Diabetes mellitus

11 julio 2017

La survivina, nuevo papel clave en la obesidad

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 22:34

La survivina, una proteína que tradicionalmente se ha asociado con cáncer, parece ejercer un destacado papel en el desarrollo patológico de la obesidad, según publican investigadores españoles en Cell Death & Disease.

Investigadores del CiberDEM y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV), en Tarragona, liderados por Joan Josep Vendrell y Sonia Fernández-Veledo, acaban de publicar en Cell Death & Disease un estudio en el que identifican por primera vez el papel de la survivina, una proteína clásicamente relacionada con la progresión del cáncer, en la expansión patológica del tejido adiposo.

El tejido adiposo tiene un papel central en desequilibrio metabólico relacionado con la obesidad a través de la producción desregulada de citocinas y adipocinas. Además del riesgo asociado a enfermedad cardiovascular y diabetes, la obesidad también es un riesgo importante para el desarrollo de cáncer. Las células madre humanas derivadas del tejido adiposo (hASCS, del inglés adipose-derived mesenchymal stem cells), juegan un papel fisiológico importante en la renovación tisular, pero también son determinantes en el desarrollo patológico de la obesidad y cáncer asociados. Sin embargo, los mecanismos subyacentes a las alteraciones inducidas por estas hASCS en el cáncer siguen siendo desconocidos.

Expresión génica mayor en obesidad
En este trabajo se ha investigado por primera vez el impacto de la obesidad en la expresión y los niveles circulantes de survivina, una proteína anti-apoptótica (que inhibe la muerte celular) y un biomarcador diagnóstico de la aparición de tumores y su recurrencia. El estudio se ha realizado en una cohorte transversal de 111 sujetos clasificados por su índice de masa corporal, donde se ha detectado que los niveles circulantes de survivina y la expresión génica en el tejido adiposo subcutáneo son significativamente mayores en los pacientes obesos. En este estudio han participado también los investigadores Wilfredo Oliva Oliveira y Francisco Tinahones del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CiberOBN).

Dentro del tejido adiposo, se ha comprobado que esta proteína se expresa principalmente en las células progenitoras de los adipocitos, las hASCS. El análisis de la expresión de survivina en hASCS reveló una regulación compleja, incluyendo modificaciones epigenéticas y de estabilidad proteica.”A pesar de que históricamente se ha considerado que existe un ambiente pro-apoptótico (proclive a la muerte celular) en el tejido adiposo de los sujetos obesos que sería clave para el desarrollo del estado proinflamatorio de estos pacientes, es evidente que la expansión de este tejido adiposo no está inhibida en un contexto obesogénico. De hecho, en estadios avanzados de la obesidad se sabe que existe un fenómeno de hiperplasia (aumento del número de adipocitos)”, constata Fernández-Veledo.
Fecha: 05/07/2017
Fuente: http://endocrinologia.diariomedico.com/2017/07/05/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/la-survivina-nuevo-papel-clave-en-la-obesidad-

Ensayan en humanos vacuna para reducir el colesterol

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 22:23

Una vacuna para reducir el colesterol y ayudar a prevenir ataques cardíacos, la cual fue eficaz en ratones, fue probada recientemente en humanos, según reportan investigadores de la Universidad Médica de Viena.
De acuerdo con el European Heart Journal, este inmunógeno contribuiría a disminuir los depósitos grasos que bloquean las arterias, además de evitar a los pacientes el consumo diario de pastillas contra los eventos cardiológicos.
A pesar de haber sido probada en ratones, al decir de Guenther Staffler y sus colegas del Netherlands Organisation of Apllied Scientific Research, quizás se necesiten años de pruebas para saber si el tratamiento será seguro y efectivo.
La inyección ayuda al sistema inmunológico del organismo a atacar una proteína, denominada PCSK9, la cual permite que el llamado colesterol malo, conocido como LDL, se acumule en la sangre.
A propósito de ello, en la prueba en ratones el LDL se redujo en un 50 por ciento en un periodo de 12 meses.
Según la Organización Mundial de la Salud las causas más importantes de cardiopatía y los accidentes vasculares cerebrales son una dieta malsana, inactividad física, consumo de tabaco y la ingestión nociva de alcohol.
Fecha: 21/06/2017

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/06/20/ensayan-en-humanos-vacuna-para-reducir-el-colesterol/#.WUpk631VTow

El hipotálamo regula la producción de grasas en el hígado

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 22:19

Investigadoras del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, acaban de comprobar con un ratón modificado genéticamente que es posible perder peso sin variar la cantidad de comida ingerida. En un trabajo publicado en Cell Metabolism, Noelia Martínez Sánchez y Patricia Seoane Collazo, del grupo de NeurObesidad de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), describen por vez primera el mecanismo molecular que explica científicamente este nuevo paso frente a la obesidad.
Las investigadoras demostraron que el hipotálamo regula íntegramente el metabolismo lipídico corporal, es decir, la producción de grasas en el hígado. En concreto, el grupo del Ciberobn evidencia que las hormonas tiroideas, actuando directamente en el hipotálamo, promueven la producción de grasas en el hígado. Estas grasas serían enviadas a través de la circulación sanguínea al tejido adiposo pardo donde se queman, aumentando el gasto calórico. La grasa parda es aquella que no almacena lípidos (al contrario que la grasa blanca), sino que los quema para obtener energía que, a su vez, se disipa en forma de calor.
Además de la identificación de este mecanismo, igualmente novedosa es la forma de constatarlo ya que las investigadoras del grupo NeurObesidad han generado por vez primera un ratón deficiente en la proteína AMPK en sus neuronas del hipotálamo. La importancia de esta proteína, involucrada en los primeros pasos de la producción de lípidos, radica en su sensibilidad a cualquier variación en los niveles energéticos de la célula y el organismo.
En la investigación tuvieron especial protagonismo ratones genéticamente modificados en los que se eliminó la proteína AMPK selectivamente en unas pocas neuronas de una región hipotalámica. Las investigadoras corroboraron que estos animales, comparados con otros sin manipular, presentan un menor peso corporal por una mayor activación de la grasa parda sin que se haya producido variación alguna en el volumen de alimento ingerido.
La conclusión, en palabras de Noelia Martínez y Patricia Seoane, es que “pierden peso comiendo lo mismo”.

Función coordinadora
En la base de este mecanismo se encuentra la función do hipotálamo, una zona del cerebro que regula el estado energético de todo el organismo. Las hormonas tiroideas actúan en el hipotálamo modulando diversas vías moleculares, la más importante de ellas la regulada por la proteína AMPK, aclaran las investigadoras. Las doctoras Martínez Sánchez y Seoane Collazo, mediante diversos estudios farmacológicos y genéticos, demostraron que las hormonas tiroideas inhiben la función de AMPK en una población específica de neuronas hipotalámicas “lo que activa dos rutas moleculares que regulan la función del hígado y de la grasa parda, respectivamente”.
Estos datos explican el interés que el tejido adiposo pardo despierta como posible diana terapéutica en el tratamiento de la obesidad. Aunque Noelia Martínez y Patricia Seoane recuerdan que “aún resta mucho camino por andar”, el mecanismo descrito abre una nueva vía en el tratamiento de enfermedades metabólicas, porque hasta ahora, como ellas mismas explican, no existían datos que vinculasen la acción central de las hormonas tiroideas con la función hepática.
Fecha: 10/07/2017
Fuente: http://endocrinologia.diariomedico.com/2017/07/10/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/el-hipotalamo-regula-la-produccion-de-grasas-en-el-higado#

4 julio 2017

Las grasas saludables en la dieta ayudan a reducir el colesterol alto

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:57

Aceite de oliva  Sustituir las grasas saturadas por otras más saludables encontradas en algunos aceites vegetales reducen los niveles de colesterol y el riesgo de enfermedad cardiaca similar a como lo hacen las estatinas, de acuerdo a nueva recomendación de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).
Las grasas más saludables son las grasas poliinsaturadas y las grasas monoinsaturadas. Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los aceites de maíz, soya y maní. Las grasas monoinsaturadas se encuentran en los aceites como el de oliva, de canola, de cártamo y el aguacate.
Las grasas saturadas se encuentran en las carnes, los lácteos con toda la grasa y algunos aceites, por ejemplo el de coco y el de palma.
Recientemente han surgido preguntas sobre las recomendaciones de limitar los alimentos ricos en grasas saturadas, de forma que la AHA pidió una revisión de las evidencias actuales.
“Queremos dejar bien claro el motivo de que la investigación científica bien realizada respalda de forma abrumadora limitar la grasa saturada en la dieta para prevenir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos”, enfatizó en un comunicado de prensa de la AHA el autor principal de la recomendación, el Dr. Frank Sacks, profesor de prevención de las enfermedades cardiovasculares en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.
“La grasa saturada aumenta el LDL (el colesterol malo), que es una causa importante de la placa que tapona las arterias y de la enfermedad cardiovascular”, dijo.
En ensayos clínicos, reducir el consumo de grasa saturada y favorecer el aceite vegetal poliinsaturado redujo la enfermedad cardiaca en más o menos un 30 por ciento, similar a las estatinas, según la recomendación.
Una ingesta más baja de grasa saturada en combinación con un consumo más alto de grasa poliinsaturada y monoinsaturada se vinculó con unas tasas más bajas de enfermedad cardiaca, mostraron otros estudios.
Varios estudios han encontrado que el aceite de coco, que se promueve mucho como saludable, aumentó los niveles de colesterol LDL de la misma forma que otras grasas saturadas.
Reemplazar la grasa saturada con carbohidratos y azúcares mayormente refinados no se vinculó con una reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca, según la recomendación publicada el 15 de junio en la revista Circulation.
“Una dieta saludable no solo limita ciertos nutrientes desfavorables, como las grasas saturadas, que pueden aumentar el riesgo de ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades de los vasos sanguíneos. También debe enfocarse en alimentos saludables ricos en nutrientes que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad, como los aceites vegetales poliinsaturados y monoinsaturados, los frutos secos, las frutas, las verduras, los granos integrales, el pescado y otros”, planteó Sacks.
Los ejemplos de este tipo de alimentación saludable incluyen a la dieta DASH (por las siglas en inglés de método dietético para detener la hipertensión) y a la dieta estilo mediterráneo.
Fecha: 15 de junio de 2017 –
FUENTE: American Heart Association, news release, June 15, 2017

La diabetes tipo 1 podría inducir cambios funcionales en el cerebro

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:48

brain2_280Un equipo de investigadores de los institutos de Neurociencias y de Investigación de Sistemas Complejos de la Universidad de Barcelona ha identificado diferencias en el patrón de activación cerebral funcional de pacientes con diabetes mellitus tipo 1 (DM1). El estudio, realizado con técnicas de neuroimagen, representa un paso importante hacia la comprensión de cómo la diabetes tipo 1 puede afectar al cerebro durante la actividad cognitiva y podría tener implicaciones en la manera de abordar el tratamiento de las personas con este trastorno metabólico.
En el trabajo, publicado en Plos ONE, han participado Joan Guardia y Maribel Perú Cebollero, de la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona, Geisa Gallardo y Andrés González de la Universidad de Guadalajara (México), y Esteve Gudayol, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (México).
El nuevo estudio ha explorado con técnicas de imagen por resonancia magnética funcional el patrón de activación neuronal de veintidós dos pacientes con DM1 y de un grupo control de dieciséis personas sanas mientras hacían dos tareas de memoria de trabajo con estímulos verbales y visuales. Esta técnica de neuroimagen mide la actividad cerebral durante las actividades a partir de los cambios del flujo de la sangre que tienen lugar en el cerebro según las zonas con más consumo energético.
“La respuesta conductual a las tareas del experimento fue casi la misma en ambos grupos, pero la actividad cerebral fue diferente, y los pacientes con DM1 mostraron una activación cortical menor que los sujetos control”, explica Joan Guardia.
Estos resultados refuerzan la idea de que la DM1 tiene un impacto en la actividad del cerebro y al mismo tiempo muestran que, en algunas circunstancias, el cerebro de estos pacientes desarrolla adaptaciones para prevenir la disfunción cognitiva.
“Las activaciones observadas en la zona frontal inferior derecha, el cerebelo y el putamen en los pacientes con DM1 pueden ser una respuesta adaptativa para alcanzar el mismo nivel de rendimiento de comportamiento que los sujetos sanos”, explica Joan Guardia.
Según los investigadores, estos cambios en el patrón de activación cerebral podrían ser adaptaciones neuroplásticas a la desregulación de la glucosa provocada por la falta de insulina propia de la enfermedad.
“Si se confirman estos resultados, será importante diseñar programas de mantenimiento de actividad cognitiva para personas con este trastorno, un enfoque que actualmente no es habitual”, concluye el investigador.
Fecha:| 29/06/2017
Fuente: http://endocrinologia.diariomedico.com/2017/06/29/area-cientifica/especialidades/endocrinologia/la-diabetes-tipo-1-podria-inducir-cambios-funcionales-en-el-cerebro

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus