Diabetes mellitus

17 julio 2017

El microbioma podría influir en la respuesta a los fármacos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:40

La composición de la flora intestinal no sólo incide en la salud y el riesgo de enfermar, también en el efecto de los medicamentos.

El microbioma atrae el interés de los investigadores desde hace algunos años y cada vez hay más evidencia científica de su influencia en la predisposición a presentar diversas enfermedades, así como su potencial como tratamiento en otras. Además, ahora se ha visto que la composición de la flora de nuestro organismo podría tener un papel importante en la respuesta a algunos medicamentos, según ha quedado de manifiesto durante el B•Debate, una iniciativa de Biocat y la Obra Social “la Caixa” en la que participan investigadores internacionales de alto nivel que en esta ocasión se han dado cita, en Barcelona, para discutir el gran potencial científico y terapéutico del microbioma.
El codirector del B•Debate, Roger Paredes, jefe de sección de la Unidad de Sida del Hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona, y jefe del Grupo de Genómica Microbiana del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, ha explicado a Diario Médico que dos estudios muy recientes sugieren la relación entre el microbioma y la respuesta a algunos fármacos. Además, se está analizando la influencia que podría tener en la eficacia de algunas vacunas.
Los pacientes infectados por el VIHtienen una diferente composición de la flora intestinal en función de su nivel de inmunodepresión
Cabe recordar que en el cuerpo humano habitan unas 100 billones de bacterias que son esenciales para la salud. Estos microorganismos desempeñan un papel fundamental en muchos procesos del cuerpo, por ejemplo en la digestión o en la maduración del sistema inmunitario. Paredes recuerda que el 90 por ciento del sistema inmune está en el intestino.
Según estudios que constan en la literatura científica, una disfunción en la microbiota puede contribuir a la aparición de diversas enfermedades, como la obesidad, la diabetes, las alergias, ciertos tipos de cáncer e incluso problemas de salud mental.
El grupo de Paredes ya había observado que los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) tenían una composición diferente de la microbiota en función de su grado de inmunodepresión.
“El VIH lesiona el sistema intestinal de forma muy rápida. A los 15 días de la infección, las células inmunológicas intestinales ya se han deteriorado mucho”.
Ahora están investigando “qué consecuencias tiene esto y lo que estamos viendo es que la inmunodepresión se asocia a cambios en la composición del microbioma”.
En el B•Debate del año pasado se discutió cómo el VIH daña la pared intestinal y la hace más permeable, lo que facilita que las bacterias pasen a la sangre causando inflamación crónica.
La metformina se asocia a cambios en la flora intestinal
La relación entre las bacterias del organismo y el consumo de medicamentos es bilateral. Es decir, no solo las bacterias inciden en la respuesta a los fármacos sino que, a la inversa, los medicamentos también influyen en nuestra arquitectura microbiana.
El grupo dirigido por José Manuel Fernández Real en el Instituto de Investigación Biomédica de Gerona ha publicado en la revista Nature Medicine un estudio que concluye que la metformina -el fármaco más habitual para tratar a los pacientes con diabetes tipo 2- actúa alterando la composición de la microbiota intestinal, haciendo que esta metabolice mejor los azúcares.
“El mecanismo de acción de la metformina no está del todo claro. Nosotros pensamos que dado que las biguanidas se comportan como antibacterianos y tienen efecto antibiótico, podrían modificar la microbiota intestinal”, en palabras de este investigador.
En el estudio se randomizó a los enfermos con diabetes tipo 2 a recibir metformina o placebo en combinación con dieta y ejercicio. Se les realizó un seguimiento durante cuatro meses y se comprobó que en el grupo control prácticamente no se detectaron cambios en la microbiota mientras que en el brazo que recibió el antidiabético se encontró una variación importante.
Probióticos que reducen la inflamación intestinal
Administrar tres cepas de probióticos por vía oral ayuda a disminuir la inflamación intestinal, además de que se inhibe y normaliza la expresión de tres genes implicados en inflamación, denominados Adamdec1, Ednrb y Ptgs1/Cox1, según los resultados de un estudio de la Universidad de Granada (UGR) realizado en modelos animales de ratas obesas.
El trabajo, que publica Scientific Reports, concluye que la administración de estas tres cepas probióticas -denominadas Lactobacillus paracasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 y Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036)- reduce la inflamación intestinal y es útil para el tratamiento de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.
Los científicos utilizaron ratas Zucker de dos tipos: unas que poseen una mutación en el gen del receptor de la leptina que no sienten saciedad, comen más de lo habitual y en cuestión de un mes se vuelven obesas; y ratas control sin la mutación que desarrollan un peso normal.
Ambos grupos de animales se dividieron para recibir durante 30 días un placebo o una de las cepas probióticas. Se investigó la expresión de 27.000 genes intestinales mediante un chip de ADN, y los investigadores se centraron en tres genes involucrados en inflamación por haber sido su expresión modificada por las tres cepas. La expresión génica se estimó a través de los niveles de ARNm y proteínas.
La expresión de los genes Adamdec1, Ednrb y Ptgs1/Cox1 aumentó en la mucosa intestinal de las ratas obesas en comparación con las ratas cuando aún eran delgadas. La administración de los probióticos inhibió la expresión de Adamdec1 y Ednrb a nivel de ARN mensajero (ARNm) y proteína, y la de Ptgs1/Cox1 a nivel de ARNm.
Como explica el autor principal del trabajo, Luis Fontana Gallego, del departamento de Bioquímica y Biología Molecular II de la UGR, “estos resultados podrían deberse, al menos en parte, a la acción de los probióticos sobre algunos tipos celulares de la mucosa intestinal, pues los marcadores de macrófagos proinflamatorios y células dendríticas aumentaron en las ratas obesas, y la adición de las cepas revirtió los aumentos”.
Bacterias que condicionan el efecto de tenofovir
Nichole Klatt, investigadora de la Universidad de Washington, publica en la revista Science un análisis de eficacia de un nuevo microbicida basado en el fármaco tenofovir, que en breve será de uso genérico, para prevenir la infección por el virus del VIH. Los resultados muestran cómo el tipo de bacteria vaginal influye en la respuesta del fármaco. Entre las mujeres con un tipo de bacteria vaginal -Lactobacillus-, el microbicida ha mostrado una eficacia del 61 por ciento mientras que en las chicas con otro tipo de bacterias vaginales la medicación solo ha funcionado en un 18 por ciento de los casos. Una de estas es la Gardnerella, que absorbe el tenofovir y reduce la eficacia del microbicida.

Karla Islas Pieck. Barcelona | karla.islas@unidadeditorial.es
Fecha: 05/07/2017
Fuente:http://microbiologia.diariomedico.com/2017/07/05/area-cientifica/especialidades/microbiologia/el-microbioma-podria-influir-en-la-respuesta-a-los-farmacos

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus