Diabetes mellitus

18 marzo 2020

Declaración sobre uso de IECA y ARAII durante la pandemia COVID 19

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:13

Esc.logoEl Consejo de HTA de la desea resaltar la falta de evidencia que respalde el efecto nocivo de ACE-I y ARB en el contexto del brote pandémico de COVID-19
Declaración de posición del Consejo ESC de Hipertensión Arterial acerca del uso de inhibidores de la ECA y bloqueadores del receptor de angiotensina durante la pandemia COVID-19

13 marzo 2020
Según los informes iniciales de China, y la evidencia posterior de que la hipertensión arterial puede estar asociada con un mayor riesgo de mortalidad en sujetos hospitalizados con COVID-19 infectados, se han presentado hipótesis que sugieren posibles efectos adversos de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE-i) o bloqueadores del receptor de angiotensina (BRA). Se ha sugerido, especialmente en los sitios de redes sociales, que estos medicamentos de uso común pueden aumentar tanto el riesgo de infección como la gravedad del SARS-CoV2.
La preocupación surge de la observación de que, de manera similar al coronavirus que causa el SARS, el virus COVID-19 se une a una enzima específica llamada ACE2 para infectar células, y los niveles de ACE2 aumentan después del tratamiento con ACE-i y ARB.
Debido a la amplificación relacionada con las redes sociales, los pacientes que toman estos medicamentos para la presión arterial alta y sus médicos están cada vez más preocupados y, en algunos casos, han dejado de tomar sus medicamentos ACE-I o ARB.
Esta especulación sobre la seguridad del tratamiento con ACE-i o ARB en relación con COVID-19 no tiene una base científica sólida ni evidencia que lo respalde. De hecho, existe evidencia de estudios en animales que sugiere que estos medicamentos podrían ser bastante protectores contra complicaciones pulmonares graves en pacientes con infección por COVID-19, pero hasta la fecha no hay datos en humanos.
El Consejo de Hipertensión de la Sociedad Europea de Cardiología desea resaltar la falta de evidencia que respalde el efecto nocivo de ACE-I y ARB en el contexto del brote pandémico de COVID-19.
El Consejo de Hipertensión recomienda encarecidamente a los médicos y pacientes que continúen el tratamiento con su terapia antihipertensiva habitual porque no hay evidencia clínica o científica que sugiera que el tratamiento con ACEi o ARB se suspenda debido a la infección por Covid-19.

Fecha:17/3/2020
Fuente:https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95709&fuente=inews&utm_source=inews&uid=445164

17 marzo 2020

El brote de coronavirus (COVID-19) resalta serias deficiencias en la comunicación científica

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:10

CoronavirusPor Vincent Larivière, Fei Shu y Cassidy Sugimoto
Las crisis importantes a menudo revelan las normas ocultas del sistema científico, haciendo públicas las prácticas bien conocidas dentro de la ciencia. El brote de coronavirus (COVID-19) expone una verdad incómoda sobre la ciencia: el actual sistema de comunicación académica no satisface las necesidades de la ciencia y la sociedad. Más específicamente, la crisis pone de manifiesto dos ineficiencias en el sistema de investigación: el valor predeterminado de la ciencia cerrada y el énfasis excesivo en las publicaciones de élite, solo en inglés, independientemente del contexto y las consecuencias de la investigación.
El 31 de enero de 2020, Wellcome Trust calificó al coronavirus como una “amenaza importante y urgente para la salud global”1 y pidió a “investigadores, revistas y patrocinadores que se aseguren de que los resultados de la investigación y los datos relevantes para este brote se compartan rápida y abiertamente para informar a la respuesta de salud pública y ayudar a salvar vidas”1. Los firmantes de esta declaración incluyeron editoriales dominantes, como Elsevier, Springer Nature y Taylor & Francis, así como varios financiadores y sociedades académicas. Los firmantes conjuntos de esta declaración se comprometieron a hacer que todas las investigaciones y datos sobre el brote se abrieran de inmediato: en repositorios de preprints para aquellos artículos que no han sido revisados por pares y en plataformas de revistas para aquellos artículos que ya han sido revisados.
Este es un paso positivo, pero no llega lo suficientemente lejos como para satisfacer las necesidades del público. Los documentos y capítulos de libros que han sido liberados por esta medida representan solo una pequeña proporción de la literatura disponible sobre coronavirus. Según la Web of Science (WOS), se han publicado 13.818 artículos sobre el tema de los coronavirus desde finales de la década de 1960. Más de la mitad (51.5%) de estos artículos permanecen cerrados para el acceso. El coronavirus es sin duda una gran familia de virus y uno podría cuestionar la relevancia de los trabajos más antiguos para el brote actual. Sin embargo, a modo de ejemplo, los tres documentos sobre COVID-19 publicados en la edición del 15 de febrero de The Lancet se basaron en 69 documentos distintos indexados en WOS, de los cuales el 73.2% están en el conjunto de 13.818 documentos de coronavirus. La referencia más antigua en estos documentos es a 1988, lo que subraya el hecho de que, aunque el coronavirus puede ser novedoso, la investigación sobre el coronavirus se basa en una larga cola de literatura de investigación a menudo cerrada.
La incrustación de esta literatura científica en flujos de investigación mucho más amplios también destaca las limitaciones de este enfoque. Los 13,818 artículos de coronavirus citan más de 200.000 artículos, desde virología hasta cáncer y desde salud pública, hasta genética y herencia (Figura 1). Menos de un tercio de los artículos citados de los cuales los “artículos de coronavirus” obtuvieron información e inspiración fueron otros “artículos de coronavirus”. Incluso si todos los artículos sobre el tema de los coronavirus estuvieran disponibles, esto sería insuficiente para abordar la crisis, dada la naturaleza intrínsecamente interdisciplinaria de la investigación biomédica. La base de conocimiento de la ciencia es simplemente mucho más amplia que un solo tema. Ver la literatura a través de la lente estrecha de los artículos de coronavirus directamente relacionados con COVID-19 solo ciega el esfuerzo de investigación para otro trabajo que podría resultar crucial. Las curaciones para enfermedades a menudo provienen de nuevas combinaciones y conocimientos de varias áreas de investigación. Si el objetivo de abrir la investigación es avanzar en la ciencia y servir a la sociedad, toda investigación debe ser abierta, no solo una parte de ella.
Los incentivos de publicación son el otro elemento controvertido revelado por el brote actual. Durante la última década, las autoridades e instituciones chinas, como las de muchos otros países, han ofrecido recompensas financieras directas basadas en la revista en la que los investigadores publican, con el objetivo implícito de mejorar la posición de sus instituciones en las clasificaciones internacionales. Invariablemente, publicar en estas revistas implica ajustarse a la lingua franca (inglés) y publicar sobre temas de importancia para los guardianes de estas revistas, que son desproporcionadamente de países occidentales. Si bien la difusión a la comunidad científica más amplia es un objetivo importante, no debe ser a expensas de la difusión a las comunidades locales, particularmente a aquellas que tienen una conexión directa con el tema de estudio. Debido a los barreras de pago y al uso del inglés, las revistas internacionales a menudo son inaccesibles para aquellos en la primera línea mundial de proporcionar atención médica y elaborar políticas de salud, especialmente en tiempos de crisis.
El brote actual de coronavirus ejemplifica esta deficiencia. A finales de 2019, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDCP) envió un grupo de expertos a Wuhan para recuperar datos sobre el virus. Esto fue casi tres semanas después de que el primer paciente presentara síntomas e inmediatamente después de las noticias de transmisión humano-humano en las redes sociales por ocho médicos de Wuhan (que posteriormente fueron acusados por la policía). Los investigadores analizaron los datos y presentaron los resultados, incluida una verificación de la transmisión del virus de persona a persona, a las revistas occidentales de alto rango, The Lancet y el New England Journal of Medicine (NEJM), publicados el 24 y 29 de enero, respectivamente. El 20 de enero se publicó una declaración pública, reconociendo la transmisión del virus de persona a persona.
En respuesta, el gobierno chino estipuló que los proyectos financiados sobre coronavirus, incluidos los de la nueva iniciativa 1.5M de la National Science Foundation of China (NSFC), deberían publicarse en revistas locales chinas en lugar de revistas internacionales, y que el énfasis debería ser para controlar el virus y salvar vidas. Esto sugiere un reconocimiento por parte del gobierno chino de que el enfoque en la publicación en revistas de élite no proporcionó el modo más conveniente para difundir los resultados. Además, el Ministerio de Educación (MoE) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MoST) emitieron una declaración conjunta que requiere que las universidades e instituciones de investigación limiten el uso de los documentos SCI, así como los indicadores relacionados (por ejemplo, JIF, ESI, etc.) en evaluación de investigación. MoST también ha estipulado que el número de documentos no puede utilizarse como criterio clave para evaluar el desempeño de la investigación y ha prohibido el uso de políticas de efectivo por publicación. Todas estas iniciativas apuntan a una verdad subyacente: priorizar los indicadores sobre la entrega oportuna de los resultados de la investigación a las comunidades relevantes no es lo mejor para la sociedad
Los signatarios de la declaración de Wellcome Trust acuerdan seguir estos principios no solo para el brote actual, sino también para todas las situaciones en el futuro “donde haya un beneficio significativo para la salud pública al garantizar que los datos se compartan de manera amplia y rápida”1. Esta declaración establece un vínculo directo entre la salud pública y el intercambio de resultados de la investigación: argumentando implícitamente que los muros y embargos de las revistas obstaculizan el avance de la ciencia y como resultado son una amenaza para la salud pública. Sin embargo, también plantea la pregunta: ¿dónde se traza la línea de lo que constituye un “beneficio de salud pública”? En los últimos cinco meses, el Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos estimó que hubo entre 18,000 y 46,000 muertes relacionadas con la gripe. ¿No hay un beneficio para la salud pública en hacer una investigación pública sobre esto y toda investigación que pueda acelerar el descubrimiento en biomedicina y salvar vidas?
Hacemos un llamado a la comunidad científica (editores, financiadores y sociedades) para que se mantengan fieles a su palabra. La declaración de Wellcome Trust es inequívoca: es necesario compartir rápidamente la investigación para informar al público y salvar vidas. Si bien aplaudimos el trabajo que se está haciendo en medio de esta crisis, esperamos que este momento sirva como catalizador para el cambio. La administración de Trump en los Estados Unidos, por ejemplo, está considerando una orden ejecutiva que haría que todos los estudios financiados por el gobierno federal sean libres de leer en la publicación. Del mismo modo, la coalición de financiadores del Plan S requiere que toda la investigación financiada se publique en revistas de acceso abierto. Si bien muchas agencias de financiamiento han adoptado políticas de acceso abierto, el cumplimiento es variable y los embargos actualmente limitan el acceso inmediato a la investigación biomédica. Tanto la posible orden ejecutiva como el Plan S han sido opuestas por muchos de los signatarios de la declaración de Wellcome Trust. Esta es una contradicción flagrante.
Los firmantes de la declaración de Wellcome Trust deben extender los principios para abarcar todas sus prácticas: hacer que la investigación esté disponible de inmediato e incentivar la comunicación científica a todos los interesados. La respuesta científica a COVID-19 ha demostrado algunos de los beneficios de abrir el sistema científico: incluido el torrente de documentos que se comparten inmediatamente en servidores de preprints, la colaboración abierta y la discusión de científicos que usan plataformas de redes sociales y el modelado acelerado de los genomas virales. Sin embargo, esto habrá sido en vano si el sistema científico no cambia. Es esencial reconocer lo que queda claro en este momento de crisis: un sistema científico robusto y una ciudadanía informada requieren acceso inmediato y público a la investigación.
Nota
1. CARR, D. Sharing research data and findings relevant to the novel coronavirus (COVID-19) outbreak [online]. Wellcome Trust. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: https://wellcome.ac.uk/press-release/sharing-research-data-and-findings-relevant-novel-coronavirus-covid-19-outbreak
Referencias
BRANTE, T., FULLER, S. and LYNCH, W. (ed.). Controversial Science: From Content to Contention. New York: Suny Press, 1993.
CARR, D. Sharing research data and findings relevant to the novel coronavirus (COVID-19) outbreak [online]. Wellcome Trust. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: https://wellcome.ac.uk/press-release/sharing-research-data-and-findings-relevant-novel-coronavirus-covid-19-outbreak
COHEN, E. CDC advisers concerned about lack of basic information about new Wuhan coronavirus [online]. CNN. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: https://edition.cnn.com/2020/01/23/health/wuhan-coronavirus-cdc-advisers/index.html
HUANG, C., et al. Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China. The Lancet [online]. 2020, vol. 395, no. 10223, pp. 497-506 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1016/S0140-6736(20)30183-5. Available from: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30183-5/fulltext
KUPFERSCHMIDT, K. ‘A completely new culture of doing research.’ Coronavirus outbreak changes how scientists communicate [online]. Science Magazine. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: https://www.sciencemag.org/news/2020/02/completely-new-culture-doing-research-coronavirus-outbreak-changes-how-scientists
LARIVIÈRE, V. and SUGIMOTO, C. Do authors comply when funders enforce open access to research? [online]. Nature. 2018 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1038/d41586-018-07101-w. Available from: https://www.nature.com/articles/d41586-018-07101-w
LARIVIÈRE, V. and WARREN, J.P. Introduction: The Dissemination of National Knowledge in an Internationalized Scientific Community. Canadian Journal of Sociology [online]. 2019, vol. 44, no. 1, pp. 1-8 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.29173/cjs29548. Available from: https://journals.library.ualberta.ca/cjs/index.php/CJS/article/view/29548
LI, Q., et al. Early Transmission Dynamics in Wuhan, China, of Novel Coronavirus–Infected Pneumonia. New England Journal of Medicine [online]. 2020 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1056/NEJMoa2001316. Available from: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2001316?fbclid=IwAR09PK6_BYHU0JBexWdZ5uelRquXbkWUTUJGL2yNLcbXqzxHI2udLwEwg3E
MALLAPATY, S. China bans cash rewards for publishing papers [online]. Nature. 2020 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1038/d41586-020-00574-8. Available from: https://www.nature.com/articles/d41586-020-00574-8
McKAY, J. Coalition of 135+ scientific research and publishing organizations sends letter to administration [online]. Association of American Publishers. 2019 [viewed 12 March 2020]. Available from: https://newsroom.publishers.org/researchers-and-publishers-oppose-immediate-free-distribution-of-peer-reviewed-journal-articles/
QUAN, W., CHEN, B. and SHU, F. Publish or impoverish: An investigation of the monetary reward system of science in China (1999-2016). Aslib Journal of Information Management [online]. 2017, vol. 69, no. 5, pp. 486-502 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1108/AJIM-01-2017-0014. Available from: https://www.emerald.com/insight/content/doi/10.1108/AJIM-01-2017-0014/full/html
QUAN, W., CHEN, B. and SHU, F. Publish or impoverish: An investigation of the monetary reward system of science in China (1999-2016). arXiv [online]. 2017 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1108/AJIM-01-2017-0014. Available from: https://arxiv.org/abs/1707.01162
SHU, F., et al. The role of Web of Science publications in China’s tenure system. Scientometrics [online]. 2020, vol. 122, no. 3, pp. 1683-1695 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1007/s11192-019-03339-x. Available from: https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11192-019-03339-x
SUBBARAMAN, N. Rumours fly about changes to US government open-access policy [online]. Nature. 2019 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1038/d41586-019-03926-1. Available from: https://www.nature.com/articles/d41586-019-03926-1
UZZI, B., et al. Atypical Combinations and Scientific Impact. Science [online]. 2012, vol. 342, no. 6157, pp. 468-472 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1126/science.1240474. Available from: https://science.sciencemag.org/content/342/6157/468.full
VAN NOORDEN, R. Interdisciplinary research by the numbers [online]. Nature. 2015 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1038/525306a. Available from: https://www.nature.com/news/interdisciplinary-research-by-the-numbers-1.18349
WANG, C., et al. A novel coronavirus outbreak of global health concern. The Lancet [online]. 2020, vol. 395, no. 10223, pp. 470-473 [viewed 12 March 2020]. DOI: 10.1016/S0140-6736(20)30185-9. Available from: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30185-9/fulltext
Ministry of Education of the People’s Republic of China. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: http://www.moe.gov.cn/srcsite/A16/moe_784/202002/t20200223_423334.html
. people.cn. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: http://leaders.people.com.cn/n1/2020/0102/c58278-31531814.html
Ministry of Science and Technology of the People’s Republic of China. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: http://www.most.gov.cn/mostinfo/xinxifenlei/fgzc/gfxwj/gfxwj2020/202002/t20200223_151781.htm
Ministry of Science and Technology of the People’s Republic of China. 2020 [viewed 12 March 2020]. Available from: http://www.most.gov.cn/kjbgz/202001/t20200129_151264.htm
Sobre Vincent Larivière
Vincent Larivière es profesor de ciencias de la información en la Universidad de Montreal, donde ocupa la Canada Research Chair on the Transformations of Scholarly Communication. También es director científico de la plataforma de Érudit y director científico asociado del Observatoire des sciences et des technologies (OST-CIRST).
Sobre Fei Shu
El Dr. Shu es investigador principal en la Chinese Academy of Science and Education Evaluation en la Hangzhou Dianzi University; también trabaja en la École de bibliothéconomie et des sciences de l’information, en la Universidad de Montreal como investigador asociado. Su investigación se centra en la bibliometría y la comunicación académica, especialmente en el impacto de las políticas científicas en las actividades de investigación.
Sobre Cassidy Sugimoto
Cassidy Sugimoto es profesora de informática en la School of Informatics, Computing, and Engineering de la Indiana University Bloomington. Actualmente también está trabajando en una rotación con la National Science Foundation como Directora de Programa para el Science of Science and Innovation Policy (SciSIP). La experiencia en investigación de Sugimoto está ampliamente ubicada en los dominios de la política científica, la comunicación académica y la cienciometría.
Traducido del original en inglés por Ernesto Spinak.
Fecha:13/3/2020

Citado en: LARIVIÈRE, V., SHU, F. and SUGIMOTO, C. El brote de coronavirus (COVID-19) resalta serias deficiencias en la comunicación científica [Publicado originalmente en el LSE Impact Blog en marzo/2020] [online]. SciELO en Perspectiva, 2020 [viewed 14 March 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2020/03/12/el-brote-de-coronavirus-covid-19-resalta-serias-deficiencias-en-la-comunicacion-cientifica/
Fuente: https://blog.scielo.org/es/2020/03/12/el-brote-de-coronavirus-covid-19-resalta-serias-deficiencias-en-la-comunicacion-cientifica/#.XmzO_2pry1t

26 febrero 2020

Identificados 49 medicamentos no oncológicos con potencial antitumoral

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:22

medicamento vencidoUn grupo de investigadores estadounidenses ha descubierto una sorprendente capacidad para matar células cancerosas en 49 fármacos ya existentes para otras enfermedades como la diabetes o los procesos inflamatorios.

Hallar nuevos usos
Se trata del estudio más amplio realizado hasta la fecha con la intención expresa de encontrar nuevos usos a las pastillas de siempre. Memorable fue, por ejemplo, cuando se constataron los beneficios de la aspirina en el corazón o cuando al probar el sildenafilo para la angina de pecho, por casualidad, se identificaron las bondades que hoy dan nombre a la Viagra.
En esta ocasión, nomenclaturas como disulfiram (para el tratamiento del alcoholismo crónico) y lovastatina (para reducir el colesterol) se postulan como posibles opciones contra los tumores en un futuro no muy lejano. Antes, subrayan los propios autores del trabajo, del Instituto Broad del MIT Massachusetts, Estados Unidos), “habrá que realizar más análisis sobre estos 49 medicamentos no oncológicos y después llevarlos a ensayos clínicos para probarlos en pacientes con cáncer”.
Los investigadores probaron un total de 4.518 compuestos del Centro de Reutilización de Medicamentos de Broad en 578 líneas celulares de cáncer humano. Utilizando un método de código de barras molecular conocido como PRISM, que se desarrolló en el laboratorio Golub, se pudieron etiquetar cada una de las líneas celulares con un código de barras de ADN y medir la tasa de supervivencia de las células cancerosas.
El resultado: ni más ni menos que 49 medicamentos indicados y comercializados para otras patologías como la diabetes mostraron una sorprendente capacidad para matar a las células cancerosas. Es decir, no sólo funcionan para reducir el colesterol, la inflamación o la artritis. También parecen tener potencial antitumoral. “Pensábamos que seríamos afortunados si encontrábamos un solo compuesto con estas propiedades”, reconoce Todd Golub, director científico del trabajo y del programa de cáncer en Broad.
Otros mecanismos
Así como la mayoría de los medicamentos contra el cáncer bloquean las proteínas, argumenta Corsello, “estamos descubriendo que los compuestos pueden actuar a través de otros mecanismos como la activación de una proteína o estabilizando la interacción entre proteínas”. No obstante, la mayoría de estos medicamentos no oncológicos mostraron actividad contra el tumor al relacionarse con un objetivo molecular previamente no reconocido. Por ejemplo, el medicamento antiinflamatorio tepoxalina, desarrollado originalmente para su uso en personas pero aprobado para el tratamiento de la osteoartritis en perros, eliminó las células cancerosas al golpear un objetivo desconocido en las células que sobreexpresan la proteína MDR1, que comúnmente impulsa la resistencia a los medicamentos de quimioterapia.
En los últimos años se ha intensificado la búsqueda de nuevas indicaciones para fármacos ya comercializados. Por un lado, se acortan los tiempos, ya que no hay que desarrollar la medicina empezando desde cero. Cabe recordar que desde el descubrimiento de una molécula hasta su llegada al mercado pueden pasar 10 años. Por otro lado, supondría un abaratamiento de los costes. Según los últimos datos, la investigación y el desarrollo de un fármaco supone una inversión de más de dos mil millones de euros.
Además, ahora existe tecnología punta que ayuda a procesar y analizar millones y millones de datos que a su vez conectan entre sí hasta dar con la diana, en este caso, hallando una nueva indicación para una medicina antigua. Con este objetivo, “creamos el Centro de Reutilización de Medicamentos de Broad, que tiene ahora un almacén de más de 6.000 compuestos aprobados por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) o que han demostrado ser seguros en ensayos clínicos”, señala Steven Corsello, el primer firmante del estudio y oncólogo del Instituto Broad en Cambridge, Massachusetts.
“Nuevas puertas”
Los resultados de este estudio “abren nuevas puertas para analizar muchísimos fármacos en otros modelos. No es lo mismo una línea celular que una persona. Habrá que estudiar las dosis necesarias, la toxicidad, la seguridad…”, apunta Enriqueta Felip, vicepresidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y jefe de Sección del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona. Sin duda, “este grupo de científicos es muy potente, su trabajo es muy extenso y lo comparten abiertamente. Al trabajar con fármcos que ya existen, tenemos mucho ganado”.
Además de estos hallazgos, Corsello y su equipo también revelaron nuevos mecanismos y objetivos farmacológicos, lo que podría acelerar el desarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer o reutilizar los medicamentos existentes para tratar el cáncer.
De momento, los investigadores estudiarán los compuestos en más líneas celulares de cáncer y su intención también incluye ampliar el número de compuestos.
Laura Tardón
Fecha:29/1/2020
Fuente:Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/especialidades/farmacologia/identificados-49-medicamentos-no-oncologicos-con-potencial-antitumoral.html

14 febrero 2020

Desarrollan un parche inteligente que ayuda a controlar los niveles de glucosa y administrar insulina a diabéticos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:44

Parche inteligente para insulinaInvestigadores estadounidenses han desarrollado un parche inteligente, del tamaño de una moneda, que ayuda a controlar los niveles de glucosa a las personas con diabetes y, al mismo tiempo, permite administrar la dosis de insulina necesaria.
Probado en ratones y cerdos, los investigadores, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Nature Biomedical Engineering’, han solicitado su aprobación a la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para poder probarlo en personas.
“Nuestro principal objetivo es mejorar la salud y mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes. Este parche inteligente elimina la necesidad de controlar constantemente el nivel de azúcar en la sangre y luego inyectarse insulina cuando sea necesario. Imita la función reguladora del páncreas pero de una manera fácil de usar”, han explicado los investigadores.
Y es que, el parche adhesivo controla el azúcar en la sangre, y tiene dosis de insulina precargadas en microagujas muy pequeñas, de menos de un milímetro de longitud, que administran medicamentos rápidamente cuando los niveles de azúcar en la sangre alcanzan cierto umbral. Cuando el azúcar en la sangre vuelve a la normalidad, el suministro de insulina del parche también se ralentiza.
“Siempre ha sido un sueño lograr la administración de insulina de una manera inteligente y conveniente. Este parche de insulina inteligente, si se demuestra que es seguro y efectivo en ensayos en humanos, revolucionaría la experiencia del paciente en el cuidado de la diabetes”, han aseverado.
Fecha:6/2/2020
Fuente:

https://www.infosalus.com/asistencia/noticia-desarrollan-parche-inteligente-ayuda-controlar-niveles-glucosa-administrar-insulina-diabeticos-20200205182211.html?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=usuariosboletin

Recomendación positiva de la EMA para el antidiabético ‘Liumjev’, de Lilly

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:30

Lilly LiumjevLa opinión del organismo europeo es el primer paso regulatorio hacia la aprobación de la insulina en Europa y deberá ser ahora confirmada por la Comisión Europea para su aprobación final en la UE.

El Comité de Medicamentos de Uso Humano de la agencia reguladora europea EMA ha emitido su opinión positiva para que la nueva insulina prandial de la multinacional estadounidense Lilly, comercializada como Liumjev, forme parte de un tratamiento de múltiples dosis diarias o se administre mediante una bomba de insulina. La nueva fórmula de acción rápida de insulina lispro se está estudiando para su uso en adultos con diabetes de tipo 1 y tipo 2 para reducir la glucosa en sangre.
La opinión del organismo europeo es el primer paso regulatorio hacia la aprobación de la insulina en Europa y deberá ser ahora confirmada por la Comisión Europea para su aprobación final en la UE.
La decisión del comité se ha basado en estudios farmacológicos en diabetes tipo 1 y 2 así como en los estudios del programa clínico Pronto. Así, Pronto-T1D y Pronto-T2D se diseñaron como ensayos de fase 3 y tratamiento dirigido, en los que cada brazo recibe tratamiento para alcanzar el mismo nivel de control glucémico, permitiendo comparaciones con otros efectos importantes del tratamiento, como tasas de hipoglucemia, control de glucosa posprandial y tiempo en rango.
La nueva insulina de Lilly ha sido desarrollada, según Miriam Rubio, responsable médico de Diabetes en Lilly España, “para proporcionar una opción de insulina prandial que se aproxime lo máximo posible a cómo funciona la insulina en personas sin diabetes”.
Fecha:7/2/2020
Fuente:Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/empresas/recomendacion-positiva-de-la-ema-para-el-antidiabetico-li

22 enero 2020

Tras la menopausia el perímetro abdominal influiría más que el peso en el riesgo coronario

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:51

cinta metrica obesidadUna investigación poblacional corrobora que la obesidad central o abdominal puede influir más que el peso a la hora de determinar el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias en mujeres postmenopáusicas.
Un nuevo estudio refuerza la influencia negativa de la grasa abdominal frente a la del índice de masa corporal (IMC) en el riesgo de enfermedad arterial coronaria entre las mujeres. Los resultados de esta investigación se publican en Menopause, la revista de la Sociedad Estadounidense de Menopausia (NAMS).
Puesto que la enfermedad coronaria es la principal causa de muerte en todo el mundo, los especialistas prestan gran atención a posibles factores de riesgo modificables. Los estrógenos protegen el sistema cardiovascular, lo que ayuda a explicar por qué la incidencia de estas enfermedades en las mujeres premenopáusicas es menor que en los hombres. Sin embargo, a medida que los niveles de estrógeno disminuyen durante y después de la menopausia, la incidencia de la enfermedad arterial coronaria en las mujeres posmenopáusicas supera a los hombres de edad similar.
Aumento de la mortalidad
Por otro lado, desde hace tiempo que se conoce que la obesidad es un factor de riesgo para la enfermedad coronaria porque causa disfunción de las células endoteliales, resistencia a la insulina y aterosclerosis, entre otros elementos. También suele ir acompañada de otros factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial y la diabetes. No obstante, pocos estudios han intentado comparar el efecto de la obesidad general frente a la obesidad central, que generalmente se describe por la circunferencia de la cintura y/o la relación cintura-cadera.
Los resultados de este nuevo estudio sobre casi 700 mujeres coreanas demuestran que la presencia de enfermedad arterial coronaria obstructiva fue significativamente mayor en mujeres con obesidad central. No se identificaron diferencias reseñables basadas en el índice de masa corporal (IMC), lo que indica que la obesidad general no era un factor de riesgo para la citada alteración. Son resultados especialmente relevantes para las mujeres posmenopáusicas, cuando suele producirse un cambio en la distribución de la grasa corporal, especialmente en el área abdominal.
“Los hallazgos de este estudio son consistentes con lo que sabemos sobre los efectos perjudiciales de la obesidad central. No todas las grasas son iguales, y la obesidad central es particularmente peligrosa, porque está asociada con el riesgo de enfermedad cardíaca, la principal causa de muerte de las mujeres. Identificar a las mujeres con exceso de grasa abdominal, incluso con un IMC normal, es importante para que se puedan implementar intervenciones en el estilo de vida “, dice Stephanie Faubion, directora médica de NAMS.
Fecha:26/8/2019
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/especialidades/endocrinologia/el-perimetro-abdominal-influiria-mas-que-el-peso-en-el-riesgo-coronario.html

17 enero 2020

La diabetes gestacional incrementa el riesgo de enfermedades metabólicas futuras en el niño

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:17

bebes_y su mamaUn estudio del Ciberdem y el Instituto Pere Virgili ha demostrado que las alteraciones metabólicas por diabetes gestacional modifican la plasticidad de las células madre de membrana amniótica y estas variaciones están relacionadas con parámetros metabólicos del bebé.
Investigadores del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) y del Instituto de Investigación Pere Virgili han estudiado cómo influye la diabetes gestacional en la funcionalidad de la placenta para entender cómo se desarrolla esta enfermedad y cómo puede afectar al desarrollo del feto y en su vida adulta. Este trabajado ha demostrado por primera vez que las alteraciones metabólicas provocadas por la diabetes de la madre durante el embarazo afectan a la funcionalidad de las células madre de membrana amniótica, células de origen fetal y con una importante función inmunológica, y que dichas alteraciones se relacionan con parámetros metabólicos del bebé, iniciando una mayor predisposición a padecer enfermedades en el futuro.
La dieta mediterránea en el embarazo reduce la ganancia de peso y la diabetes gestacional
Identifican el primer componente genético asociado a la diabetes gestacional
La diabetes gestacional afecta entre el 6 y el 15% de los embarazos y se relaciona con mayor riesgo para el bebé de sobrepeso y obesidad, diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Esta patología materna puede modificar la función de la placenta, donde se alojan diversos tipos de células encargadas de que los procesos biológicos funcionen bien. Un tipo de estas células son las células madre mesenquimales amnióticas (AMSC) , células progenitoras que realizan procesos de recambio y de regulación del sistema inmunitario.
El estudio, realizado en 18 mujeres embarazadas (nueve con diabetes gestacional y nueve sin ella) con cesárea programada, demostró que las células mesenquimales de mujeres con diabetes tenían una menor capacidad de proliferación y de diferenciarse en otros tipos de células. Además, estas células tenían uh perfil más inflamatorio y una mayor capacidad para invadir otros tejidos y reclutar al sistema inmunológico, favoreciendo una reacción inflamatoria.
“Nuestros resultados sugieren que la diabetes gestacional modifica la plasticidad de las células precursoras fetales en la membrana amniótica. Mostramos que la diabetes gestacional da como resultado una desregulación de genes implicados en la inflamación en las AMSC, que han sido asociados con el desarrollo de resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, obesidad y aterosclerosis”, han explicado Francisco Algaba-Chueca y Sonia Fernández-Veledo, primer y última firmante del artículo, respectivamente.
“Dichas alteraciones se asocian con parámetros metabólicos encontrados en sangre de cordón umbilical, indicando una relación potencial entre las características biológicas de las células madre y la susceptibilidad para desarrollar enfermedades metabólicas en el feto”, añaden.
Los autores advierten de que se necesitan más estudios para comprender las implicaciones de las alteraciones en las células madre en el riesgo de posibles enfermedades metabólicas en el bebe.
Fecha:14/1/2020

https://www.diariomedico.com/especialidades/ginecologia-y-obstetricia/la-diabetes-gestacional-aumenta-el-riesgo-de-enfermedades-metabolicas-futuras-del-nino.html

Aprobado en Europa “Baqsimi”, el glucagón nasal de Lilly para hipoglucemias

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:10

Baqsimi Glucagon nasalEs el primer y único en Europa que permite obviar la inyección. Se presenta en una dosis única de 3 mg y no requiere ser inhalado sino que se absorbe de forma pasiva, lo que permite su uso en pacientes inconscientes.
Lilly anuncia que la Comisión Europea ha autorizado la comercialización Baqsimi 3 mg (glucagón nasal), un medicamento en polvo, listo para ser usado, para el tratamiento de la hipoglucemia grave en adultos, adolescentes y niños mayores de cuatro años con diabetes mellitus.
Baqsimi es el primer y único tratamiento disponible de glucagón por vía nasal aprobado en la Unión Europea (UE). La autorización de comercialización se produce después de la opinión positiva de la agencia europea EMA en otoño. Además, la EMA, en su documento resumen sobre las recomendaciones emitidas en 2019, destaca Baqsimi junto a otras seis nuevas moléculas que significan “un progreso significativo en sus áreas terapéuticas”.
Errores asociados al pinchazo
“Las hipoglucemias graves son uno de los factores limitantes más importantes en el tratamiento de la diabetes. La complejidad en la administración del glucagón parenteral (intramuscular o subcutánea) provoca frecuentes errores en su administración y una baja utilización. La reciente aprobación del glucagón nasal debe contribuir a cambiar esta situación”, afirma Francisco Javier Ampudia-Blasco, jefe de Sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico de Valencia.
Ampudia-Blasco destaca que “es un producto ciertamente innovador, que se administra de forma sencilla, como spray nasal, sin necesidad de reconstitución previa, y es de un solo uso. Creo que todos, pacientes, familiares y profesionales, estamos de enhorabuena”.

Baqsimi aplicacionEl medicamento se administra en spray y no requiere reconstitución previa
Baqsimi ha sido diseñado como tratamiento de rescate en los casos de hipoglucemia grave, siendo absorbido tras su administración de forma pasiva en la mucosa nasal; es decir, no requiere ser inhalado, lo que permite su uso en pacientes inconscientes.
Se presenta en un envase compacto, ligero y listo para usar, que contiene una sola dosis de 3 mg. No necesita refrigeración y puede conservarse a temperaturas de hasta 30ºC.
Afección médica grave
La compañía recuerda que la hipoglucemia grave es una afección médica grave que supone una emergencia para las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 y requiere la asistencia de otra persona para su recuperación. Si no se trata, puede tener consecuencias muy importantes en el paciente, como la pérdida de la conciencia, convulsiones, coma o muerte.
“La hipoglucemia grave es una situación que puede ser impredecible para las personas con diabetes pudiendo ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. Es una experiencia que puede ser muy angustiosa y difícil también para quienes ayudan a una persona con diabetes”, resalta Jesús Reviriego, médico responsable de Lilly Diabetes en España.
No afecta estar acatarrado
La compañía informa que en los ensayos en pacientes adultos y pediátricos con diabetes de 4 años en adelante conducentes a su aprobación el resfriado común con congestión nasal no afectó a la absorción de glucagón nasal.
Los datos de seguridad de estos estudios demostraron que glucagón nasal de 3 mg es bien tolerado como tratamiento de emergencia de la hipoglucemia grave.
Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas en la población adulta asociadas con su uso fueron aumento del lagrimeo (36%), irritación del tracto respiratorio superior (34 %), náuseas (27%), dolor de cabeza (21%) y vómitos (16%).
Fecha: 13/1/2020

Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/empresas/aprobado-en-europa-baqsimi-el-glucagon-nasal-de-lilly-para-hipoglucemias.html#

13 enero 2020

Comer alimentos ultraprocesados incrementa el riesgo de diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:24

Una mayor ingesta de alimentos ultraprocesados (por ejemplo, bocadillos envasados) se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, según un estudio prospectivo en JAMA Internal Medicine.

Autor: Bernard Srour, PharmD, MPH, PhD; Léopold K. Fezeu, MD, Emmanuelle Kesse-Guyot, MSc, PhD1; et al Fuente: JAMA Intern Med. Published online December 16, 2019. doi:https://doi.org/10.1001/jamainternmed.2019.5942 Ultraprocessed Food Consumption and Risk of Type 2 Diabetes Among Participants of the NutriNet-Santé Prospective Cohort

Más de 100.000 adultos franceses completaron una serie de cuestionarios de recuerdo dietético de 24 horas durante un período de 2 años. Durante una mediana de seguimiento de 6 años, aproximadamente 820 participantes fueron diagnosticados con diabetes tipo 2.
Después de ajustar el índice de masa corporal, la actividad física y otros factores de confusión, los participantes que comieron más alimentos ultraprocesados tenían un mayor riesgo de diabetes.
En particular, el riesgo aumentó en un 13% con cada aumento del 10% en la proporción de la dieta que comprende alimentos ultraprocesados.
Los autores señalan que en estudios anteriores, los alimentos ultraprocesados se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y mortalidad.
Puntos clave
-Pregunta
¿El consumo de alimentos ultraprocesados está asociado con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (T2D)?
-Hallazgos
Este estudio prospectivo observacional de 104,707 participantes encontró que una mayor proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asociaba con un mayor riesgo de T2D.
Lo que significa que la ingesta de alimentos ultraprocesados es un factor modificable que puede desempeñar un papel en la etiología de T2D.
Las autoridades de salud pública de varios países recientemente comenzaron a recomendar privilegiar los alimentos no procesados / mínimamente procesados y limitar el consumo de alimentos ultraprocesados.
Resumen
Importancia
Los alimentos ultraprocesados (UPF) están muy extendidos en las dietas occidentales. Su consumo se ha asociado en estudios prospectivos recientes con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas y enfermedades crónicas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y dislipidemia; sin embargo, faltan datos sobre la diabetes.
Objetivo
Evaluar las asociaciones entre el consumo de UPF y el riesgo de diabetes tipo 2 (T2D).
Diseño, entorno y participantes
En este estudio de cohorte prospectivo basado en la población, se incluyeron 104707 participantes de 18 años o más de la cohorte francesa NutriNet-Santé (2009-2019).
Los datos de ingesta dietética se recolectaron utilizando registros dietéticos repetidos de 24 horas (5,7 por participante en promedio), diseñados para registrar el consumo habitual de los participantes para más de 3500 alimentos diferentes.
Estos se clasificaron según su grado de procesamiento por el sistema de clasificación NOVA.
Principales resultados y medidas
Las asociaciones entre el consumo de UPF y el riesgo de T2D se evaluaron utilizando modelos de riesgo proporcional de Cox multivariables específicos de la causa ajustados por factores de riesgo conocidos (factores sociodemográficos, antropométricos, de estilo de vida, historial médico y factores nutricionales).
Resultados
Se incluyeron un total de 104.707 participantes (21800 [20.8%] hombres y 82907 [79.2%] mujeres).
La edad basal media (DE) de los participantes fue de 42,7 (14,5) años.
Las tasas absolutas de T2D en los consumidores UPF más bajos y más altos fueron 113 y 166 por 100000 personas-año, respectivamente.
El consumo de UPF se asoció con un mayor riesgo de T2D (razón de riesgo [HR] multiajustado para un incremento absoluto de 10 en el porcentaje de UPF en la dieta, 1.15; IC del 95%, 1.06-1.25; mediana de seguimiento, 6.0 años; 582252 persona-años; 821 casos incidentes).
Estos resultados siguieron siendo estadísticamente significativos después del ajuste para varios marcadores de la calidad nutricional de la dieta, para otras comorbilidades metabólicas (HR, 1,13; IC del 95%, 1,03-1,23) y para el cambio de peso (HR, 1,13; IC del 95%, 1,01 -1,27).
La cantidad absoluta de consumo de UPF (gramos por día) se asoció consistentemente con el riesgo de T2D, incluso cuando se ajustó la ingesta de alimentos sin procesar o mínimamente procesada (HR para un aumento de 100 g / d, 1.05; IC 95%, 1.02-1.08).
Discusión
En esta gran cohorte, el consumo de UPF se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.
Hasta donde sabemos, aunque anteriormente se encontró que el consumo de UPF estaba asociado con un mayor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares, mortalidad, síntomas depresivos, y trastornos metabólicos (obesidad, hipertensión y dislipidemia), no hubo un estudio epidemiológico prospectivo previo haya evaluado su asociación con el riesgo de diabetes tipo 2.
Se pueden postular varias hipótesis mecanicistas para explicar estos hallazgos. En general, loa UPF generalmente tiene una calidad nutricional más baja porque en promedio es más rica en sodio, energía, grasa, azúcar y menos en fibra y a menudo exhiben un índice glucémico más alto. Varios de estos factores están asociados con la diabetes tipo 2 con diferentes niveles de consenso.
Muchos grupos de alimentos, en su mayoría ultraprocesados (p. ej., carne procesada y bebidas azucaradas azucaradas) son factores de riesgo T2D reconocidos. Las bebidas azucaradas pueden afectar la salud metabólica por varias vías mecánicas que aún se debaten actualmente.
Consistentemente, en un ensayo clínico aleatorizado de 1 mes, una dieta ultraprocesada frente a una no procesada condujo a un aumento de la ingesta de energía, que estaba altamente correlacionada con el aumento de peso.
Es de destacar que el equilibrio energético y el sobrepeso están asociados con el riesgo de T2D. Sin embargo, esto no podría haber explicado por completo las asociaciones observadas porque nuestros modelos se ajustaron para el IMC y el cambio de peso.
Además, los grandes consumidores de UPF en nuestra población tenían menores consumos de granos enteros, frutas y verduras, lo que se recomienda en la prevención de la diabetes tipo 2, de acuerdo con nuestro hallazgo de menor riesgo de diabetes tipo 2 en los consumidores más altos de alimentos mínimamente / sin procesar.
Sin embargo, nuestros análisis mostraron que la asociación de riesgo UPF-T2D no se explicaba completamente por el menor consumo simultáneo de alimentos sin procesar / mínimamente procesados.
Además, la asociación de riesgo UPF-T2D se ajustó para la calidad general de la dieta y la ingesta de energía, y se mantuvo significativa en nuestros modelos después de un ajuste adicional para una amplia gama de factores dietéticos. Por lo tanto, estos factores no explicaron completamente las asociaciones observadas.
Conclusiones y relevancia
En este gran estudio prospectivo observacional, una mayor proporción de UPF en la dieta se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.
Aunque estos resultados necesitan ser confirmados en otras poblaciones y entornos, proporcionan evidencia para apoyar los esfuerzos de las autoridades de salud pública para recomendar limitar el consumo de UPF.
Fecha: 19/12/2019

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95282&fuente=inews&utm_source=inews&uid=445164

9 enero 2020

Dudan sobre el beneficio de añadir aspirina a los anticoagulantes orales de acción directa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:31

Añadir aspirina a un anticoagulante oral de acción directa (ACOD) reportaría más daño que beneficio en pacientes con fibrilación auricular o tromboembolismo venoso (TEV).

Los pacientes con fibrilación auricular o historia de tromboembolismo venoso (TEV) que toman una aspirina diaria junto al tratamiento anticoagulante oral de acción directa, con el fin de prevenir coágulos, tienen un riesgo mayor de complicaciones hemorrágicas que quienes solo toman el ACOD.
Según un estudio retrospectivo de la Universidad de Michigan publicado en Jama Internal Medicine, esa combinación lleva a aumentar el sangrado, aunque no influya directamente en la incidencia de trombosis Sin embargo, al año de tratamiento no se han hallado diferencias en la incidencia de ictus, infartos o trombos entre quienes tomaban o no la aspirina.
Estos resultados presentados durante el 61 Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH en sus siglas en inglés), celebrado en Orlando, apuntan “a un desconocimiento del papel que juega la aspirina en combinación con los nuevos ACOD”, según el investigador principal del estudio, Jordan Schaefer, experto en trastornos de la coagulación en la Universidad de Michigan.
En el seguimiento inicial de 2.045 pacientes se vio que casi un tercio de ellos tomaban aspirina sin tener una clara indicación médica, por ejemplo haber tenido un infarto. “Seguimos viendo a un gran número de pacientes que toman la aspirina y los médicos puede que no lo sepan porque se compra sin receta”, advierte Schaefer, aunque los registros analizados no explicitaban si el paciente la tomaba por recomendación médica o por iniciativa propia.
Los ACOD, como apixaban, dabigatran, edoxaban y rivaroxaban, se prescriben para prevenir un ictus en pacientes con fibrilación auricular y evitar la repetición de episodios de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar. El añadido de la aspirina no parece estar justificado, aunque los sangrados que produce no sean graves, según este hematólogo.
Al comparar dos grupos de 639 pacientes cada uno se ha visto que entre los que toman aspirina, el 90,3% toman una dosis baja (unos 100 mg diarios). Estos tuvieron 319 episodios de sangrado versus 261 en el grupo que solo se trata con ACOD, en una media de seguimiento de 15 meses. Estos tuvieron un 40% menos de episodios menores, siendo los sangrados más frecuentes en “moratones”, hemorragia intestinal o sangre en el tracto urinario.
“Es una pregunta clínica bastante común si se prescribe o no la aspirina, pues en muchos pacientes no vemos beneficio claro. Es importante que se haga una evaluación clínica de la seguridad de este tratamiento dual y saber cuándo se necesita realmente”, alerta Schaefer, que propone que se hagan más estudios para determinar la indicación en cada caso.
Pilar Laguna. Orlando
12 diciembre, 2019
Fecha:13/12/2019

https://www.diariomedico.com/especialidades/hematologia/dudan-sobre-el-beneficio-de-anadir-aspirina-a-los-acod.html

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus