Diabetes mellitus

13 junio 2018

Temas relevantes tratados en el Congreso Anual de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE) de 2018

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:01

Dr. José Gotés Palazuelos

El Congreso Anual de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE) de 2018, que se llevó a cabo del 16 al 20 de mayo de 2018 en Boston, Estados Unidos, incluyó diversos tópicos en donde se mostraron algunos de los avances en áreas como diabetes, dislipidemias, osteoporosis, cáncer de tiroides, trastornos pituitarios, entre otros temas de interés.

Clasificación de riesgo extremo
En una concurrida sesión, se habló en extenso sobre las nuevas recomendaciones de la AACE en relación con las categorías de riesgo cardiovascular y su implicación en el tratamiento hipolipemiante.
La AACE es una de las pocas asociaciones que ha propuesto la categoría “riesgo extremo” de eventos cardiovasculares. En esta categoría, se incluye a los sujetos con enfermedad cardiovascular ateroesclerótica progresiva, incluyendo angina inestable a pesar de un valor de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (c-LDL) menor a 70 mg/dl. También agrupa a los individuos con enfermedad cardiovascular establecida y diabetes, enfermedad renal en etapa 3 o 4 e hipercolesterolemia familiar. Por último, incluye a los pacientes con enfermedad cardiovascular prematura (hombres < 55 años, mujeres < 65 años).
Al colocar a un paciente en esta categoría, significa que su meta de tratamiento sería llegar a un c-LDL menor a 55 mg/dl, tomando en cuenta que varios estudios han mostrado que los eventos cardiovasculares se reducen conforme el c-LDL va disminuyendo.
Esta nueva categoría hace énfasis en la necesidad de estimar el riesgo cardiovascular en los pacientes y ser agresivos en el tratamiento en aquellos sujetos que lo requieran.
La sesión estuvo acompañada de una discusión sobre la posibilidad de enfermedad cognitiva en los pacientes a los que se le reduce mucho el c-LDL. Sin embargo, se comentó que aún era necesario recolectar mayor información en este aspecto para establecer con mayor fiabilidad este riesgo.

Actualización en tiroides
Otro de los temas abordados en diversas sesiones fue el de cáncer de tiroides. Las pláticas sobre cáncer de tiroides fueron de las más concurridas a lo largo de la conferencia. El interés radica en conocer a fondo los argumentos de las recomendaciones sobre el manejo de esta neoplasia que se publicaron en el 2015.
En primera instancia, se mostraron datos en los que se observa que la mayor parte de los diagnósticos de cáncer de tiroides se debe a la presencia de carcinoma diferenciado de tiroides menor a un centímetro, principalmente carcinomas papilares.
Este tipo de lesiones no han mostrado aumentar la mortalidad o incrementar la recurrencia por lo que se sugirió que en aquellos nódulos de menos de un centímetro que no tengan otros datos de riesgo (extensión extratiroidea, linfadenopatía o metástasis a distancia), no se realice biopsia y solo se haga una vigilancia de las mismas.
Asimismo, se recalcó la posibilidad de que en caso de que un paciente con lesiones de bajo riesgo sea llevado a procedimiento quirúrgico, entonces una buena opción de manejo es la lobectomía tiroidea.
Por último, algunos datos recientes muestran que de 290 pacientes con cáncer de tiroides de bajo riesgo (T1, T2) que no fueron sometidos a yodo radioactivo postquirúrgico, solo uno presentó recurrencia en un seguimiento a seis años. En consecuencia, se sugirió que algunos pacientes de bajo riesgo pudieran no recibir tratamiento con yodo radioactivo. Este aspecto se sometió a una intensa discusión tomando en consideración la práctica común de administración de yodo radioactivo, por lo que será necesario continuar explorando este tema.

El foco en osteoporosis
En una sesión plenaria, se presentaron los avances en el tratamiento de la osteoporosis y algunas nuevas dianas terapéuticas que se basan en la reducción de las células senescentes a nivel del hueso. Esta hipótesis se fundamenta en que el acúmulo de células senescentes provocado por la edad avanzada genera disfunción tisular, que en el hueso se expresa como un probable incremento en la resorción ósea más que en su formación, lo que al final provoca osteoporosis. Por lo tanto, atacar a las células senescentes (genera un efecto “rejuvenecedor”) pudiera revertir estas alteraciones, y con ello evitar la osteoporosis o mejorarla. En este aspecto, se mostraron datos preclínicos de algunos agentes (“senolíticos”) que en modelos animales de senescencia incrementaron la cantidad de hueso trabecular y cortical, lo que supone una posible vía para el tratamiento de la osteoporosis. Será interesante observar hacia donde se dirige esta área del desarrollo científico.
Estos fueron algunos de los temas más relevantes abordados en el Congreso Anual de la AACE de 2018 y que valdrá la pena seguir a lo largo de los años.
El Congreso Anual de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE) de 2018 se llevó a cabo del 16 al 20 de mayo en Boston, Estados Unidos.
© 2018 WebMD, LLC

Fuente: Temas relevantes tratados en el Congreso Anual de la American Association of Clinical Endocrinologists (AACE) de 2018 – Medscape
Fecha: 5 de jun de 2018.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902789?nlid=122517_4001&src=WNL_esmdpls_180611_mscpedit_gen&uac=120961CT&impid=1654744&faf=1

¿Qué es la regla 20-20-20?

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 17:47

google_drPasar largos períodos mirando la pantalla del ordenador, el móvil o la tableta puede cansar los ojos. Te ayudamos a prevenir este problema. ¿En qué consiste la regla 20-20-20? Esta regla dice que por cada 20 minutos que pasemos mirando una pantalla, debemos mirar algo a 6 metros de distancia durante 20 segundos; esto es, 20 minutos en el ordenador, 20 segundos mirando a lo lejos, y así sucesivamente. Seguir esta regla es una excelente manera de acordarnos de tomar descansos a menudo de la pantalla. Practicarlo debería reducir la fatiga visual causada al mirar las pantallas digitales durante demasiado tiempo.

Cómo usar la regla 20-20-20

La regla 20-20-20 fue diseñada por el optometrista californiano Jeffrey Anshel como un recordatorio fácil para tomar descansos y evitar la fatiga visual, pues descansamos los músculos oculares, según Optometry Times. Los siguientes métodos pueden ayudarnos a poner esta regla en práctica: – Planifica una alarma para que suene cada 20 minutos mientras trabajas, como recordatorio para tomar ese descanso de 20 segundos. – Descarga alguna aplicación para móviles que ayuda a seguir la regla 20-20-20. Las aplicaciones ProtectYourVision y eyeCare son algunas de ellas. – Mira por la ventana durante los descansos de 20 segundos. Como calcular 6 metros igual es complicado, lo ideal es mirar un árbol o una farola que se encuentre al otro lado de la calle. Alternativamente, puedes probar a cerrar los ojos 20 segundos cada 20 minutos en vez de mirar por la ventana. Además, acordarse de parpadear a menudo puede prevenir el ojo seco al fomentar la producción de lágrimas. Te contamos unos trucos para usar correctamente la regla 20-20-20

¿Qué evidencia científica apoya la regla 20-20-20? Pocas investigaciones científicas han probado la eficacia de la regla 20-20-20, pero tanto la American Optometric Association como la American Academy of Ophthalmology la recomiendan como una forma de reducir la fatiga ocular. Los resultados de un estudio de 2013 publicado en la revista Nepalese Journal of Ophthalmology en el que participaron 795 estudiantes universitarios sugirieron que aquellos que periódicamente se enfocaban en objetos distantes mientras usaban el ordenador tenían menos síntomas del síndrome de visión artificial, que incluyen fatiga ocular, ojos llorosos o secos y visión borrosa. Consejos para prevenir la fatiga visual – Usar gotas para los ojos (parpadeamos menos de lo normal cuando usamos pantallas digitales, y esto puede secar los ojos). Se pueden comprar gotas o lágrimas artificiales en la mayoría de las farmacias, así como por internet. Cambiar la configuración del ordenador. Hacer que el texto sea dos veces más grande de lo normal puede reducir la fatiga visual. Leer texto negro sobre un fondo blanco también es más fácil para los ojos. – Reducir el brillo de la pantalla. Se pueden aplicar pantallas protectoras antideslumbrantes a los monitores y gafas para evitar problemas en los ojos. Además, las pantallas planas tienden a tener menos brillo que las curvas. – Ajustar el contraste de la pantalla. Cambia la configuración para que la pantalla sea lo suficientemente brillante como para leer el texto sin forzar la vista. El contraste correcto puede cambiar, dependiendo de la presencia de luz solar. – Hacerse chequeos oculares regulares. Tener mala visión es una de las principales causas de tensión. Si la tensión ocular persiste después de haber puesto en práctica la regla 20-20-20 y otros métodos de prevención, se debe consultar a un médico, que puede verificar si hay afecciones subyacentes, como el ojo seco crónico.

Sara Romero

Fecha: 5/06/2018

Fuente: Revista Muy Interesante https://www.muyinteresante.es/tecnologia/preguntas-respuestas/que-es-la-regla-20-20-20-371526039870?utm_source=Cheetah&utm_medium=email_MUY&utm_campaign=180606_Newsletter

Rechazo literal de la Organización Médica Colegial a la homeopatía

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 13:54

La Organización Médica Colegial (OMC) ha emitido una nota aclaratoria en la que confirma que rechaza explícitamente “todas las prácticas invalidadas científicamente, incluída la homeopatía”. Considera las pseudoterapias “contrarias a la deontología y ética médica”.

La Organización Médica Colegial (OMC), apuntaba en un texto interno de su Comisión Deontológica bajo qué preceptos es “deontológicamente correcto” ofrecer y usar “procedimientos no validados”. Dada la posible ambigüedad del documento, DM contactó con el presidente de la Comisión Deontológica, Juan José Rodríguez Sendín, y con el de la OMC, Serafín Romero, que aclararon que consideran las pseudoterapias -como la homeopatía- “prácticas ya invalidadas por la ciencia”.
El texto suscitó numerosas reacciones y polémica, por lo que la OMC ha decidido publicar este martes una nota aclaratoria, en la que confirma lo que Rodríguez Sendín y Romero ya explicaban a este periódico: la OMC rechaza explícitamente “todas las prácticas invalidadas científicamente, incluída la homeopatía”.
De esta forma, la organización colegial pretende aclarar lo incluido en el texto, que no era del todo claro, aunque sus responsables consideran que su posición contra las pseudoterapias “es clara y reiterada”.
La ambigüedad residía en el uso de los conceptos “prácticas aún no validadas”, que la OMC utiliza para referirse a opciones médicas en dearrollo aún carentes de consenso y total evidencia, y “prácticas invalidadas”, término bajo el que la OMC sitúa a pseudoterapias como la homeopatía. La aclaración de la OMC va en la misma línea de lo ya publicado ayer por este periódico.

Nuevo código deontológico
La OMC avanza que el contenido del futuro Código Deontológico, actualmente en revisión, “se negará una vez más la naturaleza médica de esas prácticas y procedimientos entre los que se destaca, entre otras, la homeopatía, reconociéndola sin fundamento, con altos riesgos y costes, así como generadora de confusión para muchos pacientes al ser calificada por algunos como medicina alternativa”.
En su nota aclaratoria, la OMC insiste en la aclaración del informe emitido por la Comisión Central de Deontológica, en respuesta a la consulta planteada por la asociación Apetp: “Ha podido dar lugar a una interpretación contraria al verdadero sentir de lo expresado anteriormente, ya que dicho informe se realizó en contestación a una petición que solicitaba valorar deontológicamente la aplicación de prácticas concretas distintas de la homeopatía”.
Insistiendo en el mensaje de Rodríguez Sendín y Romero, el comunicado quiere “ir más allá del simple rechazo de prácticas invalidadas científicamente, también de la mala o engañosa utilización de cualquier otra práctica cuando en las conclusiones se afirma expresamente que son contrarias a la deontología médica las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las invalidadas científicamente, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida”.
José A. Plaza
Fecha: 12/06/2018
Fuente: Diario Médico, España.

http://www.diariomedico.com/2018/06/12/area-profesional/sanidad/rechazo-literal-de-la-omc-a-la-homeopatia-

Una bacteria de la microbiota podría proteger de la obesidad

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 13:41

Bacteroides uniformis es una de las muchas bacterias que forman parte de la microbiota humana. Un estudio la identifica ahora como un posible agente protector frente a la obesidad.

Hace cuatro años que se inició el proyecto My New Gut, al frente del cual se encuentra Yolanda Sanz, profesora de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Con él se investiga cómo la microbiota intestinal humana y su genoma pueden influir en la obesidad, los trastornos relacionados con el comportamiento y el estilo de vida y viceversa. También tiene como objetivo identificar estrategias dietéticas específicas para mejorar la salud a largo plazo de la población.
En su último año de vida ya empieza a arrojar interesantes resultados y parte de ellos fueron presentados dentro del Congreso Europeo de Obesidad que se está celebrando en Viena. Entre lo más destacado está la identificación de un componente de la microbiota, Bacteriodes uniformis, que parece podría ser un agente protector frente a la obesidad.
“Hemos avanzando bastante en la identificación de que fibras pueden nutrir mejor a bacterias que puedan ser beneficiosas para nuestra salud metabólica, como sería Bacteroide uniformis. Además conjuntamente el efecto protector es superior en algunos aspectos como puede ser los niveles de glucosa y parece ser que en la reducción de peso hay aspectos sinérgicos. En otros aspectos vemos que los mecanismos de acción son diferentes y podrían ser complementarios. De ese modo se podrían desarrollar estrategias de intervención más eficaces” explica Sanz.
Proteínas, microbiota y perfil metabólico
No ha sido este el único resultado que se ha presentado en el congreso europeo. También se ha demostrado gracias al trabajo de investigación que el tipo de proteínas en la dieta puede modificar las interacciones de la microbiota y el perfil metabólico. “Dependiendo de si la proteína es de origen animal o vegetal, sí que hay una influencia en los metabolitos que se producen y también en la expresión de genes a nivel de la mucosa del colón, con lo cual a largo plazo sí que podría tener efectos. Pensamos que en el futuro se tendrán que hacer estudios de mayor duración para establecer cuál es el impacto en la salud intestinal, la salud metabólica y otros aspectos como puede ser la función renal o los procesos inflamatorios crónicos para establecer recomendaciones dietéticas más depuradas.”
Hay estudios que demuestran que hay asociaciones entre el desarrollo de obesidad en humanos y algunas alteraciones en la composición de la microbiota intestinal. Pero se necesitan hacer estudios funcionales para poder realmente demostrar la relación causa efecto.
En el contexto concreto de la obesidad se sabe que los individuos obesos tienen aproximadamente un 55 por ciento más de riesgo de desarrollar depresión. “Lo que nosotros estamos tratando de ver es si eso tiene algo que ver con la dieta, ya que es un factor importante para regular la microbiota intestinal. Por lo menos en los estudios que hemos hecho en experimentación animal sí que vemos que haciendo intervenciones en el ecosistema intestinal podemos revertir ese fenotipo similar a la depresión que reproducimos en animales obesos. Con lo cual estamos demostrando, aunque sea indirectamente, se pueden hacer intervenciones en el ecosistema intestinal para revertir ese segundo aspecto que puede estar relacionado con la obesidad, que es la depresión.”
Un vasto terreno por explorar
Uno de los grandes retos que hay hoy en día es el enorme campo que abarca la microbiota. Sus interacciones con múltiples mecanismos del organismo son cada vez más conocidas, pero falta aun un largo camino por recorrer. “Podemos tener una buena panorámica de que funciones cubre la microbiota, pero es cierto que hay más de mil especies distintas y que las distintas bacterias ejercen distintas funciones. Y además, seguramente, parte de las funciones las ejercen porque interaccionan entre ellas. Todavía estamos al inicio de empezar a saber qué bacteria hace qué y en el futuro tendremos también que empezar a abordar la identificación de las funciones de las bacterias, no solo de forma aislada, sino en su propia comunidad. Quien se comunica con quien y quien coopera con quien en el desarrollo de estas funciones.”
Entender mejor todas estas relaciones puede servir para que toda esta investigación sea luego llevada a la práctica clínica, algo muy complejo por el momento. Sin embargo, Sanz es optimista a este respecto. “Todas las investigaciones que estamos desarrollando pueden terminar teniendo una repercusión en el desarrollo de otro tipo de estrategias, no solo basadas en dieta o en estilo de vida, sino en la identificación de rutas metabólicas o mecanismos, al descubrir moléculas o inhibidores de determinadas bacterias y potenciadores de otras, que podrían estar disponibles en forma de fármacos y que permitirán mejorar al menos la función que esa parte de nuestras bacterias está relacionada con problemas como la obesidad o la depresión o su conjunción.”
Miguel Ramudo. Viena
Fecha: 25/05/2018
Fuente: Diario Médico, España.

http://www.diariomedico.com/2018/05/25/area-profesional/entorno/una-bacteria-de-la-microbiota-podria-proteger-de-la-obesidad

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus