Diabetes mellitus

9 abril 2020

Transmisión presintomática del SARS-CoV-2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:18

Se subraya la importancia del distanciamiento social ante la pandemia de COVID-19, incluido evitar entornos concurridos
Autor/a: W. Wei, Z. Li, C. Chiew y colaboradores Fuente: MMWR Morb Mortal Wkly Rep. ePub: 1 April 2020 Presymptomatic Transmission of SARS-CoV-2 — Singapore, January 23–March 16, 2020
Del reporte semanal de morbilidad y mortalidad (CDC)

Qué se sabe sobre este tema?
La evidencia preliminar indica la aparición de transmisión presintomática de SARS-CoV-2, según informes de casos individuales en China.
¿Qué agrega este informe?
La investigación de los 243 casos de COVID-19 reportados en Singapur del 23 de enero al 16 de marzo identificó siete grupos de casos en los cuales la transmisión presintomática es la explicación más probable para la aparición de casos secundarios.
¿Cuáles son las implicancias para la práctica de la salud pública?
La posibilidad de transmisión presintomática aumenta los desafíos de las medidas de contención. Los funcionarios de salud pública que realizan el rastreo de contactos deben considerar la posibilidad de incluir un período antes del inicio de los síntomas para tener en cuenta la posibilidad de transmisión presintomática. El potencial de transmisión presintomática subraya la importancia del distanciamiento social, incluido el evitar entornos concurridos, para reducir la propagación de COVID-19.
Introducción
La transmisión presintomática del SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), podría plantear desafíos para el control de la enfermedad. El primer caso de COVID-19 en Singapur se detectó el 23 de enero de 2020 y, para el 16 de marzo, se habían confirmado un total de 243 casos, incluidos 157 casos adquiridos localmente.
Los hallazgos clínicos y epidemiológicos de todos los casos de COVID-19 en Singapur hasta el 16 de marzo fueron revisados para determinar si podría haber ocurrido transmisión presintomática. La transmisión presintomática se definió como la transmisión del SARS-CoV-2 de una persona infectada (paciente fuente) a un segundo paciente antes de que el paciente fuente desarrollara síntomas, según lo determinado por la exposición y las fechas de inicio de los síntomas, sin evidencia de que el paciente secundario hubiera sido expuesto a cualquier otra persona con COVID-19.

Se identificaron siete grupos epidemiológicos de COVID-19 en los que probablemente se produjo transmisión presintomática, y 10 de estos casos dentro de estos grupos representaron el 6.4% de los 157 casos adquiridos localmente. En los cuatro grupos para los que se pudo determinar la fecha de exposición, la transmisión presintomática se produjo 1-3 días antes del inicio de los síntomas en el paciente de origen presintomático.
Para tener en cuenta la posibilidad de transmisión presintomática, los funcionarios que desarrollan protocolos de localización de contactos deben considerar incluir un período antes de la aparición de los síntomas. La evidencia de transmisión presintomática del SARS-CoV-2 subraya el papel fundamental que juega el distanciamiento social en el control de la pandemia de COVID-19.
La detección temprana y el aislamiento de pacientes sintomáticos con COVID-19 y el rastreo de contactos cercanos es una estrategia importante de contención de la enfermedad; sin embargo, la existencia de transmisión presintomática o asintomática presentaría desafíos difíciles para el rastreo de contactos.
Dichos modos de transmisión no se han documentado definitivamente para COVID-19, aunque se han informado casos de transmisiones presintomáticas y asintomáticas en China y posiblemente ocurrieron en un centro de enfermería en el condado de King, Washington.

Se revisaron los casos de COVID-19 en Singapur para determinar si se produjo transmisión presintomática entre los grupos de COVID-19. La definición de un caso sospechoso se basó en la presencia de síntomas respiratorios y un historial de exposición. Los casos sospechosos fueron testeados, y un caso confirmado se definió como una prueba positiva para el SARS-CoV-2, usando la reacción en cadena de la polimerasa en laboratorio o ensayos serológicos.
Todos los casos en este informe fueron confirmados por reacción en cadena de la polimerasa. Las personas asintomáticas no se sometieron a pruebas de rutina, pero dichas pruebas se realizaron para personas en grupos considerados de alto riesgo de infección.
Los pacientes con COVID-19 confirmado fueron entrevistados para obtener información sobre sus síntomas clínicos y su historial de actividad durante las 2 semanas anteriores al inicio de los síntomas para determinar posibles fuentes de infección.
El rastreo de contactos examinó el tiempo desde el inicio de los síntomas hasta el momento en que el paciente se aisló con éxito para identificar contactos que tuvieron interacciones con el paciente. Todos los contactos fueron monitoreados diariamente, y aquellos que desarrollaron síntomas fueron evaluados como parte de la búsqueda activa de casos.
Se revisaron los datos clínicos y epidemiológicos de los 243 casos reportados de COVID-19 en Singapur durante el 23 de enero al 16 de marzo. Se examinaron las historias clínicas para identificar los síntomas antes, durante y después de la primera prueba positiva de SARS-CoV-2.
Se revisaron los registros de casos que estaban vinculados epidemiológicamente (grupos) para identificar casos de probable transmisión presintomática. Dichos grupos tenían un contacto claro entre un paciente fuente y un paciente infectado por la fuente (un paciente secundario), no tenían otras explicaciones probables para la infección y tenían la fecha de inicio de síntomas del paciente fuente después de la fecha de exposición al paciente secundario que fue posteriormente infectado. Los síntomas considerados en la revisión incluyeron síntomas respiratorios, gastrointestinales (ej. diarrea) y constitucionales.

Siete grupos de casos de COVID-19 que sugieren transmisión presintomática
La investigación de casos de COVID-19 en Singapur identificó siete grupos (grupos A-G) en los que probablemente se produjo transmisión presintomática. Estos grupos ocurrieron del 19 de enero al 12 de marzo e involucraron de dos a cinco pacientes cada uno. Diez de los casos dentro de estos grupos se atribuyeron a la transmisión presintomática y representaron el 6.4% de los 157 casos adquiridos localmente reportados al 16 de marzo.
Grupo A. Una mujer de 55 años (paciente A1) y un hombre de 56 años (paciente A2) eran turistas de Wuhan, China, que llegaron a Singapur el 19 de enero. Visitaron una iglesia local el mismo día y luego comenzaron los síntomas: 22 de enero (paciente A1) y 24 de enero (paciente A2).
Otras tres personas, un hombre de 53 años (paciente A3), una mujer de 39 años (paciente A4) y una mujer de 52 años (paciente A5) asistieron a la misma iglesia ese día y posteriormente desarrollaron síntomas el 23 de enero y el 30 de enero. y 3 de febrero, respectivamente.
El paciente A5 ocupó el mismo asiento en la iglesia que los pacientes A1 y A2 habían ocupado antes ese día (capturado por una cámara de circuito cerrado). Las investigaciones de otros asistentes no revelaron otras personas sintomáticas que asistieron a la iglesia ese día.
Grupo B. Una mujer de 54 años (paciente B1) asistió a una cena el 15 de febrero donde estuvo expuesta a un paciente con COVID-19 confirmado. El 24 de febrero, el paciente B1 y una mujer de 63 años (paciente B2) asistieron a la misma clase de canto. Dos días después (26 de febrero), el paciente B1 desarrolló síntomas; el paciente B2 desarrolló síntomas el 29 de febrero.
Grupo C. Una mujer de 53 años (paciente C1) estuvo expuesta a un paciente con COVID-19 confirmado el 26 de febrero y probablemente transmitió la infección a su esposo, de 59 años (paciente C2) durante su período presintomático; ambos pacientes desarrollaron síntomas el 5 de marzo.
Grupo D. Un hombre de 37 años (paciente D1) viajó a Filipinas del 23 de febrero al 2 de marzo, donde estuvo en contacto con un paciente con neumonía que luego murió. El paciente D1 probablemente transmitió la infección a su esposa (paciente D2), de 35 años, durante su período presintomático. Ambos pacientes desarrollaron síntomas el 8 de marzo.
Grupo E. Un hombre de 32 años (paciente E1) viajó a Japón del 29 de febrero al 8 de marzo, donde probablemente estaba infectado, y posteriormente transmitió la infección a una mujer de 27 años con quien compartía vivienda (paciente E2), antes de desarrollar síntomas. Ambos presentaron síntomas el 11 de marzo.
Grupo F. Una mujer de 58 años (paciente F1) asistió a una clase de canto el 27 de febrero, donde estuvo expuesta a un paciente con COVID-19 confirmado. Asistió a un servicio religioso el 1 de marzo, donde probablemente infectó a una mujer de 26 años (paciente F2) y a un hombre de 29 años (paciente F3), ambos sentados una fila detrás de ella. El paciente F1 desarrolló síntomas el 3 de marzo, y los pacientes F2 y F3 desarrollaron síntomas el 3 de marzo y el 5 de marzo, respectivamente.

Grupo G. Un hombre de 63 años (paciente G1) viajó a Indonesia del 3 al 7 de marzo. Conoció a una mujer de 36 años (paciente G2) el 8 de marzo y probablemente le transmitió SARS-CoV-2; desarrolló síntomas el 9 de marzo, y el paciente G2 desarrolló síntomas el 12 de marzo.
La investigación de estos grupos no identificó a otros pacientes que podrían haber transmitido COVID-19 a las personas infectadas. En cuatro grupos (A, B, F y G), la exposición a la transmisión presintomática se produjo 1-3 días antes de que el paciente 1 desarrollara síntomas. Para los tres grupos restantes (C, D y E), no se pudo determinar el momento exacto de exposición a la transmisión porque las personas vivían juntas y la exposición era continua.
Discusión
Esta investigación identificó siete grupos de COVID-19 en Singapur en los que probablemente ocurrió la transmisión presintomática. Entre los 243 casos de COVID-19 reportados en Singapur al 16 de marzo, 157 fueron adquiridos localmente; 10 de los 157 (6,4%) casos adquiridos localmente se incluyen en estos grupos y se atribuyeron a la transmisión presintomática.
Estos hallazgos están respaldados por otros estudios que sugieren que puede ocurrir la transmisión presintomática de COVID-19. Un examen de los eventos de transmisión entre los casos en pacientes chinos fuera de la provincia de Hubei, China, sugirió que el 12.6% de las transmisiones podrían haber ocurrido antes del inicio de los síntomas en el paciente fuente.
La transmisión presintomática puede ocurrir a través de la generación de gotitas respiratorias o posiblemente a través de la transmisión indirecta.
Se ha demostrado que el habla y otras actividades vocales, como el canto, generan partículas de aire, y la tasa de emisión corresponde al volumen de la voz.
Los medios de comunicación informaron que durante una práctica de coro en Washington el 10 de marzo, la transmisión presintomática probablemente jugó un papel en la transmisión del SARS-CoV-2 a aproximadamente 40 de los 60 miembros del coro.
La contaminación ambiental con SARS-CoV-2 ha sido documentada, y la posibilidad de transmisión indirecta a través de fómites por personas presintomáticas también es una preocupación. Los objetos pueden contaminarse directamente por gotitas o por contacto con las manos contaminadas de una persona infectada y transmitirse a través de prácticas de higiene no rigurosas.
La posibilidad de transmisión presintomática del SARS-CoV-2 aumenta los desafíos de las medidas de contención de COVID-19, que se basan en la detección temprana y el aislamiento de personas sintomáticas. La magnitud de este impacto depende del alcance y la duración de la transmisibilidad mientras un paciente es presintomático, que, hasta la fecha, no se ha establecido claramente.
En cuatro grupos (A, B, F y G), fue posible determinar que la exposición a la transmisión presintomática se produjo 1-3 días antes de que el paciente fuente desarrollara síntomas. Dicha transmisión también se ha observado en otros virus respiratorios como la gripe. Sin embargo, la transmisibilidad por personas presintomáticas requiere más estudio.

Mas en el sitio IntraMed

 

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus