Diabetes mellitus

23 noviembre 2017

Una nueva hipótesis reescribe el origen de la vida en la Tierra

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 15:50

Prehistoria craneosLa hipótesis del péptido de ARN propone una explicación sencilla que contradice las postulaciones comúnmente aceptadas sobre la biogénesis.
¿Cuál es la receta de la vida? Nadie sabe a ciencia cierta cómo, ni exactamente cuándo, (ni siquiera dónde, si aquí en la Tierra o en otro lugar del vasto universo) una serie de reacciones químicas dieron lugar a las primeras formas de vida. Pero ahora, una investigación realizada en conjunto por la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad de Auckland ha elaborado una nueva hipótesis, que expone en detalle cómo se cocinó la vida.
Según el artículo, publicado en la revista Molecular Biology and Evolution, la vida se originó en una perfecta simbiosis entre ácido nucleico (las instrucciones genéticas para todos los organismos) y unas proteínas llamadas péptidos (unión de varios aminoácidos) de ARN.
Y, ¿por qué es innovadora esta conclusión? Contradice la hipótesis más ampliamente aceptada por los científicos; no obstante, se apoya en sólidas pruebas de laboratorio.
La nueva hipótesis afirma que una ‘pequeña proteína’, péptido de ARN, ya formaba parte del caldo primordial que dio lugar a la vida.
Hasta este momento, la mayoría de los científicos estaban de acuerdo en que la vida se originó a partir de ácidos nucleicos, y que más tarde evolucionó incluyendo proteínas, lo que se llama la hipótesis del mundo de ARN. En cambio, la nueva hipótesis afirma que esta ‘pequeña proteína’ (péptido de ARN) ya formaba parte del caldo primordial que dio lugar a la vida, lo que se ha denominado hipótesis del péptido de ARN.
“Hasta ahora, se pensaba que era imposible realizar experimentos para penetrar en los orígenes de la genética”, según uno de los autores principales del estudio, el doctor Charles Carter, profesor de bioquímica y biofísica. “Pero ahora hemos demostrado que los resultados experimentales combinan muy bien con la hipótesis del péptido de ARN. Estos experimentos proporcionan respuestas bastante convincentes a lo que sucedió al comienzo de la vida en la Tierra”.
Según los investigadores, estas ‘superfamilias’ de enzimas, los péptidos, poseen atributos especiales; estos atributos, les permiten establecer un sistema de retroalimentación con los primeros genes, que habría impulsado la biología temprana y las primeras formas de vida, hasta dar lugar a la diversidad y complejidad que hacen posibles los organismos multicelulares.
Como mostraron las pruebas de laboratorio del profesor Carter, los ancestros de estas familias de péptidos estarían codificados por hebras complementarias. Una disposición que resulta bastante simple, con un código inicial de solo dos aminoácidos. Esta simplicidad sugiere que esta estructura debió darse en una etapa muy temprana de la biología, en los albores de la misma.
“Estos péptidos interdependientes y los ácidos nucleicos que los codifican podrían haber ayudado mutuamente a la auto-organización molecular a pesar de las constantes interrupciones al azar que afectan a todos los procesos moleculares”, explica Carter. “Creemos que esto es lo que dio lugar a un mundo de péptido de ARN a principios de la historia de la vida en la Tierra”.
Las carencias de la hipótesis del mundo de ARN
La hipótesis de mundo de ARN, la más comúnmente aceptada sobre la biogénesis en la comunidad científica, trae consigo ciertas carencias y problemas irresolubles, que la nueva hipótesis del péptido de ARN barrería de un plumazo. Es más, para el profesor Wills, otro de los autores principales del estudio, la suya es “una teoría mucho más simple y probable del origen de la vida”.
Al principio, había péptidos…
La principal carencia de la ampliamente aceptada teoría del mundo del ARN es que siendo un misterio cómo los bloques de construcción de aminoácidos (las proteínas) se ensamblaron por primera vez. Se postula que el ARN, la molécula que desempeña actualmente funciones en la codificación, regulación y expresión de genes, surgió de este caldo primordial de aminoácidos y sustancias químicas cósmicas, y finalmente dio lugar primero a proteínas cortas llamadas péptidos, y luego a organismos unicelulares.
Pero Carter y Wills argumentan que el ARN no puede impulsar este proceso por sí solo, dado que carece de una propiedad que ellos llaman “reflexividad”. El ARN necesitaba péptidos para formar el circuito de retroalimentación reflexiva necesario para conducir finalmente a las formas de vida.
Por ello, según ellos, al principio, había péptidos…
Peter R. Wills; Charles W. Carter. ‘Insuperable problems of the genetic code initially emerging in an RNA world’. Molecular Biology and Evolution. Doi.org/10.1016/j.biosystems.2017.09.006dado
Por: Laura Marcos
Fecha: 17/11/2017

https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/una-nueva-hipotesis-reescribe-el-origen-de-la-vida-en-la-tierra?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171110_Newsletter

Empresas azucareras retuvieron pruebas de los efectos de la sacarosa en la salud durante décadas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:39

Azucar y edulcorantesUn análisis de los documentos internos, que se publica en PLOS Biology, de la industria azucarera estadounidense apunta a que hace cinco décadas se retiraron de la circulación estudios que apuntaban a la relación entre la sacarosa y enfermedades cardiacas y cáncer.

Un grupo comercial de la industria azucarera de Estados Unidos parece haber suspendido hace casi 50 años un estudio en modelo animal que relacionaba la sacarosa con enfermedades cardiacas y cáncer, según un informe que se publica en PLOS Biology.
Los investigadores Cristin Kearns, Dorie Apollonio y Stanton Glantz, de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, revisaron los documentos internos de la industria azucarera y descubrieron que la Fundación de Investigación del Azúcar (SRF, por sus siglas en inglés) financió investigaciones con animales para evaluar los efectos de la sacarosa en la salud cardiovascular. Según la documentación, cuando la evidencia pareció indicar que la sacarosa podría estar asociada con enfermedades cardiacas y con cáncer de vejiga, la fundación terminó el proyecto sin publicar los resultados.
Estudios secretos
En un análisis previo de los documentos, Kearns y Glantz encontraron que SRF había financiado secretamente un artículo de revisión de 1967 que restaba importancia a las pruebas que vinculan el consumo de sacarosa con la enfermedad cardiaca coronaria. Esa revisión financiada por SRF señaló que la flora intestinal puede explicar por qué las ratas alimentadas con azúcar tenían niveles de colesterol más altos que las alimentadas con almidón, pero descartó la relevancia de los estudios con animales para comprender la enfermedad humana.
En el nuevo documento publicado en PLOS Biology, el equipo informa que, al año siguiente, SRF (que había cambiado su nombre en 1968 al de Fundación Internacional de Investigación del Azúcar, o ISRF, por sus siglas en inglés) lanzó el Proyecto 259, un estudio en ratas llamado para medir los efectos nutricionales de los organismos [bacterianos] en el tracto intestinal cuando se consume sacarosa en comparación con almidón.
La investigación financiada por ISRF en ratas y realizada por W.R.F. Pover, de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, sugirió que las bacterias intestinales ayudan a mediar en los efectos cardiovasculares adversos del azúcar. Pover también informó de que los resultados podrían indicar un mayor riesgo de cáncer de vejiga. “Este hallazgo incidental del Proyecto 259 demostró a ISRF que el consumo de sacarosa frente al de almidón causó diferentes efectos metabólicos -sostienen Kearns y su equipo- y sugirió que la sacarosa, al estimular la betaglucuronidasa urinaria, puede tener un papel en la patogénesis del cáncer de vejiga”.
La ISRF describió el hallazgo en un documento interno de septiembre de 1969 como “una de las primeras demostraciones de una diferencia biológica entre las ratas alimentadas con sacarosa y con almidón”. Pero poco después de que ISRF conociera estos resultados, y poco antes de que se completara el proyecto de investigación, el grupo canceló los fondos para el proyecto y no se publicaron los resultados del trabajo.
Resultados ocultos
En la década de 1960, los científicos discreparon sobre si el azúcar podría elevar los triglicéridos en relación con el almidón, y el Proyecto 259 habría reforzado el caso de que podría ser así, sostienen los autores. Además, la finalización del Proyecto 259 hizo eco de los esfuerzos anteriores de SRF para minimizar el papel del azúcar en la enfermedad cardiovascular.
Los resultados sugieren que el debate actual sobre los efectos relativos del azúcar frente al almidón puede estar arraigado en más de 60 años de manipulación industrial de la ciencia. El año pasado, la Asociación Azucarera criticó un trabajo realizado con ratones que sugería un vínculo entre el azúcar y el aumento del crecimiento tumoral y la metástasis, diciendo que “no se ha establecido un vínculo creíble entre los azúcares ingeridos y el cáncer”.
En contraste, el análisis de Kearns y sus colegas sobre los documentos propios de la industria sugiere que el sector sabía de investigaciones con animales que apuntaban a esta relación y se detuvo la financiación para proteger sus intereses comerciales hace medio siglo. “El tipo de manipulación de la investigación es similar a lo que hace la industria tabacalera -ha afirmado Stanton Glantz, coautor-. Este tipo de comportamiento cuestiona los estudios financiados por la industria azucarera como una fuente fiable de información para la formulación de políticas públicas”. “Nuestro estudio contribuye a un cuerpo más amplio de literatura que documenta la manipulación industrial de la ciencia”, escriben los investigadores en PLOS Biology. “De acuerdo con la interpretación de la ISRF de los resultados preliminares, la extensión de la financiación del Proyecto 259 habría sido desfavorable para los intereses comerciales de la industria azucarera”. SRF cortó los fondos antes de que eso pudiera suceder.
Fecha: 22/11/2017

http://www.diariomedico.com/2017/11/22/area-profesional/entorno/las-azucareras-retuvieron-pruebas-de-los-efectos-de-la-sacarosa-en-la-salud-durante-decadas

21 noviembre 2017

Leer historias crea patrones universales en el cerebro

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:32

cien-cerebro-150x150Una investigación del Instituto del Cerebro de la Universidad del Sur de California (EE. UU.) demuestra que cuando escuchamos o leemos historias (de cualquier tipo), aparecen patrones cerebrales que trascienden la cultura y el lenguaje: un código universal tras la narrativa.

Seguir una narración y entender su significado puede parecernos fácil, pero se trata de todo un desafío cognitivo que nuestro  cerebro orquesta de manera que parezca menos complejo de lo que en realidad es. Y es que seguir una historia, entenderla, implica una acumulación constante de significados.

Para desentrañar las redes involucradas en la comprensión de las historias, los expertos diseñaron un estudio para averiguar si la misma historia pero en diferentes idiomas, activaría regiones cerebrales similares en hablantes nativos de esas lenguas. ¿Sería posible también determinar qué historia estaba siendo analizada solo con ver la actividad cerebral de los participantes?

Para el experimento, emplearon un software desarrollado por el Instituto para las tecnologías creativas de la Universidad del Sur de California, analizando 20 millones de entradas de blogs, incluyendo historias personales. Redujeron las historias a 40, con temas sobre contar una mentira o cómo superar un divorcio. Estas historias fueron finalmente condensadas en un párrafo de 150 palabras. A continuación, las  historias se tradujeron al chino mandarín y al farsi (lengua hablada en Irán).

Leer y escuchar historias es un pasatiempo que abarca todas las culturas.

En total, 90 participantes de ascendencia estadounidense, china e iraní leyeron las historias a la vez que sus cerebros estaban siendo escaneados usando imágenes de resonancia magnética funcional.

Los científicos emplearon técnicas avanzadas de  aprendizaje automático y de análisis de texto, incluyendo un análisis con 44.000 millones de clasificaciones para hacer ingeniería inversa en los datos de las exploraciones.

De esta manera, fueron capaces de determinar qué historia estaba escuchando o leyendo un participante en cualquiera de los tres idiomas seleccionados, únicamente con las mediciones de la actividad cerebral. En otras palabras, los investigadores pudieron leer las mentes de los participantes al leer las historias.

“Incluso teniendo en cuenta las diferencias fundamentales en el lenguaje, como  idiomas que pueden leerse en una dirección diferente o contener un alfabeto completamente distinto, hay algo universal sobre lo que ocurre en el cerebro en el momento en que estamos procesando narrativas“, comenta Morteza Dehghani, líder del trabajo.

¿Dónde se encontraron estos patrones universales?

Los patrones distintivos creados en el cerebro de los lectores se midieron en un área llamada red neuronal por defecto. Esta región enlaza una serie de partes interconectadas, incluyendo la corteza prefrontal medial, el lóbulo parietal inferior, la corteza cingulada posterior, la formación del  hipocampo y la corteza temporal lateral.

Históricamente, se supone que esta red “una especie de piloto automático” para el cerebro cuando está en reposo. En los últimos años, sin embargo, la ciencia ha demostrado que no es así.

El cerebro no descansa

Los hallazgos previos sugieren que la red neuronal por defecto se activa cuando la mente parece estar en reposo y solo se mostraba activa cuando estamos recuperando recuerdos autobiográficos, por ejemplo. Los estudios siguientes, incluyendo este, sugieren que esta red está trabajando en segundo plano mientras la mente está ostensiblemente en reposo para encontrar continuamente significado en la narrativa.

“Uno de los misterios más grandes de la neurociencia es cómo crear significado fuera del mundo. Las historias están profundamente arraigadas en el núcleo de nuestra naturaleza y nos ayudan a crear este significado “, comenta Jonas Kaplan, coautor del trabajo.
Este estudio y otros similares nos acercan un paso más para comprender cómo lograr esta compleja hazaña de forma tan rápida y tan sencilla.

Referencia: Decoding the Neural Representation of Story Meanings across Languages. Morteza Dehghani Reihane Boghrati Kingson Man Joseph Hoover Sarah Gimbel Ashish Vaswani Jason Zevin Mary Immordino Andrew Gordon Antonio Damasio Jonas Kaplan . Human Brain Mapping. 2017 10.17605/OSF.IO/QRPP3

Por: Sarah Romero

Fecha:15/11/2017

Fuente: https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/leer-historias-crea-patrones-universales-en-el-cerebro-361507537025?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171011_Newsletter

La diabetes en hispanos y latinoamericanos plantea desafíos singulares

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 19:26

Buenos Aires, Arg. Pese a que los hispanos en Estados Unidos suelen ser vistos como un grupo demográfica y ancestralmente homogéneo, su diversidad genética, socioeconómica y cultural es tan amplia, que plantea desafíos singulares cuando se diseñan intervenciones para prevenir y controlar la diabetes en este grupo, retos que se comparten para los habitantes de los distintos países de Latinoamérica.[1]
Esa es la conclusión de un nuevo artículo publicado en Frontiers in Endocrinology, que revisa el conocimiento sobre la epidemiología, etiología y prevención de la diabetes mellitus en personas de origen latinoamericano.
“Mientras se construyen las bases de la medicina personalizada y de precisión, resulta claro que la adecuada prevención, diagnóstico y tratamiento de la diabetes de tipo 2 entre los hispanos/latinos en Estados Unidos y en Latinoamérica, requiere de una comprensión profunda de su etiología, manifestaciones y respuesta a las intervenciones en las poblaciones”, señalaron los autores del trabajo, liderados por la Dra. Larissa Avilés-Santa, de la División de Ciencias Cardiovasculares del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), en Bethesda, Estados Unidos.
“Aunque la diabetes parece ser un resultado inevitable para muchos hispanos o latinos, no tiene por qué ser así”, destaca la revisión.
Los autores mencionan que los hispanos o latinos en Estados Unidos (definidos de acuerdo a la Oficina de Administración y Presupuesto, y la Oficina del Censo de Estados Unidos son: “personas de cultura cubana, mexicana, puertorriqueña, centro o sudamericana, u otra cultura española, independientemente de la raza”) representan la principal minoría en ese país, su número se cuadriplicó desde 1980, y en el año 2015 llegaron a 56,6 millones (17,6%).
Sin embargo, ese mayor peso demográfico relativo no se ha acompañado de una mejora proporcional en las condiciones de salud. Los hispanos/latinos tienen 2 veces más probabilidades de padecer diabetes, que los blancos no latinos (prevalencia: 22,6% frente a 11,3%),[2] aunque cerca de 40% de los primeros no la tiene diagnosticada.[3]
Por otra parte, las prevalencias son diversas según el origen geográfico; mientras la cifra es de 10,2% entre los sudamericanos, supera 18% en los dominicanos, puertorriqueños y mexicanos, como lo informó el estudio HCHS/SOL.[4] La tendencia parece correlacionar con las prevalencias de diabetes registradas en los países de Latinoamérica que, según el reporte de 2015 de la Federación Internacional de Diabetes, tienen su máximo en México (14,7%), y su mínimo en Argentina (6,2%).[5] De hecho, un seguimiento de 18 años mostró que la Ciudad de México tiene una de las incidencias de diabetes más altas del mundo.[6]
De cualquier forma, las cifras son variables en función, en parte, de los distintos criterios para el diagnóstico de la diabetes. Por ejemplo, el estudio CESCAS I (Centro de Excelencia en Salud Cardiovascular para el Cono Sur I) reportó una prevalencia global de 12,4%, considerando 4 sitios de Argentina, Chile y Uruguay, aunque solo lo hizo basado en la determinación de la glucemia en ayunas.[7]
Las diferentes prevalencias de diabetes en distintas poblaciones latinas representan “una gran oportunidad para hacer estudios de investigación”, manifestó la Dra. Avilés-Santa a Medscape en Español. “Puede ser la combinación de muchos factores o la interacción entre estos. Por ejemplo, entre la genética y el ambiente, el papel que desempeñan el sobrepeso, la distribución de la grasa en el cuerpo, la duración de la obesidad, o la edad en que comenzó, la toma de medicamentos, la dislipidemia, la actividad física, el estrés crónico, y la nutrición (tanto el exceso de grasas y calorías como la desnutrición)”.
Factores de riesgo
“La prevalencia de diabetes continúa creciendo no solo en Estados Unidos, sino también en Latinoamérica”, indicó la Dra. Avilés-Santa. “El problema es tan serio como complejo. Aunque las causas específicas de diabetes de tipo 2 en hispanos/latinos no son completamente conocidas, factores genéticos, biológicos, ambientales, socioeconómicos, culturales, y de estilo de vida, podrían ejercer distintos papeles en el aumento de su prevalencia, y explicarían las diferencias observadas entre los diferentes grupos de herencia hispana”.
Numerosos estudios han evaluado los factores de riesgo que afectan a la población hispana o latinoamericana. El estudio CARMELA, por ejemplo, conducido entre 2003 y 2005 en 7 ciudades de Latinoamérica, reportó una prevalencia de obesidad de 23%, con variaciones que van desde 16% en Quito, Ecuador, a 31% en la Ciudad de México, México; de hipertensión (en hombres) que oscilan de 7,2% en Quito, Ecuador, a 37,7% en Buenos Aires, Argentina; de hipercolesterolemia, que van de 5,7% en Barquisimeto, Venezuela, a 20,2% en Quito, Ecuador; y de tabaquismo, que fluctúan entre 21,8% en Barquisimeto, Venezuela, y 45,4% en Santiago de Chile, Chile.[8]
Entre los hispanos/latinos de Estados Unidos, los datos son variables. El ciclo 2013-2014 del estudio NHANES reporta que esa comunidad tiene una prevalencia de obesidad ajustada por la edad en mayores de 20 años, de 42,7%, lo que significa que hombres y mujeres aumentan respectivamente 21% y 33% la probabilidad de padecer obesidad respecto de los blancos no latinos.[9] Los hispanos/latinos también tienen mayor prevalencia de dislipidemias,[10] aunque superan a los blancos no hispanos en porcentajes comparados de hipertensión[11] y tabaquismo.[12]
Respecto al estilo de vida, los hispanos/latinos de Estados Unidos son sedentarios en 74% del tiempo monitoreado,[13] y en países como Brasil, la inactividad física alcanza 70% en hombres, y 80% entre las mujeres.[14] Las tendencias en alimentación también son diversas e inquietantes. Los latinos de origen mexicano se alimentan mejor (en términos de calidad nutricional) que sus pares de origen puertorriqueño.[15] En Latinoamérica, el patrón nutricional ha mostrado una disminución en la ingesta de cereales y frutas, y un incremento en la de azúcares y carnes.[16]
Otros factores bioquímicos, metabólicos, genéticos y ambientales que contribuyen al desarrollo de diabetes podrían desempeñar un papel en ciertos grupos hispanos/latinos y latinoamericanos, destacaron los autores del informe. Por ejemplo, la resistencia a la insulina explica una mayor proporción del exceso de riesgo de diabetes de tipo 2 en mexicano-estadounidenses, en comparación con los blancos no hispanos.[17] En esa misma población, los niveles elevados de marcadores de inflamación e hipercoagulabilidad (IL-6, leptina, proteína Creactiva, y TNF-alfa) se observan en pacientes con diabetes de tipo 2.[18] También se ha encontrado en pacientes de ese origen una rara variante en el gen HNF1A del cromosoma 12 que quintuplica el riesgo de la enfermedad.[19] El bajo peso al nacer, la malnutrición crónica, y la apnea obstructiva del sueño, también podrían propiciar la enfermedad.
De acuerdo con la Dra. Avilés-Santa y sus colaboradores, la complejidad de la fisiopatología sugiere la necesidad de prestar mayor atención a las diferencias herencias “en futuros estudios para estratificar mejor a los sujetos en riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2″.
Intervenciones para prevenir
El éxito de las distintas intervenciones para tratar de prevenir la diabetes también parece estar condicionado por las diferencias étnicas/raciales y los orígenes geográficos. Pero hasta ahora los estudios han sido limitados. Los autores revisaron los estudios publicados y encontraron un cúmulo de experiencias alentadoras en Latinoamérica, orientadas a prevenir y tratar la obesidad infantil,[20] aunque la mayoría se realizó en México y Brasil, y solo hubo 3 ensayos clínicos aleatorizados.
Entre los hispanos/latinos, los resultados son diversos. Mientras algunos programas escolares mostraron beneficios metabólicos y antropométricos, un trabajo del año 2012, el estudio HEALTHY, evaluó el impacto de una intervención multicomponente en alumnos de escuelas medias multiétnicas de Estados Unidos. Después de 2 años no se registraron reducciones significativas en sobrepeso/obesidad, dislipidemia, e hipertensión, entre los hispanos/latinos.[21]
En el caso de la prevención primaria en adultos, se han ensayado estrategias de intervención sobre el estilo de vida adaptadas culturalmente al segmento de los hispanos/latinos (por ejemplo, usando material educativo bilingüe).[22] Sin embargo, los autores destacan que se cuenta con pocos ensayos de calidad, que no se valoró la importancia relativa de los distintos elementos de adaptación cultural, y que no se especificó la ascendencia o país de origen de los participantes. En tanto, en Latinoamérica no existen estudios clínicos publicados, aunque está en marcha el estudio piloto del Programa de Prevención Primaria de la Diabetes Tipo 2 (PPDBA) en la provincia de Buenos Aires, Argentina, que incluye aproximadamente 3.500 participantes.[23] Los primeros resultados podrían estar listos para fines del año 2018.
Con referencia a las intervenciones farmacológicas para prevenir o retrasar la diabetes, o modificar factores de riesgo en esa población, los estudios son limitados. En 2011, De Fronzo y colaboradores no documentaron diferencias en la respuesta al tratamiento con pioglitazona en personas hispanas/latinas, blancos no latinos, y afroamericanos.[24] En cambio, los hispanos/latinos parecen mostrar una respuesta al tratamiento antihipertensivo que es similar, o incluso mejor, a la de otros grupos demográficos,[25] aunque eso podría atribuirse tanto a variables fisiológicas como al contexto de la participación en estudios clínicos controlados.
Los autores concluyen que son necesarios “un enfoque multidisciplinario, y una misión holística” para abordar la prevención y el tratamiento de la diabetes de tipo 2 en hispanos/latinos y latinoamericanos, incluyendo la identificación de las distintas poblaciones (en lugar de trabajar con el concepto monolítico de “hispano o latino”), su mayor representación en los ensayos clínicos, y la colaboración de distintos grupos de investigadores a lo largo del continente para dilucidar mejor las causas de la enfermedad.
Problemas complejos necesitan abordajes complejos. “No se trata únicamente de destinar mayores recursos (para esa población o comunidad). No es solo una cuestión de dinero”, comentó en diálogo con Medscape en Español el Dr, Juan José Gagliardino, médico e investigador del Centro de Endocrinología Experimental y Aplicada (CENEXA) de la Universidad Nacional de La Plata, y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina.
En 2010, el Dr. Gagliardino lideró un estudio que comparó el gasto per cápita en salud en Australia, Francia y Latinoamérica, y el porcentaje de pacientes que tenían control de la diabetes. Su estudio comprobó que el presupuesto en salud, y las características del sistema de salud no necesariamente tienen una relación directa con los resultados sanitarios.[26]
Otros especialistas, en cambio, no creen que las estrategias para la prevención y el tratamiento en poblaciones hispanas o latinoamericanas requieran necesariamente de enfoques específicos.
“Los factores de riesgo de la diabetes son los mismos en la población latina [que en otras poblaciones]: Sedentarismo, sobrepeso y obesidad. Estos factores, combinados con la parte genética, son la principal razón para el aumento de la diabetes”, dijo a Medscape en Español el Dr. Nöel Barengo, un epidemiólogo de la Universidad Internacional de Florida (FIU), en Miami, Estados Unidos, que lideró estrategias de prevención primaria cardiovascular en Finlandia y fue asesor de la OPS y de los gobiernos de Argentina, Colombia y Paraguay.
De acuerdo con el Dr. Barengo, se necesitan adoptar estrategias poblacionales multidisciplinarias y otras enfocadas a personas de alto riesgo (prediabetes). “La clave es empezar ya”, sosostuvo el especialista.
Pero para la Dra. Avilés-Santa, ningún esfuerzo va a tener éxito si no se conocen y toman en cuenta las diversas normas culturales de la población hispana o latinoamericana. Y exhortó a adaptar las intervenciones a esas particularidades.
“Es posible que algunas comunidades o individuos hispanos/latinos o latinoamericanos no tengan acceso adecuado a servicios de salud, y esto contribuya a que la prevención o tratamiento de la diabetes no sean los mejores en ciertas comunidades. También es posible que las recomendaciones o consejos que se hayan creado a partir de programas que hayan funcionado en otras poblaciones (con valores culturales o situaciones sociales diferentes) no funcionen automáticamente en otras poblaciones”, reflexionó.
Finalmente la Dra. Avillés-Sant concluyó: “Es muy importante entender los valores y creencias personales y culturales del paciente, así como su estado de salud, medicamentos, estilo de vida y sus circunstancias sociales, para determinar si será mejor adaptar una estrategia ya creada o crear una totalmente nueva que se aplique a una comunidad o circunstancias en específico. Como dicen en inglés, puede ser que one size does not fit all (no existe una solución universal)”.
La Dra. Avilés-Santa, y el Dr. Gagliardino han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

Referencias
1. Aviles-Santa L, Colon-Ramos U, Lindberg NM, Mattei J, y cols. From Sea to Shining Sea, and the Great Plains to Patagonia: A Review on Current Knowledge of Diabetes Mellitus in Hispanics/Latinos in the U.S. and Latin America. Frontiers in Endocrinology. 10 Nov 2017;8:298. doi: 10.3389/fendo.2017.00298. Artículo
2. Menke A, Casagrande SS, Geiss L, Cowie CC. Prevalence of and trends in diabetes among adults in the United States, 1988-2012. JAMA. 8 Sep 2015;314(10):1021-9. doi: 10.1001/jama.2015.10029. Resumen
3. Avilés-Santa ML, Schneiderman N, Savage PJ, Kaplan RC, y cols. Identifying probable diabetes mellitus among Hispanics/Latinos from four U.S. cities: In review findings from the Hispanic Community Health Study/Study of Latinos. Endocr Pract. Oct 2016;22(10):1151-1160. PMID: 27295013. Resumen
4. Schneiderman N, Llabre M, Cowie CC, Barnhart J, y cols. Prevalence of diabetes among Hispanics/Latinos from diverse backgrounds: the Hispanic Community Health Study/Study of Latinos (HCHS/SOL). Diabetes Care. Ago 2014;37(8):2233-9. doi: 10.2337/dc13-2939. PMID: 25061138. Artículo
5. International Diabetes Federation. Diabetes Atlas, (2015) 7th edition. Brussels, Belgium. Consultado el 13 de noviembre de 2017. Disponible en: www.diabetesatlas.org
6. González-Villalpando ME. Incidence of type 2 diabetes in Mexico: results of the Mexico City Diabetes Study after 18 years of follow-up. Salud Publica Mex. Ene-Feb 2014;56(1):11-7. PMID: 24912516. Artículo
7. Rubinstein AL, Irazola VE, Calandrelli M, Elorriaga N, y cols. Multiple cardiometabolic risk factors in the Southern Cone of Latin America: A population-based study in Argentina, Chile, and Uruguay. Int J Cardiol. 15 Mar 2015;183:82-8. doi: 10.1016/j.ijcard.2015.01.062. PMID: 25662056. Artículo
8. Schargrodsky H, Hernández-Hernández R, Champagne BM, Silva H, y cols.; CARMELA Study Investigators. CARMELA: Assessment of cardiovascular risk in seven Latin American cities. Am J Med. Ene 2008;121(1):58-65. doi: 10.1016/j.amjmed.2007.08.038. PMID: 18187074. Artículo
9. Flegal KM, Kruszon-Moran D, Carroll MD, Fryar CD, Ogden CL. Trends in obesity among adults in the United States, 2005-2014. JAMA. 7 Jun 2016;315(21):2284-91. doi: 10.1001/jama.2016.6458. PMID: 27272580. Resumen
10. Carroll MD, Kit BK, Lacher DA, Yoon SS. Total and high-density lipoprotein cholesterol in adults: National Health and Nutrition Examination Survey, 2011-2012. NHCS Data Brief. Oct 2013;(132):1-8. PMID: 24165064. Artículo
11. Guo F, He D, Zhang W, Walton RG. Trends in prevalence, awareness, management, and control of hypertension among United States adults, 1999-2010. J Am Coll Cardiol. 14 Ago 2012;60(7):599-606. doi: 10.1016/j.jacc.2012.04.026. PMID: 22796254. Artículo
12. Centers for Disease Control and Prevention. Fast Facts and Fact Sheets: Current cigarette smoking among adults in the United States. Consultado el 13 de noviembre de 2017. Disponible en: https://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/adult_data/cig_smoking/
13. Merchant G, Buelna C, Castañeda SF, Arredondo EM, y cols. Accelerometer-measured sedentary time among Hispanic adults: Results from the Hispanic Community Health Study/Study of Latinos (HCHS/SOL). Prev Med Rep. 22 Oct 2015;2:845-53. doi: 10.1016/j.pmedr.2015.09.019. PMID: 26844159. Artículo
14. Benseñor IM, Guolart AC, Santos IS, Bittencourt MS, y cols. Association between a healthy cardiovascular profile and coronary artery calcium score: Results from the Brazilian Longitudinal Study of Adult Health (ELSA-Brasil). Am Heart J. Abr 2016;174:51-9. doi: 10.1016/j.ahj.2015.12.018. 174:51-9. Resumen
15. Mattei J, Sotres-Alvarez D, Daviglus ML, Gallo LC, y cols. Diet quality and its association with cardiometabolic risk factors vary by Hispanic and Latino ethnic background in the Hispanic Community Health Study/Study of Latinos. J Nutr. Oct 2016;146(10):2035-2044. doi: 10.3945/jn.116.231209. PMID: 27605403. Artículo
16. Mattei J, Malik V, Wedick NM, Hu FB, y cols. Reducing the global burden of type 2 diabetes by improving the quality of staple foods: The Global Nutrition and Epidemiologic Transition Initiative. Global Health. 4 Jun 2015;11:23. doi: 10.1186/s12992-015-0109-9. PMID: 26040275. Artículo
17. Lorenzo C, Hazuda HP, Haffner SM. Insulin resistance and excess risk of diabetes in Mexican-Americans: The San Antonio Heart Study. J Clin Endocrinol Metab. Mar2012;97(3):793-9. doi: 10.1210/jc.2011-2272. PMID: 22174423. Artículo
18. Mirza S, Hossain M, Mathews C, Martinez P, y cols. Type 2-diabetes is associated with elevated levels of TNF-alpha, IL-6 and adiponectin and low levels of leptin in a population of Mexican Americans: A cross-sectional study. Cytokine. Ene 2012;57(1):136-42. doi: 10.1016/j.cyto.2011.09.029. PMID: 22035595. Artículo
19. SIGMA Type 2 Diabetes Consortium, Estrada K, Aukrust I, Bjorkhaug L, Burtt NP, y cols. Association of a low-frequency variant in HNF1A with type 2 diabetes in a Latino population. JAMA. 11 Jun 2014;311(22):2305-14. doi: 10.1001/jama.2014.6511. PMID: 24915262. Artículo
20. Nagle BJ, Holub CK, Barquera S, Sánchez-Romero LM, y cols. Interventions for the treatment of obesity among children and adolescents in Latin America: a systematic review. Salud Publica Mex. 2013;55 Suppl 3:434-40. PMID: 24643493. Artículo
21. Willi SM, Hirst K, Jago R, Buse J, y cols. Cardiovascular risk factors in multi-ethnic middle school students: the HEALTHY primary prevention trial. Pediatr Obes. Jun 2012;7(3):230-9. doi: 10.1111/j.2047-6310.2011.00042.x. PMID: 22461375. Artículo
22. McCurley JL, Gutierrez AP, Gallo LC. Diabetes prevention in U.S. Hispanic adults: a systematic review of culturally tailored interventions. Am J Prev Med. Abr 2017;52(4):519-529. doi: 10.1016/j.amepre.2016.10.028. PMID: 27989451. Resumen
23. Gagliardino JJ, Elgart JF, Bourgeois M, Etchegoyen G, y cols. Diabetes primary prevention program: New insights from data analysis of recruitment period. Diabetes Metab Res Rev. 26 Ago 2017. doi: 10.1002/dmrr.2943. PMID: 28843031. Resumen
24. DeFronzo RA, Tripathy D, Schwenke DC, Banerji MA, y cols.; ACT NOW Study. Pioglitazone for diabetes prevention in impaired glucose tolerance. N Eng J Med. 24 Mar 2011;364(12):1104-15. doi: 10.1056/NEJMoa1010949. Artículo
25. Aranda JM Jr, Calderon R, Aranda JM Sr. Clinical characteristics and outcomes in hypertensive patients of Hispanic descent. Prev Cardiol. 2008;11:116-20. PMID: 18401240. Artículo
26. Gagliardino JJ, Kleinebreil L, Colagiuri S, Flack J, y cols. Comparison of clinical-metabolic monitoring and outcomes and coronary risk status in people with type 2 diabetes from Australia, France and Latin America. Diabetes Res Clin Pract. Abr 2010;88(1):7-13. doi: 10.1016/j.diabres.2009.12.024. PMID: 20153542. Resumen

Matías A. Loewy
14 de noviembre de 2017

Fecha: 15/11/2017

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902079?nlid=118558_4001&src=WNL_esmdpls_171120_mscpedit_gen&impid=1488213&faf=1

Más de 15.000 científicos de 184 países advierten: “La trayectoria actual nos llevará a la extinción”

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:19

Hace veinticinco años, la Unión de Científicos Preocupados y 1.500 cientificos independientes -muchos ganadores del Premio Nobel de ciencias-, firmaron lo que fue el primer manifiesto “World Scientists Warning to Humanity”.
En el texto, argumentaron que los humanos están “avanzando hacia la colisión con la naturaleza” e instaron a salvarse de la llegada del cambio climático.
La fórmula que propusieron se vertebraba en varias soluciones: quemar menos combustibles fósiles, preservar los bosques, limitar el crecimiento de la población y mejorar la producción de alimentos.
Un cuarto de siglo después, la aplicación de estas medidas parece haber sido insuficiente. Hasta 15.372 ciéntificos de 184 países han publicado la segunda parte el pasado 13 de noviembre.
Entre los nombres ilustres que han participado están: Jane Goodall, EO Wilson y James Hansen.
La revista BioScience publicó la advertencia de “World Scientists “Warning to Humanity: un segundo aviso” en cuatro idiomas: inglés, francés, español y portugués.
Los autores escriben: “En el 25º aniversario de su llamada de atención, miramos hacia atrás a su alarma y evaluamos la respuesta humana, analizando la evolución en el tiempo de los indicadores disponibles. Desde 1992, con la excepción de que se ha estabilizado la capa de ozono, la humanidad ha fracasado en hacer suficientes progresos para resolver esos retos ambientales previstos y, de manera muy alarmante, en la mayoría de ellos, estamos mucho peor que entonces.”
Los científicos señalan que es especialmente preocupante la trayectoria actual “del catastrófico cambio climático de origen humano debido a las crecientes emisiones de GEI procedentes de la quema de combustibles fósiles, la deforestación y la producción agrícola -principalmente por la ganadería de rumiantes y el consumo de carne.”
Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de la actual trayectoria que nos lleva al fracaso
También indican que hemos desatado un evento de extinción masiva de especies, la sexta en unos 540 millones de años, mediante la cual “muchas de las actuales formas de vida podrían ser aniquiladas o, como poco, comprometidas a la extinción hacia el final de este siglo”.
Aún así, dejan cabida a la esparanza: “para prevenir pérdidas catastróficas de biodiversidad y un deterioro generalizado de las condiciones de vida humana, la humanidad debe poner en práctica una forma de vida más sostenible ambientalmente que la actual. Esta receta ya fue bien articulada hace 25 años por los científicos del mundo, pero en la mayoría de los temas, no hemos escuchado su llamada de atención.”
Finalmente, acaban con una advertencia: “pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de la actual trayectoria que nos lleva al fracaso y nos estamos quedando sin tiempo. Debemos reconocer, en nuestras vidas diarias y en nuestras instituciones de gobierno, que la Tierra con toda su vida es nuestro único hogar.”
Ejemplos de acciones propuestas
Ejemplos de acciones diferentes y efectivas que la humanidad puede tomar para la transición a la sostenibilidad:
-Priorizar la promulgación de grandes reservas protegidas.
-Restaurar comunidades con plantas autóctonas a gran escala, principalmente bosques.
-Implementar políticas adecuadas para remediar la extinción de especies animales.
-Reducir el desperdicio de alimentos mediante educación y mejores infraestructuras.
-Promover un cambio hacia dietas más vegetales y menos animales.
-Promover la reducción adicional de los índices de fertilidad.
-Idear y promover tecnologías no contaminantes y adoptar masivamente energías renovables.
-Revisar nuestra economía para reducir desigualdades.

JONATTAN RODRÍGUEZ

Fecha:15/11/2017
Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/3187230/0/15000-cientificos-184-paises-advierten/?utm_source=Boletin&utm_medium=Email&utm_campaign=Suscriptores

13 noviembre 2017

14 de Noviembre: Día Mundial de la Diabetes

Filed under: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 19:33

Dia Mundial globos

Las mujeres serán las principales protagonistas en el Día Mundial de la Diabetes, en este 14 de noviembre de 2017.
Con el lema “Las mujeres y la diabetes: nuestro derecho a un futuro saludable”, se celebrará este significativo día en que se pretende alertar de las dificultades que viven las más de 199 millones de mujeres que tienen diabetes en el mundo. Se prevé que en 2040 sean 313 millones las mujeres afectadas.
La diabetes es la novena causa principal de muerte entre mujeres en los momentos actuales, causando 2,1 millones de fallecimientos cada año. Dos de cada cinco mujeres con diabetes están en edad reproductiva y uno de cada siete nacidos se ve afectado por la diabetes gestacional, recuerdan desde la Sociedad Española de Diabetes (SED).
Por ello, la campaña de este año anima a “actuar hoy para cambiar el mañana” y promoverá la importancia de un acceso asequible y equitativo a las medicinas y tecnologías esenciales, educación para el autocontrol e información que requieren todas las mujeres en riesgo o que viven con diabetes para que puedan conseguir resultados óptimos en el control de su diabetes y reforzar su capacidad de prevenir la diabetes tipo 2.

Muchachas con caras bonitas

Durante años las desigualdades sociales y económicas y la discriminación laboral, se encuentran entre los procesos de vulnerabilidad que sufren las mujeres en muchos países. Cuba es un ejemplo, de como las mujeres se desarrollan y son base fundamental del desarrollo en la sociedad.
La Sociedad Cubana de Endocrinología y la Sociedad Cubana de Diabetes, así como los centros de atención a personas con diabetes, encabezan esta celebración con múltiples actividades con la inclusión de pacientes, familiares de personas con diabetes y los profesionales dedicados a la atención a estas personas.

9 noviembre 2017

La enfermedad de Alzheimer podría deberse a un trastorno del metabolismo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 13:29

Un equipo de investigadores del Hospital McLean y la Harvard Medical School, liderados por Kai C. Sonntag y Bruce M. Cohen, ha hallado una conexión entre la interrupción de la producción de energía y el desarrollo tardío de la enfermedad de alzhéimer. Los resultados de la investigación se han publicado en Scientific Reports.
“Este descubrimiento tiene varias implicaciones a la hora de entender el Alzheimer y desarrollar potenciales tratamientos terapéuticos.
Nuestro estudio mantiene la hipótesis de que una deficiencia en los múltiples componentes que interactúan en el metabolismo bioenergético puede ser un mecanismo clave en el aumento del riesgo y el desarrollo patofisiológico de esta devastadora enfermedad”, dice Sonntag, un investigador en células madre asociado al McLean Hospital y profesor de psiquiatría en la Harvard Medical School.
Las células nerviosas del cerebro dependen de la energía mitocondrial; cuando esta falla, resulta particularmente dañino para el cerebro.
En las últimas tres décadas se pensaba que la acumulación de pequeñas moléculas tóxicas en el cerebro llamadas beta-amiloides o APP era decisiva para la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Había pruebas determinantes a partir del estudio del Alzheimer familiar o de aparición temprana que afectaban a cerca del 5 % de los enfermos y que tenían relación con mutaciones que daban lugar a niveles anormalmente altos de APP en el cerebro.
Sin embargo esa hipótesis resultaba insuficiente para explicar los cambios patológicos en el más común  de aparición tardía, que afecta a más de 5 millones de ancianos en Estados Unidos y a una cifra similar en Europa.
“Dado que la enfermedad de aparición tardía es una entidad de la edad, muchos cambios fisiológicos relacionados con el envejecimiento, incluidos los que tienen que ver con el metabolismo y la producción y transformación de energía, podrían contribuir a aumentar el riesgo de sufrir el mal. La bioenergética es la producción, el uso y el intercambio de energía entre las células y órganos y el ambiente.
La elevada demanda energética del cerebro:
Es de sobra conocido que los cambios bioenergéticos se producen al envejecer y afectan a todo el cuerpo, pero particularmente al cerebro, que tiene una elevada demanda energética”, según Cohen, director del Programa de Investigación Neuropsiquiátrica del Hospital McLean y Profesor de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard. Según Sonntag y Cohen lo que no está tan claro es cuáles de esos cambios son factores activos y cuáles son una consecuencia del envejecimiento y la enfermedad.
En su investigación, Sonntag y Cohen analizaron los perfiles bioenergéticos de fibroblastos de la piel de enfermos de Alzheimer tardío y de personas sanas.
Se fijaron particularmente en dos componentes principales de la producción de energía en las células: la glucólisis, que es el mecanismo metabólico encargado de oxidar la glucosa con la finalidad de obtener energía de consumo para la mitocondria de la célula; y el gasto de esa energía en la mitocondria mediante el uso de oxígeno en el proceso de fosforilación oxidativa o respiración mitocondrial.
Los investigadores descubrieron que las células con alzhéimer mostraban fallos en el metabolismo mitocondrial y una reducción de moléculas importantes para la producción de energía, como la nicotinamida adenina dinucleótida (NAD).
Los fibroblastos de pacientes de alzhéimer tardío también revelaron cambios en la producción de energía en la glucólisis, a pesar de su incapacidad para aumentar la ingesta de glucosa como respuesta a la insulina IGF-1.
Tanto el anómalo metabolismo mitocondrial como el aumento de glucólisis en células de pacientes de alzhéimer tardío eran fruto de la enfermedad y no del envejecimiento, mientras que la reducción en la ingesta de glucosa y la incapacidad pra responder a IGF-1 eran consecuencia tanto del envejecimiento como de la enfermedad.
Según Sonntag, “esto indica fallos en la mitocondria y pérdidas de memoria debido a que las células el envejecer sufren un creciente estrés oxidativo que afecta a la producción de energía mitocondrial”.
Dado que las células nerviosas del cerebro dependen casi totalmente de la energía mitocondrial, cuando esta falla resulta particularmente dañino para el cerebro, apunta Cohen.
Referencia del artículo:
Kai-C. Sonntag, Woo-In Ryu, Kristopher M. Amirault, Ryan A. Healy, Arthur J. Siegel, Donna L. McPhie, Brent Forester & Bruce M. Cohen . ‘Late-onset Alzheimer’s disease is associated with inherent changes in bioenergetics profiles’. Scientific Reports 7, Article number: 14038 (2017). Doi:10.1038/s41598-017-14420-x
Por: Luis Otero
Fecha:5/11/2017
Fuente: https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/el-alzheimer-podria-deberse-a-un-trastorno-del-metabolismo?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171101_Newsletter

Estado nutricional y factores de riesgo vascular en pacientes ingresados en el Centro de Atención al Diabético de La Habana

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 13:21

Ana Ibis Conesa González, Marelys Yanes Quesada, Georgina María Zayas Torriente, Katrine González Padilla, Emma Domínguez Alonso

Revista Cubana de Endocrinología> Volumen 28, Número 2 (2017)

Las principales causas de muerte en el mundo

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:19

Cada vez vivimos más tiempo, pero mientras las muertes por enfermedades infecciosas y partos prematuros están disminuyendo, los decesos por enfermedades del corazón, los conflictos y el terrorismo están en aumento, según el nuevo informe Global Burden of Disease que examina el estado de la salud mundial mediante la estimación de la esperanza de vida media, así como el número de muertes, enfermedades y lesiones por más de 300 causas -en 130 localizaciones del planeta-.

Según el informe, la esperanza de vida media global es de 72,5 años (75,3 años para las mujeres y 69,8 años para los hombres), dato que supera a la media de 65,1 años en 1990. Entre todos, el país con la esperanza de vida más alta es Japón, con 83,9 años; en la cola se encuentra la República Centroafricana con la puntuación más baja: 50,2 años.

En total, se produjeron 54.7 millones de muertes en todo el mundo en 2016. Casi tres cuartas partes (72.3%) de esas muertes provenían de las llamadas “enfermedades no transmisibles”, o aquellas que no pueden pasar de persona a persona, incluyendo enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer.

Japón es el país del mundo con mayor esperanza de vida
Alrededor del 19% de las muertes en 2016 provienen de enfermedades transmisibles, enfermedades maternas (que ocurren durante el embarazo y el parto), enfermedades neonatales (que ocurren alrededor del período neonatal) y enfermedades nutricionales (que incluyen deficiencias nutricionales); alrededor de 8% de las muertes fueron por lesiones.

De 2006 a 2016, el número total de muertes por enfermedades transmisibles, maternas, neonatales y nutricionales disminuyó casi un 24%. En particular, se han reducido las muertes entre los niños menores de 5 años de edad, que a menudo fallecen por infecciones respiratorias o complicaciones en los primeros momentos de la vida, según el informe. Las muertes por VIH / SIDA entre niños y adultos también han disminuido en un 46% desde 2006, y las muertes por malaria han disminuido en un 26% esde 2006.
Sin embargo, el número total de muertes por enfermedades no transmisibles ha aumentado un 16% en los últimos 10 años, lo que significa que hubo 5,5 millones de fallecimientos por esta causa en 2016 comparado con 2006.
La cardiopatía isquémica ha sido la principal causa de muerte con casi 9,5 millones de personas en 2016.

La diabetes también causó 1,4 millones de muertes en 2016, un 31% más desde 2006.

“Los patrones de salud global están cambiando claramente, con disminuciones más rápidas en las enfermedades transmisibles, maternas, neonatales y nutricionales que para otras enfermedades y lesiones”, comentan los autores.

Pero, además, los hallazgos sugieren que las enfermedades no transmisibles, “que causan una mortalidad muy importante en adultos jóvenes y de mediana edad, necesitan recibir una mayor prioridad política”, dijeron los investigadores.

Por si fuera poco, desde 2006, el número de muertes por conflictos y terrorismo ha aumentado significativamente, llegando a 150.500 muertes en 2016 (un aumento de 143% desde 2006). Esta enorme subida se debe en gran parte al resultado de conflictos en el norte de África y el Medio Oriente, según los científicos.

Las muertes por terrorismo/conflictos han aumentado un 143% en los últimos 10 años
Una tríada peligrosa
Las tasas de muerte también aumentaron para el uso de opioides, anfetaminas y otros trastornos del uso de drogas en algunos lugares, especialmente en los países de altos ingresos. En total, 1.100 millones de personas en todo el mundo tienen algún tipo de trastorno de salud mental o desorden por abuso de sustancias.

“Nuestros hallazgos indican que las personas están viviendo más tiempo y, en la última década, hemos identificado un progreso sustancial en la disminución de las tasas de mortalidad de algunas de las enfermedades y condiciones más perniciosas del mundo, como la mortalidad de menores de 5 años y la malaria. Sin embargo, a pesar de este progreso, estamos enfrentándonos a una tríada de problemas que merma a muchas naciones y comunidades”, concluye Christopher Murray, coautor del trabajo.
Esta tríada fatal la conforman la obesidad, los conflictos y las enfermedades mentales, incluyendo trastornos por uso de sustancias.
Referencia: Global Burden of Disease. Measuring progress and projecting attainment on the basis of past trends of the health-related Sustainable Development Goals in 188 countries: an analysis from the Global Burden of Disease Study 2016 The Lancet DOI: dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(17)32336-X
Por: Sarah Romero
Fecha:6/11/2017

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/las-principales-causas-de-muerte-en-el-mundo-251505908396?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=171106_Newsletter

Sedentarismo y propensión a presentar diabetes

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:15

La conducta sedentaria que implica permanecer sentado durante intervalos extensos, puede determinar, en personas que no realizan actividad física, un aumento en la propensión a experimentar diabetes

En el sitio IntraMed

 

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus