Diabetes mellitus

29 agosto 2017

¿Puede la diabetes propagarse como el mal de las vacas locas?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:17

Una proteína ligada a la diabetes actúa como los priones, las proteínas que causan la Encefalopatía Espongiforme Bovina.
Un equipo de investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston ha transmitido la diabetes de unos ratones a otros. Para hacerlo, han inyectado en los roedores sanos una proteína que parece estar implicada en el desarrollo de esa dolencia y que guarda similitudes en su forma de actuar con los priones, las proteínas que, cuando se alteran, causan la Encefalopatía Espongiforme Bovina o enfermedad de las ‘vacas locas’.
Entonces, ¿la diabetes puede ser contagiosa, como un resfriado? No, pero tal vez podría transmitirse a través de la comida o de la sangre, según los autores del hallazgo, aunque queda mucho por investigar antes de llegar a semejante conclusión.
Proteínas peligrosas.
La proteína implicada en la diabetes que los científicos han inoculado en los ratones es la llamada polipéptido amiloide de los islotes (IAPP, por sus siglas en inglés). Esta sustancia tiende a acumularse en las células del páncreas de las personas que padecen diabetes de tipo 2, en la que el organismo no procesa bien la insulina (por lo general a causa de la obesidad y la falta de ejercicio), la hormona encargada de regular la cantidad de glucosa existente en la sangre.
Esta acumulación recuerda a la de los priones infecciosos en los cerebros del ganado vacuno afectado por la Encefalopatía Espongiforme Bovina, también llamada “enfermedad de las vacas locas”, ya que las reses afectadas presentan alteraciones en su comportamiento: se muestran nerviosas y agresivas y sufren cambios neurológicos, entre otros muchos síntomas.
Los priones son proteínas comunes en muchos animales y el hombre, además de en las vacas; cuando se alteran y se convierten en agentes infecciosos, se acumulan en el cerebro y pueden llegar a provocar la muerte. El problema es que se transmiten. Una vaca puede contagiar a otra, y una persona que coma la carne de res afectada puede desarrollar este tipo de encefalopatía.
Comer carne de animales en cuyo páncreas hubiera acumulada una proteína implicada en la diabetes tipo 2 podría suponer más riesgo de padecerla.
Acumulaciones malignas:
En su trabajo, los científicos de la Universidad de Texas han constatado que el polipéptido amiloide de los islotes (IAPP) actúa como los priones y desencadena la enfermedad al acumularse de forma anormal. Al inyectar IAPP en el páncreas de los ratones, estos mostraban los síntomas ligados a la diabetes de tipo 2. Sus niveles de glucosa en sangre eran mucho mayores que los de los otros roedores, entre otros indicadores metabólicos propios de esta dolencia.

Uno de los autores de la investigación, el neurobiólogo y bioquímico Claudio Soto, afirma que “podemos transmitir la diabetes de tipo 2 solo con administrar esta proteína, aunque esto no quiere decir que la enfermedad pueda transmitirse entre las personas a la manera en que lo hace la gripe”. Y añade que él y sus colegas planean estudiar si la dolencia se propaga por las mismas vías que los priones, por ejemplo a través de transfusiones de sangre o trasplantes de órganos.
Soto piensa que los humanos podrían tener más posibilidades de padecer diabetes de tipo 2 si comen carne de animales en cuyo páncreas hubiera empezado a acumularse la IAPP, pero algunos científicos lo dudan. En declaraciones a la revista Science, el bioquímico David Harris, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, afirma que la posibilidad de contagio de la diabetes entre personas está “sobrestimada”. Según él, los investigadores han transmitido esta enfermedad de una forma artificial. “Inyectar células del páncreas de ratones con diabetes en otros ratones es un experimento de laboratorio. No van a darse situaciones como esa con páncreas humanos”.
Por: Francisco Jódar
Fecha: 21/08/2017
Fuente: https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/puede-la-diabetes-propagarse-como-el-mal-de-las-vacas-locas-781502187952?utm_source=Cheetah&utm_medium=emailMUY&utm_campaign=170823_Newsletter

Descubren cómo la grasa abdominal puede aumentar el riesgo de cáncer

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:10

Científicos de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han descubierto cómo la grasa abdominal favorece la liberación de la proteína factor de crecimiento de fibroblastos-2 (FGF2), clave en la conversión de células normales en tumorales y en el desarrollo del cáncer.

Desde hace tiempo se sabe que la obesidad es un factor que aumenta el riesgo de cáncer, pero hasta ahora no se habían identificado por completo los mecanismos moleculares implicados en esta relación causal, según reconocen los autores de este trabajo que publica la revista Oncogene.
“Aunque ha habido varios avances en el tratamiento del cáncer y en la mejora de la calidad de vida de los pacientes, el número de nuevos casos sigue aumentando”, dijo Jamie Bernard, autor principal de este trabajo, convencido de que “conocer mejor el origen permitirá reducir el número de casos mediante intervenciones dietéticas o terapéuticas”.
La obesidad está ya directamente relacionada con varios tipos de tumores, como los de mama, colon, próstata, útero y riñón, pero este experto reconoce que los kilos de más no son el principal factor de riesgo.
En este caso, Bernard y su equipo diferenciaron entre las dos capas de grasa abdominal: la superior, conocida como grasa subcutánea, que se encuentra justo debajo de la piel; y la que está debajo, llamada grasa visceral, que se considera más dañina.
Mayores cantidades de FDF2
Utilizaron un grupo de ratones que fueron alimentados con una dieta rica en grasa y descubrieron que la capa visceral produjo mayores cantidades de FGF2, y vieron que ésta estimulaba ciertas células que ya eran vulnerables a la proteína y las hacían crecer hasta convertirse en tumores.
También recopilaron tejido graso visceral de mujeres sometidas a histerectomías y vieron que cuando las secreciones de grasa tenían más presencia de la proteína FGF2 hubo más células sanas que acabaron transformándose en tumorales cuando se transfirieron a los ratones.
“Esto indicaría que la grasa de ratones y humanos puede hacer que una célula no cancerígena se transforme de forma maligna en una célula tumoral”, dijo Bernard.
Además, hay otros factores liberados de la grasa, como las hormonas estrógenas, que podría influir en el riesgo de cáncer, pero muchos de esos estudios sólo han sido capaces de demostrar una asociación y no una causa directa de cáncer. Y del mismo modo, también es clave el papel que juega la genética en ese proceso.
El investigador ha avanzando que ya están trabajando en la búsqueda de nuevos compuestos antitumorales que puedan detener los efectos del FGF2.
Fecha: 28/08/2017
Fuente: http://oncologia.diariomedico.com/2017/07/28/area-cientifica/especialidades/oncologia/investigacion/descubren-como-la-grasa-abdominal-puede-aumentar-el-riesgo-de-cancer-1

El colesterol total no es suficiente para realizar un buen diagnóstico

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:06

La Sociedad Española de Arterioesclerosis (SEA) y Mylan son los responsables de la quinta edición del Día de la Dislipemia Aterogénica, un encuentro que tuvo lugar recientemente en Madrid y que contó con la participación de Diario Médico.
Entre los aspectos mejorables, muchos de los especialistas presentes estuvieron de acuerdo en afirmar que sería positivo realizar analíticas de forma preventiva y que, a la hora de pedirlas, no se solicite únicamente el colesterol total dentro de los valores lipídicos, algo que, según los asistentes, es habitual en la práctica médica y que puede esconder valores negativos. El objetivo es que el médico pueda estudiar todos los perfiles lipídicos y detectar cuanto antes posibles desajustes que deriven en dislipemias que influyan negativamente en el riesgo cardiovascular del paciente.
La dislipemia aterogénica (DA) se presenta cuando los triglicéridos son elevados, por encima de 150 mg/ dL, y el colesterol HDL es inferior a 40 mg/dL en varones y a 50 mg/dL en mujeres. Esta alteración lipídica tiene un mayor impacto en pacientes con el cLDL controlado y es frecuente en diabéticos, personas con síndrome metabólico, obesidad, síndrome de ovario poliquístico e insuficiencia renal.
“Al ser dolencias asintomáticas, la persona afectada no acude a su médico”, comentó Carlos Aguiar, cardiólogo del Hospital Santa Cruz (Lisboa), quien añadió que el 25 por ciento de la población tiene un elevado riesgo cardiovascular. De este total, el 43 por ciento sufre lo que denominó enfermedad de los pedacitos: “Personas de mediana edad, laboralmente activos pero con hábitos sedentarios, sin tiempo para ir al médico, con algo de sobrepeso, fumadores en mayor o menor medida, con un poco de hipertensión… Un cúmulo de pequeños factores que repercuten en un elevado riesgo cardiovascular”.
Consenso
Aguiar ha sido uno de los impulsores de los documentos europeos de consenso en el tratamiento de la DA, textos que la SEA ha reformulado para los profesionales sanitarios españoles y que se presentaron durante la jornada. “Va a marcar nuestro programa formativo de este año, llamado Despega”, aseguró Jesús Millán, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid.
-La falta de control de la DA se resume en cuatro íes: inadecuado tratamiento inicial, insuficiente respuesta, intolerancia al fármaco y una inadecuada adherencia
A lo largo del encuentro se pusieron sobre la mesa otros muchos aspectos que deben avanzar en el abordaje de la DA. “Es necesario concienciar a los profesionales sanitarios de que la DA es un elemento importante del riesgo residual, que está infradiagnosticado, infratratado e infracontrolado, en los pacientes de alto riesgo, con o sin diabetes”, advirtió Millán.
El también catedrático de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid apuntó que sería positivo para el control de la DA lograr una mayor consecución de los objetivos terapéuticos. Para ello, es necesario que el paciente cambie su estilo de vida hacia hábitos más saludables y, en los casos más extremos, aplicar una terapia farmacológica que suele estar conformada por la combinación de estatinas y fenofibratos.
Carlos Aguiar también hizo hincapié en la necesidad de poner en marcha medidas preventivas basadas en la formación de la población general. “La esperanza de vida ha ido creciendo en tanto en cuanto ha ido calando la medicina preventiva. Pero todavía queda mucho por hacer. Si tuviéramos la DA controlada sería posible evitar entre un 36 y un 60 por ciento de los infartos agudos de miocardio”, aseguró.
Por otra parte, se pusieron sobre la mesa los factores que conducen a una falta de control de este trastorno. “Se trata de las cuatro íes: inadecuado tratamiento inicial; insuficiente respuesta; intolerancia al fármaco, e inadecuada adherencia”, especificó Jesús Millán. En opinión de Aguiar, en este último punto juegan un papel fundamental los medios de comunicación. “Cuando se publican noticias negativas sobre las estatinas, la adherencia cae. Y ese abandono de las estatinas está directamente relacionado con el aumento de los infartos de miocardio y con el empeoramiento de otras enfermedades”
Gema L. Albendea. Madrid | dmredaccion@diariomedico.com |
Fecha: 27/02/2017

http://cardiologia.diariomedico.com/2017/02/27/area-cientifica/especialidades/cardiologia/actualidad/el-colesterol-total-no-es-suficiente-para-realizar-un-buen-diagnostico

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus