Diabetes mellitus

16 julio 2016

Un estudio modifica el pensamiento actual sobre la dieta “occidental” frente a la mediterránea en la cardiopatía isquémica

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:02

CHICAGO, IL. Consumir alimentos fritos, bebidas azucaradas y otros componentes de una dieta “occidental” no incrementó el riesgo de eventos cardiovasculares adversos graves en un estudio de prevención secundaria de más de 15.000 pacientes con cardiopatía isquémica crónica de alto riesgo, pero consumir alimentos característicos de una dieta mediterránea típica de hecho redujo ese riesgo en una mediana de 3,7 años de seguimiento.
“Esto fue sorprendente, y desconocemos los motivos”, dijo el investigador, el Dr. Ralph A. Stewart (Universidad de Auckland, Nueva Zelanda) a heartwire de Medscape.
Como era de esperar, el apego a un tipo de dieta mediterránea tradicional que resalta la importancia de granos integrales, frutas, verduras, legumbres, pescado y menos carne se relacionó con menos eventos cardiovasculares adversos graves. En los pacientes con una puntuación de dieta mediterránea de más de 12, un incremento de un punto en la puntuación de la dieta mediterránea se relacionó con un menor riesgo de eventos cardiovasculares adversos graves, este se mantuvo significativo después del ajuste completo (hazard ratio [HR]: 0,95; p = 0,007) y fue congruente para las diversas regiones geográficas y subgrupo de pacientes especificados de antemano.
En contraste, no hubo ninguna relación entre el incremento en la puntuación en la dieta occidental y los eventos cardiovasculares adversos graves en modelos sin ajuste o con ajuste, informan los investigadores en su estudio, publicado en versión electrónica el 24 de abril de 2016 en elEuropean Heart Journal.
Los datos no deben malinterpretarse como una luz verde para que los pacientes con cardiopatía isquémica crónica consuman alimentos no saludables; más bien, “necesitamos esforzarnos más en incrementar los alimentos saludables que parecen ser más protectores”, dijo Stewart.
El Dr. Laurence Sperling (Centro de Prevención de Cardiopatía Emory, Atlanta, Georgia), quien no intervino en el estudio, dijo a heartwire que aun cuando la repercusión de la dieta occidental fuese nula, la dieta mediterránea era protectora y que se dispone de sólida evidencia que respalda que “un patrón alimentario de tipo mediterráneo sería el método de alimentación preferido”.
Una explicación de los inesperados resultados en los datos de la dieta occidental podría ser que la puntuación fuese una medida relativamente burda de los alimentos reales ingeridos, de manera que fácilmente se podrían pasar por alto efectos adversos moderados de alimentos específicos, dijo Stewart.
Se utilizó un cuestionario simple de frecuencia de alimentos, autoadministrado por 15.482 participantes de 39 países en el estudio STABILITY para informar sobre cuántas veces en una semana típica consumían alimentos comunes y alcohol. Los puntos fueron asignados para la puntuación de la dieta mediterránea con base en los alimentos de la dieta mediterránea en estudios previos y para la puntuación de la dieta occidental con base en el consumo de granos refinados, dulces y postres, bebidas azucaradas y alimentos fritos. No se incluyeron los lípidos alimentarios en ninguna de las dos puntuaciones.
“En análisis separados, la puntuación de la dieta mediterránea se relacionó sólo débilmente o no se relacionó con los lípidos plasmáticos, la glucosa en ayunas y la presión arterial medida, de manera que creo que este tipo de alimentación sólo tiene una pequeña influencia en los factores de riesgo habituales”, dijo Stewart. “Otro aspecto a tomar en cuenta es que los alimentos de la puntuación de la dieta occidental posiblemente contribuyan a la obesidad, cuya importancia para la salud en el curso de la vida conocemos. Sin embargo, son menos seguras las ventajas de la reducción de peso en personas mayores con cardiopatía documentada”.
La edad promedio de los pacientes fue de 64,2 años y el 81,1% eran del sexo masculino. Leer más
El menor riesgo de muerte, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular en pacientes con una puntuacion de la dieta mediterránea alta parece indicar que los alimentos como las frutas y verduras, el pescado y el consumo moderado de alcohol, tienen un efecto protector, dijo. “Sin embargo, la mayoría de los pacientes con cardiopatía isquémica estable a nivel mundial no comen suficientes alimentos de este tipo para lograr este beneficio”.
Sperling observó que la ventaja de la alimentación no suele ser bien apreciada por cardiólogos, pese a la evidencia de estudios recientes, como PREDIMED, que demostró una reducción de 30% en los desenlaces cardiovasculares en pacientes con cardiopatía isquémica crónica de alto riesgo que seguían una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva extra virgen o frutos secos mixtos.
“Esto tiene la misma potencia que todos los medicamentos que aceptamos ―estatinas o inhibidores de ECA― y ciertamente más potencia que realizar una angioplastia en una persona con angina de pecho estable”, dijo.
Al inicio, la mayoría de los pacientes estaban recibiendo medicamentos antihipertensivos y a casi 97% se le administraba una estatina. “Por consiguiente los resultados parecen indicar que las ventajas de este tipo de alimentación (dieta mediterránea) son adicionales a las ventajas conocidas de las estatinas”, observó Stewart.
El Dr. Michael H. Davidson (Universidad de Chicago, Ilinois), quien no intervino en el análisis, dijo que los datos del cambio de paradigma reciente en la reducción del riesgo cardiovascular, resaltado por el Comité Asesor de las Directrices Alimentarias en el 2015, aparte del colesterol de los alimentos.
Dijo: “Contamos con datos que indican que no tiene un beneficio cardiovascular decir a las personas que dejen de consumir grasas saturadas y que reduzcan su ingesta de colesterol alimentario. Sin embargo, ahora el estudio de prevención secundaria PREDIMED muestra evidencia de que incorporar alimentos saludables de una alimentación de tipo mediterránea puede proporcionar una ventaja cardiovascular”.
No obstante, señaló Stewart, puesto que no pudieron estimar de manera confiable los lípidos de la alimentación con base en el cuestionario de frecuencia de alimentos, el estudio no pudo abordar la importancia de reducir los lípidos saturados.
El estudio fue financiado por GlaxoSmithKline, que también solventó la publicación de acceso gratuito al artículo. Stewart informó recibir apoyo salarial a través de una Beca para Médico Clínico del Consejo de Investigación en Salud de Nueva Zelanda. Los conflictos de interés de los coautores se enumeran en el artículo. Sperling declaró no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. Davidson informó ser un investigador de STABILITY.
Patrice Wendling
Fecha: 10 de mayo de 2016
Siga a Patrice Wendling en Twitter @pwendl. .

Fuente: Medscape

La longevidad y la salud humana pueden estar ligadas a una enzima de las células musculares

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 14:52

La familia de las sirtuinas a las que pertenece SIRT3 regulan la longevidad y la salud metabólica
El ejercicio y el ayuno no cambian la ubicación de una enzima clave implicada en la producción de energía, según revela un estudio que se detalla en Experimental Physiology. SIRT3 es una importante enzima implicada en la producción de energía y el metabolismo de la grasa situada dentro de las mitocondrias del músculo esquelético humano, que actúa dirigiéndose a ciertas proteínas y alterando su actividad.
Casi todas las células del cuerpo contienen mitocondrias, ya que son responsables de producir la energía que las células necesitan para funcionar correctamente. Aprender más de cerca sobre las enzimas localizadas en las mitocondrias, sus movimientos y su finalidad en relación con la célula completa es esencial para apreciar plenamente cómo las funciones celulares pueden influir en el bienestar de todo el cuerpo.
Para determinar si la ubicación de SIRT3 dentro de las células musculares cambia, se dividió a hombres jóvenes sanos en dos grupos con uno sometido a ejercicios de resistencia durante una hora y el otro a permanecer en ayunas durante 48 horas.
Posteriormente, los investigadores tomaron biopsias del músculo esquelético en varios puntos de tiempo tras el ejercicio y el ayuno y aislaron las mitocondrias. Ellos encontraron que, aunque el nivel de SIRT3 mRNA en las células disminuye, su ubicación no cambia, lo que sugiere que su actividad no está regulada por cambios en su abundancia dentro de las mitocondrias en el músculo esquelético humano.
La enzima podría viajar a las mitocondrias con el ejercicio
El doctor Brendon Gurd, profesor asociado de Fisiología del Músculo en la Universidad de Queen, en Ontario, Canadá, e investigador principal del estudio explica: “Las células musculares esqueléticas responden a los estímulos mediante la activación de muchas proteínas mitocondriales en un intento de satisfacer las demandas de energía de la célula. Las proteínas pueden ser reguladas mediante el control de su acceso a ciertas áreas de la célula, por lo que tenemos la hipótesis de que SIRT3 podría viajar a las mitocondrias en respuesta al ejercicio y el ayuno”.
Y añade: “Se plantea que la familia de las sirtuinas que pertenece a SIRT3 regulan la longevidad y la salud metabólica. Sin embargo, la mayor parte de los datos para justificar esto proviene de la investigación en células y animales. Se debe confirmar si estas proteínas desempeñan un papel en el envejecimiento y la salud en los seres humanos y se necesita más investigación para entender cómo las propias sirtuinas están reguladas en los seres humanos”.
“Nuestro estudio es uno de los primeros en investigar cómo se regula SIRT3 en los seres humanos y comprender los mecanismos que podrían controlar la actividad SIRT3 no sólo es importante a nivel de ciencia básica, sino que puede ser crucial para futuros estudios que tratan y se dirigen a la actividad de esta proteína en un intento de combatir diversas enfermedades metabólicas en los seres humanos”, concluye.
Fecha: 01/07/2016

Fuente: El Médico Interactivo

La era de la anhedonia

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 14:40

La medicina y la pérdida del entusiasmo

Del sitio IntraMed

El estilo de vida moderno es el principal culpable de la epidemia de obesidad

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 14:31

Ambiente y vulnerabilidad |

Incluso la gente con un riesgo genético más bajo se vio afectada con el paso de las décadas

Del sitio IntraMed
Fecha: 11 JUL 16

5 julio 2016

Frecuencia y tipo de disfunción sexual en mujeres con diabetes mellitus tipo 1

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 18:33

Rosa María Real Cancio, Manuel Emiliano Licea Puig, Yuandia Pacheco González, Isabel Mora Díaz

Revista Sexología y Sociedad. 2016; 22(1) 98-112
ISSN 1682-0045
Versión electrónica

Investigadores identifican una vía de quema de calorías en las células adiposas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:03

Las células marrones emplean su energía para quemar calorías almacenadas en la grasa, liberando grandes cantidades de calor en el proceso.
Investigadores del Instituto de Cáncer Dana-Farber, en Boston, Massachuseets, Estados Unidos, en colaboración con científicos de la Universidad de California Berkeley, también en Estados Unidos, han identificado una vía molecular natural que permite a las células quemar calorías en forma de calor en lugar de almacenarlas como grasa.
Este hallazgo, que se detalla en un artículo publicado en la edición digital de la revista Cell, plantea la posibilidad de un nuevo enfoque para el tratamiento y la prevención de la obesidad, la diabetes y otros trastornos metabólicos relacionados con la obesidad, entre ellos el cáncer.
El equipo, dirigido por Bruce Spiegelman, director del Centro para el Metabolismo Energético y la Enfermedad Crónica de Dana-Farber, y profesor de Biología Celular y Medicina de la Facultad de Medicina de Harvard, descubrieron el mecanismo en la quema de energía de las células de grasa marrón y beige en modelos experimentales.
En concreto, identificaron una enzima, PM20D1, que es secretada por las células y desencadena la producción de compuestos llamados aminoácidos N-acilo, los cuales desconectan la quema de grasa de otros procesos metabólicos, permitiendo la pérdida de peso. Estos “desacopladores” eran conocidos como productos químicos sintéticos pero es la primera pequeña molécula natural que se conoce con actividad de desacoplamiento.
Cuando inyectaron los aminoácidos N-acilo en modelos experimentales obesos, que consumían una dieta alta en grasas, los investigadores observaron pérdida de peso significativa después de ocho días de tratamiento. La pérdida de peso fue total en el tejido graso. “Estos datos sugieren realmente que PM20D1 o aminoácidos N-acilo por sí mismos pueden emplearse terapéuticamente para el tratamiento de la obesidad y otros trastornos asociados con la obesidad, como la diabetes y la enfermedad del hígado graso”, señala Spiegelman.
La grasa marrón -el color lo proporciona la gran cantidad de mitocondrias, las “plantas de energía” de las células– se encuentra en los animales y en pequeñas cantidades en los seres humanos, incluso mezclada con grasa blanca en lo que se llaman células “beiges”. Las mitocondrias son el sitio de la respiración, es decir, la conversión de glucosa (de alimentos consumidos) en la molécula de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés) que transporta energía química dentro de la célula para conducir sus funciones.

Las células marrones queman calorías
Lo que es único acerca de las células de grasa marrón es que consumen glucosa sin hacer ATP, lo cual se conoce como “respiración desacoplada”. En lugar de producir ATP, las células marrones emplean su energía para quemar calorías almacenadas en la grasa, liberando grandes cantidades de calor en el proceso.
Originalmente, las células de grasa marrón evolucionaron para proteger a los recién nacidos de las temperaturas frías, pero las investigaciones de Spiegelman y otros expertos sugieren que la grasa marrón se puede aprovechar como un tratamiento para la obesidad. Se está trabajando en laboratorios y empresas en elevar los suministros de grasa marrón en las personas, por ejemplo, mediante la inyección de la misma.
Antes del nuevo estudio de Spiegelman, se creía que una proteína mitocondrial llamada UCP1 (disociación de proteínas 1) era la única fuente de las células marrones con capacidad para generar calor sin realizar ningún trabajo. UCP1 se encuentra exclusivamente en las células de grasa marrón y beige.
Ahora, Spiegelman ha encontrado una vía alternativa, independiente de UCP1, a través de la cual los aminoácidos N-acilo pueden activar la quema de energía en las células y también en el hígado. A su juicio, los resultados de pérdida de peso en ratones obesos a los que se les administró aminoácido N-acil eran “dramáticos y necesitan evaluarse más en estudios científicos”.
Fecha: 05/07/2016

Fuente: El Médico Interactivo

Informática médica: Búsqueda básica de información en LILACS

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 10:58

Búsqueda básica de información en LILACS
LILACS es el más importante y abarcador índice de la literatura científica y técnica en Salud de América Latina y de Caribe. Desde hace 30 años contribuye al aumento de la visibilidad, del acceso y de la calidad de la información en la Región.

El páncreas artificial podría estar disponible en 2018

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:41

Pancreas artificialActualmente las bombas de insulina administran insulina tras la lectura de los niveles de glucosa, pero estos dos componentes están separados
El páncreas artificial -un dispositivo que controla la glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo 1 y luego ajusta automáticamente los niveles de insulina que entran en el cuerpo- es probable que esté disponible para el año 2018, según concluyen los autores de un artículo publicado en Diabetologia, la revista de la Asociación Europa para el Estudio de la Diabetes.
Cuestiones tales como la velocidad de funcionamiento de las formas de insulina utilizada, la fiabilidad, la conveniencia y la precisión de la monitorización de la glucosa, además de la seguridad cibernética para proteger los dispositivos de la piratería, son algunos de los temas que se están abordando.
La tecnología actual permite que las bombas de insulina administren insulina a los diabéticos después de tomar una lectura o lecturas de los índices de glucosa, pero estos dos componentes están separados. Es la unión de las dos partes en un bucle cerrado la que forma un páncreas artificial, explican los autores Romano Hovorka y Hood Thabit, de la Universidad de Cambridge, Reino Unido.
“En los ensayos hasta la fecha, los usuarios han estado contentos sobre cómo el uso de un páncreas artificial les da tiempo libre o unas vacaciones en el manejo de la diabetes, ya que el sistema gestiona su azúcar en la sangre con eficacia sin la necesidad de una vigilancia constante por parte del usuario”, dicen.
Una parte de la necesidad clínica del páncreas artificial es la variabilidad de los requerimientos de insulina entre y dentro de las personas: en un día una persona podría utilizar una tercera parte de sus necesidades normales y en otras tres veces lo que normalmente necesitaría. Estas variaciones dependen de la persona, su dieta, su actividad física y otros factores.
La combinación de todos estos factores en conjunto representa una carga para las personas con diabetes tipo 1 que deben supervisar constantemente sus niveles de glucosa para asegurarse de que no tienen un exceso de azúcar en la sangre (hiperglucemia) o más comúnmente, demasiado poco (hipoglucemiante). Ambas complicaciones puede causar daño significativo a los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas, con probables complicaciones como problemas cardiovasculares.
Sin cirugía mayor ni fármacos inmunosupresores
Hay alternativas al páncreas artificial, con mejoras en la tecnología en el trasplante de páncreas y también los trasplantes de sólo las células beta del páncreas que producen insulina. Sin embargo, los receptores de trasplantes requieren medicamentos para suprimir su sistema inmunitario al igual que en otros trasplantes de órganos.
En el caso de todo el trasplante de páncreas, se requiere una cirugía mayor; y en el trasplante de células de los islotes beta, el sistema inmunológico del cuerpo todavía puede atacar las células trasplantadas y matar una gran proporción de ellas (80 por ciento en algunos casos). El páncreas artificial evita la necesidad de cirugía mayor y los fármacos inmunosupresores.
Los investigadores en todo el mundo siguen trabajando en una serie de desafíos a los que hacer frente en las tecnologías del páncreas artificial. Uno de ellos es que, incluso análogos de la insulina de acción rápida no alcanzan sus niveles máximos en el torrente sanguíneo hasta 0,5 a 2 horas después de la inyección, con efectos duraderos de entre tres y cinco horas, por lo que puede no ser lo suficientemente rápido para el control efectivo en, por ejemplo, condiciones de ejercicio vigoroso. El uso del análogo aún más rápido ‘insulina aspart’ puede eliminar parte de este problema, como el empleo de otras formas de insulina, como la inhalada.
La investigación también continúa mejorando el software en sistemas de circuito cerrado para que sea lo más preciso posible a la hora de gestionar el azúcar en la sangre. Además, se han completado una serie de estudios clínicos usando el páncreas artificial en sus diversas formas, en diversos ámbitos, como campamentos de diabetes para los niños y su uso en casa durante la vida real. Muchos de estos ensayos han mostrado que es igual de bueno o mejor en el control de la glucosa que las tecnologías existentes y hay otras pruebas en curso.
El tiempo real en el que se dispondrá del páncreas artificial, al igual que otros dispositivos médicos, depende también de las aprobaciones de las agencias reguladoras, como la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), que actualmente está revisando un páncreas artificial propuesto con la aprobación posiblemente no antes de 2017.
Un estudio reciente realizado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR, por sus siglas en inglés) de Reino Unido informó que se puede esperar que los sistemas de circuito cerrado automatizados estén en el mercado (europeo) a finales de 2018. Los autores señalan: “Esta línea de tiempo en gran medida dependerá de las aprobaciones regulatorias y la garantía de que las infraestructuras y el apoyo están en su lugar para que los profesionales de la salud lo empleen en la atención clínica. Se necesitará educación estructurada para continuar aumentar su eficacia y seguridad”.
Los autores señalan también que la investigación puede incluir averiguar qué subpoblaciones pueden beneficiarse de usar un páncreas artificial. “Se están realizando investigaciones para evaluar estos sistemas de circuito cerrado en los muy jóvenes, en las mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 y en el hospital en los pacientes que están sufriendo episodios de hiperglucemia”, subrayan.
Fecha: 4/07/2016

Fuente: El Médico Interactivo

 

El exceso o la falta de sueño pueden aumentar el riesgo de diabetes en los hombres

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:32

Sueño mujer durmiendoDurante los últimos 50 años, la duración del sueño media ha disminuido en entre 1,5 y 2 horas
Los hombres que duermen menos o más horas de promedio pueden enfrentarse a un mayor riesgo de desarrollar diabetes, según concluye un nuevo estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, una revista de la Sociedad de Endocrinología Americana.
Más de 29 millones de personas en Estados Unidos padecen diabetes, según datos y cifras del Informe Endocrino de la Sociedad de Endocrinología. Durante los últimos 50 años, la duración del sueño media declarada por los individuos ha disminuido en entre 1,5 y 2 horas, según el autor principal del estudio, Femke Rutters, del Centro Médico VU en Amsterdam, Países Bajos. La prevalencia de la diabetes se ha duplicado en el mismo periodo de tiempo.
“En un grupo de cerca de 800 personas sanas, observamos relaciones específicas del género entre la duración del sueño y el metabolismo de la glucosa -señala Rutters–. En los hombres, dormir demasiado o muy poco estaba relacionado con menos capacidad de respuesta de las células a la insulina, la reducción de la captación de glucosa y, por lo tanto, un aumento en el riesgo de desarrollar diabetes en el futuro. En las mujeres, no se observó tal asociación”.
El estudio transversal examinó los factores de riesgo para la diabetes y la duración del sueño en 788 personas. Los investigadores analizaron un subgrupo de participantes del European Relationship between Insulin Sensitivity and Cardiovascular Disease (EGIR-RISC), que eran adultos sanos de entre 30 y 60 años de edad. Los participantes del estudio fueron reclutados de 19 centros de estudio en 14 países europeos.
Los científicos midieron el sueño de los participantes y la actividad física mediante un acelerómetro de eje único, un dispositivo para rastrear el movimiento. Para evaluar el riesgo para la diabetes, los autores utilizaron un dispositivo llamado una abrazadera hiperinsulinémica euglucémica para medir la eficacia con la que el cuerpo utiliza la hormona insulina, que procesa el azúcar en la sangre.
Deterioro en la capacidad de procesar la glucosa
El análisis encontró que los hombres que dormían menos y más eran más propensos a tener deteriorada la capacidad para procesar el azúcar en comparación con los hombres que dormían una cantidad media, alrededor de siete horas. Los hombres en los dos extremos del espectro presentaban niveles de azúcar en la sangre más altos que los hombres que durmieron la cantidad promedio de sueño.
Sin embargo, las mujeres que dormían menos o más de lo normal eran más sensibles a la hormona insulina que las que habían dormido la cantidad media. También tenían una mayor función de las células beta, las células del páncreas que producen la hormona insulina, lo que sugiere que la pérdida de sueño no lleva a las mujeres a tener más riesgo de desarrollar diabetes.
El estudio es el primero en mostrar efectos opuestos del sueño perdido en el riesgo de diabetes en hombres y mujeres, según los autores, que teorizan que esto puede ser el resultado de que la población de estudio se compone de individuos sanos, en lugar de aquellos en riesgo de desarrollar diabetes. “Incluso cuando se está sano, dormir demasiado o muy poco puede tener efectos perjudiciales sobre su salud. Esta investigación demuestra lo importante que es el sueño para la salud y el metabolismo de la glucosa”, concluye Rutters.
Fecha:05/07/2016

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/138859/el-exceso-o-la-falta-de-sueno-pueden-aumentar-el-riesgo-de-diabetes-en-los-hombres

Científicos cubanos descubren molécula que podría impactar en tratamiento de la isquemia cerebral

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:23

Investigadores cubanos encontraron en estudios preclínicos evidencias farmacológicas del efecto neuroprotector de una nueva molécula denominada JM-20, lo cual abre promisorias potencialidades en el tratamiento de la isquemia cerebral, un grave problema de salud mundial.
Este aporte sienta las bases fundamentales para el paso a la siguiente fase de ensayos clínicos en humanos. De culminar estos con éxito y comprobarse el beneficio antes mencionado, podría disponerse por primera vez en el mercado de un producto con acción terapeútica efectiva contra esa dolencia y sus secuelas. La molécula y sus derivados están protegidos por patente ciento por ciento nacional.
La relación de entidades científicas participantes en el estudio incluye al Laboratorio de Neuroprotección del Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos (Cidem), el Centro de Estudios para las Investigaciones y Evaluaciones Biológicas, Instituto de Farmacia y Alimentos de la Universidad de La Habana, Laboratorio de Síntesis Orgánica de la Facultad de Química de la propia UH, el departamento de Bioquímica del Instituto de Ciencias Básicas de la Salud, de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, Brasil y el Laboratorio de Histología del Cidem.
Merecedor de uno de los Premios Nacionales de la Academia de Ciencias de Cuba 2015 en el acápite de Ciencias Biomédicas, el trabajo también recibió el Premio Especial del Citma al resultado de mayor relevancia científica.
Por Orfilio Peláez (Tomado de Granma)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/07/04/cientificos-cubanos-descubren-molecula-que-podria-impactar-en-tratamiento-de-la-isquemia-cerebral/

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus