Diabetes mellitus

22 marzo 2019

La esperanza de vida se reduce 12 años en pacientes con diabetes y enfermedad cardiovascular

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:18

Pablo Hernández Mares

GUADALAJARA, MEX. La diabetes es un problema mundial que se está incrementando y México no escapa de este enorme reto de salud pública; “está previsto que en los próximos 20 años el número de pacientes con diabetes aumentará aproximadamente 50%, por tanto, habrá 642 millones de pacientes con diabetes para el año 2040 en el mundo”, explicó el Dr. David Fitchett FRCP, cardiólogo del St. Michael’s Hospital, en Toronto, Canadá, en el Congreso Anual de Cardiología Internacional (CADECI) de 2019.[1]
En su conferencia “Mortalidad Cardiovascular: Un antiguo desafío, nuevas oportunidades”, el Dr. Fitchett expuso algunas propuestas para lograr la reducción de las muertes por esta enfermedad.La mayoría de las muertes de los pacientes con diabetes se debe a eventos cardiovasculares. Al menos 68% de las personas mayores de 65 años con diabetes muere de enfermedades cardiovasculares.[2]
En México, los últimos 25 años la mortalidad de los pacientes con diabetes se incrementó tanto en hombres como en mujeres y hay un estimado de 12 millones de individuos con diabetes. Con una prevalencia de diabetes de 14,8% en la población adulta, es una de las más altas del mundo, según la Internacional Diabetes Federation.
“La diabetes tiene un alto impacto en la sobrevida: un paciente de 60 años de edad con diabetes, tiene una sobrevida 6 años menor que una persona sin diabetes; si un paciente tiene 60 años, diabetes y además antecedente de un infarto de miocardio, tiene una reducción en la esperanza de vida de 12 años. Es una disminución de la expectativa de vida muy grande”, explicó el Dr. Fitchett.
Prevención: pilar clave
Para reducir el riesgo cardiovascular en los pacientes con diabetes se necesita prevenir la enfermedad, un verdadero problema de salud pública.
“Como cardiólogos tenemos una gran responsabilidad para identificar y tratar la diabetes de manera temprana; hay buenas evidencias de los tratamientos tempranos en pacientes con diabetes”, argumentó el Dr. Fitchett, quien indicó que la mayoría de los pacientes con diabetes ha tenido la enfermedad por años y la corrección de los valores de glucosa tiene un gran impacto.
El especialista animó al auditorio a seguir las guías de práctica clínica para las estrategias de manejo de los factores de riesgo, “hoy tenemos distintos elementos que ayudan a mejorar los resultados cardiovasculares”.
Los resultados cardiovasculares en 4 estudios clínicos iniciales con los inhibidores de dipeptidilpeptidasa-4 (EXAMINE, SAVOR-TIMI, TECOS, CARMELINA) demostraron que el uso de los inhibidores no fue inferior al placebo, en otras palabras son seguros, resultados que el Dr. Fitchett llamó como la “era de seguridad cardiovascular”.
Cuando el estudio EMPA-REG OUTCOME fue presentado en 2015 se inició una era donde 5 fármacos reductores de la glucosa tienen un efecto positivo en las enfermedades cardiovasculares, disminución de la mortalidad cardiovascular e insuficiencia cardiaca, incluso en la enfermedad renal, el especialista denominó este avance como la “era de beneficios cardiovasculares”.
El estudio EMPA-REG fue realizado por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para demostrar la seguridad de empagliflozina. Los pacientes que se incluyeron debían tener evidencia de enfermedades cardiovasculares; fueron aleatorizados para recibir placebo o dos dosis de empagliflozina. El resultado primario incluyó tres criterios de valoración de eventos cardiovasculares adversos graves: mortalidad cardiovascular, infarto de miocardio no mortal y accidente cerebrovascular no mortal.
“Esto fue reducido 14% y es el primer estudio cardiovascular en un agente diabético que muestra beneficios en la era moderna”, señaló el Dr. Fitchett, añadiendo que el fármaco no tenía un efecto de entrada, pero continuaba siendo beneficioso durante el tratamiento, lo que generó una reducción de 38% en la mortalidad cardiovascular.[3]
Esta misma reducción de muerte cardiovascular se presenta en una diversidad de subgrupos de edad y género, con enfermedades cardiovasculares, función renal o que han tenido cirugías, o insuficiencia cardiaca, independientemente del riesgo cardiovascular o el riesgo de insuficiencia cardiaca.
Empagliflozina prolonga la expectativa de vida y reduce el riesgo microvascular y macrovascular en pacientes con diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular establecida, en comparación con placebo. Redujo la mortalidad por todas las causas un 32%. Además, empagliflozina es el único agente reductor de glucosa oral aprobado por la FDA de Estados Unidos para reducir el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular.
El Dr. Fitchett declaró los siguientes conflictos de interés económico pertinente, haber fungido como desarrollador de CME y consultor honorario para Boehringer Ingelheim, Lilly, Astra Zeneca, Novartis, Merck; haber participado como miembro del comité directivo de resultados de EMPA REG y presidente de DSMB: Sustain 6 y PIONEER 6 para Novo Nordisk.

Referencias
1. Fitchett D. Mortalidad Cardiovascular: Un antiguo desafío, nuevas oportunidades/Cardiovascular Mortality: An Old Challange and New Opportunities for Cardiovascular Mortality Prevention. Congreso Anual de Cardiología (CADECI) 2019. Presentado el 28 de febrero de 2019; Guadalajara, México. Fuente
2. Cardiovascular disease. Cardiovascular Disease and Diabetes. Consultado en versión electrónica. Fuente
3. Zinman B, Wanner C, Lachin JM, Fitchett D, y cols. Empagliflozin, Cardiovascular Outcomes, and Mortality in Type 2 Diabetes. N Engl J Med. 26 Nov 2015;373(22):2117-28. doi: 10.1056/NEJMoa1504720. PMID: 26378978. Fuente

Fecha: 7/3/2019
Fuente: Medscape

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5903768?nlid=128593_4001&src=WNL_esmdpls_190311_mscpedit_gen&uac=120961CT&impid=1905167&faf=1

En un estudio de antes y después de pacientes con crisis de hiperglucemia, la terapia con insulina menos intensiva se asoció con una estadía más corta y menos hipoglucemia

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:12

Autor: Firestone, Rachelle L., PharmD; Parker, Patricia L., PharmD; Pandya, Komal A., PharmD; Wilson, Machelle D., PhD; Duby, Jeremiah J., PharmD

Se desconoce la dosis ideal de insulina en una etapa temprana de la crisis hiperglucémica. Pequeños estudios no han encontrado beneficios de los bolos de insulina administrados antes del tratamiento de goteo de insulina en pacientes con cetoacidosis diabética (J Emerg Med 2010; 38: 422 y Diabetes Care 2008; 31: 2081).

Los investigadores compararon los resultados entre pacientes adultos con crisis hiperglucémicas (cetoacidosis diabética o estado hiperosmolar) tratados en una sola institución en dos períodos de tiempo bajo diferentes protocolos.
Durante el período anterior (2010-2012) se usó un protocolo de terapia intensiva con insulina: dosis en bolo de insulina, glucosa en sangre objetivo de 100 a 200 mg / dL y tasas de goteo de insulina a partir de 0.1 a 0.2 unidades / kg / hora.
Durante el último período, se utilizó un protocolo de insulina de intensidad moderada: sin bolos de insulina, glucosa en sangre objetivo de 200 a 300 mg / dl y gotas de insulina a partir de 0.05 a 0.1 unidades / kg / hora.
Las pacientes embarazadas y aquellas con infracciones de protocolo fueron excluidas.
El resultado primario fue la duración de la estancia hospitalaria.
De los 201 pacientes, la mitad ingresó en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Los pacientes tratados con terapia de insulina de alta intensidad tuvieron una duración de hospitalización 24% mayor (media, 150 vs. 114 horas), mayor duración de UCI (media, 30 vs. 19 horas) y mayor prevalencia de eventos hipoglucémicos (35% vs. 1%). ) todas las diferencias estadísticamente significativas.
Hubo cinco muertes con terapia de insulina de alta intensidad y una con terapia de intensidad moderada, que no es una diferencia estadísticamente significativa.
Conclusiones:
El tratamiento con insulina de intensidad moderada para la cetoacidosis diabética y el estado hiperglucémico hiperosmolar dio como resultado mejoras en la estancia hospitalaria y en la UCI, que parecían estar asociadas con una disminución de la variabilidad glucémica.

Fecha:12/4/2019
________________________________________

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93974&uid=445164&fuente=inews

La contaminación ambiental causa 800.000 muertes al año en Europa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:01

La contaminación es responsable de 800.000 fallecimientos al año en Europa y de 8,8 millones en el mundo, unas cifras superiores a las estimadas hasta ahora, según un estudio que se publica en ‘European Heart Journal’, y en el que los investigadores instan a los gobiernos a limitar las emisiones con el uso de energías renovables.
La contaminación del aire podía estar causando el doble de las muertes estimadas en Europa, según un estudio que se publica en European Heart Journal.
Utilizando un nuevo método para observar los efectos de varias fuentes de contaminación ambiental en las tasas de mortalidad, los investigadores estimaron que la polución ha causado unas 790.000 muertes extra en Europa en 2015 y 659.000 fallecimientos en los 28 estados Miembros de la Unión Europea. De esas muertes, entre el 40 y el 80 por ciento se debieron a patologías cardiovasculares. La polución ambiental causó el doble de muertes por enfermedades cardiovasculares como por respiratorias.
Los investigadores concluyeron que la contaminación producía unas 8,8 millones de muertes extra en el mundo, por encima de las estimaciones previas de 6,5 millones. Thomas Münzel, del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario Mainz, en Alemania, y coautor del trabajo, ha explicado que “para poner las conclusiones en perspectiva, la contaminación aérea causa más muertes extra al año que el tabaco, considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el responsable de 7,2 millones más de muertes en 2015. Fumar se puede evitar pero la contaminación no”.
La investigación cifra en 8,8 millones las muertes producidas por la contaminación en el mundo, por encima de los 4,5 millones estimados hasta la fecha
“El número de fallecimientos por enfermedad cardiovascular que pueden atribuirse a la contaminación es mucho más alto de los esperado. Solo en Europa, el número de muertes se acerca a 800.000 al año y cada una de esas muertes representan una reducción media de la esperanza de vida de más de dos años”.
Asociación entre contaminación y mortalidad
Los investigadores utilizaron datos de exposición de un modelo que simula procesos químicos atmosféricos y cómo estos interactúan con la tierra, el mar y los químicos que emanan de fuentes naturales y artificiales como la generación de energía, la industria, el tráfico y la agricultura. Esa información fue aplicada s en un nuevo modelo de exposición global y tasas de mortalidad y con otros datos de la OMS, que incluían información sobre densidad poblacional, ubicaciones geográficas, edades, factores de riesgo de varias patologías y causas de muerte. Se centraron, además, en los niveles de partículas finas menores o iguales a 2,5 PM y ozono.
Políticas que reduzcan el impacto de la contaminación
Como consecuencia de los resultados de la investigación, los autores instan a los gobiernos y a las agencias internacionales a acometer políticas urgentes que reduzcan la contaminación, incluyendo la revisión de la legislación sobre la calidad de aire y reduciendo los límites de polución de la Unión Europea actuales para alinearlos con las recomendaciones de la OMS.
Münzel y Lelieveld enfatizan el hecho de que en términos de polución, las partículas PM2,5 son la causa principal de las patologías cardiovasculares y respiratorias. No obstante, el límite medio anual de PM2,5 en la Unión Europea es de 25 microgramos por metro cúbito, es decir, 2,5 veces mayor que las directrices de 10 microgramos por métro cúbito de la OMS
“La asociación entre la contaminación ambiental y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias está bien establecida. El efecto daña a los vasos sanguíneos a través de un aumento en el estrés oxidativo, lo que supone un aumento en la presión arterial, de la diabetes, el ictus, los infartos y la insuficiencia cardíaca”.
Asimismo, Lelieveld ha recordado que la mayoría de las partículas y otros contaminantes ambientales en Europa provienen de los combustibles fósiles, “debemos utilizar otras fuentes de energía de manera urgente. Cuando utilizamos energía renovable y limpia no sólo cumplimos con los Acuerdos de París para mitigar los efectos del cambio climático, si no también reducir las tasas de mortalidad asociadas a la contaminación en Europa hasta en un 55 por ciento”.
Fecha:13/3/2019
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/salud/la-contaminacion-ambiental-causa-800-000-muertes-al-ano-en-europa.html

12 marzo 2019

Las células de grasa trabajan diferentes “turnos” a lo largo del día

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:58

Adipocitos
La desalineación de los “relojes humanos” entre sí y el medio ambiente se cree que es un importante contribuyente a la obesidad y la mala salud
Las nuevas células de grasa en el cuerpo humano tienen sus propios relojes internos y exhiben ritmos circadianos que afectan las funciones metabólicas críticas, según una nueva investigación en la revista Scientific Reports.
Los investigadores dirigidos por el Dr. Jonathan Johnston de la Universidad de Surrey realizaron el primer análisis de los ritmos circadianos en la grasa humana extraída de personas aisladas de los cambios ambientales diarios.
Los ritmos circadianos son cambios de aproximadamente 24 horas gobernados por los relojes internos del cuerpo.
La desalineación de los ‘relojes humanos’ entre sí y el medio ambiente se cree que es un importante contribuyente a la obesidad y la mala salud.
Durante este estudio único, siete participantes se sometieron a ciclos regulados de sueño y vigilia antes de ingresar al laboratorio, donde mantuvieron esta rutina durante tres días más.
Luego, los participantes experimentaron una “rutina constante” de 37 horas durante las cuales no experimentaron cambios diarios en los ciclos de luz-oscuridad, alimentación rápida y sueño-vigilia. Se tomaron biopsias de tejido graso a intervalos de seis horas y luego se realizó un análisis de la expresión génica.
Los investigadores identificaron 727 genes en el tejido graso que expresan su propio ritmo circadiano, muchos de los cuales realizan funciones metabólicas clave. Se identificó una clara separación en los ritmos genéticos con aproximadamente un tercio en la mañana y dos tercios en la noche.
Las transcripciones de horas pico se asociaron con la regulación de la expresión génica y la biología del ácido nucleico (vital para el funcionamiento celular), mientras que las transcripciones de horas pico asociadas con la actividad redox y el metabolismo de los ácidos orgánicos.
Estos ritmos, que son independientes de factores externos como la luz y la alimentación, demuestran que los genes dentro de las células de grasa completan naturalmente sus funciones en diferentes momentos del día, lo que podría afectar los procesos metabólicos.
Las células grasas desempeñan un papel importante en nuestro cuerpo, ya que actúan como depósitos de energía y controlan el metabolismo y el apetito a través de la secreción de hormonas.
El autor principal, el Dr. Jonathan Johnston, lector de Cronobiología y Fisiología Integrativa de la Universidad de Surrey, dijo: “Los tejidos compuestos de células grasas no solo almacenan el exceso de energía, son tejidos metabólicos activos, llenos de sus propios ritmos”.
“Esta es la primera vez que hemos podido identificar dichos ritmos en la grasa humana. Esto nos brinda más información sobre cómo cambia el metabolismo humano a lo largo del día y posiblemente por qué el cuerpo procesa los alimentos de manera diferente durante el día y la noche”.
Fecha:27/2/2019
Fuente: IntraMed

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93856&uid=445164&fuente=inews

Eficacia y seguridad de un preparado de una insulina basal oral

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:54

Antecedentes
Una de las áreas en endocrinología que continúa en desarrollo constante es la generación de insulinas eficaces, más seguras o, en su defecto, que disminuyan las molestias al paciente. Por ello se han diseñado insulinas como la inhalada y la oral. La ventaja de la insulina oral es primordialmente fisiológica; después de su absorción intestinal, la insulina se dirige por vía porta hacia el hígado, simulando lo que sucede de manera natural en el organismo, con el potencial beneficio de una menor hiperinsulinemia y, por tanto, disminución en el riesgo de ganancia de peso y de hipoglucemias.
El principal obstáculo que ha enfrentado este tipo de preparados de insulina es la degradación proteica por las proteasas gástricas, pancreáticas e intestinales, con una absorción variable.
Análisis
En este estudio fase 2 se presenta un nuevo preparado de insulina basal oral que posee un potenciador de la absorción (caprilato de sodio) y modificaciones en la molécula de insulina que reducen su degradación proteolítica.[1]
El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia en el control glucémico, la seguridad y tolerabilidad de la insulina I338, además, se comparó con insulina glargina. Para ello se diseñó un estudio aleatorizado, con doble enmascaramiento, controlado, de grupos paralelos, en donde se incluyeron adultos con diabetes mellitus con control irregular (hemoglobina glucosilada: 7% – 10%) a quienes se retiró cualquier tratamiento hipoglucemiante distinto a metformina o a un inhibidor de dipeptidil peptidasa-4 dos semanas antes del comienzo.
El estudio duró 8 semanas, con los pacientes asignados a la toma de insulina I338 o a la aplicación con glargina. La dosis se fue titulando de acuerdo al control glucémico. El desenlace primario evaluado de eficacia fue la concentración de glucosa plasmática en ayuno después de las 8 semanas de tratamiento. Los desenlaces secundarios fueron hemoglobina glucosilada, fructosamina, 1,5-anhidroglucitol y péptido C. Se evaluó la seguridad por medio de eventos adversos, hipoglucemias y ganancia de peso, entre otros.
Se aleatorizaron 50 sujetos, 25 por grupo: 1 participante del grupo de insulina I338 se retiró del estudio y el resto lo completó. Las características basales mostraron que los participantes tenían una edad media de 60 años, mayor índice de masa corporal en el grupo de glargina (31,3 kg/m2) que en el de insulina I338 (29,6 kg/m2), con duración promedio de diabetes mayor en el grupo de insulina I338 (11,8 frente a 10,5 años), pero con hemoglobina glucosilada similar entre los grupos.
A las 8 semanas la glucosa en ayuno con el grupo de insulina I338 fue de 127,8 mg/dl (117 – 140,4), mientras que con glargina fue de 122,4 mg/dl (117 -127,8), una diferencia estadísticamente no significativa de 5,4 mg/dl. La hemoglobina glucosilada a las 8 semanas fue de 7,38% y 7,08% para la insulina I338 y la glargina, respectivamente. Tampoco se observaron diferencias entre los niveles de fructosamina, 1,5-anhidroglucitol y péptido C.
En cuanto a la seguridad, la incidencia de eventos adversos fue similar entre los grupos a las 8 semanas de tratamiento. La frecuencia de hipoglucemias fue baja (7 eventos en el grupo de I338 y 11 con glargina), sin reportarse eventos graves. El peso se mantuvo estable y no hubo diferencias al final del estudio.
Punto de vista
Como puede verse, este es un estudio fase 2, de ahí la cantidad limitada de participantes; sin embargo, es posible observar que la insulina oral I338 redujo las concentraciones de glucosa plasmática similar a glargina. Un aspecto a considerar es que la potencia del estudio no fue suficiente para detectar diferencias entre los otros parámetros de control glucémico, aunque los autores sugieren que es posible que en un estudio más grande se encuentren diferencias a favor de glargina.
Los autores comentan que la necesidad de una dosis alta de insulina oral hace poco viable el fármaco en el aspecto comercial, por lo que el desarrollo de insulina I338 se ha detenido hasta no mejorar las condiciones de absorción del fármaco y, con ello, menor dosis. Pero el estudio es promisorio en el contexto del desarrollo de insulinas orales que sean eficaces; por supuesto, esto tendrá que ir acompañado de la mejora en la tecnología.
Es el primer preparado de insulina oral que muestra eficacia en el control de la glucosa plasmática en ayuno. Se requiere una mejora en la tecnología para la absorción adecuada del fármaco.
Dr. José Gotés Palazuelos

Fecha: 19/2/2019
Fuente: Medscape.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5903691?nlid=127482_4001&src=WNL_esmdpls_190225_mscpedit_gen&uac=120961CT&impid=1894793&faf=1

Cirugía bariátrica en diabéticos

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 8:44

A los 2 años de la cirugía bariátrica se observa la reducción significativa del peso corporal y mejoras importantes del control de la glucemia, la presión arterial y los indicadores bioquímicos y ecográficos de hígado graso
Introducción: Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1975 la prevalencia de obesidad se ha triplicado. En 2016, aproximadamente el 39% de los sujetos de 18 años o más tenían sobrepeso y el 13%, presentaba obesidad. En Medio Oriente, la frecuencia es similar a la de los países occidentales; según la OMS, más del 74% y 69% de las mujeres y los hombres, respectivamente, tienen sobrepeso. En particular, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son uno de los 6 países con los índices más altos de obesidad y sobrepeso. La tendencia creciente de obesidad en los 7 emiratos de los EAU se observó en niños y adultos, en ambos sexos; en un estudio reciente, el 37.2% de los habitantes de 15 a 18 años presentó obesidad y el 22.2% tuvo obesidad mórbida. El porcentaje más elevado de adolescentes con sobrepeso (52.6%) residía en Dubái. Las opciones de terapia farmacológica para la obesidad son limitadas y aún más en los EAU, una situación que motivó un aumento sustancial de pacientes sometidos a cirugía bariátrica.

Más en IntraMed 

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus