Diabetes mellitus

23 noviembre 2017

Una nueva hipótesis reescribe el origen de la vida en la Tierra

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 15:50

Prehistoria craneosLa hipótesis del péptido de ARN propone una explicación sencilla que contradice las postulaciones comúnmente aceptadas sobre la biogénesis.
¿Cuál es la receta de la vida? Nadie sabe a ciencia cierta cómo, ni exactamente cuándo, (ni siquiera dónde, si aquí en la Tierra o en otro lugar del vasto universo) una serie de reacciones químicas dieron lugar a las primeras formas de vida. Pero ahora, una investigación realizada en conjunto por la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad de Auckland ha elaborado una nueva hipótesis, que expone en detalle cómo se cocinó la vida.
Según el artículo, publicado en la revista Molecular Biology and Evolution, la vida se originó en una perfecta simbiosis entre ácido nucleico (las instrucciones genéticas para todos los organismos) y unas proteínas llamadas péptidos (unión de varios aminoácidos) de ARN.
Y, ¿por qué es innovadora esta conclusión? Contradice la hipótesis más ampliamente aceptada por los científicos; no obstante, se apoya en sólidas pruebas de laboratorio.
La nueva hipótesis afirma que una ‘pequeña proteína’, péptido de ARN, ya formaba parte del caldo primordial que dio lugar a la vida.
Hasta este momento, la mayoría de los científicos estaban de acuerdo en que la vida se originó a partir de ácidos nucleicos, y que más tarde evolucionó incluyendo proteínas, lo que se llama la hipótesis del mundo de ARN. En cambio, la nueva hipótesis afirma que esta ‘pequeña proteína’ (péptido de ARN) ya formaba parte del caldo primordial que dio lugar a la vida, lo que se ha denominado hipótesis del péptido de ARN.
“Hasta ahora, se pensaba que era imposible realizar experimentos para penetrar en los orígenes de la genética”, según uno de los autores principales del estudio, el doctor Charles Carter, profesor de bioquímica y biofísica. “Pero ahora hemos demostrado que los resultados experimentales combinan muy bien con la hipótesis del péptido de ARN. Estos experimentos proporcionan respuestas bastante convincentes a lo que sucedió al comienzo de la vida en la Tierra”.
Según los investigadores, estas ‘superfamilias’ de enzimas, los péptidos, poseen atributos especiales; estos atributos, les permiten establecer un sistema de retroalimentación con los primeros genes, que habría impulsado la biología temprana y las primeras formas de vida, hasta dar lugar a la diversidad y complejidad que hacen posibles los organismos multicelulares.
Como mostraron las pruebas de laboratorio del profesor Carter, los ancestros de estas familias de péptidos estarían codificados por hebras complementarias. Una disposición que resulta bastante simple, con un código inicial de solo dos aminoácidos. Esta simplicidad sugiere que esta estructura debió darse en una etapa muy temprana de la biología, en los albores de la misma.
“Estos péptidos interdependientes y los ácidos nucleicos que los codifican podrían haber ayudado mutuamente a la auto-organización molecular a pesar de las constantes interrupciones al azar que afectan a todos los procesos moleculares”, explica Carter. “Creemos que esto es lo que dio lugar a un mundo de péptido de ARN a principios de la historia de la vida en la Tierra”.
Las carencias de la hipótesis del mundo de ARN
La hipótesis de mundo de ARN, la más comúnmente aceptada sobre la biogénesis en la comunidad científica, trae consigo ciertas carencias y problemas irresolubles, que la nueva hipótesis del péptido de ARN barrería de un plumazo. Es más, para el profesor Wills, otro de los autores principales del estudio, la suya es “una teoría mucho más simple y probable del origen de la vida”.
Al principio, había péptidos…
La principal carencia de la ampliamente aceptada teoría del mundo del ARN es que siendo un misterio cómo los bloques de construcción de aminoácidos (las proteínas) se ensamblaron por primera vez. Se postula que el ARN, la molécula que desempeña actualmente funciones en la codificación, regulación y expresión de genes, surgió de este caldo primordial de aminoácidos y sustancias químicas cósmicas, y finalmente dio lugar primero a proteínas cortas llamadas péptidos, y luego a organismos unicelulares.
Pero Carter y Wills argumentan que el ARN no puede impulsar este proceso por sí solo, dado que carece de una propiedad que ellos llaman “reflexividad”. El ARN necesitaba péptidos para formar el circuito de retroalimentación reflexiva necesario para conducir finalmente a las formas de vida.
Por ello, según ellos, al principio, había péptidos…
Peter R. Wills; Charles W. Carter. ‘Insuperable problems of the genetic code initially emerging in an RNA world’. Molecular Biology and Evolution. Doi.org/10.1016/j.biosystems.2017.09.006dado
Por: Laura Marcos
Fecha: 17/11/2017

https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/una-nueva-hipotesis-reescribe-el-origen-de-la-vida-en-la-tierra?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171110_Newsletter

Empresas azucareras retuvieron pruebas de los efectos de la sacarosa en la salud durante décadas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:39

Azucar y edulcorantesUn análisis de los documentos internos, que se publica en PLOS Biology, de la industria azucarera estadounidense apunta a que hace cinco décadas se retiraron de la circulación estudios que apuntaban a la relación entre la sacarosa y enfermedades cardiacas y cáncer.

Un grupo comercial de la industria azucarera de Estados Unidos parece haber suspendido hace casi 50 años un estudio en modelo animal que relacionaba la sacarosa con enfermedades cardiacas y cáncer, según un informe que se publica en PLOS Biology.
Los investigadores Cristin Kearns, Dorie Apollonio y Stanton Glantz, de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, revisaron los documentos internos de la industria azucarera y descubrieron que la Fundación de Investigación del Azúcar (SRF, por sus siglas en inglés) financió investigaciones con animales para evaluar los efectos de la sacarosa en la salud cardiovascular. Según la documentación, cuando la evidencia pareció indicar que la sacarosa podría estar asociada con enfermedades cardiacas y con cáncer de vejiga, la fundación terminó el proyecto sin publicar los resultados.
Estudios secretos
En un análisis previo de los documentos, Kearns y Glantz encontraron que SRF había financiado secretamente un artículo de revisión de 1967 que restaba importancia a las pruebas que vinculan el consumo de sacarosa con la enfermedad cardiaca coronaria. Esa revisión financiada por SRF señaló que la flora intestinal puede explicar por qué las ratas alimentadas con azúcar tenían niveles de colesterol más altos que las alimentadas con almidón, pero descartó la relevancia de los estudios con animales para comprender la enfermedad humana.
En el nuevo documento publicado en PLOS Biology, el equipo informa que, al año siguiente, SRF (que había cambiado su nombre en 1968 al de Fundación Internacional de Investigación del Azúcar, o ISRF, por sus siglas en inglés) lanzó el Proyecto 259, un estudio en ratas llamado para medir los efectos nutricionales de los organismos [bacterianos] en el tracto intestinal cuando se consume sacarosa en comparación con almidón.
La investigación financiada por ISRF en ratas y realizada por W.R.F. Pover, de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, sugirió que las bacterias intestinales ayudan a mediar en los efectos cardiovasculares adversos del azúcar. Pover también informó de que los resultados podrían indicar un mayor riesgo de cáncer de vejiga. “Este hallazgo incidental del Proyecto 259 demostró a ISRF que el consumo de sacarosa frente al de almidón causó diferentes efectos metabólicos -sostienen Kearns y su equipo- y sugirió que la sacarosa, al estimular la betaglucuronidasa urinaria, puede tener un papel en la patogénesis del cáncer de vejiga”.
La ISRF describió el hallazgo en un documento interno de septiembre de 1969 como “una de las primeras demostraciones de una diferencia biológica entre las ratas alimentadas con sacarosa y con almidón”. Pero poco después de que ISRF conociera estos resultados, y poco antes de que se completara el proyecto de investigación, el grupo canceló los fondos para el proyecto y no se publicaron los resultados del trabajo.
Resultados ocultos
En la década de 1960, los científicos discreparon sobre si el azúcar podría elevar los triglicéridos en relación con el almidón, y el Proyecto 259 habría reforzado el caso de que podría ser así, sostienen los autores. Además, la finalización del Proyecto 259 hizo eco de los esfuerzos anteriores de SRF para minimizar el papel del azúcar en la enfermedad cardiovascular.
Los resultados sugieren que el debate actual sobre los efectos relativos del azúcar frente al almidón puede estar arraigado en más de 60 años de manipulación industrial de la ciencia. El año pasado, la Asociación Azucarera criticó un trabajo realizado con ratones que sugería un vínculo entre el azúcar y el aumento del crecimiento tumoral y la metástasis, diciendo que “no se ha establecido un vínculo creíble entre los azúcares ingeridos y el cáncer”.
En contraste, el análisis de Kearns y sus colegas sobre los documentos propios de la industria sugiere que el sector sabía de investigaciones con animales que apuntaban a esta relación y se detuvo la financiación para proteger sus intereses comerciales hace medio siglo. “El tipo de manipulación de la investigación es similar a lo que hace la industria tabacalera -ha afirmado Stanton Glantz, coautor-. Este tipo de comportamiento cuestiona los estudios financiados por la industria azucarera como una fuente fiable de información para la formulación de políticas públicas”. “Nuestro estudio contribuye a un cuerpo más amplio de literatura que documenta la manipulación industrial de la ciencia”, escriben los investigadores en PLOS Biology. “De acuerdo con la interpretación de la ISRF de los resultados preliminares, la extensión de la financiación del Proyecto 259 habría sido desfavorable para los intereses comerciales de la industria azucarera”. SRF cortó los fondos antes de que eso pudiera suceder.
Fecha: 22/11/2017

http://www.diariomedico.com/2017/11/22/area-profesional/entorno/las-azucareras-retuvieron-pruebas-de-los-efectos-de-la-sacarosa-en-la-salud-durante-decadas

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus