Diabetes mellitus

28 diciembre 2017

Es matemáticamente imposible detener el proceso de envejecimiento

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:03

Anciana comiendoLa búsqueda para desacelerar y finalmente detener el envejecimiento es tan antigua como la cultura humana. Sin embargo, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, el envejecimiento es inevitable y no hay nada que podamos hacer para detenerlo. Confirmado por las matemáticas.
El envejecimiento algo es natural: humano, mosca de la fruta o león. Pero eso no significa que nos deba gustar. De hecho, la mayoría considera el envejecimiento algo indeseable, de ahí que los científicos se hayan ocupado durante siglos de investigar métodos para interferir este proceso y mantenernos jóvenes por más tiempo.
Para investigar la posibilidad de este Santo Grial, varios científicos pusieron sus mentes matemáticas a trabajar y partieron de la pregunta: “¿Es matemáticamente posible prevenir el envejecimiento?”.
‘El envejecimiento es matemáticamente inevitable’, dice la bióloga evolucionista Joanna Masel
En lo que respecta a nuestra comprensión actual del proceso de envejecimiento, existe la esperanza de que podamos, un día, disminuir los efectos celulares negativos del tiempo. Un método teórico sería eliminar de alguna manera las células “inactivas” que están vinculadas con el envejecimiento mientras se mantienen las células normales.
En teoría, esto suena bien. Pero como explican los expertos, no es tan simple. A medida que envejecemos, algunas células dejan de funcionar; las células ciliadas se ablandan, por ejemplo, provocando pérdida de audición.
Pero en el otro extremo de la escala de actividad, algunas células comienzan a trabajar horas extras.Estas células innecesariamente ocupadas pueden convertirse en cancerosas. Y casi todos nosotros, en algún momento de nuestra vida, desarrollaremos células cancerosas a medida que envejezcamos, incluso si estas no causan ningún problema.
“A medida que envejeces, la mayoría de tus células se reducen y pierden funciones, y también dejan de crecer. Pero algunas de tus células están creciendo como locas. Lo que mostramos es que si te deshaces de esas células inactivas que funcionan mal, entonces eso permite que proliferen las células cancerosas, y si te deshaces de esas células cancerosas o las ralentizas, eso permite que las células inactivas se acumulen”, explica Paul Nelson, coautor del trabajo.
“Estamos atrapados entre permitir que estas células inactivas se acumulen o permitan que proliferen las células cancerosas, y si haces una, no puedes hacer la otra. No puedes hacer ambas cosas al mismo tiempo”, aclara Nelson.
Así las cosas, el envejecimiento es una “verdad incontrovertible” y “una propiedad intrínseca del ser multicelular”.
Los autores creen que la evolución no ha logrado vencer al envejecimiento por la misma razón que los humanos no tienen rayos láser saliendo de sus globos oculares o la capacidad para atravesar paredes: simplemente no es posible.
Según las matemáticas, podemos terminar empeorando las cosas si intentamos solucionar el problema del envejecimiento: “Tenemos una demostración matemática de por qué es imposible solucionar ambos problemas”, comenta Joanna Massel, coautora del estudio.
Como resultado, la ciencia puede frenar el envejecimiento, pero no detenerlo. “Es algo con lo que tienes que lidiar si quieres ser un organismo multicelular”, finaliza Nelson.
Referencia: Paul Nelson el al., “Intercellular competition and the inevitability of multicellular aging,” PNAS Proceedings of the National Academy of Sciences (2017). pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1618854114

Por: Sarah Romero
Fecha:20/11/2017
Fuente: https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/es-matematicamente-imposible-detener-el-proceso-de-envejecimiento-821509613947?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171110_Newsletter

Lo último en dietas pero no tan segura

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:58

¿Y si pudiera comer todo lo que quiera y también perder peso?
Eso es justo lo que promete una moda nutricional llamada CICO (por las siglas en inglés de “calorías dentro, calorías fuera”) a la gente que busca perder peso.
La idea es simple: coma lo que quiera, incluso comida basura, y aún así reduzca la cintura… siempre y cuando cada día gaste más calorías de las que consume.
Es un acercamiento simplificado a la alimentación que básicamente considera que la fruta y la verdura son iguales a los dulces y a los refrescos. Lo único que importa es el conteo total de calorías.
Muchos expertos en la nutrición no están de acuerdo, lo que quizá no resulte sorprendente.
“Estar sano no solo implica perder peso”, anotó Lona Sandon, directora de programa y profesora asistente de nutrición clínica en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas. “Hay que tomarlo todo en cuenta”.
Sandon reconoció que los que adopten el método CICO para comer “en realidad podrían perder peso”. Pero hay un inconveniente: “deficientes nutricionales, o incluso desnutrición”, advirtió.
“Quizá no esté proveyendo todos los nutrientes que su cuerpo necesita si no presta atención a los tipos de alimentos que consume”, dijo Sandon. “Esto podría implicar una osteoporosis en la vejez, un mayor riesgo de cáncer, una enfermedad cardiaca, etc.”.
Samantha Heller, nutricionista clínica principal en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York, se mostró de acuerdo.
“Estamos tan obsesionados con perder peso y ser delgados que nos cegamos al hecho de que estar sano lo es todo”, enfatizó.
“Es mucho más importante comer alimentos saludables como el brócoli, el edamame, las pacanas, las bayas, la pasta y el aceite de oliva que adoptar una loca dieta de moda para perder peso”, aseguró Heller.
“Es probable que restringir de forma severa las calorías o los grupos de alimentos, junto con perder peso con rapidez, resulte contraproducente por muchos motivos, y la persona que hace la dieta acabará frustrada”, añadió.
Heller dijo que la investigación también sugiere que bajar y aumentar el peso cíclicamente (las dietas yo-yo) podría “aumentar el riesgo de más problemas en el futuro, como la obesidad y la enfermedad cardiovascular”.
De hecho, añadió la dietista Connie Diekman, “perder peso de forma malsana nunca es una buena idea”. Diekman es directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington, en St. Louis.
“Gestionar las calorías para lograr una pérdida de peso es importante, pero si faltan nutrientes importantes, la masa muscular bajará, y la salud ósea, la agudeza mental y muchas otras funciones esenciales se verán afectadas”, advirtió Diekman.
“Como dietista registrada, recuerdo a mis clientes de forma constante que el peso no es solo el número en la báscula”, agregó. “Se trata de una distribución saludable de masa muscular y grasa corporal”.
Pero si la CICO no es la respuesta, ¿qué lo es?
Sandon apuntó que “los planes genéricos de dieta raras veces funcionan, y es difícil cumplirlos”.
En lugar de eso, defiende olvidarse de las “soluciones rápidas” a favor de una resolución a largo plazo al adoptar una “combinación de alimentación saludable y ejercicio”.
Por ejemplo, planteó Sandon, “disminuya la cantidad de calorías al reducir los tamaños de las porciones, o use alimentos que ya vengan en porciones, como por ejemplo las comidas congeladas, para reducir la ingesta total de comida”.
Además, “haga ejercicio regular y constantemente. Regular quiere decir al menos de 5 a 6 días por semanas, y constante quiere decir una semana tras otra”, dijo.
“Incluya tanto ejercicio cardiovascular (por ejemplo caminar con suficiente rapidez como para que le falte el aire, o correr, andar en bicicleta o nadar) como ejercicios de resistencia. Para perder peso con el ejercicio, propóngase hacer de 300 a 400 minutos por semana”, añadió Sandon.
Diekman se mostró de acuerdo en que comer de forma más saludable es un “proceso que implica aprender sobre las opciones más saludables de alimentación, unas porciones adecuadas y una actividad regular”.
Sugirió que “si comienza ahora, justo antes de la temporada festiva, propóngase medidas pequeñas, [como] comer más verduras, comer una cucharada menos, o pasos similares, permitiéndose disfrutar de las festividades pero cambiando el enfoque a unas metas para un mejor estilo de vida”.
Heller dijo que “cuando cambiamos a un patrón de alimentación y un estilo de vida más saludables, también es más probable que lleguemos a y mantengamos un peso más saludable”.
Fecha: 22/11/2017
FUENTES: Samantha Heller, M.S., R.D., senior clinical nutritionist, New York University Medical Center, New York City; Lona Sandon, Ph.D., R.D.N., program director and assistant professor, department of clinical nutrition, School of Health Professions, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Connie Diekman, R.D., M.Ed., director, university nutrition, Washington University, St. Louis

https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_169942.html

Consumo de productos ultraprocesados y la salud humana y del planeta

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:53

Resumen
• Los años 2016–2025 fueron designados por la ONU como el Decenio de la Nutrición, debido a las numerosas amenazas a los sistemas alimentarios, la seguridad alimentaria la salud y el bienestar y la biosfera.

• Este artículo resume el sistema NOVA de clasificación de los alimentos basado sobre la naturaleza, el grado y el propósito del procesamiento de los mismos.

• NOVA identifica los alimentos y las bebidas ultraprocesados. Estos productos no son alimentos modificados, sino preparaciones industriales baratas de energía y nutrientes además de aditivos, usando una serie de procesos (por eso ‘ultraprocesados’).

• Son de alta densidad calórica, con tipos poco saludables de grasa, almidones refinados, azúcares libres y sal, escasos en proteínas, fibra y micronutrientes. Son muy sabrosos y atractivos. Su sabor, presentación y comercialización a menudo favorecen el sobreconsumo y dominan el mercado alimentario en numerosos países. El consumo de estos productos se asocia con varias enferemdades no transmisibles.

• Los productos ultraprocesados son problemáticos también desde los puntos de vista social, cultural, económico, político y ambiental. La producción y el consumo de estos productos conforman una crisis mundial.

Más en el sitio de IntraMed

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus