Diabetes mellitus

3 febrero 2018

Prescripción frecuente de antibióticos no recomendados durante el embarazo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:28

EmbarazadaA pesar de las recomendaciones en contra del uso de antibióticos como sulfonamida y nitrofurantoína durante las primeras etapas del embarazo, ambos se prescriben comúnmente durante el primer trimestre a las mujeres con infecciones de las vías urinarias, según muestra un estudio publicado en Morbidity and Mortality Weekly Report.
En una investigación de las prescripciones de antibióticos que informaron mujeres embarazadas con infección de las vías urinarias en 2014, investigadores de Centers for Disease Control and Prevention (CDC) determinaron que los antibióticos prescritos con mayor frecuencia durante el primer trimestre fueron nitrofurantoína, ciprofloxacina, cefalexina y trimetoprima/sulfametoxazol.
Debido al potencial riesgo de presentar defectos congénitos, el American College of Obstetricians and Gynecologists recomienda no recetar nitrofurantoína ni sulfonamidas en el primer trimestre del embarazo, excepto en situaciones donde otros antibióticos no sean clínicamente apropiados.
En el estudio actual, Elizabeth C. Ailes, PhD, del National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities de CDC, y sus colaboradores evaluaron el cumplimiento de estas recomendaciones, que se emitieron en 2011. Utilizando datos de reclamaciones a seguros médicos privados entre 2013 a 2015 derivadas de una base de datos de seguros comerciales, los investigadores identificaron 482.917 pacientes embarazadas entre 15 a 44 años de edad y con fechas estimadas de parto en 2014.
En la cohorte de embarazadas, 34.864 (7,2%) presentaron una infección de las vías urinarias que inició 90 días antes de su último periodo menstrual estimado o durante el embarazo. De estos reclamos, el 41% ocurrió durante el primer trimestre del embarazo, escriben los autores.
Entre las mujeres embarazadas diagnosticadas con una infección urinaria, al 68,9% se le dispensó una prescripción de antibióticos, en comparación con más del 76,1% de las mujeres diagnosticadas durante los 90 días previos a su último período menstrual estimado.
El tipo de antibiótico dispensado antes y durante el embarazo fue diferente para las mujeres diagnosticadas un una infección de las vías urinarias. Específicamente, fluoroquinolonas y sulfonamidas se administraron con mayor frecuencia a las mujeres antes del embarazo (cualquier trimestre), mientras que nitrofurantoína, cefalosporinas y penicilinas se administraron con más frecuencia durante el embarazo.
Los antibióticos más frecuentemente administrados durante el primer trimestre del embarazo fueron nitrofurantoína (34,7%), ciprofloxacina (10,5%), cefalexina (10,3%) y trimetoprima/sulfametoxazol (7,6%), informaron. Por lo tanto, más de 4 de cada 10 mujeres recibieron un antibiótico no recomendado durante el embarazo.
Los hallazgos destacan consideraciones importantes sobre las prácticas de prescripción de antibióticos, tanto en general como específicamente para los antibióticos sulfonamida y nitrofurantoína al inicio del embarazo.
“Mejorar la selección de antibióticos es un aspecto importante de la administración de antibióticos ya que estos medicamentos presentan riesgos potenciales durante las etapas tempranas del embarazo, particularmente durante la organogénesis”, escriben los autores. “Dadas las recomendaciones de evitar estos medicamentos al inicio del embarazo, si es posible, y el hecho de que casi el 50% de los embarazos en los Estados Unidos no son deseados, es importante que los profesionales de la salud de diversas especialidades conozcan estas recomendaciones y comprendan que pueden estar “tratando a dos” cuando se prescriben tratamientos antibióticos para las infecciones urinarias a mujeres embarazadas y mujeres que podrían embarazarse en el futuro cercano”.
Los autores señalan varias limitaciones relacionadas con el diseño del estudio, incluyendo el hecho de que los embarazos y los diagnósticos se derivaron de códigos diagnósticos y procedimientos, y no se validaron, la falta de detalles clínicos relacionados con los diagnósticos, la validez de la información proporcionada por la base de datos comercial y la exclusión de los antibióticos dispensados que no fueron pagados por el seguro.
Diana Phillips

Fecha: 22/01/2018.

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902298?src=mkm_latmkt_180126_mscmrk_sptop5jan_nl&uac=120961CT&impID=1542347&faf=1

Preocupante informe acerca de la alta tasa de resistencia antibiótica

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:21

AntibioticosLos primeros datos del Sistema Global de Vigilancia Antimicrobiana de la Organización Mundial de la Salud (GLASS) han reportado altas tasas de resistencia a los antibióticos comunes
Los primeros datos del Sistema Global de Vigilancia Antimicrobiana de la Organización Mundial de la Salud (GLASS) han reportado altas tasas de resistencia a los antibióticos comúnmente usados para tratar infecciones bacterianas serias en muchos países del mundo(1).
“El informe confirma la grave situación de la resistencia a los antimicrobianos (RAM) en todo el mundo”, dijo Marc Sprenger, director de la Secretaría de Resistencia Antimicrobiana de la OMS.
La OMS lanzó el primer esfuerzo de colaboración global para estandarizar la vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos en octubre de 2015 como parte de los esfuerzos para mejorar la base de pruebas para esta creciente amenaza para la salud mundial.
Sprenger explicó: “Algunas de las infecciones más comunes -y potencialmente más peligrosas- del mundo son resistentes a los medicamentos. Y lo más preocupante de todo es que los patógenos no respetan las fronteras nacionales. Es por eso que la OMS está alentando a todos los países a establecer buenos sistemas de vigilancia para detectar la resistencia a los medicamentos que pueden proporcionar datos a este sistema global”.
El sistema de vigilancia proporciona a los países un enfoque estandarizado para recopilar, analizar y compartir datos sobre AMR. También está apoyando un cambio de recopilar solo datos de laboratorio para incluir datos epidemiológicos, clínicos y de nivel poblacional. Un total de 52 países se han inscrito en el programa de vigilancia de la OMS hasta el momento.
El primer informe proporcionó datos de AMR principalmente para patógenos aislados de muestras de sangre, además de muestras de orina, heces, cuello uterino y uretra de 40 países.
Los resultados mostraron que las bacterias resistentes más comúnmente reportadas fueron:
-Escherichia coli
-Klebsiella pneumoniae
-Staphylococcus aureus
-Streptococcus pneumoniae
-Salmonella spp.

El sistema no incluye datos sobre la resistencia de Mycobacterium tuberculosis, que causa tuberculosis, ya que la OMS lo monitorea por separado.
Hubo grandes variaciones en las tasas de resistencia a los antimicrobianos a los antibióticos de uso común en diferentes países. Por ejemplo, el 100% de los aislamientos de E coli de las muestras de orina no eran susceptibles a la ceftriaxona en Egipto, mientras que la tasa de aislados resistentes a la ceftriaxona era inferior al 5% en Finlandia.
Solo el 15% de los aislamientos de Klebsiella pneumoniae de muestras de sangre en Alemania no eran susceptibles a la ciprofloxacina, mientras que la tasa de resistencia en Letonia era de alrededor del 60%.
El informe también mostró amplias variaciones en la calidad e integridad de los datos recopilados por diferentes países. Sin embargo, participar en el programa ayudó a algunos países a superar las limitaciones anteriores. Por ejemplo, Túnez ha comenzado a agregar datos sobre la resistencia a los antimicrobianos a nivel nacional y la República de Corea ha revisado completamente su sistema nacional de vigilancia para alinearse con la metodología GLASS.
“El informe es un primer paso vital para mejorar nuestra comprensión del alcance de la resistencia a los antimicrobianos. La vigilancia está en su infancia, pero es vital desarrollarla si queremos anticiparnos y enfrentar una de las mayores amenazas para la salud pública mundial “, dijo Carmem Pessoa-Silva, coordinadora del nuevo sistema de vigilancia de la OMS.
Fecha:1/02/2018

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=92008&uid=445164&fuente=inews

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus