Diabetes mellitus

7 diciembre 2017

El tratamiento de la obesidad: ¿debe centrarse solo en el peso?

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:43

Centrarse exclusivamente en la pérdida de peso ignora los otros beneficios de las intervenciones sobre el estilo de vida para la obesidad y puede contribuir a la obsesión de la sociedad con la imagen corporal y el peso, argumentan Elizabeth Sturgiss y colegas.

Más en el sitio IntraMed

Consejos para desmitificar las inyecciones en la diabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:38

 

Inyeccion sombreadaDra. Anne L. Peters
Hoy voy a mostrarles cómo enseñar a un paciente a aplicarse una inyección. Me gustaría dejar claro que no es necesario que esto sea estresante para usted ni para el paciente. He escuchado una y otra vez que el tratamiento inyectable es un obstáculo, pero creo que, desde la perspectiva del médico, esto no debe serlo en absoluto.
Todos deberíamos ser educadores expertos. Yo enseño a mis pacientes cómo administrarse la insulina y los agonistas del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Les mostraré cómo lo hago.

Principios básicos
Hay que estar bien preparado. Asegúrese siempre de estar sentado y tener cerca un contenedor para tirar los elementos desechables; un contenedor de material cortopunzante es una buena idea. Me aseguro de tener una mesa pequeña cerca de mí, como la camilla de exploración, o en ocasiones simplemente utilizo mi regazo.
Hago la demostración de cómo administrar liraglutida inyectándola en algo que no es un paciente. Utilizo una naranja, pero también puede usar piezas de maniquí de simulación de piel. Compruebo que tengo agujas para la pluma. Me aseguro de estar preparada, y a continuación me siento enfrente del paciente.
Es una buena idea mostrarse un poco torpe para que los pacientes comprendan que no es necesario que usted sea perfecto para la aplicación de la inyección.
Abro la caja que contiene la pluma, y en ocasiones también agujas. Saco la información para el paciente y se la entrego para que pueda llevárselo a casa y repasar lo que le he enseñado.
Mientras saco la pluma, le explico al paciente estas reglas: Todo inyectable que no esté utilizando debe estar guardado en la nevera, y el que esté usando puede estar fuera a temperatura ambiente. Le muestro que la pluma tiene una parte que contiene la insulina, o en este caso, la liraglutida, y un capuchón de la pluma. Quito el capuchón de la pluma y le muestro el botón de inyección. También le muestro una aguja para pluma y cómo conectarla.
Esto es bastante sencillo. Esta pieza se tira al contenedor. Recuerde, es muy importante tener un contenedor para descartar las piezas desechables.
Le explico que la aguja tiene dos partes: Debe conservar esta parte exterior opaca y tirar de esta parte interna pequeña y echarla al contenedor. Puede ver la aguja diminuta. Le muestro al paciente el selector de dosis del medicamento que esté empleando. Con la pluma de liraglutida, es necesario nivelarla la primera vez que se usa, pero no las siguientes. Le muestro al paciente cómo seleccionar la dosis, y después, cómo se empuja sobre el extremo del botón de inyección. También le muestro que sea cual sea el fármaco, en este caso liraglutida, llega hasta el final.
Le enseño al paciente cuál va a ser la primera dosis. En este caso va a ser de 0,6 mg. A continuación, le explico cómo debe sujetar la pluma. No sé si esta es la única manera, pero le muestro cómo tomarla con los dedos y mantener el pulgar en la parte superior sobre el botón de inyección. También le muestro cómo inyectarla en una naranja.
Empujar y mantener durante un par de segundos, y sacarla. Conseguido. A continuación, le explico cómo volver a colocar el protector sobre la aguja, desconectarla y tirarla al contenedor. Tomo la pluma, coloco el capuchón de nuevo, y le explico al paciente que debe guardarla donde vaya a utilizarla al día siguiente.
Realizo este proceso una vez con una naranja o con una pieza de maniquí de piel simulada, y después pido al paciente que lo haga. Si el paciente necesita hacerlo ese mismo día, le pido que ponga la primera inyección en ese momento. Si lo va a hacer en su domicilio, solo le pido que empuje la aguja bajo la piel, pero no que inyecte realmente el fármaco.
Esto resulta sencillo porque conozco todos los pasos y no lo hago complicado. A casi todos los pacientes les digo que se pongan la inyección en el abdomen. Les pido que la pongan ellos mismos en el abdomen, y les recomiendo que eviten la zona alrededor del ombligo, como les muestro con mis dedos.

Esta es una zona fácil para la mayoría de mis pacientes con diabetes de tipo 2 que presentan sobrepeso. En algunas personas más jóvenes y delgadas puede ser necesario explicar la rotación del punto de inyección. Les explico cómo utilizar un punto de inyección distinto cada día, y les muestro el folleto que explica otras zonas donde pueden inyectarse.
Es más fácil si lo hago sencillo. Les muestro cómo hacerlo, después les pido que lo hagan ellos una vez, o al menos que lo intenten una vez. Al terminar, el paciente se siente muy cómodo, y es capaz de volver a su domicilio y ponerse la inyección.
Además, muchas empresas farmacéuticas ofrecen en la actualidad tutoriales muy claros en internet, que el paciente puede consultar.
Explicación de la hipoglucemia
El motivo por el que he elegido la liraglutida en primer lugar, es para no tener que explicar al paciente la hipoglucemia. Cuando le prescribe a un paciente un fármaco que puede causar hipoglucemia, como cualquier tipo de insulina, o si se añade un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 a un paciente en tratamiento con una sulfonilurea, debe explicarle antes qué es la hipoglucemia.
Hay dos puntos clave. Un paciente con diabetes de tipo 2 que nunca ha recibido insulina y que habitualmente no presenta una glucemia baja, va a tener síntomas muy intensos si presenta hipoglucemia. A este tipo de pacientes le explico cómo puede sentirse si la glucemia baja mucho. También explico que en la mayoría de los casos no será un problema importante, porque tendrán la posibilidad de comer y corregirla con bastante rapidez.
No quiero que el paciente tenga dudas
Insisto en que es muy importante que me digan si están teniendo episodios recurrentes de hipoglucemia, o incluso uno o dos episodios al principio, para que yo pueda ajustar la dosis de su medicación. He elaborado un folleto (usted puede hacer el suyo) que explica los signos y los síntomas de hipoglucemia, y cómo tratarlos. Recuerde, siempre hay que asegurarse de que ha explicado al paciente qué es la hipoglucemia, y que le ha transmitido información apropiada antes de que el paciente vaya a su domicilio y se inyecte algún tipo de insulina o un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 combinado con una sulfonilurea.
Para demostrar la administración de insulina, porque los pacientes suelen estar más preocupados con la insulina, debido en parte a la hipoglucemia. Se puede realizar una demostración, con la insulina que utilizará, en conjunto con el dispositivo (pluma). Abro el contenedor del medicamento, saco el prospecto y se lo doy al paciente. Extraigo la pluma, que puede ser insulina glargina o insulina degludec o la insulina que el paciente vaya a utilizar.
Le muestro al paciente el extremo y cómo conectar la aguja. Tiro lo que no necesito al contenedor, para que todo esté limpio y ordenado. Quito la parte superior. En el caso de la insulina selecciono la dosis. Siempre hay que recordar al paciente que debe cebarla cada vez que la usa.
Le enseño cómo se hace. Después selecciono una dosis nueva, hago una demostración en la naranja, se puede observar cómo sale el émbolo. Le pido al paciente que ponga la inyección a la naranja. Veo que sujete la pluma de la manera correcta y que inyecte la insulina. El proceso es realmente es fácil, y el paciente puede sentirse más seguro de esta manera.
Cuando se ajusta el selector de dosis, el émbolo sale. Sin embargo, con las plumas Novo Nordisk FlexTouch® el émbolo no sale al seleccionar la dosis. Este mecanismo es diferente y en algunas ocasiones los pacientes pueden tener dudas. No quiero que el paciente tenga dudas. Cuando se utiliza esta pluma y se selecciona la dosis en el selector de dosis, este extremo del émbolo no sale, se mantiene nivelado. El paciente debe inyectarse la dosis. Debe mantener el pulgar en posición hasta que se haya inyectado toda la dosis. Puede comprobarlo mediante las marcas pequeñas que van bajando en el lateral para asegurarse de que se ha inyectado la dosis completa. Este extremo no sube igual que este otro extremo.
Simplemente es un mecanismo de pluma diferente. Pero como se comercializan ambos tipos, quiero asegurarme de que usted les explica a sus pacientes cuál van a utilizar, para que no se extrañen cuando no vean subir el extremo de la pluma.
Simplemente otra vía de administración de medicamentos
Así es como lo hago. De nuevo, estoy preparada. Soy rápida. Lo hago yo misma, y después le pido al paciente que lo haga. Le explico la información que debe conocer. Le entrego un plan claro de seguimiento. La mayoría de los pacientes está deseando hacerlo por sí misma, sobre todo al ver el tamaño diminuto de la aguja de la pluma.
Una inyección es simplemente otra manera de administrar un fármaco.
Cuando les pongo la primera inyección en el abdomen, me aseguro de que conozcan los posibles efectos secundarios, incluyendo la hipoglucemia, si se trata de insulina o de un agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1 en un paciente que toma una sulfonilurea. Los pacientes lo hacen muy bien por lo general.
En general, nuestros pacientes quieren lograr sus objetivos, y también quieren sentirse mejor. Conforme va aumentando el número de fármacos inyectables y de combinaciones de insulina y agonista del receptor del péptido similar al glucagón tipo 1, incrementa la necesidad de ser claros y estar cómodos al enseñar a nuestros pacientes.
Una inyección es simplemente otra manera de administrar un fármaco. Simplemente, es la vía de administración de las hormonas peptídicas. Es una vía de administración que permite que los pacientes tengan una glucemia más apropiada para su salud y consigan sus objetivos.

Profesora de Medicina Clínica; Directora, Programas de diabetes clínica, Keck School of Medicine, University of Southern California, Los Ángeles, California, Estados Unidos

Conflictos de interés

La Dra. Anne L. Peters ha declarado los siguientes conflictos de interés económico pertinentes:

Fungió como directora, funcionaria, empleada, socia, asesora, consultora o fideicomisaria para: (consultora actual) Amylin Pharmaceuticals, Inc.; Eli Lilly and Company; Novo Nordisk.
Fungió como conferencista o miembro de una oficina de conferencistas para: (conferencista actual) Amylin Pharmaceuticals, Inc.; Eli Lilly and Company; Novo Nordisk; Takeda Pharmaceuticals North America,fungió como consultora para: AstraZeneca Pharmaceuticals LP; Abbott Laboratories, Boehringer Ingelheim Pharmaceuticals, Inc. y Bristol-Myers Squibb Company; Dexcom; Medtronic MiniMed, Inc.; Merck & Co., Inc.; Roche; Sanofi-Aventis

Este contenido fue publicado originalmente en Medscape.com, el 12 de octubre de 2017.

Fecha: 20 de noviembre de 2017
Fuente: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902098?nlid=118561_4001&src=WNL_esmdpls_171127_mscpedit_gen&impid=1493492&faf=1

3 diciembre 2017

Más infartos en los días de mayor contaminación

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:41

Según un estudio conjunto del CiberCV y del Instituto de Investigación del Valle de Hebron, de Barcelona, durante los días de mayor contaminación se producirían más infartos de miocardio en la ciudad de Barcelona. Para evitarlo, los expertos apuestan por adoptar firmes políticas medioambientales que reduzcan, al menos, 10 μg/m3 de las partículas en suspensión PM 2,5, las más perjudiciales.

Investigadores del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CiberCV) y del Valle de Hebron Barcelona han realizado un estudio que demuestra que los días con mayor contaminación, en el área metropolitana de Barcelona, se producen más infartos. Este hecho podría explicar que las personas que presenten los principales factores de riesgo, serían más susceptibles de sufrir un evento cardiovascular.
Para realizar la investigación, publicada en International Journal of Cardiology, los expertos emplearon los datos del registro Codi IAM (Código Infarto de Miocardio), que recoge datos de los catalanes que han sufrido este tipo de cardiopatías. En concreto, incluyeron en el trabajo los datos de pacientes que sufrieron un infarto entre enero de 2010 y diciembre de 2011. De la misma manera, cruzaron estos datos con los registros metereológicos y de contaminación atmosférica proporcionados por el Servicio Meteorológico y el Servicio de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, durante ese mismo periodo de tiempo.
Según ha explicado Jordi Bañeras, cardiólogo e investigador del CiberCV en el Valle de Hebron Instituto de Investigación (VHIR), y autor principal del estudio, “los resultados indican que la contaminación causa un aumento de infartos de miocardio por elevación del ST, es decir, infartos con una obstrucción total de la arteria coronaria, que son los más graves. Asimismo, los infartos de este tipo que se producen los días de más polución presentan un mayor índice de mortalidad, sobre todo en las primeras 24 horas tras el evento, y un mayor índice de fibrilación ventricular”. Bañeras ha señalado que, hasta ahora, “este es el primer estudio que demuestra que la contaminación participa en la mortalidad en las primeras 24 horas tras un infarto con elevación del ST y el primero que relaciona la contaminación con una mayor incidencia de fibrilación ventricular”.
Principales contaminantes
Los datos de la polución del aire incluyeron la medida de sustancias, entre otras, como PM 10 (sustancias menores de 10 micras de diámetro), PM 2,5 (menores de 2,5 micras de diámetro), óxido nítrico y plomo. Los resultados evidenciaron que la sustancia más directamente relacionada con los infartos es PM 2,5, emitida sobre todo por los tubos de escape de los motores diésel de los coches.
Así, Bañeras ha confirmado que “las políticas medioambientales que favorecen la reducción de la contaminación tendrían un impacto muy positivo en la salud del corazón de los ciudadanos. En los años 2010 y 2011, la concentración media de PM 2,5 en las zonas de Barcelona con más contaminación fue de 20,1 μg/m3. Nuestro estudio muestra que si se redujeran 10 μg/m3 la concentración de PM 2,5, se podrían evitar, al menos, un 7,67 por ciento de las muertes que se producen en las primeras 24 horas de un infarto con elevación del ST en Barcelona, lo que supondría como mínimo una reducción de 5 muertes al año. Esta cifra es probablemente superior, ya que en el estudio no se han tenido en cuenta los fallecimientos por infarto de miocardio antes de ser atendidos”.
Fecha:27/11/2017

http://www.diariomedico.com/2017/11/27/area-profesional/entorno/mas-infartos-en-los-dias-de-mayor-contaminacion#

Felicidades en el Día de la Medicina Latinoamericana

Filed under: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 19:35

minsap_cuba_14Para honrar la memoria de Carlos J. Finlay Barrés cada 3 de diciembre se celebra el Día de la Medicina
Latinoamericana. Ese día es aniversario del nacimiento del sabio médico cubano quien realizó
el mayor descubrimiento científico de la medicina tropical: la transmisión de enfermedades por medio de un vector biológico (el mosquito), con lo que salvó a la humanidad del azote de la fiebre amarilla. Por ello se le confirió la distinción de Benefactor de la Humanidad. Es considerado uno de los microbiólogos más importantes de la historia universal de la Medicina.

A todos los profesionales dedicados a la atención y apoyo a las personas con diabetes mellitus llegue nuestro mensaje de felicitación en este 3 de Diciembre de 2017, que celebramos con trabajo y dedicación el Día de la Medicina Latinomericana

Medico con embarazada

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus