Diabetes mellitus

30 noviembre 2018

Un nuevo paradigma para tratar la hipercolesterolemia

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:00

El hipolipemiante alirocumab demuestra una reducción de eventos cardiovasculares y de la mortalidad por cualquier causa.

Los resultados del estudio Odyssey Outcomes, publicado este mes de noviembre en The New England Journal of Medicine, certifican que la contundente reducción del colesterol LDL que ejerce el hipolipemiante alirocumab, de Sanofi, se traduce en prevención de la morbilidad cardiovascular y la mortalidad en pacientes de alto riesgo. El estudio corrobora la teoría lipídica sobre el beneficio de un descenso sustancial de los niveles de c-LDL, en particular en pacientes coronarios en los que se mantienen elevados a pesar de una terapia óptima con estatinas.
En este gran ensayo clínico, en el que han participado cerca de 19.000 pacientes que habían sufrido un síndrome coronario agudo (SCA) en el último año, el grupo tratado con alirocumab registró una reducción significativa (p<0,001) del 15 por ciento del riesgo de sufrir eventos cardiovasculares adversos mayores (MACE, por sus siglas en inglés), incluyendo infarto de miocardio, accidente cerebrovascular isquémico, muerte por enfermedad cardiaca coronaria y angina inestable que requirió hospitalización. Asimismo, la administración de alirocumab se asoció a un descenso también del 15 por ciento de la mortalidad por cualquier causa, un beneficio sólo demostrado antes con estatinas.
“Esta menor mortalidad total es realmente destacable, porque no se constataba desde el Heart Protection Study, en 2002, con una estatina. La diferencia es que, en los ensayos de esa época, la mortalidad en el brazo placebo era en torno al 12 por ciento, mientras que ahora, con los pacientes mucho mejor tratados, es del 4 por ciento. Esto nos indica que reducir la mortalidad es hoy mucho más difícil, y este fármaco lo ha conseguido”, subraya José Tuñón, jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, y coordinador del estudio en España.
En el ensayo ‘Odyssey Outcomes’, el hipolipemiante fue más eficaz en pacientes
con colesterol LDL superior a 100 mg/dL
Los buenos resultados de este estudio en la prevención de la morbimortalidad suponen la culminación del programa clínico Odyssey, que ha constado de 16 ensayos clínicos con más de 23.500 pacientes. En el caso del Odyssey Outcomes han participado 18.924 pacientes provenientes de 1.297 centros de 57 países. Con 800, España ha sido el cuarto país con más casos reclutados.
Con anterioridad, para la autorización de alirocumab en la Unión Europea (2015) se evaluaron los datos de eficacia de diez ensayos clínicos de fase III, cinco controlados con placebo y cinco con ezetimiba, con más de 5.200 pacientes con hipercolesterolemia (familiar heterocigótica y no familiar) o dislipemia mixta. En estos ensayos a 24 semanas, la reducción de c-LDL con alirocumab fue un 39-62 por ciento mayor que con placebo y un 30 por ciento mayor que con ezetimiba.
Alirocumab, una nueva familia farmacológica
Alirocumab es un anticuerpo monoclonal de la nueva familia de hipolipemiantes inhibidores de PCSK9 (proproteína convertasa subtilisina/kexina tipo 9), que inhibe la unión de la PCSK9 con el receptor de las LDL (r-LDL), de modo que aumenta el número de r-LDL disponibles en la superficie de las células hepáticas y disminuye así la concentración plasmática de c-LDL.
En la Unión Europea alirocumab está indicado en adultos con hipercolesterolemia primaria o dislipemia mixta, en combinación con una estatina, e incluso con otros tratamientos hipolipemiantes, cuando no se alcanza el valor deseado de c-LDL con la dosis máxima tolerada de estatinas; o bien en monoterapia, cuando las estatinas no son toleradas o están contraindicadas.
Alirocumab se asoció a un descenso del 15 por ciento de la mortalidad por cualquier causa, un beneficio sólo mostrado antes con las estatinas
El Odyssey Outcomes es un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en el que participaron pacientes de alto riesgo (infarto de miocardio o angina inestable en el último año; mediana de 2,6 meses) con un nivel de c-LDL superior a 70 mg/dL, de colesterol no HDL de al menos 100 mg/dL o de apolipoproteína B por encima de 80 mg/dL. Todos ellos recibían tratamiento con estatinas de alta intensidad o a las dosis máximas toleradas y fueron aleatorizados a recibir una dosis inicial de 75 mg de alirocumab (9.462 pacientes) o placebo (9.462 pacientes) cada dos semanas. El periodo de tratamiento fue de 2-5 años, con un seguimiento promedio de 2,8 años.
La dosis de alirocumab se ajustó durante el estudio, de forma ciega, para intentar lograr valores de c-LDL de entre 25 y 50 mg/dL mediante inyecciones de 75 mg o 150 mg. Partiendo de un nivel basal de c-LDL de 92 mg/dL, en el análisis por intención de tratar los niveles medios a los 4, 12 y 48 meses desde la aleatorización fueron de 40, 48 y 66 mg/dL, respectivamente, en el grupo alirocumab, y de 93, 96 y 103 mg/dL en el placebo. En el análisis por protocolo, los niveles medios de c-LDL en los mismos puntos de corte fueron de 38, 42 y 53 mg/dL en el grupo con tratamiento activo, un 62, 61 y 54 por ciento más bajos que en el grupo placebo.
Antoni Mixoy. Barcelona
Fecha:21/11/2018
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/especialidades/cardiologia/un-nuevo-paradigma-para-tratar-la-hipercolesterolemia.html

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus