todo en los negros y los hispanos, y los pacientes tienen que hacer todo lo que puedan para controlar sus niveles de azúcar en la sangre y monitorizar su vista, dijo Varma.
La enfermedad ocular relacionada con la diabetes es una de las causas principales de la pérdida de la vista de personas de entre 20 y 70 años de edad. Casi 26 millones de estadounidenses tenían diabetes en 2010, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.
JUEVES, 21 de agosto de 2014 (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Southern California, news release, Aug. 20, 2014
HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_148020.html

« Página anteriorPágina siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus